Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5138116
Para todos los públicos Hacer de comer - Especial rebozados - ver ahora
Transcripción completa

Dani, de verdad, estoy empanado, te lo juro.

(Sintonía)

(Sintonía)

Dani, de verdad, estoy empanado, te lo juro.

(RÍE) Te lo juro de verdad.

Últimamente no sé qué me pasa. "Últimamente ando algo perdido".

No sé si será la edad o algo, pero no estoy empanado,

estoy empanadísimo, te lo prometo.

Lo que te pasa es que piensas en el programa

porque hoy dedicaremos el programa a los empanados y rebozados.

Me encanta. Buenos días.

Hoy vamos a hacer diferentes tipos de empanado y de rebozados.

Vamos a empezar con unas setas empanadas en "panko";

luego, un escalope milanesa, le pondremos algo de parmesano;

y vendrá Jorge Blas, que no sabe hacer los calamares a la romana

y vamos a solucionárselo. Vale.

Bueno, eso espero. (RÍE)

¿Al lío? ¿Nos lavamos las manos? Venga, vamos.

La verdad, las setas empandas son un plato delicioso

y no estamos acostumbrados a comerlas así, ¿no?

Las hacemos al horno, estofadas, en papillote, a la plancha...

Pero yo soy superfán del empanado. Y yo, Dani, y yo.

No hay cosa que más me guste que un filete empanado.

Oh... madre mía... Ofú, de verdad.

Frío, caliente, templado, del día anterior, recién hecho...

Cuando llegas a casa y están los dos platos puestos

de tu madre o de la abuela, que han sobrado...

Los ingredientes para las setas:

setas, las setas de cultivo que encontramos en el supermercado.

He elegido una seta común que se llama gírgola.

Luego, el pan para empanar, vamos a usar el "panko";

luego, os contaré cómo hacerlo en casa.

Aceite de girasol para freír, huevo para empanar,

y para la mayonesa una mezcla de aceite de girasol y de oliva,

sal, vinagre, un poco de pimentón y, obviamente, huevo.

¿Vamos? Me pongo con la mayonesa... ya.

Venga, y yo me voy a poner a empanar.

Para la mayonesa, Antonio, como siempre hacemos,

ponemos el huevo y vamos a echar el aceite de oliva.

Estaréis pensando, a lo mejor: "Un aceite de oliva suave

para la mayonesa nos valdría". Sí, pero, probablemente, sea mucho.

Yo prefiero, en este caso, suavizarlo con aceite de girasol.

Ahí. Aceite de girasol.

Un poquito de sal. Toquecito de sal.

Y el vinagre, porque el pimentón se lo vamos a poner al final,

como si hiciéramos pulpo a la gallega,

ponemos la mayonesa y encima echamos el pimentón.

Decía mi padre que el vinagre o el cítrico ayudaba

a que no se cortara. Exacto.

Ah, ¿es verdad? Puede ser vinagre o zumo de limón,

imprescindibles para hacer una buena mayonesa.

No seáis tímidos a la hora de echar vinagre a una mayonesa,

no tiene nada que ver añadir más vinagre o menos, ¿eh?

Al final, el vinagre es acidez, es cítrico

y el cítrico ayuda a refrescar. Pero, bueno...

Voy. Os voy a enseñar...

Cómo hacer el "panko" en casa.

Yo he cogido pan, pan de molde que tenía...

Siempre tiene que ser miga de pan fresco, empezando por ahí;

esa miga la podemos hacer rallando el pan y dejándola secar

o, como yo he hecho hoy, secar el pan de molde

que teníamos aquí de otro día y empezar, un poco, a rallar.

Con esto conseguiremos que haya una parte de miga pero, también,

como veis aquí, trozos más gordos, es lo que hace al "panko" especial.

Tú lo llamas secar el pan y has dejado la bolsa mal cerrada,

al fin y al cabo es lo mismo. Sí, le da aire.

Vale, eso. Cierto, le da aire.

Bueno, mirad, como veis, este es el resultado,

incluso así, se puede secar un poco más,

¿veis? Este está más seco, yo soy partidario de hacerlo antes.

A mí me ha pasado en el pan de molde lo del moho,

pero creía que era un toque "gourmet".

Ese toque de roquefort. Ese verde.

Ese toque de roquefort que le sale. ¿Te imaginas? Sándwich roquefort.

Y pones el cachito de pan y lo pasas por la sartén.

Ahí está, ahí está.

Vamos a preparar las setas; pon huevo aquí, Antonio.

¿Qué queremos? ¿Huevo? Huevo y "panko".

Voy a poner a calentar con aceite de girasol, ¿eh?

No merece la pena usar aceite de oliva para estas frituras.

Hay que ser...

Un cocinero muy purista diría otra cosa, pero estamos en casa,

hay que ser realistas de dónde estamos y qué haremos.

Un poquito de sal al huevo y yo voy a coger las setas.

Empanado básico, lo importante es que, por ejemplo,

alguien que tenga intolerancia al gluten puede hacer el pan

sin gluten; incluso, para veganos o vegetarianos que no comen huevo,

en vez de huevo, ponemos harina de garbanzo y agua;

y hacemos esa masa húmeda que necesitamos para...

Para freír. Para freír.

Setas, huevo con sal, "panko"

o miga de pan fresca seca y gruesa.

¿Temperatura del aceite, Dani?

180 grados es lo mínimo, hay que freír bien, de verdad,

si no... empieza a chupar grasa. Ahí está.

Hay que freír bien y el toque humo, el toque humo

es el que dice que está a 180 grados.

No vamos a meter un termómetro... Claro.

Ni metiendo el "deíto" para ver si está caliente o no.

¿Qué podemos hacer? Esto; echamos un poco de "panko" y vemos.

Vemos que, todavía, no está, que le falta.

Nosotros que somos... Que estamos metidos en el mundo

de la botánica, que nos gusta el tema de los aromas;

si al "panko" o al pan rallado le echamos alguna hierba seca...

Pero se puede quemar. Se puede quemar, ¿no?

Hay que ser conscientes de eso. Sí.

Esto está ya, ahora... Si quieres, me pringo sin problema.

¿Eres capaz de pringarte? Hombre...

Le hemos echado sal al huevo, tonterías las justas,

hay que echarle huevo de verdad.

¿Sabes qué hago cuando empano? ¿Qué haces?

Le echo un toque de cítrico al pan rallado o al "panko"

y le da un toque fresco. Eso lo ponemos al final.

Le rallo naranja o limón y lo meto ahí.

Lo genial de eso es cuando lo saquemos.

Cuando lo saquemos... Le echamos naranja o limón.

Pues nada, tomo nota.

El "panko", siempre, se va a salir, pero quedará perfecta y dorada.

Este movimiento... tontito, que es lo que parece,

es un movimiento que... El movimiento del empanado.

Es más importante de lo que parece y queda perfectamente dorada.

Lo ha cogido perfectamente.

Vamos a terminar de freír las setas y emplatamos.

Ya tenemos las setas fritas, empanadas con "panko";

tenemos el pimentón, para echárselo por encima;

yo voy cortándolas y tú me pasas la mayonesa.

Vale. ¿Vas con los otros ingredientes?

Voy a por ellos. Ese escalope milanesa que haremos.

Ahora vengo. Venga.

Bueno... voy a echar, primero, la mayonesa.

Fijaos qué cosa más fácil y más sencilla cuando emplatemos...

Ponéis, un poquito, aquí y hacéis así;

otro, poquito, aquí, y hacéis así. Fijaos qué facilito.

Ahora, las vamos a cortar.

Mirad qué bien se quedan...

Es lo que se llama un empanado perfecto,

está el crujiente dorado por fuera y mirad esta parte,

que está jugosa e, incluso, suelta un poquito de su agua.

Seguimos...

Vamos poniéndolas de forma bonita, que dé un poco de volumen...

Es importante, sabéis que nos encanta

emplatar de una manera diferente.

Ahora vamos a echar un poquito de pimentón,

no solo le da color, cuando arrastres con la mayonesa...

Es como el pulpo a la gallega, va a tener mucha gracia.

Voy a poner otra... Antonio, ¿cómo vas? Yo estoy casi.

Dame un minutito y lo tengo.

Pongo esta por aquí y nos ponemos con la siguiente receta.

(Música funk)

Seguimos. Seguimos, Dani.

Mirad la cara de ilusión que tengo. Sí.

Filete empanado, pero como somos como somos,

nos hemos ido al filete empanado ilustrado.

¿Qué es el filete empanado ilustrado?

Una milanesa, ¿no? Cuando vais por ahí veis escalope a la milanesa.

¿Qué diferencia hay entre uno a la milanesa o uno empanado?

Nosotros, los españoles somos más prácticos, ¿no?

Harina, huevo, pan rallado y a volar.

Y ya sabéis cómo son los italianos, que son un poquito más...

¿Cómo es? Exactamente lo mismo pero a ese pan rallado

le metemos ajo, perejil y parmesano.

Os lo explico, necesitaremos lo siguiente:

filetes, parmesano, pan rallado, un poquito de harina,

huevo, perejil, ajo en polvo; y para acompañar,

aparte de la rúcula y el canónigo, una mayonesa de lima,

usaremos aceite de girasol, huevo y ajo negro.

¿Cuál es la peculiaridad del ajo negro? Lo vais a ver.

Ya lo venden en cualquier sitio, porque se produce en España.

Vais a ver que es un ajo fermentado y se llama negro porque es así.

Esto los descubrió un científico japonés...

Me recuerda, un poco, al regaliz.

Eso es lo que tiene, ojo. Ojito.

Hay una cosa supercuriosa. Como todo sale por casualidad,

en este caso, salió por casualidad.

Lo fermentó para quitarle ese sabor a ajo crudo

y consiguió algo inaudito, que es un ajo negro.

Y, además, potenciaba las propiedades.

Pero ya había una cosa aún mucho mejor.

Tiene ese sabor torrefacto.

Ojito. El olor a ajo no se le quita.

El olor a ajo no se le quita. Pero es mucho más perfume.

O sea, el ajo es un perfume de por sí.

Pero aquí... Y mi pregunta es:

¿Se repite el ajo negro?

Ya está. Lo dejamos ahí. No lo tengo claro.

Que nos lo dejen en los comentarios. Ojito.

Vamos allá. Me parece perfecto.

Meteos en nuestras redes sociales @hacerdecomertve

y nos lo comentáis.

Cuando hagáis la mayonesa y el ajo negro,

que nosotros sepamos

si se repite o no. Claro.

Filete de ternera. Es obvio que se puede hacer

con cualquier otro tipo de filete.

Yo he elegido babilla.

Pero esa es una cuestión también familiar.

Al final, yo iba con mi madre al mercado

y mi madre, no sé por qué, siempre con el filete de ternera

elegía la babilla.

Yo me quedé con que los filetes de ternera

tenían que ser de babilla y yo, de babilla.

Entonces, sigo haciéndolo exactamente igual.

Lo primero que vamos a hacer, a pesar de que lleve un empanado,

es ponerle su puntito de sal.

Sin miedo, ¿vale?

Un huevo, aceite de girasol, un poco de sal.

Voy a echarle la mitad del zumo de lima.

¿Te va bien? Puedes echar la mitad

y luego vemos y pruebas.

Y la voy a echar cinco dientes de ajo negro. ¿Es mucho?

Tres. Con tres, hay. ¿Con tres ya sabe a ajo negro?

Con tres ya sabe. Y si no sabe...

Se puede probar y se le puede echar más.

Exacto. La cocina se puede rectificar.

Además, siempre es mejor quedarse corto

que quedarse largo. Imagínate que te pasas.

¿Qué hacemos? ¿Montamos otra mayonesa?

No. Siempre que cocinéis, pensad en corto

para poder añadir el largo.

Ha quedado bien, ¿no? Ha quedado bien.

Lo has entendido rápido. Bueno, pimientita aquí.

Hoy no vamos a espalmar los filetes. ¿Por qué?

Porque yo tampoco quiero un papel de fumar empanado.

No quiero comer solo empanado, aunque estemos hablando

de un programa que sea solo de empanados.

Quiero comer carne y quiero comer filete.

Y necesito un poco que tenga este grosor.

Que haya un poco de cuerpo. Veis aquí.

Que haya cuerpo. Que cuando mordamos,

no solo mordamos pan frito.

Dani, le doy a la mayonesa. Dale. Venga.

Qué perfección. Qué perfección.

Dani, perdón por el ruido. Perdón por el ruido,

pero hay que hacer las cosas bien. Bueno, las cosas suenan.

La cocina suena. La cocina suena, se mueve, ensucia.

Hoy me voy a hacer experto en mayonesas de todo tipo. Ojito.

¿Te acuerdas la canción? ¿Cómo era?

(CANTAN) #Mayonesa.#

(RÍE)

Mezcla, ¿vale? Pan rallado.

Ajo en polvo, ese que nunca habéis utilizado. Seguro.

Esas son las cosas que pasan.

Seguro que estáis pensando que tengo razón.

Hay mucho ajo en polvo en las casas que no utilizáis.

Ajo en polvo. Dani, cuidado, que voy.

¿Otra vez? Sí. Ya voy a batir el ajo.

Perejil picado.

Y voy a echar el parmesano bien ralladito.

Lo voy a llevar a la nevera para que coja más cuerpo.

Venga. Vente, que tenemos curro. Venga, vamos.

Venga, dime. Curro, eso es lo que yo quiero.

Que estoy medio empanado.

Échame otro huevo. Voy. ¿Dónde quieres un huevo?

Limpiamos esto. También hay milanesa napolitana,

la que lleva salsa de tomate.

Es un poco raro, porque, al final, humedecer.

Pero esto también se hace en otros sitios.

Hay tempuras que se humedecen, con salsa, etcétera.

La napolitana lleva salsa de tomate y queso.

Pero si hay una que me gusta

cuando hablamos de empanado, que un día la haremos

y traeremos a alguien que nos la haga,

es el... cachopo.

Ese sí. Ese es el grande.

Amigos asturianos, queremos cachopo. Cachopo, mucho cachopo.

¿No?

Bueno, batimos. Un poco de sal al huevo.

Listo. Vamos. Aligera, aligera,

que si estoy deseando una cosa, es ver a Jorge.

¿Harina? Harina, huevo y pan rallado.

Un, dos, tres. Eso es...

Sí. Un, dos, tres. Voy a ir poniendo ya,

calentando el aceite.

Y yo siempre soy de trabajar en línea y trabajar ordenado.

Si es harina, huevo y pan rallado, pues harina, huevo y pan rallado.

Así que nada, empanados y freímos.

Hemos terminado de freír los filetes.

Están perfectos. Ahora vamos a...

Vamos a aliñar un poco. Pero vamos a aliñar de otra manera.

Ya que tenemos la mayonesa...

La mayonesa no deja de ser un aliño, ¿vale?

Podemos poner un poco al lado para mojar, pero hoy

vamos a mezclar la rúcula y el canónigo

y lo vamos a aliñar con la mayonesa.

Perfecto, Dani.

Pero tampoco mucho, eh. No nos pasemos.

¡Ahí! Ya es mucho.

Mueve ahí. "Pam, pam".

Y ahora vamos echando rúcula, canónigo.

Un poquito de aceite, pero no mucho.

Un poquito para que ligue.

Ahí. Perfecto.

Y yo voy a cortar los filetes en trocitos para presentarlos.

Si comemos solos, pues no hace falta.

Pero en casa, que somos tres,

la verdad es que me encanta servir las cosas al centro.

O sea, que ya me consideras de tu familia.

Ya eres de mi familia. A mí me pones uno entero.

No. Si vas a tener tres. (RÍE)

Antonio, dime la verdad.

Yo creo que el filete empanado tiene un grave problema.

No hay fin. ¿Cuántos te comerías?

Yo todo... O sea, toda la bandeja. No hay fin.

Aparte, te comes siempre dos antes y después el de la comida.

¿Sabes qué pasa con los filetes empanados?

Por eso se habla tanto de las abuelas.

Te lo explicaré. Que la gente es muy floja.

Y para mucha gente es un fastidio tener que hacer

filetes empanados. Que si la harina,

que si el huevo, que si el pan rallado, ahora frío.

Que te lo digo yo. Que eso me pasa a mí en mi casa.

Pero hay una cosa por encima de todo eso.

Todo trabajo tiene su recompensa. Eso sí.

¿Y lo poco que duran? ¿Y lo poco que duran?

Pues se vuelve a hacer.

Bueno.

Y luchemos contra la pereza.

Por favor, de verdad. Que no hay nada más placentero,

que comerse unos filetes empanados como estos,

en este caso, relativamente ilustrados a la milanesa.

(Canción "Here She Comes")

Bueno, aquí los calamares, que ya están preparados.

Y Jorge Blas está al caer. O sea, magia pura.

Ojito, eh. Sí. Mucha magia,

pero de calamares a la romana no tiene ni idea.

Bueno, igual que yo tampoco sé aparecer un conejo de... No sé.

A ver si nos enseña algún juego y le enseñamos

los calamares a la romana. Perfecto.

(Timbre) Voy.

Tengo miedo de que haga así y aparezca. Ojito, eh.

Le hemos llamado "calamares a la romana",

pero nosotros vamos a ir un pasito más allá.

Va a ser casi un rebozado de lo que, probablemente,

conocemos como "en gabardina" o lo que se dice en Francia,

que se inventó, la pasta "orly".

¿Qué pasa, Jorge? Pasa.

¿Qué tal, Antonio? Aquí estamos.

Muy bien. ¿Qué tal, Dani? Qué alegría.

¿Cómo estamos? Muy bien.

¿Tú qué tal? Bien.

Encantado de acompañaros. Bienvenido.

Qué ganas tenía de verte. Y yo también.

Por favor. Qué honor.

Tengo un problemilla ahí con los calamares, que no...

Tengo un hijo de siete años

que le encantan los calamares. Soy incapaz.

Dice: "Papá, mucha magia, pero..." (RÍEN)

En la cocina hay magia, no como la de él,

pero hay que ponerle chispitas también en la cocina.

Desde luego. A mí me encantaría aprender.

¿Pero tú crees ya...? ¿Has reconocido el fallo?

¿Sabes dónde está? No tengo ni idea.

Me sale ahí una cosa rara. Una cosa rara.

"Una cosa rara" suena bien.

Estoy con expertos aquí. Bueno, bueno.

Bueno, a ver. Para el rebozado, necesitaremos:

cerveza, harina y huevos.

Y luego, para el calamar necesitamos calamares,

sal, laurel, limón, aceite de oliva y el ajo.

Antonio...

Que se me ha olvidado. No me has dicho nada.

Los calamares se me dan mal, pero si os falta algún ingrediente,

puedo ayudar. He traído un papel de ajo.

Esto es una nueva tecnología. (RÍEN)

Mira. Tócalo. Es un papel de ajo.

Esto es papel de ajo. Le damos forma de ajo.

Para que se solidifique, hace falta fuego.

¿Tenéis algún...?

Mira. Fuego.

Dale un poquito ahí y alucina. Mira, mira.

(RÍEN) -Es un papel de ajo por eso.

¿Qué pasa?

Ya tenemos todo. Antonio...

(RÍEN) Eso era un papel inflamable.

Te dije que ibas a flipar.

Oye, ¿nos puedes sacar una lata de caviar?

(RÍEN) -Cuando me enseñes los calamares.

Estaría genial. Quiero un Jorge Blas

en mi vida cada día.

Un ajo. Qué bueno. Ya tenemos el ajo.

A ver. Yo voy cortando los calamares con él.

Tú vas haciendo zumo de limón, el ajo y vamos marinando.

¿Nos lavamos las manos?

Venga. Perfecto. El marinado, como la mayoría

de los marinados que hacemos. Un poco de ajo

que va a machacar con el laurel,

con aceite de oliva y el zumo de limón.

¿Vale? Y nosotros, mientras, vamos a cortar

el calamar en anillas.

Podemos cortarlo directamente recto.

O si queremos calamares todavía más largos,

cortarlos de una manera trasversal.

Que sería un poco así.

Bueno, a Jorge lo conocí en Ibiza con Paco Roncero

en un restaurante que él tiene allí.

Y él hacía un juego absolutamente mágico e interactivo,

porque él no estaba allí físicamente.

¿Ah, no? No, no. No sé, de verdad.

¿Dónde estaba? Estaba en una pantalla.

Sí, sí. Era magia tecnológica. Magia de verdad, pero...

Qué buena pinta tiene esto.

Sí, bueno, al final es una anilla más grande

y queda más bonita.

Mira, tú, ¿le doy un poquito?

Venga, tírale. Tengo ganas.

Creo que tu niño tiene ahí que...

Eh, no es tan fácil como parece. No, esto...

Sí, cuidado con los deditos. ¿Tú aseguras las manos?

No, pero deberíamos hacerlo. Sí, porque...

Finito, tiene que ser finito. Sí, un poquito.

Oye, qué buen producto hay aquí. Aquí donde veis a Jorge

cortando los calamares, que eso no es su fuerte.

No, para nada. Pero, ojo, porque el mismísimo

David Copperfield te compró un juego.

Sí, es verdad, el de cortar calamares no lo me lo compró.

(RÍEN) Me compró uno que...

Creo que si voy a Copperfield tampoco me los comprará.

A él le gusta mucho la cocina. ¿Sí?

Sí, sí. Dani, un poco de limón al marinado.

Claro, limoncito bueno. Vamos, el marinado es uno normal

como si fuera para un adobo.

Mezclamos esto por aquí. Dani, tienes hecho el marinado,

¿te parece? Venga, échalo.

Venga.

Meterlo aquí.

¿Me pringo yo? Sí, lo mueves ahí un poquito

pam, pam, pam. Bueno, ya de entrada, Jorge,

ves que ya tenemos sabor. Hombre.

Lo que vamos a hacer es marinarlo 30 minutitos en la nevera.

Pues, Dani,

me los llevo pitando al frigorífico.

Tenemos marinado el calamar que a mí me gusta echarle

la sal al final, porque al final este tipo de productos también

al echar la sal, pues suelta agüilla.

O sea, que al final mejor hacerlo ahora. Antonio, la sal.

Ah, sí, un poquito. Un poquito de sal.

Yo la sal la tengo muy controlada. por ejemplo, ¿echaríamos esto?

Más o menos. Mira, lo echamos por una madera

mágica, lo ponemos aquí y ahora sopla, Antonio.

Sopla un poquito y la sal, mira, de repente desaparece.

No puede ser, ah, pero espera, está por aquí flotando.

Mira, la cojo, está justo aquí, sí, mira.

(SE ASOMBRAN)

Ahí está.

Pero bueno, pero bueno. Flipo, de verdad,

alucinante, mágico, eso sí, hay que...

Esparcirla un poco más, sí. Espera, Dani, espera, Dani,

Aquí lo cojo. (RÍEN)

Perfecto. Vaya, vaya. No os preocupéis que ya me pringo.

Me desconcentras, me vuelves loco, en.

Jorge, el momento de la verdad, a ver si eres capaz de hacernos

magia en ese rebozado. Bueno, te pongo aquí un bol,

imagino que necesitarás. Sí, y huevos, ¿no?

Tenemos huevos por allí,

tienes harina tienes lo que quieras.

Venga, va, a ver, esto es lo que yo hago.

Yo no te digo nada, solo te miro.

A ver, de momento. Vale.

Una varilla. Una varilla, sí, aquí.

Venga, que conste que esta no es mi receta,

es la suya. Sí, y es bastante horrible,

pero lo intentamos. Yo le echo así, por ejemplo.

Va bien, Dani, va bien. Y agua aquí.

Es tu receta, es lo que tú haces.

Vale, ¿ves? Aquí se queda, pero bastante denso.

Podría funcionar, podría. Dame el aceite.

Un poco de aceite, Jorge. Aceite.

Venga, calamares.

Elija usted. Lo hago con uno para no

estropearos todos. Vale, hazlo con uno porque...

Y a la cestilla. ¿Así ya lo echas?

No está caliente, vaya, ah.

Vamos a hacer una cosa, hacemos nosotros nuestra receta

y serán cosas muy parecidas a las tuyas, pero de otra manera.

La idea no está mal. La idea está, la idea está.

Vale. Venga.

Vamos a mejorar los procesos. Sí.

Antonio. ¿Sí, chef?

Atento, como he dicho al principio, los ingredientes

que vamos a usar, ojo, y los comparamos con los de Jorge.

Huevo, sí, pero vamos a separar la yema por un lado

y la clara por otro. Antonio que es el montador oficial

de claras de huevo, de este programa,

a punto de nieve, ¿no?

Las va a montar y yo por otro lado voy a coger

esas yemas, harina que él también la usó antes

y le añadiré un poquito de cerveza.

Vamos a hacer la masa. Venga.

Venga. Tú, con tus dos huevos.

Vale, voy a por los boles.

Me pongo con el tema de los huevos.

Espera, hablando de huevos, tienes aquí uno, ahí está.

Espera, pero hacen falta dos.

(RÍEN)

Dos huevos. Yo estoy esperando el caviar.

Eso, lo estoy esperando yo también. Quiero caviar.

Bueno. Bueno.

Jorge, ¿no irás a cambiar la yema de las claras, no?

No, dime cómo lo separas que están muy bien.

No. Estoy aprendiendo mucho.

Antonio separa las claras de las yemas, yo echo aquí

un poquito de harina,

las yemas que están aquí, las echo en medio.

Solo las yemas. Solo las yemas y ahora echaré

un poquito de cerveza, ¿vale? La diferencia en el fondo

con tu masa no es... Abismal, digamos, no lo es,

hemos cambiado un poquito de cerveza por el agua.

¿Qué le aporta la cerveza? La cerveza, aparte de sabor,

le aporta ese toque de levadura, tiene levadura y, claro...

¿Podríamos sustituirla por levadura? Sí, podríamos hacerlo

sin problema. Dani, revisa el calamar de Jorge

a ver cómo le está quedando. El calamar lo voy a enseñar

un poquito. No hace falta enseñarlo.

No voy a enseñar mucho, pero tenemos el calamar solo

por un lado. Limpito está.

Y voy a intentar sacar el rebozado de aquí,

el rebozado está por aquí en trocitos.

Grumoso, grumoso. Menea tú y cuéntame

qué haces ahora. Así.

Porque tengo que confesar que hace nada estuve en Madrid

que ya ha terminado ese proyecto.

Es una maravilla. Brutal.

Sí, magos de todo el mundo han estado en Madrid

y lo hacemos cada año, lo bueno es que es cada año.

Pues hay posibilidad que el año que viene me lleve a Antonio.

Será la décima edición ya. Ahí, eh.

Ahí está. Ahora, cuéntame.

Estoy de gira, estoy viajando luego iré a Estados Unidos

y actuaremos en Los Ángeles en el Castillo Mágico,

un lugar increíble en Hollywood.

Yo la primea vez que vi a un mago fue,

¿te acuerdas las comuniones de antes? Ahora las comuniones

parasen bodas, pero cuando yo iba había magos, payasos,

los trucos eran sacarse cartas de la boca,

¿sabes qué te digo? Yo he hecho comuniones,

de hecho, mira, espera.

(RÍE) Eso, eso es lo que hacían.

Yo he hecho muchas comuniones, claro, en mis inicios

y tengo muy buenos compañeros

que las hacen, sigue habiendo magos.

Yo tengo una curiosidad, cómo empiezas, no sé...

Es una pasión, yo vi a Tamariz, de pequeño,

en TVE, precisamente, y veía los programas de televisión

y me encantaba. ¿Con qué edad dices

que quieres ser mago? Desde los 12-13 años empecé a ver

que ya me gustaba. Mis padres me apoyaron mucho

y hubo un momento que todo mi salón era una caja

de cortar a personas... No he caído,

pero podíamos haber traído una máquina de cortar Antonios.

Sabes por qué lo dice, ¿no? Porque así me divide en dos

y trabajan los dos igual de bien que yo.

Y te pone aquí. Eso también.

Qué bueno. Bueno, Dani, ¿incorporamos?

Incorporamos.

Poquito a poco, eh.

Siempre que montamos claras a punto de nieve es por una razón

en concreto, es por darle más volumen, más aire.

Que esa masa, ese rebozado que hagamos sea un poco más

aéreo y más esponjoso. Vital, importante,

el aceite caliente, siempre, sobre todo, el rebozado.

Necesitamos que cuando caiga,

aquello se haga superrápido. Se adhiera.

Tú lo has metido en frío y ahí es bastante complejo.

Mira. ¿Ves cómo se infla un poquito?

Qué maravilla. Ahí está el truco.

Veis que está caliente, pero no está tampoco...

Que hay que controlar la temperatura.

Y luego, ojito porque salpica, si una inducción o vitrocerámica

está limpia y salteamos o freímos, es que algo hacemos mal.

Seguimos friendo los calamares que tenemos aquí y emplatamos.

Vamos a emplatar de una manera sencillita.

Como veis, hemos frito también las patitas

que las ponemos arriba, así de manera curiosa,

y bueno, nosotros que somos también curiositos

ya que nos ponemos, además porque creo que el rebozado

es frágil, digamos, si lo echamos ahí también.

Jorge, tengo una pregunta, cuando las cosas desaparecen

en los juegos de magia, ¿a dónde van?

Mira, te diré lo mismo que los calamares, dónde irán.

Yo los haré desaparecer en breve. Vamos a la mesa.

Ahí vamos.

(Música)

Mira qué mesita, mira qué especial

empanados, rebozados. Setas con "panko",

ahí la milanesa y luego, tus calamares rebozados.

Qué gozada. Espero que no los hagas más.

Mira, os haré un truco, tengo aquí un calamar,

ahí está, lo ves, ¿no? Sí, lo veo.

(RÍEN)

Ya no lo ves.

Acabo de descubrir que yo soy mago también,

o sea, hago desaparecer las cosas.

Perfectamente. Hoy hemos tenido un programa

muy mágico que espero que os haya encantado.

No olvidéis que si queréis ver todos nuestros trucos

podéis visitar en nuestra web rtve.es/hacerdecomer

Nos vemos y recordad, haz la comida y mejora tu vida.

¿Vámonos? Yo voy a por los calamares.

Por supuesto. Yo los filetes empanados, hombre.

Qué bien. Unas setitas también.

Con tu permiso. Se deja comer, eh.

Claro que se deja comer.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Especial rebozados

Hacer de comer - Especial rebozados

12 abr 2019

Hoy el ilusionista Jorge Blass visita las cocinas de Dani García pidiendo consejo sobre el empanado. Dani García explica los distintos métodos que existen para realizar un empanado y ayuda a Jorge Blass a realizar unos calamares a la romana rebozados.

ver más sobre "Hacer de comer - Especial rebozados" ver menos sobre "Hacer de comer - Especial rebozados"
Programas completos (58)

Los últimos 230 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Nat

    Alguien puede decirme por qué al freír los calamares se me separa el rebozado del calamar?? Mil gracias

    27 abr 2019