Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5380678
Para todos los públicos Hacer de comer - Tartaleta de espinacas y borrachitos con caramelo - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Buenos días, digo buenos días por decir algo

porque llevo una mañanita de colas que, madre mía.

Primero, cola en el banco, luego, en Correos, en la farmacia,

en la frutería. Si nos pagasen un euro por cada hora

que dedicamos a hacer colas, seríamos millonarios.

Al menos, la espera ha merecido la pena porque, mirad,

qué espinacas más fresca y qué bien huelen

porque las espinacas parece que no huelen,

pero tienen que oler a frescura a hierba. Esas espinacas

nos van a venir genial para el primer plato

que vamos a preparar hoy, una tartaleta de espinacas.

Y después, preparaos, porque, a lo mejor,

me pongo pajarita y frac porque viene Ainoa Arteta,

una de las mejores sopranos del mundo.

Por lo visto, tiene algún problema

con el caramelo y le echaremos una manita

y ya que trabajamos el caramelo, pues por qué no hacemos

unos borrachitos, pero, de momento, vamos a empezar

con las espinacas. Voy a ir lavándome las manos,

poniendo el delantal y mientras os digo

los ingredientes para esta tartaleta de espinacas.

Masa brisa, queso, piñones,

nata, huevo, sal, pimienta y espinaca fresca.

Lo primero de todo es ponernos el delantal,

lo segundo, lo más importante, trabajar la masa

para meter en el horno. Así que, os cuento un truco

para trabajar la masa. Lo mejor es sacarla a última hora,

sabéis que es una masa que tiene mantequilla

y al tener mantequilla pues se derrite muy fácilmente.

Así que, ya me la acabo de sacar hace nada, unos minutitos

y voy a hacer lo siguiente. Os voy a enseñar cómo lo hacen

los profesionales que es enrollarla aquí

y, mirad, qué facilito es a la hora de estirarlo, ahí.

Y ahora, ya es dejarlo caer, pero no me hagáis esto

que es la tendencia que tenemos a la hora de juntar la masa

con el borde del molde. Hacédmelo desde arriba, ahí,

dejad que caiga un poquito y haremos ese movimiento,

pero lo haremos cuando la masa ya esté abajo.

Así, de esta manera. Una vez que la tengamos así

ya sí podemos apretar un poquito en el ladito, ahí,

veis, como yo estoy haciendo.

Y ahora, os voy a enseñar otro truco para cortarla

que es con el mismo rulo

y vais a ver cómo sale entera y perfecta.

Bueno, digo rulo, rodillo, la verdad que al final

ponemos nombres diferentes a todo.

Mirad, así, ¿a que me habéis entendido?

Seguro, pues ya está. Mirad, vosotros me entendisteis

pero ayer me escribió una chica diciendo que su suegra

le había echado canela a los macarrones,

de verdad, eh, y la suegra dice que le dijo: "Yo he visto

a Dani García en el programa" y le dije: "Dile a tu suegra

que se equivocaría porque canela a los macarrones

no les eché en mi vida",

así que, atentos a todo lo que decimos,

pero, nunca echéis canela a los macarrones.

Yo soy de innovar, pero dentro de una lógica

y de algo que me encanta decir en la cocina, sentido común.

Mirad ahora ya cómo me sale sola, perfecta.

Ahora, otro pasito importante, lo voy a pegar del todo.

Mirad, qué movimiento, es muy importante

el pegarlo aquí. Aquí que se me quedó

un poquito más gordo. Tradicionalmente,

sabéis que es importante pinchar la masa

para que no se hagan pompas. Aparte de pinchar,

vamos a ponerle un cinturón más de seguridad

a nuestra tartaleta para que no aparezcan pompas

y para que no nos suba esa masa brisa

que siempre se suele inflar, así que tengo aquí

unos garbanzos que tienen ese cometido,

empezaron siendo blanco ya casi son negritos y tostados

de las veces que lo usamos.

Pero se puede reutilizar que no pasa, absolutamente, nada

ni nos aportará ningún tipo de sabor extraño.

De aquí, nos vamos a ir ya al horno y mientras se cocina,

voy a hacer el relleno de espinacas.

Temperatura del horno, 180 grados con ventilador,

10 minutitos y estará perfecta.

Sí que os digo, intentad tener el horno encendido cuando hacemos

este tipo de preparaciones porque al final,

es importante y es tiempo que nos ahorramos,

se llama "mise en place" y orden.

Aquí, siguiente paso, los piñones.

La verdad, que es, probablemente, mi fruto seco favorito,

el problema es que se están poniendo

muy caro, últimamente, pero me encantan

y el idilio viene desde que era pequeñito.

Yo en la zona en que vivía en Marbella había un polideportivo

y entre el polideportivo y mi casa, había una cuesta enorme

que era un auténtico pinar. Imaginaos la cantidad

de piñones que me comía. Era piedra sobre piedra

piñoncito y para dentro y el sabor puro del piñón

y natural, también recuerdo de aquella época

el sabor a resina y ahora, os contaré una cosita de la resina

bastante curiosa. Lo dejaré a temperatura media,

quiero que suden, que suelten un poco todo su sabor,

eso es superimportante. Vuelvo a la resina,

cuando era pequeño, mirad lo que hacíamos

en ese mismo campo. Cuando hacíamos cualquier apuesta,

nosotros, voy a contar una cosa que es muy real,

mientras tanto echo cuatro huevos, cuando era pequeño

hacíamos carreras en ese campo y en ese pinar que decía

y quien perdía tenía que chupar el árbol

y comerse la resina. En alguna que otra ocasión perdí

y tenía que chupar un poco esa resinita que cae por el pino

y que era un poco de grima. Años después, El Bulli,

ya sabéis, Ferrá Adriá, el mejor restaurante del mundo

y mejor restaurante de la historia de la cocina,

llego un día y me dice, en el menú: "Unos tomates

con "mástic"", nunca escuché el "mástic", ¿qué será?

Pues era resina y me comí unos tomates con resina

y me recordó muchísimo aquella época en la cual

yo apostaba con mis amigos en aquel pinar,

pero de aquel pinar me quedo con eso,

con los piñones, con ese aroma y con ese sabor a piñón.

Voy a batir los huevos como veis, quiero integrarlos bien,

eché un poquito de sal y ahora echaré un poco de pimienta.

Bueno, si estiro un poquito es por disimular,

ya sabéis que me gusta mucho la pimienta.

Pero es que no me cansaré de explicar de que la cocina

por un lado es sabor y por otro es aroma

y cuando el sabor y aroma se juntan es cuando se estructura

todo en la boca, quiere decir, sin pimienta

nos quedaría un sabor como muy, bueno, potente,

pero no habría nada alrededor, con pimienta aparte de eso,

se forma una serie de aromas que como digo,

son vitales en el mundo de la cocina.

Huevo batido, sal, pimienta, nata.

Ahí, no hace falta batir la nata ya sé que somos capaces

de montarla, solo integradla con el huevo.

Aquí, siguiente pasito, queso, vamos a usar,

como estáis viendo, un queso fresco, así.

Aquí necesito ya batir para integrar el queso,

quiero que me quede roto y en tropezones, así.

Siguiente paso, espinacas, cojo aquí y echo las espinacas.

Así, directamente, no tengáis miedo, quiero frescura,

quiero que sepa a lo que tiene que saber.

Vamos allá, voy a mezclar bien, quiero que empape,

tiene que empapar todo, todo tiene que coger líquido.

Ahora, voy a echar un poco más de sal

y voy a echar un poquito más de pimienta.

Masa, perfectamente, ya las espinacas humedecidas,

piñones, mirad la grasita que nos están soltando

y lo bien que huele y ese recuerdo de infancia que tengo.

Mirad, con este colorcito que ha cogido ya, ese tostadito,

es suficiente, de hecho, hay que sacarlo rápido

que parece que no, pero esto se sigue cocinando,

así que guardaré unos poquitos

para decorar, pero siempre, sacándolo de la sartén.

Si lo dejáis aquí, os aseguro que os llevaréis

una sorpresita y es que se terminarán de cocinar

aún quitándolo del fuego.

¿Qué nos faltaría? Un poquito de sal

como dijimos, ahora otra vez y un poquito de pimienta.

Un poquito de pimienta, lo vuelvo a integrar otra vez.

Quiero que también el piñón vaya empapando.

Es una receta rapidita y fácil.

De hecho, el relleno ya lo tengo, los piñones

también los tengo, tengo, prácticamente, todo.

Así que ya solo me queda esperar a que la masa salga del horno,

¿y qué puedo hacer mientras? Resolver algunas

de las preguntas que me hicisteis por la redes sociales,

me contáis, por ejemplo, que estáis hartos

de tener que tirar siempre fruta porque se pone mala

sobre todo, los plátanos y fresas, ¿qué podéis hacer con eso?

A mí me pasa siempre que me encanta la fruta,

pero mis hijas, bueno, ya no son tanto como yo

no le gustan tanto la fruta, cosa que desde aquí les digo

que hay que espabilar un poquito.

Yo os voy a plantear una cosa que es muy sencilla

y muy agradable de comer para los niños, vamos a hacer

un helado de fresa y plátano, nunca debemos tirar comida.

Antes de hacerlo, cortar, trocear y congelar

como hicimos nosotros que en este caso, unas fresitas

y un plátano que además, es una combinación maravillosa

si hubiera sido otra combinación

que no pagara, pues haríamos otra cosa

no estaríamos haciendo un helado diferente.

En este caso, perfecto, el plátano y la fresa.

Veis que está bien congelado.

Ahora ya ponemos la trituradora

y, al final, conseguiremos un helado

por fricción, fijaos de qué manera tan sencilla

somos capaces de hacer un helado en casa.

(Música)

Magia, tenemos un maravilloso helado,

pero un helado 100% natural.

Tenemos que utilizar el ingenio,

aprovechar un poco nuestra habilidad,

las técnicas, los libros, lo que contamos en este programa

para aprovechar todas las cosas que hay en casa.

Mirad ahora ya qué fácil es, qué textura más cremosa

y más real, eh, ahí.

Esto ya lo podéis congelar un poquito más y tenéis helado

100% natural siempre en vuestro congelador.

Así que os dejo aquí vuestro heladito

y como es natural podéis poner un poco de nata encima

que no va a pasar, absolutamente, nada.

Esperaré a que termine la tartaleta

para continuar con la receta de hoy.

(Música)

Terminada la primera cocción de la tartaleta,

nos vamos a por la segunda porque no está cocinada del todo

por eso le hemos dado tan poquito tiempo.

Ahora ya es el momento de echar las espinacas.

Aquí.

Qué pinta ya de fresca tiene,

es que siempre echamos las espinacas

incluso, para hacer los quiche, los famosos quiche lorraine

que en este caso no tiene espinaca,

hay quiche lorraine vegetal, lo que es lorraine de espinacas,

siempre cocinamos la espinaca antes.

Hoy, de verdad, tenéis que hacerlo así,

os sorprenderá muchísimo, vamos a tener un sabor

como bastante más agradable, bastante más fresco

y bastante más de verdura que es lo que queremos.

Así, ahora ya vamos a darle la segunda y última cocción.

Ahí, perfecto, bueno, segunda cocción.

En ese caso, 180 grados, la temperatura es, exactamente,

lo mismo, lo que vamos a cambiar es que haremos por arriba

y por abajo con ventilador

y lo vamos a dejar 20-25 minutos, aproximadamente,

(Música)

Vaya plato apetitoso de espinacas que hemos hecho,

una gran fuente de potasio y magnesio, por cierto.

Bueno, quema un poquito, pero yo que tengo ahí

las manos curtidas de tanto trabajo,

voy a intentar desmoldarla así, con mucho cuidadito,

sobre todo, por abajo, ¡ay!

Quema un poquito, estas cosas en casa,

tened muchísimo cuidado.

Le quité la parte exterior y la base la dejaré

que no quiero que se me rompa y no quiero jugar con ello.

Al final, interiormente, pues está jugoso

y eso también me hace ser precavido en ese sentido.

Mirad, qué pintaza y, sobre todo, el piñón

que está aquí dentro ahora mismo, el de arriba

es un piñón que ahora está empapado,

casi emborrachado como los bizcochitos

que haremos ahora, quiere decir que están húmedos

por eso me guardo unos poquito más

para ponerle un poco ese toque también crujientito.

Y con eso, bueno, iba a decir un bizcocho y hasta mañana

a las ocho que es un chiste muy malo, pero sí que tenemos

es esta maravillosa fuente de potasio y magnesio

lo que quiere decir una tartaleta de espinacas

con queso y piñones.

(Música)

Bueno, Dani, aquí me tienes. No me puedo creer

que alguien con una voz tan dulce como la tuya

tenga problemas con un caramelo. Caramelo y más cosas,

pero el caramelo siempre se me dio fatal.

Se me amarga. Cuéntame, qué te pasa.

Primero, que se me quema y pierdo una cazuela,

o sea, pierdo lo que estoy haciendo porque se pega.

Y luego, limpiar la cazuela, Directamente, la tiro,

o sea, que no, fatal.

Bueno, no te preocupes, aquí vamos a sacar partido

a ese caramelo que no te sale. ¿Sí?

Sí, porque ya que estamos me diste una idea genial

para hacer unos borrachitos que siempre se hacen

con un almíbar normal, pero ya que tenemos el caramelo

y se quema y tal, ¿por qué no los emborrachamos

en un almíbar caramelizado? Que nos dará otras connotaciones

más tostadas, otro rollo. ¿Me vas a hacer eso a mí?

Te voy a hacer... No sabes con quién estás hablando.

Estás conmigo. No tengo ni idea,

o sea, se me quema todo en la cocina.

Nada, tranquila, ve lavándote las manos

y yo voy explicar los ingredientes

para hacer los borrachitos que como veis,

tengo el auténtico placer y el honor de hacerlo

con Ainhoa Arteta. Los ingredientes son:

huevos, azúcar, harina, licor de almendras y chocolate,

tan fácil y tan sencillo como esto. Vamos a hacer un híbrido

de receta que estará muy bien. ¿Tú crees?

Creo que sí. A ti te saldrá muy bien,

a mí me saldrá fatal, no sabes las que lié en la cocina,

gordísimas, eh. ¿Sí? Cuéntame cosas.

En Washington a mí se me quema todo,

en la ópera de Washington. Cogemos nueve huevos.

Pues en la ópera de Washington me puse a hacer, como siempre,

después de las óperas que la gente se cree

que, vamos, no sé, nos vamos por ahí y tal

y en esos países no suele haber mucho lío,

entonces, estábamos en un apartahotel,

pues dije: "Voy a hacer un pollo asado para que al volver

pues tenga algo para comer". Lo haces antes de la ópera.

Sí, ¿casco...? Sí, como quieras,

hay que echar nueve. Vale, venga, pues,

total, que me puse el pollo y tal y cual

y total que entre tal me fui a la ópera

y estaba en el segundo acto de "La Traviata"

y no sé por qué, porque es el acto típico bucólico

en el jardín, en una casa de campo,

me acordé del pollo.

¿Estás cantando y te acuerdas de un pollo?

Me acordé de que lo había dejado en el horno.

No me lo puedo creer. Claro.

¿Y qué hiciste? Pues nada.

Aterrorizada porque tenía que seguir cantando,

no podía salir del escenario. Claro.

Y yo: El pollo, el pollo, el pollo.

Que se me quema el apartamento.

Te juro que canté el "Amami, Alfredo" más rápido

de mi vida. Salí con los ojos fuera

de las órbitas y el director del "backstage",

como me vio los ojos, me dijo: "Don't worry".

"No te preocupes. El pollo está ya controlado".

Llegaron los bomberos y todo.

El pollo más caro... De la historia.

Bueno, yo te voy a enseñar a cocinar.

Y... Bueno, esto sí lo puedes hacer tú.

Esto sí. Esto sí. Además, esto lo aprendí yo con mi madre.

Bueno, yo lo hacía con tenedor. Yo soy más de tenedor.

Sí, ¿no? Con tenedor, lo hago así.

Siempre lo explico en el programa,

porque es importante. Todo el mundo hace así.

Y, realmente, ahora le voy a echar el azúcar

y vamos a montarlo, a blanquearlo, que se llama en gastronomía.

Entonces, es importante meter aire.

Y, muchas veces, así no metes la misma cantidad de aire

que dándole así.

¡Ah! Esa es la fórmula para montar

huevo o lo que sea. Mira qué bien.

Yo voy a añadir todo el azúcar y vamos a empezar a montar.

Perfecto. He leído en una entrevista

que tenía 32 apellidos vascos. Contabilizados, son 32.

Pero yo creo que habrá bastantes más.

¿Ahora dónde vives? ¿Bilbao, San Sebastián?

No. Ahora vivo en Madrid.

Por una cuestión de logística profesional,

porque el aeropuerto está más cerca de casa,

entonces, vivo en Madrid.

Bueno, vamos a echar ahora la harina.

Todo esto que haces con harina de trigo,

¿se podría hacer con fécula de maíz?

Se podría hacer, pero es mejor harina de maíz.

Harina de trigo, dirás. No. Harina de maíz también.

¿Harina de maíz? Ah, vale.

Lo tamizamos para evitar que salgan grumos.

Y vemos que ya las pelotitas que se quedan aquí arriba,

son los grumos que nos hemos evitado.

Yo hubiera sido más bruta.

Le hubiera echado la harina y ya está.

Venga, todo tuyo, eh. Te estoy haciendo...

Aquí estoy de pinche. ¿Aquí también con aire?

Aire no hace falta tanto.

Ahí no hace falta tanto.

Lo único que hay que hacer, es integrarlo bien.

Y tengo aquí los moldecitos.

Voy a ir rellenando los moldes.

Voy a integrar bien la masita. Veis que tiene aire.

Sí. Está bien, ¿no? Tiene que tener esta textura.

Tiene que tener esta textura.

Tiene mucho huevo como para quitar el aire.

Tampoco hace falta porque aquí nos viene bien.

Vale. Queremos, por los menos, alveolo

y queremos, sobre todo...

Al final, es un borracho y necesita emborracharse.

Esponjoso. Exacto.

Pero, de momento, voy a ir rellenando los moldes.

Vamos a hacer una cosa antes de meterla al horno.

Voy a taparlo y voy a hacer que no suban.

Por lo tanto, voy a poner este papelito aquí

y me voy a sacar otra bandejita, que va a ser

la que consiga, de esta manera,

que quede totalmente plano y evitar que suba.

Vale. Nos vamos para el horno.

180 grados, por arriba y por abajo.

Con ventilador y 20 minutitos.

Aquí.

Vale. ¿Pongo la gallina? Ponte la gallinita.

Las gallinas cacarean, ¿no?

Ahí. 20 minutitos.

Vente, que, mientras, quiero ver cómo haces el caramelo.

Normalmente, para el caramelo, agua y azúcar, ¿no?

El caramelo simple. Ahora me imagino que será...

Te echo el azúcar y te pongo agua.

Agua. ¿No le vamos a echar eso? Todavía no.

Al final. Eso va a ser tu salvación.

Vale. Tu flotador, digamos.

Vale. Vamos a hacer como lo haces tú.

¿Cuánta agua le echas?

Lo que tú me digas.

Ahí, ¿no? ¿Ahí?

Vamos.

Dame una cuchara. ¿Pero de madera no hay?

De madera no tenemos. Pues de las que...

¿Esto vale? ¿Esto no raya la...?

No. No te preocupes.

¿Y eso está bien así? Así es como lo haces tú, ¿no?

Bueno, sí. Yo creo que este es ya

uno de los problemas.

¿Cuál? No se puede mover tanto.

O sea, no hay que moverlo.

¿Y la parte del azúcar que está sin cubrir?

El caramelo nunca se mueve.

Ah, vale. Bueno, ya puedes seguir

para que la gente vea... Ya.

Quiero ver cómo queda. Al final, lo que estás haciendo,

es conseguir que se empanice sin caramelizarse.

Empanizar son esas bolitas que quedan como más duras.

Mira. Eso nos viene bien para que la gente vea

que este tipo de situación no puede pasar.

¿Sabes dónde puedes encontrar muchos trucos

para que no cometas fallos como estos?

Mira lo que tengo aquí preparado para ti.

No me digas, eh. Sí.

Luego te lo firmo.

¿En serio? ¡Claro!

¡Oh! El libro "Hacer de comer".

Aquí tienes todos los trucos, todas las recetas

que hacemos en el programa, todo lo necesario

para cocinar el día a día en tu casa.

¡Ay, las rosquillas, qué buenas! ¿Has visto?

Tarta de queso. La tarta de queso.

Ojo, de queso payoyo. Casi nada.

Bueno. Qué bueno el queso payoyo. Mira.

Este es el empanizado puro y duro.

Claro. Lo que no queríamos.

Te guardo el libro para luego, porque ya

nos vamos a poner con el caramelo.

No quiero que se te manche.

Eso, lo único que pasa de aquí, es al negro,

al quemado, al pegado, ¿no? Claro.

Pero no queremos tirarlo.

Como caramelo, en sí, no nos serviría.

Pero vamos a intentar recuperarlo.

¿Para qué sirve? No me digas que para algo de la piel.

No. Primero, voy a echarle un pelín de agua.

Luego, le voy a echar el licor.

Lo que vamos a hacer, básicamente, es...

Pues... convertir este sucedáneo de caramelo

en una especie de almíbar.

¡Ah, amigo! Ainhoa, ahí vamos.

Licor de almendras. Echamos el licor de almendras.

¡Qué bueno, por Dios! ¡Cómo huele!

Te digo que este postre

para tus niños de "Prodigios", no serviría.

¿Por qué? El alcohol no lo quemaremos

del todo. Se llama "borracho".

Ah, bueno. Ellos no podrían comerlo.

¿Qué te ha parecido? ¿Te ha sorprendido?

Los niños no, claro. Me ha sorprendido gratamente.

Yo no creía... Yo estoy acostumbrada

a batallas con el canto,

concursos y tal. Pero yo no creía

que me iba a emocionar tanto. Porque no sé si visteis

la primera edición... Te he visto muy emocionada.

Te he visto llorar ahí. Vaya.

La plañidera de España. Yo creo que pasa algo especial.

Cuando alguien te expresa algo

desde lo más profundo de su alma,

da igual que esté mejor o peor hecho,

pero lo que te está presentando, es la verdad.

Y los niños, normalmente, disfrazan muy poco.

Y yo me alegro tanto

que haya un formato que haya apostado por esto,

que estoy luchando como una jabata por él.

Hay una cosa fundamental.

Ya no solo es el formato, que alguien apueste...

Diga: Quiero lo clásico, este tipo de música.

Sino, luego, lo que hacen y cómo lo hacen los niños.

Ya luego, es el potencial de ellos mismos.

Totalmente. Aparte de eso, inculcar a las personas

que los niños

no pasen tanto tiempo, que también es normal, son niños,

en PlayStation y cosas así.

Sino que hay muchas cosas

que te pueden instruir, que te pueden elevar

a otro nivel y que están muy al alcance de ellos,

como es la música, desde la manera de la pasión

y desde la manera del jugar.

Todos ellos empiezan a tocar estos instrumentos,

prácticamente, jugando.

Que ahora existen estas pedagogías.

Y el poder fomentar esto, tanto a los niños,

como a los padres,

les estamos dando una ventana muy grande

y muy importante para el futuro cultural de esta país.

Incluso, para el futuro cultural de ellos mismos,

que es lo más importante.

Me encanta escucharte. Pero no me extraña

que luego se me quemen las cosas.

Me quedo escuchándote en Babia. Pero es así.

Bueno, yo aquí, con el dedillo, ya lo he apagado.

Ya te he visto. Lo he apagado y veis

que ahora está todo totalmente disuelto.

Esperamos a que temple el almíbar,

porque lo necesitamos templado

y a que salgan los bizcochitos del horno.

El almíbar templado. Bizcochitos fuera del horno.

Vamos a coger seis aquí,

que son los que vamos a convertir en borrachitos.

Y los otros seis, he hecho de más para poder congelarlos.

Filmaremos individualmente, los congelamos

y lo tendremos para otro día. Mientras tanto,

chocolate al microondas. Me desmoldas, ¿no?

¿Te fías de mí? Me fío de ti.

¿Cómo no voy a fiarme de ti? No hay fuego de por medio,

por lo tanto, no hay peligro. Da igual.

Pero, hasta en estas cosas, soy un poco desastre.

Estos moldes, tengo que decir que ayudan, eh.

Te gustan, eh. Me encantan.

Me encantan. Para derretir el chocolate,

lo que vamos a hacer,

es intervalos de un minutito a 600 vatios.

Oye, a mí, lo del chocolate en el microondas

me tiene alucinada. Te gusta, ¿no?

Sí. Ayer estuve a punto. Es la mejor forma de fundir.

Así, sin más, ni ponerle leche.

Nada, nada. Y se funde.

Es importante hacerlo a intervalos cortos

porque se nos puede quemar. Mira.

Intervalos cortos. Vamos a ver si está.

Mira. ¿Cómo lo ves? ¡Ah, mira!

Lo veo de cine. Oye, ¿tú sabes que para

algunas mujeres y algunas amas de casa,

el microondas es una máquina infernal?

¿Ah, sí? Te voy a contar una cosa

que la he contado alguna vez en el programa,

que me vas a decir: Estás muy loco.

Yo hace, aproximadamente, unos 15 o 16 años,

me dio por hacer el bacalao al microondas.

Algo tan vasco como el bacalao.

Por eso digo que, a lo mejor, me vas a matar.

Cogía un lomo, le ponía un pelín de agua abajo,

alguna hierba aromática, la que quieras,

yo ponía siempre tomillo porque me gusta, y filmaba.

Y en dos minutos en el microondas,

tenías una textura increíble.

Por lo tanto, yo soy pro,

mientras no me demuestren lo contrario.

Y yo creo que este chocolate va a estar bien.

Aquí. ¡Guau!

¿Esto valdría de base para un chocolate hecho?

Eso te sirve de base para todo. Se funde perfectamente. Sí, sí.

Para el chocolate hecho y para todo. Aquí.

¡Qué bueno! Para decorar pasteles.

Vale. Lo que vamos a hacer,

es lo siguiente. No necesito más que esto.

Vamos a empapar un poco el borracho a la mitad.

Toma. Te voy a dejar aquí.

Muévelo un poquito porque esa fricción

que he hecho yo, que parece un poco tonta,

pero así... Al revés.

Tal y como estoy haciendo ahí. O sea, pero los muevo así

en plan "txalupitas". Sí. En plan "chalupitas".

¿Sabes? De...

Vamos a hacer las regatas de los borrachitos.

¿Qué te parece la segunda vida de tu caramelo empanizado?

Increíble. Tiene su trabajito.

El caramelo se ha convertido en otra cosa.

Esto está ya. Yo ya hubiera dejado el postre.

Cuanto más templado esté, más rápido entrará el jarabe

dentro del bizcocho.

Y si quieres hacer para niños, ¿no se puede hacer sin alcohol?

Se podría hacer un caramelo, simplemente.

En vez de alcohol, se le añade algún licor sin alcohol.

Pera, ¿no? Imagínate. Licor de peras sin alcohol.

Imagínate. Un poquito de txakoli aquí.

Bueno, eso ya tiene alcohol. ¡Pero qué buenos!

¡Qué buena idea!

Unos borrachitos con... O sea, les estás dando la vuelta.

Yo pienso que la cara frente es esta.

Pero me gusta esa parte donde se ha quedado...

Blanquito. Ahí está.

Vale. Perfecto.

Lo vamos a dejar. Y ahora llega el momento chocolate.

Te gusta el chocolate, ¿no? ¡Me encanta!

Vamos a ser generosos, ¿no?

Sí. Esto es chocolate negro.

¿Queréis chocolate con leche? Con leche.

¿Chocolate blanco? Chocolate blanco.

¿Queréis los dos? Los dos. Quedaría bonito ponerle

un poco negro aquí y una puntita de blanco.

Vale. Pero nosotros, que somos más puros,

vamos a apostar por este chocolatito aquí.

Yo solía guardar la paga para comprarme botes.

¿De chocolate o bombones? De chocolate.

Porque mi madre me ponía muy poquito.

Yo me compraba con la paga. Necesito más.

Sí. Bueno, me ponía de aquello... (RESOPLA)

Hasta arriba. Hasta arriba.

Y los botes que me habré comido yo de eso.

Ahora ya no, eh.

Ya, con la edad, no se metaboliza igual.

Es verdad. Yo, que me comía

antes unos bocadillos que eran... Siempre lo cuento.

Bueno, en el instituto, a mediodía,

me comía unos bocadillos que era la barra entera.

Como mis amigos. Cada uno, nos comíamos

una barra a las diez y media de la mañana, en el recreo.

¡Qué bueno! ¡Qué pinta más buena!

Al final, tienen buena pinta.

Además, imaginad la mezcla, la jugosidad,

el licor de almendras, ese puntito de chocolate.

Bueno, aquí están los borrachitos

de Ainhoa Arteta. Porque son los tuyos.

Te quedas a comer conmigo, ¿no?

Claro. Espera. Ahora... Les vamos a dar un homenaje.

Ah, venga. Como estoy haciendo

la "Butterfly", a ver si me sale. (CARRASPEA)

(CANTA ÓPERA)

¿Qué te parece? ¡Vaya! Gracias, eh.

Millones de gracias. No creo que nadie haya hecho

un homenaje a un borrachito así en la vida. Es alucinante.

Un besito, por favor. A ti, Dani.

Mil gracias, de verdad. A vosotros.

Es un placer. La gente te ve desde lejos

y yo he tenido el privilegio de verte aquí.

En mi casa, no me aguantan.

De cerca... Por eso me dicen que no cante en casa.

Tú me regalas tu música, yo te invito a comer.

Pues venga. Genial. ¿Vale? Nos vamos a comer.

(Canción "Time To Say Goodbye")

Ainhoa, estoy todavía emocionado por haber tenido el privilegio

de oírte tan de cerca.

Para mí, ha sido un placer. Tú me has enseñado a hacer

algo que no sabía hacer. Además, yo me he comprometido.

Voy a seguir aprendiendo de ti

y seguiré viniendo y te cantaré algunas cosas más.

Ainhoa, te toca probar la comida que hemos hecho hoy.

A ver. Espera. Vamos a bendecir un poco esto.

¿Ah, sí? Hombre, a la vasca.

Mira. (CANTA EN EUSKERA)

¡Oh! El Niño Jesús de Belén

bendecirá esta mesa y a nosotros también.

Primera fila, palco presidencial.

Has dicho en euskera "muchas gracias".

Muchas gracias, Señor. "Eskerrik asko".

"Eskerrik asko". "Eskerrik asko" también a ellos.

Aquí os dejamos la tartaleta de espinacas y los borrachitos.

Y, sinceramente, después de escuchar

la voz de Ainhoa Arteta, yo creo que me he quedado mudo.

Solo me queda para deciros: haz la comida y mejora tu vida.

Ainhoa, de verdad que soy

el tío más privilegiado del mundo. ¡Anda, anda!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tartaleta de espinacas y borrachitos con caramelo

Hacer de comer - Tartaleta de espinacas y borrachitos con caramelo

06 sep 2019

Hoy Dani García prepara como primera receta, una nutritiva tartaleta de espinacas. Después, recibe a la soprano y jueza de Prodigios Ainhoa Arteta, que visita la cocina de Dani García con un problema con la elaboración del caramelo.

ver más sobre "Hacer de comer - Tartaleta de espinacas y borrachitos con caramelo" ver menos sobre "Hacer de comer - Tartaleta de espinacas y borrachitos con caramelo"
Programas completos (117)

Los últimos 466 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios