Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5262465
Para todos los públicos Hacer de comer - Tortilla paisana y Roast beef - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Dani, de verdad, me duele todo, los gemelos, los cuádriceps,

las rodillas, el alma, me tienes roto, de verdad.

Menuda ruta me hiciste hacer ayer con la bicicleta.

Pero si solo fueron cinco kilómetros

que en bici eso es nada. Sí, cinco, parecieron 35.

Si estás tan mal, siéntate un poco y yo lo preparo.

¿Sentarme? Si lo que más me duele es el pompis,

¿qué me voy a sentar? Las manos, bien, ¿no?

Sí, pero tengo que estar siempre recto, así.

Antonio, sé fuerte.

Buenos días a todos, como ayer estuve en el campo

dando una vuelta con la bici con Antonio,

pensé en preparar un menú de carretera, de cosas

que nos podamos llevar fuera de casa y por eso

decidí hacer hoy una tortilla paisana

y un rosbif con salsita de mostaza.

Para esta tortillita paisana, vamos a necesitar:

chorizo, patata, pimiento rojo, laurel,

ajo, cebolla, guisante, sal,

pimienta, aceite de oliva

y una tortilla sin huevos, no es una tortilla.

Claro. ¿Te lavaste las manos, sí?

Pues yo no. Estoy impoluto.

Pues ya sabes qué te toca. Pero la próxima vez

que vayamos al campo, en coche, te lo pido por favor.

Venga, dime. Creo que lo primero

que hará será pelar patatas. No me extraña, son cosas normales.

Yo voy a ir salteando el chorizo en esa grasita que nos dejará

el chorizo, voy a picar la cebolla en julianita

y vamos a pocharla en esa grasa de choricito

que vamos a aprovecharla. Ya sí, ya que nos ponemos...

Es más, lo haré todo en la misma sartén

donde haremos la tortilla.

Dani, yo vi la tortilla paisana con otros ingredientes,

zanahoria, calabacín, o sea, con cualquier tipo de verdura.

Cualquiera, creo que la tortilla paisana lo importante

e interesante es que lleve verduras,

aunque la mayoría de las veces siempre la veo con chorizo

y guisantes, ¿no o qué? Sí, sí.

El paisano, antes, se decía mucho eso en los pueblos,

ibas por ahí y dices: "El paisano aquel, el otro".

Cuando te encuentras a alguien de tu pueblo por ahí

en otra ciudad mismo, dices: "Ay, paisano, qué pasa, paisano".

Bueno, en los pueblos hay muchas cosas: con Dios.

También, vaya usted con Dios, gracias a Dios.

Bueno, Dani, la tortilla paisana, te digo una cosa,

¿cómo la ves en la playita? Porque están todos siempre

en la playita con la tortilla de papas, con la de no sé qué.

Creo que es una alternativa, creo que nos gusta ser fijos

con la tortilla de patatas y el filete empanado.

Pero intentemos hacer hoy algo, bueno, que, al final,

uno abra la tartera, tortilla de patatas, ah, qué bien.

Y abres otra y, joder, hay choricito, cebollita.

Que levantemos el táper y huela. Claro, claro.

Dani, ¿eres más de sentarte en el suelo o ponerte tu mesita,

tu sillita y el postureo? Antonio, yo soy de chiringuito.

Ah, de chiringuito.

La receta es ir del chiringuito a bañarme.

Sí, ¿no? Todo el día en la sombra.

Todo el día. Pero en el campo, ¿o no vas?

¿no eres urbano tú? No te lo he contado,

pero en mi adolescencia, mis padres tenían una caravana

y viajamos por media España

cuando tenía ocho, nueve, diez años.

O sea, eres un "jipilón". Soy muy de campo.

Muy de campo, ¿Corto las patatas

o la cebolla, qué prefieres? Córtame la cebollita primero.

Venga. Bueno, necesitamos las dos cosas.

Mira, hacemos una cosa, vete con la patata

y yo me voy con la cebolla. Vale.

Y ya pongo aquí el aceite de oliva para ir un poco más deprisa.

Pues ya sabéis que a mí, por ejemplo, para hacer patatas,

siempre me encanta el aceite de oliva virgen.

Eso sí, que en casa queremos abaratar un poco

y tenemos aceite de hacer otra cosa, un 0,4, vale.

Que queréis girasol, os vale también.

Hoy lo haremos con aceite de oliva virgen

porque como digo la patata queda, tremendamente, rica.

Y superaromática porque, al final, es aroma.

Total. Bueno, fijaos

que no eché nada de grasa para saltear el chorizo

con su propia grasa tuvimos más que suficiente.

Voy a dejar por aquí, pero dejaré su grasa

para hacer la cebollita y el pimiento

en cuanto Antonio me lo tenga cortado.

Y como Antonio no me lo tiene cortado,

pues lo haré yo. Dani, quiero una tortilla paisana

bien hecha, cuadraditos perfectos, choricito.

¿Cómo hago entonces...?

No, no, no te voy a decir

cómo tienes que hacer las cosas en la vida, en la vida.

Mirad lo que haremos ahora porque me gusta mucho

a la hora de freír patatas normales o, incluso, de freír

esa que haremos para la tortilla

Nos vamos a fabricar nuestro aceite de ajo

y aromatizado con laurel.

En el aceite donde vamos a freír

echo que se vaya haciendo el ajo y el laurel.

Vamos a limpiar la cebollita.

# Son tus perfúmenes... # Como es.

# Son tus perfúmenes... # Síguela tú.

No me la sé. Ni yo, pero me suena.

¿Te suena? (RÍEN)

Vamos con un poquito de juliana por aquí

y la echaremos al aceitito de chorizo.

Dani, ¿eres más de bici o de senderismo?

Yo soy más de sillón ball como decía mi madre.

Normal, Dani, tú que estás metido todo el día

en una cocina. Si me paso el día currando.

Si tuviera tiempo, sinceramente, me encanta andar, es algo

que me gusta, me fascina. Marbella tiene ese paseo marítimo

arriba y abajo que recorres muchos kilómetros

y es una auténtica maravilla y merece la pena.

Pero el problema es que no tengo tiempo

y cuando lo tengo, me gusta saber qué es mi casa

porque a veces, me pierdo,

a ver, cómo era mi casa, dónde está, entre una cosa y otra.

Fijaos aquí, en este aceitito de chorizo que ahora sí

le ayudamos con algo más de aceite y mirad por el otro lado

cómo vamos pochando y aromatizando con el ajito

y el laurel. Mirad, una cosita importante para hacer,

vemos que el laurel y el ajo dieron todo de sí,

pues los sacamos, pero, ojito, que tenemos este aceitito

de oliva perfumado con ajo y laurel.

¿Vamos a freír, no, o qué?

¿Me la das o no me la das? ¿El qué?

La patatita. ¿Te la escurro, no?

Escúrrela bien y sécamelas porque tengo el aceite aquí

que ya humea un poco y es porque está a unos 180 grados.

Antonio, bien escurrida, bien secas que no quiero aquí

que se monten los fuegos artificiales

Lo sé, lo sé. Es importante,

siempre que vayáis a freír algo, ojito con la humedad

con lo que vayáis a freír. Por ejemplo, una fritura

de pescado se moja antes de enharinar,

pero va enharinada, así que, no hay humedad.

Sí es cierto que hay pescados que saltan más que otros

como la puntillita. Nos falta el pimiento

después de la patatita. Venga, vamos que nos vamos.

Mirad ya esa cebollita, ese colorcito que tiene

de haber aprovechado esa grasita recordemos, del chorizo.

Y eso, al final, lo que hace es sumar,

como siempre decimos en la cocina, sumamos, multiplicamos sabores

aprovechamos todo. ¿Que podríamos echar el chorizo

en crudo? Bueno, sí, ¿pero suelta más sabor? No.

Mirad aquí tiene además ese efecto de doradito.

Fíjate lo que ganamos. Odio un chorizo crudo, Dani.

¿Odias el chorizo crudo? Sí.

La verdad que la patata

el hacerla en aceite de oliva virgen

cambia, radicalmente. Mi padre se metía conmigo

porque de chico le decía: "Papá, compra 'salamit".

Y me decía: "¿Cómo, Antonio?" Y le decía: "Salamit".

Pero con T al final. ¿Por qué?

No sé, las cosas que tiene uno de chico.

¿Te sonaba italiano, no? Claro.

Bueno, qué te queda, al final, tengo la patata,

tengo de todo, menos el pimientito.

No, Dani, ya estoy.

Bueno, en cuanto mi amigo Antonio, que veo que las agujetas

no solo las tiene en las piernas y termine de picar el pimiento,

vamos a echárselo aquí a la cebolla y lo fondearemos.

Bueno, te has espabilado, eh.

Estoy haciéndolo a fuego lento

porque me gusta que esté bien fondeado.

Tened en cuenta que cuando se meta en la tortilla

aquello no se cocina como tal,

no le llega calor como para cocinarse,

así que no metáis nunca, por favor, la cebolla u otro ingrediente

en crudo, ¿vale? Incluso el chorizo,

¿Se puede meter en este caso el chorizo? Sí.

Pero que prefiero hacerlo así que es mucho mejor

y aquí bien fondeado. Esperamos a que fondee bien

la cebollita con el pimiento y a que se frían las patatas

y tendremos todo, casi listo, para hacer la tortilla.

(Música)

Antonio, ¿sabes cuándo se nota que una patata está bien frita?

Aquí, ahora, ¿ves que todas flotan? Sí.

Pues ahí es cuando están fritas.

Huevos. ¿Cuántos queremos?

Cuántos crees tú, te dejo a ti. ¿10 huevos?

¿10 huevos? Echa siete.

Estaba claro. Echa siete y vemos.

Es para redondear, Dani.

Vale, vale, es que el siete es mi número favorito.

Esto está ya casi, casi. Y estoy deseando que Antonio

me dé los huevos. Ojito, guisantito.

A mí me encanta crudo, podéis compraros la vaina,

hacerlo y tal si no, yo, personalmente,

tengo en casa un par de bolsitas congeladas de guisantes

para hacer cremas y tal

que me gusta mucho la cremita de guisantes

y lo voy a echar ya aquí y voy a echar también

el choricito para que todo se vaya integrando.

Antonio, por fin, ¿cuántos llevas?

Seis. Y este siete.

Diez.

Habéis visto, ¿no? Cómo te gusta.

Habéis visto.

Es verdad que muchas veces dices: Siete huevos.

Y cuando los ves, dices: Echaría más.

Dani, le voy a añadir

un poquito de sal. Venga, pégale.

¿Tú tienes un número favorito? Yo, el siete.

Eso no vale. Es no vale. Es verdad. Es el siete.

Aunque jugando al fútbol, me ponía siempre el 14.

Trae para acá el huevecito, anda.

Bueno, yo siempre lo echo... A mí me gusta echarlo en caliente.

Directamente de la sartén

al huevo, ¿vale?

Ojito, porque esto ya va todo para adentro.

Y lo vamos a hacer en esta misma sartén.

Y aquí podemos hacer varias cosas.

A partir de este momento, va a definir cómo será tu tortilla.

¿No? Me gusta.

¿Qué quiere decir eso? Poco hecha, menos hecha,

con más color, con menos color.

A mí me encantaría hacer una que no tenga mucho color.

Para eso hay que hacerla con un fuego mucho más lento.

Si yo ahora le pego caña aquí y la echo,

evidentemente, cogerá color.

Así que lo voy a poner a una temperatura media-alta.

Segundo: ¿Que queremos que se cuaje un poquito más?

La echamos y la movemos.

Dejamos unos segundos, se cuaja, movemos otra vez.

Lo que hacemos es que lo de abajo se va cuajando.

Lo vamos recogiendo hacia arriba

para que tarde un poquito menos.

Pero si quiero que se quede muy blanquita,

muy perfecta y muy bonita, hay que hacerlo a fuego medio.

Yo tengo un truco. Yo hago lo que tú estás diciendo,

pero llega un punto, cuando la hago gorda,

que la tapo. Para que lo de arriba coja calor

y vaya cogiendo ya su capita.

Para que se cueza. ¿Me entiendes?

¿Es válido? Es una opción.

Bueno. Es una opción válida.

Es una opción válida. Y, ojo, sal y pimienta.

Ahora. La sal, Antonio.

Sé que le echaste al huevo,

pero yo no le eché nada a la patata.

Échame un poco de sal aquí.

Muchas veces que lo veis raro, la mejor manera de probarlo

es probar ahora cómo está el huevo. Yo no lo voy a probar.

Lo sabía, lo sabía.

No lo voy a probar porque yo soy muy hipocondríaco.

No os la juguéis. El huevo, época de calor...

Al final, tampoco hay que jugársela.

Solo hay que ser intuitivo. Intuitivo.

Bueno, vamos allá. Venga, Dani.

Este es el momento cumbre. Te la juegas a todo o nada.

Eso va a tener un grosor considerable.

Es bonita esta tortilla, eh. Sí. Tiene colores.

Bueno, como es para tartera... Ojito, porque al final

es para ir al campo.

Vamos a hacerla cuajadita.

Riesgo cero. Sí, sí.

O sea, si nos la fuéramos a comer ahora, al momento,

si te gusta un poco más o menos hecha...

También existen los huevos pasteurizados,

para tener riesgo cero cero.

Dani, eso que dicen que la tortilla de patatas,

la auténtica, tiene que ser un poco cruda, ¿es verdad?

También depende de los gustos. Depende de gustos.

Una cosa es que esté seca, seca.

Eso no es verdad. Depende de los gustos.

Mira. Voy volteando de un lado a otro

y ya va habiendo huevo cuajado dentro.

Cada vez va quedando menos líquido y se va cocinando.

Aquí ya me da la sensación de que abajo ya está

como semihecha. Antonio, ¿tú crees que es

el momento de darle la vuelta?

Sí... ¿Te dejo que le des la vuelta?

Te la he dejado... Esto es como el golf.

Te la he dejado para que empujes. Sí.

Ahí hay riesgo porque lo de en medio

todavía está un poquito crudo. No hay riesgo. Venga.

No hay riesgo. Esto es estilo Leo Messi.

Te la he dejado ahí para que empujes.

Venga.

¿Vamos o qué? Se está poniendo doradita.

Te la estás jugando. Está dorando.

Lo sé, porque ya huele.

Está dorando. ¿Ves cómo está dorando?

Sí, bueno... ¿Ahí pondrías aceite ahora?

Sí, venga. Pon un poco. Yo pondría un poco.

Y ahora es cuando vamos a intentar dejarla totalmente plana

por la parte de abajo.

Es una trampita, entre comillas. Tú échalo.

Voy a bajar un poquito el fuego

porque quiero que me quede perfecta.

La vamos a dejar aquí el tiempo justito, no mucho,

y sin moverla nada.

Sinceramente, el truco de una buena tortilla de patatas

no deja de ser la patata. No hay más.

Yo creo que esto está ya.

¿Dónde vamos a emplatarla? A ver...

¿Te la saco aquí? Yo creo que en una tartera.

Sácala ahí y luego, cuando enfríe, la cortamos

y la ponemos en una tartera.

Venga, al lío.

¿Ves? Ahí queda blanquita. A esto me refería.

Preciosa. Le he bajado el fuego.

Esa era también un poco la trampilla.

Y aquí tenéis nuestra tortilla paisana.

(Canción "Johnny B. Goode")

Tenemos todo listo para preparar un rosbif con salsa de mostaza.

¿Te parece bien? Hombre... Pero venga.

Ojito, porque vamos a hacer un pan también.

Estos son los ingredientes que vamos a utilizar:

ternera, zumo de limón, mostaza en grano,

sal, pimienta, aceite,

harina, coñac, caldo de carne.

Y para hacer el pan usaremos: harina de fuerza,

sal, agua tibia,

aceite de oliva y levadura prensada.

Hemos dicho "ternera" y nosotros hemos elegido...

Ojo, eh, Porque hemos hecho una barbacoa

y nos sobró un taquito de entrecot.

Hemos decidido hacer este rosbif con entrecot.

Pero se puede hacer con la babilla, con un poquito de lomo,

con un poco de solomillo, incluso.

Simplemente, hay que seguir los pasos de la preparación

que vamos a hacer de este marinado y de cocción en el horno.

Primero me vas a hacer el zumo de limón

y luego te vas a poner con el pan. Venga.

Y ojo al pan, eh. No os vayáis, porque, de verdad,

vais a flipar cómo podéis hacer un pan en casa.

Con sus pros y sus contras, pero un pan más que digno, eh.

¿No? A ver. Ya me pondré yo

manos en la masa, ¿no, Dani? Ahí está.

Os voy a contar un poco lo que es el rosbif.

Bueno, ya sabéis que el rosbif es una carne que está macerada,

pimentada un poco por fuera

y que por dentro se queda ligeramente cruda.

O, al menos, roja. No cruda del todo, pero sí roja.

Rojita, que no nos dé miedo. Tenemos por aquí mostaza en grano.

Tenemos pimientas.

Tenemos sal y el poquito de zumo de limón.

Pero antes de macerarlo, voy a sacar la sartén

y solo voy a marcar por la parte de la grasa.

Quiero utilizar esa misma grasa para marcarlo entero.

Y no la quiero utilizar con nada de macerado.

En el caso, evidentemente, de cualquier otra carne

que no tenga esta grasa, como puede ser un redondo,

una babilla, etcétera,

pues no lo marcaríamos. Lo haríamos tal y como

lo vamos a hacer ahora, sin este paso previo de marcado.

Perfecto, Dani. Esto está ya

lo suficientemente caliente

para sacar esa grasita que yo digo.

La vamos a ayudar un poquito con aceite de oliva.

Dani, ya tengo el zumo de limón.

¿Cómo quieres que te haga el pan? El pan. Ojito.

Tenemos, básicamente, cuatro ingredientes

para hacer el pan.

Levadura prensada. Esa es la típica levadura

que compramos en las panaderías.

Harina de fuerza.

Un poquito de sal que tenemos aquí.

Y lo primero que vamos a hacer,

es templar el agua. Vale.

Microondas, nada. 30 segundos.

Templado para disolver perfectamente la levadura.

Bueno, veis aquí cómo...

Bueno, cómo hemos soltado esta grasita.

Esto ya huele a ternera que alimenta.

Vamos allá. Sal.

Bien de sal, eh. Sin miedo.

Y sal también por la parte de la grasa

que hemos marcado.

Voy a poner primero la mostaza. Mira, sin miedo.

Aquí hay que...

Bueno, Dani, entonces, disuelvo la levadura.

En el agua templada. Ahí está.

Voy a echar un poquito aquí ya de zumito de limón.

Dani, ¿eres supersticioso?

A ver. La verdad es que a veces.

No sé. Sí es cierto que tuve

una época ahí compleja en el trabajo.

Año 2012, año 2013. Sí.

Sobre todo el 12. Por ejemplo, el 13

yo sabía que algo malo iba a pasar.

El 13 sí que es una cosa que no me gusta.

En todos mis restaurantes quito la mesa número 13.

¿En serio? La verdad es que sí.

¿Te levantas con el pié izquierdo o el derecho?

Me levantaba con el pié derecho.

Creo que es una cuestión...

En el sentido de que tienes mala suerte,

no te va bien y dices: Bueno, voy a cambiar cosas.

Voy a cambiar hábitos, a ver si realmente soy capaz

de cambiar la inercia.

Bueno, he echado la harina.

Yo estoy echando la pimienta.

Ahora ya, poco a poco... El volcán. Típico volcán.

El típico volcán.

¿Y la sal cuándo la echo y el aceite?

La sal ahora también. Y el aceite ahora también.

Vale.

Yo estoy aquí haciéndole...

Hemos traído aquí a este rosbif

y a este entrecot al spa.

Y lo estamos poniendo... Lo estás masajeando.

Lo estoy masajeando y lo estoy poniendo bien.

De hecho, ya voy a encender para marcarlo aquí

con la mostaza. Y veréis cómo se va a quedar.

Voy a lavarme las manos antes.

Bueno. Y tú estás masajeando el pan, ¿no?

Total. Hoy va de masajes la cosa.

Masajeamos pan, masajeamos la carne...

A ver. Marcarlo. Un marcado a fuego fuerte.

Veis que está humeando en esta grasita

que era su propia grasita con un poco de aceite de oliva.

Primero lo voy a hacer por aquí.

Y luego, le vamos a dar la vuelta.

Eso es un marcado muy rápido.

Vamos a darle la vueltecita rápido.

Cogemos aquí todo lo que se nos puede quedar abajo, ¿vale?

Y volvemos a marcar.

Pues ya tenemos aquí nuestro previo rosbif.

¿Cómo lo llevas? Pues ya lo tengo aquí.

Voy a bolear para hacer la forma y listo.

Vale, sabes. Bien ahí la forma.

Sí, hay que... Ahí, abajo.

Un poquito de tensión. La verdad que he decidido

hacer pan porque me parece un acompañamiento genial.

Y con ese rosbif que puedes coger e ir haciéndote

tus pinchitos poco a poco y metiéndotelos, ¿no?

Total.

Y porque me apetecía muchísimo que vierais cómo de fácil...

Es hacer un pan. Es hacer un pan en casa.

Y ahora coged nota, ¿eh? Porque os vamos a decir

las temperaturas, que es vital.

Primero, partimos de horno sin precalentar.

Y os voy a explicar por qué.

Por una razón muy sencilla.

Y es que necesitamos que fermente.

Y esa fermentación se va a hacer mientras

el horno se va precalentando.

Daros cuenta que hemos echado la levadura.

La levadura nos va a crear esos alveolos del pan

y que el pan crezca, ¿no?

Si lo veis aquí veréis como poquito a poco

va a ir creciendo dentro del horno.

Y lo vamos a meter en este recipiente de cristal.

Al revés, ¿eh?

Normalmente se pone así, ¿no? O así. Pues nosotros

vamos a trabajarlo aquí y luego le damos la vuelta.

Un poquito de aceite.

Aceite. Aceite de oliva.

Aquí abajo, ¿vale?

Y lo vamos a pintar un poquito con los deditos.

¿Dani? Tira, tira.

Antonio, vamos aquí con el cortecito. ¿Vale?

Un cortecito aquí.

Otro cortecito aquí.

Fijaros cómo el poquito tiempo que lleva aquí

ya está fermentando, ¿eh? Sí.

Mira, ya tiene pinta de pan.

Tiempos: 45 minutos, 220”.

En el caso del pan,

tapamos de esa manera.

Con estos 220” se nos va a crear una especie

de horno interior, que con el agua que tiene

el pan y esa humedad nos va a ir creciendo

perfectamente y cocinándose. ¿Vale?

Los últimos 5 minutos de esos 45 minutos de cocción

quitaremos la tapa, ¿vale?

¿Qué conseguimos con eso? Pues que se nos cree ya

una costrita perfecta y seque un poco en su exterior,

para que el interior siga estando húmedo.

No hay cosa mejor de un pan que eso.

Hombre, crujiente arriba. Así.

En el caso de nuestro rosbif...

Vale.

Igual, horno que está a 220”.

Vamos a meter y con 25 minutos lo tendremos perfecto.

¿Te parece bien? Me parece, Dani.

Así que nos vamos. Recordad, horno sin calentar.

Vamos. Que además al rosbif

no le va a pasar nada. No os preocupéis por el rosbif.

Ay, que nos habéis pillado aquí con el libro.

"Hacer de comer. Las mejores recetas".

Tenéis dentro recetas sanas, fáciles de hacer, saludables,

que podéis hacer con todo lo que tenéis en casa

de una forma muy fácil y sencilla.

Así que no lo dudéis, "Hacer de comer.

Las mejores recetas" es vuestro libro.

Y ojo, ¿eh? Ay, Dani, seguimos.

Porque recordáis que hemos hecho de comer este rosbif

y este pan al horno. Fijaros, ¿vale?

Os recuerdo, ¿vale? El rosbif lo hemos tenido

25 minutos hasta que por dentro ha alcanzado 50”.

Lo hemos sacado y ahora vamos a hacer la salsa.

Y en el horno, ojito, recordáis que había asado a 220”

ese pan que hemos tapado y que hemos cocinado ahí

casi un semivapor.

Y los últimos 5 minutos de esos 45 minutos a 220”

hemos levantado la tapa para conseguir este dorado y...

(La corteza cruje)

Eso, esa costrita de pan.

Bueno, vámonos con la sala. ¿Vale?

Tenemos los juguitos que nos han sobrado por aquí.

Antonio, sácame un tablita. Un cuchillito mejor,

yo me saco la tabla. Deja el pan por ahí.

Un cuchillito largo y fino.

Largo y fino.

¿Vale? Ese está bien. Vale, perfecto.

A ver, recordamos todos los juguitos que teníamos

por aquí que los vamos a aprovechar.

Recordamos que tenemos por allí un poquito de caldo...

de nuestra despensa congelada.

Un caldito en este caso de ave.

Puede de ser de carne, de lo que quiera.

Coñac. Coñac.

Harina y sal.

Bueno, yo lo que voy a hacer aquí es meter todos esos

juguitos de la cocción de nuestro entrecot.

Tenemos aquí el coñac, Antonio.

Tengo aquí la llamita. Tírale tú para que lo hagamos

entre los dos. Vámonos.

Ahí, sin miedo.

Vamos a pegarle, porque necesitamos además

que se cueza y que reduzca.

A ver, que si lo queréis hacer en casa, precaución, ¿vale?

Lo primero es apagar la campana, ¿eh?

Y lo digo muy en serio, ¿vale?

Ya lo tenemos quemado y lo que voy a echar

es un poquito de harina para trabar esta salsita de mostaza.

Ya sabéis que a nosotros nos gusta el sabor a no harina.

Sabes lo que quiero decir. Cocinarla.

La salsa es de mostaza porque hemos rescatado

toda la mostacita que había por ahí abajo después

de la cocción del rosbif. ¿Vale?

Pero la verdad que podía ser de cualquier otra cosa.

Aquí yo creo que en esta ocasión la harina

está más que cocinada. Y vamos a añadir ese caldito.

Y dejamos aquí reducir.

Ahora llega la hora de cortarlo. No es fácil.

Y aquí lo que hay que tener es mucha destreza

con el cuchillito.

Mirad qué pinta más rica que tiene nuestro rosbif.

Vale, la primera parte todavía os perdono. Porque es una parte

en la que yo cojo y suelo probar cómo está.

Y además le doy un poquito a Antonio.

A partir de aquí viene la hora de la verdad.

¿Qué es lo que yo haría? Iría poquito a poco.

Meto aquí y primero marco.

Y marco un poquito con la puntita, ¿vale?

Y voy bajando poquito a poco sin equivocarme.

¿Veis?

Y voy sacando mi rodajita de rosbif.

A ver.

Dani, ¿si se dejara enfriar se puede cortar

con un cortafiambres? Sí, claro. Sería mucho mejor.

Dani, rosbif, del inglés significa carne de res asada.

Es que ha estado asada, ¿no?

Lo que pasa es que está en su punto.

¿Sabes que ya está en la RAE? ¿En la RAE española?

Como rosbif. ¿Ah, sí?

Sí, sí, sí. Pues eso no lo sabía.

Se lo hemos quitado. Cómo somos. Cómo somos aquí.

Bueno...

Y ojito, porque de verdad quiero que os quedéis

con ese puntito, con este color.

Fijarse la fibra y fijarse sobre todo lo que voy a hacer

ahora, que voy a presionar un poquito para que veáis

cómo salen lo jugos.

Veis que es brillante, veis que sale ahí juguito.

Es la mejor manera de entender que está en su punto.

Antonio, todo tuyo que tienes que aprender a cortar rosbif.

¿Y sabes lo que voy a hacer? Mira, esta cosita que está

aquí cayendo... "pa' dentro".

¿Cómo lo ves? Pues lo veo bien.

Te quedas tú cortando rosbif. Sí, ¿no?

Yo voy a pasar ya la salsita ahora para salsear.

Esa textura es la ideal.

Y hemos rescatado un poco de esos jugos

y con un poco de harina, de caldo y de brandy

hemos creado esta salsita.

Antonio está cortando ya el rosbif. Y en cuanto esté

todo cortado os vamos a enseñar cómo nos vamos de picnic.

Yo voy a ir poniendo el rosbif, que nos ha quedado maravilloso.

Y mira qué pinta, ¿eh?

Brutal. Me encanta.

Esta salsita además, que le va a ir de lujo. Así.

Dani, voy guardando las cosas en la cesta.

Que en la mochila llevo las mantas y lo necesario.

Oye, compartir una velada en el campo con el auténtico

Dani García mola, ¿eh?

Mola, ¿no? Sí, sí, sí.

Dani, un cachito de tortilla, ¿no?

Venga. Que no me cabe en el táper.

¡Hum!

Es curioso, sabe a tortilla paisana. Hace tiempo que no

hacía tortilla paisana. De verdad que sabe.

No, no, espera. ¿No?

Quiero que la gente vea esto.

Lo voy a abrir en plan...

Ah, venga, venga. En plan paisano, ¿vale?

Mirad.

Es que quiero que veáis esa miga.

Y que veáis ese pan. Fijaros.

Mira qué pinta.

Así es como se sabe cuando un pan huele.

Mientras más masa madre, más acidez, ¿no?

Si le hubiéramos metido masa madre tendría esa acidez.

Bueno, ¿lo reconstruyo? ¿Lo guardamos bien ahí?

Venga, aquí cabe perfecto. Pues ya estamos.

La mochilita. Mochilita.

Venga, Dani, vámonos. Vámonos.

Te paso la cesta. ¿Nos vamos con los mandiles?

A ti te gusta, ¿no? Es verdad. Ahora lo quitamos.

Espera, espera. Déjame que me despida

de la gente por lo menos, ¿no? Despídete, perdón.

Espero que os hayan gustado estos dos platos de hoy

como alternativa a comida de tartera,

la tortilla paisana y el rosbif con salsa de mostaza.

Así que, ya sabéis, haz la comida, mejora tu vida

que nosotros nos vamos al campo.

Bueno, oye, déjate de rollos. Vamos a quitarnos los mandiles.

Espérate. Que a mí me da vergüenza

ir vestido de semicocinero.

Las ganas de comerme esto. Ya veo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tortilla paisana y Roast beef

Hacer de comer - Tortilla paisana y Roast beef

05 jun 2019

Dani García y Antonio cocinan una tortilla paisana, una variante de la tortilla de patatas a la que se le añaden verduras y carne o embutido, en este caso, Dani García lo cocina con pimientos y chorizo. Después, cocinan un roast beef (castellanizada como rosbif), un plato típico.

ver más sobre "Hacer de comer - Tortilla paisana y Roast beef " ver menos sobre "Hacer de comer - Tortilla paisana y Roast beef "
Programas completos (139)

Los últimos 556 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ilse Rico Orozco

    La hice. Super deli. Me fascinan las tortillas.

    09 jun 2019