Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5299626
Para todos los públicos Hacer de comer - Alcachofas con almejas y pollo asado con limón - ver ahora
Transcripción completa

Que sí, que sí.

(RÍE) ¿Tú, también, de verdad?

Llevan toda la mañana llamándome. Que sí, que viene hoy, de verdad,

además, debe de estar al caer. Una foto con él y te la mando.

Venga, también, un autógrafo. Un besito, cuídate. Adiós.

Buenos días a todos, hoy tengo el teléfono que echa humo,

está a punto de llegar Aleix, el ganador de "MasterChef VII"

y mis contactos están revolucionados.

(Interfono) Ahí está. ¡Hola, Aleix!

¡Hombre, Dani! Estoy aquí.

(HABLAN EN CATALÁN)

¿Puedo pasar o no? ¿Me invita o no?

Pasa, pasa, claro. Qué guay. Entro.

Vamos a hacer con Aleix alcachofas con almejas

y, luego, haremos pollo asado al limón.

Bueno, Aleix. ¡Eh!

Bien, bien, bien, bien.

Enhorabuena.

Muchas gracias. No me lo puedo creer.

No es el mandil de "MasterChef", pero bueno...

¿Qué tal?

Bien, pero, oye, tú tendrás que contarme más cosas.

He estado con David Muñoz. En una nube.

He estado con Quique Dacosta, he ganado "MasterChef"

y, ahora, estoy con Dani García, mejor no me puede ir; increíble.

Oye, "benvingut". "Moltes gràcies".

Una experiencia brutal, ¿eh?

Te diría que es lo mejor que me ha pasado.

Vienes del confort, tu familia, tu trabajo...

Tu pescadería. Eso es, tus clientes...

Tú día a día más monótono y, ahora, todo se revoluciona.

Ganas "MasterChef" y empiezas otra etapa.

Me tienes aquí... imagínate tú.

Yo te he traído para hacer alcachofas con almejas.

Sabía que si me invitabas habría algo de marisco y ahí está.

Vamos a ir lavándonos las manos y vamos a explicar

todos los ingredientes necesarios para hacer alcachofas con almejas.

Lávate las manos, que explico y me las lavo yo.

Los ingredientes que vamos a necesitar

son alcachofas, almejas finas, ajo, vino blanco, un poco de fumet,

limón, sal, harina, aceite de oliva y un poquito de perejil.

La alcachofa es un producto... Yo soy mucho de comerla a la brasa.

Ya ves. Me gustan mucho.

En la Edad Media las alcachofas estaban consideradas de superlujo.

Menos mal que están más baratitas. Se ha normalizado.

Si no, el precio se dispararía y no las comeríamos.

Yo creo que era por las propiedades que tenía.

Yo voy a ir cortando el ajito. Venga, vámonos.

Y tú vas a limpiar las alcachofas. Venga. ¿Vamos a guardar el corazón?

Vamos a hacer algo que hacía en la Escuela de Hostelería.

Aquí voy a aprender un montón, estoy segurísimo.

Vamos a hacer una blanqueta.

Ya lo hemos hecho de otras maneras, pero me gusta ir cambiando

para que vayáis teniendo recursos a la hora de cocinar.

Sabemos que la alcachofa tiene un problema,

un inconveniente, la oxidación, pero se puede solucionar.

Hoy vamos a hacer una blanqueta. Un trucazo.

Un poco de agua y harina. Vale.

Zumo de limón y perejil, y las vamos a echar ahí.

Echo, primero, la harina para que no salgan grumos.

Echo agua y remuevo. Poquito a poco.

No se pueden quedar grumos, eso es importantísimo.

Esto es una "roux", pero con agua. Eso es, una "roux" con agua.

Dale bien para que se disuelva y, ahora, llenamos.

En otra ocasión, lo hemos hecho con limón, con agua y punto;

esta blanqueta es por si queréis mantenerlas en la nevera.

El limón. Echo el zumo y dejo el limón.

Lo dejas. Sí, sin miedo.

Meto el limón y meto el perejil.

Imagino que aparte de salmonetes habrás limpiado...

He pelado mucho salmonete, pero, también, mucha alcachofa.

Sí, ¿no? Por si alguien no lo sabe, ¿vale?

Aleix viene de una familia que tiene pescaderías,

ha crecido limpiando pescado y viendo pescado a diario.

Cuando tenía siete años, en vez de irme al parque,

como otros niños, iba a limpiar boquerones.

¿Hacías boquerones...?

Boquerones, sardinas, calamares... de todo.

¿Cuándo empezaste a cocinar?

Ahí limpiabas pescado, pero la cocina pura y dura.

La cocina fue con catorce o quince años,

cuando iba a casa de mi abuela a comer.

Si las abuelas cocinaban bien, imagínate si tenía una pescadería.

Claro. Eso era la leche.

Yo iba y veía los boquerones, veía las cocochas...

Veía cosas y quería aprender.

No era "en casa del herrero cuchara de palo".

No, en casa del pescadero había pescado y del bueno.

A las alcachofas les quitamos hasta aquí y cortamos el tallito.

Lo dejas superlimpio.

Sí, quiero el tallo, me gusta. Además, la alcachofa es una flor.

¿Es una flor?

Para mantenerla, lo ideal es como una flor,

meter el tallo, en agua. Mira, hacemos así, así y así.

Redondita. Redondita y perfecta.

Hay que hacerlo lo más rápido posible.

Para que no se empiece a oxidar y todo el rollo.

Una vez que llegamos aquí, le damos un corte.

Como vemos que no tiene pluma, porque es de calidad,

es violeta por dentro. Para adentro que se va.

¿Te has fijado? Me voy poniendo con ellas.

Bueno... Te cojo la puntilla.

Hacía días que no pelaba alcachofas y ya tenía ganas.

(RÍE) Tenía ganas.

La alcachofa tiene mucha fibra, ayuda a depurar el hígado

y a eliminar grasa. Voy a contar cómo vamos a hacer la receta.

Por un lado, vamos a hacer las alcachofas,

con unos 18 minutos tenemos de sobra.

Por otro lado, voy a picar el ajo y voy a echar en una olla

aceite de oliva, el ajo, harina, vino blanco y lo reducimos;

echamos fumet, cocemos un poquito y ahí metemos las almejas.

¿A qué se parece esto?

A una salsa verde, pero no lleva perejil.

Eso es. Así que voy a ir cortando el ajo.

Aleix, vi la final y lo pasé mal, ¿eh?

Vivir un duelo en "MasterChef" es una gran experiencia,

entras y ves la cocina redonda, que huele a final...

Huele a otra cosa.

Y hay que pelear mucho, hay que sacar un menú entero,

entrante, principal y postre, y solo tienes dos horas.

Hay que volar. Es duro, es duro.

Hay que volar.

¿En algún momento te viniste abajo?

Tienes algún momento que crees que no llegas, pero piensas

que es la final de "MasterChef" y si has llegado, debes hacerlo.

Y, al final, salió. Salió.

¿Sabes qué momento me pareció increíble?

A ver, dispara.

El momento en el que dedicaste tu premio.

Cuenta a quién lo dedicaste.

A mi madre, que es la persona a quien más quiero,

es quien me ha apoyado desde fuera para cumplir ese sueño,

y parte de la victoria es para ella.

¿Qué planes tienes? Antes de nada, formarme,

formarme como cocinero, porque sales con una base,

pero esa base tiene que mejorar. Claro, sí.

El plan es seguir aprendiendo, no parar y, en un futuro,

tener un pequeño local, sin pretensiones,

donde domine la buena comida y el buen pescado.

Para mí sería un orgullo. De pescado, ¿no?

Es que es lo mío. Es de lo que sabes.

Yo tengo el ajito cortado y voy a echarlo en la sartén,

porque el aroma del ajo es esencial.

Lo pones en frío para que no se queme, ¿no?

Depende, cuando es tan chico prefiero echarlo frío.

La almeja. La gente está equivocada a la hora de echarle agua y sal;

si las cubrimos mucho de agua, las ahogamos.

Es importante hacer esto, que es dejar el agua a ras,

las que están vivas van sacando la lengua

y expulsando la arena. Estas cosas son frágiles y...

Sí, es delicado, el marisco es un poco delicado

y hay que tratarlo bien. Y hay que...

Cuando antes se consuma, más rico estará.

Vamos a dejarlas las alcachofas dieciocho minutos cociendo

y nuestro ajito está en el aceite para terminar de hacer la salsa.

Alcachofas, dieciocho minutos, ya están listas.

Ahora, Aleix va a ir cortándolas. Las sacas y las cortas.

En cuartos y las dejo ahí.

Como veis, el ajito está bailando,

y ya que está bailando, voy a echar la harina.

Importante, lo que digo siempre, la harina debe estar bien cocinada

cada vez que hagamos un "roux", ya sea para una bechamel

o para trabar cualquier salsa, como es el caso.

Posteriormente, echaremos el vino blanco;

no vale el fumet y el vino blanco o las dos cosas a la vez.

¿Por qué? Porque necesitamos que los alcoholes reduzcan,

no quiero que sepa a vino blanco crudo

ni quiero que sepa a harina cruda;

quiero que la harina se cocine y que el vino blanco reduzca.

Cuando la harina se cocine, echamos el vino blanco

y cuando el vino blanco reduzca, como mínimo, a la mitad,

es cuando echamos el fumet de pescado.

Aleix, entraste a "MasterChef" sin pareja, ¿no?

Y sigo. Y sigues, ¿no?

Y salí sin. Pero tienes muchas admiradoras.

Hoy me ha llamado todo el mundo por teléfono.

(RÍE) "Quiero una foto con Aleix..."

Cuando terminemos me tienes que firmar unas fotos, ¿eh?

Y tú un libro, que tú eres más conocido que yo.

Ya que me dices lo del libro...

Echo el vino, empezamos a reducir, un poquito...

Y qué casualidad que has dicho lo del libro.

Yo siempre lo tengo en un cajón. Míralo, míralo.

Este va a ser para ti. ¿Sí?

El libro "Hacer de comer", las mejores recetas.

Vas a encontrar muchos trucos, consejos, recetas sencillas...

Todo lo que necesitas para cocinar en tu casa, día tras día.

Lo deberían tener todos en casa. Te lo firmo luego, ¿vale?

Voy corriendo a la harina, porque ya le eché el vino blanco,

como veis, ha reducido, así que echamos el fumet.

Hay que tener en cuenta una cosa, la almeja soltará su propia agua,

así que la textura que veis...

En cuanto echemos la almeja va a estar de otra.

Aquí, fijaos la textura que tiene que será muy diferente

o va a ser mucho más líquida a la que tendrá ahora.

Almejitas para dentro. Se van a ir abriendo.

Esto ya es cuestión de... Muy poquitos minutitos.

Y aquí, sí que es fundamental tapar.

Para generar vapor. Sí, para generar vapor

y la almeja se abrirá y antes de eso, la alcachofa

ya está templada, así que lo meteré justo

en el último momento cuando casi todas las almejas

estén ya a abiertas, pero quería que vierais

un poco ese color que ha cogido, bueno, más bien

el color que no cogió de oxidación, o sea, tiene un verde bonito,

una alcachofa que parece, vaya. Estamos acostumbrados a verla

un poco oscura, fea. Sí, siempre, la verdad que sí.

Mira, ¿veis? Ya poco a poco.

Huele, eh. De maravilla.

Ya veis que va abriendo casi, ahí, mira, mira.

Esto va a abrir ya, así, venga.

Voy a cerrar un pelín y la próxima vez que abramos

habrá más abiertas y será el momento

de echar la alcachofa. Es un plato de coger

mucho con la mano, la almeja... Mucho y de mojar pan.

Yo soy muy fan del pan, del pan con tomate,

pero lo combinamos con todo, boquerones...

Con lo que sea. Una buena tosta, que hice en el primer programa

de "MasterChef", chipirones. Y cuando estuve también lo hiciste

Esa tosta de chipirones con aguacate negro,

la verdad, que el pan nos va con todo.

Bueno.

Veis que al final la salsita, mira,

voy sacando las que están, totalmente, abiertas.

Así, fijaos qué pinta de almeja, eso me encanta.

Puedo garantizar que son de calidad.

Son de calidad y antes de echar la salsita

voy a probarlo de sal aunque este tipo de preparaciones

con la almeja es suficiente porque el caldo de almeja suelta

muchísimo yodo. Así que voy a poner por aquí

pero te aseguro yo que la salsita no necesitará sal

y en el caso que necesite,

lo que haría con la textura que tiene,

es todavía reducirla un pelín más.

Ni salar, dejar que reduzca un poco.

Ahí está, cógete un coladorcito.

Lo tienes que coger por aquí, es que no lo necesita.

Es que el yodo de la almeja es... El yodo es todo.

Ahí está, el yodo de la almeja es todo, pónmelo aquí.

Y ya que lo hacemos, lo hacemos ya todo bien.

Así, paséamelo, paséamelo,

paséamelo ahí, perfecto, que caiga en todos lados.

Ahí, bueno, esto lo he hecho para quitar el ajo

que ha hecho su función.

Ha quedado un plato espectacular. Aleix, voy a hacer luego

un pollo asado, ¿te quedas a comer conmigo?

A comer no puedo, te tomo la palabra

y volveré un día. Otro día volverás.

Tírale aquí. Esto es con la mano.

Sí, con la mano. Mira, yo me voy a tomar el aperitivo

aunque luego comeré, pero ahora...

Faltaría la cañita. También, también.

Qué buena la almeja, me encanta. Espectacular.

Almeja, chirla, coquina, los mejillones, vivan los moluscos.

Y aparte el jugo está increíble. Es que boom.

Vamos a poner aquí un poquito de perejil rizado.

Bueno, esto es opcional, sabes que me gusta un poco

darle un toquecito de color. Aleix.

Muchas gracias. (HABLAN EN CATALÁN)

Muchísimas gracias. (HABLA EN CATALÁN)

Muchas gracias y espero verte en nada.

Sí, seguro, ha sido un placer, de verdad, te deseo lo mejor,

mucha suerte en esa andadura, una nueva andadura que empieza

en tu vida, te cambia, radicalmente y esta es tu casa,

es tu cocina para cuando quieras. Volveré y me quedaré a comer,

lo prometo, gracias. A cuidarse, un abrazo.

(Música)

Todo preparado para hacer este pollo asado al limón

con unas verduritas al wok. Estos son los ingredientes

que necesitaremos para hacer este pollo:

Pollo, pimienta, maíz, limón, sal,

jengibre, ajo, cebolleta,

tomillo, cebolla, calabacín, zanahoria, pimiento rojo,

zumo de limón, soja, azúcar y aceite de oliva.

Primero vamos a ponernos con el pollo, un cuchillito

y lo primero que voy a hacer es introducirle un limoncito

al interior del pollo. Sí es importante hacerle

unos cortecitos para que el limón saque todo su perfume

y todo su esplendor que aunque suene un poco cursi,

realmente, es así. Así que ya aquí metido.

Vale, segundo paso, vamos a bridarlo.

Bridamos por un tema muy sencillo que no queremos que el pollo

se nos quede ahí abierto así.

Queremos que tenga una forma concreta

y que no se nos levante, por lo tanto, haremos lo siguiente,

la ponemos aquí debajo e intentamos sujetar la alita,

que no se nos vaya.

Y una vez aquí sujeta vemos que sujeta aquí y aquí,

marcamos esta zona.

Una vez marcada esta zona cruzamos por aquí detrás.

Y nos la traemos aquí arriba

y cerramos ahora como si fuera, básicamente,

un cordón de un zapato la parte de la patita.

Lo que tratamos es que el pollo mantenga su forma.

Una vez la tenemos así, aquí.

Bueno, pollito ya bridado con el limón dentro,

lo clásico que todo el mundo hace, pero nosotros le daremos

otro toquecito más, el siguiente paso se trata de hacer

una especie de aliño y lo que vamos a hacer es masajear

el pollo añadiendo zumo de limón, aceite de oliva, sabéis que aquí

tenemos que ser generosos.

Bueno, hojitas de tomillo al que os guste el romero, también,

pero me gusta el tomillo fresco, es una cosa que también

es importante, empecemos a usar las hierbas frescas.

No nos cuesta nada tener un macetero en casa de tomillo,

de romero, de salvia, de orégano, albahaca,

que yo en vez de echar una hierba

seca prefiero, de verdad, no echarla.

A ver, hay hierbas y hierbas, en el caso del orégano,

por ejemplo, no importa tanto, el orégano seco está muy bien.

Pero, en cambio, hay otras hierbas como el tomillo y el romero

que, de verdad, me gustan tal y como son.

Bueno, pimienta, igual, y si os decidís a poner macetas

en casa, un consejito que no les dé el sol directamente,

para que no se nos queme la hoja y tenerla siempre bien cuidadita.

Y ahora, importante, masajear bien

el pollo y aliñarlo que, ojo, que este aliño, al final,

acaba introduciéndose dentro de pollo.

Sin miedo ese aceitito de oliva,

es zumo de limón, esa pimienta, esa sal, aquí.

Y nos ocupamos que, verdaderamente, esté por todos lados.

Muy bien, pollito a la bandejita

del horno y ojito porque no lo vamos a cocinar

de la manera que lo he puesto que, probablemente,

es lo que estéis acostumbrados.

Vamos a cocinarlo al revés. Le voy a dar la vuelta ahora,

pero antes le echaré unos ajitos rotos

y a ponerle un poquito de agua.

Estoy pensando en la piel del pollo.

Yo es que, la verdad, soy muy de pollo,

pero soy muy de pollo asado que me encantan y hay mil maneras

de hacerlo, pero, sobre todo, me gusta la piel.

Y siempre hay gente que te dice: "Es que la piel engorda más"

y eso no está probado porque hay gente en Harvard

que dice, precisamente, ya después de haber hecho un estudio,

que la piel, para nada es mala.

Así que, de verdad, piel doradita, buen hecha por todos lados.

Bueno, un poquito de agüita.

Así, necesitamos agua para que hidrate.

Ahora mismo vueltecita,

tenemos el pollo, le dimos la vuelta,

primera cocción, 35 minutos a 180 grados.

Después le daremos la vuelta

y lo iremos bañando en su propio jugo

unos 25 minutitos más.

Y tras eso, lo dejamos reposar y el reposo es importante.

Cuando lo sacas, al final la temperatura

hace que los jugos se muevan y estén moviéndose en el pollo.

Necesitamos que esos jugos vuelvan a su sitio y reposen,

tranquilamente, y ese reposo es esencial.

Y nosotros le daremos 10 minutos de reposo.

De momento, recordamos, 35 minutos y ahora, cuando pasen,

os enseño cómo le damos la vuelta.

(Música)

35 minutos han pasado,

180 grados y a mí ya se me cae la baba, eh,

porque, mirad qué color

más maravilloso que coge ya por este lado.

Ahora, necesitamos que coja el mismo color y yo mientras ya

lo voy a ir duchando. Fijaos todo lo que soltó

este pollo y lo que no hacéis es olerlo como yo

porque huele que alimenta. Llega el momento de darle la vuelta

así que, con cuidado se la doy con unas pinzas,

pero lo haré como lo haríais en casa

porque, a lo mejor, no tenéis pinzas

y así, con cuidadito...

Así.

Le doy la vueltecita. Y ahora ya le vamos a dar

un bañito de su propio jugo que ha soltado.

Es importante que lo bañemos para que coja hidratación.

Esta pechuguita tiene una pinta brutal.

Y yo estoy seguro que va a estar jugosa también.

Así que volvemos a meterlo en el horno.

Y lo vamos a dejar 25 minutos más a 180 grados.

Qué ganas de verlo. Tiene una pinta brutal.

¡Oh! ¡Qué maravilla, eh!

Os recuerdo: 35, por un lado, y 25, por el otro.

Me lo voy a llevar, porque ahora vamos a necesitar

unos diez minutitos de reposo.

Y en estos diez minutitos de reposo,

yo voy a aprovechar para hacer la guarnición.

Fijaos.

Y el reposo es para que los jugos vuelvan a su sitio.

Lo dejo aquí estos diez minutos de reposo.

Y, mientras tanto, recordamos que tenemos

unas verduritas que vamos a hacer al "wok".

¿Qué es un "wok"? A lo mejor, muchos

os preguntáis qué es un "wok".

Bueno, esto es un "wok". Realmente, es un recipiente,

podemos decir, semicircular.

De hecho, los verdaderos no tienen esta parte central aplastada.

La tienen totalmente redonda.

Y van, exactamente, en un habitáculo

donde le da el fuego directo.

Y se utiliza, además, un hierro en el cual

el fuego llega exactamente igual por todos lados.

Básicamente, es una cocción muy de fuego vivo y muy fuerte.

¿Qué es lo que ganamos con esto?

Pues una cocción muy rápida, sobre todo, de verduras.

Estamos acostumbrados a escuchar "verduras al wok".

Esto es lo que es, una cocción tremendamente rápida

y viva de verduras.

Tenemos jengibre y ajo.

Cogemos el ajito.

Le quitamos la piel.

Así. Y lo vamos a rallar.

Aquí. Jengibre, pelamos también.

Así.

Igualmente, vamos a pasarlo por el rallador.

¿Por qué lo rallamos y no lo machacamos?

Porque en el rallador, en el caso del jengibre,

sabemos que es bastante fibroso.

Y siempre se nos va a quedar mucho mejor

y va a soltar más aroma si lo rallamos,

a si lo picamos o lo machacamos.

Mira. Ponemos aquí el rallador.

Y rallamos el jengibre.

Nos va a salir como una especie de purecito.

¿Veis? Esto es lo que necesito.

¿Veis esta pulpita? Esto es lo mejor del jengibre.

Y yo ya empiezo también a notar su aroma.

Esto, a la verdura le viene genial

y esos tonos alimonados, al pollo también.

Hemos hecho un pollo al limón.

El jengibre tiene esas connotaciones alimonadas,

que le van a venir perfectamente bien.

Ahora... el ajito.

El otro día, estaba mirando un poco Internet.

Estaba buscando información sobre pollos.

Y descubrí que en un pueblo de Georgia, en Estados Unidos,

es ilegal desde el año 1961 comer pollo frito con cubierto.

Se come solo con las manos. Oye, y que te multan, eh.

Esta ley la voy a poner en Málaga.

Prohibido comer espeto de sardina con cubierto.

Con las manos y un trozo de pan.

Ahí. Listo.

Bueno.

Oye, ¿que conocéis leyes curiosas? Compartidlas conmigo

en las redes sociales. Me escribís.

Ponéis una fotito. Explicáis un poco

cosas curiosas que pasen con el @hacerdecomer.

Y, además, me seguís en las redes sociales

@hacerdecomertve.

"Wok" a pleno rendimiento. Quiero, básicamente, que humee.

¡Vamos allá! Echo el maíz.

Y ahora, poquito a poco, ¿vale? La verdura más durita.

Así. Zanahoria...

El pimientito...

El calabacín...

Y la cebollita.

Y caña, eh. Bueno, aquí está la gracia

del "wok". Primero, en seco.

Y vamos a ir salteando. Ya vemos cómo va cogiendo color.

Voy a coger un poquito de aceite. Poco.

Y lo echo alrededor.

Y empiezo aquí a saltear.

Me echo un poquito la verdurita al lado.

Insisto: fuego muy fuerte.

Y echo aquí el jengibre

y el ajito.

Así.

Y en el jengibre y el ajo, echo otro poquito de aceite.

Bueno, y esto ya huele...

Ya huele a "wok". Ya huele a asiático de verdad.

Y... Bueno, lo muevo otro poco.

Me queda por aquí la soja, el azúcar y la cebolleta.

He vuelto a hacer... Aquí he dejado un ladito.

Haré lo siguiente.

Voy a hacer una especie de soja caramelizada.

Casi una soja dulce.

Por lo tanto, voy a echar el azúcar por aquí.

Que coja ya el azúcar un poquito

de temperatura.

Y voy a echar la soja.

Ahí.

Y esto ya huele a "wok", pero de verdad,

Así. Disuelvo bien la soja

con el azúcar.

Y esta va a ser la sal de nuestra verdura.

Ya sabéis que en Asia, la sal que utilizan realmente,

es la soja.

Y una vez que ya esté ahí reducido,

lo integramos.

En tres toquecitos, toda la verdurita tiene ya la soja.

¿Y qué nos queda por último?

La cebolleta, que nos va a dar un toque de frescura.

Así.

Bueno, pues esto está ya prácticamente hecho.

Voy a emplatar las verduritas.

Al "wok". Tenemos las verduras puesta

y ahora voy a traer el pollo hacia aquí, que ya ha reposado.

Lo voy a coger por aquí.

Aquí. Así.

Ahora es el momento de quitar la brida.

Y, ojito, esto es caviar.

Si no vais a ponerlo todo y os sobra algo,

así, ya casi como está, a esta temperatura,

porque si no, ese jugo luego va a cuajar,

intentad hacer una mayonesa.

Es brutal. Pero nunca tiréis esto, que,

como digo, es caviar, porque es tremendo el sabor que tiene.

Nos quedaría quitarle la brida. Así.

Y luego, decorarlo un poquito.

Ya sabéis que yo, otras veces que hemos hecho pollo,

me gusta ponerle casi un ramillete de boda,

como decía un amigo mío.

Bueno.

Pollo listo. Voy a terminar de regarlo

por última vez, antes de ir a por el ramillete.

A mí me gusta. Yo esto lo vi una vez

en EE.UU. y siempre suelo hacer las aves así.

Bueno, es casi como si te fueras a casar.

Si hace falta el ramo de boda y de novia,

pues aquí tenemos el ramo de boda y de novia.

Y aquí, simplemente, aunque tenga el limón dentro,

con meterlo aquí un poquito... Abrimos aquí.

Y, bueno, esto nos va a aportar aroma,

nos va a aportar color y nos va a aportar,

sobre todo, altura y visibilidad.

Y aquí tenemos nuestro pollo asado

al limón, con verduritas al "wok".

(Canción "Just Like That")

Alcachofas con almejas y pollo asado con limón.

Vegetales, mariscos, carnes

y hasta un poco de fruta cítrica.

¿A que no puede ser más completo el menú de hoy?

Anímate y disfruta con él. Pero, sobre todo, hazme caso.

Haz la comida y mejora tu vida.

Cómo huele este pollo.

Estoy frito por darle un tajo, como se dice.

Eso es lo que voy a hacer,

porque quiero ver cómo ha quedado por dentro.

Fijaos esta pechuga. Fijaos.

Mirad.

Mira, mira. Mira el jugo que tiene.

Aquí. Fijaos.

Para adentro, con piel y todo.

Si la pechuga está así, imaginaos cómo está

el muslo y el contramuslo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alcachofas con almejas y pollo asado con limón

Hacer de comer - Alcachofas con almejas y pollo asado con limón

26 jun 2019

Hoy Dani Garcia tiene un invitado muy especial, la persona ganadora de MasterChef con quien prepara unas alcachofas con almejas. Además Dani enseña cómo preparar un tradicional pollo asado con limón.

ver más sobre "Hacer de comer - Alcachofas con almejas y pollo asado con limón" ver menos sobre "Hacer de comer - Alcachofas con almejas y pollo asado con limón"
Programas completos (105)

Los últimos 418 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Supermargy

    Vaya pinta, chicos, esta noche haré el pollo, ya os contaré. Gracias, Dani, un saludo y felicidades por el programa. Estoy aprendiendo mucho.

    28 jun 2019