Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5271638
Para todos los públicos Hacer de comer - Vichyssoise y cachopo - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Hola. Buenos días a todos.

Me pilláis poniendo la cocina a punto.

Antes de ponerme a cocinar, necesito sentirme a gusto

en el lugar donde voy a hacerlo.

El primer paso para una receta perfecta,

pasa por que el lugar de trabajo sea perfecto.

Bueno, os voy a contar ya lo que vamos a cocinar.

Primero haremos una "vichyssoise".

Y luego, ojito, viene mi amigo Marcos Morán a hacer

un cachopo, eh. ¡Casi nada!

Yo sé que ahora mismo estáis salivando

solo de pensar en el cachopo. Pero antes, ojo, eh,

una "vichyssoise" perfecta.

Voy a lavarme las manos mientras os cuento los ingredientes.

Para esta "vichyssoise" vamos a necesitar:

patata, puerro, mantequilla,

leche, nata, caldo de ave,

aceite de oliva, un poco de pimienta,

sal, mini puerros, ajo y cebollino.

Primero: el puerro. El puerro es de ese tipo

de verdura que, probablemente, creemos que está limpia.

Y que cuando la cogemos, ojito, hay que tener mucho cuidado.

Tremendo cuidado, ¿vale? Primero, cortamos por aquí.

Luego vais a ver cómo en la zona más verde...

¿Vale? Esta zona la desecharemos.

Pero en muchas ocasiones

aquí, en esta zona, aquí dentro, siempre hay arena.

Por lo tanto, haríamos lo siguiente.

Yo la cortaría en dos.

Y aquí una incisión hasta abajo del todo.

¿Vale? Con tiento para no abrirlo entero.

Y lo deshojaríamos.

¿Vale? Y una vez que ya está así, quitamos estas hojitas de un lado

y limpiamos la parte de fuera.

La cual, siempre puede contener, como digo, arena.

Así que esto por aquí y esta parte me la llevo a limpiar,

que nos va a servir exactamente igual.

Para evitar cualquier poquito de arena.

Bueno.

Ojito, este tallo.

Siempre, para caldo, lo guardamos.

Porque para caldo, "fumet", cualquier cosa...

Ahora, insisto también.

Hay que limpiarlo, ¿vale? Antes de echarlo incluso al caldo.

Antes de seguir picando, voy a poner mi ollita.

Porque vamos a ir ya calentando la mantequilla.

Y ojito con la mantequilla, eh, porque siempre se nos puede quemar.

Como quiero fondear sin que se queme, ¿qué hago?

Españolizar la "vichyssoise",

con perdón y cariño de todos los franceses.

Pero aquí ponemos un poquito de aceite de oliva.

La verdad es que para ser un plato francés,

está tremendamente integrado,

no solo en la culinaria española, sino en la mundial.

Es un plato que se ha hecho absolutamente global.

Vamos a ir calentando la mantequilla

con el aceite de oliva

y vamos a ir cortando el puerro finamente.

Fijaos. Así. Ojito a la hora de cortar, eh.

No intentar ir a esta velocidad, ¿vale?

Porque una cosa soy yo, que llevo muchos años

de mi vida cortando y otra cosa sois vosotros.

Tened mucho cuidado, ¿vale?

Y si queréis, sobre todo, a la hora de cortar, la mano.

Escondo el dedo gordo. Hago una pared, que es esta pared.

Y así, si siempre hago esto,

probablemente, no me corte nunca, ¿vale? Pongo el dedito, la mano.

Y empiezo a cortar, dándole juego a la muñeca, ¿vale?

Si no hay juego en la muñeca, no hay corte, ¿vale?

No me vale el corte. Tendría que estar

el cuchillo perfectamente afilado y tener maña.

Bueno, y así lo voy a cortar finito.

Y ya mismo lo estamos echando

en la ollita. Es curiosa la "vichyssoise".

Para un francés, la "vichyssoise"

es como para un español el gazpacho.

La única diferencia es que ellos la consumen fría y caliente.

Y nos sirve, además, de las dos maneras.

Y está tremendamente rica de las dos maneras.

Fijaos si para mí era importante la "vichyssoise",

que un día decidí hacer ajoblanco templado gracias a eso.

El gazpacho no me he atrevido, evidentemente.

Pero sí que me atreví a hacer un ajoblanco.

Y templarlo un poco, porque no deja de ser

una sopa de almendra.

Bueno, aquí tenemos ya la mantequilla

y el aceite preparado.

Echamos ese puerrecito.

Una cosita, eh, de esta receta también.

El puerro: diurético. Es absolutamente genial.

Nos va a ayudar a eliminar todos los líquidos, ¿vale?

Bueno, tenemos el puerro aquí.

Y ahora ya vamos a coger la patata. Y ojito.

Ya que está fondeado,

también la vamos a chascar.

Y la vamos a chascar en plan pequeñita, ¿vale?

Lo de chascar, yo siempre... Bueno, a mi madre, a mi abuela

las he escuchado decir que era para dejar

un poco más de fécula, para que tuviera

un poquito más de cuerpo.

Y es probable que sea real.

Si haces el corte liso, entero, probablemente,

la fécula no salga tanto como si cascas aquí.

Bueno, y ojo, eh, qué sencillito os lo estoy poniendo hoy

en la primera receta, eh.

Eso sí. Luego yo sé que vosotros, igual que yo,

está soñando ya con el cachopo.

No sé por qué es este tipo de platos que enganchan mucho,

que a la gente le gusta muchísimo.

Bueno, patata, ¿vale?

Mira.

Asamos aquí. La "vichyssoise" es de ese tipo

de crema que no necesitan color. No hay que coger color.

Por lo tanto, no vamos a dejarla ya mucho tiempo,

teniendo en cuenta que el puerro está ya fondeado.

Lo que voy a hacer ya, es añadirle el caldo.

En este caso, es caldo de ave.

Ahí. Aquí ya tenemos el caldo. Tenemos que dejar que cueza

unos 20-25 minutos antes de añadir los lácteos.

Cuando hayamos triturado,

lo pondré a punto de sal y de pimienta.

Han pasado 25 minutos, ¿vale?

Quito la tapa. Y ahora, sobre todo, lo importante

es saber si la patata está en su punto.

"Truco del almendruco", como decía mi madre.

Cogemos la patata. Quería elevárosla un poquito

en el aire. Bueno, la elevo así,

pero vais a ver cómo, en cuanto la pongo,

va cayendo y... ¡Pom! Cae.

Lo cual quiere decir que está perfecta.

Momento ideal para añadir los lácteos.

Yo voy a añadir leche y nata.

Y para las personas veganas o vegetarianas,

que quieren hacer esta "vichyssoise",

en lugar de la mantequilla, solo aceite de oliva.

En lugar del caldo de ave, caldo de verduras.

En lugar de la leche, leche de soja,

leche de avena, leche de almendra, vegetales.

Y en lugar de la nata, leche de coco.

Voy a dejar cocer un poquito el lácteo

para hacer una guarnición.

Guarnición tremendamente sencilla.

Mini puerro, ¿vale?

Y ajito. Primero voy a cortar el ajo.

¿Cómo se corta un ajo en "brunoise", en pequeñito?

Muy fácil. Tenemos el diente de ajo.

Y lo cortamos a la mitad.

Una vez que lo hayamos cortado a la mitad,

con la puntillita hacemos esta serie de incisiones.

Una aquí... Sin llegar al final.

Otra aquí... Otra aquí...

Dejando una base para que no se caiga, evidentemente.

Veis que queda aquí como una especie de acordeón, ¿vale?

Entre comillas.

Y ahora, si cortáramos, sería excesivamente grande.

Por lo que vamos a hacerle otro corte aquí

Vale. Y ahora ya,

con otro cuchillito, fijaos.

Nos salen los cuadraditos solos.

Lo que se llamaría una "brunoise" de ajo.

Bueno.

Perfecto. Por tanto, la guarnición va a ser

este ajito que tenemos por aquí

y, luego, estos puerrecitos.

Que son puerros mini o puerros "baby".

Sé que pueden parecer un poco ajetes.

Probablemente, alguno estará pensando: "Son ajetes". No lo son.

Son puerros mini.

En este caso, no es como el puerro grande.

Vienen empaquetados y perfectamente limpios.

Así que vamos a cortarlos de esa manera muy especial.

Y ya que estamos aquí, los dos a la vez.

¿Cuál es la manera especial? Pues así.

En plan diagonal, que nos saldrán un poco más larguitos

y tendrán un poquito más de textura.

Esto, simplemente, va a formar parte,

ya que, más que guarnición, sería un poco ese tropezón

que a mí y que a todos vosotros, seguro,

le apetece encontrar cuando comes una crema.

Me gusta el tropezón. Me gusta encontrar algo.

Me gusta que pasen cosas mientras comes una crema.

Un poquito de aceite de oliva.

Mientras calienta el aceite de oliva,

ya casi me voy a poner a triturar la "vichyssoise".

Y la voy a triturar ahí mismo, ¿vale?

Tengo el aceite de oliva calentándose

y tengo el lácteo que ha hervido lo que tenía que hervir, ¿vale?

Unos minutos para quitar un poco esa sensación de crudo.

Y ahora voy a triturarlo.

Listo para poner a punto de sal y pimienta.

Primero, probar.

Así.

No está mal, eh. Ojito. Muchas veces, esas cosas nos pasan

cuando utilizamos algún caldo de otro sitio y tal

e, incluso, cuando reducimos y fondeamos bastante.

Sale mucho más sabor. Le falta un poco.

Voy a poner un poco de sal.

Y yo le voy a poner un poco de pimienta,

que sabéis que me gusta mucho y que, además,

no me preocupa que se vean trocitos negros por ahí.

Esta vichyssoise a mí me gusta también con pimienta.

Y ya lo que sí vamos es a varillear.

Ya no nos hace falta la batidora y con darle un poco ya

integramos bien y hemos puesto, perfectamente,

de punto de sal y pimienta.

Echo el ajo, baila, sacamos todo su aroma.

¿Os acordáis también del cebollino? Lo tengo aquí picado.

Necesito que tenga cuerpo, será un salteado rápido.

Está bailando el ajo, momento ideal para echar

los minipuerros, así.

Un poquito de sal.

¿Vale? Y el cebollino.

Vamos con el cebollino

que el cebollino le va a dar mucha frescura.

Bueno, teniendo la guarnición, ahora se me plantea una duda,

vichyssoise fría o vichyssoise caliente.

Yo, en esta ocasión la haré caliente

porque, personalmente, me gusta más caliente.

Si la queréis hacer fría, ningún problema, pero, ojo,

no me metáis la vichyssoise recién sacada del fuego

y cuando está casi hirviendo, en la nevera, se espera un poco

a que atempere y luego, meterla. Guarnición ya está,

vichyssoise también, pues cojo las cosas para emplatar.

Porque la vichyssoise está lista y merece una sopera

y una sopera como esta. Bueno, la guarnición

la voy a poner aquí en el fondo de estos dos platitos.

Vale, será la sorpresita y la textura tan, sumamente,

necesaria cuando ponemos algo que es solo cremoso o líquido.

Y ahora, ojito, porque os encantará la textura de la vichyssoise.

Fijaros, uf, mirad.

Para dentro. Fijaos qué cremosidad.

Importante, triturarla bien, que eso pasa mucho también

en casa y a mí me pasa, a veces. Esa sensación de...

Y ya me aburro, no, es importante batirla bien para que quede fina.

Y como diría los franceses: "Voilà". Aquí está la vichyssoise.

(Música)

(Vídeo portero)

Ya está aquí Marcos.

Hey, pasa que ya sabes dónde está la cocina.

Abre que hace frío. Bueno, me pareció verlo cargado.

No sé qué traerá, lo tengo todo preparado

para el cachopo, vaya.

Qué tal. Qué me traes.

Cuando uno va a casa de un amigo lleva cosas, ¿no?

Vale, me parece bien, venga, tu delantal, cómo estás.

Bien. Dame un abrazo.

Cómo estás. Bien, ¿y tú?

Bien. Estás en tu casa ya.

Sí, claro, hombre, cada vez que vengo

veo cositas nuevas.

¿Has visto? Hombre, voy evolucionando.

Bueno, tengo los ingredientes preparados de un cachopo

bueno tradicional que son los siguientes:

aceite, harina, huevo, pan rallado, filete de ternera,

queso, jamón, sal y pimienta.

Venga, a ver, qué me has traído.

A ver, hemos traído un poquito de queso crema.

Queso crema. Un poco de queso azul, no mucho.

Vale. Mantequilla,

manzanas y leche asturiana.

Leche asturiana, evidentemente. Más o menos será parte

para el relleno del cachopo y parte para una pequeña guarnición.

Ah, bueno, me parece genial que me traigas tus ideas,

pero yo tengo que ser fiel.

No, está clarísimo, tú haces el cachopo tradicional

de señor mayor de barbita y yo hago el de la gente joven.

Totalmente, ya te digo

que viene hoy de modernito asturiano, ojito.

Pero, bueno, y sabéis que aquí

intentamos ser fiel 100% a la receta tradicional,

así que haré el cachopo tradicional.

¿Vamos? Mientras te lavas las manos

y contaré cómo lo hago yo. Yo lo que hago, realmente

es espalmar la carne, un poquito de sal, de pimienta,

le pongo el quesito, el jamón, espalmo otra carne,

le pongo sal, pimienta, lo tapo y lo empano.

Yo espalmar igual, el jamón igual,

pero el queso lo que haremos será una bechamel ligera.

Bueno, mira. ¿Espalmamos a medias?

A medias si quieres, es fundamental.

Pero yo par espalmar voy a poner la tabla así,

a lo largo. ¿Te quito?

O si quieres, yo espalmo todo y tú preparas la bechamel.

Pues la hago, vale, perfecto. Venga, vale.

Cuéntanos cómo harás la bechamel. Pues necesitamos una ollita.

Sabes que en mi cocina es tu casa, abre lo que quieras.

Y un cazo pequeño para calentar la leche,

aceite de oliva, harina no mucha.

Aceite de oliva, pero no pillo la mantequilla

Pues haremos una cosa, un puré de manzana al microondas.

Ah, eso está muy bien, apuntadlo,

nosotros lo hacemos y merece la pena.

El microondas es uno de los electrodomésticos

que más se usan en cocinas. Para no perdernos.

Aceite. Harás la bechamel por un lado

con aceite de oliva. Calentamos el aceite

no mucho, cuando está medio caliente

le echamos la harina, volcamos y sobre esto

el queso crema y el queso azul. La harina la tengo de la misma...

De la misma para rebozar. Bueno, que usarás tú para rebozar.

Yo la usaré para rebozar, ¿tú no usarás harina?

Yo rebozo con pan rallado, huevo y pan rallado.

Mi madre me enseñó que los empanados

son harina, huevo, pan rallado. También lo creía y de hecho,

lo hacía hasta para las croquetas, pero un buen amigo común,

Francis Paniego, que hace croquetas de categoría.

Hace las mejores croquetas del mundo, un día lo traemos aquí.

Pues Paniego hace pan rallado, huevo, pan rallado

y desde que me lo enseñó. Pan, huevo, pan.

Sí, y decía que no tiene sentido trabajar la harina

para que no sepa a harina y luego, en el rebozado

le eche harina cruda que no se cocina. Tiene rollo.

Bueno, se fríe ligeramente.

Hay un vacío legal. Hay un vacío.

Oye, tienes la cocina impecable,

ahora que estás solo y nadie te echa una mano...

Echo de menos a Antonio, pero el tío se va de Erasmus

a estudiar cocina porque le gusta tanto esto

que quería aprender mucho más. Y al final, le viene bien.

Echo que se me va. Tírale.

Muy bien, echa la leche para hacer la bechamel base,

esa bechamel que luego echarás el queso

y que será el relleno del cachopo.

De tu cachopo. Parte del relleno

junto con el jamón. Ahora trabajamos la bechamel.

Tengo que espalmar la carne. Pues dale, me queda un poco,

ve espalmando si quieres. Venga, mira, espalmamos.

Fácil, para espalmar, estiro el papel film

tenemos aquí ese filete de ternera que mirad lo que hacemos.

Este es su grosor real de cómo lo hemos cortado,

pero luego, aquí, en el medio, abrimos y luego, además,

si vemos que nos queda todavía un parte un poco más gruesa,

volvemos a abrir y hemos hecho como un librito

que se llama en el mundo de la cocina.

Esta es la parte de la babilla. A mí me gusta la cadera más.

La cadera. O la tapa.

Bueno, ya sabéis que somos muy de sal y pimienta

aunque haya jamón y queso dentro.

¿Le echas sal y pimienta a la bechamel, no?

Sí, te he robado. Bueno, no pasa nada.

Yo estoy ya para echar el queso. Sal y pimienta.

¿Quieres queso ya? Sí, por favor.

Voy para allá, soy tu pinche, al final, yo hoy aquí.

Eso está muy bien, se fue Antonio, llegó Dani.

Claro, total. Una cucharita.

Bueno, a ver. Queso crema.

Queso crema. El que más nos guste

y queso azul que puede ser cabrales, La Peral...

Ya estaríamos. Ya está, ¿no?

Bueno, seguimos espalmando, ¿vale?

Corto aquí y pongo, otra vez,

papel film encima y ahora saco mi espalmadera

de verdad que esta pesa y poquito a poco

voy dejando caer así.

Porque no tienes vecinos abajo que si no...

Bueno, eso es espalmar de verdad, ¿qué conseguimos con eso?

Hacer el filete más fino y más ancho.

¿Cómo lo llevas? Esto casi prefiero enfriarlo.

Me huele desde aquí. Mira con el poquito...

Un solomillo con queso azul. ¿Enfriamos nevera?

Sí, que cuaje como unas croquetas,

tanto no, no necesitamos que enfríe 24 horas

ni nada, pero... Que coja cuerpo.

Sí, cuerpo, nevera o si hay prisa, al congelador.

Y rellenarlo tranquilamente. Vale.

Pues entonces, me quedo espalmando, tú recoges eso y lo metes

en la nevera que sabes dónde está porque esta es tu casa.

Muy bien. Perfecto.

A ver si espalmo todos los filetes sin que el vecino nos regañe

y así enfriamos la bechamel.

(Música)

Ya tenemos la carne espalmada.

Recordemos, Marcos hizo una bechamel

con queso que la metimos en la nevera para reposar

y que coja cuerpo y el proceso es...

Muy parecido. Cuéntame.

Ahora, lo que haremos será... Tú pondrás el jamón entero, ¿no?

¡Sí, claro! A veces, hay un problema.

Si quieres, lo pico, en plan alta cocina...

Yo voy a cortar el jamón en trocitos, no mucho, pero...

Al cortar el cachopo...

Te llevas el jamón. A veces, los cuchillos...

Tienen que ser cuchillos afilados. Vale, ¿qué más?

Voy a hacerlo más pequeñito para que se note la diferencia.

¿También? Sí, porque así...

Eso es cocina moderna, ¿no? Voy a dejar...

Eso lo he defendido, muchas veces, no tiene nada que ver.

Hombre, claro...

Pero pienso en cachopo y pienso en un bicharraco grande.

Pero hay que hacer...

¿Vas a cortarlo? Tendré carne para otras cosas.

Para hacer albóndigas... Claro, perfectamente.

Mirad... Con el jamoncito picadito.

En la base ponemos, un poco, de jamón picado,

encima ponemos el queso

y esto lo que nos da es que vamos a cargarlo.

Aquí, el fino, se nos va de madre.

Eso te iba a decir. Vamos a echar relleno.

Tiene una pintaza brutal.

Ponemos el queso, otro poquito de jamón

y, ahora, lo tapamos.

Mi padre hacía uno, hace años, que me recuerda mucho

a una combinación que tú usas, la manzana-foie.

Exacto.

Hacía uno relleno de manzana y foie.

¿No lo habéis servido en Casa Gerardo?

Los escalopines rellenos.

Escalopines. Sí, de manzana y foie.

Hacíamos un salteado de manzana, poníamos micuit...

Ajá. Rebozábamos y freíamos.

Eran pequeñines, entonces, al freír el foie fundía...

El próximo día te lo hago. Hay que hacerlo.

Ya lo tengo, solo queda hacer el rebozado.

Espera y rebozamos juntos. Venga.

Bueno, te cuento cómo va a ser mi cachopo XXXXL.

Seguramente, hoy estarán diciendo los asturianos

que están más a favor del malagueño que del asturiano.

Con tantas equis, a ver cómo nos sale el programa...

Bueno, queso, vamos a ponerlo por aquí,

intentando que el queso no llegue a los lados,

para que cuando funda, un poco, no salte.

¿Quiere que pele las manzanas? Venga, pela las manzanas.

Recordemos, con las manzanas hará un puré en el microondas.

Inicialmente, muy fácil, pelar y trocear;

quitamos la piel y el corazón de la manzana.

Exacto. Pelamos la manzana...

Tipo de manzana, importante para la gente.

Una manzana que sea dulce. Exactamente.

La más común que van a encontrar, sería una golden;

pero valdría una reineta, la reineta es que oxida muy rápido.

Es verdad, a los cuatro segundos... Ahí ya estaría oxidándose.

Hay una que me gusta mucho, que está de moda, la pink lady.

Tenemos esto, que lo estamos cortando aquí;

vamos a meterlo al microondas a 900 vatios, cinco minutos,

tapado con un film, lo del film es importante.

Mientras, retomo mi cachopo, creo que Marcos está intentando

desconcentrarme para que no me salga perfecto,

pero no lo va a conseguir. He cortado, un poco, el queso.

A los chicos del restaurante siempre les digo

que por debajo no se tapa. (RÍE)

La crisis está a la vuelta de la esquina.

Muchas veces vez que... Que le dan tres vueltas, ¿no?

"Tío, por debajo no tapa". (RÍE)

En este caso me interesa, quiero concentración de temperatura.

Bueno, perfecto.

Que esté, totalmente, hermético, ¿no? Es lo que dices.

Vale. Ahora, al microondas.

Yo, mientras, sigo con mi cachopo.

Que no sé abrirlo, tío.

(RÍE) ¿No sabes...? Tranquilo, tranquilo, tranquilo.

El modernito, el que viene con el cachopito,

que no sabe abrir el microondas.

A ver, hay un botón que se llama "abrir", ¿vale?

Es esta señal, pero primero hay otra cosa que...

¡Se abre solo! Me cago en la leche. ¡Hombre! Bienvenido a mi cocina.

Jolín... Venga, tírale.

¿Sabes ponerlo a 900 vatios? No, ¿no? Aquí hay un 900...

Ya está a 900 vatios y, ahora, le pongo el tiempo...

Cinco minutitos. ¿Y ahora? "Start".

Cinco minutos, seguimos. La leche...

Carne empalmada, he puesto el queso y el jamón encima,

como me sobra más jamón, seré generoso, le voy a poner aquí.

Para que no se salga. Exactamente.

Para que el queso no se nos salga. Vale.

De hecho, estoy sufriendo con estas esquinitas.

No te quería decir nada.

Claro, quiere que se me salga, que chisporrotee.

Es importante que esté bien cubierto de jamón

para que el queso no se salga.

¿Vas batiendo huevos? ¿Eres capaz?

Sí, creo que sé.

Yo voy a ponerle la otra parte.

Aquí, al cachopo. Oye, ya estoy como tú, ¿eh?

Vuelvo aquí, ¿no? Vuelca sin miedo, vuelca sin miedo.

Qué pinta tiene. ¿Se puede coger esto o es delicado?

Bueno, tengo que rebozarlo bien, se ha salido por abajo.

Es delicadillo. Dale la vuelta, que se vea.

Vale. Ahora, haremos el arreglo.

Cachopo Dani García, cachopo Marcos Morán...

Asturias, Málaga.

No sé si los asturianos estarán contentos con tu cachopo.

Bueno, siempre, me... ¿Me acoges, no?

Te acojo, es verdad. Me voy a Marbella.

(Microondas) Es más fino.

En un mismo programa vais a ver dos cachopos diferentes.

Está sonando el microondas. Está pitando.

No sé si Marcos sabrá que suenan. Los asturianos suenan más fuerte.

¿Sabes abrirlo? Dale al botón.

(RÍE) Es lo más chachi del día.

Total. Lo que te decía, Dani.

Esto es importante. Se ha calentado.

Se calienta y, de verdad, está, herméticamente, hecho.

Podemos hacer dos cosas, dejarlo así, que hace el vacío,

que siga asándose, aunque ya está.

Enséñalo. ¿Veis?

Podríamos dejarlo así o lo que haremos, con cuidado,

pinchamos la esquinita. Exactamente.

Para que salga el aire. Va a salir el vapor.

Eso es, fijaos cómo sube. Y sube.

Es una manera genial para hacer un puré.

Una forma rápida, limpia... Y natural.

Y no oxida nada la manzana, mirad qué amarilla está.

Y huele perfectamente.

Pasamos toda la manzana al vaso.

¿Le echas la mantequilla o la montas después?

No, échala ya. La echo, directamente.

En caliente, eso es importante, ¿no?

Nos aprovechamos de eso. Hay que hacerlo en caliente.

Si hacéis la manzana y la dejáis, cuando vayáis a emulsionar,

estará frío y la mantequilla no integra.

Si se les enfría, pueden meterla 30 segundos al microondas

para que se caliente. Vale, ahora...

Mientras tú vas batiendo, pongo el aceite a calentar ya.

Sartencita... Ya tenemos el puré de manzana.

Marcos, ya que estás aquí...

¿Sabes dónde puedes encontrar muchas recetas tradicionales?

En nuestro libro. Explicadas, paso a paso,

para que puedas hacer todas las recetas en casa.

¿Te apetece tenerlo?

Es el típico libro que es un problema,

me lo vas a dar firmado y compraré otro para poder usarlo.

Es verdad, eso me pasa a mí,

tengo libros buenos de Kike, de Nobu o de tal...

Y tienes dos. De Ferran... Y tienes dos.

Para vender. El que está firmado y el que usas.

Vale, pues te doy dos; uno firmado y otro sin firmar.

Para el restaurante y para casa. Ahí está, perfecto.

El puré ya está, el aceite, que he puesto la sartén.

Vale. Voy a poner el aceite.

Y lo que nos queda es empanar; harina, huevo y pan rallado.

En el caso de Marcos; pan rallado, huevo y pan rallado.

Voy a empezar a rebozar, ¿eh?

Venga, tírale.

Mientras se caliente el aceite, nosotros nos quedamos empanando.

Recordamos: Marcos; pan rallado, huevo, pan rallado.

Yo, de forma tradicional; harina, huevo y pan rallado.

(Música jazz)

(Música jazz)

Os presento a Cachopín y a Cachopón,

vosotros podéis elegir, que a Marcos no le gusta.

Tirando de Dani García es muy fácil ganar.

Pero la gente te quiere.

Este año me has jorobado con la salsa, ahora con el cachopo.

Ahí está. No puede ser.

Mal año, ¿eh? Veníamos de años muy buenos.

Bueno... Vamos a emplatar.

Ojito, porque él puede cogerlo con una manita, yo no puedo.

Tengo que cogerlo con cuidado. Superconstrucciones.

Exactamente. Tenemos que tirar del papel...

Esto fuera, esto fuera...

Cachopo aquí. Y el puré para los dos.

Aquí tenéis el cachopo tradicional

y el cachopo, un poco, más modernito.

Y el puré de manzana, que le viene bien

al cachopo tradicional y al moderno.

("England Skies", Shake Shake Go)

("England Skies", Shake Shake Go)

Aparte de Cachopín y Cachopón,

fíjate que vichyssoise he preparado antes.

Lleva una base de menudo, ¿no? Vamos a darnos un homenaje.

Lleva una base de menudo, ¿no?

Sí, ya sabes, como el pan, ¿no? Necesitas encontrarte algo.

Es bueno que en una cremita haya algo de guarnición.

Qué bueno. Me voy a echar, me apetece mucho.

Qué buena. Que sepas que estoy muy orgulloso

de haber cocinado contigo un cachopo como el que hemos hecho.

Aunque no sé si, otra vez, haré tu receta o la mía, la verdad.

La próxima vez hacemos a medias... ¡La próxima, un gazpacho!

Un gazpachito, venga; sería, absolutamente, genial.

Creo que tienes que venir a hacer una fabada, porque tú...

Pero esa la hago yo, tú no la tocas, tú te la comes.

Yo la veo, de espectador.

Está buena, ¿eh? Está muy buena.

¡Al ataque! Como digo cada día: haz la comida y mejora tu vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Vichyssoise y cachopo

Hacer de comer - Vichyssoise y cachopo

10 jun 2019

Hoy Dani prepara una vichyssoise con la receta tradicional de puerros y patatas. El chef Marcos Morán cocina su receta de cachopo con bechamel, Dani cocina un cachopo tradicional.

ver más sobre "Hacer de comer - Vichyssoise y cachopo" ver menos sobre "Hacer de comer - Vichyssoise y cachopo"
Programas completos (96)

Los últimos 383 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. María

    Estupendo programa las recetas muy bien explicadas. A mí también me encantaría saber qué ha ocurrido con Antonio... Enhorabuena y un saludo

    18 jun 2019
  2. Antonia Vegliante

    Los felicito por el programa muy interesante y me gusta mucho. Tengo días que no veo a su ayudante Antonio. Porqué razón salió del programa? Un gran saludo desde Venezuela

    14 jun 2019