Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5341058
Para todos los públicos Hacer de comer - Sardinas en escabeche y lomo asado con ciruelas - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Sintonía)

Pasa, Josecho, qué bien te veo. Pasa, pasa.

Pensaba que ibas a venir con la pata chula.

No, de pata chula nada. Vámonos para dentro.

Es producto de la ferretería que llevo dentro.

Me alegro que estés en plena forma porque necesito que me ayudes

con el primer plato de hoy. Me parece estupendo, lo intentaré.

Por cierto, me pongo a charlar y no saludo a los espectadores.

Muy buenos días a todos. Buenos días, también.

Ahí está. Como bien veis, lo veis de sobra,

estoy bien acompañado por Josecho, concursante de "MasterChef VII",

Ya como veis, también, está perfectamente recuperado

del pequeño accidente que tuvo en "MasterChef".

En "MasterChef" no, en un avión.

Pero te tuvo apartado del concurso. En "MasterChef" no me empujaron.

En un avión que te llevaba a "MasterChef".

Cierto. Eso es lo importante.

Por culpa de ese accidente, abandonaste el concurso. Qué pena.

Ya ves... Lo siento porque me divertí mucho.

No pasa nada, hoy te volveremos a ver cocinar.

Me parece estupendo, Dani.

Vamos a preparar contigo unas sardinas en escabeche.

Muy bien. Y, luego, lomo asado con ciruelas.

Te vas lavando las manos y yo voy explicando

los ingredientes que usaremos para las sardinas en escabeche.

Grifo, jabón y papel; lo tienes todo, ¿eh?

Yo me las lavaré ahora. Vale.

Para estas sardinas en escabeche vamos a necesitar sardinas,

vino blanco, vinagre, ajo, sal, laurel, tomillo fresco,

pimienta negra, pimentón, orégano, aceite de oliva y harina.

¿Te gusta el escabeche?

Me priva, yo hago el salmón; los escabeches me gustan mucho.

Aquí abajo la tienes. Aquí, mira...

Gracias, Dani. Los escabeches me han gustado

de toda la vida; de pechugas de pollo, de salmón...

Los haces de salmón, también. Con el salmón sale muy rico.

Realmente, se puede hacer escabeche de todo lo que se os ocurra;

de hecho, hoy os quiero enseñar a preparar sardinas en escabeche,

pero de dos maneras diferentes: por un lado, usaremos

la tradicional sardina en crudo; por otro lado, usaremos la frita.

¿Por qué? Porque mi abuela y mi madre,

usaban el escabeche para conservar el pescado frito que había sobrado;

eso es algo que se me quedó, aunque, lo odiaba de pequeño.

Además, es que tengo... de verdad.

Tengo la imagen perfecta del táper con el pescado frito nadando,

yo decía: "Pescado frito húmedo, ¿qué hacen?".

Lo hacían y, además, a mi padre le encantaba.

Vamos a ponernos manos a la obra.

Tú te quedas con tres sardinas, que son seis lomos,

y yo, con las otras tres. Bien. Muy bien.

Tú las vas a preparar para freír, voy a poner este cacharro aquí.

Voy a coger...

Voy a echar una parte de aceite, pero no mucho,

tú, échale la sal y los preparas para enharinar.

Te voy a dar un cedazo, ahí donde me ves,

soy de los cocineros antigüitos para muchas cosas,

y me gusta el toque tras enharinar, para dejarlas perfectas.

Tú vas a hacer eso y yo, mientras, voy a hacer el escabeche.

Lo voy a hacer de una forma tradicional,

voy a cortar el ajo así...

Empieza tranquilo, ¿eh? Ahí, sin miedo.

Estoy con el escabeche y hago una de las cosas que más me gustan,

romper el ajo para que suelte perfume con la piel incluida.

Bueno, voy a echar aquí más aceite de oliva.

Josecho, tú nos verás todos los días, ¿no?

Todos los días. Sí, señor. Ahí está.

Esto y "MasterChef". Es mutuo, yo te veía, me encantaba.

La cocina y la cocina buena me ha divertido toda la vida.

A ver, el escabeche y el aceite de oliva...

A mí me encanta hacer este gesto, porque sé que no echaré

más aceite de oliva y quiero que el ajo se cubra entero,

pero, sobre todo, quiero que suelte ese aroma;

ahora mismo, estamos haciendo, básicamente, un aceite de ajo.

Ahora, voy a echar la pimienta; ojito, que la pimienta,

cuando coge temperatura, suelta mucho aroma.

¿Lo ves bien así? Lo veo imponente.

¿Te gusta el laurel? Me gusta.

Échalo tú, dos laureles, con cuidado de que no se quemen.

Muy bien. Nos queda el tomillo, el orégano y el pimentón;

vamos a ser muy rápidos a la hora de cocinarlos.

Voy a echar el tomillo, que, siempre, suelta agua...

Ahí.

¿Te gusta el pimentón? Me gusta.

OK. Aquí echamos el pimentón.

Sabéis que el pimentón hay que cocinarlo, pero...

Se quema zumbando y se estropea. Se quema, relativamente, rápido.

De todos los ingredientes, nos quedaría echar el orégano,

al igual que los demás, quiero que suelte su aroma ahora.

Así, sin quemarse, ¿eh? Qué buena pinta tiene.

Huele bien, ¿eh? Sí, huele muy bien.

Ahí vamos. Echa el vinito blanco y el vinagre.

Te lo echo todo, ¿no? Échalo todo, sí, sin miedo.

Muy bien.

Un hervorcito, ¿vale? Hablamos de un escabeche,

en esta ocasión, no hacemos un guiso,

no hace falta reducir a la mitad o dejarlo seco;

solo un hervor, ya está listo, añadimos el vinagre...

Ya huele a escabeche, ¿eh, Josecho? Sí, señor.

Huele muy rico, ¿eh? Sí.

Huele muy rico.

Bajamos el fuego y te vas a poner, porque quiero que frías tú.

Vamos a recoger, ayúdame. Huele muy rico.

Vamos a ir recogiendo, lo ponemos en el fregadero...

La harina te la dejo aquí, ¿no?

Sí. Aprovecho para preguntarte, Josecho...

¿Cómo recuerdas tu paso por "MasterChef"? Cuéntame.

Aparte del accidente, claro. Francamente, divertido.

Físicamente, estás perfecto, ¿no? No me quejo.

¿Qué te tuvieron que hacer? Aparte de apartarte del concurso.

Llevo ferretería por ahí. Algún que otro clavo, ¿no?

Bueno, bastantes. ¿Ah, sí?

Cuando paso un control... Pita todo, ¿no?

Pita todo. "Usted, ¿qué lleva?".

Por curiosidad, ¿llevas un certificado...?

No llevo certificado porque ya me conocen...

"Soy Josecho, de "MasterChef"" y ya está.

La Guardia Civil me dice: "Yo lo conozco, pase".

Tenemos esto aquí y lo cortamos con el aceite de oliva;

ahora, lo que necesito, es templarlo, ligeramente,

solo templarlo, por una razón; a mí, me encanta echar

el escabeche semitemplado a la sardina cruda, ¿vale?

En el caso de la sardina frita, vamos a esperar

a que el escabeche se enfríe.

Yo, mientras, voy a ir poniendo mis sardinitas, mira...

Nos vamos a cambiar de sitio. Lo que tú digas.

Ponte tú a freír las sardinas, te voy a dejar solo, ¿eh?

Mientras tú fríes las sardinas, voy a colocar las crudas por aquí,

las voy a colocar de esta manera.

Hay que ver, con lo que gustan las sardinas hoy en día, Josecho.

Las sardinas son riquísimas.

Y durante cuánto tiempo ha sido el pescado de los pobres.

Esto lo voy a usar, no se me había ocurrido.

¿Nunca? Jamás.

Porque no eres Dani García. ¡Es posible!

Eres Josecho. Es cierto.

Yo tendré otras cosas que aprender de ti.

Las sardinas son muy buenas para el cerebro, para el corazón...

Para cantidad de cosas. Y baratas.

Por eso, los malagueños estamos así, por el espeto.

Qué buenos. ¿Comes mucha sardina?

Sí, me gustan mucho. Las he frito poco...

Tengo una curiosidad que creo que no te importa que te pregunte:

¿cuántos años tienes?

Tengo dieciocho, más 55 de experiencia.

Guau... Genial, genial. ¡73!

Yo firmaría por estar a tu edad como estás tú, ¿eh?

Yo firmaría al revés. Y sonriendo siempre.

Seguro que estás bien por comer sardinas.

Por haber comido mucha "pescata". ¿Qué es "pescata"?

El pescado, lo llamo así. Cualquier pescado, ¿no?

La "pescata" me parece extraordinaria.

Recapitulamos, ¿vale?

Te dejo aquí. Sí, cambiamos de sitio,

quito el aceite para que se vea bien...

Tenemos el semitemplado, voy a coger un cacito

y se lo voy a echar a las sardinas.

Aquí... Esto me está gustando un montón.

Además, lo puedes conservar. Tiene un aspecto estupendo,

aparte de que las sardinas son extraordinarias.

Una preguntita, ¿si hubieras seguido en "MasterChef..."?

¿Si habría ganado? Exacto.

Me da igual, me divertí muchísimo. ¿Sí, no?

Además, no he sido eliminado ni me he largado; es decir,

creo que soy la única "Rara avis" que no ha sido expulsada.

Pero tampoco has ganado, ¿no? Tampoco he ganado, efectivamente.

En el fondo, sigues siendo un concursante, ¿no?

Confío en que me vuelvan a invitar, a repescar.

A ver si me repescan en el octavo.

Podemos pedir a Pepe, a Samantha y a Jordi

que para la próxima temporada de "MasterChef",

que cuenten con Josecho, que se lo merece,

porque no ha sido expulsado, ¿no? Yo doy mi voto por él.

Se te agradece.

Mira como huele esto, de verdad, mira cómo huele.

Huele maravillosamente bien.

Está templado y no.. A ver si consigo que lo veáis.

Oye, tienen un aspecto soberbio. Total.

Pero qué me cuentas, tiene que estar riquísimo.

Pero necesita tiempo. Espero a que se enfríe,

cuando se enfríe, lo cerraremos y a partir de ahí,

lo dejamos ocho horitas y estará perfecto.

Nos vamos con las fritas. Me parece muy bien.

Que esto es recuerdo de mi madre, pero, en este caso,

deberíamos esperar a que el aceite se enfriara,

a que el escabeche enfriara, porque ya está cocinada.

Las que tenemos en crudo las dejamos, mínimo, ocho horas

y, a parir de esas ocho horas,

esto nos aguanta mucho tiempo en la nevera.

Esperamos a que enfríe el escabeche para hacer las fritas.

Ya tenemos el escabeche frío y las sardinas fritas,

así que las colocaremos... ¿Las quieres colocar tú?

Pero no las puedes colocar como yo. (RÍE)

Porque se romperían, están cocinadas.

Ya, ya. No creo que haya mayor problema.

Yo lo he hecho con sardinas pero esto sirve para conservar

cualquier trozo de pescado que sobre, sobre todo, frito.

Me imagino unas puntillitas o cualquier cosa así,

vale todo el pescado, una vez frito.

Bien. Has puesto en plan "castellers".

En plan "castellers". Sí.

Bueno, aquí ya echo. Hay que hacer uso de todo.

¿Se te hubiera ocurrido a ti hacerlo con sardinas y así?

He hecho sardinas, pero con otro escabeche.

Pero el escabeche da lo mismo lo que le pongas al final,

que puede el vinagre

y puede todas las bayas.

Y el alijo de... Tiene la fuerza suficiente.

Y está buenísimo.

Pues este está frío. Lo podemos cerrar aquí.

Bueno, y este, que también ya se nos ha enfriado.

Pero el escabeche... Estos son los dos

que hemos hecho, ¿vale?

Os recuerdo. El crudo tiene que estar ahora

ocho horas en reposo. Y después, a la nevera.

El frito, bueno, en el fondo, ya está frío.

Ya estaría para comerlo. Pero necesito...

Ya tiene sentido que la fritura que está dentro

coja este sabor a escabeche.

Por lo tanto, otras ocho horitas es lo ideal

para que uno se lo pueda comer.

Pero, como a mí este tipo de conserva me encanta

y Josecho me cae muy bien, le echo

unas sardinitas en escabeche que hice la semana pasada

y que quiero que él las pruebe aquí

y que se las lleve a casa.

Y ya, de paso, aprovecho para enseñaros cómo queda la sardina.

Que la vais a ver aquí.

Hay que cogerla, porque ya se rompe.

Voy a quitarte este plato. Eso. Recoge.

Pero este bote, Josecho, va a ser para ti, ¿vale?

Espero que no te importe que saque una para enseñarla.

Fijaos aquí, que no hay tampoco un exceso de sequedad

e incluso... Está jugosa.

Está jugosita y está en su punto.

Como no la había probado, la voy a probar ahora,

porque no quiero que Josecho se lleve

algo que no está en su punto.

Aunque, evidentemente, ya te aseguro...

Está en su punto, seguro.

Está en su punto.

Me he comido las dos. Te iba a dar una

y, al final, me las he comido. No te preocupes.

Pruébalo. Sin miedo. Hay más. La voy a probar.

Pruébala, a ver qué te parece.

¡Hum!

Soberbia. Y eso que está un pelín frío.

Soberbia. Eso os lo recomiendo.

Cuando saquéis el escabeche de la nevera,

dejadlo que coja un poco de temperatura ambiente.

Estará mucho mejor.

Está soberbia. Aparte de eso, una cosa importante,

que no hemos hablado del pescado crudo.

Cuando queremos utilizar pescado crudo,

ya sabéis que necesitamos congelarlo, al menos, cinco días.

A menos 20 grados. Es fundamental.

Necesitamos matar el "anisakis".

Como no vamos a calentarlo, la única forma

que tenemos de eliminarlo, es congelarlo.

Josecho, muchísimas gracias.

Me encanta verte tan bien,

que andas, que corres, que saltas.

Saltar, poco. Bueno, pero te veo

casi en plena forma. Te veo en plena forma.

Se procurará. A lo mejor, lo conseguimos.

Quiero que te lleves el bote, pero quiero que hagas una en casa.

Hecho, hecho. Hecho.

Te lo cuento. Hecho, Josecho. Ahí está.

Bote para ti. Para todos

Muchísimas gracias. A ti.

(Canción "Lonely Boy")

Y después de hacer las sardinas en escabeche,

llega el turno del lomo asado con ciruelas.

Y vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

ciruela seca, ciruela fresca,

vinagre, amontillado,

caldo de carne, almendra granillo,

mantequilla, ajo, azúcar,

romero, aceite de oliva, pimienta, sal

y, por supuesto, lomo de cerdo.

¿Qué sucede con el lomo de cerdo blanco

y con la cantidad de grasa que tiene?

Que, seguramente, estéis pensando: "Esta pieza se puede quedar seca".

Y, evidentemente, tenéis parte de razón.

Esta pieza se puede quedar seca.

Pero lo que voy a hacer, es lo siguiente.

Hemos dicho "asado", porque, al principio,

he pensado: "Podemos hacerlo asado.

Lo marcamos y terminamos en el horno".

Pero creo que esta cocción

nos va a dar algún que otro problema.

Y, sobre todo, algún que otro quebradero de cabeza

para que quede jugosa. Y como no es una carne agradecida

en ese sentido, he pensado: "Lo que voy a hacer,

es cortarla en filetes gruesos".

Los voy a marcar y los voy a sacar.

Me voy a poner a hacer la salsa de ciruelas.

Y, a partir de ahí, terminaré el lomo

dentro de la salsa de nuevo.

Voy a poner la sartén a toda potencia.

Necesito que dore rápidamente y que selle poros

lo antes posible, ¿vale?

Bueno, tengo aquí.

Y yo creo que una pieza así la podemos cortar

en unos filetes relativamente gruesos, ¿vale?

Así, más o menos. Vamos a dejar aquí.

Aquí. Así. Mira, os lo pongo con el cuchillito

para que se vea muchísimo mejor.

Aquí. Ya sabéis, como decía, que hemos dicho "asado".

Muchas veces pensamos que un asado es

una cocción que se hace o se termina

en un horno y se termina de asar.

Nada más lejos de la realidad.

Si no, fijémonos en nuestros amigos argentinos.

Por cierto, nos ven mucha gente desde Argentina.

Un beso y un abrazo a todos los argentinos.

Y, obviamente, a sus asados.

Y sus asados no se hacen, precisamente, en el horno.

Se hacen, realmente, a fuego directo.

Lo que sí hacen es...

La verdad, asan lento.

He visto, de hecho, asados que tardan horas y horas en hacerse

y eso está más que bien.

Bueno, tengo aquí el lomito, ¿vale?

Como digo, he puesto la sartén a toda potencia.

Así. Me la pongo aquí.

Y voy a ir echando la sal y la pimienta.

Y luego, la salsa que vamos a hacer,

os la voy a explicar un poquito.

Vamos a hacer lo que viene siendo un gástrico.

Os estaréis preguntando: ¿Qué es un gástrico?

Un gástrico es una salsa que se hace

a partir de un caramelo y un poco de vinagre.

Una vez que tengamos el caramelo y el vinagre,

se suele echar vino. Cualquier salsa tipo Pedro Ximénez,

vino Málaga, todo este tipo de salsas,

se hacen siempre a partir de un gástrico.

Lo que voy a intentar... Ya sabéis que muchas veces

y en muchas ocasiones, cuando quiero que cierre

poros bien, no echo mucha grasa.

Así que, al principio, voy a echar.

Voy a ver si esto está ya. Ya sabéis que compruebo.

Bueno, yo creo que está bien ya.

Ahí. Lo echas. ¿Hace ruido? Lo echamos.

¿Vale? Y lo tenemos a toda potencia.

Cómo me gusta el aroma de la pimienta

cuando está caliente, eh.

Bueno, recoloco esto.

Y voy a echar un poquito de aceite aquí.

Aquí. Un poquitín.

Ya está aquí bien doradito.

Ahí dora. Y lo que quiero, es sellarlo,

mantener dentro los jugos

todo lo que se pueda. Pero, importante, quiero

que dentro se quede crudo, ¿vale?

Y mientras aso, voy a aprovechar para recordaros

que ya está a la venta el libro

"Hacer de comer: Las mejores recetas".

Platos de cuchara, entrantes, ensaladas, sopas, postres,

carnes, pescados... Y lo mejor de todo,

explicado de una forma muy sencilla

para que podáis hacerlo fácilmente en casa.

Bueno, me voy rapidito aquí, porque si no, se me pasa.

Y, precisamente, si hago esto,

no es para que ya se haga el filete entero.

Necesito todavía que le quede un puntito de cocción por dentro.

Porque ese puntito de cocción

es el que nos va a servir para dorarlo aquí.

Ya tenemos nuestros jugos por aquí.

Y sobre estos jugos, vamos a hacer un caramelo

con este azúcar.

Ya sabéis que a mí al caramelo me gusta

también echarle un poquito de agua.

Siempre será bastante menos peligroso

a la hora de hacerlo.

Tardamos más, pero se hace mucho mejor

y muchísimo más seguro.

Vamos a buscar ese puntito tostado,

que es el momento de echarle el vinagre.

Me voy a sacar otra tabla para ir cortando

las ciruelas.

Me apetece mucho hacer este plato y darle este toque.

Estamos acostumbrados a hacer

salsa de ciruelas con ciruelas secas.

En esta ocasión, la voy a hacer

con ciruelas frescas también. Me hace bastante ilusión hacer

esta mezcla de ciruelas secas con ciruelas frescas.

El siguiente paso: vinagre.

Está perfecto para añadir con cuidadito, por favor.

Dejamos que el vinagre dé un poco el primer hervor.

Aquí tenemos amontillado.

Se puede hacer con cualquier tipo de vino.

Sobre todo, a mí me gustan esos tipos de vinos

más azucarados, entre comillas,

que contienen azúcares.

Un Pedro Ximénez, un vino Málaga... Etcétera.

Aquí ya tenéis el vinagre reducido con el caramelo.

Momento ideal para echar este amontillado.

Así. Y empezar de nuevo a dejar reducir.

Y ahora, cuando va reduciendo, para mí también

es el momento de añadir esta ramita de romero

y de partir un poco este ajo para echárselo también.

Aquí, en este caso, lo que quiero es

que suelte el aroma, sin más.

A ver, las ciruelas. ¿Cómo podríamos cortarlas?

Realmente, vamos a hacerlas así en gajos.

Cortamos aquí. Algo bonito, ¿no?

Una a la mitad.

Así. Algo sencillito, ¿vale?

Con esta receta un poco de hoy, con la fruta seca,

con la fruta fresca... Ciruelas que, además,

yo creo que a todos nos gustan.

Le estamos poniendo también ese toque alcohólico,

ese punto de amontillado.

Al final, sean un poco... No solo de nuestro interés,

sino que nos sintamos orgullosos de hacerlas.

y he de decir que he hecho una receta por muy pocos segundos.

Si lo queréis hacer solo con ciruelas secas que además,

es lo habitual, lo podéis hacer, perfectamente.

Aquí ya vemos que está trabando un poquito, momento ideal

pare echar nuestro juguito.

Fijaos ya el puntito que está cogiendo la salsa

y mientras reduce, voy a aprovechar para contestar

un par de preguntas que me habéis hecho en redes.

Por un lado me preguntáis: ¿Cómo puedo rescatar

unas natillas si se me han cortado?

Bueno, la verdad, las natillas se pueden cortar, evidentemente,

por exceso de cocción, aquí lo que haría, básicamente,

un poco triturarlas y añadirle un poquito de leche.

A lo mejor quedarían más líquidas, pero, al menos,

no irían las tiraríamos que es lo importante.

Y luego, esta otra consulta que me hizo mucha gracia,

me decían: "Le compré kéfir a mis hijos, pero no les gustó

y quiero saber si puedo hacer algo con él para que le guste

y no tener que tirarlo. Bueno, pues, a ver, la verdad,

primero, me parece muy bien que me hagáis preguntas

para poder aprovechar aquellos productos que comprasteis.

Vale, así.

Y que no sabéis cómo darle un uso.

Bueno, entonces, en esta ocasión voy a aprovechar para haceros

algo con kéfir, muy, muy original, ¿vale?

Atentos, vamos a hacer pan, así como lo oís.

Tengo el kéfir que está aquí, que no deja de ser

una leche cuajada de oveja.

Luego, la levadura y luego, harina, así que, voy a coger un bol

para mezclar todos estos ingredientes.

Tenemos la harina aquí, la levadura química

y el kéfir. Vamos.

Lo que voy a hacer es ir mezclándolo todo,

normalmente, el pan como estamos acostumbrados a verlo,

al final, es harina, agua, sal y levadura, ¿vale?

En esta ocasión, el kéfir al ser líquido

nos proporcionará ese punto de humedad que necesitamos, así.

Voy a echarlo aquí y ahora tendría que meter

las manos en la masa. Pero veréis qué pan más, sumamente, curioso

y rápido que vamos a hacer. ¿A que nunca imaginasteis

que podíais hacer pan con el kéfir que pensabais tirarlo?

Mira, ya lo voy a sacar

aquí, a ver. También, ojito, podemos tratar al kéfir

como si fuera un arroz con leche, una cucharadita de canela

le viene bien, un poco de esencia de vainilla,

o sea, un poco de fruta, fruta rota mezclada con yogur,

mitad kéfir, mitad yogur. Ahora quito la bandejita

de aquí delante y miro para allá porque estoy mirando

cómo, poquito a poco, va reduciendo mi salsa

y va a quedar impoluta.

Este pan lo vamos a hacer, ojito, en sartén.

Bueno, lo tenemos ya, prácticamente, amasado.

Bueno, ahora ya que tengo la bola hecha,

lo que voy a hacer es darle un poquito de forma,

voy a ir poniendo una sartencita por aquí.

Aquí, y en este caso, nada de grasa,

lo que queremos, básicamente, es cocinar esta harina

y este kéfir el cual me iré lavando las manos

y lo vamos a cocinar como si hiciéramos, básicamente,

el lomo a la plancha que visteis antes,

pues vamos a hacer, exactamente, igual, con un fuego algo más bajo.

Manitas lavadas, la verdad que esto es lo único

que no me gusta de las masas, cómo dejamos siempre,

al final, la mesa y todo. Voy a ir recogiendo por aquí

mientras se calienta mi sartén.

Es importante que la sartén esté muy caliente, pero tampoco

en exceso porque si no, se nos quema.

Ya he puesto aquí, a ver cómo está,

creo que está lo suficientemente caliente para poder echarlo.

Y ese punto caliente que debe estar la sartén al echarlo

es, la verdad, innecesario porque, al final,

se trata de que choque un poco con la harina

y se despique, rápidamente, si no está caliente,

al final, se quedará pegado, eso es una cosa que nos pasa

en muchas ocasiones. Una vez que lo echemos,

lo vamos a bajar y lo dejamos a fuego medio

cinco minutos, pero, imprescindible que la sartén

esté caliente cuando lo echemos.

Lo echamos bien caliente y lo dejamos cinco minutos

por un lado y cinco minutos por el otro.

Aprovechamos mientras a que vaya reduciendo

nuestra salsita y en 10 minutos tendremos listo

el pan y la salsa.

(Música)

Bueno, la salsa, fijaos qué pintaza,

ha reducido suficiente. Le quito el ajito

y esta hojita de romero, más bien ramita que hojita.

Bueno, voy a mover aquí y ahora echaré, pero poquito,

no quiero que hierva más porque quiero que se caliente,

tened en cuenta que el lomito de cerdo está, casi hecho,

yo solo tocando ya sé que le falta muy poquito

para hacerse y recordad que tenemos aquí

nuestro maravilloso pan de kéfir que ha estado cinco minutos

por cada lado a fuego medio, recordad.

Así que, voy a bajar el fuego de la salsita

y lo único que voy a echar son los ingredientes

que me quedan aquí, primero la mantequillita.

Me gusta este puntito, al final, de mantequilla

que es un toque como muy afrancesado,

pero que a una salsa de este tipo le viene genial, así.

Aquí tenemos ciruelas frescas y ciruelas secas

Pero vosotros os vais a la frutería y veis lo que hay

y lo que os apetezca, si queréis, pera, pues pera,

que queréis manzanas, pues manzanas,

melocotón, pues melocotón, pero qué difícil es elegir,

siempre que voy al supermercado me quedo bloqueado

porque pienso en hacer una comida y acabo haciendo otra distinta.

También me pasa con las películas de cine,

hoy hay tantas posibilidades que al llegar a casa, digo:

"Me apetece ver una película", pero el 50% de los días

acabo desistiendo porque no sé cuál elegir

y me pongo, la verdad, nervioso y digo: "Llevo 25 minutos

para elegir una película", y cuando pasa el tiempo, me aburro

y, al final, acabo haciendo otra cosa.

Bueno, os recuero también, que me estoy enrollando,

os recuerdo que he echado la almendra picadita,

he echado también, la ciruela seca y he echado también

al ciruela fresca y ahora voy a poner aquí

los filetitos y esto va a estar casi.

Así, la ciruela, aunque esté seca, no necesitamos hidratarla

porque, al final, la verdad, es un medio secado.

Siempre tiene un poco ese punto de humedad genial.

Fijaos qué pintaza tiene esto.

Si lo hacéis con pasas, la pasa sí es bastante más seca

y en este caso me gusta hidratarla, pero la hidrataríamos, incluso,

en el mismo vino, en el mismo amontillado

que hemos puesto en la salsa, o sea, la hidratamos ahí,

quitamos lo que son las pasas y ponemos el amontillado normal

y luego, la pasa que ha hidratado en ese amontillado.

Mira, fijaos cómo un lomito de cerdo

puede ser atractivo y puede ser rico.

Ahora, también os digo que si a esos lomitos

de cerdo blanco le ponemos ibérico, mucho mejor.

Que si de ahí pasamos, por ejemplo,

a un solomillo de ternera, ya ni te digo, pero, ojito,

¿¿sabes muy bien a que carne le viene genial

este tipo de salsa y, exactamente, lo mismo

que hemos hecho ahora? Por ejemplo, al pato,

un magret de pato con esta salsa es genial.

Muy bien.

A ver, y tranquilos que no se me olvida

el pan de kéfir que seguro a más de uno os ha impactado.

Bueno, y el pan, pues mira,

la verdad, que ya que lo tenemos aquí

lo que vamos a hacer es ponerlo aquí en el ladito,

pero no, lo voy a partir.

Así ya lo tengo

y cuando vengan invitados: "Que no tengo pan en casa",

no tenéis excusa, así.

Fijaos qué rapidito hemos hecho este pan.

Bueno.

Yo lo pondría aquí, así, de esta manera.

Así, perfecto, a veces, no hay nada mejor que improvisar

y aquí tenemos nuestro lomito de cerdo asado con ciruelas.

(Música)

Sardinas en escabeche y lomos con ciruelas,

dos platos fáciles, deliciosos y contundentes que además,

son baratos porque comer bien no tiene por qué salirte caro.

Y ya lo sabes, haz la comida y mejora tu vida.

Y yo me puse aquí un tenedorcito

para probar este lomito, nunca mejor dicho.

Brutal.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sardinas en escabeche y lomo asado con ciruelas

Hacer de comer - Sardinas en escabeche y lomo asado con ciruelas

15 jul 2019

Hoy Dani García recibe la visita de Josecho, el aspirante de MasterChef 7 que tuvo que abandonar la competición por una lesión en el pie. Habla de su accidente y de su paso por el talent culinario y, mientras tanto, prepara junto a Dani García el primer plato del día: unas sardinas en escabeche.

ver más sobre "Hacer de comer - Sardinas en escabeche y lomo asado con ciruelas " ver menos sobre "Hacer de comer - Sardinas en escabeche y lomo asado con ciruelas "
Programas completos (105)

Los últimos 418 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Nieves

    la verdad que los videos están bien,pero la gente quiere poder descargarse de alguna manera las recetas en caso de no poder cogerla durante el programa. hay alguna forma de descargar receta de los programas y no los videos??

    25 jul 2019
  2. Marisa Lista

    Hola Dani, disculpa la molestia, me gustaria tener la receta del pan...del programa de hoy 15 de Julio de 2019. Te hago llegar saludos y muchas bendiciones...Gracias

    15 jul 2019