'Héroes invisibles' es una serie documental cuyo protagonista es un español que abandonó su cómoda vida en España para intentar mejorar las condiciones de los más desfavorecidos en el extranjero. Violencia, narcotráfico, inmigración, terrorismo o pobreza extrema son algunos de los temas que se retratan en los diferentes destinos: Kenia, Camboya, Honduras, Mauritania, México, Costa Rica, Jordania, Nepal, India, Mediterráneo Central, el Líbano, Etiopía, Ecuador, Estados Unidos, República Dominicana y Zambia.

La serie de documentales está dirigida por Víctor Cerdán y cuenta con los reporteros, Merche Forner, Omar Razzak y Tábata Peregrín, y con los operadores de cámara, Elena Fernández y Alberto González. Un equipo con larga experiencia en la elaboración de este tipo de documentales bajo la dirección de producción de Marta Manzano y la producción ejecutiva del periodista y escritor Manuel Cerdán.

4340399 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Héroes Invisibles - Líbano - ver ahora
Transcripción completa

Tenemos que ayudarles aquí para evitar que esta gente

se conviertan en hombre-bomba y puedan hacer

actos terroristas en nuestras comunidades.

Han dejado de ir a la escuela

para ponerse a recaudar dinero como sea.

La generación perdida de Siria.

Lo que están intentando varias ONG es,

a través de los jóvenes, juntándolos a ellos,

evitar que el mismo conflicto se repita en el futuro.

Es la mayor crisis humanitaria desde la II Guerra Mundial.

Es la mayor crisis de valores europeos.

No quieren legalizar los asentamientos sirios

para que no se queden de forma permanente.

Es un amigo sirio. No le llamo "tú eres refugiado sirio".

España.

Nunca hubiera pensado que estaría cuatro años en el Líbano.

Si a mí, alguien hace cinco años me dice

que me voy a ir a vivir a Oriente Medio,

le digo: "¿Qué se me ha perdido allí?".

Yo estudié Empresariales y luego hice ADE.

Bueno, es lo típico.

A los 18, no tenía ni idea de qué quería hacer.

Y el que sabe, sabe. Y el que no, Empresariales.

Estaba en un puesto bastante alto, cobrando un sueldo muy bien.

Me podía organizar las vacaciones. Tenía un horario flexible.

Pero, después de un año y medio, me costaba cada vez más

y más y más ir a la oficina.

Tenía una foto de una niña de Camboya

y hubo un momento que miraba la foto y no me sentía bien.

Y decidí pegar un giro e intentar hacer algo diferente.

Creo que nos complicamos la vida demasiado.

Queremos tener demasiadas cosas.

Entonces, me gustaría ir a un sitio donde la vida sea más básica,

más simple, más sencilla para ver cómo me siento,

para ver qué echo de menos y qué no echo de menos.

Acabé en un poblado en mitad de la sabana en la Guyana,

con población indígena. Me di cuenta

que el sector "oenegero", el sector humanitario,

lo estaba disfrutando. Que, a lo mejor, podía ser útil.

El Líbano lo conocía de verlo en la tele.

Bueno, este es un sitio de bombas.

Y yo llegué aquí pensando que iba a tener que bajar

del avión y echar a correr.

Me costó un poquito adaptarme.

Me acuerdo siempre que le preguntaba a mi colega:

"Oye, ¿este informe está hecho?". Y me hacía...

Y yo le decía: "¿Pero el informe está hecho?" Y hacía...

Y resulta que esto, el levantar las cejas,

quiere decir "no" en el Líbano.

Poco a poco, hablando en la calle, hablando en la calle,

aquí la gente tiene más paciencia y así he aprendido el árabe.

AIDA empezó en 1999 con un grupo que decidieron

que la forma de trabajar de las organizaciones más grandes,

no era la más adecuada.

Es una organización pequeña en cuestión de infraestructura,

pero cercana en cuestión a los beneficiarios.

Lo bueno que tiene trabajar para una ONG pequeña como AIDA,

es que lo tienes que hacer tú todo.

Como soy el único representante de AIDA,

trabajo con muchos socios locales.

Desde montarme una oficina, contactar con ONG locales,

irme, visitarlas, ver cómo están, qué es lo que están haciendo,

qué planes tienen para el futuro.

Identificar necesidades directamente con los beneficiarios.

Hay refugiados sirios que están en entornos más urbanos,

viviendo en casas semiconstruidas.

Y luego, hay refugiados sirios que están en entornos rurales.

Están repartidos por todo el país.

Hay asentamientos como este, como Tel Abbas,

que tienen, a lo mejor, 18, 20 tiendas.

Este es un terreno que estaba libre. El dueño es libanés.

Entonces, vienen los refugiados. Les alquila el terreno

y Naciones Unidas les ayuda a montar la tienda de campaña.

¿Qué pasa? Pues que, desde aquí, los hombres intentan buscar trabajo

y las mujeres y los niños, normalmente, se quedan aquí.

Los niños tienen difícil acceso a la escuela,

porque las escuelas libanesas pueden quedar lejos,

o porque no hay demasiadas ONG que vienen

a asentamientos tan pequeños como este.

La gente aquí vive en condiciones muy muy precarias.

La casa es una tienda de campaña en la que en la misma habitación

pueden dormir de cinco a diez personas.

Hay electricidad, pero los cables están "bambando"

de tienda a tienda y es peligroso para los niños.

Esta gente tiene pollos, tiene algo de ganado

para el día a día, aunque no es demasiado.

Naciones Unidas proporciona la ayuda básica,

las tiendas de campaña, las instalaciones.

Luego, hay diferentes ONG que vienen a echar una mano

y luego desaparecen. Depende todo un poco

de proyecto, de cuánto dura el proyecto,

de dónde está el campo, de cuánta gente vive en el campo.

Cuando vienes a un asentamiento como este,

lo primero que hago, es reunirme con el shawish.

El shawish es el líder del asentamiento,

el cabeza de familia de una de las familias

que se hace responsable

de la organización del asentamiento.

Discutimos cuáles son las necesidades del asentamiento,

cuáles son las prioridades, si hay alguna otra ONG

que está trabajando aquí, qué es lo que están haciendo,

si los niños van a la escuela, si tienen problemas de agua,

si tienen problemas de electricidad.

En función de lo que puedo ver en mi visita,

escribimos un proyecto. Este proyecto, después,

lo podemos mandar adonde sea que podamos obtener los fondos

para implementar el proyecto.

Intentamos implementar los proyectos con una ONG local.

La gente que vive aquí se puede involucrar

en la compra del material y en el trabajo físico

de rehabilitación.

En Beirut están todos los reporteros,

todos los corresponsales, todos los periodistas

que cubren el conflicto de la crisis siria.

Normalmente, están basados en Beirut,

pero hay gente que consigue entrar en Siria, como Natalia Sancha.

Yo, a vivir, llegué al Líbano en 2008.

Llevo nueve años viviendo aquí.

Antes de ello, ya había estado viviendo en Siria y en Egipto.

Era muy difícil, como periodista, vivir en aquella época.

Me interesaba mucho la parte humanitaria.

Me gusta mucho lo que es terreno.

Bueno, cambié y estuve seis años, que estaba alternando

el trabajo de periodista con jefa de misión

con una ONG española.

Entonces, trabajamos bastante con los refugiados sirios.

Ya es un poco cuando Sergio me tomó el relevo,

porque llegó un momento que compaginar, era muy complicado.

Hay algo que hace a la crisis de Siria excepcional.

Por la cantidad de refugiados, por la cantidad de desplazados

a raíz de un conflicto bélico.

Pero no solamente por la cantidad, sino por la duración del conflicto.

No es lo mismo la situación hace tres años,

estábamos repartiendo comida, estábamos repartiendo colchones.

Ahora, esta gente, que era gente como tú, como yo,

que era gente normal,

que tenían sus hijos en el colegio o en la universidad,

su negocio, que se dejaron los hogares

y se vinieron al Líbano.

El primer año tiras de ahorros. El segundo año todavía te da.

El tercero, bueno, que si tienes familia y tal. Llevamos seis años.

Las primeras manifestaciones de 2011 fueron pacíficas.

Al principio, nadie decía "que caiga el régimen".

Nadie quería que cayera Bashar el Asad,

nadie quería que cayera el gobierno.

Querían menos corrupción, menos abusos,

sobre todo, de los servicios secretos.

Digamos, más justicia. En el momento que había

manifestaciones, empiezan a disparar

las fuerzas del orden, hay entierros.

Cuando hay entierros, más dolor, más voluntad de venganza.

Y ahí se empezó un poco la espiral.

(Gritos)

A mí hay mucha gente en España que me dice:

"Es que ya no dono dinero porque no me fío de las ONG,

porque nunca sabes dónde va el dinero".

Vale. Es posible que pase.

Lo que yo os puedo decir desde el terreno,

que la mayoría del dinero llega.

Que organizaciones de Naciones Unidas, ONG grandes

son muy grandes y necesitan mucha estructura, es cierto.

Yo estoy con vosotros. Eso es normal.

Dices: "Bueno, yo prefiero las pequeñas". Vale.

Pero incluso las ONG como AIDA, que son pequeñas,

que son cercanas, no tiene la infraestructura

para atender este nivel de asistencia.

Necesitas una organización de Naciones Unidas.

Necesitas una ONG grande para repartir asistencia

a 10 000, 15 000 refugiados al día.

Cada organización tiene su rol dentro del conflicto.

¿Cómo se coordina? ¿Cómo nos conocemos entre nosotros?

Bueno, primero hay reuniones de todos los cooperantes de ONG,

de todos actores por zonas geográficas.

Hay una del norte, hay otra en Beirut.

Entonces, ahí conoces a la gente

que está trabajando en tu misma área.

Una de las cosas muy comunes cuando vas en el coche aquí,

es encontrarte con niños en la calle.

Hay niños que son libaneses.

Hay niños que son refugiados sirios,

que han dejado de ir a la escuela

para ponerse a recaudar dinero como sea.

Tenemos a Laura. Laura está trabajando

en la oficina central en Beirut.

Cada vez se ven más niños mendigando o vendiendo pañuelos

o vendiendo flores. Los hombres no pueden,

por temor a ser arrestados, salir a buscar trabajo.

Y las familias, desgraciadamente, tienen que enviar

a niños muy pequeños, desde la edad de cuatro años,

a trabajar en la calle. Estamos intentando identificar

maneras de paliar un poco la situación.

Tenemos varios centros donde los niños pueden ir a jugar,

a hacer un poco lectura o un poco de matemáticas.

(HABLAN INGLÉS)

Este es uno de estos grupos de apoyo escolar.

Es un grupo que se reúne para hacer deberes.

Estoy impresionada del nivel de inglés de las niñas.

En tres años, está muy bien.

La generación perdida de Siria.

Estos miles de niños que volverán,

no tendrán ningún tipo de educación.

Los que tengan la educación, vamos a intentar,

por todos los medios, que tengan un certificado

que acredite esa educación

y que sea reconocido por el Gobierno de Siria.

Pero los que alcanzan los niveles más altos de educación,

que tienen una capacidad técnica profesional

o estudios universitarios, realmente, son una minoría.

De este millón de refugiados sirios, pues 300 sirios

y de otras nacionalidades están recibiendo becas

que les permiten continuar con sus estudios.

(HABLAN EN INGLÉS)

Cuando vengo al campo del sur, al campo de Burj el-Shemali,

no podemos entrar por la puerta principal,

porque hacen falta permisos especiales

para los extranjeros.

Entonces, nos colamos en el campo por la puerta lateral

y venimos aquí al centro.

Soumaya, Faten llevan 50 años aquí.

Todo empezó con tiendas de campaña y tal.

Pero es que ahora son miniciudades con los hospitales y las escuelas.

Pero esto es, precisamente, lo que el gobierno libanés

no quiere que pase con los refugiados sirios.

No quieren legalizar los asentamientos sirios,

no quieren llamarlos campos para que no se establezcan,

para que no se queden de forma permanente,

porque ahora a ver quién mueve a los palestinos del Líbano

y se los lleva a otra parte.

Desde que empezó el conflicto sirio,

los campos de refugiados palestinos

se han quedado un poco en el olvido.

Soumaya y Faten, casi desde que nacieron,

están aquí en el Líbano.

Y es raro que tengan muchos recuerdos de Palestina.

Sin embargo, vas a su casa y toda la decoración

que hay en casa, te da la sensación de que están ahí de paso.

Pero llevan 50 años de paso.

(HABLAN EN ÁRABE)

Faten es muy joven y nació aquí, directamente, en Líbano.

Pero su madre tenía dos años

cuando vino de Palestina al Líbano.

En Siria, también había muchos refugiados palestinos

que estaban viviendo en Siria.

Lo cual, por un lado, es un contraste,

porque los refugiados palestinos en Siria vivían mucho mejor

que los refugiados palestinos en Líbano.

Los refugiados palestinos, sus derechos de acceso

al mundo laboral son muy limitados.

Sus derechos para vivir fuera de los campos son muy limitados.

Sus derechos para tener

propiedades a su nombre, no pueden.

Es vida pero no es vida.

No están en una guerra, no están en un conflicto,

pero están encerrados en una situación sin salida.

Es durillo, es durillo.

(Voces de las mujeres)

Este es el taller de este campo.

Las mujeres normalmente pues están cosiendo,

están haciendo sus diseños.

Venimos, discutimos productos nuevos, nuevos diseños.

Tenemos luchas eternas

por el acabado de los productos,

que si esta esquina está mal cosida.

Me la intentan colar por todos los lados.

Al principio apenas me miraban a la cara,

había algunas que no se atrevían a hablarme.

Ahora, bueno, con las coordinadoras

somos prácticamente uña y carne.

Me están gastando bromas todo el tiempo,

se meten conmigo.

Nosotros no les hemos enseñado tatriz.

El tatriz es una tradición palestina,

es el punto de cruz palestino.

Es una forma de conservar la tradición

y de empoderar a la mujer dentro de los campos.

Hay diferentes confesiones religiosas que más o menos,

más o menos están separadas por la región.

¿Por qué? Todo viene a raíz de la Guerra Civil Libanesa

donde todas las confesiones

iban contra todas las confesiones.

Mi vecino si es suní va a ir a un médico suní.

Si es chií prefiere ir a un médico chií.

Entonces tiene todo ese sectarismo marcado en la sangre

Si se pasea uno por los barrios de Beirut

se ve que los chiíes llevan su espada,

los cristianos llevan la cruz colgando.

Es como esa afiliación político-religiosa

que tienen cada uno.

A la hora de lo que es la práctica religiosa

y la confesión las diferencias no son tantas.

El problema es que se ha utilizado

la religión para politizar. Y aquí hay dos principales

potencias regionales que combaten entre sí:

una que es chií que es Irán

y la otra que es suní que es Arabia Saudita.

Entonces Líbano ha sido el tablero tradicional

para estas dos potencias regionales librar sus batallas

en vez de enfrentarse directamente.

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

(Canto del muecín)

En el conflicto sirio al-Ásad es alauí.

Y es una minoría dentro de todo el país.

Sin embargo los rebeldes son sunitas

y son una mayoría dentro del país.

Y aquí hay un barrio alauí que justo está enfrente

de uno de los barrios más pobre sunitas.

Cada vez que pasaba algo en Siria

aquí era como una réplica. Habían armas, habían balas.

El clima en Siria era cada vez más tenso,

por lo tanto aquí cada vez más tensión,

y se enzarzaron.

Tuvo que venir el ejército.

Es por esto que es una ciudad muy militarizada.

Tiene 54 años.

Las ONG vienen, te registran, te cogen los datos y se van.

Que este hombre no recibe ayuda de ningún sitio.

Este hombre era albañil y trabajaba también en mina.

y no puede trabajar más en la construcción.

Por eso no tiene trabajo.

No están contando cómo era el barrio antes.

Había carruajes, había carruajes con el caballo.

Había gente de Siria, de Alepo,

habían cristianos, habían musulmanes.

Y que nunca había problemas aquí.

Por qué empezó el problema nadie lo sabe.

Pero que él nos dice que antes aquí se vivía muy bien.

Que antes, que cuando había el conflicto

había mucho dinero que entraba en el barrio.

Pero que ahora ni hay dinero ni hay trabajo.

Lo que están intentando varias ONG es a través

de los jóvenes, juntándolos a ellos, evitar que el mismo

conflicto se repita en el futuro.

Hace 3 años estaban metidos con armas.

Y ahora no hay conflicto,

por lo tanto no están metidos con armas.

Pero aparte es que tienen amigos en el otro lado.

Entonces era difícil que aquí los mismos jóvenes

que eran amigos se empiecen a disparar entre ellos.

RUWWAD les ha enseñado a intentar solucionar

los problemas hablando, a conocerse las dos comunidades

y que esa es la única manera de que este conflicto

no vuelva a aparecer.

Y que en el caso de que apareciera

ella no tiene intención de abandonar el área,

sino de permanecer aquí hasta que otra vez

se pare el conflicto y volver a RUWWAD

para continuar con su labor.

Aya está de acuerdo también con Nagham en que todo

lo que han aprendido en RUWWAD sobre voluntariado,

sobre dar sin esperar nada a cambio,

deben traspasarlo, deben transferir esos conocimientos

a las generaciones posteriores.

Que huir del conflicto no soluciona el problema.

En Beirut y Mount Lebanon la mayoría de los refugiados

viven en viviendas que alquilan.

Realmente a precios muy altos. O sea, la mayoría de gente paga

300 dólares, 200 dólares por una habitación muy pequeña.

Y otros viven en centros como este,

que les llamamos alojamiento comunitario,

o centros comunitarios.

Este sitio de hecho antes era un centro comercial

que había sido abandonado.

Y hay pues varias tiendas a los lados.

Entonces un día lo encontramos y nos dimos cuenta

de que los refugiados vivían en lo que estaba destinado

para un pequeño local comercial, sin baño,

sin cocina y con la persiana de abrir y cerrar.

Y allá vivía una familia completa a exposición

de todo el mundo que pasara aquí todo el día, ¿no?

¿Qué pasó? Ya no reciben más asistencia financiera.

No, el sistema dice que sí,

que su situación es bastante mala,

pero que no puede entrar en el grupo de familias

que el ACNUR puede apoyar.

Apoyamos a los más pobres, a los más vulnerables.

Tal vez referirle a otros servicios.

Si no hubiera una buena coordinación y una buena

estructura habría indudablemente duplicación.

Por ejemplo, si el ACNUR viene a este sitio

y tiene una intervención de ventanas, baños y cocinas

esta información se pone en un sistema informático.

Y el hecho de que lo puedes tener en tu teléfono

y cuando vas a un sitio puedes ver qué está pasando

con esa familia y qué está pasando en ese municipio

realmente ayuda mucho.

No se puede realmente vivir así porque crea una situación

de riesgo para las familias, para las mujeres.

Entonces se arregla la electricidad,

a veces se abren ventanas para que haya ventilación,

o se instala un baño, o una pequeña cocina.

Y sobre todo se mira el tema de seguridad.

que ha llegado otra familia nueva.

Y entonces ya no son diez familias, ahora son once.

Y entonces tenemos pues casi más de 60 personas

utilizando los dos baños y las dos cocinas.

No sé si se podría acondicionar algo del espacio aquí

para que al menos... pues quizás otra cocina

u otro baño y que tengan un poco más de espacio

porque hay mucho hacinamiento.

Este sitio antes de que tuviéramos

la intervención aquí pues estaba básicamente

en estas condiciones. Y las familias estaban viviendo

aquí en estos almacenes, con los cables,

y no había baño y habían cosas cayendo de la cafetería.

Y poco a poco hemos puesto algunos servicios.

Al menos ahora tienen dos baños y dos cocinas

para compartirlas las once familias.

Las necesidades son inmensas.

Estamos hablando un millón y medio de refugiados.

Y la mayoría de los refugiados en Líbano viven

en una situación de extrema vulnerabilidad,

cada miembro con menos de dos euros al día.

Y es una situación totalmente precaria.

Aramoun está al lado de Beirut.

Y aquí tenemos ese edificio alquilado.

Es único en el Líbano, que es un edificio,

no es un campamento en la palabra tradicional

que son jaimas o caravanas.

Y está dividido por apartamentitos chiquititos

donde alojamos a casos especiales:

viudas con sus niños, a gente discapacitada.

Los refugiados sirios tienen que tener voz y voto.

Entonces para eso nosotros tenemos muchos compañeros

refugiados que están trabajando por URDA

y tienen su salario y su seguro.

Abu Naji es el que lleva

la administración en este campamento.

Abu Naji es refugiado sirio que vio a sus niños morir

en el camino de la huida de su ciudad natal.

Está viviendo aquí y está haciendo una gran labor

a la hora de solucionar que puede tener la convivencia

y el día a día de problemas entre las familias.

La verdad que teniendo muchos casos especiales juntos

siempre tenemos talleres de apoyo psicosocial,

sobre todo con las mujeres que han pasado muchos traumas

para llegar hasta nosotros.

Estoy aquí en Líbano organizando un taller

de ilustración, de dibujo, para mujeres refugiadas sirias

para poder hacer un cuento colectivo con ellas,

que ellas van a dibujar, van a contar sus historias.

Y con esto vamos a hacer un libro sobre el viaje

de ellas desde Siria hasta aquí.

Te encuentras de todo, ¿no?

Te encuentras historias muy duras de mujeres viudas,

mujeres que han visto asesinar a su marido,

o algún hombre que ha sido torturado.

Te vas enterando de historias que te ponen los pelos de punta

y ellas las viven con una dignidad...

No lo percibes digamos en sus rostros.

Pero luego en los dibujos sí que ves toda esa realidad

y salen cosas que a lo mejor

ellas no pueden expresar de otra manera.

Dibuja una casa en la que ella vivía y que fue quemada.

¿Vale? Y este es el que quemó la casa.

Y de hecho falleció en este incendio su suegro.

Ella nos está trayendo el dibujo

de una de las alumnas, que es una mujer.

Llora por Siria, pero por otro lado es como la victoria, ¿no?

Liberar a Siria, como reivindicativo.

Así como un personaje moderno. Fíjate cómo ha dibujado.

Esta mujer ha hecho un dibujo donde ella se ha dibujado

en la playa recordando su casa.

Esto es el símbolo de Siria.

"Siria en mi corazón" significa esto en árabe.

Y estos son sus hermanos. Estos son sus hermanos

que han fallecido, que los ha representado así,

y los hermanos que viven.

Es un dibujo maravilloso, muy metafórico.

Es un personaje que llora por todo lo que deja atrás.

En su mochila lleva el peso del pasado.

Está maleta, ¿no? Que está triste.

Las mujeres siempre son un colectivo más vulnerable.

Y especialmente en las guerras.

Entonces por eso hemos decidido hacer este taller.

Creo que el dibujo es muy terapéutico

para cualquier persona.

Porque te ayuda a ver la vida desde otro punto de vista.

También te entretiene y expresas cosas

que a lo mejor de otra manera

no consigues expresar y comunicar.

Yo creo que este taller para lo que va a servir espero

es para que ellas se apropien de su historia

y la cuenten a través de sus emociones,

de su punto de vista. Creo que eso es importante.

Para entender Líbano hay que entender que Líbano

antes de la guerra Siria, es un país cuyas infraestructuras

están ya de por sí solapadas y saturadas.

Tenemos cortes de electricidad de 3 a 12 horas diarias,

el agua en verano escasea

y se compra agua de camiones cisterna a nivel privado,

no hay trabajo, no ha turismo ya y si en Europa nos parece

mucho un millón, imagínate en Líbano cuya extensión

es muy similar a la de Asturias

y cuya población es de 4,5 millones de personas

y acogen a 1,5 millones de refugiados sirios

y a medio de palestinos.

De cada cuatro personas que vemos por la calle,

uno es refugiado, entonces es un peso que llevan

siete años soportando, las tensiones suben

y, sobre todo, los libaneses, como su economía va en deterioro,

pues buscan un poco acusar

a los sirios de sus males y sus problemas.

Al comienzo de la crisis siria por la frontera líbano-siria,

entraban miles y miles de personas. En ojos del gobierno libanés

todos esos campamentos son ilegales.

Eso significa que no tienen derecho ni a servicio de salud

ni a educación ni a trabajar en el país.

Está comiendo tomillo con sésamo,

lo mezclan con aceite y un poco de té.

Pues una comida de pobre, realmente.

¿Cuántas personas viven aquí?

(HABLA EN INGLÉS) Siete personas viven aquí

dentro de este cuarto.

(HABLAN EN INGLÉS)

Mira, mi amiga Aida.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

Lo que quiere ser ella de mayor es ser profesora.

Los padres suelen tener muchos hijos para que estos

les ayuden al trabajo del terreno y que se dediquen a la agricultura.

¿Sabes si tu casa sigue en pie en Siria?

Mi casa se quedó en ruinas, en nada, gracias a Dios

todo lo podemos hacer de nuevo, lo más importante

es que a mis hijos no les pasó nada.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

No estamos incluyendo al sirio en las soluciones,

no nos vale nada distribuir cada año colchones,

llevan 7 años, pues ya tienen 7 colchones acumulados.

El sirio es un hombre que era activo en su tierra,

que trabaja y ahora está metido en una tienda con sus siete

colchones y sus siete estufas.

Señores, eso no vale, la mente también importa.

Son gente deprimida, exhausta, que tiene que participar.

No es el colchón, hazle que haga el colchón.

De una forma u otra se ha cansado de dar, digamos, el pescado,

entonces lo que estamos haciendo

ahora es darle al suelo para pescar.

El problema de los proyectos de desarrollo, conseguimos hacer

una fusión social entre la comunidad siria y libanesa.

Y uno de los proyectos es una panadería eléctrica,

compramos la materia prima a los libaneses que están

por la zona y los sirios

trabajan en la panadería produciendo el pan.

Beneficia a las dos comunidades y de esa forma los libaneses

ven los campamentos como una oportunidad de negocio,

una oportunidad, digamos,

de coexistir diferentes culturas y diferente gente.

Por cierto, ¿te enteraste de lo de Mohanad?

Al final se lo dieron. Sí, menos mal

porque el pobre chico estaba...

Es que se lo merece, además,

me dijeron que es un músico excelente.

¿No lo escuchaste tocar? Toca muy bien.

Me lo han dicho. Pues ya estoy contactando

por si va a Valencia.

(SONRÍEN) Habrá que buscarle piso.

Vámonos, vámonos, salud.

Salud.

Hay amigos sirios que intentaron ir a Europa

y no han podido y ahora mismo está Mohanad que está en ello.

Mohanad es músico, toca el laúd, consigue una beca

de una escuela privada para estudiar música en Valencia.

Yo, imaginaos, yo superilusionado, supercontento, te presentaré

a mis amigos, ya verás, te encantará Valencia.

Cuál es nuestra sorpresa que cuando va a pedir el visado

a la embajada en España, pues desde la embajada

le dijeron que tenía que recoger un certificado de penales

en persona en Damasco.

Salud.

Haces amigos que son refugiados sirios, son amigos sirios,

para mí son amigos sirios, yo no le llamo:

"Tú eres refugiado sirio".

La vida de alguien que está trabajando en el sector

humanitario te tienes que hacer un poquito frío también,

porque si yo por la mañana estoy visitando un asentamiento

con refugiados sirios que ves en las condiciones

en las que viven y te afectan un poco

por la tarde tienes que desconectar, tienes que cambiar

el chip y hacer algo que sea, totalmente, diferente,

me voy al mar, a la playa o a la montaña,

me doy un paseo y desconecto.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

(Gritos y explosiones)

(Disparos)

Estamos preparando una respuesta de emergencia,

por lo visto el ejército sirio empezó a bombardear

las montañas donde están los grupos terroristas.

En aquella zona hay miles de refugiados sirios

que viven en aquella zona y ya comenzó una oleada

de desplazados o de desplazamientos.

En temas de seguridad estoy suscrito a un grupo

de "Whatsapp" en el que hay otras ONG, está AIDA,

está Cives Mundi, y cualquier posibilidad que hay

de un atentado, de una protesta, pues nos mandan un mensaje

al grupo y es una forma de prevención.

¿Qué está pasando? Pues la idea es que harán

una ofensiva desde Siria, el ejército sirio

junto con hezbolá, la milicia,

para empujarles un poco a los yihadistas que están allí

de Al Kaeda y del Estado Islámico hacia atrás.

¿Pero estos están en Siria? Están entre medias,

pero también en territorio libanés.

Entonces lo que hace Siria ahora mismo es bombardear

y empujarlos hacia acá. Toma ya.

Y la idea creo que es luego de traerlos y acabar con ellos

porque llevan arrasando desde el 2014,

pero el problema es que hay 100000 refugiados sirios allí.

¿Y qué pasa con ellos, qué van a hacer?

¿Hay algún plan? Pues el debate nacional

del gobierno que está pujando es que se haga un plan de retorno,

pero no puedes forzar a los refugiados a volver a un país

que no sabes cómo ni si pueden volver

ni cómo les van a acoger.

(NOTICIAS EN OTRO IDIOMA)

Atrás de esa colina está Siria, entonces el 45% más o menos

de los refugiados sirios que hay en el Líbano

están en el Valle de Bekaa.

Se rumorea que el ejército libanés está preparando una ofensiva

contra los grupos terroristas que están en las colinas.

Esta será la segunda operación más grande en tres años.

Tenemos, digamos, esos componentes, hezbolá desde territorio sirio

y libanés, el ejército desde aquí y el ejército sirio desde el aire.

Ahora hay un movimiento masivo de refugiados que están

en lo que llaman el Yered que es la montaña

y es lo más cercano a las guaridas del Estado Islámico y Al Kaeda

y es donde llegan las bombas. Ahí hay un movimiento masivo,

se esperan que 5000 personas

se muevan en los próximos días y vengan a la ciudad.

Estamos preparando una respuesta de urgencia porque esa ciudad

acoge a 100000 refugiados y 3000 libaneses.

Estamos, totalmente, a favor del gobierno libanés para acabar

con la existencia de esos grupos terroristas, pero tenemos que tener

muy claro la diferencia entre grupo terrorista

y los refugiados inocentes que están ahí.

Si la situación de los refugiados explota en el Líbano,

Europa se verá afectada en ese sentido

porque lo que estamos haciendo es un muro de contención

para que estos refugiados

no salgan como en 2015, 2014 y 2016.

Tenemos que ayudarlos aquí para evitar que esta gente

se convierta en hombre bomba y puedan hacer actos terroristas

en nuestras comunidades ahí en Europa.

Los árabes te acogen muy bien,

pero les tienes que dar confianza. A la hora de cubrir esta familia

de sirios que iban a ser reasentados en España,

mi idea era pasar con ellos la noche,

quiénes son y, sobre todo, qué sienten

Una familia que después de cerca de siete años

en El Líbano, huido de una región que ahora hay combates

que es Irli, no pueden volver a su casa y son los afortunados,

entre comillas, que serán recibidos en España,

en un grupo de 204 refugiados.

Pienso que mi madre podía estar en la misma situación,

cualquier otra familia española. Se puede identificar

en sus últimas horas la tensión

y lo que le pasa por la cabeza a una mujer madre de tres niños

que abandona su cultura y país.

Estuvimos toda la noche hablando de cómo irá el viaje

y está supercontento, preocupado por cuántos

paquete de tabaco puede llevar.

Es la primera vez que sube a un avión

y está con sentimientos encontrados porque cuando

asilo en otro país

no puedes volver al Líbano en cinco años.

Todos los familiares que tiene aquí no los verá

en cinco años en el caso que no les guste España.

Cogerán el avión en tres horas y no saben a qué ciudad irán.

Van a Madrid, pero ni a qué comunidad ni provincia van.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

La sociedad árabe es una sociedad que viven

familias alargadas, no los hermanos y padres,

sino los tíos, primos, viven en el mismo barrio, casa.

Y tras vivir ese trauma de irse de su casa,

viene el trauma de irse del segundo país que les acogió

durante seis años y por segunda vez romper el núcleo familiar.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

Él se registró, puso los papeles al mismo tiempo...

Hizo la entrevista.

Llegó hasta la parte de la entrevista

con Naciones Unidas que es quien decide

porque no es la embajada española.

Y le cogieron al hermano y a él no.

(LLORA)

Sí, es una fortuna, pero dejan atrás mucho

y es mucha inseguridad para ellos.

Para empezar, lo que me sorprende es que no saben a qué ciudad van.

De las cerca de 16000 personas que España se comprometió

a acoger, creo que estamos por las 1700,

lo que es un 9%.

Luego hay que contar también poner la cara y poner

que son afortunados y a ellos se les da otra oportunidad de vida.

(Música)

El futuro de los refugiados sirios es muy incierto.

Están metidos en un callejón sin salida.

Desde Europa no queremos que vengan,

en Turquía no se están tratando muy bien, en El Líbano

sufren mucha discriminación.

Todo el mundo está esperando que termine el conflicto

porque muchos refugiados volverán a Siria.

Es gente que le gusta su país, que tiene amor por su país.

Cuando termine el conflicto nos gustaría ir a Siria

y ayudar con las labores de reconstrucción del país

a generar sus propios negocios con el sistema educativo.

Va a haber mucho trabajo

y a Aida le gustaría formar parte de eso.

(CANTAN)

Héroes Invisibles - Líbano

55:08 02 dic 2017

Sergio Cózar lleva cuatro años en Líbano y desde entonces trabaja cada día para ayudar a los refugiados sirios y palestinos que escapan de los conflictos bélicos de Oriente Próximo. A través de Sergio y otros cooperantes españoles conocemos historias de la población y de los desplazados por la guerra.

Sergio Cózar lleva cuatro años en Líbano y desde entonces trabaja cada día para ayudar a los refugiados sirios y palestinos que escapan de los conflictos bélicos de Oriente Próximo. A través de Sergio y otros cooperantes españoles conocemos historias de la población y de los desplazados por la guerra.

ver más sobre "Héroes Invisibles - Líbano" ver menos sobre "Héroes Invisibles - Líbano"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Estefanía Cibeira Arias

    Es importante dar a conocer el trabajo de los cooperantes. Varios peros como hermana de una trabajadora de UNHCR en este país (y por tanto algo conocedora). El reportaje centrado en un hippie-pijo ADE con problemas de conciencia. Entiendo la narrativa audiovisual, soy licenciada en Comunicación Audiovisual...Entiendo el problema moral de este chico (he visionado todo el reportaje). Mi hermana ha sido "entrevistada" (no da el juego narrativo), pero ella está criando sola a una niña de 7 años en Líbano. Su primer destino en la ex-yugoslavia fue cuando yo tenía 16 años. Ahora tengo muchos más años (42). Sobre todo y muy importante, alrededor del 3 min antes de la finalización del reportaje se afirma que es ACNUR quien decide quien obtiene estatus de refugiado. Esto es del todo falso en Líbano y en el resto del planeta. UNHCR elabora informes "no vinculantes", jamás toma decisiones sobre estatus de refugio y asilo, que es competencia exclusiva de los gobiernos de cada país. Un poco de documentación informativa y periodística. Están confundiendo a la población. Es el gobierno español el que decide quien tiene refugio y quien no. ACNUR no tiene competencias al respecto. Y no me lo invento, estoy informada. Es muy interesante, pero me huele más a "españoles por el mundo" que a un programa con más estructura documental, que creo es lo que pretendían hacer. Un cordial saludo.

    14 abr 2018

Los últimos 17 documentales de Héroes invisibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • República dominicana

    República dominicana

    54:59 30 dic 2017

    54:59 30 dic 2017 Serie sobre españoles que trabajan para ayudar a los demás en diversas partes del mundo.

  • Ecuador-Colombia

    Ecuador-Colombia

    55:02 23 dic 2017

    55:02 23 dic 2017 Sonia Aguilar, una española que vive en Colombia y ayuda a refugiados que huyen del conflicto armado. Ella nos introduce la historia de Leyre Sanz, una psicóloga española que trabaja en la reinserción de niños soldado que formaron parte de la guerrilla y otros grupos armados.

  • Estados Unidos

    Estados Unidos

    55:00 16 dic 2017

    55:00 16 dic 2017 Serie sobre españoles que trabajan para ayudar a los demás en diversas partes del mundo.

  • Etiopía

    Etiopía

    55:11 09 dic 2017

    55:11 09 dic 2017 Iñaqui Alegría es pediatra y director del hospital de Gambo, un centro médico etíope donde se trata la lepra, la tuberculosis y la desnutrición infantil entre otras enfermedades.

  • Líbano

    Líbano

    55:08 02 dic 2017

    55:08 02 dic 2017 Sergio Cózar lleva cuatro años en Líbano y desde entonces trabaja cada día para ayudar a los refugiados sirios y palestinos que escapan de los conflictos bélicos de Oriente Próximo. A través de Sergio y otros cooperantes españoles conocemos historias de la población y de los desplazados por la guerra.

  • Mediterráneo central

    Mediterráneo central

    55:19 25 nov 2017

    55:19 25 nov 2017 Guillermo Cañardo, un médico que desde hace dos años se dedica en cuerpo y alma al rescate de inmigrantes que tratan de llegar en barca a Europa a través del Mediterráneo.

  • India

    India

    55:22 18 nov 2017

    55:22 18 nov 2017 Pablo Castells es un abogado barcelonés que funda la ONG "Streets of India" en 2009 para ayudará a los niños, las mujeres y los enfermos de los Slums de Nueva Delhi. Pablo, además de mostrarnos su trabajo visita a Jaume San Llorente en Bombay para conversar sobre la situación actual de la pobreza.

  • Zambia

    Zambia

    55:05 11 nov 2017

    55:05 11 nov 2017 Serie documental que viaja por todo el mundo para descubrir historias de españoles que dedican su vida a la acción social y humanitaria. Decidieron dejarlo todo en España y salir de su zona de confort para dedicar su vida a ayudar a los demás. Se embarcaron en la aventura de la cooperación y la ayuda humanitaria y viajaron cientos de kilómetros para lograr que niños, mujeres y hombres en diferentes situaciones de vulnerabilidad consiguiesen labrarse un futuro mejor. Pobreza, inmigración, hambre o desigualdad son sólo algunas de las situaciones a las que hacen frente los protagonistas. El espacio visita Zambia, la primera parada. Allí conocerá a una joven madrileña que dejó su vida en España para fundar una ONG.

  • 2:41 27 oct 2017 Pobreza, guerras, hambre y desigualdad son los principales problemas a los que se enfrentan los protagonistas de la serie documental Héroes Invisibles. Estos españoles dejaron atrás una vida fácil para embarcarse en la aventura de la ayuda humanitaria con la esperanza de crear un mundo mejor. Zambia, Ecuador, India, Líbano, Etiopía, Mediterráneo Central, Estados Unidos y República Dominicana serán los destinos de esta segunda temporada de Héroes Invisibles.

  • México

    México

    55:09 06 nov 2016

    55:09 06 nov 2016 La psicóloga Marta Rodríguez ayuda a las víctimas de la violencia en Ciudad Juárez, México. Trabaja con mujeres víctimas de la violencia, su objetivo es formarlas como terapéutas para que ellas puedan ayudar a otras víctimas.

  • Mauritania

    Mauritania

    55:32 30 oct 2016

    55:32 30 oct 2016 Héroes invisibles retrata la vida del Capitán de la Guardia Civil Pablo Formigo en su misión den Mauritania.

  • Camboya

    Camboya

    55:21 23 oct 2016

    55:21 23 oct 2016 Kike Figaredo, apodado como "el obispo de las sillas de ruedas" en su labor humanitaria en Camboya. Uno de cada 250 habitantes está mutilado por las minas antipersona y los accidentes de tráfico.

  • Jordania

    Jordania

    55:12 09 oct 2016

    55:12 09 oct 2016 Jerónimo Candela es cooperante en el segundo campo de refugiados más grande del mundo. Desde el inicio de la guerra, Jordania ha acogido a cerca de 1.200.000 refugiados sirios.

  • Costa Rica

    Costa Rica

    55:32 02 oct 2016

    55:32 02 oct 2016 Regina Domingo salva a los tiburones y a las tortugas en peligro de Extinción en Costa Rica. Dejó una vida acomodada en Barcelona para luchar contra la pesca ilegal.

  • Honduras

    Honduras

    55:52 25 sep 2016

    55:52 25 sep 2016 Eduardo Ubierna en misión humanitaria en Honduras , en la ciudad más peligrosa del mundo. Es el jefe de operaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja.(CICR).

  • Nepal

    Nepal

    55:45 18 sep 2016

    55:45 18 sep 2016 La motorista Alicia Sornosa recauda fondos para las víctimas del terremoto de Nepal.

  • Kenia

    Kenia

    55:06 11 sep 2016

    55:06 11 sep 2016 Álvaro Pérez Pla, un joven emprendedor que ayuda a los niños huérfanos de Kenia. Trabaja en Kibera, el segundo asentamiento de África.

Mostrando 1 de 1