Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5192640
Para todos los públicos Hacer de comer - Tostada de tinga de pollo y cochinita pibil - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(CANTA) # ¡Ay, ay, ay, ay! Canta y no llores. #

Dani... Llevas todo el día con la canción.

Estoy emocionado. Me he enterado de qué va

el programa de hoy y estoy arriba, total.

Te gusta, ¿no? Me encanta. Me encanta lo mejicano,

la cocina mejicana. Todo.

Déjame llegar y contar a la gente lo que vamos a hacer hoy.

Vale. Cuenta. Luego serás el pinche mariachi.

Te vamos a poner un gorro. Un gorrito ahí.

Buenos días a todos. Buenos días.

Hoy va de México.

Por eso Antonio viene dándole vueltas a esa canción.

Y vamos a hacer dos recetas mejicanas.

La primera: una cochinita pibil.

Va a venir Sara, del restaurante Tepica

de cocina mexicana, a hacer con nosotros esta cochinita.

Y luego vamos a hacer una tinga de pollo.

(Timbre)

Voy a ir lavándome las manos.

Me apasiona la cocina mexicana. Sobre todo, me apasiona

la pasión que le ponen los mexicanos a la hora de cocinar

y adorar sus productos. Sara, ¿cómo estamos?

Muy bien. ¿Nerviosa o qué?

Nada. Deja tu bolsito.

Muy contenta de estar aquí contigo y con Dani.

Por favor, pasa. ¿Qué tal?

Hola, Dani.

Encantada. Igualmente. Qué bien.

Bueno, ya veis que es una auténtica mexicana pura y dura.

Bueno, eres de Puebla, ¿no? De Puebla.

En el centro del país.

Centro de México. Una de las cunas

de la gastronomía mexicana.

Yo te he traído aquí todos los ingredientes

que nos has pedido. Para hacer la cochinita.

Y mientras te lavas las manos, le voy a contar a la gente

lo que vamos a necesitar para esa cochinita pibil.

Aguja de cerdo, laurel, achiote, aceite de girasol, orégano,

sal, comino en polvo, clavo,

ajo, vinagre de vino, pimienta, aguacate, limón,

cilantro, cebolla roja.

Opcional, si se quiere, chile suave rojo.

Luego hablaremos de los chiles.

Y, evidentemente, tortillita de maíz.

De maíz. ¿Qué es México sin maíz?

Maíz es lo principal de la comida mexicana.

Venga, a ver. Tienes aquí a dos pinches.

Perfecto. Vamos a empezar a hervir la carne,

con agua y un poco de sal.

Perfecto. Y vamos a cortar la cebolla

para ponerla a marinar y que nos quede encurtida.

Es con lo que vamos a acompañar nuestros tacos de cochinita.

¿En juliana? En juliana.

OK. Sara, importante.

¿El agua tiene que estar hirviendo cuando echamos la carne?

¿O puede partir de fría? De fría.

Lo echo directamente. ¿El laurel también?

Echa el laurel también.

Bueno, esto es cerdo blanco. Sí.

Podríamos hacerla con cerdo ibérico.

Mejor con el blanco.

¿Por qué? No es tan fuerte.

Tiene demasiada grasa, ¿no? Sí.

Un poquito de sal, agua y lo ponemos a hervir.

¿Cómo no va a quedar rica la cocina mexicana

son estos ingredientes?

Sí. Son muy potentes pero muy ricos.

Al final, a cualquier cosa que le echas achiote...

A cualquier cosa que le echas, va a estar buena. ¿O no?

Voy a echarla aquí con agua.

Más rapidito, para que nos quede bien la cebolla.

¿Cómo? Más rápido para que tengamos

tiempo de que se marine bien.

Ah, que la corte más rápido. Pues no soy yo muy rápido.

Dani, ya me ha puesto nervioso. Me está gustando mucho.

A ver. Le pegamos cañita. Yo quiero que le expliques

a la gente lo que es el achiote.

El achiote es una especia que sale de un árbol.

Son como unas semillitas.

Y la usamos mucho en el sur del país,

en Yucatán. Y se ocupa, principalmente,

para hacer adobos y, en este caso, para la cochinita.

La verdad es que podríamos buscar alternativas.

Yo os podría decir ahora: Podemos adobarlo con otra cosa.

Como hacemos nosotros aquí en España.

Pero la verdad es que sin achiote, no es pibil.

No es. Sería otra cosa. Sería cochinita a otra cosa.

Sería cochinita en adobo suave español.

Pero sin achiote, no es cochinita pibil.

Ahí está. Totalmente.

La cebollita lista. Ya está la cebolla.

Vamos a poner un poco de vinagre.

Vale. ¿Todo este vinagre? Un poquito.

Solo un poquito. Tú me dices.

Otra parte es para el achiote. Ya.

Ahí. Y zumo de limón.

Venga. ¿Yo qué puedo ir haciendo?

Vamos poniendo acá el orégano.

Venga. Orégano. Venga, recordamos.

Antonio está... Lo que estamos haciendo aquí,

para explicarlo, es macerar la cebolla.

Sí. Vamos a marinarla. Que va a ser el acompañamiento

de nuestro taco de cochinita.

Para que la gente se entere,

cuéntame las partes de la cochinita.

Tenemos el cerdo pibil, que se hace con el achiote.

Sí. La cebolla. Las tortillas.

Se acompaña también con aguacate y, a veces, con frijoles refritos.

Perfecto. Venga. Tenemos aquí la cebolla,

el zumo de limón y yo le voy poniendo...

Orégano. Orégano. ¿Qué cantidad?

Me das miedo. Te pones ahí...

¡Eh, Dani! Estás tembloroso hoy. Me impone.

Así está bien. Pero tritúralo. Hazle así con el dedo

para que quede... Son pequeños matices.

Para que no se sienta tanto. Detalles con arte.

Y ahora el zumo que tenemos aquí, se lo vamos a echar acá.

Bueno, cebolla. Hemos echado... Vamos a mezclarla.

Vale. Ahora la mezclamos. Para que se vaya marinando.

Una cosita. Aquí, que ya salen impurezas del cerdo, la quitamos.

Sí. La vamos quitando.

Ahora ya la dejamos macerar. Y un poquito de sal.

Un poquito de sal. Ahí, Dani.

Y en México le ponemos chile habanero.

Pero yo sé que aquí no coméis mucho picante.

Como pongas aquí habanero, nos cargamos a Antonio.

El chile habanero es el más picante de México, ¿no?

Uno de los más picantes. Ah. ¿Hay más picantes?

Sí. El chile de árbol también es muy picante.

Es un chile seco.

Bueno, como veis, despumar es mundial.

Es algo que se hace en el mundo entero

cuando hay impurezas. En México también.

Muy bien. Y ya la dejamos ahí reposando,

para que vaya agarrando color,

más moradito. Vale.

Bueno, Sara, seguro que tú sabes que en América

está el chile más picante del mundo,

llamado Carolina Reaper.

Para manipularlo, hacen falta guantes.

Te puede producir ceguera. ¿Lo sabes?

Pero para todos los chiles, con guantes.

Si no, después te va a arder. Da igual.

Siempre con guantes. Importante.

Siempre. ¿Tú eres muy picante?

"Picosita" que se dice allí. No.

No me gusta mucho. Lo uso en la cocina para dar sabor.

Es curioso, porque luego vas a México

y hay mucha gente que no le gusta el picante.

Muchos mexicanos, ¿no? Yo no.

Sí le agrego para darle sabor,

pero el picante no es nada más para dar picor,

sino darle sabor a la comida. Está ahí un poquito pero no pica.

Oye, Sara, ¿es verdad que de pequeños

daban gominolas picantes? Sí.

Tamarindo con picante. El tamarindo es bueno, eh.

Hombre, claro que es bueno. Pero con picante también.

Le ponen picante. ¡Madre mía!

¿Y lo aguantáis de chicos? Claro.

Ya podemos ir haciendo nuestro adobo.

Vale. Ya con el caldito que tenemos

ahí de la carne, que está casi lista.

Vale. Dime qué más cosas. Necesitamos una sartén,

o una olla. En esa sartén está bien.

¿Esta te viene bien? Sí. Perfecto.

Esto lo pongo aquí. Lo echo a un ladito

y lo seguimos cociendo.

Vamos a ponerle un poquito de aceite.

Bueno, el aceite. Y ahora... Una cebolla blanca.

Creo que no lo había dicho al principio.

Antonio, ¿puedes ir a por una cebolla blanca?

Y ajo también. El ajito sí que tenemos aquí.

Bueno, ¿y qué hacemos? ¿El ajo?

Esto cortado... como sea.

Y el ajito, ¿cómo hacemos? ¿Cuántos dientes?

Con dos está perfecto.

Cuéntame. ¿Por qué cocinera?

Me gusta. Desde niña, me gusta. Siempre he cocinado

con mi abuela, con mi mamá. En México tenemos

una tradición muy arraigada a la cocina.

Todo lo hacemos en familia.

Tenemos muchas comidas.

Los domingos, la familia se reúne a comer.

Taquitos, ¿no? Taquitos, muchos taquitos.

Hay que explicar a la gente que no solo hay tacos.

Hay una gran variedad de platillos tradicionales.

Qué bueno. La Unesco declaró

a la cocina mexicana en 2010

como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

Venga, vámonos. Le vamos a poner

la cebolla. Venga.

Y le ponemos el laurel también.

Aquí somos muy de laurel nosotros. Vamos a ponerle un clavito.

Un clavo. OK. ¿Qué más?

Un poco de orégano. Más orégano también.

Aparte del de la cebolla.

Un poco más. Bueno, bueno, bueno.

Ya huele, eh, Dani. Ya huele a...

Ahora mismo huele a pizza. Yo no me atrevo a decir nada.

Lo principal: el achiote.

¡Ah, el achiote! Dani... ¡Antonio!

"Antonio" no. Tú también te hubieras quedado callado.

Un poquito. ¿Un poquito solo?

Vamos sirviendo. ¿Así?

Sí. Así está bien.

Ahora ya huele a México. Eso es muy fuerte.

Antes olía a pizza por el orégano.

Tengo entendido, Sara, que este tipo de carne

se cocina bajo tierra. Se pone carbón en lo alto,

se deja de una noche a otra. ¿Eso es verdad?

Sí. ¿Pibil qué significa? ¿Horno?

El horno que está abajo de la tierra.

Después, con la mano se deshilacha. Se deshilacha.

Y aquí vamos a ponerle un poco del caldito

que tenemos ahí. Porque el achiote

tiene que cocinarse, pero tampoco...

Es como el pimentón nuestro. Menos frágil.

Pero que no se queme, vaya.

Y ya casi está. Ahora tenemos que licuar esto.

Licuar es triturar, ¿no? Triturar. Sí.

En la licuadora, que acá... Batidora le decís.

OK. Tenemos la cebolla con el limón, la sal y el orégano.

El achiote con la cebollita, el ajo, el clavo que has metido

y el laurel cociendo. Vamos a triturar.

Y se nos va a quedar aquí una hora, horita y media

esta aguja de cerdo cociendo en este agua.

Ha reducido el caldito.

¿Ese caldo es suficiente? No, le quitamos un poco

Le quitamos un poco, ¿vale? Sí, pero lo reservamos

por si hace falta, lo regresamos un poco.

Muy bien, es de las mías, tú me dices.

Más, más. Más, más.

Ya ahí está bien. Ahí está bien.

Ahí está bien. Nosotros en España

los adobos, la mayoría son base a seco.

No, este es más caldoso. Genial.

Venga, tira, hazlo tú, a mí me da ya miedo.

Venga. Le ponemos todo.

Y ahora, hay que hervir otra vez, ¿no?

Sí, unos 20 minutos que agarre más el sabor,

el color y ya lo tenemos listo.

Pues en 20 minutos lo tenemos listo.

(Música)

Bueno, 20 minutitos. Más, sí.

Con el achote ahí, está templado todavía,

pero lo enfriamos un poquito para poder desmigarlo,

pero ya veis cómo está y Antonio está limpiando

el aguacate, mira, lo quiero enseñar aquí.

Como tiene que ser. Te voy a enseñar.

¿Sí? Venga, enséñame, claro. No vi cómo le quitaste el hueso.

Ah, le puse el cuchillito.

Muy bien, muy bien.

Hombre, mira, muy bien. Mira cómo lo limpia

es como yo, te lo dije yo. No, no lo dijiste.

No me lo has dicho. Cuántas veces te dije

que se pela el aguacate, ¿no te acuerdas cuando vino Laura?

Así. Laura Sánchez vino

y se lo enseñamos. Hiciste lo de así.

Claro, pero ella lo ha hecho igual.

Cortamos acá.

Y así, esto lo ponemos en un taquito.

Mejor, vamos a poner a calentar las tortillas.

Las tortillas, importante, es vital

para un mejicano es sagrado, ¿no? Sí.

Unas tres tortillas.

De maíz. Luego, haremos una tinga de pollo

y en ese caso ya freímos las tortillas

para que sean tostadas. Y queden crujientes.

Esta primero para que se vaya calentando.

Vale, sin aceite, sin grasa ni nada, importantísimo.

Bueno, tenemos ahí el comino, me acuerdo.

El comino... Se le puede echar al guiso

y se lo podemos poner ahora un poquito por encima.

Mira, le ponemos a la cebollita. A la cebollita ahora el comino.

Aquí, la cebollita, un poquito de comino.

Para terminar el sabor.

Sara, el chile, ¿te lo corto? Sí.

¿A rodajitas? Sí, rodajitas.

Rodajitas. Rodajitas.

¿Le echo comino a la carne?

Un poquito. Venga.

Aquí van bien nuestras tortillas

y ya tenemos los ingredientes. Emplatamos.

Tablita de madera.

Bueno, voy a poner aquí.

Tenemos la cochinita,

la cebolla marinada y como le decía,

que se acompaña con chile habanero,

aguacate y cilantro.

Ahora, sí. Ya están más suaves.

¿Así o qué? Así.

Chile es pimiento, ají, al final, se resume

en lo mismo, son diferentes tipos de pimientos,

unos pican más y otros menos.

Entonces, vamos a agarrar un poco de cochinita.

Venga.

Después ponemos un poquito de aguacate

y cilantro, puede ser picadito

o así en hojas y ya tenemos nuestro taco.

Vaya, eso te lo vas a comer tú. No, yo no.

Antonio. No, no, tranquila.

Bueno, pero tienes que probarme la carne, montamos esos tres.

Antonio tiene que montar uno. Venga, prueba la carne.

¿Te atreves que yo monte uno? Que Dani...

A ver qué tal quedó.

Bueno, sabor 100% mejicano. 100%, estamos ahí, estamos ahí.

Hemos aprobado el examen. Sí.

¿Me dejas? Hay que ver, ella delega en mí algunas cositas.

Bueno, échate el tuyo que lleve ahí un poco de chile.

Hombre, yo, por supuesto, pero qué te crees.

Bueno, Sara, como Antonio no es el más rápido

del mundo y sé que tienes prisa

yo te llevo a la puerta, te despido, millones de gracias.

Gracias a ti. A ver si vienes a hacer

aquí un tamal. Me parece perfecto.

Pues nada, dile adiós a Antonio que sufrió contigo.

Adiós, Antonio. Un beso.

Encantado, Sara. Hasta luego.

Tampoco soy tan lento lo estoy poniendo bonito y fino.

(Música)

Bueno, tinga de pollo que es una receta tradicional

de Puebla y la haremos en honor a Sara.

Mi abuela es de La Puebla de los Infantes.

(RÍEN) No veo yo mucho taquitos ahí en...

No sé, pregunto, que sí los hay, los habrá.

Ahí hay taco, como se dice aquí. Taco no hay, taco no hay.

Bueno, a ver, pongámonos serios y la tinga de pollo,

estos son los ingredientes que vamos a utilizar:

pechuga de pollo, queso ricota, nata agria, aceite de girasol,

frijoles, chipotle en vinagre,

sal, aguacate, lechuga trocadero,

tomate, ajo, laurel, cebolla y tortita de maíz.

¿"Chipocle"? Chipotle.

Chipotle. "Chipot... Le".

Tle, "¿tles?"...

(RÍEN)

Venga, otra vez. Chipotle.

Chipotle. Chipotle.

Chipotle. Dani, chipotle.

Y ahora dilo seguido. Se me olvida la pregunta

que te iba a hacer. Chipotle.

Dónde podemos encontrar el chipotle.

Esto son las típicas cosas que uno piensa que... Chipotle,

¿dónde lo busco? Y vas a cualquier supermercado

en la zona de latas lo veréis porque viene enlatado

O sea, supersencillo. Sí.

No tenemos excusa. Hay muchas tiendas

de productos de alimentación latinos,

pero en una gran superficie está en la zona de latas.

OK. Chile, chipotle y, ojo,

igual que los frijoles. Sí.

¿Manos a la obra? Me llevo las tortitas.

Te las llevas y me vas picando la cebollita cuando vuelvas.

Y ahora vamos a poner esa pechuguita de pollo.

Vamos a ver, hay que hacer tres cosas, por un lado,

vamos a cocer el pollo que le pondré un poco de sal

y sabéis que nosotros somos también de un poquito de pimienta.

Pásamela, Antonio. Voy.

Por otro lado, Antonio,

va a cortar en juliana la cebollita

y ahí haremos un sofrito con un poquito de ajo y laurel

y por otro lado, vamos a triturar el tomate

y el chipotle para metérsela a ese sofrito.

Sal, pimienta, seguramente,

muchos mejicanos no le echan pimienta a la tinga.

Nosotros hacemos unos tacos mejicanos españolizados

de Puebla, sí. Claro, seguro, no le pregunté

al pollo, pero seguro era de aquí.

Bueno, al final, nosotros somos de recetas

tradicionales y esto son recetas tradicionales

también, pero mejicanas.

Pues me recuerda una cosa, cuando dices tradicionales,

me recuerda una cosita. ¿A qué te recuerda? Sorpréndeme.

¡Oh...! ¿A qué...?

Cómo te gusta, eh. Aquí tienen...

Cómo te gusta. Aquí tenéis nuestro libro

"Hacer de comer" con las mejores recetas,

trucos, consejos fáciles.

Muy fáciles. Muy fáciles.

Y es verdad que puedes encontrar muchas recetas tradicionales,

las del programa. Estás guapísimo en la portada.

Estoy... Cómo estoy. Las cosas como son.

Qué le hago, no puedo hacer más.

Tienes cara de buena gente, de buen tío, de buen rollo.

Odio verme. venga, corta cebolla que me pones nervioso.

Venga, pechuguita de pollo, sal, pimienta y un poquito de agua.

Ojo, ¿vale? Si le echáis caldo de pollo que tengáis

por ahí, que os sobró y está en el congelador,

pues multiplicamos su sabor. ¿Es necesario? No, no lo es.

¿Que puede que salga un pelín más rico

y es un peldaño más? Sí, es un peldaño más.

Por otro lado, pongo la sartén para ya mismo tener el ajo

y la cebolla y el laurel.

Vale, ¿ajito picadito? Ahí está, ajito picadito

yo me saco otra tableta

porque como dijo bien Sara, Antonio es lento

y voy a poner los tomates.

Venga, quitamos raíz por aquí,

vamos con otro tomatito más.

Por aquí y otro más.

Dani, este plato,

¿será o no será picantito? Pregunto.

Tomatito pera, chipotle

a mí es de los chiles que más me gustan

porque tiene una connotación ahumada

y es picante, pero tampoco

es el habanero ni el chile del árbol.

¿Sabes de dónde viene el chipotle?

Del jalapeño. Es un método de conservación

porque cogen el jalapeño

y la acción del humo hace que se ahúme un poco.

Y en el fondo es adobado. Ahí está y queda adobadito.

Tomatito. Aunque no todas las comidas

mejicanas son picantes.

No, para nada. No, eso sí, el picante

tiene muchos beneficios, ¿sabes cuáles, por ejemplo?

Cuáles. Muy fácil, el picante

lo que hace es que sube la temperatura de tu cuerpo

y al subir la temperatura, activa el metabolismo

y nos ayuda, incluso, a perder peso.

¿Ah, sí? Te lo prometo.

Y a no ir al cole. Y a no ir al cole...

Dani, ¿tú hacías lo de poner

el termómetro en la lámpara? Yo no.

Para decir que... Sabes qué te quiero preguntar, ¿no?

Antonio mi madre me está viendo.

¿Ponías el termómetro en la lámpara para fingir la fiebre?

¿Sabes qué ponía yo? Hubo una época en la que odiaba las mandarinas.

Y yo, la mandolina. (RÍEN)

Yo tenía una lámpara, creo que no se lo he contado a mi madre nunca,

una lámpara tipo rococó con hojas y tal,

cuando me traía la mandarina y decía: "A comértela",

mi madre era superseria conmigo, decía: "A comértela",

yo cogía los gajos, me subía en la silla

y escondía, estratégicamente, cada gajo por toda la lámpara.

¿Y no olía a mandarina en tu casa, no olía a mandarina?

Digo yo, ¿no? Con la luz, el calorcito, eso empieza a sudar.

No olía, pero si lo hubiera hecho le diría que era perfume.

"Mamá, me he comido dos mandarinas para desayunar".

Eso lo hacía yo, porque... No sé por qué.

Pero, a todos los niños, a toda la gente que nos ve...

Comed mandarinas, por favor. Comed mandarinas.

Manzanas, uvas, melón con... Jamón.

Ahí está. Si podéis comer melón con jamón, mejor.

Un poco de aceite por aquí... He espumado el pollo,

ya sabéis que es un gesto universal.

Dame el ajito. Toma.

Esto empieza a bailar.

¿Quieres que triture?

Empieza a triturar, vale. Los sofritos son universales,

ajo, cebolla y laurel se utiliza en muchos sitios.

¿Puedo echar el tomate poquito a poco?

Yo lo hubiera pegado hasta el fondo...

Voy a tardar menos. Tienes razón, sé más limpio.

Ajito bailando, aroma fuera, cebolla.

Laurel.

Un poquito, por aquí, también.

Vamos a hacer un sofrito normal. Tomatito triturado...

Vamos a hacer un sofrito diferente, como se hace en México.

Le vamos a añadir chipotle, que le dará ese toque...

Le dará un toque ahumado, picosito... muy agradable.

Esto está, Dani. Espera, le echo el chipotle.

Por eso, échalo.

Aquí... así... ¿Vale?

Toque maestro. Huele, ¿eh? Fíjate en el toque ahumado...

Es que... Es brutal, me encanta.

Me encanta el chipotle, a vosotros os gustará, también.

Voy a echar la otra hojita de laurel.

¿Es verdad que cuando las cosas pican mucho es buena la leche?

Digo yo... ¿La leche...?

Eso son mitos. Eso cuentan, ¿no?

Si bebes lácteo se quita el picor.

Pero ¿sabes qué pasa? Que muchos picantes no se quitan

ni con leche ni con agua, no son solubles en agua.

¿Sabes lo que te digo? Recomiendan una miga de pan,

incluso, un poco de cerveza, una cerveza con limón.

Lo que tengo entendido es que si bebes agua,

que es lo que pide el cuerpo. "Esto pica, agua".

Al revés. No sirve nada.

Lo transporta por el cuerpo y pica más.

Esto lo vamos a reducir un poco. Venga, tíralo.

Agüita del caldo de cocer el pollo, un poquito,

y vamos a dejar que todo se evapore.

El pollo, quince o veinte minutos cociendo la pechuga, ¿vale?

Lo vamos a tener aquí, y el sofrito lo haremos

como nos gustan los sofritos, dejándolo con un poco de humedad.

Vamos a reducirlo a la mitad, evaporamos el caldo y el tomate.

Esto huele que alimenta a chipotle y a ahumado.

Deshilachando el pollo, que hemos cocido;

la salsa, mirad qué textura tiene, me gusta como si fuera un sofrito,

que ha cogido cuerpo, ha reducido y ha evaporado.

Si fuéramos a hacer un sofrito para una paella,

nos gusta más, todavía más, pero en este caso, está bien.

El otro día, fijaos qué curioso, lo tengo que hacer en el programa,

vi en las redes sociales a un chico limpiando una piña

como yo nunca la he limpiado. Sabéis que a la piña le salen

unas hojitas en cada parte. Sí.

Cortaba, tiraba de cada hojita de esa,

le salía un octógono entero y dejaba la raíz.

Los iba sacando uno a uno. Ah, vale.

Por cierto, vosotros que estáis ahí y tenéis trucos

para pelar multitud de cosas o ideas,

dejadlas en nuestra página @hacerdecomertve

con #hacerdecomer en vuestras redes sociales.

Sí. Y así lo vemos.

He echado el pollo desmigado en la salsa de tinga,

como hemos dicho, es tradicional de la zona de Puebla.

Nos queda freír, un poco, lo que es la tortillita, ¿vale?

Una sartén. Tú vas a poner en plan bonito...

Voy a sacar la tablita. ¿Aceite de girasol?

Échalo todo y a calentar. A tope.

Como hemos dicho, todo eso es para la guarnición.

Voy a echar aquí la tinga de pollo, con un par de minutos

juntando el pollo con la salsa y un hervor, eso es integración,

de todas maneras, se integra, por la textura del sofrito,

pero con un hervor se integra perfectamente.

¿Hay cuencos pequeños? Sí.

Venga, vamos a poner... Cuenquecitos.

En uno ponemos frijoles, en otro ponemos ricota,

en otro ponemos crema fresca y en el otro ponemos aguacate.

¿Te parece bien? Sí.

Lechuga trocadero aquí y aquí pongo dos tostadas fritas con el pollo.

Venga.

Bueno, voy a freírlas, se llaman tostadas

cuando freímos las tortillitas.

Ojo, podemos usar una tosta y si no queréis usar una tortilla

ponéis una tostada de pan y... Y listo.

Lo hacemos más español, tostada de pan cateto

con pinga de pollo. Me gusta, me gusta.

¿Te ha gustado? La tostada de pan cateto, sí.

Hoy lo vamos a hacer de verdad. Ponlo curiosito, ¿eh?

Sé un tío curioso. Dani...

Fíjate qué bien has pelado el aguacate, está superbonito.

Todo se puede mejorar. ¿Sabes qué haría?

Voy a decir algo tonto, pero que yo haría.

Color, color, blanco, blanco. Vale, vale.

Color, color, blanco, blanco. Vamos a poner...

Ahí, ahora me suena mejor. ¿La lechuguita de alguna manera...?

Si el verde está aquí, fíjate qué hacemos.

Blanco, frijol, blanco, verde.

Esto os parece una tontería pero... No es ninguna tontería.

Pero no lo es. Y esto, no es igual ponerlo así, hacia arriba,

que ponerlo como lo has puesto. Sí, sí, sí, sí.

¿Vale? Así. Cuando tengamos la tortita frita, ponemos el pollo.

Ya tengo aquí uno... Mira.

Tan fácil como esto; pongo la tortita con el pollo,

la tinga de pollo con la salsa de tomate y chipotle.

A partir de ahí, lo que quieras. ¿Quieres aguacate? Aguacate.

¿Quieres crema agria, "sour cream", "crême fraîche"?

¿Quieres frijoles fritos? Frijoles.

Un poco de lechuga, para refrescar, ricota.... Lo que quieras.

¿Y si quiero de todo? Le echas de todo.

Yo voy a querer de todo. Yo sé que querrás de todo.

Sé de sobra que vas a querer de todo.

Le quitamos, un poquito, el exceso de grasa,

siempre que freímos, papel absorbente.

Esto ya lo tenemos, Antonio. Venga, vamos a hacerlo.

Ya lo tenemos, nuestro día mexicano.

Toma, Dani, haz lo honores.

¿Me dejas? Qué ilusión.

¿Esto se come a bocados o...?

Si quieres, te doy tenedor y cuchillo.

(RÍEN)

¿Tú cómo lo ves? Yo lo veo de diez.

En México, casi, no existen los cubiertos.

Tienes razón; verde, blanco, el color del frijol,

blanco, otra vez, verde. Tienes razón, ¿eh?

(RÍE) Tienes gusto.

(RÍEN)

Pero no has dicho el color del frijol.

Porque si digo "morado", me dices "marrón".

# Morao, morao, morao...# # Morao, moraíto.#

Si digo "morado", dices "marrón", si digo "marrón", dices "morado"

y si digo "marrón-morado", dices "magenta".

Te hubiera dicho.... Buscas el color...

Hubiera dicho que es marrón con un cardenal.

(SE TRONCHAN DE LA RISA)

(RÍE) Marrón "acardonado".

Algo así.

Bueno, aquí tenemos nuestras tostadas mexicanas.

Un chiste muy malo. No, no es malo.

Estamos en México y allí son muy risueños, además.

Un beso a todo México.

¡Viva México! ¡Viva México!

No diré lo que sigue, porque... ¡Viva México!

Hasta aquí nuestro homenaje a la comida mexicana.

Tostada de tinga de pollo.

(Versión de "Come As You Are")

(Versión de "Come As You Are")

Bueno, Dani, no sé si los mexicanos me crucificarán pero sería como...

¡Esto está padrísimo güey!

A lo mejor, te crucifico yo.

Menos mal que la comida es mejor que tu acento.

Bueno, perdón.

Familia, hasta la próxima y sabéis lo que, siempre os digo:

Haz la comida y mejora tu vida. ¿Vámonos?

Voy a mejorar el taco echándole de todo.

Come y no intentes imitar el acento mexicano.

No sé hacerlo, ¿pero no se dice "está padrísimo"?

Mira qué tostada, hemos entrado aquí los dos.

Le vas a echar de todo, ¿no?

Yo sí. Yo, también.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tostada de tinga de pollo y cochinita pibil

Hacer de comer - Tostada de tinga de pollo y cochinita pibil

10 may 2019

Hoy homenaje a México. Dani García y Antonio preparan unas tostas de tinga de pollo con la chef mexicana Sara Herrera con quien aprendemos mucho acerca de los ingredientes y la gastronomía mexicana. Después, otro plato mexicano: cochinita pibil.

ver más sobre "Hacer de comer - Tostada de tinga de pollo y cochinita pibil" ver menos sobre "Hacer de comer - Tostada de tinga de pollo y cochinita pibil"
Programas completos (73)

Los últimos 290 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos