Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5460284
Para todos los públicos Hacer de comer - Sardinas rebozadas y trenza de crema - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Se me están quedando las manitas congeladas.

Pero os aseguro que valdrá la pena.

¡Muy buenos días a todos!

Como veis, estoy terminando de limpiar unas cuantas sardinas

para poder arrancar con la receta de hoy.

Vamos a hacer unas sardinas rebozadas.

Y, después, haremos un postre muy rico:

trenzas de crema

con pasas y orejones. ¡Casi nada! ¿Os apetece?

Pues quedaos conmigo, porque ya empezamos a hacer de comer.

La primera receta será las sardinas rebozadas.

Y como ya tengo las manos limpias, os cuentos los ingredientes

para esta receta.

Sal, aceite de oliva, pimienta, harina,

sardinas, huevo, aceite de oliva, berenjenas,

calabacín, ajete, espárrago verde,

ajo, tomate, pimiento rojo y perejil.

Tenemos aquí dos tablitas.

En esta tablita, vamos a hacer la guarnición,

verdurita asada.

Cortaremos ahora tipo ondulado... No sé...

Para darle un poco un toque diferente y que se vea más bonito.

E irá directamente al horno.

Y con esto que vamos a hacer aquí, también lo vamos a asar,

tanto el tomate como el ajo y el pimiento.

Pero haremos una especie de majadito para ponerlo

de salsa por encima de la verdura

y por si quieres "dipear" las sardinas junto con la salsa.

Así que... Primera bandeja.

Me voy a poner un papelito por aquí...

Papel de horno. En la mandolina, tal y como veis,

tengo ya la opción ondulada.

Le voy a quitar un poquito de aquí de la raíz...

Así. Y la vamos a cortar, pues, transversalmente,

de manera horizontal.

Así... La verdad es que las verduras asadas

son un acompañamiento maravilloso para la sardina.

A mí me suena siempre... No sé. Pescadito frito, verduras asadas...

Todo eso es absolutamente genial.

Y, además, es sano y es fresco...

Y es nutritivo.

Con berenjena y calabacín, hemos trabajado muchísimas veces.

Con ajete... no tanto.

Y, sin embargo, es un ingrediente que me apasiona.

En el fondo, no deja de ser la planta joven del ajo.

Por eso se dice siempre ajetes tiernos.

Tiene el mismo aroma y el mismo sabor el ajo.

Pero al tener más agua,

se nos queda de una manera más elegante.

Yo creo que, con esto, tengo ya más que de sobra.

Bueno, esto me lo dejo por aquí... Siguiente...

Nos vamos con el calabacín.

Igualmente, le voy a cortar un poquito aquí...

Y, en esta ocasión, en vez de largo,

voy a cortarlo en redondo.

Lo que os decía de los ajetes... Pertenece a la misma familia

que el puerro y que la cebolla.

Y, al igual que el ajo, contiene hierro, silicio,

yodo, vitaminas...

Lo que pasa es que al tener bastante más agua,

la cantidad de todos estos minerales

está menos concentrada.

Así que ya me queda colocar los ajetes y el espárrago verde.

Bueno... Y, aun así, voy a tener que sacar otra bandeja

porque tengo que asar esta especie...

Bueno, digamos, de majadillo que vamos a hacer

con el tomate, los pimientos y el ajo.

Pero antes, le quito el tallito.

Ya sabéis que este tallito es como muy leñoso. No sé...

A mí, personalmente, no me gusta mucho.

Así que... prefiero quitarlo.

Y los ajetes, pues, por aquí. No quiero que se me oxide.

Y mientras meto esta en el horno, sigo haciendo lo demás.

Así que un poquito de sal...

Veis que, rápidamente, se oxida, sobre todo, la berenjena, eh.

Así que la sal y la pimienta tienen que ser...

Pues sin miedo. Ahí. Seamos generosos.

Para asarlo... Horno... 200 grados.

15-20 minutitos.

Y así... ¡Venga! ¡Aceitito de oliva!

Somos mediterráneos también. ¿Qué haremos nosotros sin aceite?

Primera bandejita al horno.

Temperatura...

15-20 minutos y 200 grados de temperatura.

¡Ahí va!

Vamos a preparar la siguiente bandeja.

Bueno, esta va a ser mucho más fácil.

Lo único que voy a hacer, es cortar a la mitad el ajo.

Aquí.

¡Vamos allá! Porque el pimiento y el tomate

quiero asarlos para poder hacer, como decía al principio,

esa salsita, pues...

Tanto para bañar la otra verdura,

y por si queremos, no sé, "dipear" un poquito

también en nuestras sardinas.

Así que aquí, exactamente igual. Un poquito de sal...

Bueno, sobre todo, aceite primero para que se le pega la sal.

Bueno, en este caso, lo he hecho al revés,

pero os cuento cómo hacerlo bien.

Y pimienta... De verdad, que no le falte.

Que la pimienta nos lleva a otra dimensión.

Merece muchísimo la pena. Así que para el horno

Con el resto de nuestras verduritas amigas...

Y van a estar, pues, los mismos 15-20 minutitos.

(Música)

Verduras asadas. Y, como veis, le he quitado

la piel al tomate y ya me queda solo

un poquito de piel del pimiento.

Así...

Ahora, lo que voy a hacer, es machacarlo todo en el mortero.

Pero voy a empezar con el ajo. Fijaos qué curioso

porque esto es... Mirad.

Me encanta cuando el ajito sale de esta manera.

Está asado... Huele a asado...

Tiene ese perfume de ajo que yo creo

que a todo el mundo nos gusta.

Yo creo que las salsas son...

la esencia también de la cocina, ¿no?

Es más que necesario, ¿no? La chispa.

Recuerdo un libro de salsas de Michel Roux,

un grandísimo cocinero

que hacía salsas increíbles. Y podemos hacer un salseo,

pues, como en este caso, relativamente mediterráneo.

Así que lo que voy a hacer, es quitar la pulpa al tomatito.

Reconozco que una buena salsa puede cambiar

absolutamente todo.

Realmente, es una salsa majado, ¿no?

Que se parece también... ¿A qué? A ver, pensad.

Seguro que pensáis lo mismo que yo. ¿A qué se puede parecer...?

Pues a una "romescu", a cualquier salsa de ese tipo

con verdurita asada, con la diferencia de que aquí,

en este caso, llevamos un poco más de vinagre

y, sobre todo, de frutos secos.

¡Así! Mira... Majado. He cogido un poquito de perejil.

No me resisto a no utilizar estos maravillosos jugos.

Aquí...

El jugo me va a ayudar muchísimo.

Luego, ya pondremos a punto de sal. Pero qué importante

estar en su salsa, ¿no?

Siempre habréis escuchado, seguro...

Bueno, esa expresión y ese dicho. "Estás en tu salsa".

Voy a ir, poquito a poco, a dar un poco el ruido...

Pero, en una cocina, me siento en mi salsa.

Mirad cómo me ha quedado. Yo... Aun así, voy a terminarla

con un poquito de aceite de oliva.

¡Así!

Mirad, al final, qué pinta, eh.

Un poquito de sal, que la he visto un pelín sosa

cuando estaba machacándola.

Y, también, un poquito de pimientita.

¡Perfecto! La voy a dejar aquí porque mi salsa está.

Yo estoy en mi salsa...

Y ahora tocan... ¡Sardinas!

A ver... Para un malagueño, cuando tú escuchas "sardina",

lo único que se te viene a la cabeza rápidamente,

son las moragas.

Que para la gente que no es de Málaga,

que sepáis que una moraga era la fiesta tradicional

donde se asan sardinas.

No he visto una cosa y una fiesta tan sumamente más bonita,

gastronómica y malagueña en mi vida,

que una moraga de sardinas.

Voy a ponerla a punto de sal. Así...

Bueno... La verdad es que es algo sumamente versátil,

que se puede consumir de mil maneras.

Entre ellas, por ejemplo, también, ya sabéis, el espeto.

Pero crudas, marinadas...

No sé... Fritas...

Fritas, que no tiene nada que ver el frito solo de harina,

con el rebozado a la romana que le vamos a hacer hoy,

que también me parece de los rebozados,

en general, no solo para la sardina...

¡Pero me encanta! Una merlucita a la romana...

O cualquier rebozado a la romana, a mí me apasiona, personalmente.

Bueno, vamos a ponernos en fila, que es como a mí me gusta ponerme

cuando vamos a freír.

Cuando se trata de freír solo con harina,

a 180 grados de temperatura.

En el caso de un rebozado, tiene que ser un poco más sutil.

Probablemente, con 160 tenemos más que suficiente.

Así que voy a empezar a enharinar...

Voy a hacerlas de dos en dos.

Que se tarda más, pero estoy seguro que me va a salir muchísimo mejor.

¡Así! Yo, de jovencito, iba a muchísimas moragas.

Me encanta ver a mi padre espetar sardinas,

estar allí con los amigos... Siempre había alguien

que se sacaba una guitarrita y se ponía a cantar...

Era alucinante. ¡Ahí vamos!

¡Ahí! Bueno, yo creo que, en un par de tandas,

tendré todas las sardinas rebozadas.

(Música)

Así es cómo deben quedar las sardinas rebozadas,

no tienen que estar, excesivamente, doradas

y como visteis, el aceite, probablemente, unos 20, 25...

30 grados menos que cuando freímos solo con harina.

El huevo es más frágil en este sentido y necesita

una cocción mucho más lenta.

Bueno, ha llegado el momento

de emplatar, así que, vamos a empezar

yo creo que vamos a poner por aquí la verdurita.

A ver si somos capaces de hacer algo, bueno,

relativamente, gracioso y simpático.

Lo bueno, es que tenemos nuestra salsita, también,

por ahí, a ver, por aquí.

Un poquito de calabacín, a mí me gusta la verdura asada,

yo soy de esos que el punto asado de la verdura me motiva.

El ajete, de verdad, probadlo así asado,

sé que no es de loe vegetales favoritos

ni de los que más se ven asados porque yo, tradicionalmente,

con ajete, ¿qué hay? Revuelto de ajete,

es como algo muchísimo más tradicional.

Mirad esta maravillosa salsa así, de verduritas

que vamos a poner por aquí.

Ahí, lo hemos hecho muy mediterráneo,

apenas especias y, probablemente, el pescado

más mediterráneo posible.

Nuestra humilde sardinita rebozada.

Bueno, ¿habéis visto cómo las sardinas viajan en bancos?

A mí me encanta salir a la mar cuando el mar está,

totalmente, en calma y hace calor y ese calor

en la superficie hace que salten, constantemente,

sobre todo, cuando tienen el peligro de algún bichejo

tipo atún que va comiéndoselas detrás.

Esos bancos sí que me gusta verlos.

No tanto los otros que los otros, al final,

solo te dan dinero cuando tienes dinero

no cuando te hace falta, pero, bueno, oye,

es una crítica con cariño.

Y aquí tenemos, vamos a lo importante

que son nuestras sardinas rebozadas con verduras asadas.

(Música)

Tengo a mi izquierda a José María,

experto en frutas deshidratadas. Me ha traído diferentes tipos

de pasas, diferentes tipos de orejones y alguna cosa más

aquí de regalo con una punta brutal

que ya nos dirás lo que es. Te lo cuento cuando quieras.

Pero, bueno, primero de todo, mil gracias por venir,

por traernos esto, por educarnos ahora, también

porque creo que existe mucha confusión

y porque nos enseñarás a cómo comprar este tipo

de fruta deshidratadas. Así que, primera pregunta:

¿Qué es una fruta deshidratada? Es una fruta a la cual

le hemos sacado todo el líquido que tiene, naturalmente,

la fruta dentro, con lo cual, nos hemos quedado

con todas sus propiedades mucho más concentradas.

¿El proceso es con un deshidratado controlado,

al sol o en estufas, digamos? No, al sol, el proceso al sol

se hacía antiguamente, yo recuerdo de pequeño,

en Alicante, ponían muchos tomates en tablas, por la mañana se sacaban

para que les diera el sol, se cambiaban a lo largo del día

según el sol se moviera y cuando el sol se iba a meter,

la tabla se metía dentro para evitar el relente de la noche.

Claro, que no se humedecieran, a un sitio más seco.

A un sitio más seco, entonces, eso ya no se hace,

ahora tenemos unos hornos que mediante aire caliente

extrae a una temperatura muy controlada.

¿Qué temperatura puedes ser? 39 grados.

39 grados no más de ahí, vale, largo tiempo, ¿no?

Mucho tiempo, dependiendo del tamaño de la fruta

tienen controlado qué período de tiempo

necesita cada tipo de fruta. Cuéntame, empecemos por las pasas.

Las pasas se pueden hacer tanto con uva blanca

o con uva negra. En este caso traemos pasa de Málaga.

¿Y esa se sigue haciendo en Málaga?

Sé que hay sitios que aún se hace al sol.

Se hace al sol, sí, en muchos sitios,

pero a un nivel un poco más doméstico.

Sí, probablemente. Y esta es de levante,

es uva moscatel, es una uva muy dulce

y esta tiene la característica

de que al secarse, pierde la semilla.

Por otro lado, los orejones,

melocotón y albaricoque tenemos aquí, vale.

Los dos se llaman orejones. Sí, comúnmente,

llamamos orejones a los dos, pero, quizá el de...

El más conocido o el más común, imagino que por precio también

Por precio. Bueno, ninguna de estas frutas

son baratas, eso es cierto. No, ninguna

porque el proceso que tienen de deshidratación

es muy largo a diferentes de estas cocidas

en almíbar que ya el azúcar se encarga de prolongar su vida.

Vale. Estas no tienen ningún añadido

en su proceso, con lo cual, el proceso es más largo.

Y el melocotón que creo que serán

un poco más caro. Es más caro todavía

porque la carne es más jugosa y tarda mucho más tiempo

en deshidratarse. ¿En qué tenemos que fijarnos

a la hora de comprar fruta deshidratada?

Pues, paradójicamente, tenemos que fijarnos

en que esté lo más jugosa posible.

Es un producto que ya está deshidratado,

pero el proceso de deshidratación continúa en casa.

Claro. Queremos partir del punto

más jugoso posible. Y eso, visualmente,

sobre todo, en el tacto, claro, en el tacto ya

tú ves que esto tiene chicha, tiene jugo, está más todavía.

Claro. ¿Qué pasa si no lo consumimos

y se nos quedan secos? La cuestión es conservarlos

muy bien desde el primer momento que llegan a casa

que lo más recomendable es un bote de vidrio

para evitar la pérdida de humedad. Si de repente se te pasó el tiempo

y se quedaron mucho tiempo y viste que están muy secos,

se hidrata en un líquido. Es muy tradicional,

sobre todo, en esta época de Navidad y tal

hidratarlos en vino dulce, hidratarlos en Oporto,

en algún tipo de licor, como el coñac,

pero se pueden hidratar con agua, perfectamente.

Y dependiendo de lo seco que se haya quedado

lo dejas toda la noche en remojo y al día siguiente...

Incluso, lo puedes, si lo quieres dar todavía

lo calientas un poco lo que es el líquido,

le das un hervor y chupa más... Exactamente.

Bueno, genial, oye, para acabar, tengo por aquí

algo que quiero que le expliques a todo el mundo.

Esto es fruta deshidratada, son frutas de verdad:

Fresas, kiwis, melón cantaloup y pomelo, entonces,

esta ha sufrido un proceso de deshidratación

muy parecido a este, pero una vez que llegó a un punto

de deshidratación... No tanto como esta, menos.

No tanto, la cocieron en un almíbar.

Vale, perfecto. Para prolongar tanto su color

como su vida útil. O sea, esto es mi gominola.

Eso es una gominola lo que pasa es que es de fresa.

Esto es brutal. Están muy buenas.

¡Buah, está buenísima! Claro, pero es, completamente,

diferente de este producto deshidratado

sin aditivos. Pues un placer, muchas gracias.

Bueno, esto lo retiro por aquí y os voy a decir los ingredientes

que vamos a utilizar para esta trenza.

Huevo, azúcar, leche, almidón de maíz,

corteza de limón, vainilla en polvo,

mantequilla, miel, nueces, hojaldre. Para una glasa:

Azúcar glas, pacharán y zumo de naranja

y como hemos dicho: Orejones y pasas

que en este caso, van a ser en vez de albaricoques,

de melocotón. Así que lo primero

que vamos a hacer es la crema pastelera.

Ya sabéis que una crema pastelera se divide en dos:

La parte líquida donde, normalmente, infusionamos

el aroma que queremos darle a la crema pastelera.

Nosotros, en este caso, vamos a añadir

esta cortecita de limón y esta vainillita en polvo.

Así, esto lo vamos a hervir por un lado, por otro lado,

vamos a hacer esta otra parte que son los huevos con el almidón

de maíz y el azúcar y me voy a sacar un bolecito,

así, otro pequeño, un platito para echar las cáscaras

y nos vamos con los huevos.

Lo que me interesa es quedarme solo con la yema

porque lo que voy a hacer es mezclarla con el azúcar

y el almidón de maíz. El almidón de maíz

es lo que va a hacer la crema pastelera

aparte, evidentemente, de las yemas cuajen

y se hagan, pues, crema, esa textura de crema pastelera

que tanto nos gusta. Lo que sí es cierto

es como en una bechamel hay que cocerla bien

y hay que dejar perder

esa sensación de crudo del almidón.

(Música)

Azúcar por aquí y almidón, así.

Vale, en este caso lo haremos con almidón de maíz

que si queréis hacerlo con harina de trigo,

pues se podría también, perfectamente.

Nosotros, en este caso, almidón Mirad por aquí.

Emulsionarlo e integrarlo bien. Lo que tenemos que hacer

es añadir un poquito de la leche sobre las yemas.

Vamos a escaldar las que llamo yo también aquí y, posteriormente,

lo que haremos será echarlo otra vez aquí.

Una vez echado otra vez aquí, lo que necesitamos es cocerlas

que hierva un poquito, con mucho cuidado, ¿vale?

Porque si hierve mucho, conseguiremos hacer grumos

y que cuaje, que aquello,

al final, acaba pareciendo una tortilla.

y no queremos hacer una tortilla hoy,

queremos hacer una maravillosa trenza de hojaldre.

Ya veréis la trenza, ¿eh? El resultado es muy llamativo.

A mis niñas se la hago y cuando llegan a casa,

pueden flipar en colores.

Eso sí, las trenzas de postre me salen perfectas,

pero las del pelo...

Esto es complicado, siempre he vivido con mis hijas

y he sido incapaz de hacerles trenzas, colas o peinarlas...

Además, la pequeña, siempre, protesta de que le aprieto mucho.

Ahora, poquito a poco, hay que ir moviendo sin parar,

porque si no, se pega mucho aquí.

Tenemos que esperar a que hierva, pero, de verdad,...

No quitéis la mano de aquí, porque se nos puede pegar

y si pasa eso, se le queda el olor a tostado que no gusta,

y, menos, todavía, en una crema pastelera.

Mirad cómo hierve, ¿veis?

Voy a bajar, un poco, el fuego, porque está, prácticamente.

He elegido la pasa de Málaga y el melocotón,

que tienen una pinta brutal.

Creo que con unos poquitos tengo más que de sobra.

Cuchillito por aquí...

En mi casa, de toda la vida, en Navidad, recuerdo muy bien

un centro de mesa, sobre todo, al final, con los turrones y...

Aparte de turrones, mazapanes, etcétera,

mi madre, siempre, ponía frutas secas y frutas escarchadas,

que, además, hoy, se me han quitado las dudas.

Perfecto. Vamos con las pasitas.

Las pasas, con cortarlas en dos o tres, tenemos de sobra.

Cómo me gustaba y cómo me sigue gustando la Navidad;

un momento en el que estás con la familia, con la chimenea,

todos hablamos...

Para mí es inevitable asociar fruta deshidratada

a esos días tan, sumamente, navideños y bonitos.

Mirad, porque la fruta es buena, mirad qué pintita tiene;

tiene que ser seca pero conservar jugosidad, ¿no?

Que es donde se nota una fruta bien hecha y una no tan buena.

Lo que sí haré será ponerla en un bol,

porque necesito que enfríe; así que, en este bol de aquí...

Ojito con lo que vamos a hacer, esto es una crema pastelera,

de toda la vida, ¿vale?

Normalmente, las cremas pasteleras, siempre, siempre,

se tienen que tapar bien con film,

porque cogen un poco de película y se secan, ¿vale?

Crema pastelera;

nueces, por aquí, ahí, directas, todas para adentro;

miel, para adentro, así.

Como la crema está calentita y está maleable

es el momento ideal de hacerlo.

Vamos a meter, ahora, los orejones y las pasas,

y, por último, la mantequilla.

Guau, vaya pintaza.

Y, ahora, esta mezcla de crema pastelera,

en cuanto le metamos estos dados de mantequilla,

acabará convirtiéndose en una muselina.

Me gustan los nombres de las salsas y de las cremas

tal y como se dicen tradicionalmente.

Bueno, muselina con nueces, miel, pasas y orejones; la tengo.

Así que, ahora mismo, lo que haré será ponerle el film por encima

y dejarla reposar en la nevera durante, aproximadamente, una hora.

(Música)

La crema pastelera ya está fría, o muselina, como queramos llamarla.

¡Mirad qué tropezones!

Tengo la placa de hojaldre abierta y lo que estoy haciendo,

precisamente, es extender esta muselina.

Vainilla, frutos secos... Guau...

Esa corteza de limón, también...

¡Qué pintaza! Seguro que estáis salivando.

Y seguro que, también, estáis pensando

cómo voy a hacer una trenza con la placa de hojaldre.

Os voy a decir una cosa, no sé hacer las de mis hijas,

pero estas sí que sé hacerlas; aquí me sale de otra manera.

Aquí, vamos allá. He sido generoso, ¿eh?

Y, ahora, lo que haré será enrollarla.

Así que... Mirad, un rollito, poquito a poco;

otro rollito aquí, así, poquito a poco;

otro rollito...

Os he dicho, a veces, que soy torpe y la gente no me cree,

pero es verdad, tengo ese puntito de torpeza;

pero veréis, aún así, lo bien que quedará esta trenza.

Siguiente paso...

Vamos a partirla por la mitad, exactamente, por la mitad.

Lo que voy a hacer, primero, será cortar las puntas, así...

Cortamos las puntas. Aquí, perfecto.

Os digo una cosa, ¿eh?

Lo podéis hacer con otro relleno, con o sin tropezones;

y os digo otra cosa más, si lo cortáis así y la estiráis,

podéis tener una especie de ensaimada, tranquilamente;

pero nosotros lo haremos de esta manera.

Imaginaos esto relleno de, no sé...

De unas espinacas, de jamón, de queso... Supersencillo.

Vamos a empezar a hacer la trenza.

Mi hija Aurora y mi hija Laura van a ver cómo hago una trenza...

Una por aquí y otra por allá.

Que no tiene más, ¿eh? Pero vamos a darle otra vuelta más,

para que la trenza sea un poquito más larga.

Ya está, no tiene más misterio.

Ahora, lo único que haremos será meterla en el horno,

pero, ya que estoy, voy a cortar el papelito,

para que nos quepa, a la perfección, en la bandeja.

Este por aquí...

Otro ladito, por aquí...

He puesto un papel grande para trabajar,

pero me molesta mucho cuando el papelito sobresale,

que toca las paredes del horno...

No sé, son manías que uno va pillando con la edad;

y me gusta quitarlas, que es lo que haré, quitarlas.

Bueno, me la llevo al horno.

¿Cómo? De esta manera, mirad.

Lo cogéis por aquí y lo ponéis en la bandeja.

Ahora sí...

Doscientos grados, aproximadamente, treinta minutos,

y tendremos la trenza, prácticamente, lista.

(Música)

He tenido la trenza media hora en el horno;

luego, la he colocado encima de la rejilla,

para que fuera enfriando, poco a poco;

y nos queda el último paso, algo tan sencillo

como esta glasa, que se puede llamar.

Tengo azúcar glas aquí, tengo pacharán por aquí,

ahí, en el medio, con cuidadito;

vamos mezclando, ahora mezclo con un poco de zumo de naranja.

Básicamente, lo que haremos será pintar la trenza,

darle, un poco, ese último golpe que tanto nos gusta.

De esta receta, la verdad,

lo que me alucina es el caramelizado de la crema,

que, al final, nos dejará un sabor, sumamente, agradable.

Bueno, glasa de pacharán terminada.

Mirad qué fácil y qué rápido. Voy a pintar por aquí...

¡Guau! Qué pintaza, ¿eh?

Por cierto, el pacharán, por si no lo sabéis,

es un licor típico, hecho a base de endrinas;

y tiene un saborcito con mucha gracias, dulzón.

Licor de endrinas. ¡Mirad qué pintaza!

Nosotros somos profesionales, y vosotros lo haréis en casa

y os va a salir tal y como me ha salido a mí.

Bueno, ahora, con cuidadito

y con cariño me traigo esta trencita hasta aquí.

Quito la bandeja...

Y nos quedamos la trenza y yo, a solas, con vosotros.

("Man on Fire", Edward Sharpe)

("Man on Fire", Edward Sharpe)

Estoy aquí, y, también, está el libro "Hacer de comer",

con muchas de las recetas que hacemos en el programa;

explicadas, paso a paso, y de forma muy sencilla,

para que podáis hacerlo desde casa. Con el menú de hoy debo reconocer,

por un lado, me han entrado ganas de irme de moraga,

por culpa de las sardinas rebozadas;

pero, por otro lado, gracias a la trenza,

me apetece pasar una tarde, tranquilo en casa,

merendando y comiéndome esta maravillosa trenza.

Aunque, finalmente, no sé qué haré esta tarde-noche,

de momento, sí que tengo claro lo que voy a hacer ahora,

que es probar estas dos recetas; no sin antes recordados

lo que os digo siempre: haz la comida y mejora tu vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sardinas rebozadas y trenza de crema

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Hacer de comer - Sardinas rebozadas y trenza de crema

05 dic 2019

De primero, unas sardinas rebozadas que Dani acompaña con distintas verduras asadas. Y, de segundo, nos endulza con una deliciosa trenza de crema con pasas y orejones. José María Torregrosa, experto en frutas deshidratadas, cuenta curiosidades de este producto.

ver más sobre "Hacer de comer - Sardinas rebozadas y trenza de crema" ver menos sobre "Hacer de comer - Sardinas rebozadas y trenza de crema"
Programas completos (191)
Clips

Los últimos 763 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos