Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5462979
Para todos los públicos Hacer de comer - Pad thai de pollo y cuscús de cordero - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(SONRÍE) Bueno, bueno, Yuda, sin lugar a dudas

creo que es la entrada más espectacular que hemos hecho

en "Hacer de comer", pasa, pasa, estás en tu casa.

Menos mal que mi cocina es grande, también.

Gracias. Bueno, lávate las manos

y tienes el delantal por aquí también,

y yo mientras voy a ir saludando a los espectadores.

Muy buenos días a todos,

después de esta entrada espectacular,

os tengo que presentar a Yuda, ha venido para hacer de comer

con nosotros un pad thai y después prepararemos

un cuscús de cordero.

El primer plato va a ser el pad thai que lo haremos

con Yuda y así vamos conociéndole un poquito más.

Yuda, pasa por aquí. Gracias.

Yo, la verdad, que lo que vi en redes sociales

es que hace un pad thai brutal.

Bueno, no. Y de mis platos internacionales

es, posiblemente, mi plato favorito.

Me encanta el pad thai, voy a decir los ingredientes

que preparé para hacer el pad thai que en este caso será de pollo.

Huevo, pollo, cacahuetes, salsa de tamarindo,

azúcar moreno, salsa de pescado, aceite de girasol,

soja, lima, cebolleta, zanahoria, puerro, cilantro y fideos de arroz.

Yo sé que me pediste tallarines de arroz y, tradicionalmente,

se hace con tallarines de arroz, pero me he dado cuenta

que es más fácil encontrar el fideo de arroz

que el tallarín de arroz. Yuda, para por aquí,

a ver, por otro lado, tengo aquí, unos ingredientes especiales

que he preparado para darle mi toque personal

a esta receta. Vamos a hacer una tortita crujiente

de camarones y para eso necesitaremos:

Camarones, cebolla, pimiento rojo, harina de tempura,

fumet rojo y aceite de girasol.

Yo soy tu pinche, así que, tú me dirás.

Venga, saco por aquí para la verdura,

saco otra para carne. Primero, cortamos las verduras

y también el pollo que lo cortamos en taquitos.

En taquitos, vale, perfecto, yo te corto el pollo si quieres.

Vale. Empezamos, primero,

vamos a cortar el pollo en taquitos, tú, la verdura.

Saco por aquí cuchillito. Gracias.

Tenemos los fideos en agua, cuéntanos para que la gente sepa.

Son fideos de arroz, normalmente, vienen en paquetes,

secos y tenemos que remojar

los fideos durante 30 minutos, más o menos.

Pero remojarlos, no cocerlos que es lo importante.

Sí, porque si se cocinan los fideos, si se remojan

con agua caliente, cambiará la textura

y serán más blanditos. Más cachoso, para entendernos.

A lo mejor en Indonesia no lo entienden

porque hay que decir que no es tailandés,

que esto es receta tailandesa, él es indonesio.

pero hace cada día porque trabaja en un restaurante tailandés,

hace cada día, aproximadamente, 200 o 300 pad thai cada día.

Más o menos. ¿El taquito así te viene bien?

Sí. Vale, perfecto.

Cuéntame alguna cosa, ¿por qué entraste así?

Haces "parkour", ¿no? Sí, me gustan las artes

y el "parkour" para mí es un arte, es como la cocina

y, normalmente, para quitar el estrés

el "parkour" me ayuda mucho. Explícanos, el "parkour"

es una especie, bueno, de deporte en la calle.

Yo diría que es una disciplina. Una disciplina.

Una disciplina que, también, dentro tiene como deporte.

Hombre, quemar calorías, se queman, eso seguro.

Si eres de Indonesia, ¿cómo llegaste a España?

Imagino que en avión, pero, bueno. Mi pareja es gallega

entonces, la conocí a ella en Indonesia.

¿Sí, o qué? Sí, la conocí

en un restaurante español porque en ese restaurante

hacían reuniones para la gente

que le gusta aprender idiomas extranjeros.

Participé en esa reunión y la conocí allí,

pero yo al llegar aquí no sabía hablar.

Nada, nada de español. Nada de español.

¿Cómo te la ligaste haciendo pad thai o cómo?

Solo sabía decir: "Gracias" y "adiós".

Nada más, bueno, pero ahora te veo suelto,

¿cuántos años llevas en España? Seis años.

Seis añitos. Pero aún tengo que aprender mucho.

Bueno, ya hablas mejor que yo indonesio,

eso seguro. Más cositas, tenemos el pollito picado

en taquitos, siguiente paso. La salsa.

¿La salsa se hace en el wok, directamente?

En un... "cazuelo". Cazuela.

Cazuela, vale. ¿Qué juntamos?

Tenemos por aquí para explicar a la gente, salsa tamarindo.

Explico que es el tamarindo y esas connotaciones

tan maravillosas que tiene el tamarindo.

Luego, tenemos por aquí azúcar moreno, cacahuete,

cómo no, Tailandia, cacahuete,

salsa de pescado que tiene ese aroma

tan, sumamente, especial y con todo esto haremos la salsita.

Vale, sí. Primer paso.

Echamos la salsa tamarindo. Vamos allá, tamarindo por aquí.

Siguiente. Luego, echamos la salsa de pescado.

Salsa de pescado. Esa es la soja,

esta es la de pescado, esta es.

Y luego, echamos la soja.

Perfecto. ¿El azúcar va ahí también?

Sí. Vale, azúcar morenito por aquí.

Cuéntame un poquito más del tamarindo porque en España

es, prácticamente, imposible encontrarlo fresco.

Se encuentra la pasta. El tamarindo es una fruta tropical,

por ejemplo, en mi país usamos la fruta y luego, abrimos...

El haba. El haba, sí, y luego,

separamos porque tiene semilla dentro

y separamos la semilla... Y lo trituras.

Sí, triturar y luego, es como hacer un batido

que se puede beber. Se hacen batidos de tamarindo.

Es una fruta con esas connotaciones ácidas,

muy peculiares que es parte importante

de un muy buen pad thai. Sí.

Más cositas, ¿vamos salteando por aquí?

Vale. ¿Marcamos primero el pollo?

Sí. Vale, tenemos sal por aquí.

Los asiáticos la sal no la usáis mucho, ¿no?

Personalmente, para mí, cero. Echo menos sal.

Venga, a tu manera, sin sal y, la verdad, tiene razón

porque la salsa tiene mucha personalidad

y potencia de sabor. Luego, al final podemos echar sal.

Si hiciera falta, vale. ¿Aceite de oliva y salteamos?

Sí. Un poco de aceite de oliva, ¿no?

De girasol, ¿no? Girasol porque en Asia...

(RÍEN) Porque es muy caro

el aceite de oliva. Ahí está.

En Asia, generalmente, usan girasol para freír.

Tienes hijos, ¿no? Sí.

¿Españoles, indonesios? Tienen las dos nacionalidades.

Si, ¿no? ¿Y qué hablan? El pequeño...

Habla mejor, un poquito mejor indonesio

que su hermana. ¿Ah, sí, que la hermana?

¿Qué años tienen? El pequeño tiene casi tres años

y la niña tiene seis años. ¿En casa qué hacéis,

pad thai a la gallega? En casa suelo hacer comida,

bueno, española o gallega. Sí, ¿no? ¿Dónde vives?

En Coruña. En Coruña.

Un pad thai de centollo puede estar bien, eh.

También, sí. También, ¿no?

Mientras salteamos el pollo voy a ir preparando

mi toque especial, le echo un poco de agua, ¿no?

Sí. Vale, y ya...

Un poquito más. Un poquito más.

Así, sí. Ahí, vale.

Y echamos un poquito de aceite. Aquí, vale, perfecto.

Un poco más. ¿Sin miedo o qué?

Sí. Cuando esté hecho el pollo, separamos el pollo

y usamos el aceite del pollo. ¡Ah, vale! Entonces,

¿le echo más o qué? Sí, sí.

Bueno, eso está bien, le echo más, directamente.

Así, así. Mientras tanto,

yo me voy haciendo esta mezclita que tengo por aquí,

¿vale? De harina tempura, o sea, una especie de crujientito,

de camarones o de tortita de camarones

para acompañar al pad thai. Harina de tempura,

un poquito de fumet. Si quieres darle vuelta al pollo,

como tú quieras, mientras yo voy, ahí.

¿Te gusta el wok, eh? Sí.

¿Qué sería de la cocina asiática sin wok, eh?

Sí, es verdad, yo antes trabajaba en otro local que no tenía wok

y se notaba la diferencia. Lo bueno del wok

es que reparte el calor por todos lados

y además, el fuego le da directo, fuego y llama, y esto a mí,

personalmente, me fascina, es como una cocción

muy a fuego vivo y muy rápida. Te voy a explicar cómo voy a hacer

el mejor pad thai de mi vida en Bangkok y es alucinante

porque lo hacen, pam, pam, lo sacan fuera

y luego, en el mismo wok ponían el huevo, lo baten

y lo ponen y hacen como una especie de tortillita

y echan el pad thai dentro y luego, le dan la vueltecita

y se queda lo que es la tortilla envolviendo el pad thai.

Podemos intentarlo. Sí, podemos probar.

Vamos a ver, mi tortillita que me quedé a medias,

a ver, solo he mezclado la harina de tempura

con el fumet de pescado. Masa hecha, esta textura quiero

y luego, veréis cómo añado el resto de ingredientes.

Mientras tanto, un platito para el pollo.

Este pequeñito para la salsa, mira, sacamos el pollo por aquí.

Ahí, te acerco las verduritas ya. Sí.

Y esto es para luego. Sí, para luego,

salteamos las verduras con este aceite.

Vale, perfecto.

Ahí, perfecto. Y las verduras

se saltean poco tiempo. Como siempre decimos,

la verdura lo más fresca y lo más viva posible.

Hay que dejarla un poquito ahí y luego, añadimos un poquito

de grasa y a volar. ¿Qué es lo siguiente que añadimos?

Vale, siguiente paso, echamos un poquito de aceite.

Un poquito de la grasa.

Vale, ¿todo? Así, así.

Perfecto.

Mira, además usaré esta poquita grasa

que me queda aquí para batir los huevos.

¿Siguiente paso? Echamos el pollo.

Si es mucho pollo, echa el que creas conveniente.

Yo, mientras tanto, voy a echar aquí tres huevecitos.

Lo bueno de viajar es que, a veces, aprendes a hacer recetas.

Sí. Por ejemplo, la cocina china,

tenemos la impresión de que solo es arroz tres delicias

y rollitos de primavera, pero cuando vas a China es...

Otra dimensión diferente a lo que tenemos en la cabeza.

La gastronomía china es alucinante.

El pad thai es algo que está llegando ahora,

la cocina "thai", lleva un tiempo trascendiendo fuera.

Además, es una receta sencilla para hacer en casa.

Siguiente paso. Echamos los fideos.

Los fideos, por aquí. Sí.

¿Si son tallarines tienen más cocción que los fideos?

Normalmente, los tallarines se cuecen un poco más de tiempo.

Un poco más.

Algo importante algo de echar los fideos,

intentar no secarlos, o sea...

No escurrirlos, para adentro tal y como están cayendo.

Los echo aquí. Vale, perfecto.

Demuéstrame tus dotes de wok, quiero verte.

Mientras, voy batiendo el huevo.

No es fácil acostumbrarse a cocinar con wok,

al final, hay movimientos y cosas que no son fáciles.

¿Por qué eres cocinero? ¿De dónde te viene esta afición?

Nunca he estudiado en una escuela de cocina,

pero cuando era pequeño mi padre me enseñó a hacer platos típicos,

como el nasi goreng. Típico de Indonesia.

Sí, es arroz frito o, también, "noodles" fritos.

Me enseñó a hacer varios platos, porque mi abuelo era...

¿Era cocinero? No, era soldado.

¡Ah, vale! Siempre, cuando llegaba a casa,

mi abuelo dejaba en la mesa ingredientes, no comida.

Para que los cocinaran, tenían que cocinarlos.

Así les enseñaba a sus hijos a cocinar.

Genial. Tenemos la salsita, pero le vas a echar algo de agua.

No quieres que se quede seco, ¿no? Claro.

Quieres que vaya cociendo, que se vaya integrando.

Dime lo que sea, te ayudo en lo que quieras.

Echamos un poquito de salsa...

Ahí, perfecto. Esto va cogiendo ya...

Voy a poner el aceite a calentar para freír nuestra tortita.

La tortita le va a dar un toque crujientito,

además, del camarón, que, también, se usa mucho, ¿no?

El camarón seco, en esa zona, se utiliza muchísimo.

También, tenemos algo que se llama pan de camarones.

Sí, pan de gambas. Sí.

A nosotros los españoles nos gusta mucho eso.

¿Cómo va el pad thai? ¿Está listo o no?

Sí, solo falta un poco, hay que mezclar más.

Hay que mezclar bien. Sí.

Entonces, voy a aprovechar para preparar la tortita.

Mirad, he cortado, por aquí, estos dos papelitos de horno,

aunque, solo voy a usar uno.

Pero... a ver... Voy a quitar la varilla.

Voy a echar aquí.

Es un tipo de fritura que os va a sorprender, un poco,

porque, a lo mejor, no estáis,

seguro que no estáis acostumbrados a hacerlo como lo voy a hacer.

Echo un poquito de cebolla, de pimiento rojo

y de camarones.

Voy a pegar los camarones, para que no se suelten al freírla.

Creo que el aceite ya está bien caliente,

así que me lo voy a acercar. El pad thai ya está, ¿no?

Está listo para emplatar.

Por aquí, con el papel, lo tiráis en el aceite,

con el papel incluido.

Hay que sacarlo rápido, porque si no, se va a quemar.

Voy corriendo por aquí...

Y, ahora, le voy a dar la vuelta, por aquí...

Queda una forma chula, ¿eh? Para que se haga por el centro.

¡Cómo huele a camarón!

Cómo me encanta el olor del camarón cuando se está cocinando.

Mirad, mirad qué cosa más fácil, más graciosa...

Es muy sencillo. Y más chula.

Ya lo tenemos, prácticamente, todo para terminar el plato.

Mientras preparas la lima y el cilantro,

me tengo que preparar un poquito... Primero, sacar el pad thai.

Sí, mientras, voy a deshojar el cilantro.

El pad thai lo tenemos, por aquí,

y esta verdura, evidentemente, no la voy a...

Aquí tendríamos pad thai para dos personas, tranquilamente.

Echa aquí como para una persona, ponle pollito, verduritas...

¿Hay pinzas? Aquí hay de todo. ¿Te va bien eso?

Sí, sí, sí.

Humea, lo primero, importante y vital en un wok.

Voy a echar un poco más de grasa.

Echo el huevo así, sin miedo.

Mirad lo que voy a hacer.

Veis cómo las paredes van calentándose.

Así... perfecto.

Pad thai aquí, que ya tiene el cilantro.

Lo único que habría que hacer, de esta manera, un poquito así.

Va quedando mono, ¿no? Sí.

Ahora sí que podemos echar los cacahuetes.

Primero, hacemos esto, sin miedo. Vale.

Y, ahora, echamos más cacahuetes y la lima, que no se olvide.

Echo más cilantro, sin miedo, ¿no? Sí.

Tú comes cilantro, ¿no? Sí, me encanta

la combinación del sabor del tamarindo y el cilantro.

Da más sabor, ¿no? Y la tortita por aquí.

¿Te gusta el toque que le hemos dado?

Sí, claro. ¿Cómo lo ves? Mil gracias, ¿eh?

Gracias. Por tu entrada espectacular.

Un saludo a la gente de La Coruña, a Yuda; os dejamos el pad thai.

("J'écoute du Miles Davis", Navii)

("J'écoute du Miles Davis", Navii)

Viajamos desde el lejano oriente

hasta uno mucho más cercano, para nosotros,

para hacer un plato superemblemático:

cuscús de cordero. Os digo los ingredientes

que utilizaremos para el cuscús y nos ponemos con la receta.

Canela en rama, pasas, comino, curri, nuez moscada, pimentón,

clavo, zanahoria, cebolla, calabaza, ajo, calabacín,

garbanzos, pata de cordero, sémola de trigo, sal,

aceite de oliva, pimienta, harina de centeno, mantequilla,

harina, aceite de oliva, agua y un poquito de hierbabuena.

Primero, voy a encender, ya, nuestra ollita

y voy a sacar una tablita para picar el ajito y la cebolla.

Mientras tanto, veis que tengo esta patita de cordero aquí,

que ya he bridado, solo me falta hacerle un nudito aquí.

Me gusta el cuscús, en mi tierra, claro...

Hay muchas veces que me levanto y veo Marruecos desde mi ventana;

mi paisaje no es solo Marruecos, otro continente, África,

también, veo Gibraltar, que es Inglaterra, y veo España.

Creo que poca gente tiene esa posibilidad.

Mis tías, las dos, nacieron en Marruecos,

y he visto hacer cuscús, prácticamente,

desde toda la vida en mi casa, ¿no? Era algo como... como, no sé...

Como una auténtica fiesta cada vez que se hacía cuscús.

Vamos por partes.

Lo primero, ya lo sabéis, lo que se hace es salpimentar.

Me gusta hacer recetas de otros países,

me parece una forma, también, de culturizarse, de adentrarse.

Si hay una cosa bonita que me ha dado la alta cocina,

precisamente, ha sido esa; la de poder entender cómo se hacen

y cómo se cocinan las cosas en otros países.

Por cierto, he dicho salpimentar el cordero, pero...

Le he puesto la sal y, ahora, le voy a poner la pimientita,

que se me había olvidado. Mientras se marca el cordero,

voy a ir cortando el ajito y la cebolla.

Veis por ahí que tengo garbanzos remojados,

desde la noche anterior, mínimo ocho horitas;

los meteremos en esta malla-calcetín,

pero no es un calcetín, está hecho para esto.

Luego, quiero sacarlos para poder emplatarlo bien

y no tener que estar recogiendo garbanzos.

La verdad, quien inventó la malla nos ahorró muchísimo trabajo

y nos dio unas posibilidades enormes de trabajar el garbanzo.

Bueno, el corderito, vamos a darle la vuelta,

esto está, prácticamente.

Mirad, así...

De hecho, por aquí, en este lado, voy a ir echando el ajito,

además, rápido, porque que está calentito;

así que, ya puedo espabilar y cortar la cebolla rapidito.

A mí me pasa continuamente.

Voy con la cabeza loca, porque si no, se me va a quemar.

Venga, vamos a dejar que esto se vaya dorando

y que la cebollita vaya dorándose, también.

Bueno, vamos allá.

Voy a echar unos poquitos aquí, para que vaya cogiendo forma.

Con paciencia y maña voy a rellenar la malla.

(Música)

Malla lista. Así... Por aquí.

Cebollita... ya ha pochado. Veis que aquí, además,

hay "maillard", hay dorado... Ya hay sabor.

Tenemos varias especias. Tenemos que añadirlas aquí,

añadir la verdura y el caldo.

El proceso de cómo hacerlo, es absolutamente vital.

Por ejemplo, sabéis que el pimentón hay que cocinarlo un poco.

Pero también sabemos que la nuez moscada,

el comino, el curry y el clavo

no se pueden cocinar como el pimentón.

Así que pimentón para adentro.

¡Así! Cocinamos aquí... un poquitito.

Momento vital... Lo voy a llenar de agua.

Aquí... Me lo traigo aquí... Me lo apoyo un poco.

Cada uno tiene que buscarse también un poco

la manera más operativa de trabajar.

También es cierto que las recetas

las podemos adaptar a nuestra economía.

En esta ocasión, ¿qué haríamos? Usé pierna de cordero,

pero podéis utilizar cuello de cordero,

que es un poco más barato.

O sea, todo es posible. A ver...

Ahora que ya tengo el agua aquí... Mi mallita de garbanzos.

Mis zanahorias... por aquí.

Mi calabacín... Enterito. No me digáis que no es cómodo.

Para que podamos ir haciendo otras cosas en casa.

Sentarnos a leer un libro, ver un poco de televisión...

Calabaza con piel y todo... dentro.

No es fácil... Y también os digo una cosa.

Tampoco os compliquéis. Como, en este caso, no es fácil,

pues a la mitad. Mirad.

¿Veo que no me cabe...? La cocina es cuestión de maña

y de ser operativos.

¡Listo! ¿Qué nos queda? El resto de aromáticos.

Canela... Ya sabéis que a mí me encanta romper siempre.

Suelta mucho más aroma.

Clavo por aquí... Nuez moscada...

Comino... Curry...

¡Qué bueno!

Cerramos. Y un par de horitas a fuego lento.

(Música)

Hoy estamos haciendo dos recetas muy internacionales.

¿Pero sabéis dónde podéis encontrar

también muchas recetas tradicionales?

Aquí, en el libro "Hacer de comer: Las mejores recetas".

Seguimos con el cuscús.

Abrimos y... Esto ya huele a Marruecos.

Primer paso... Lo que quiero, es hidratar la sémola.

Esto, normalmente, son sémolas ya vaporizada

y son sémolas que solo necesitan cinco minutitos.

También voy a meter las pasitas.

Me voy a coger un pequeño colador, así evitamos

que se nos cuele absolutamente nada.

¡Y allá vamos! Caldito por aquí...

Os recuerdo que esta sémola es de trigo.

No la confundáis con la sémola de maíz,

porque os va a salir algo bien diferente.

Al venir la sémola de trigo,

os recuerdo que esta receta contiene gluten.

No recomendamos esta receta para aquellos que sean celiacos.

Así...

Os digo una cosa... Vamos a esperar a que se hidrate bien

para ver, realmente, si necesita sal

o si necesita un poco más de aliño.

La vamos a dejar por aquí.

Con cinco minutitos, tenemos de sobra.

Mientras tanto, ¿qué hacemos? Voy a hacer un pan al momento,

un pan frito. Ya tengo calentando el aceite para freír.

¿Qué tenemos por aquí? Harina de centeno,

harina de trigo,

mantequilla y agua. Voy a mezclar primero... Así.

Las dos harinitas.

Ya sabéis que, tradicionalmente, no se usan cubiertos allí

para comer el cuscús.

Se come con las manos.

Y ya tenemos la mezcla de la harina de trigo

con la harina de centeno.

Voy a meter este poquito de agua.

Y tengo esta mantequilla, que la voy a añadir.

La tengo ya blandita y pomada, porque la he sacado

hace un ratito de la nevera.

Bueno, voy a echar ahora la mantequilla aquí... Así.

A ver... Que también os digo una cosa.

Este pan lo utilizaremos para el cuscús,

pero lo podemos utilizar para otro millón de cosas.

Bueno, ya dejamos aquí...

Y ahora, empiezo con las manitas. Así.

Esto es muy útil para cuando, de repente,

aparecen visitas en casa y no tienes pan. Oye, pues mira...

¡Mirad qué bien! En casa, cada vez, también,

soy más de piquitos...

Oye, que no estoy tirando esto aquí porque me apetecía.

Voy a amasar aquí esto...

La masa de pan. Un poco de aceite de oliva abajo.

Voy aquí... El aceite de oliva nos va a hacer

que podamos amasarla un poquito mejor

y trabajarla mucho mejor.

Me gusta mucho más que trabajarla con harina,

sobre todo, cuando voy a freírla.

Me la pongo así... Y voy a cortar por aquí.

Con esto, yo creo que vamos a tener cantidad suficiente.

A ver... Bueno, listo.

A ver... Mira... Y ya... para cogerla ahora

como la quiero coger, hay que ponerle aquí otro poquito.

Esto se llama engrasar.

Listo aquí... Voy a coger la masita...

Y, directamente, voy al aceite.

Vamos a ver cómo está...

Vamos a subirlo un poquito... Bueno, mirad cómo flota.

Ahí... Esto lo tenemos que, básicamente, ir bañando.

Como si estuviéramos... Ya sabéis. Cuajando la yema de un huevo frito.

Ahí... ¡Perfecto!

Mientras se fríe, lo que voy a hacer,

es ir sacándome mi tajín.

Así... Por aquí.

Mirad el panecito cómo se hincha y cómo sufla, eh.

Voy a sacar una tablita para organizar el emplatado.

Cuchillito por aquí... Y con mucho cuidado,

lo primero que me voy a sacar,

es el calabacín. Os recuerdo que esto está ya cocinado.

Me saco la calabaza.

Me saco las zanahorias, el cordero y los garbanzos.

Así que voy a ir cogiendo un poquito de cada...

Bueno, pues para hacer una presentación pues...

Oye, digna de este cuscús.

Y el pan lo voy a sacar ya.

(Música)

Cordero desmigado. He ido probándolo por el camino

porque ya sabéis que estoy probando cómo está a punto de sal.

A la sémola le falta un poquito.

Lo voy a poner al final, un poco de sal y aceite de oliva.

Tenemos el corderito desmigado por aquí.

Garbancitos, que los hemos sacado de esta mallita.

Mi panecito por aquí... Ya veis.

Verdurita también cortada. Una pizca de sal.

Como he dicho, ya lo he probado antes,

mientras desmigaba todo. Y un chorrito de aceite de oliva.

Esto, a lo mejor, no se hace. Pero yo no lo puedo...

No lo puedo evitar.

Hay mil maneras de presentarlo. Yo voy a ponerlo aquí.

Y, poquito a poco, voy a ir echando todo

y ahora le daremos un pelín más de forma.

Así... Por aquí...

Vamos aquí... Así. Vamos a hacer solo...

Mirad. Con esta presión, es suficiente

para que se nos quede un poco esta montañita de sémola.

Las zanahorias... Así, por aquí.

Vamos a intentar darle un poquito de altura. Así...

Ahora ya sí podemos poner el corderito, sin miedo.

Y está jugoso. Miradlo. Que la carne del cuscús,

muchas veces, te da la impresión

de que no nos va a salir muy jugosa.

Pero estáis viendo aquí... Mirad qué brillo.

Mirad qué jugosidad.

¡Venga! Momento calabacín.

Como veis, los vegetales están blanditos.

Han cocinado dos horas. Por eso lo he metido entero.

Si lo meto troceado, ahora mismo, tendríamos

un maravilloso puré.

¡Vamos allá! Garbancito por aquí...

Ahora hago un hueco para la calabaza y el pan,

que lo voy a poner en el medio.

¡Qué pintaza y qué ganas tengo

de cuscús! Bueno, está quedando bien, eh

Nos faltaría el pan y la hierbabuena.

He dejado este huequecito, precisamente, ahí, en el medio,

para poner el panecito así.

Y ahora... vamos a aromatizarlo todavía más.

Una la voy a poner así, entera.

Y la otra...

Un poquito por ahí, que vaya aromatizando el resto.

Pues aquí está el maravilloso cuscús de cordero.

(Canción "Back to Black")

Cocinar es mucho más que hacer la comida.

Elaborar una receta puede ser

un viaje por otro país y otra cultura.

A mí me gusta pensar que, a veces, se puede ver

el mundo con el paladar.

Esta es la propuesta culinaria que os hemos hecho yo:

"pad thai" de pollo y cuscús de cordero.

Y recordad lo que os digo siempre...

Haz la comida y mejora tu vida.

No sé ni por dónde empezar.

Ya que estamos internacionales, vamos a ponernos de verdad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pad thai de pollo y cuscús de cordero

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Hacer de comer - Pad thai de pollo y cuscús de cordero

10 dic 2019

Hacer de Comer propone hoy dos recetas internacionales que nos hacen viajar sin salir de casa. Para la primera, Dani García invita a Yuda Andretama, un seguidor del programa de Indonesia. Juntos cocinan Pad thai de pollo, un plato salteado en wok a base de fideos de arroz, salsa de pescado.

ver más sobre "Hacer de comer - Pad thai de pollo y cuscús de cordero" ver menos sobre "Hacer de comer - Pad thai de pollo y cuscús de cordero"
Programas completos (191)
Clips

Los últimos 763 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios