Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5121321
Para todos los públicos Hacer de comer - Redondo de ternera mechado y lasaña - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Estoy agobiadísimo. Qué te pasa.

Es que no la tengo, no la tengo ni aquí ni en ningún lado

que me robaron la cartera. Que no la soltaste de aquí.

Que me la robaron. ¿Seguro que no la dejaste aquí?

Y ahora a sacarme el carné, el de coche, el DNI...

Sí, porque... El carné del Betis.

Porque pasta como que no... Dinero, no, el que la tenga

va mal de dinero.

Bueno. De verdad, y es que

no puedo más de...

Ay, vaya, ay.

¿La tenías aquí, no? Yo que voy a tener aquí,

la tendrías tú que la dejaste ahí.

Está todo, está todos. A ver, con la lata que me diste

con la carterita. Lo siento, Dani, lo siento,

ya estoy contento. Solucionado el problema de Antonio,

vamos a solucionar el problema de Paula Prendes, buenos días

a todos, ella tiene un problema de sequedad en el redondo

de ternera asado y nosotros se lo vamos a solucionar.

Por lo tanto, vamos a hacer un redondo de ternera asado

y con los restos que nos sobra, una lasañita, bien hecha,

gratinada con bechamel y salsa de tomate, las dos cosas.

(Timbre) Ya está aquí Paula.

Vámonos. Le abro yo.

Bueno, yo voy a ir lavándome las manos.

Hola, buenos días, qué bonito esto.

Pues ya ves. Jolín, está precioso.

Hola, Paula. Dani, qué tal.

Ya estamos. Qué ilusión, eh.

Cómo estás. Hacía tiempo que no te veía.

Hacía mucho, desde "Cocineros al volante".

¿Has visto? Muy bien.

Muy contenta de estar aquí con vosotros en esta cocina

tan bonita que tenéis. A mí me hace mucha ilusión

y creo que tienes un problema que tienen, probablemente,

muchísima de la gente que nos está viendo.

Espero que sí porque no quiero ser

la única de España que le pase lo que me pasa a mí.

Redondo de ternera, quiero que me quede jugosito.

Necesito ver cómo lo haces para poder analizar que en el fondo

ya me lo imagino porque si me has pedido solo esto,

el redondo de ternera. Esa pieza tiene

una pinta maravillosa.

Tiene una pinta estupenda. Antes, las manos,

aquí hay que lavarse las manos. Sí, yo las traigo lavadas, pero

las lavo para que veáis que sí. Sí, sí.

Manos perfectas, Paula. Muy bien.

A ver, mira, bueno, Paula. Bueno, pues yo lo salpimiento...

Hazlo, tú en tu casa. A ver, a mí me gustan las cosas

muy saladas. Y masajeas ahí.

Sí, para que se sienta bien. Qué suerte, mira.

Al final, sin sal, la cosa está chunga.

Oye, bien, Dani, no va mal. ¿Eres zurda?

No soy zurda. Ambidiestra.

Ambidiestra, nací y dijeron a mi familia: "Oye, podrá usar

igual la derecha y la izquierda", pero, al final, no me potenciaron

la izquierda, pero tengo mis cosas raras

como dar la vuelta... Como ahora mismo

porque la pimenta...

¿Hice algo raro? No me di cuenta.

Si eres diestro, la pimienta es taca, taca.

Es más difícil lo que has hecho que en la realidad.

No lo sabía, tengo mis cositas. Ya veo que tienes tus cositas

tienes un redondito aquí con sal y pimiento, está bien.

¿Qué hacemos? Al horno.

Según tu receta, eso se va al horno.

Sí, esto se va al horno. Vale, pues lo llevamos al horno.

Venga. Antonio, aquí tenemos a un pinche.

No hago nada porque no conozco vuestra cocina.

¿Alguna temperatura? A 189 grados,

pues... 45 minutos, una hora y listo.

Y luego lo trinchamos. Dani, nos vamos ya,

terminamos la receta. Para qué queremos más.

Vamos a ver qué sale. Esperemos que un redondo.

(Música)

Vamos a mandar a Antonio a por el redondo y veamos

cómo nos lo encontramos.

Si quieres, te acompaño por si acaso.

No te preocupes. No te preocupes.

Espero que el redondo seguirá redondo.

No estará cuadrado. Bueno, no sé qué decirte.

Ni tan mal, eh, ni tan mal. Está moreno.

Bueno. Está bien, está bien.

El color doradito sí que está. ¿A ver?

Huele bien. Como hacen los grandes chefs.

Esto lo aprendí yo en "MasterChef".

Sí. Estuve poco, pero lo aprendí.

Bueno, creo que lo tiras a un cristal y lo rompe,

no el redondo, el cristal.

(RÍE) Está muy duro.

O sea, de verdad... Es una pieza muy consistente.

Y muy grande. A ver.

¿A ver?

El cuchillo es que es buenísimo, tenemos que decir.

Esto está un poco seco y duro,

podemos darle a mi pinche que tiene un paladar fino,

a ver qué le parece. Guay.

A ver, Dani. Aquí se nota cuando lo estiras así

ves que no hay juguito y está sequito.

Dani, no me lo pintes tan mal, no me lo pintes tan mal.

Hombre...

Lo voy a probar yo. Se te hace un poquito de bola.

A ver, a ver. En el molar.

Se te hace ahí pelota de ping-pong, casi.

Bueno, sí, un poco, está bueno porque es bueno,

pero se nota que... Podemos salvarlo,

podemos darle diferentes usos. ¿cuál sería uno?

Yo lo enfriaría y luego, si tenemos un cuchillito

bien afilado, cortaría laminitas finas,

¿y habéis probado, alguna vez, el lacón gallego?

Que lo ponen y luego le ponen un poco de pimentón

y aceite de oliva, así podríamos utilizarlo.

Pero hoy tenemos luego lasaña de aprovechamiento

de carne de este tipo porque nos sobre o porque

vino Paula a casa y nos hizo un redondo

que se ha quedado más para acá que para allá.

Se ha quedado un poco rehecho.

Por lo tanto, lo aprovechamos para la lasaña, así que, Antonio,

Ah, muy bien. Lo cogemos así.

Nada se tira en la cocina. Nada se tira, hombre,

es una buena pieza de carne, redondo.

Como redondo, no nos va a valer, eso lo guardamos luego

para nuestra lasañita. Trae, me lo llevo.

Bueno, me alegro que lo uséis para otra cosa.

Claro, aquí no se tira, absolutamente, nada,

pero ya que has venido,

vamos a hacer nuestro redondo de ternera

y lo vamos a mechar y para hacer nuestra carne mechada,

nuestro redondo de ternera mechado, necesitamos:

el redondo, un poquito de caldo de ternera,

un poquito de vino, en este caso, Pedro Ximénez.

cebollas, ajos, pimienta, laurel, zanahoria, ciruelas y tocino.

Y luego, de guarnición, unas patatitas, un poquito

de tomillo fresco y ajo. Fenomenal.

Me quedo esta tabla para limpiar el redondo

y lo mecharemos de una manera especial,

no cómo se hacía antiguamente.

Mientras, Antonio... Venga, trae.

Venga, dale, si quieres te ayudo, lo que mande el jefe.

¿Te doy una tablita o qué? Claro.

¿Tú cortas la cebollita y yo la zanahoria?

Bueno, lo que diga Dani. Bien, así me pongo a llorar.

¿Quieres llorar? A mí me gusta mucho cocinar.

Bueno, es un acto muy bonito. Y sé cocinar, de verdad,

yo sé cocinar. ¿Cómo quieres que te lo corte?

En "mirepoix". ¿Qué?

Antonio te lo explica. ¿"Petitpoix"?

"Mirepoix". "Mirepoix".

"Mirepoix". "Mirepoix".

"Mirepoix". Yo sabía lo que era "brunoise".

La "brunoise" es pequeñita, la "Mirepoix" es a groso modo,

fue mi primera lección hace 25 años en la escuela de hostelería.

La cebolla, mira, coges la cebollita,

un corte aquí, otro corte aquí,

¿vale? La pones así y aquí.

Fíjate qué facilito. Ah, más sencillo, entonces.

Más sencillo, claro. Mejor para llorar menos.

Sí, porque, al final, esa la trituraremos.

Vale, perfecto. No me llores, eh.

Un poco. Paula, cuéntame, has estado

en "MasterChef", has sido presentadora,

creo que cantas, ¿hay algo que tú hagas mal?

Aparte del redondo. (RIENDO) Aparte del redondo.

Bueno, a ver, cocinar, tengo mi espinita

porque me fui la primera de "MasterChef" y la gente me ve

y eso de cocinar, entre que se va la primera,

viene aquí y no sabe hacer un redondo, lo ponemos

entre comillas, pero es verdad que cocino mucho en mi casa

y mi madre me enseñó a cocinar, pero estos niveles de cocina,

pues no los tengo, lógicamente.

Pero no sabía que cantabas. Sí, me gusta mucho cantar.

A mí me encanta cocinar con música, si te atreves...

Hago mis pinitos alguna vez, lo que pasa es que, al final,

aprendiz de todo, maestro de nada.

Estás haciendo la liposucción al redondo.

Sí, quitar la grasa y nervio porque haremos lo siguiente, a ver,

seguro que recordáis que mechar se hacía con aguja,

antiguamente, metías la grasa dentro de la aguja,

la metías la sacabas y dejabas la grasa dentro.

Nosotros lo haremos de otra manera,

abrimos el redondo como una especie de librito

y luego lo bridamos fácil, como si nos atáramos los zapatos.

Vale. Cortamos aquí

con tendencia hacia abajo. Ya vemos que la carne

solo por la fibra está hecha para esto,

tiene fibra y es dura. Cogemos por aquí

para abrirlo como un librito.

Y ya tenemos lo que llamamos en cocina, abierto como un libro.

A ver. Antonio, sal, pimientita

y le metemos tomillito fresco. Vas bien de sal tú también.

Hombre, me dices que te gustan las cosas saladitas,

pues ya que hacemos un redondo, lo hacemos ahí como a ti te gusta.

Solo le va a quedar. Ya ves, vamos a ver.

Qué carne tan buena. Dani, dime, mándame, habla.

El tocino está ahí. Si ya tenemos la verduritas hechas.

¿Cómo quieres el tocino? El tocino te lo corto aquí

en la tablita roja. Vamos a hacer lo siguiente,

la verdad, es poquito para la cantidad de carne que hay,

mira, un poquito aquí. ¿Te corto las patatas?

Pela y corta las patatas en gajos.

En gajos. Bueno, no las peles,

las haremos con la piel. Qué ricas, con la piel.

Yo digo: "A Paula le gustarán con piel".

Sí, nunca corté tocino, ¿me dejas cortar una rodajita?

Bueno, no deja de serlo, tírale.

Qué bien. Así, ¿no? Corto bien.

Sí, a ver si somos capaces de cerrarlo por aquí.

¿Qué hacemos con esto? Lo que es el hecho de mechar

es este gesto que estamos haciendo

que es el aporte de grasa

a la carne. Antonio, tomillito.

Dani, tomillito. Aprovecho este y coges otro

para las patatitas. Cógete para las patatas.

Así, entero. Sí, enterito, así tenemos aroma

y tenemos grasa y además lo tenemos bien salpimentado.

Claro. Por dentro, cosa que con

el antiguo mechado, la antigua manera de hacer mechado,

pues era más complejo que ahora mismo estuviera

tan aromático y tan bien aliñado y sazonado.

Una de bridas. Mi madre le llama hilo de bramante.

También se llama así. Hilo de bramante.

¿Sabes bridar? Es complicado, Dani.

¿Sabes atarte los zapatos? Claro, hombre, mira.

Pues ya está, antiguamente, en la cocina, se hacía aquí

un nudo, se pasaría por delante y luego, se vuelve a atar.

Claro. No nos complicamos la vida,

prefiero ir poco a poco e ir haciendo nudos de zapato.

Mira. En mi casa hacíamos

los niños envueltos, que era un filete de ternera,

jamón, queso, envolverlo

y luego con hilo de bramante lo cerrábamos.

y la verdad es que estaba muy bueno.

Y lo de "niños envueltos" era un poco raro.

(RÍE) Niños envueltos.

A ver. Mucha gente no sabe bridar, la verdad.

Y, al final, no merece la pena más que apretar un poquito

y el típico cordón de zapato.

Y ahora, por aquí otro. No. Vamos a hacer unos cuantos.

Además, lo hemos abierto en libro y sabemos que corre peligro.

Sí. Me acuerdo en casa haciendo merluza rellena.

Rellenas la merluza y luego había que coserla

con aguja y con hilo.

Luego se quitaba y quedaba muy bien.

Tras tu salida de "MasterChef", ¿quién cocina en casa?

¿Cuáles son tus nuevos proyectos? Cuéntanos.

En casa sigo cocinando yo, obviamente,

porque me gusta mucho cocinar.

Tú ya vives aquí, ¿no? ¿En Madrid?

Sí. Vivo aquí. ¿Con quién vives?

Con mi chico. ¿Por qué las chicas últimamente

decís "chico"?

Será que mi novio también es chico

y por eso lo llamo "chico". Es más chico que yo.

Y, bueno... ¿Proyectos?

Claro. Un proyecto maravilloso en Televisión Española,

en el programa "Prodigios". "Prodigios".

Copresentado con mi gran amigo Boris Izaguirre,

con un jurado maravilloso que es Ainhoa Arteta,

Nacho Duato, Andrés Salado. ¡Qué nivel!

¡Qué nivel de jurado! Vamos, el "MasterChef"

de los niños prodigios. Y nada. Y unos niños

con un talento maravilloso,

que se dedican a la danza clásica; instrumentos,

desde clarinete, violín, piano; y canto lírico.

Trabajar con niños es una auténtica maravilla.

Es una gozada. Sí. Bueno, vamos ya a lo que vamos.

Redondo ya semipreparado.

Ahora lo estás sellando. Exacto.

Para que los jugos se mantengan dentro.

Aquí conseguimos básicamente dos cosas.

Una de ellas es, evidentemente, que los jugos se queden dentro.

Y que también se caramelice en la sartén.

Y cuando vayamos a echar esto, ya empiece a saber a ternera.

Hay que sellarlo bien. Lo ponemos así.

Le damos la vuelta. Y vamos a contar

los siguientes pasos. Venga.

Antonio, patatitas, ajo roto, como nos gusta.

Vale. Tomillito, una bandeja,

un poquito de aceite de oliva, sal, pimienta.

Horno a 180 grados.

Luego, ¿qué vamos a hacer en cuanto esto esté dorado?

Lo vamos a sacar y vamos a empezar a cocinar

el sofrito con la cebolla, con la zanahoria,

con la ciruela, el vino.

Y el caldo lo añadiremos ya cuando esté el redondo.

Y ojito, eh.

Lo que vamos a hacer, es cocinarlo

en la misma olla cuando ya todo esté junto.

O sea, es un asado, digamos,

pero con cierta humedad.

Vale. Esto es como un niño envuelto gigante.

(RIENDO) Sí. A ver.

Me has dejado muerto con ese plato, eh.

Muerto. Niño envuelto... (RÍE)

Sí, sí. Es un poco...

Veo que lo pasáis bien cocinando ahí en tu casa.

Y tenemos otro plato que lo llamamos "gusta a todos",

porque nos gusta a todos.

Dime qué lleva. Era una base de puré de patatas.

Otra base de bonito con tomate. Puré de patata, bonito con tomate.

Puré de patata y luego queso fundido y al horno.

Para los niños, una lasaña buenísima, la verdad.

Dani, me voy al horno. Venga.

180 grados. ¿Tiempo?

20 minutitos. En 20 minutos va a estar.

Este tipo de gajo tampoco tarda muchísimo en hacerse.

Voy a sacar de aquí el redondito.

Mira qué pinta ya. Por lo menos ha quedado doradito.

Y empezamos con la cebollita.

Y es fundamental cocinar bien las verduritas.

Yo le pido a Antonio siempre un poquito de caldo.

Claro. O agua o un pelín de caldo solo.

Mira. Lo que vamos a hacer, son dos cosas.

Estamos desgrasando ya todo lo que hay abajo

y encima está cociendo la cebolla.

Y una tercera es que no se nos pegue.

Hombre, claro. Incluso me da tiempo a plancharme,

menos una camisa que soy muy torpe, pero una camiseta sí.

Ahora que está fondeado,

vamos a ir añadiendo la zanahoria.

Y ahora seguimos cociendo.

Tenemos la cebolla. Hemos echado la zanahoria.

Vamos a dejar fondear un poco.

Luego vamos a echar un poco de laurel

y tres granitos de pimienta. No más.

Laurel.

La pimienta.

Unas ciruelitas.

Un poquito de vino. ¡Qué rico el Pedro Ximénez!

Y que reduzca.

Bueno, añadimos el redondo. Ajá.

Lo tenemos todo. Y ahora este caldito que tenemos

es lo que nosotros llamamos "nuestra despensa congelada".

Es de las cosas que nos sobran, bien guardas en paquetes,

con su fecha, con sus nombres.

Caldito. Mi madre también congela

el caldito del pescado, de la carne en el congelador

y cada vez que necesita... Yo tengo un deje de mi madre

y de mi abuela. Sí, ¿no?

Por mucho Dani García que sea, al final,

tu madre y tu abuela te marcan. Bueno.

Dan igual las tres estrellas Michelín. Al final...

Bueno, tanto igual no dará. Bueno...

Sí, sí. Pero que aprendes donde aprendes.

Y aparte de eso, cerramos.

Antonio, las patatitas las ponemos arriba.

Y hazme hueco, que voy a meter esto en el horno.

Listo, Dani. Ábreme aquello. Vámonos.

¿Te acompaño? Venga, vente para acá.

Te acompaño para ver y para oler.

Para que vas que es igual que el redondo que tú has metido.

Vale. Bueno...

Un poco más grande, he de decir. Y relleno de grasita.

Cómo me gusta cocinar así, de esta manera.

A ver. Los que penséis... Es importante.

Seguramente, hay gente que está pensando:

"Esto no es un asado". Vais a ver que al final

la pieza es básicamente asada.

¡Oh, qué pinta!

Yo no tenía ninguna duda de que iba a salir bien.

Y las patatas, el olorcito a tomillo que tienen.

Mira, Antonio. Haremos lo siguiente.

Vamos a sacar la carne. Vale.

Tú vas a triturar la salsa.

Y me cuelas la salsa. Yo voy a sacar la carne.

¿Y yo qué hago? Tú vas a triturar.

¿Te parece bien? La salsa. Perfecto me parece.

A ver. Si veis que hay mucha verdurita

y está muy espesa, le echamos un poco de agua.

Tiene que quedar una salsa elegante,

porque, además, vamos a pasar por un colador.

Pero hay que triturar bien.

¿Te puedo hacer una pregunta? Las que quieras.

Cuando cocinamos en mi casa esta receta,

las ciruelas a mí me gusta dejarlas enteras

y me gusta luego comerlas enteras. ¿Lo hacemos?

Yo creo que sí. Va a quedar mejor. Tienes toda la razón.

Pues venga. Cucharita, que ayudo a Paula.

Saco las ciruelas. Perfecto.

Como os decía. Voy a quitar primero el hilito.

No quiero que nos encontremos hilitos por ahí,

que pasa muchas veces cuando bridamos.

Voy a sacar una fiambrera

para este redondito. A ver.

Cógelo. Espera, que te voy a ayudar yo.

Esto para nuestra lasañita. Corte aquí.

¿Cómo lo ves, Antonio? Un poco de agua le echaría.

Bueno, pero poquito. Vale. Yo creo que vale, Paula.

Venga. Mijita de agua rápido y a colar,

que esto está ya.

Cuidado, Paula, que voy.

Mira. ¡Hala, qué buena pinta!

¡Qué rosita! Rosita. Sus trocitos de tocino.

La voy a coger y la voy a poner aquí.

Esto tiene mejor pinta que lo que yo he propuesto hoy.

Pero yo he venido aquí con el problema.

Mira. Te voy a poner este poco por aquí para ti.

Quiero que veáis esto. Cómo hay grasita,

cómo hay jugosidad, ese punto rosita.

Y esto es un redondo jugosito.

Jugosito. Esto...

Redondito. Lo vamos a poner aquí para ti.

Mira qué bien está ligada la salsa.

Qué pintaza de salsa. Vámonos, Paula.

Vamos a ser finos con Dani.

Sí, sí. Antonio sabe que conmigo no puede...

De ordinarieces, nada, ¿no?

Pongo esto por aquí. Salsita.

Antoñito. Dime.

Patatita ahí en el lado. Te dejé el hueco ideal.

¡Qué rico! Venga, voy para allá.

Voy a napar aquí. ¿Qué sería de la cocina sin salsas?

Sin salsas para mojar con el pan.

Ahí está. O con el dedo. Yo soy mucho

de hacer así con el dedo, que queda fatal,

pero me gusta mucho. Hay que hacerlo.

Fatal queda no hacerlo. Me gusta eso.

Y esto, que es el toque Paula.

A mí me gusta así. Me parece, la verdad, genial

tu idea. ¿Sí?

Además, estéticamente, es muy bonito.

Queda superbién. Qué guapo.

Toma, Dani. Ve poniéndole.

Los ajitos. Y listo, Dani.

Bueno, esto está. ¡Qué pintón!

Oye...

Enhorabuena. Ya sé hacer redondo de ternera.

Que nos faltas tú.

Probarlo yo. Claro. Te echo yo ahí.

Venga. Este lo hemos hecho para ti.

¡Hum! ¿Volverás a hacer

los redondos de ternera como antes?

¿Así tipo pedrusco rompeventanas?

No, ¿eh? Hay que ver.

Está buenísimo. Está bueno, eh.

Qué pena que en casa no se pueda probar.

Bueno, pueden hacerlo. Pues muchas gracias, chicos.

Un placer estar con vosotros. Muchas gracias.

Nos alegramos de haberte dado un toque

y que tú nos lo hayas dado a nosotros.

Gracias, Antonio. Yo te acompaño, por supuesto.

¿Me acompañas? He aprendido mucho hoy.

Lleva hasta el bolsito, por favor.

Muchas gracias. Adiós. Gracias a ti.

Hasta luego. Muchas gracias.

Aquí tenemos nuestro redondo de ternera asado en salsita

con ciruelas y patatas gajo.

#¿Qué vendrá? ¿Qué vendrá?#

#Escribo mi camino.#

#Si me pierdo, es que ya me he encontrado

#y sé que debo continuar.#

Qué maja Paula. Pero maja, vamos.

Encima nos ha dejado nuestras carnecitas perfectas.

Eso sí. No quiero que os dejéis llevar por el nombre.

Lasaña de aprovechamiento, que parece

que vamos a hacer una lasaña con los restos. Que es verdad.

Pero vamos a hacer una lasaña como Dios manda.

Si no contamos que es de aprovechamiento,

nadie se daría cuenta.

Que es importante. Hasta más rica.

Bueno, para hacer nuestra lasaña de aprovechamiento,

tenemos aquí las dos carnes.

Una que es la que ha hecho Paula y otra la nuestra.

La salsita que hemos usado para el redondo, tomates, ajo,

pasta para lasaña, aceite, sal, parmesano, cebolla, emmenthal,

nuez moscada, mantequilla, harina, leche y orégano fresco.

¿Cómo lo ves? De lujo.

¿Vamos por partes? Vamos.

Vamos a hacer, por un lado, un sofrito de tomate;

por otro lado, una bechamel; luego, ensamblaremos eso

y meteremos toda la carne. Por otro lado, voy a necesitar,

Antonio, unas rodajitas de tomate, como para una ensalada.

Vale. OK. Lo demás lo hago yo. ¿Te parece?

(RÍE) Vale, pues nada, me pongo a ello.

Lo primero que necesito es que piques el ajo y el tomate,

porque la cebolla ya está.

¿Necesitas el tomate en rodajas o el tomate rallado?

El rallado porque tengo que hacer la salsa antes de montar la lasaña.

Vale, pues voy a rallarlo. Ahí está.

¿Tengo que picar el ajo, no puedo rallarlo?

Necesito el ajito, antes del tomate van el ajo y la cebolla.

Esto lo sabes muy bien. Un, dos, tres; un, dos tres.

¿¿Te ha puesto nervioso Paula? No, estoy contento.

No igual mirar a la derecha y ver a Paula que a mí.

Estoy supercontento porque la lasaña me encanta

y porque ya tenemos la carne aprovechada,

no tengo que cocinarla. "La carne está aprovechada".

Carne aprovechada.¿Sí, no? Carne aprovechada.

Imaginaos que os sobra el pollo asado del domingo,

¿qué hago el lunes? Una lasaña, pero individuales.

Como la vamos a hacer nosotros pero con pollo asado.

Las meto en recipientes individuales

y ya tengo en mi congelador mis lasañas individuales.

Igual que os digo pollo, puede ser carne o pescado, ¿vale?

No sería lo mismo con pescado pero todo nos vale, es en serio.

Como veis, he puesto dos sartenes.

En una vamos a hacer el sofrito con ajo, cebolla y tomate;

y en la otra vamos a hacer la tradicional bechamel.

Voy a necesitar que Antonio caliente la leche.

¿Microondas, Dani? Sí, microondas.

¿Cuánto tiempo en el microondas? ?ara que la gente lo tenga claro.

Que esté caliente, es imprescindible que la leche,

para hacer la bechamel, esté caliente.

Tengo aquí la mantequilla, tengo aquí la harina,

tengo aquí el ajo, la nuez moscada por aquí.

¿Te vale con dos minutos? Sí, que se caliente.

Vale, vale. A 900 vatios.

Voy a echar aceite de oliva...

Dani, ¿cuántos tomates? Cuatro tomates.

Cuatro, muy bien. Aceite, ajo.

Ojo, me ha dado por hacer esta lasaña con esta carne

porque Antonio estaba cantando "Bella ciao" en italiano.

(TARAREA "BELLA CIAO")

Te gusta, ¿eh? Me gusta.

Por eso he hecho una lasaña, si hubiera cantado en griego,

hubiera pensado en berenjenas rellenas.

¿Sabes qué es lo que más me gusta? Saber que yo te inspiro.

Sí, aunque no lo creas.

No te inspiro confianza pero te inspiro otras cosas.

Dani, la leche está templada, ¿te la saco?

Sí, ponla aquí templadita, que voy a empezar a echar esto;

antes, voy a echar la cebolla.

Tenemos aquí la cebolla, el ajito está perfumado

y, ahora, mientras, voy a echar la mantequilla.

El aprovechamiento me recuerda a cuando le pasaba la ropita

a tu hermano, a tu hermana...

¿Tú le pasabas la ropa a tus hermanos, Dani?

Yo tengo una hermana mayor, ¿me imaginas con la ropa de ella?

Te iría de lujo. En serio...

Yo les pasaba a mis primos los libros,

mi madre los forraba bien y duraban mucho.

Mirad, tenemos la "roux", que ha dorado lo suficiente,

cuando se hace bechamel la harina tiene que cocer, ¿vale?

La lecha está caliente y se la voy a echar

y, ahora, le voy a pegar un poco más de caña.

Dani, tomatito listo. Pónmelo por aquí.

Voy a coger la varillita para meterle candelita.

¿Voy cortando en rodajas el tomate? Ve cortando el tomate,

además, vais a ver lo rápido que se hace.

Vamos a sacar el molde y vas a poner

un poco de mantequilla en el molde, cuando tengas el tomate.

Hoy no paro, ¿te estás dando cuenta, Dani?

Estoy a "full". A "full".

Tenemos la cebolla, dame el tomate rallado.

Voy, Dani. Parece que estoy dando un servicio en vivo a Dani García.

¿No te gusta la marcha?

Quiero demostraros que se puede hacer en "plis, plas".

En un "plis, plas". Voy a echar el tomate rallado

y vamos a darle candela para que se haga de verdad.

Le hemos metido caña aquí, ¿tenemos las carnes preparadas?

Antonio, quiero el molde forrado, el orégano por aquí puesto...

Mantequilla, ahora mismo, ahora continúo con esto.

Ha empezado aquello a saltar y, ahora, tapaderita.

Por aquí necesito que la bechamel coja un poco más de cuerpo,

que cueza y que hierva. Voy a echarle nuez moscada.

¿Cuántas capas le vamos a poner?

Y que siga hirviendo la bechamel. Ya mismo vamos a echar las carnes.

Vamos allá, Dani. Dame ya la carne.

La carnecita... Dame la carne y la salsita.

¿Os acordáis de esa salsa que ha sobrado del redondo?

Ya que tengo la salsa de tomate, prácticamente, hecha,

voy a coger, también, y le voy a echar esta salsita,

que le viene de lujo. Ahí está, muy bien.

Para no marearos, que estoy haciendo dos cosas:

este sofrito, al que le he añadido esta salsa del redondo,

que nos va a dar mucho sabor; esta bechamel, que es más líquida,

porque, ahora, le vamos a añadir la carne;

y lo que voy a hacer ahora, es lo que se llama ensamblar,

que es esto, juntar la salsa de tomate

con nuestra bechamel.

Y, ahora, movemos. ¿Cómo lo llevas? Listo, Dani.

Venga, ve poniendo capas, que esto está casi.

Mirad qué pintaza de bechamel que tenemos aquí.

¿Qué preferimos en las capas?

Ahora, vamos a meter la carne, la que sobró.

Dani, ¿cómo prefieras que las ponga? Ojito.

Pasta, tomate, queso, pasta y, luego, te empiezo a echar esto.

Pasta, tomate, queso, pasta. ¿Vale?

Pasta, tomate, queso, pasta.

Qué bien huele esto, voy a probarlo para ver cómo está.

La nuez moscada ya empieza a oler. Ya huele.

Huele a bechamel.

Tiene nuez moscada pero está sosa, nos falta este poquito de sal y...

¿Sabes que en el Renacimiento llegó a valer más que el oro?

Porque se le atribuían factores curativos.

¿Ah, sí? Para enfermedades supermalas

daban nuez moscada, por eso valía más que el oro.

Acabo de poner bien de sal y de pimienta.

Haz puesto el tomate, quiero sal... Y pimienta, ¿no?

Quiero pimienta y quiero orégano fresco.

Vámonos, dale ahí, Dani. Venga.

Ahí... Orégano fresco... vamos.

¿Queso?

Venga, quesito. Tú, quesito y yo, más quesito aquí.

Ya no hace falta que hierva, ya he parado el fuego, ¿vale?

Está caliente y le damos el último toque.

Dani, ¿con qué vamos? Pasta, quiero pasta.

Más pasta. Quiero pasta. Échalo para acá.

Venga, Dani, ¿ahora qué quieres?

Ahora queremos... Tenemos que meterle la carnecita.

Mientras yo le meto, ralla parmesano para el final.

Yo, por ejemplo, y creo que la mayoría de vosotros,

en casa lo congelo individualmente y así lo vamos sacando.

Como decimos siempre, ponemos la fecha, lo que lleva...

Me encantaría ver fotos de vuestra nevera y congelador,

#hacerdecomer.

Quiero ver si nos hacéis caso y un día vamos a pasar examen.

Porque la lasaña admite todo tipo de productos.

Admite todo tipo, sí. Yo la hago de rabo de toro.

Aquí, donde lo veis, Antonio es un crac de la cocina.

Esta va a ser la última, no quiero más pasta,

esta vez voy a poner la capa de emmenthal encima para terminarla

y, luego, el parmesano rallado. Venga, Antoñito, vamos.

Que estamos. Un poquito de sal y pimienta.

Estamos ya. Has perdido ritmo. Vamos, vamos.

¿He perdido? He perdido peso, lo que he perdido es peso.

Estamos subiendo el Tourmalet. ¿He perdido ritmo? Si no paro.

Telespectadores, en casa, haced la lasaña tranquilitos.

Se me acumulan las cosas, sabéis que somos gente limpia.

Pimienta. Yo, lo que tú me pidas.

Te pido que recojas la cocina. Yo te recojo la cocina ya.

Mira, estamos casi en las últimas. Pimienta, por aquí.

¿Vale? Orégano, por aquí.

Y, ahora, vamos a gratinarla. Su "mise en place" preparado.

La hemos llamado "receta de aprovechamiento",

pero esta receta no desmerece nada, se podría hacer así y ya está.

Un día que tengas un compromiso te sacas esta lasaña de la manga

y la gente se creerá que la has hecho comprando todo.

Y si nos sobra bechamel con carne, hacemos una pasta.

Y si hacemos la bechamel más dura, te marcas unas croquetas.

Tráeme un poco de "ematal". ¿Un poco de qué?

Emmenthal. Voy, un segundito.

Vamos a terminar con la capita de emmenthal.

Venga, que terminamos. Aquí, aquí...

Venga, vamos, vamos, Dani.

Me estás poniendo nervioso.

No, es que estoy arriba. ¿Horno montado?

¿Lo dudas? Venga, vamos. Mira, mira, mira.

Dani, 180 grados, vámonos.

Perfecto. Gratinado, ¿eh? Porque ya está calentita.

Emmenthal listo. Emmenthal y parmesano listos.

Dani, hoy me tienes que dar un poco de agua cuando terminemos.

Qué nivel, ¿eh? ¿Qué, Dani, dime?

Nivelazo, rapidez, operativo, aprovechando cosas

y haciendo cosas ricas, buenas, sabrosas y con un coste muy bajito.

Siete minutos y está gratinado. Venga, vamos, Dani.

Dani, cómo huele y cómo está gratinado esto.

¿Quieres que te diga cómo se llama esto?

Dímelo. La perfección del gratinado.

Siete minutos en el horno a 180 grados, en el "grill",

para que adquiera este color perfecto. ¿Cómo lo ves?

Hemos corrido, pero, Dani...

La pena es que no la vais a poder comer, pero aquí hay uno y otro...

Que se la van a zampar, ahora mismo.

Vamos. Vámonos.

(SUENA "BEAUTIFUL LIFE" DE LOST FREQUENCIES)

(SUENA "BEAUTIFUL LIFE" DE LOST FREQUENCIES)

(SUENA "BEAUTIFUL LIFE" DE LOST FREQUENCIES)

Esto sí que es aprovechar, aprovechar, ¿eh?

Hemos hecho este redondo de ternera con patatas

y con lo que ha sobrado, esta lasaña de aprovechamiento.

Dani, genial, aparte, un 2x1; dos platos por el precio de uno.

Sí, tenemos un 2x1. Os esperamos el próximo día.

Ya sabéis: haz la comida y mejora tu vida.

Antonio, que aproveche. Que aproveche, que aproveche.

(AMBOS) De aprovechamiento. Claro...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Redondo de ternera mechado y lasaña

Hacer de comer - Redondo de ternera mechado y lasaña

05 abr 2019

Paula Prendes plantea una duda sobre la elaboración del redondo de ternera. Dani García y Antonio le enseñan a preparar un redondo de ternera mechada con patatas al tomillo. Además Dani preparará una lasaña de aprovechamiento con los restos del redondo.

ver más sobre "Hacer de comer - Redondo de ternera mechado y lasaña" ver menos sobre "Hacer de comer - Redondo de ternera mechado y lasaña"
Programas completos (58)

Los últimos 230 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. CPMTY

    me gustaría como encontrar la receta escrita con cantidades... es difícil de poder seguirlas en el video (los ingredientes) cuando los mencionan tan rápido. Me podrían indicar donde encontrarlas. Y TAMBIEN MIL GRACIAS POR PONER LOS VIDEOS PARA PODER VERLOS OTRA VEZ. ME ENCANTA ESTE PROGRAMA.

    05 abr 2019