Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5207496
Para todos los públicos Hacer de comer - Ensalada de calabaza asada y cordero con patatas - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Sintonía)

Dani, me he comprado una lámpara superchula por Internet

y viene del mercado chino. ¿Del mercado...?

De verdad, pero las instrucciones son en japonés, chino, coreano...

En todos los idiomas, menos en el mío.

Está al lado del sofá y queda de lujo; logré montarla.

¿Da buena luz o no?

Qué va a dar luz, ni sé dónde está el transformador ni los tornillos.

A lo mejor, va a pilas.

Cuando lo encuentre va a quedar de lujo.

Al menos, queda decorativa. Sí, está...

Buenos días a todos. Buenos días.

Vamos a preparar una ensalada de calabaza asada

y un corderito guisado con patatas. ¿Te apetece?

Me lavo las manos ya. Estoy a tope.

¿A tope a tope? Me encanta, Dani.

Me encanta porque... Después, te lo cuento.

El cordero lo traerá un ganadero. ¿Sí?

Sí, un corderito lechal; además, podemos contar, sobre todo,

la diferencia entre un cordero lechal y uno recental.

Pero bueno, vamos a centrarnos en la ensalada de calabaza.

Lo que vamos a necesitar para esta ensalada de calabaza

es calabaza tipo violín, espinacas, rúcula, queso, miel,

pipas de calabaza, sal, pasas, aceite de oliva,

vinagre de Módena y pimienta. ¿Cómo lo ves?

Violín... Lo veo bien.

Todo el mundo se ríe pero esta es una calabaza violín

porque, realmente, tiene, un poco, ese cuerpecito,

de un violín, ¿no? Y la vamos a hacer entera, asada.

¿Con la piel y todo? Con piel y todo.

Vale, menos que tengo que cortar. Tú confía en mí, ¿confías en mí?

¿No voy a confiar en ti? Seguro, ¿no?

Antonio, voy a cortar la calabaza, necesitaremos una bandejita;

por otro lado, voy a reducir lo que va a ser la vinagreta,

un poco de vinagre de Módena, a lo que echaremos la miel

que tú vas a calentar al microondas, ¿vale?

Y, luego, emulsionaremos con aceite de oliva, ¿te parece?

¿Cuánto tiempo en el micro? ¿Cuánto tiempo...?

No mucho, porque hierve. Lo sabes, ¿no?

Sí, un toquecito, ¿no? Treinta segundos.

Menos, quince. Menos. Entonces, me quedo aquí.

Ojito, ¿eh? Porque esto que haré no es nada fácil, ¿eh?

Le voy a quitar el culito.

Necesitamos una rodaja, porque quiero asarlo en rodajas,

y estas rodajas serán la base de la ensalada,

así que... al menos, así. Luego, aquí vienen los problemas,

esto no es fácil y lo que hago es, mirad...

La giro, un poco, y voy presionando con el cuchillo.

Y consigo sacarla.

Perfecta. Pero, como digo, no es nada fácil.

Meto aquí, un poquito, ¿veis? Aquí...

¿Quito las pepitas? Las vamos a quitar.

Ojito, ya que estamos aquí, vamos a hacer una cosa genial,

que son unas «chips» de calabaza.

Estaréis diciendo: «¿Va a freír? ¿Cómo la corto?». No.

Mandolina y microondas, las dos emes.

En esta ocasión, no tenemos que pelarla y no lo haremos,

pero, si la queremos pelar, ¿cómo lo hacemos?

La cogeríamos y lo haríamos así, lo hago para enseñároslo.

Así, siempre hacia abajo, es la mejor manera.

Metemos la puntita, donde veis, y vamos hacia abajo.

Así, así es como la pelaríamos, y aquí, cortaríamos esto.

Sácame tu máquina amiga. (RÍE) «My best friend?».

«Your best friend, your best friend».

Si tú me has hecho pelar y cortar, yo te haré hacer unas «chips».

Las hago yo, ¿no?

Antes de nada, vamos a ir metiendo la calabaza al horno.

¿En una bandejita? Venga.

Temperatura y cocción de la calabaza, ¿vale?

220 grados, 25-30 minutos.

No os asustéis si la veis, a mí me encanta, asada de verdad,

con puntitos negros y... De verdad, asada, ¿eh?

Lo que os digo, hay que darle la vuelta.

Un poquito de aceite de oliva, sal y al horno, ¿vale?

Y, luego, haremos las «chips». Retiramos...

Esto, ya sabéis, sin miedo y de verdad.

La pimientita... Un poquito de sal...

Así, perfecto.

Antonio, 220 grados, veinte... 25 o 30 minutos.

Vale. Que estén bien, bien doradas, ¿OK?

Mientras tanto, voy a ir reduciendo el vinagre de Módena.

Tenemos que darle la vuelta a la mitad de la cocción.

OK. ¿Vale?

Pásame el vinagre de Módena. Vinagre de Módena.

Vinagre de Módena. Ahí.

Antonio, con tu máquina amiga, las láminas para hacer los «chips».

Vinagre de Módena.

Hablando de calabazas, ¿te han dado calabazas?

Por favor, quiero que seas sumamente sincero.

¿Sabes qué odiaba? La típica frase, que era como darte calabazas,

cuando tienes 13 o 14 años y te acercas a la chica de tu vida.

Imagínate que soy la chica. Mira, me estoy poniendo el pelo.

Le decía: «¿Quieres salir conmigo?».

¿Sabes qué me decían? «Sí, como amigo».

Por favor, por favor... Supertípico.

De verdad, es que no soportaba eso. (RÍE)

Ya veis cómo tenemos... No quiero ni pensarlo.

Tenemos reducido el vinagre y voy a echar la miel.

Nuestra miel, que si la calentamos, se queda bastante mejor.

Dani, ¿sabes de dónde viene «que te den calabazas»?

¿De dónde? De las zonas rurales de Cataluña.

¿Ah, sí? ¿Sabes cómo hacían?

Llegaba la hija con el novio, si el novio no era de la zona

lo invitaban a cenar en casa de ella:

si le ofrecían fuego para el cigarrito,

significaba que lo aceptaban;

si le ponían un plato de calabaza, significaba que no.

¿Me lo dices en serio? Pobres catalanes, pobres catalanes.

En esa época, tú y yo, estaríamos de calabaza en calabaza.

Total, total. Voy a echar las pasitas aquí,

que vayan cogiendo y que vayan embebiendo.

Casi me cuesta, de verdad, lloro.

Dicen que se llora con la cebolla, pero con el balsámico...

Brutal lo del balsámico.

Lo del balsámico es de otro planeta, de verdad.

Mirad, ahora lo voy a cortar con aceite de oliva.

Os voy a enseñar cómo se queda.

¿Te va bien con esto? Perfectamente.

Sí, ¿verdad? Vamos a explicar qué haremos,

estaréis pensando que es difícil hacer unas «chips»,

que no salen crujientes, no salen bien...

Mirad... mirad. Voy a recoger un poco.

¿Veis cómo cae el Módena? Está semicaramelizado con la miel.

Tenemos las «chips» y, ahora, os diré cómo las vamos a hacer.

Cuatro minutos, 360 vatios.

Cada minuto, vamos viendo cómo están.

Antonio, ¿listo? Esto está casi...

Dani, ¿te la lleno? Por aprovechar toda la calabaza.

Aprovéchala, pero si no se tocan, mejor.

Lo sé, pero no me gusta tirar nada, las guardaré para la cremita.

Lo tenías que haber hecho de otra manera, empezar por arriba.

Eso es verdad, Dani. Uniforme, ¿no?

Veo que te gusta mucho el "Tetris".

Ah, el "Tetris"... La verdad, no juego nada.

Muchas veces voy en el AVE o en el avión y veo a la gente...

¿No has jugado al "Tetris"?

Sí, he jugado, pero tenía tanto vicio, que lo dejé.

Dilo, que eras malo, eras muy malo. No.

Eres malo en estos juegos. No, en el "Tetris" soy bueno,

pero me aburren los juegos, prefiero ver noticias, Twitter...

Dani, listo. Bueno...

La calabaza estará en el horno unos 25 o 20 minutos, a 220 grados,

y nos vamos al microondas para hacer las «chips», ¿vale?

Venid aquí, merece la pena ver cómo se hacen.

Lo que hacemos es abrir el microondas,

meter un plato que no cabe en el microondas...

(SE TRONCHAN DE RISA)

Ay, Antoñito...

(SE TRONCHAN DE RISA)

Venga, sácalo, anda...

(RÍE) Volvamos... Vamos a jugar al "Tetris", otra vez.

Ven para acá, ven para acá...

(RÍE) Con el curro, que estábamos en el nivel cinco...

Estábamos en el nivel cinco del Tetris y nosotros...

(RÍE) Ay, Dios mío de mi vida. Y no cabía...

Estoy tan emocionado que no me he dado cuenta,

porque suelo, de verdad, tener una imagen 3D de estas cosas

y sé si caben o no; me he dado cuenta de que hoy no.

¿Te has asegura de que ese cabe? Cabe, cabe, cabe.

Vamos a reemplatar esto, rápidamente, y os vamos a enseñar,

de una vez, cómo se hacen las «chips» en el microondas.

El ratito bueno lo hemos echado, la cosas como son.

Hay que reírse, familia, hay que disfrutar, esto pasa.

Si les pasan cosas parecidas, por favor, que lo pongan

en nuestras redes sociales, @hacerdecomertve.

Por favor, ponedlas, contadlo con pelos y señales.

Y hoy hemos tenido suerte, imagínate que montas

un plato supercomplejo y cuando vas al microondas...

Bueno, al final, lo hemos salvado.

Al final, haremos algo serio, os va a encantar.

Llévalo tú, te haré el honor de que lo lleves tú.

¿Puedes repetir lo que viene siendo «primer paso...»?

Vais a hacer algo que os va a encantar.

Primer paso. Abrimos.

Segundo paso. Metemos y vemos que cabe.

Tercer paso, cerramos; cuarto paso, 360 vatios;

quinto paso, un minuto.

«Star». Esperamos un minuto y vemos cómo está.

Bueno.

Sacamos. No está. Pero veremos ya cómo

se va arrugando y perdiendo el agua.

Porque... ¿De qué se trata hacer un crujiente?

Un crujiente es, básicamente, deshidratar algo,

quitarle toda su agua.

La humedad. Exactamente. Vamos.

Otro minutito más.

Esto lo vamos repitiendo, Dani, hasta que se quede totalmente seco.

Lo vamos repitiendo hasta que se quede seco,

que será, seguramente, a la cuarta.

Dependerá del tipo de calabaza que compréis,

si está más verde, menos verde, etcétera.

Esto es una "chip" de calabaza, al microondas.

Ojito, eh. Nada de aceite, nada de grasa.

Y mirad cómo suena.

(Suenan crujidos)

Pareces un mago. ¿Va a salir de ahí un conejo?

No. Va a salir una calabaza.

"Chip" destrozada. Bueno.

Recordamos, ¿vale? Hemos tenido nuestra calabaza

en el horno a 220 grados, 30 minutitos, ¿vale?

Con ese poquito de sal, aceite de oliva y pimienta.

"Chips" de calabaza, que han sido cuatro tiempos

de un minuto a 360 vatios.

Nos queda la ensalada. Tenemos esta vinagreta por aquí,

las pipas de calabaza, queso feta,

espinacas frescas y rúcula.

¿Vamos a emplatar? Venga.

Dame una tablita. Ahí.

Perfecto.

Bueno, Dani, queso feta, queso griego, eh.

Se hace desde hace 2000 años. Exactamente.

A mí me encanta. Un queso curado en salmuera.

Aparte, supercremoso.

Bueno, al que no le guste el queso tan fuerte...

Porque el queso feta está curado en salmuera,

en agua y sal, y saca esos puntos ahí ligeramente agrios.

Al que no le guste así, queso fresco normal.

Sí, sí. A mí me gusta cogerlo y romperlo.

Que es lo que voy a hacer. ¿Puedo hacerlo?

Claro. Mira. Mira qué bonito.

Mira qué bonito nos va a quedar.

Ahí.

Dani, ¿sabes que en Grecia se estima que la gente come

37 kilos al año de feta?

No, de feta no. De queso. De cualquier queso.

Bueno, mira. Está bien, ¿no?

De feta es el 75% del total. Bueno.

Pues mira, curioso. Os acordáis que os dije

que el Módena se quedaría un poco más cuajado

cuando enfriara. Además, con la miel,

que se nos queda con esa textura. Mirad cómo ha quedado.

Primero voy a sacar las pasitas, ¿vale?

Las voy a ir poniendo por aquí.

Mira. Aquí un poquito de pasas.

Y luego, voy a poner alguna tiradita aquí por la tabla.

Cuando yo decía que también, aparte, reduciéndolo

quedaba mucho más sabor,

también quedamás estético, que es lo que veis aquí.

Veis el puntito del aceite.

Voy a reservar para echarle más luego.

Antonio, hojitas. Venga.

Venga, vámonos. Rúcula. ¿Vale?

¿Voy yo con la rúcula? Vamos a poner un poquito por aquí.

Ahí. Un poco de espinacas por aquí.

Así. Ponme rúcula.

La rúcula, antiguamente, era considerada mala hierba.

¿Sabes por qué? Yo la verdad es que... ¿Por qué?

No. Simplemente, porque crecía en los verdes de los caminos,

en los núcleos urbanos. La consideraban mala.

A mí la verdad es que la rúcula...

Ha habido un momento en que le he cogido manía,

como todo el mundo. Hubo una época

que se le echaba a todo rúcula.

Todo era rúcula. Así.

Bien. Vale. ¿Un poquito más? ¿Va bien?

Mira. Pipas de calabaza. Estas pipas las podíamos también

saltear un poquito

y ponerlas por ahí. ¿Vale? Mirad qué bonito.

Pipas de calabaza.

Antes de las "chips"... Porque la "chip" es tan fina

y tan crujiente, que no quiero que, en ningún momento dado,

le dé humedad, ni siquiera de aceite.

Así que voy a aliñar un poco estas hojitas que están por aquí.

Así. Dani, ¿en serio vamos a comer

la piel de la calabaza? Nos la vamos a comer.

Eso está blandito. Eso está ahora blandito.

Una vez asado media horita, está perfecto.

Muchas veces... Siempre digo que vamos a intentar

desmontar mitos en este programa.

Hay gente que se come hasta

la piel del kiwi. Ahí está. Mirad.

Mira.

Textura, sabor, color.

Aroma, jugosidad, puntos dulces, puntos amargos,

ligeramente agrios. Ten en cuenta que aquí hay

absolutamente de todo. Donde la gente ve

una ensaladita, yo veo una ensalada.

Bueno.

Ensaladita de calabaza asada y queso feta.

¿Nos la comemos? Sí, por favor.

Pues nada. Antes de comértela,

tenemos que hacer un cordero. Vale.

(Canción "Tammie" de The Do)

Después de la ensalada con calabaza que hemos hecho,

ahora vamos a hacer un corderito guisado con patatas.

Pero nos falta...

(Timbre) Lo más importante.

Pero está aquí. Ahora, ahora.

Bueno, va a venir Jorge a explicarnos

cosas del cordero, cosas curiosas del cordero.

¿Qué pasa, Jorge? Buenos días.

Buenos días. Bienvenido.

Aquí os traigo un corderito para que cocinéis.

¿Cómo estás? Pasa por aquí. Pasa, pasa.

Oye, bienvenido a mi casa, eh. Encantado.

Gracias por invitarnos. Bueno, presentarte primero,

que la gente sepa quién eres.

Soy Jorge Izquierdo. Soy ganadero.

Me dedico a criar ovejas y corderos.

Te hemos llamado porque yo quería hacer

un guiso de cordero. Entonces, quería saber tu opinión,

con qué parte del cordero lo harías

Y que me mostrases un poco tipos de corderos.

Para hacer guisos, si el guiso lo vas a hacer,

sobre todo, magro,

la pierna es lo mejor, porque tiene más músculo

y tiene menos desperdicio.

Pierna o pata, ¿no? Es lo mismo.

Esto tenemos una lechal.

Eso es de lechal. Se nota en el color

y en el tamaño. No tienes más que ver

cómo esta carne es de leche. Y esta es una recental.

Recental que ha comido pienso y es otro tipo de carne.

Mira. Vamos a ver, que se vea bien.

Venga. Pata, pierna lechal.

Pata, pierna recental.

Las dos nos valdrían para el guiso. Sí.

Esta, evidentemente, es más barata

y tiene un sabor más pronunciado,

por llamarlo de alguna manera. Menos elegante.

Sí. Pero no te creas que hay una diferencia tan grande

últimamente de precio. ¿Ah, sí?

En este tiempo, me parece que este está

sobre ocho y pico y este sobre diez.

No pienses que hay tanta separación.

No hay tan... No, no.

Pero la diferencia de calidad... ahí sí es más grande, ¿no?

Esto se deshace en la boca.

Esto se hace más rápido y se deshace en la boca

y tiene un sabor de leche. Tiene que ser un guiso

muy rápido, casi exprés, porque se hace mucho antes.

Y esta tardaríamos más en hacerla.

Es otro tipo de carne para hacerla de otra manera.

Por ejemplo, esta no te valdría para la brasa,

para hacerla en barbacoa.

Y esta sí. Porque esta se quedaría pegada a la plancha.

La puedes hacer frita, pero a la barbacoa no

porque se pega en los hierros.

Sin embargo, esta sí.

Tenemos aquí una paletilla, ¿no?

Esta es la paletilla de recental, digamos.

No tenemos una lechal, pero imaginaos. Sería este color

y de la misma forma. Pesaría 400 o 500 gramos,

para que te hagas una idea.

Esta pesará alrededor de 650-700. Vale.

Y esta es la parte delantera. Eso es.

Esto es como más jugoso.

Las piezas son más pequeñas y te lo puedes comer mejor.

Yo creo que hoy vamos a elegir la pata lechal.

Vale. Y ahora, ¿qué tenemos aquí? Esto es el cuello.

Es otra de las partes. Es el cuello partido. A ver.

Para que la gente nos entienda bien. Ahí.

A ver. Esto iría así. Aquí.

Muy poca gente cocina con el cuello. Y a mí me encanta.

El cuello, siendo bueno, sale muy rico.

Mirad qué carne más blanquitas

y que tiene una pinta de jugosa y tierna, eh.

Date cuenta que nosotros, esto viene de tradición familiar.

Lo que hacemos, es hacerlo a la antigua usanza:

mamando los corderos de su madre.

Y la leche está sobre un 8% de grasa.

Lo que no voy a hacer es quitarle nada de grasa.

Solo el hueso. No deberías porque está hecha

con la leche de la oveja. Es una pena perderlo.

Millones de gracias. Antonio va a congelar esto

para otro día, para otro guiso.

Y nosotros nos vamos a quedar con el cuello y con la...

Yo lo llamo "pata". La pata.

Y con la pata de este corderito lechal

que nos ha traído Jorge.

Un placer. Muchas gracias.

Yo te acompaño, Jorge.

Faltaría más. Venga. Hasta luego.

Bueno, pues ya tenemos aquí todo lo necesario

para nuestra receta.

Hoy lo vamos a hacer con cuello y con pata lechal.

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar:

el cuello y la pata, patata, laurel,

ajo, romero, tomillo, cebolla, pimiento verde,

aceite de oliva, tomate rallado fresco, pimentón,

orégano, harina, vino tinto,

caldo de carne, sal y pimienta.

Antonio se ha escaqueado. ¡No! Que estoy aquí.

Y no sé quién va a pelar las patatas.

Me estás poniendo nervioso. ¿Dónde ha ido?

Estaba hablando con él del corderito.

Es que mi madre, su comida favorita es el cordero. Es el cordero.

Bueno, Antonio, mira.

Yo me voy a poner a limpiar el cordero.

¿Vale?

Y tú... Vamos a ver. A ver. Cuéntame.

Quiero las patatas que las vamos a escaldar

ligeramente, una mínima cocción en agua y en forma de bola.

y las vamos a asar, terminarlas y luego, ensamblaremos.

Luego, pelamos la cebolla, los ajos y el pimiento, ¿vale?

Que será un poco parte del sofritillo

y yo mientras hago el trabajo fino.

Bueno, cuello, aquí, un poquito hay que quitarle esa zona,

la grasa, no, pero esa zona que...

Es, digamos, el nervio

hay que quitárselo. Luego, tan fácil como

pasar por la zona del hueso, la puntita del cuchillo.

Fijaos, al final, qué rápido se limpia, ¿vale?

Un cuellecito y la pata, ojito, porque también se limpia

muy rápido, esta pata, en este caso,

tiene ese hueso aquí,

que va aquí y otro aquí arriba.

Lo que hacemos es lo siguiente,

quitamos aquí, ese,

y luego, abrimos por aquí

que lo único que intentaré será dejar

el hueso ya limpio y libre.

Aquí, ¿veis? Ya sacamos aquí, cogemos aquí hacia abajo.

Bueno, vamos a cortar el resto de verduritas

y yo voy a cortar también el corderito en trozos.

(Música)

Antonio, y ustedes también, las patatas, hombre, claro,

te lo digo para que todos se enteren,

cinco minutitos de cocción

que me llevan las patatitas que ha hecho Antonio aquí.

A ver, eso lo pasamos por un colador

y lo vamos a meter en una bandejita

con un poquito de aceite

al horno para dore, ¿vale?

Vale. Colador por aquí.

Ah, vale. Ya, ya puedo yo.

Que te veo ahí... Voy a preparar un colador, Dani.

Te veo entretenido. Estaba con mi cebollita.

No pasa nada, no pasa nada.

Venga, patatita aquí, ¿qué necesitamos ahora?

Un poquito de aceite de oliva.

Ese bañito, venga.

¿Qué vamos a hacer también?

Un poquito de tomillo fresco por aquí.

¿Qué vamos a hacer también? Pégale ahí.

¿Así? Eso es.

¿Ahí? Ahí está.

Sal. Un poquito de sal.

Antonio, pimientita aquí.

Vale, esto en el horno con unos 10 minutitos

o 12 minutitos más, hasta que la veáis dorada,

a unos 200 grados, perfecto.

¿Voy? ¿Oído?

Oído, sí, chef. Sí, chef, así me gusta,

venga, tírale. Bueno,

corderito, podemos hacer varias cosas, haced una mezcla

un poco que es lo que haremos, un poquito de harina,

casi mitad harina,

casi, casi, mitad pimentón.

Vale, un poquito de orégano.

Cuando hago guisos de este tipo, carrilleras incluso,

lo hago así siempre.

Aquí vamos a rebozar nuestro corderito.

Venga, ¿lo enharino yo? Lo voy a echar aquí,

métele un poquito de sal y de pimienta.

Un poquito de sal, un poquito de pimienta.

Ahí está.

Dani, ¿sabes qué hago yo mucho también?

¿El qué? Pongo la misma mezcla que tú

de pimentón, harina, orégano, sal y pimienta,

lo meto en una bolsa y ahora meto el cordero

y muevo y es superlimpio. Pero, bueno, aquí estamos

a la antigua usanza. ¿Está limpio, no?

Sí, estoy bien, estoy bien. Aquí lo que haremos será marcarlo.

Vamos a dorarlo un poquito y luego, como digo,

lo vamos a sacar y voy a echar un poquito más ahora

de aceite y enseguida,

en cuanto esto esté marcado, ligeramente, nos vamos a ir ya

con el ajo, los aromáticos,

luego, la cebolla, el pimiento y el tomate.

(Música)

Bueno, sacamos el corderito, Antonio, venga, ajito y aromáticos.

Ajitos, aromáticos. Si no, se nos va, venga.

¿Venga, entero? Échamelo aquí.

Venga, ajito. Sin miedo, ajito.

Laurel. Laurelcito y aromáticos.

¿Y romero? Perfecto, ¿vale?

Y el romero, perfecto.

Qué bien huele, qué bien huele. Huele a campo, Dani, aquí.

Huele a campo, mira, lo que vamos a hacer es,

vamos a echar aquí, antes que se nos queme,

la cebollita por este lado.

Bueno, bueno.

Ya tenemos aquí el ajito que se hace en un ladito.

Mira, lo que voy a hacer ya

es desgrasar un poquito con el caldo

que ya veis que está ahí. Una mijita, Dani.

Ahí, vale, y lo que haré será, además,

fondearlo un poquito más rápido.

Ahora recuperamos los jugos de abajo.

Vas a echar ahora el pimientito verde

y volveremos a añadir otro poquito de caldo.

(Música)

Tírale.

Cómo huele a cordero. De verdad, es que es eso.

Pero es que huele a cordero elegante, lechal.

Dani, una cosita, con los huesos que quitamos,

cuando está limpio con los huesos, podemos hacer un caldito.

Sí, un caldito. Voy a echar ahora el tomatito.

Ahí vamos.

Vino tinto.

Para dentro, muchas veces también mezclo

vino tinto y Oporto por darle un toquecito dulzón,

sobre todo, un poco a la carrillera.

Un vez que el vino esté así, echaré todo el caldo.

Voy, te lo echo. Probablemente, si fuera una carne

más dura, ahora trituraría y echaría la carne,

siendo esta carne que tendrá nada de cocción,

vamos a esperar un poquito más,

ahora vamos a echar el caldo.

Échalo ahí, vale.

Y ahora, vamos aquí a cocinar, así que en 10 minutitos

quitamos los aromáticos,

trituramos y metemos nuestro corderito

que se va a hace exprés, ya lo digo, eh.

(Música)

Sabéis que me encanta eso, al final, podíamos tener

todo manchadito y tal, pero no nos cuesta nada

poner la túrmix en la misma olla y trituramos bien.

Eso nos va a hacer que nos quede un guisito, oye,

donde la salsa está fina y elegante y solo nos encontraremos

el trocito del corderito, ¿vale?

Hemos cocinado el cordero aquí cinco minutitos, recordad

que es un corderito lechal, la patita, que la cocción

es muy corta. Es una carne para hacerla

en filetitos, hacerla a la plancha

y estaría tierna. Aquí es donde ves la diferencia

de tiempos de cocciones según la carne,

si hubiéramos cogido el recental y cortas un filetito

y lo echas en la sartén, lo comes y ya no está tan tierno

por lo tanto, necesita una cocción más larga y prolongada,

unos 35-40 minutos el recental.

En este caso, de verdad, cinco minutitos y perfecto.

Antonio. Dime, Dani.

Ve a por las patatitas ya y esto está...

Os recuerdo que tenemos las patatitas en el horno,

las escaldamos cinco minutitos, le dimos un bañito de grasa,

de hierbecitas, ahí está.

Y lo mismo, no me gusta a mí, pero es mucho mejor

hacer este ensamblado

donde ya el cordero está en su salsita finamente,

que tiene una pinta brutal.

¿Eso qué es, Dani, salsa?

Y las patatitas se las pondremos ahora por aquí.

Esa textura de la salsa gracias también a esa harina

que teníamos. Sí, cogió cuerpo no solo

con la verdura, también con la harina, perfecto.

Mira, ponemos por aquí.

Un poquito más.

Remojemos, ¿no? Por favor, acuérdate,

un poquito de pan. Venga, dame. Perfecto.

Estas patatitas que queman. Queman un poquito.

Queman un poquito y las pondré por aquí.

Y mirad que queda también integrado, voy a poner los ajitos,

para quien quiera porque en mi casa hay gente

que le gusta comerse el ajito así. Es que entre la ensalada

de calabaza y el corderito estamos haciendo dos platitos.

Estamos haciendo... Ojito, eh.

Fíjate. La que sobra en la bandeja,

para el menda, está muy rica.

Aquí está ya terminado

nuestro guisito de corderito con patatas.

(Música)

Corta la calabaza que quiero ver cómo...

¿Con corteza y todo? Cómete la piel, claro.

Se corta bien, ¿no? Superblandita.

A ver, la piel está blandita. Blandísima.

Venga, tírale.

Guau y lo que tú dices. Una cosa es la violín

y otra cosa son otras calabazas. Bueno, me doy prisa

antes que me dejes sin.

Hoy hemos hecho esta riquísima ensalada de calabaza

con feta, rúcula, pasas,

espinacas, de todo un poquito

y un cordero guisado con patatas.

Así que no os olvidéis de haz la comida y mejora tu vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ensalada de calabaza asada y cordero con patatas

Hacer de comer - Ensalada de calabaza asada y cordero con patatas

14 may 2019

Dani García y Antonio reciben a Jorge Izquierdo, un experto en corderos que resuelve dudas acerca del cordero. Con lo que aprendan de la visita de Jorge, Dani García y Antonio realizan un cordero guisado con patatas. La segunda receta del día es una ensalada de calabaza asada.

ver más sobre "Hacer de comer - Ensalada de calabaza asada y cordero con patatas" ver menos sobre "Hacer de comer - Ensalada de calabaza asada y cordero con patatas"
Programas completos (77)

Los últimos 306 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios