Hacer de comer La 1

Hacer de comer

Lunes a viernes a las 13.25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5424853
Para todos los públicos Hacer de comer - Cangrejos en salsa y frito de pulpo mallorquín - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Sintonía)

Listo.

Me gusta mucho el café con hielo, pero no soporto cuando se agua;

así que tengo mi pequeño truco y me hago cubitos de hielo de café,

así, me tomo el café fresquito, con hielo, pero sin que se agüe.

Empecemos a cocinar. ¡Muy buenos días a todos!

Hoy vamos a elaborar dos recetas con mucha sustancia y acuáticas;

empezaremos con unos cangrejos en salsa

y, después, haremos un frito de pulpo mallorquín

con la chef Macarena de Castro, que vendrá directa desde Mallorca

para hacer de comer con nosotros.

Mientras tanto, me voy lavando las manos

y os voy contando los ingredientes que vamos a necesitar

para estos cangrejos en salsa: cangrejos de río, ajo, cebolla,

pasta de ñora, almidón de maíz, puerro, apio, guindilla, laurel,

eneldo, brandy, vino blanco, fumet rojo de pescado, sal,

aceite de oliva, pimienta y cigala.

Habéis oído que he dicho "cigala" y a alguno os puede extrañar,

"¿a los cangrejos de río le mete unas cigalas?".

Iba por el mercado, a comprar los cangrejos de río,

y he visto unas cigalas baratas, de las pequeñas,

y he pensado en reforzar el fumet rojo de pescado que tengo;

las saltearé antes y se las meteré a este fumet rojo de pescado.

Lo primero que voy a hacer es poner el fumet aquí,

para que se vaya calentando. Sin duda, el salteado de cigalas

nos va a dar otra dimensión gustativa;

porque, al final, no deja de ser un crustáceo

y tienen sabores relacionados entre sí.

Me pongo una sartén por aquí para saltear las cigalas

y lo único que haré es trocearlas con los mismos dedos,

porque ya veis cómo son...

Estas cigalas están buenas enteras, pero como las he visto tan baratas

he pensado que las podía usar para el caldo.

También, al ajillo están geniales, que yo las hago mucho,

estas cigalitas para el ajillo son geniales,

aunque, para usarlas en un caldo, son absolutamente sabrosas.

Pongo el caldo a hervir, la sartén a fuego vivo...

Una cosa os diré sobre los cangrejos de río,

no esperéis encontrarlos vivos en la pescadería,

los venden ya cocidos.

Es la única forma en la cual uno puede comprarlos y cocinarlos,

cocinarlos, entre comillas, haremos solo la salsa,

para que, posteriormente, añadamos los cangrejos

y nos podamos, nunca mejor dicho, chupar los deditos con la salsa.

Aquí tengo las cigalitas...

Aunque no lo notéis, pero yo sí lo noto,

la sartén está a fuego vivo y, ahora, así...

Con este poquito de aceite tenemos de sobra

para darle un toque de "maillard", que no estáis notando,

pero el olor y el aroma de una cigala salteada,

cuando la metamos en el caldo, no tiene nada que ver

si las hubiéramos echado en crudo.

Veis que esto coge un poquito de color,

y huelo, además, que tiene aromita a...

Aroma a cigala a la plancha.

Aunque sean pequeñas y baratas estas cigalas valen la pena.

Lo que sí os digo es que necesito cinco minutos de hervor como mucho,

no necesito más para que suelte todo su sabor

y para que quede un caldo muy, muy enriquecido.

Vamos a empezar con el sofrito, voy a sacar una ollita por aquí,

ya que los cangrejos son rojos, saco mi ollita roja.

Cangrejo de río y cangrejo de mar,

no son lo mismo, hay muchos tipos de cangrejos.

Normalmente, en España, el cangrejo pequeño de mar

se suele usar para hacer fondos, salsas, caldos, etcétera,

pero no para comerlos.

Lo más pequeño que se come, que no es nada del otro mundo,

son las nécoras, que es un cangrejo algo más grande;

de ahí pasamos a los bueyes de mar, a los centollos y... poco más.

El cangrejo pequeño que, a veces, veis en la playa, en el espigón,

es un cangrejo que la única cosa positiva culinaria que tiene

es, verdaderamente, hacer caldos, caldos o salsas.

Por cierto, me parece bastante curioso

que digan, de los cangrejos, que caminan para atrás,

cuando no es así, es algo de los dibujos animados,

los veíamos caminar hacia atrás y nos parece que hacen eso,

pero esto no es real, es un mito y una leyenda.

Estoy buscando el aceite de oliva.

Diréis que es mi cocina y no sé dónde está nada.

Voy a bajarle el fuego a esto, que no quiero que reduzca en exceso

porque necesito algo de líquido para hacer toda la salsita.

Aceite caliente, echamos el ajito;

voy a meterle las dos hojitas de laurel,

últimamente, estamos usando laurel fresco;

y guindilla, que rompemos con cuidado.

El eneldo se lo echaré al final.

No me extraña que el laurel sea el símbolo de la victoria,

ponerlo en un plato es victoria asegurada;

tenemos ese aroma tan, sumamente, particular

que tiene el laurel, y elegante, me parece muy elegante.

Os digo una cosa, en fresco es mucha más elegante.

El puerro lo vamos a cortar en chiquitito.

En este tipo de preparaciones donde no vamos a triturar

es mucho mejor cortar la verdura bien finita,

porque, además de que queda más elegante, se hará mucho antes;

eso parece una tontería pero es importante.

La guindilla se está haciendo...

Me gusta echar la guindilla ahora, la mejor manera de sacarle aroma,

y que, también, sofría un poco, que vea cuerpo.

Ya huele y huele picante.

No sé cómo explicároslo, pero, de verdad, no sé...

Quizá porque lo he hecho mucho y llevo cocinando toda mi vida,

que tengo esa sensación de... No quiero pegarme el petardazo,

pero es verdad que huelo rápido si una cosa está o no picante.

Vamos, poco a poco, haciendo el sofrito,

mientras, sigo cortando el puerro de forma muy finita.

Hay un bar cerca de mi casa

donde tienen un cangrejo gigante en la puerta,

para indicar que es una marisquería.

Ahora se está poniendo de moda aquí pero, es cierto,

que en muchos otros países; en Japón, por ejemplo,

donde hay cangrejos King Crab en la puerta enormes.

Pero hay un sitio, absolutamente, genial,

que vais a flipar, ¿eh? Es en Rusia, en Moscú.

Estuve una vez y los cangrejos estaban vivos en unos acuarios,

¿y qué es lo que pasaba? Si tú querías un cangrejo cocido

ibas a la piscina y tenías, como las maquinitas,

tus mandos, tus "joysticks", y tus botoncitos.

Había una grúa, la típica grúa que...

La grúa de las ferias, de los recreativos,

una maquina donde echas un euro e intentas coger un peluche;

esto es, exactamente, igual pero con cangrejos vivos.

Flipad, porque el día que yo fui flipé, pero mucho, mucho.

Me voy a ir acercando líquidos.

Voy a ir echando el brandy, para que no se queme la cebolla,

y voy a ir añadiendo un poquito de vino;

sabéis que me gusta hacerlo.

Otra cosa que me gusta mucho, soy un lobito de mar,

es tener acuarios para todo; uno para moluscos,

otro diferente para langostas, otro para los bogavantes...

Prácticamente, ya tengo esto

y ya ha desaparecido la primera parte del vino;

así que voy a echar el puerro. Puerro para adentro.

En casa, la verdad es que... No tengo acuario.

Igual que en los restaurantes sí tengo...

Más que acuarios son los peces, siempre he escuchado,

siempre he sido especial para eso, porque mi madre me lo inculcó,

que los peces dan mala suerte en casa;

así que, realmente, no tengo acuario en casa.

A lo máximo que he llegado, por culpa de mi hija,

es a tener una tortuga, bueno, varias.

Eran tan chiquititas, tan chiquititas,

que parecía impensable que se fueran a largar,

pero se largan, se emancipan a la primera

no como los adolescentes de hoy en día.

Son tan chicas que desaparecen.

Voy a echar otro poco de vino; así... poquito a poco.

Voy cociendo y voy reduciendo.

Por cierto, cómo huele la comida de las tortugas,

esas gambitas sequitas ahí...

Por cierto, no sé si en China serán todos tortugas o no,

pero comen mucho pescado seco, similar al que comen las tortugas;

mucha gambita seca, mucho... No sé, cualquier pescado seco.

Lo comen seco y lo comen para desayunar,

el arroz y el pescado seco.

Aquí... yo qué sé, lo único seco que tenemos

es la mojama y cosas de ese tipo, ¿no?

Pero una gambita seca no, por ejemplo.

Esto, prácticamente, está.

Nos queda el almidón, el caldito la pulpa de ñora y el brandy.

Lo primero que voy a hacer es echar el brandy y, bueno...

A ver si enciende, perfecto. Voy a cambiar de mano.

Voy a echar el brandy y vamos a quemarlo, un poquito.

Cómo me gusta el brandy, la verdad, le da un toque tan diferente...

Se nota cuando hay o no hay brandy.

Para este tipo de salsas me gusta muchísimo.

Vamos a buscar que la salsa tenga un poquito de cuerpo

y para eso tenemos aquí este almidón de maíz.

Voy a coger una cucharita y lo voy a echar.

A ver, ¿podéis usar harina? Sí. Yo en este tipo de situaciones,

exceptuando bechameles y cosas así,

prefiero usar, sin duda, el almidón.

Así, pero que lo tenemos que cocer, ligeramente, no os creáis,

porque ese almidón no pasa como con la harina.

Voy a mezclarlo bien aquí, dejo que hierva un poquito

y voy a ir echando esta pulpa de ñora.

Recordad que tenemos el eneldo que añadiremos,

prácticamente, al final. Ya sabéis que esas hierbas

me gusta que cuezan lo mínimo posible, así.

Lo voy dejando aquí que vaya cogiendo color.

Mirad, aquí, así, perfecto, yo creo que ya ha cocido

lo suficiente y lo que haré ahora será coger un colador

aquí, vamos a ver si soy capaz, qué difícil, a veces,

cocinar solo, a ver si soy capaz.

Qué mérito tienen los solitarios,

los cocineros solitarios y cocineras.

Y vamos a echar ya aquí, nuestro fumet enriquecido.

Así, vamos a dejarlo cocer 10 minutitos porque quiero

que tenga textura, ya sabéis, sedosa, que al meternos el cangrejo

de río en la boca

se nos quede toda la salsita por aquí perfecta.

(Música)

No me digáis que no parecen pequeños bogavantes,

qué monos, son iguales, pero en pequeñito.

Bueno, con sus pincitas y todo, los he colocado así,

de esta manera porque me gusta. Ya sabéis que la estética

también es importante y ahora, lo que voy a hacer es lo siguiente,

colaré la salsita que hemos tenido aquí 10 minutos

reduciendo un poco. Está genial, de verdad lo digo,

o sea, es para mojar pan en la salsa sola,

no nos haría falta nada más. Lo que haré será colarla,

lo colaré aquí por una cuestión, pues operativa, prefiero manchar

un cacharro, pero atinar a la hora de echar la salsa.

La colamos para eliminar también los tropezones y porque quiero,

bueno, repartirla lo más homogénea posible.

Ya me vengo aquí, me pongo aquí para no manchar,

mirad qué pintaza. Vale.

El fumet ya tenía sal y como os dije antes,

lo probé y está tremendo, perfecto, mirad.

Mirad qué pintaza tiene esto y qué bien que va a quedar.

Le vamos a dar un minutito de cocción porque ya sabéis

que yo soy muy partidario de esa cocina de intercambio,

en la cual, ¿lo serviríamos así? Sí, pero seríamos cocineros

de nueve y nosotros somos cocineros de 10, de hacer las cosas de 10.

Así que, mirad lo que voy a hacer, lo voy a colocar aquí

y le voy a dar un ligero hervor de un minuto y será el momento

en el cual voy a añadir también, el eneldo a trocitos.

Me va a dar hasta para reducirlo aquí.

Veo que coge por un ladito, lo voy a poner ahora por aquí, así.

Bueno, bueno, bueno.

Y pica un poquito que lo probé antes.

Esto está ya, prácticamente.

Mirad también esta texturita

que le dio el almidón tan, sumamente, perfecta.

Tan fácil como esto, aquí tenemos estos maravillosos

cangrejos de río en salsa.

(Música)

Como veis, estoy ya con Macarena de Castro

que vino desde Mallorca, directamente, y me ha traído

alguno de los ingredientes para poder hacer su plato

que es un pulpo frito, ¿no? No, es frito de pulpo.

Claro, yo como andaluz diría: "Pues pulpo frito".

Pero no, en mallorquín se dice: Frito de pulpo.

Sí. Muy bien, cuéntanos.

Pues, nada, hemos traído aquí el pulpo que ya está cocido,

cebolleta, ajos, laurel,

el "pebre de cirereta". Ojito, casi nada.

Es una variedad de Mallorca y ese pimentón que es "tap de cortí".

Una patata, pimiento rojo, pimiento verde, guisante,

calabacín, berenjena, coliflor que irá unida con las verduras

y también le vamos a dar un poquito de ese toque anisado

aparte con el hinojo, con butifarrón.

Sal, aceite de oliva, ¿pimienta usas?

Sí, siempre. Y pimienta.

Mientras te lavas las manos, yo ya me las lavé,

me gustaría que nos contaras "el pebre de cirereta",

¿lo dije bien? No, ¿no? "Pebre".

El "pebre", yo es que el mallorquín aún no llego.

El catalán... (HABLA EN CATALÁN)

Pero el mallorquín me queda un poquito.

A ver, cuéntanos el pebre de... Cirereta.

Cirereta. Es un pimiento especial

que, bueno, es un pimiento que, realmente, tiene un picor

no es excesivo. ¿Es picante? Medio.

Sí, no es ni el mejicano ni la cayena que también se usa.

Es muy especial de Mallorca, tiene para mí, un toque

un pelín dulzón y le combina muy bien.

Siempre se utiliza para lo que son fritos.

Ahora mismo, si no tenemos pebre, podemos sustituirlo...

Por cayena. Por cayena fresca.

Sí. El tap de cortí

que es esto de aquí. Esto es pimentón mallorquín dulce.

Dulce, pero que no sea ahumado si no, se toma este...

En caso que no tengamos, ¿Es el que lleva...?

La sobrasada para que la sobrasada, realmente, sea sobrasada

es con este pimentón. Mira, ya aprendemos algo nuevo,

me lo imaginé con lo de pimentón de Mallorca.

Que casi se pierde en la isla y lo hemos recuperado.

¿Vamos a empezar? Soy tu pinche, cuéntame.

Pues creo que te vas a poner, vamos a hacer la patata.

Eso es lo que hacen los pinches, la patata.

O ve poniéndote en el fuego mientras te la corto.

Mira, la patata, tengo aquí una olla

que será para las verduras. Eso para las verduras, sí

y yo, ¿te va bien que corte aquí? Para la patata, sí, perfecto.

¿Para la patata cojo la sartén? Para la patata, sí, una sartén.

La sartén creo que medianita nos vale, así está bien, ¿no?

Sí. Por aquí.

¿Qué hago con las patatas? Yo te las voy a cortar,

¿vale? Le echas el aceite ahí que le vamos a poner,

hemos quedado que este es. Sí. ese aceite para saltear

y luego, tenemos otro para hacer el frito de pulpo

que no es pulpo frito. No es pulpo frito.

Vale, perfecto. Te voy cortando

lo que son las papas. La patata es freír entonces, ¿no?

Sí, la vamos a dejar ya. Genial, freír en aceite y ajo,

sabéis que eso aquí nos encanta perfumar.

Ahí. Estoy deseando ver la receta.

¿A que se usa poco el hinojo como...?

Sí, es verdad, usamos más eneldo en el fondo, pero el hinojo

no tanto, aunque yo en mi tierra,

mi madre lo usaba mucho para los caracoles.

Para el guiso de caracoles...

En Mallorca, también se hacen los caracoles

con hierbabuena, pero lo que pasa en Mallorca,

también es que siempre, lo que son las calles

o la montaña, huele mucho al hinojo y a romero,

todo el Mediterráneo a romero

y a mí me huele siempre a mar y a hinojo.

Qué bueno, perfecto. Mira, ya las tengo aquí,

¿las lavo un poco y les quito el almidón?

Yo las meto así. Así, perfecto.

Las echo ya porque las haremos poquito a poco, así.

Mira. Y ahora ponemos aceite aquí.

Unos 10 minutos, aproximadamente.

¿Vale? También así, abundante.

Bueno, ¿te ayudo a cortar verduras? No hace falta.

Yo te voy echando cosas, esto es un gustazo,

esto es ser un pinche cómodo.

¿Nunca probaste el frito mallorquín?

No, nunca lo probé, no. Y luego, en matanzas se come de...

De cerdo, ¿no? De cerdo. Ponemos el laurel.

Has echado el pebre, el laurel fresco, el ajito

y el aceite y aquí estamos, pues ya dándole vida a esto

y dándole aroma, qué bien huele. Todo esto fresco es brutal.

Ahora, le vamos, cuando está el ajito así,

le vamos a poner, le vamos a meter lo que son los pimientos

que llevaría la misma cocción, así, el pimiento.

Perfecto. Bueno, tenemos la coliflor

que lo que vamos a hacer es sacarle un poquito los...

La florecita, yo digo los arbolitos para que la gente nos entienda.

Vale. Mientras cortas, yo como pinche

poca cosa veo, estoy aquí moviendo y controlando

que no se nos vaya de las manos, voy a contar cómo conocí a Maca.

Curiosamente, en una familia que de toda la vida venían a verme

al restaurante todos los veranos. Y en aquel momento,

Maca aún no era cocinera. Debía tener yo 16-17 años.

16-17 añitos, ya ves, pero quién le iba a decir a Maca

y quién me diría a mí que estaríamos un día

cocinando aquí y Maca con una estrellaza Michelin

allí en el norte de Mallorca, quién te lo iba a decir.

No, de verdad... No te planteabas ser cocinera.

Para nada, pero la vida las vueltas que da, tú sabes.

Sí, ¿no? Hubo un momento de mi vida

que dije en casa que me iba, lo dejaba porque no era feliz

y mi padre me dijo: "Acompáñame a un congreso",

fuimos a San Sebastián que tengo una foto contigo.

¿Conmigo? Ya ves. Con una carita redondita.

De bueno, ¿no? De bueno.

Sí, sí, y ahí fue cuando, después me fui de viaje un mes

y a la vuelta dije que quería probar la cocina.

Bueno, congreso, lo explico porque hay gente que dice:

"Fui a un congreso", para que entendáis,

el congreso de San Sebastián ha sido, probablemente,

pues el congreso boom, digamos, de lo que es el mundo

de la alta cocina en España,

desde hace, aproximadamente, 20 años, ¿no?

Donde se presentaban todas las nuevas técnicas,

nuevos conceptos de todos los cocineros,

no solo de España. No. Mundial.

Y es normal que si con esa edad vas a un congreso,

cuando salgas de allí, digas: "Quiero ser cocinero".

Además, en aquella época, era brutal.

Ahora, la gastronomía está más a la orden del día,

también con las redes.

Y antes, pues no. Antes, para ver algo así...

A un cocinero de cerca, era como... Y saber lo que hace.

Pero es verdad. El ambiente que se creaba

en San Sebastián, era único.

Y ahí, siempre mi padre te decía: "Oye, Dani, yo soy de Sevilla".

"Que nos vemos siempre". "Yo soy costalero".

¡Es verdad! Lo de costalero.

Vamos a saludar a tu padre, eh.

Un besito y un abrazo desde aquí. Un beso grande.

Bueno, nos ponemos en plan abuelos a contar batallitas.

No. Pero mira cómo es todo. Y no hemos contado nada todavía.

Hemos añadido ahora... La coliflor,

la berenjena y el calabacín. ¿Vale?

Y ahora, lo que vamos a hacer, es que tenga textura.

¿Vale? ¿Al dente?

Un pelín. OK. Le he añadido

también sal y pimienta, ¿vale?

Que no se nos olvide, que no se nos pase nada.

Nos ponemos a hablar

y, al final, entre una cosa y otra, no lo decimos.

¿Corto el pulpo o algo? Venga.

Me vengo yo para acá. Así.

¿Cómo tengo que cortarlo? En rodajitas.

Rodajitas, ¿pero tipo pulpo gallego?

Sí. Ahí. Gorditas, con cuerpo, ¿no?

Ahí, con cuerpo. Bueno, ha dicho "generosa".

Tiene que ser ahí con cuerpo.

Eso es. Mira.

De los viajes que has hecho, has viajado mucho,

¿cuál es el que más te ha marcado, a nivel personal y gastronómico?

Cada viaje es diferente. Estuve este año en Corea del Sur.

¡Oh! Para mí, era como irte

a un Japón andaluz.

La gente tiene... Tiene un deje como más...

Muy divertida.

Y, al final, eso es lo que también te mueve, ¿no?

Que no sean, a veces, tan rígidas las cosas.

Y no sé, me gustó.

Israel, precioso. Pues mira, en Israel no he estado.

Pues para lo que es la gastronomía mediterránea,

es increíble.

Voy a hacer algo por ti. Vamos a ver.

Porque tengo preparado un libro para regalártelo.

Yo sé que de cocina sabes mucho, pero bueno.

Aquí me hace mucha ilusión que tengas el libro

"Hacer de comer: Las mejores recetas",

donde tenemos muchas de las recetas que hacemos en el programa.

Además de trucos, consejos, salsas, postres...

Absolutamente de todo.

Luego te lo firmo para que te lo lleves

Maca, no he dicho el nombre de tu restaurante,

que es Maca de Castro, con una Estrella Michelín.

Antiguamente, se llamaba Jardín. Cuéntanos.

Cuéntanos porque hay muchas posibilidades ahí.

Empezamos con El Jardín,

que era terraza. Fue el restaurante

de cuando te conocimos. Mis padres tenían una discoteca.

Hicimos obra. Hicimos allí un lío

y acabamos con un gastronómico, el Maca de Castro.

Ese es el Estrella Michelín.

¿Pero Jardín sigue existiendo? Sigue totalmente,

que es el motor de todo el edificio.

También hay un tapas

y también tenemos un chiringuito. No paro.

O sea, que nos podemos ir allí y pasar varios días comiendo

en uno y en otro, que lo vamos a pasar genial.

Tú sabes que hay que hacerle el círculo

y que todo el mundo nos conozca por un precio, pues, accesible.

Lo bueno de ir allí, es que tienes las posibilidades

del mundo, ¿no? Puedes comer todos los días

cosas diferentes.

Voy a ir echando ya la cebolleta. Vamos a echar la cebolleta.

Que se cocine ahora. Yo dejé de estudiar

y mi padre me puso de siete de la tarde

a siete de la mañana, tres veranos seguidos sin librar.

O sea, que no te digo nada.

En verano, eh. No me extraña que te quisieras ir.

Pero, bueno, ahí se aprende mucho

y se ve... Luego vi que no, que, realmente,

a mí lo que me gustaba... Te curte.

Te gustaba más la cocina. Eso es. Sí.

Butifarrón. Butifarrón.

Ahora tenemos ahí la cebolleta. Sí.

Esto te lo tengo controlado.

Estoy haciendo un trabajo fácil. Como la patata casi está...

Sí. Yo creo que lo vamos a hacer...

¿La bajo un poquito de fuego?

Todo del tirón, eh. Todo mezclado.

Vamos a echar el guisantito. Vamos a echarlo. Perfecto.

Tenemos ahí ya el guisantito.

Genial. Lo voy a mover, que es lo único

que estoy haciendo hoy. Ahora sí le vamos a echar el pulpo.

Antes he hecho unos cangrejitos en salsa para ti.

Viene aquí y yo quiero algo... Unos mini bogavantes.

Aquí, para Maca. ¿Qué cangrejos has hecho?

Cangrejos de río. Pues ahora, en Mallorca,

estoy empezando a cocinar el cangrejo azul.

¿Este que ha salido, relativamente, nuevo, no?

Ha empezado en el Ebro, creo. He leído en prensa un poco.

Y no está mal. No está mal, ¿no?

No. La verdad es que está bien y hay que comerlo

porque está... Porque hay que pescarlo sí o sí.

Porque se está comiendo el Mediterráneo,

los pescaditos que nos gustan.

Bueno, oye, esto huele genial.

Hemos echado el pulpo, que ya está cocido.

Por lo tanto... Eso es.

A darle cañita. Ahora le vamos a dar caña ahí.

¿Le doy cañita? Esto me gusta. Sí.

Ahora ya le vamos... Ya le estoy dando candela.

Eso es. Y el butifarrón lo que va a hacer,

es darle ese toque cuando lo encuentres.

Vamos a poner mucho. Es un mar y montaña brutal.

Porque se empieza a fundir la grasita.

Y antes de acabar, ya le ponemos un poquito del "tap de cortí".

Echo aquí en un ladito. Eso es.

Que se tueste un poquito. Ahí.

Ahí, para que baje. Ahí. Muy bien. Muy bien.

Listo, ¿no? Yo sé que los vegetales

que me has traído, son de tu huerto, ¿no?

Todo lo que cocinas, sé que tienes ahí

tu reserva natural.

Es muy importante. Es muy importante cuando tú...

Cuando, por la mañana, te levantas y te vas a la huerta,

coges cuatro cosas y lo cocinas,

es totalmente diferente. Y tú lo haces, ¿no?

Sí, sí.

La gente cree que los cocineros, en ese sentido, es como que no.

Que parece que es una parte ahí como "marketiniana".

Aparte, que tampoco lo cuento, excesivamente,

porque es que me relaja. Es como...

Una parte guay, ¿no?

Bueno, ¿cómo lo ves? ¿Más sal? ¿Más pimienta?

Dale. Dale caña a la pimienta. Maca es de las mías, eh.

Ahí, sal y pimienta de verdad. Y probando las cosas.

Como hay que hacer. Y ahora ya...

Ahí. Oye, esto va a estar increíble, eh.

Bueno, y ahora ya, no te digo, eh.

Yo le explico muchas veces a la gente que el hinojo

no tiene nada que ver con el eneldo.

Mucha gente se confunde. ¿Sabes cómo se llama

en Mallorca al eneldo?

¿Cómo? (HABLA EN MALLORQUÍN)

Que es como "el hinojo que no huele bien".

(RÍE) ¿Así se dice?

Bueno, es que es verdad. Hay bastante diferencia.

Esto tiene una pinta brutal.

¿Cómo lo ves? Estoy aquí superfeliz,

aprendiendo a hacer, vaya, una receta tradicional, pero...

La patata está, prácticamente. Sí.

Que se integre bien. Eso. Ahora, que tenga

todo ese sabor. Esto, cuando nosotros hablamos

en el programa de ensamblar cosas...

Bueno, ensamblo esto y que haga un par de "chup chup"

para que se integre.

Totalmente. Es que luego todo sabe a ese hinojo,

a esas verduras...

Claro. También el frito te va marcando mucho la temporada.

Si es la de matanzas, pues ya es en noviembre, diciembre.

El de Pascuas, el de cordero. Luego, tenemos el de marisco,

que suele ser de verano. Y este es el fácil

de hacer en casa rápido,

que lo haces... Puedes hacerlo todo el año.

Este sí. Este no falla.

Esas verduras las tenemos todo el año.

Genial. Pues ahí lo tenemos.

¡Uf! ¡Qué pintaza! ¿Cómo lo ves?

Lo veo increíble, vaya.

Yo creo que, hoy, todo el mundo...

Te voy a animar a que te comas dos cangrejos.

El hinojo yo creo que es algo que hay que poner más en uso.

Más en valor. Sí. Porque tiene

un toque más fresquito. Me ha sorprendido

la cantidad de hinojo que ibas a usar

cuando lo has picado, pero se integra perfectamente.

Vamos allá. Así, voy poniendo

el libre albedrío, ¿no? Eso es.

Así. Vaya pintaza. Oye, Maca, de verdad, qué ilusión

que estés aquí. No. A mí, que me hayas llamado

y venga aquí a tu cocina a pasar un rato.

Yo te conozco de toda la vida y sé que eres timidilla.

Mucho. Como yo. Yo, en el fondo,

también soy timidillo. Pero vengo aquí cada día

y estoy en mi casa. Pero Maca y yo, en ese sentido,

somos bastante parecidos.

Por eso, le agradezco todavía más que hayas venido

a cocinar conmigo.

Mira Dani. Anda, qué bien. Se ha acordado.

Hombre, ¿cómo no me voy a acordar?

Me acuerdo de toda la vida.

Habéis sido también parte de mi vida, en el fondo.

Hay gente que tiene canciones que son la banda sonora de tu vida.

Pues yo tengo a muchas personas que conozco de toda la vida,

que han venido a comer a mi restaurante.

Son uno de ellos. Sí, sí.

Y mira ahora, qué feliz que ella misma tenga

su propia Estrella Michelín.

Eso es. Macarena.

¿Cómo lo ves? Increíble, de verdad.

Me encanta. Cómo huele.

Yo creo que la gente, en casa, está salivando. Lo sé.

Entre los cangrejitos en salsa y este frito de pulpo,

tenemos hoy un auténtico menú.

Y, encima, el lujazo de tener a Macarena aquí.

(Canción "I Think I Like You")

Macarena, yo he aportado la parte de río

con mis cangrejitos de río en salsa.

Y luego, aquí tenemos, por tu parte, mar y montaña,

porque no deja de ser un mar y montaña,

este frito de pulpo. Pero aquí hay homenaje.

Maca, ve sirviéndote. ¿Sí?

Y vosotros, tanto si queréis el plato de río

o el plato del mar, lo importante es

que os pongáis a cocinar.

Así que haz la comida y mejora tu vida.

Bueno, has empezado por el pulpo. Pero no te preocupes.

¿Te pongo un poquito? Sí, claro. Ponme aquí, que yo...

Además, cómo huele.

Qué bueno está esto. Pues te ha salido rico, eh.

Yo, imagínate lo que he hecho.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cangrejos en salsa y frito de pulpo mallorquín

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Hacer de comer - Cangrejos en salsa y frito de pulpo mallorquín

28 oct 2019

La primera receta que cocina Dani García son unos cangrejos en salsa, para los que utiliza cangrejos de río. Después, cocina junto a la chef Macarena de Castro (1 estrella Michelín), que trae productos mallorquines ideales para preparar un frito de pulpo mallorquín.

ver más sobre "Hacer de comer - Cangrejos en salsa y frito de pulpo mallorquín" ver menos sobre "Hacer de comer - Cangrejos en salsa y frito de pulpo mallorquín"
Programas completos (174)
Clips

Los últimos 696 programas de Hacer de comer

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios