Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5387211
Para todos los públicos Hacer de comer - Coliflor con bechamel y filete ruso - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

Cuéntame. Mira, tengo un problema,

no te rías con la bechamel. No me río.

¡Sí, te has reído, te has reído, te has reído!

Mira, yo quiero hacer la coliflor. Vamos. Y entonces en la bechamel

me salen unos grumos...

Grumos, pelotitas, ¿no?

Vamos, balones de fútbol, te digo. O sea, enormes.

¿Eres de esas que luego lo tritura, lo pasa por la batidora

o por el chino? Bueno, el truco fácil.

Bueno, un poco. (RÍE) Me lo temía.

Algo debo hacer para solucionarlo. Hoy te enseñaré a hacerlo.

Vale, por favor. De eso no te preocupes.

Buenos días a todos. Como veis, estoy con Sandra Daviú,

colaboradora del programa "Mascotas" de esta misma casa.

Y me contaba que tiene problemas a la hora de hacer la bechamel.

Y aprovecharé que vamos a hacer una bechamel

para hacer el primer plato de hoy:

coliflor con bechamel de almendras, ¿eh?

Y de segundo plato vamos a hacer un filete ruso

que acompañaremos con una ensaladita muy verde, fresquita,

para acompañar ese filete. ¿Te parece bien?

Sí, un menú maravilloso y supersano.

Vete lavando las manos, ahora me las lavo yo.

Yo voy a ir contando los ingredientes de esta receta.

Coliflor, almendras, ajo, perejil,

mantequilla, azafrán, tomillo, harina,

aceite de oliva, leche de almendras,

sal y pimienta.

¿Qué recuerdo tienes de la coliflor con bechamel?

No me hables. Mamá, no mires esto. Todos tienen la misma imagen.

¿Entrar en casa y saber lo que iba a comer por el olor?

¡Qué horror! Me echaba para atrás, eso no había quien... Vamos.

De verdad que yo tengo el mismo recuerdo.

¿Pero sabes qué pasaba? Qué horror.

Es una cosa que nosotros defendemos muchísimo en este programa.

¿Qué? Que la coliflor, de toda la vida,

se ha extracocinado.

Demasiado hecha. Mucho.

No sé por qué tenemos la impresión. La vemos así y: "Hay que cocinarla".

Y aquello luego aparecía amarillento, muy blando, ¿no?

No, pero además una textura que era como...

Porque estaba supercocinada, a mi madre le pasaba lo mismo.

¿No era solo mi madre? No, a mi madre le pasaba.

Además le ponía el trapito encima... ¡Es verdad, es verdad!

Y aquello, el trapito aquel, era como un misterio.

Pero no hacía falta que lo tapara. Ya se huele, ya sabemos lo que hay.

Pero hemos tenido siempre, siempre,

la manía de cocer en exceso la coliflor.

Y hoy... Bueno, hoy no la vamos ni a cocer, fíjate lo que te digo.

¿En serio? La vamos a hacer a la plancha.

Quiero que la gente deje de pensar

en coliflor con bechamel, o en coliflor en sí,

y se eche para atrás. Que deje de pensar que solo se puede cocer.

Ah, no tenía ni idea, la verdad.

Para eso estás aquí. Ya verás cuántas cosas vas a aprender hoy.

Un montón. Voy a tener que tomar nota y todo.

¿Qué tal pinche eres?

Vamos a hacerlo.

Vamos a ponernos en acción y ya, si eso, lo vamos viendo, Dani.

Yo creo que, para ir haciendo dos cosas a la vez,

vamos a hacer la bechamel y... Soy muy bien mandada, tú me dices.

Luego como me salga... Esto va a ser facilito, lo tenemos

bastante hecho. Yo creo que por aquí...

¿Tú cómo harías la bechamel? A ver, primero...

pongo la mantequilla, ¿vale? Que se deshaga así un poco, ¿no?

Dicen que la cocina hay que hacerla con amor. No es que me falte,

pero a veces también vas corriendo y es un poco que echas todo de golpe

la mantequilla y tal. Pero luego echo la harina, hago así...

y luego echo la leche. Y ya está.

Sandra, es que la bechamel es como una mascota.

¿Ah, sí?

Hay que tratarla con cariño. ¿Ves?

Pero no solo la bechamel, cualquier cosa que hagas en la cocina.

Es verdad. ¿Sabes qué pasa? Hay que tratarla con cariño.

A veces vas como un poco acelerado... Venga, vente aquí conmigo,

que te veo muy alejada del fogón. (RÍE)

No, estoy aquí. Venga, ve echando.

Venga, yo hoy solo voy a mirar. ¿En serio?

No te creo. Echa la mantequilla.

¿Pero así? ¿Toda de golpe? Como en plan examen de...

Estoy hasta nerviosa, me voy a poner roja y todo.

La puedo echar toda de golpe, ¿no? Bueno, quien me vea, madre mía...

Mi hermana... Tu madre te estará viendo.

Sí, pero mi madre, bueno, ella cocinaba normal.

Siempre le echamos la culpa a las madres:

"Mi madre no sabía cocinar y entonces yo no...".

Pero he de decir que mi hermana, por ejemplo,

cocina maravillosamente bien. Porque le ha dedicado tiempo,

le ha dedicado... cariño. ¿Ves?

(RÍEN)

¿Y ahora qué hago con esto? Es que haces cosas raras.

Dale tú, a ver. Ah, muy bien.

Ya está, ¿no? Tampoco... Es una cuestión de intuición ¿sabes?

Tampoco era tan difícil, ¿no?

Y yo, ahora que tengo un niño, digo: "Venga, voy a ponerme a...".

"Voy a hacerle unos purecitos naturales", ¿no?

Eso sí, ¿eh? Yo sano como: cosas a la plancha, purés...

¿Cuántos años tiene? Cuatro.

Ya le haces algo más que purés, ¿no? Sí. Además tiene un buen comer.

Ya, costillas de cerdo y eso. Sí, le encantan los mejillones,...

¿Ah, sí? Qué bien. ...el salmón ahumado, las gambas...

O sea, el yodo. Es marinero. Tiene una...

No, la carne, todo, todo. No te preocupes, le da a todo.

Mira, la bechamel tiene dos pasos importantes. Échame ya la harina.

(RÍEN)

Esto no lo he visto en mi vida, ¿eh? Ha chisporroteado un poco.

Veo que lo tienes bastante... Te digo que...

la cocina y yo estamos peleados. Ya te veo, ya te veo.

Échame la harina. Si la echo de golpe, voy mal, ¿no?

No, aquí la puedes echar entera. Así, sin miedo.

Así, con cariño, ¿no? En fin... Sí.

¿Le doy? Los dos pasos importantes.

Es que no sé ya si darte... Venga, trae, intégralo.

Venga. Pero con arte, con arte. Mira.

A ver.

Así, con arte. Un poquito aquí...

Vamos cociendo, vamos integrando. Mira, así, con arte.

Ahora te voy a bajar el fuego, ¿vale?

Los dos pasos importantes que comentaba antes. Toma, toma.

Mueve. Te voy a bajar el fuego. ¿Le voy dando como si supiera?

¿Y ves que aquí hay grumitos? Pues eso no quiero.

¿Y qué hacemos? ¿Bajar el fuego?

Sí, para que se cueza la harina. Pero no puedes parar de mover.

Ahí está el primer truco a la hora de hacer una bechamel:

hay que cocer la harina. no solo para la bechamel,

sino para hacer croquetas. Lo importante es que cueza un poco.

Lo voy a volver subir, porque contigo me da un poco de miedo.

(RÍE) Mira no hay ningún grumo ahora. Ahí está, perfecto.

Te he dicho que yo soy muy bien mandada.

Otra cosa no, pero... yo presto atención.

¿Ese paso lo hacías así o no? No.

Pues segundo paso o truco importante:

la leche tiene que estar templadita,

para que se integre rápido.

¿Y la echo de golpe? La voy a ir echando...

Sí, ahí, poquito a poco. Poco a poco, ¿ves?

Integra, integra ahí un poquito. Hierve.

Ahí, integra, porque aquí también pueden salir grumos, ¿eh? Ojo.

¿Comes de todo o no? Eh... Sí, sí.

La coliflor, las acelgas y estas cositas...

Hoy vas a comer coliflor. No, pero yo... Me gusta mucho...

Y además que eres de mi generación, lo sé.

Hemos nacido en esa generación de "verdura pasada".

Antiguamente, tu madre, como la mía, la cocía, la sacaba,

luego la salteaba otra vez... O sea, es culpa de nuestras madres.

Pobres, no. Un beso a las madres. Luego soy muy polémico, pero...

Que no. ...son las cosas que yo he vivido

y que con el tiempo me voy dando cuenta, ¿no?

Con los años, cuando te vas haciendo mayor, vas probando más cosas, ¿no?

La coliflor ahora me gusta, pero sobre todo como la vamos a hacer hoy

"Al dente" también, se debe comer "al dente".

Y que no huela la casa a coliflor. Y que es un sabor tenue...

agradable, ¿eh? No, está rica, pero es verdad

que, cuando eres más joven, hay muchas cosas que no quieres probar.

¿Hay algún plato que cocines en casa que tu hijo odie?

Los purés le cuestan un poco.

Pero es que yo le hago una ristra de purés...

Puré de calabacín, puré de calabazas... Muy sano.

Pero, claro, le cuestan un poco.

Mira, ahora ya le vamos a pegar un poco más "activamente".

Es que me pongo a hablar y se me va la fuerza por la boca.

No pasa nada. Bueno, pero mira la pintita que...

Y las burbujitas bien, ¿no?

Las burbujas, perfecto. Le estamos dando con varilla

para que ya se integre, pero, como ves, está perfecta, ¿no?

Tiene muy buena pinta, ¿vale? Voy a dejar que cueza un poquito

y ahora le vamos a hacer el cambio de sartén.

Esa la voy a poner aquí y esta aquí.

Y mira, vamos hacer una cosita.

Toma. Ten, que te veo perdida.

¿Qué hago? Te veo como un pulpo en un garaje.

Pero creo que le pasa a mucha gente. ¿En la cocina?

Sí. Bueno, hay gente que le gusta. Pero tienes que hacer "tu cocina".

Sí, pero es que esta cocina...

Por favor, ya me gustaría a mí tener esta cocina.

Mira, voy a coger un cuchillo largo, porque lo que vamos hacer es, no sé,

me apetece hacerte algo especial. Ay, qué bien. Gracias, Dani.

Vamos a cortar primero por aquí solo ¿La vas a hacer a la plancha?

La voy hacer a la plancha,

con el resto podríamos hacer un puré perfectamente.

Voy a intentar que se te vaya el trauma de la coliflor cocida.

Y además en toda la casa. Ya no es que... En fin,

era un olor que decías: "Voy a salir por donde he entrado".

Y voy hacer que tu hijo no tenga ese trauma de mayor.A ver.

Tenemos que enseñar a cocinar verdura

a los niños de esa generación.

No, no, te lo digo, yo...

le hago comer verdura con cariño y amor, porque...

¿Esto huele mal? No.

Huele a verdura fresca. No, huele bien.

El problema es que nosotros somos capaces de cargarnos...

Sí, huele bien. ...esa esencia de la coliflor.

Aquí.

Mira, lo que he hecho es sacar una rodaja de coliflor.

Y es lo que vamos a hacer a la plancha.

Voy a poner un poquito de ajo por aquí.

Mira. ¿Y cuándo...?

Lo primero. Me voy a esperar, voy a ver

antes de preguntar, que soy una bocazas.

Voy a poner un poco de aceite. Pregunta lo que necesites.

No, no, no, que estaba viendo cuándo echabas el aceite y tal.

¿Y el ajo con piel? El ajo con piel. Bueno,

es solo para que suelte aroma. Así, porque luego lo voy a quitar.

Ya.Lo puedo dejar, hay gente a la que le gusta comérselo.

Ya, es verdad. No, yo no. Un poquito de mantequilla.

Lo sanos que son también, ¿no? Los ajos.

A mí me gustan..

La verdad, sin ajo, es de las cosas que me costaría cocinar.

Es un perfume que... Huele fenomenal.

...va innato con nosotros, ¿no?

Si se me pasa la coliflor, que la hago demasiado y empieza a oler,

al menos lo contrarrestará el... Hay que tener cuidado.

Eh, ¿ves? Vas con miedo, ¿eh?

Un poquito para atrás. Bueno, he echado un poquito de...

Iba a decir romero. Es que te vas ahí con miedo.

Un poquito de tomillo fresco, que contiene agua, y le pasa eso.

Me fío absolutamente. Aquí tenemos aceite de oliva,

mantequilla, ajo, tomillo fresco,

y le vamos a poner... ¿Sabes qué? A todo el mundo nos gusta.

Ahora me da igual que caiga aquí. Lo que voy hacer es ir, digamos,

glaseando un poco con esa mantequilla

y ese aceite que está ahí debajo.

Cuéntame, mientras vamos haciendo esto, ¿qué tal tus proyectos?

¿En qué andas?

Pues ahora mismo, como decías, estamos con el programa "Mascotas".

Es la segunda temporada. ¿Tú tienes mascota?

No, porque no tengo tiempo. Ya. A mí me pasa un poco lo mismo,

porque hay que tener tiempo. Necesitas un poco de tiempo.

Claro. Y yo, que ando para arriba y para abajo,

que si el AVE, que si no sé qué...

Hombre, hay animales que los puedes llevar contigo, pero, vamos, yo...

con mi hijo ya tengo suficiente. Pasamos el día de arriba para abajo,

en el AVE, en el avión... Entonces me da mucha pena tener

una mascota y no poderla... Un animal de compañía.

Lo llamamos "de compañía", ¿y lo dejas todo el día en casa?

Es verdad que hay animales que pueden estar solos,

pero me da pena. Pero hay otros que no.

Y si tengo un animal, quiero ser responsable y estar con él.

O sea, estar ahí de verdad.

Aunque sean animales que pueden estar solos. ¿A ver?

Te va gustar, te va gustar. No, pero si huele...

Qué lástima que la tele no pueda transmitir olores, huele fenomenal.

¿Tú crees que alguien negada como yo para la cocina

pueda acabar aprendiendo? Claro.

No te digo ser un chef ni un top ni nada, pero...

Pero mira cómo has hecho la bechamel Bueno, vale. Gracias, Dani.

He vuelto a echar más mantequilla para hacer esto que a mí me encanta,

hacer, digamos, este glaseado.

Esto es un movimiento muy francés que está muy bien.

¿Echarle...?

Se puede hacer con aceite, pero con aceite y mantequilla, mejor.

Y además así se va impregnando, ¿no? Claro. Se va impregnando,

va dorando y va cogiendo un poco ese saborcillo...

Hombre, le da un sabor muy rico.

Ahora muchos estaréis pensando: el punto de la coliflor.

Depende de lo que te guste, también te lo digo.

A mí me gusta casi "crocante", me la como cruda en muchas ocasiones

¿Que queremos un poco más? Lo que haré es esto.

Abrirla un poquito, ¿no? Porque así se cuece más por dentro.

Si la queremos más cocinada, lo ideal es hacer eso,

esas pequeñas incisiones. Claro.

Ahora lo haremos también por la otra parte.

Eso lo hago a veces con el pescado, ¿sabes? No sé si hago bien.

Ahora la voy a poner "de pie", ahora le daremos por ese lado.

Y le sigues echando, ¿no? Sí, para que vaya cogiendo...

Hay un momento en que tener cuidado, la mantequilla se quema.

Aunque lleva también aceite de oliva Me encanta ese puntito.

Pero se quema también. Que se vaya haciendo con cariño.

Con mucho cariño. Ahora nos quedaría...

¿Porque para hacer los lados cómo va? Ahora esto me interesa, ¿eh?

¿Para hacer los lados? Pues mira. Por aquí tiene muy buen color,

pero aquí está más blanquita.

Es lo que vamos hacer, dorarla perfectamente por todos los lados

y casi la tenemos.

(Música)

Tiene un tono doradito perfecto. Está preciosa.

Y si salgo de aquí haciendo no solo la bechamel,

sino también la coliflor, vamos, hemos hecho el día.

Vas hacer la coliflor de tu vida. Tu hijo dentro de 30 años dirá...

"¿Tu plato favorito de tu madre?" Y va a decir: "La coliflor".

Y todos los niños... Vamos, fliparán, fliparán.

Echo el azafrán a la bechamel. A mí, la verdad, es que el toque azafrán,

almendra, me gusta. Es la razón por la que lo echo, ¿eh?

Es una combinación... Muchas veces no nos atrevemos a...

Digo la gente normal, ¿eh?

Huy, yo soy normal. Ha parecido que no eras normal.

No, pero que los que no sabemos mucho, hacer pruebas.

A lo mejor eso tampoco es bueno. Os da miedo, ¿no?

Pero para eso... Deberíamos arriesgarnos más.

Yo intento dar ideas. "Coliflor con bechamel".

Probablemente todo el mundo hubiera pensado en cocinarla, en cocerla.

Yo misma. Pero que el tema de las leches está bien, porque como...

hay tantas ahora en el mercado por tantas alergias y...

Se puede cocinar exactamente igual. Es otra opción.

Una bechamel vegana, imagínate: sin mantequilla y con aceite.

Voy a poner un poquito de perejil por aquí...

¿Que no te gusta el perejil? Pues no le pones perejil, ¿no?

Exacto, perfecto. Y ya está.

¿Qué te gusta más el cilantro?

Que aquí le vendría bien también, al que le gustara.

Pero cilantro y azafrán no pondría, porque son dos sabores que...

Pero el cilantro además te tiene que gustar,

porque es una cosa... fuerte, con personalidad.

Total, total. Mira lo que voy a hacer. Estamos ya casi.

Bueno, esta bechamel... ¿Adónde vamos?

Está muy sosa. La echamos nosotros ahí muy rápido... Muy sosa.

Pruébala, tengo la cuchara ahí. ¿Sabes?

Cocino en general con poca sal.

Bueno, pero eso yo creo que es muy poca, ¿no?

Un poquito más. Muy sosota, ¿no? Sí.

Hay que ver lo que cambia solo con el gesto que acabo de hacer.

Es verdad que... Pero estaba bueno, ¿eh?

¿Sabes qué? La almendra también... Es verdad que sabe a almendra.

La almendra también es más... Pero es sosota la almendra.

Tenemos que ponerle sal. Pruébala. Venga.

¿Voy? Venga.

Mmm... Es verdad. Ya mejor, ¿no?

Qué bueno está. Te lo juro, ¿eh? Cómo ha cambiado, ¿eh?

Te prometo que está riquísima.

¿Se nota? ¿Puedo seguir?

Puedes seguir lo que quieras, va a sobrar.

Ahora tienes que probar la coliflor. Vamos, eso ya...

Lo que haremos es ponerla abajo. Huy, ahora he notado la pimienta.

Hombre... ¿No te gusta o qué?

Sí, ¿pero sabes eso que tragas... Soy muy de pimienta.

y te queda ahí...? Un trocito de pimienta.

Que dices: "Mmm, la pimienta". Le hemos puesto pimienta.

Está aquí la pimienta.

¿Cómo no nos lo vamos a comer, Dani?

Hemos colocado encima la coliflor y ahora estamos colocando encima

almendra fileteada.

Y, bueno, también vamos a poner un poquito de perejil por aquí roto.

Así. Tengo ganas de probarla ya, Dani.

La vas a probar, pero, antes de nada ya que me ha sobrado un poquito...

Ah, ¿más...? Un poco de mantequilla, ¿no? Así.

Esto ya es opcional, ¿eh?

Es que huele... De verdad, ¿eh?

Mira, te voy a sacar un cachito de la esquinita para que lo pruebes.

O así, como disimuladamente. Así.

Un poquito de bechamel...

Quiero que lo pruebes. Qué bueno.

Venga. Chan, chan, chan... Venga, tírale, tírale.

Tienes que ver la textura, tiene que tener cuerpo.

Tienes que morder, tienes que sentir algo. Aquí tienes una coliflor...

fresca, con textura, "al dente".

Puedes decir lo que quieras. ¡Está buenísimo! Muchas gracias.

Ahora solo falta que yo la haga así. La harás.

Me vas a dar tu teléfono y... A ver, has visto lo fácil que es.

Buenísima. De verdad, está...

Me llamas cuando quieras, pero, para la gente que no puede llamar...

Claro, es verdad. Página web:

rtve.es/hacerdecomer.

Y ahí encontraréis todos los detalles de la receta.

De esta receta que quita traumas. No, no. (RÍE)

¿No? Va a ser la receta quita-traumas.

"Receta quita-traumas".

Sandra... Gracias.

Me alegro de haberte ayudado. Muchas gracias.

Ha sido un placer tenerte aquí y... Te lo digo en serio,

siento haber sido tan mal pinche y todo, pero está buenísimo.

Ha sido perfecto. He acabado haciendo yo todo, pero no pasa nada.

Bueno, pero yo aquí muy mona he quedado, ¿no?

Me has ayudado mucho, lo hemos pasado muy bien.

Muchas gracias, Dani. De verdad.

A la página web, porque está buenísima.

Y aquí está la coliflor con almendras.

(Canción "Ghost", Ella Henderson)

Y ahora que ya sabemos hacer una coliflor con bechamel perfecta,

llega el turno de los filetes rusos.

Acompañaremos, como veis, con mucho verde,

una ensaladita de diferentes tipos de lechuga.

Empezamos con los ingredientes:

hoja de roble, escarola,

endivia roja, cogollo, berro, cebolleta.

Granada, pan rallado, perejil, zanahoria rallada,

miel, vinagre de jerez, ajo, pan, sal,

leche, aceite de oliva, huevo, pimienta y, cómo no,

carne picada.

La gente confunde el filete ruso con la hamburguesa, pero no es lo mismo.

La base es relativamente la misma, pero creo que tiene otro fin,

porque al final va empanado y va frito.

Sí vamos a empezar por un principio similar al de una hamburguesa,

que es el aliño de la carne.

¿Tipo de carne? Bueno, nosotros hoy tenemos aquí ternera,

pero también es cierto que podemos utilizar otro tipo de carne.

En el caso de la ternera, pues, bueno,

si pedimos, cualquier parte de una paletilla, la falda,

que tenga un poquito de grasa, como veis,

porque eso sí que es fundamental.

Pero, bueno, lo que voy hacer es echar la carne por aquí.

Así. Y ahora vamos a empezar a aliñarla.

Un poquito de sal, un poquito de pimienta

y, antes de nada, que no he hecho todavía,

es coger este pan y ponerlo en leche.

Lo troceamos así. Ya sabéis que, bueno, eso es una técnica

como de toda la vida.

¿Qué se utiliza para trabar, digamos, una carne picada,

ya sea para hamburguesa o filete ruso?

Pues normalmente se utiliza ese tipo de técnica,

que es este pan empapado en leche.

Incluso cuando vamos a hacer cualquier tipo de albóndigas,

que también se utiliza.

Lo primero que voy a hacer es ponerle bien de sal.

Hay que ser generoso en este caso, ¿eh?

En muchas ocasiones yo digo que hay reducciones y tal, y que esperemos.

Aquí sabemos que la carne va a ser así. Así que bien de sal

y bien de pimienta.

Vale, yo no concibo una carne picada sin pimienta, ¿eh?

Ahí, sin miedo.

El filete ruso me recuerda a la infancia, al colegio,

a pesar de que tuve la suerte de que el comedor del cole

era el comedor de mi casa y era lo que me hacía mi madre.

En mi cole hacíamos mediodía y tarde Ahora se vive muy bien, pero...

yo iba por la mañana, volvía a casa y tenía que volver por la tarde.

Imaginaos qué pereza

empezar el cole otra vez a las 4 de la tarde, hasta las 6.

Qué auténtica pereza, y también locura, ¿eh? Pero bueno...

Aquí hemos puesto, por ahora, la carne, sal, pimienta,

zanahoria rallada, y voy a picar un poquito de ajo.

Lo que decía, el caso es que había filetes rusos en el cole.

Me acuerdo que por la tarde mis compañeros siempre me decían:

"Por fin filetes rusos. Qué guay". Y tal.

Y la verdad, es una de las cosas que mi madre no me hacía mucho en casa.

Pero el día que había filetes rusos,

mis compañeros estaban supercontentos.

Yo creo que jugaban al fútbol mejor y todo.

Ajito. Vamos a ir perfumando esa masa,

que, en el fondo, la podemos perfumar como queramos.

Ahora voy a picar un poquito de perejil.

Mi madre se lo curraba un montón, le dedicaba mucho tiempo a la cocina

a pesar de que en alguna ocasión, lo he contado,

cuando llegaba, le decía: "¿Qué hay hoy?".

"Hoy pollo a empujones". "Mamá, "¿pollo a empujones? ¿Eso qué es?".

"A empujones y con prisas, porque no me daba tiempo a hacerlo todo".

Mis hijos han tenido suerte porque también la abuela

sigue cocinando mucho para ellos.

De hecho, mi hija mayor muchas veces a mediodía me dice:

"Me voy a casa de la abuela, que están ahí los primos".

Y ahí se montan unas comiditas...

Creo que mi madre se lo sigue pasando bien.

Pero también creo que ha cambiado de manera de cocinar.

No sé, creo que el tiempo, los supermercados...

Ha cambiado todo tanto que al final,

incluso la manera de cocinar cambia

según lo que haya en el mercado. Sin duda, ¿no?

Y muchas recetas que yo comía de pequeño están aquí,

en el libro "Hacer de comer: las mejores recetas".

Muchos platos que hemos hecho aquí están detallados paso a paso

para que podáis hacerlo en casa fácilmente.

Sigo con el filetito ruso.

Ahora voy a coger dos yemitas de huevo.

Lo haré como los pasteleros.

Lo aprendí el otro día de Oriol Balaguer.

Así. Me gusta. La verdad es que es chulo, ¿eh? Y queda bien.

Bueno, aquí tenemos. Tenemos aquí ya nuestras dos yemas de huevo,

nuestro ajito, nuestro perejil, nuestra sal, pimienta, nuestra carne

Creo que no me queda nada para echar.

Ahora es el momento de pringarse.

Os tenéis que asegurar de que el pan está bien empapado.

Vamos aquí, vamos a echarlo.

Así.

Con esto es más que suficiente.

El pan, como decía, va a ser un poco el cemento,

el hilo conductor y lo que nos proporcione

un poquito más de cuerpo. También hay mucha gente que le echa

el pan rallado y nos sirve exactamente igual.

Aquí tenéis que hacer lo que muchas veces he llamado "pegar pellizcos":

ir cogiendo la masa y, así,

pegando pellizcos como si fuéramos básicamente una máquina,

pero en este caso humana y con nuestras manos.

Lo que no quiero son trocitos de pan enteros por ahí

y que la masa no esté totalmente integrada.

Aquí también va a entrar en juego el tamaño y el grosor.

Si por ejemplo tenéis niños, a lo mejor yo lo haría menos grueso.

Pero si no tenéis niños, un filete ruso

empanado, frito y un pelín...,

no voy a decir crudo, pero...

en su punto medio, con ese rojito,

es genial, ¿eh? O sea, a mí me gusta muchísimo más.

Lo que pasa es que si eso lo vamos hacer para niños, o simplemente

para personas a las que no les gusta la carne en su punto,

lo que tenemos que hacer, como digo,

es un grosor

un poco más pequeño del que yo personalmente haría para mí

o para mis hijas.

Voy a coger un poco de pan rallado lo echaré en el fondo

para que luego se me despegue un poquito mejor. Así.

Intentaré hacer una que tenga cuerpo y que sea grande.

Voy a coger la mitad

y vamos a darle así.

Hay que tener en cuenta que al final la tenemos

a temperatura ambiente

y eso nos complica muchísimo darle forma, porque se nos pega.

Así que yo la voy a dejar ahora aquí así.

Una, luego otra.

Y la voy a tener aproximadamente una hora en la nevera.

(Música)

Como veis, hemos enfilmado nuestra hamburguesa.

El resto de la hamburguesa la hemos congelado también

envuelta en papel film. Es muy importante que no le dé el aire,

porque al final coge ese tono oscuro de la oxidación.

Y la oxidación no es solo un color,

la oxidación también nos aporta sabores negativos,

cosa que no nos va a gustar en nuestros filetes rusos.

Mirad, ya lo voy a sacar aquí. Lo vamos a hacer

prácticamente en seco,

vamos a freírlo con un poquito de aceite de oliva.

No hace falta en este caso harina ni huevo.

Es un toque el pan rallado, que es también lo que diferencia

al filete ruso de uno empanado,

aparte de que el trozo de carne va entero y ese es picado.

Así que vamos a echar un poquito...

Me gusta... Me gusta aplastarlo por dos motivos:

para que quede pegado y porque quiero hacerlo grande.

Tengo la impresión de que un filete ruso grande, pues mucho mejor.

Aquí. Lo que sí os digo es que tenéis que tener bastante cuidadito

a la hora de cogerlo.

Y ahora, insisto, con mucho cuidado.

¿Algún truco? Pues mira, lo voy hacer como a lo mejor

vosotros lo deberíais hacer en casa,

que es esto que voy a hacer aquí.

Pongo un poquito abajo y cojo, la mano por arriba,

y le quito el resto del sobrante.

Ahí.

El sobrante de pan y para adentro.

Conforme vaya cogiendo dorando, será más fácil darle la vuelta,

pero a mi amiga la espumadera la dejo por aquí,

porque seguro que me hará falta. Veis que me he sacado este bol.

Tenemos por aquí un poquito de vinagre de jerez.

Tenemos por aquí un poquito de miel.

He querido acompañar el filete ruso

de todas esas lechugas, de todas esas hojas verdes.

Me encanta comerme algo frito, algo empanado,

y me parece absolutamente genial,

pero creo que al final siempre tenemos que tener

ese punto de equilibrio. En la vida en general.

No solo en la comida, sino en la vida. Hay que hacer un poco de todo.

Mirad, estoy mezclando bien la miel con el vinagre.

Momento de añadir un poquito de sal.

Voy a intentar poner aquí todo lo necesario

para esa ensalada.

La pimienta también.

Me encanta la lechuga con pimienta, está buenísima.

Así, un poquito de aceite de oliva.

A mí me gusta acompañar los platos fritos con algo verde.

Tengo un amigo, (RÍE) nutricionista no es,

que tiene una teoría un tanto descabellada

que dice que lo que importa es lo que te comes al final de la comida.

O sea, que si te ponen ese plato, te puedes comer todavía dos si quieres,

lo importante es que al final te comas una hoja de lechuga.

y que con eso es con lo que te quedas.

Así que un saludo, Borja,

y estás más que equivocado. Pero bueno...

Vamos a darle la vuelta. Y ahora también, como decimos,

con un poquito de cuidado,

porque me ha apetecido hacerlo en grande

y en grande también tiene sus dificultades.

Hay que ver la de teorías que se inventa la gente para sentirse...

bien a la hora de comer, ¿eh? Vinagreta.

Voy a echarle ahora la granada, así, dentro de la vinagreta también.

Me voy a sacar una tablita para poder ir cortando

la lechuga.

Y el filete ruso yo creo que está ya casi al punto de cocción

que yo quiero. Es más, lo voy a sacar.

Así.

Ha cogido más cuerpo, pero sigue siendo frágil.

Lo que sí os digo es que es jugoso.

Cuanto más frágil, también quiere decir que está más jugosito.

Qué bien huele. Qué recuerdos me trae. El filete empanado

es uno de los platos, junto con las gambas al pil pil,

que comería cada día.

De verdad, no sé si os pasa lo mismo con una serie de platos, pero yo,

es que es oler ese puntito de pan rallado,

fritito en aceite de oliva y tal,

¡uf!, que se me cae el alma al suelo. En serio.

Voy a ir cortando todas las lechugas voy a ir colocándolas

de manera bonita, y ahora os enseño cómo queda el emplatado.

(Música)

He colocado la endivia roja, el cogollo, la escarola,

el lollo rosa y el berro.

Y ahora ya me queda la cebolla.

Insisto, por favor, en que tenéis que alinear en el último momento.

Así.

A mí me gusta hacerlo así.

¿La podéis mezclar? Sin duda, pero, no sé,

también así hacemos que...

cada uno vaya escogiendo y mezclando a su forma.

Y esto está ya prácticamente terminado.

He seleccionado muchos tipos de lechuga para dar esa variedad,

pero una rúcula o un canónigo también va perfecto.

O una lechuga larga, un cogollito...

Voy a quitarme esto por aquí.

Así.

Llega el turno de colocar el filete ruso. Al enfriarse un poco,

coge un poquito más de cuerpo. Pero habéis visto

que realmente está como quiero que esté: frágil.

¿Y sabéis por qué esta frágil? Porque está jugoso,

muy jugosito.

No me extraña que los niños se pusieran contentos

cada vez que había filete ruso para comer.

Y vamos aliñarlo, que se vea también...

A mí la granada me encanta, esa textura que tiene...

Mi padre se hacía muchísimos zumos de naranja con granada,

de toda la vida hemos tomado en mi casa zumo de naranja con granada.

Y voy a poner granada también por aquí. ¿Por qué no?

Pero mirad...

qué aliñito.

Creo que nunca he hecho un plato con granada, es la primera vez.

Pero, bueno, para vosotros, ¿eh? Otro día

haremos un plato con más protagonismo, pero en una ensalada

queda genial.

Aquí está una de las comidas favoritas de los niños:

filete ruso con ensaladita verde.

("I don't wanna break", C. Perri)

Qué dos platos más típicamente españoles hemos hecho hoy,

pero con nuestro toque.

Coliflor con bechamel. Rico y saludable, y fácil de hacer.

Y unos filetes rusos con esta guarnición verde

para aportar el complemento vegetal a la proteína de la carne.

Dos recetas muy diferentes, pero con un mismo fin: haceros felices.

Ya sabéis lo que siempre os digo: "Haz la comida, mejora tu vida".

Y yo me voy a por el filete ruso.

(Continúa canción)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coliflor con bechamel y filete ruso

Hacer de comer - Coliflor con bechamel y filete ruso

13 sep 2019

Hoy la presentadora de televisión Sandra Daviú visita las cocinas de Dani García porque la bechamel siempre le sale con grumos. Dani García cocinará junto a ella una coliflor con bechamel. Después, Dani prepara un filete ruso, al que acompañará con una guarnición verde.

ver más sobre "Hacer de comer - Coliflor con bechamel y filete ruso " ver menos sobre "Hacer de comer - Coliflor con bechamel y filete ruso "
Programas completos (136)

Los últimos 544 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios