www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5402428
Historia de nuestro cine - Coloquio: Adictos al crack - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Buenas noches de nuevo,

bienvenidos a este "Coloquio" que vais a disfrutar

de una manera muy especial los que sois adictos a "El crack",

ese cine negro que habla de un tiempo sin tiempo

entre un pasado gris y un futuro no tanto esperanzado

como simplemente distinto.

Eso ya es mucho,

"El crack" también habla de un actor

que se vacía de cada uno de sus gestos

y de una ciudad que redescubre una nueva alma.

Con motivo del estreno hoy en salas de "El crack cero",

el regreso a la gran pantalla del detective Germán Areta,

hemos programado esta sesión doble y hemos invitado a su director,

a José Luis Garci, ¿cómo estás?

¿Qué tal? Muy buenas.

Bienvenido de nuevo a "Historia de nuestro cine".

Muchas gracias. Para el "Coloquio" que hoy

nos acompaña Eduardo Torres-Dulce,

el exfiscal y profesor de Derecho Penal

que viene al programa en calidad de crítico de cine

y como uno de los 7 adictos a "El crack"

que colaboraron en el libro del mismo título,

homenaje a las dos primeras entregas de la saga.

Un libro que tengo aquí,

y que tengo entendido que se va a reeditar, ¿qué tal?

Buenas noches. Hola, buenas noches,

muchas gracias por la invitación.

Sí, se va a reeditar porque con lo de "El crack cero"

pues hay que expandir "El crack", y creo que hay más adictos

a "El crack", esto es inevitable,

las adicciones es lo que sucede.

Saludamos también a Fernando Méndez-Leite,

crítico de cine,

colaborador habitual de este programa, director de cine,

¿qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien.

Vamos a echar,

a viajar en el tiempo hace 38 años que estrenabas "El crack",

hace siete años que rodaste tu última película

y decides volver con este personaje del detective Germán Areta,

¿por qué esta precuela?

Yo no pensaba volver,

ni con esta película ni con ninguna,

pero fue después de morir Alfredo Landa,

yo era también muy amigo de su mujer, de Maite Imaz y,

entonces, un día que estábamos cenando en su casa

me dijo que podíamos pensar en hacer otro "El crack"

y digo: "Me extraña mucho que me digas eso, y más tú,

sabiendo que Alfredo ya no está entre nosotros", "No,

pero a él le hubiera gustado", yo me quedé un poco con la copla,

pero no pasó de ahí, y entonces, estrenó un compañero nuestro,

Javier Muñoz,

una película que se llama "Sicarios"

y yo le llevé a un programa que hacemos Eduardo y yo,

y Luis Herrero y Luis Alberto Cuenca y entonces, me dijeron:

"Joder, ¿por qué no haces 'El crack'?".

Como últimamente veo mucho alienígenas, yo dije: "Coño,

esto es una señal porque ya es mucha gente

que me lo estás diciendo".

Y les dije:

"Bueno, supongamos que esto se hace,

pero habría que hacerlo con esa palabra horrible

que se dice precuela, habrá que hacerlo desde el principio".

Vamos a hablar primero de qué supuso "El crack",

esas dos películas en el cine español de los 80,

¿qué supusieron?

Yo recuerdo haberla ido a ver,

yo creo que el segundo día del estreno

y me encontré con una película,

sigo pensando que es una película muy Garci,

con muchas señas de identidad de Garci,

pero algo absolutamente distinto y yo creo que José Luis consiguió

algo muy difícil dentro del cine en general

y una seña de identidad también del cine negro.

Que es un estado emocional,

un estado emocional en la narración,

un estado emocional en los personajes, las situaciones,

de tal forma que uno queda absorbido

por la presencia magnética de Areta también

y por un mundo que se va creando a su alrededor, que estaba allí,

el frontón, Madrid, la Gran Vía extraordinariamente apagada,

sin la restauración, etc., de las fachadas que hubo después.

Y ahí, a su vez creo que es una crónica de España

en ese momento.

Porque los tipos son muy castizos, el peluquero, el moro,

el propio Areta,

luego hay personajes como el guapo

o el abuelo que son intemporales o más cercanos a la época.

"Oiga, don Ricardo, ¿quién es ese tipo?

'El piojo'."

Yo creo que la película es un profundísimo melodrama,

que es el gran género de José Luis,

y todo eso acaba confluyendo en la película los cinéfilos

probablemente anotamos esas cosas y los demás

lo que hacen es empaparse de la verdad que hay en la película.

Antes de que llegase "El crack" de Garci en los 80,

es verdad que el precedente del cine negro en España

eran esos policiacos catalanes

que hemos emitidos muchos de ellos, creo que la mayor parte de ellos,

aquí, en "Historia de nuestro cine".

Sí, de hecho, yo creo que cuando José Luis hizo "El crack",

todavía en España había un poco entre nosotros,

había la idea de que nosotros no sabíamos hacer cine negro.

En el momento que colocabas a un actor español

con una pistola en la mano, eso iba a cantar "La traviata".

El género policiaco que había sido muy potente,

sobre todo, en Barcelona en los años 50,

pero antes también,

incluso en los años 40 hay algunos policiacos interesantes.

Sin embargo, en los años 70 había desaparecido prácticamente,

hay algunas películas concretas, por ejemplo, "Crimen de doble filo"

de Borau en los 60 y "Hay que matar a B".,

que no es exactamente un policiaco

pero tiene algo de cine negro también.

Creo que "El arreglo"

es más o menos coetáneo a "El crack",

un año después, por ahí.

-En esa época.

-Pero el cine negro, yo creo que le teníamos mucho miedo.

Había una voluntad de recuperar lo mejor de ese cine negro clásico

del que eres un gran amante,

pero también añadirle esas costumbres tan españolas.

Yo como dices, me gustaba mucho el cine negro americano,

que es un cine como de posguerra,

posguerras desengañadas,

las películas de Froilán y siempre negro

con negrura de imagen también.

Gente como desquiciada,

que llega de la guerra y ha perdido el trabajo,

viven en unas ciudades que ya empiezan a ser

terriblemente inhóspitas,

mujeres muy solitarias y muy atractivas.

Todo ese mundo a mí me gustaba

porque yo veía que la dificultad estaba en coger la atmósfera de eso,

el tono.

Era difícil porque eso lo daba la fotografía en blanco y negro,

las pequeñas lamparitas en las mesas, las sombras,

toda esa atmósfera era muy complicado.

Porque yo no quería dejar de hacer una película española,

porque yo me siento español, es decir, jugaban al mus,

no al póquer, y el personaje de Alfredo

lleva una gabardina oscura,

no lleva la trinchera, pero aun así, yo sentía fascinación.

Tanto es así,

que yo creía que la película debería acabar

como verdadero homenaje en Nueva York,

que es una de las ciudades, con Los Ángeles

puramente del cine negro, pero bueno,

yo no tuve esa sensación de que era una película distinta

a otras que yo hubiera hecho. Hablemos ya de Germán Areta,

es un personaje clave en la trayectoria de Alfredo Landa,

quizás es el pistoletazo de salida de su etapa de madurez.

¿Cómo se acogió por parte de los espectadores en su momento

que Landa diese ese giro tan grande,

y qué supuso también en su carrera? ¿Qué le aportó este papel?

Landa como ya hemos comentado en este programa muchas otras veces,

siempre ha sido un actor genial,

y un actor con una capacidad de mímesis

y cambiar de género y de aspecto y de tono a sus personajes

que estaba ya en sus orígenes.

Yo lo recuerdo, por ejemplo,

el otro día se ha puesto en este programa

"De cuerpo presente", donde Landa hace ya un gánster.

Las posibilidades de Alfredo Landa estaban ahí.

Pero yo creo que fue un riesgo grande por parte de Garci

el decidir hacer un detective privado

con la cara de Alfredo Landa,

que, sobre todo en ese tiempo,

todavía estaba muy caracterizado por las películas

que había hecho en los años 70,

dentro de las cuales hay algunas muy interesantes.

"Después de haber visto la película,

yo me he olvidado de que era yo.

Indudablemente ha sido el trabajo más difícil

que he hecho en mi vida, no cabe la menor duda.

Era un personaje que se apartaba totalmente

de la línea mantenida por mí hasta ahora y quieras que no,

eso hace que uno tenga

una responsabilidad muchísimo mayor."

¿Te costó mucho convencer a los productores

para que Landa fuera Germán Areta?

Cuando yo pensé en él,

yo ya había hecho con Alfredo "Las verdes praderas".

Yo había hecho dos con Sacristán y tenía una duda,

que podrían hacer cualquiera de los dos un detective privado.

Aunque venían de un campo de la comedia muy marcada los dos.

Pero lo de Alfredo me gustaba más,

quizá porque las estrellas que hacían los grandes personajes

del cine negro eran muy guapos.

"Ya sé que tengo cara de idiota, señor Medina,

pero me jode la gente que se fía de las apariencias."

Cuando yo planteé el nombre de Alfredo en Warner,

me dijeron que no.

Y entonces, yo les dije que no lo haría la película y me dijeron:

"Es que es un gran riesgo" y les dije:

"Bueno, si no lo queréis correr, lo entiendo".

Pero al final, tanto Francisco Hueva como José Vicuña dijeron:

"Adelante con el proyecto",

y yo tenía claro que era la primera secuencia

la que podría definitivamente inclinar la película hacia un lado

o hacia otro.

Cuando llegan aquellos tipos

en el bar de tapa donde él está cenando

y comienza una especie de atraco y tal, y se acercan a él,

la gente se reía

pero cuando Alfredo les decía con ese tono opaco:

"Dame el mechero o te quemo los huevos", la gente dijo:

"Joder, este es otro Alfredo".

"Vareta,

dame el mechero o te quemo los huevos."

Y luego Alfredo, como todos los seres humanos

tiene un lado oscuro,

tenía esa cosa que también tiene Carlos Santos

que por eso lo elegí,

que son actores que en un mismo plano,

no ya en una secuencia, en un mismo encuadre, plano,

pueden estar muy relajados y tranquilos

y pueden estallar y, de repente,

transformarse en De Niro o Joe Pesci y dices...

Hacía alusión José Luis a esa primera secuencia

en la que se presenta muy bien al personaje,

en la película que acabamos de ver, en "El crack",

la verdad que la primera secuencia de "El crack 2"

también es muy impactante

y la de "El crack cero" también es algo que cuida mucho el arranque

de cada una de esas películas y cómo se presenta el personaje.

Es la presentación de un personaje que tiene muchas aristas,

que tiene ese trasfondo que dice José Luis,

que es muy imprevisible,

lo cual va adobado por la forma en que él discurre

a lo largo de la película.

Yo creo que ese arranque de las películas,

significa tanto la presentación del personaje como dar el tono,

el clima,

se quiera o no de una película negra

y abre la capacidad de la tensión emocional del espectador

porque sabe que aquí puede pasar cualquier cosa.

Dos años separan "El crack" de "El crack 2",

la película que vamos a ver a continuación,

hay espectadores que seguro que la descubren esta noche.

¿Qué cosas cambian?

Porque por un lado,

en "El crack" está esa incertidumbre de la transición,

vemos un cierto desencanto en "El crack 2",

entra también el humor de una manera más clara.

Yo hice la segunda parte de "El crack", por así llamarlo,

"El crack 2" porque había fracasado "Volver a empezar" y entonces,

me propusieron hacer otra vez "El crack", que yo no quería,

y dije: "Bueno, hacemos 'El crack 2'",

intentamos seguir la misma línea,

los personajes, darle más personaje al abuelo de él,

incluir un malvado extraordinario, que me lo parece a mí,

que era Arturo Fernández.

Hay que ser Arturo Fernández,

vestir ese esmoquin como él y decir aquello de...

"Nuestros medicamentos no matan,

Areta, lo que sucede, sencillamente,

es que no curan."

-Hay una cosa muy interesante en "El crack 2", sobre todo,

mirándolo con una perspectiva histórica,

que es que la trama central de "El crack 2",

la intriga gira en torno a una pareja homosexual,

eso en su momento,

en el momento del estreno de la película era muy chocante.

Porque no se hablaba en general en el cine español,

no se hablaba de los homosexuales de una manera seria.

"Lo que sí me gustaría es que le trataras bien,

es una persona...

Un poco especial.

¿Qué quiere decir 'especial'?

Que no es ni como tú, ni como yo."

Y luego,

lo que a mí me gusta muchísimo son los actores que los hacen,

Penagos y Luis María Delgado, que no eran actores habituales.

"Soy Leiva, ¿quién llama?"

Bueno, los que estamos aquí ya hemos visto "El crack cero",

¿qué crees que tiene la película que se estrena hoy,

precuela de "El crack",

qué tiene "El crack cero" de "El crack" y "El crack 2"?

Todo y más,

es como si le hubieras dado a la manivela hacia a la vida,

una especie de túnel del tiempo real y apareciera, de repente,

el abuelo, el comisario.

Es el comisario, pero es algo más que el comisario,

porque reaparece el padre de Areta

y ahí se establece una conexión realmente distinto.

Ves que el Moro es el Moro, pero ves el origen, el génesis del Moro.

Y ves un Madrid que está justamente antes,

seis-siete años antes.

(Música)

-Me ha venido muy bien, haber filmado mucho la Gran Vía,

a lo largo de mis películas no he tenido que ir a archivos,

ni a comprar cosas, ni al nodo,

sino que tenía ese material de otras películas y entonces,

todo ese material se ha transformado

en un material estupendo en blanco y negro,

en el mismo formato en el que se ha rodado,

con lo cual todo lo que hay ahí,

lo he filmado yo y era un archivo que yo no sabía...

Fernando, hablemos de los actores, porque claro,

hemos citado a Alfredo Landa, también Arturo Fernández,

pero es que esta ese gran Bódalo,

Miguel Rellán, María Casanova, y también de los de ahora,

no era fácil encarnar a Germán Areta,

cómo está Carlos Santos en "El crack cero".

Yo quería decir una cosa,

a mí a veces a actores que se me han aparecido, es decir,

actores que no conocía, que no había visto, y de pronto,

se me han aparecido en una película, en una obra de teatro,

en un ensayo.

Uno de ellos fue Rellán, sin duda alguna,

se me presentó en un ensayo de la "Murga" en el Teatro Martín,

se me apareció y dije: "Ese tío, ¿quién es?",

Otro fue Alfredo Landa viendo "Los caciques" en el María Guerrero

y así varios más.

Por ejemplo, uno de los que se me ha aparecido recientemente,

no tan recientemente, pero hace unos años, fue Carlos Santos.

Creo que en alguna ocasión, incluso, se lo he dicho a él,

que todo lo que hace me gusta mucho.

Yo creo que es una elección muy acertada la de Carlos Santos.

En estas películas,

los actores son fundamentales

porque los personajes tienen mucha carne,

son personajes muy llenos de historia, de psicología,

de humor o lo contrario, de patetismo.

Y, claro, necesitan de actores muy buenos,

hay algunos como Bódalo que era la perfección personificada,

no había nada mejor en este mundo que José Bódalo,

y estaba siempre fantástico.

Y me gusta muchísimo, muchísimo, siempre Pedro Casablanc,

que está muy bien haciendo de Bódalo joven.

Además, es un tipo que puede ser parecido,

está bien escogido.

Siempre me ha caído muy bien Miguel Ángel Muñoz,

pero en esta película creo que hace un trabajo muy difícil

porque hacer el precedente de lo que hacía Rellán,

el Moro en "El crack" yo creo que era muy difícil.

Y lo consigue absolutamente.

No sé qué directrices le diste a Carlos Santos,

porque imagino que para él enfrentarse a ese personajazo

con el precedente de Alfredo Landa,

era una cosa compleja, ¿no?

Lo primero que le dije es:

"Olvídate de Alfredo Landa", varias veces.

Y él, ensayamos cinco semanas y yo le dije: "Olvídate,

Alfredo Landa hizo esto, ahora lo haces tú,

no tienes nada que ver,

pero hay algo, que es el personaje,

los diálogos y la forma de hablar y la forma de fumar, de caminar,

de mirar, la intensidad de la mirada.

Eso es lo que va a importarte en la interpretación",

y yo creo que,

yo se lo he dicho a él, si esto funcionara, esta película,

una parte muy grande se le deberá a él,

sin ningún género de dudas, porque sobre sus espaldas,

sobre él está todo el peso de la película.

"-Siempre hubo mucho tiempo el sueño de hacer ese "El crack 3",

con Landa y bueno, no ha podido ser,

hemos hecho la precuela conmigo,

bebiéndome un poco a Areta y el personaje que hizo Alfredo."

Y ya, por último, los adictos a "El crack",

no olvidaremos nunca esa música de Jesús Glück,

y es curioso porque yo hace unos años

te escuché en una entrevista

que decías que si pudieses cambiar algo de los "El crack",

a lo mejor era haberle quitado un poco de música, y aquí,

sin embargo, has vuelto a incidir en eso, ¿por qué?

De la misma manera que he buscado

en las películas mías un decorado urbano,

creo que el gran decorado

que tiene esta película es la música de Jesús Glück,

y cogí todos los temas que había escrito para "El crack 1"

y "El crack 2", entonces,

lo he metido y he intentado meterlo menos que en las otras películas.

Y la pregunta del millón, ¿volverás a dirigir?

Bueno, yo ya no me atrevo a decir nada.

Porque esto todo se graba y luego...

¿Quién se atreve a decir nada?

Es que cuesta mucho hacer una película.

Eduardo, ¿algún proyecto relacionado con el cine?

Bueno,

yo tendría que haberle entregado

a otros un libro sobre Liberty Valance,

pero la vida y le lleva a uno a incumplir, en este caso,

espero que salga antes de Navidad.

Fernando, el documental de Ana Belén.

El documental de Ana Belén está prácticamente acabado, sí.

¿Satisfecho? Sí, cómo no.

Muchas gracias a los tres por haber estado aquí.

Gracias. Ha sido un auténtico placer.

Suerte con la película. Gracias.

Ya saben, "El crack cero" se estrena hoy en salas,

así que ya pueden disfrutar de esta precuela de "El crack",

gracias.

De escándalos y de corrupción,

de esos temas que no ocupan las páginas de sucesos,

sino las primeras páginas de los diarios habla "El crack 2",

ojalá que la sesión doble de esta noche

haya sumado algún que otro adicto a "El crack" de José Luis Garci.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Adictos al crack

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Adictos al crack

04 oct 2019

Ante el estreno de "El Crack CERO" la nueva película de José Luis Garci, Historia de nuestro cine vuelve a emitir "El Crack" y "El Crack Dos", y habla sobre estas películas con la presencia de José Luis Garci, Eduardo Torres-Dulce y nuestro colaborador Fernando Méndez Leite.

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Adictos al crack" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Adictos al crack"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.144 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios