Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

3989388 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
Para todos los públicos Grandes documentales - Tesoros olvidados del Mediterráneo: El museo copto de El Cairo, Egipto - ver ahora
Transcripción completa

Egipto.

Con un vistazo basta para ver la multitud de civilizaciones

que aquí se han asentado.

Primero faraónico y luego griego,

romano y musulmán,

Egipto es también la tierra de los primeros cristianos.

Su historia se remonta a la noche de los tiempos.

Para contar la epopeya de estos cristianos

hay un museo único en Oriente,

el Museo Copto de El Cairo.

"Tesoros olvidados del Mediterráneo".

"El Museo Copto de El Cairo, Egipto".

"Museo Copto".

Tras la muerte de Cleopatra, en el año 33 antes de Cristo,

los romanos toman posesión del país.

Sus habitantes, siete millones de hombres y mujeres,

son los herederos de la era de las pirámides.

¿Perdieron su cultura, arte y religión

con la desaparición de los faraones, o lograron mantener sus tradiciones?

¿Qué fue de aquel pueblo?

Me llamo Inianos.

Nací en el antiguo Egipto, y les contaré nuestra historia.

Sí, los faraones desaparecieron,

pero nosotros, el pueblo copto, sobrevivimos.

No, no abandonamos a nuestros dioses.

Todo comienza en el año cero de nuestra.

Por aquel entonces yo era zapatero, un zapatero normal y corriente,

hasta que ocurrió algo que cambió mi vida por completo.

Los griegos y los romanos dominan nuestro reino

y el valle del Nilo.

Pretenden que adoptemos sus dioses, pero nosotros permanecemos fieles

a Amón Ra, Isis y Osiris.

A pesar de su rechazo sistemático a los dioses extranjeros,

los coptos adoptan la fe cristiana cuando llega a tierras de Egipto.

¿Qué tenía aquella nueva religión para que los coptos

decidieran abandonar a sus antiguos dioses?

Habían pasado 80 años desde la muerte de Cleopatra.

Como todos los días, estoy trabajando en mi taller

y entra un hombre. Dice llamarse Marcos;

viene de lejos y necesita que le repare unas sandalias.

Cuando le pregunto de dónde viene

me da la más increíble de las noticias:

un nuevo faraón ha venido a salvarnos. ¿Su nombre?

Cristo.

Escucho a Marcos, y le creo. Me bautiza allí mismo,

en el taller, y e convierto en el primer cristiano de Egipto.

San Marcos llegó a Egipto 12 años después de la muerte de Cristo.

"Yo, Inianos, un humilde zapatero,

me convierto en discípulo de Marcos,

y juntos marchamos a evangelizar al pueblo copto de Egipto".

La noticia de la existencia de este hombre dios, de ese Cristo,

se extiende como la pólvora por todo el Valle del Nilo

hasta las provincias del sur.

Allí, cerca de la ciudad de Asuán,

un templo dedicado a la diosa Isis sigue desafiando el paso del tiempo.

Marcos me contó que Cristo había resucitado;

como Amón Ra, nuestro dios sol,

renace todos los días en su barca solar.

Nosotros, los coptos, también creemos en la resurrección del alma.

Para aquellos que saben dónde buscar,

los primeros cristianos graban la cruz de su nueva fe

en las piedras y las columnas de este templo.

Allí donde los sacerdotes de los faraones

veneraban a los antiguos ídolos,

los cristianos acondicionan, en el siglo I,

la capilla más antigua de Egipto.

Nosotros adorábamos a Isis, esposa de Osiris.,

que dio a luz un niño-dios, Horus,

al que amamanta eternamente con sus pechos.

Ahora está María, la madre de Cristo;

una nueva encarnación de nuestra diosa Isis.

Las dos le dan el pecho a su niño-dios,

y poco a poco, es la imagen de la Virgen,

dando de mamar a Jesús, la que representamos y glorificamos.

Cuando creció, el niño-dios Horus toma la figura de un halcón.

A través de él los faraones reciben el poder divino.

Jesucristo es a la vez hijo de Dios, y del hombre.

En el Museo Copto, numerosos indicios atestiguan

los puentes que se tienden entre el culto faraónico

y el cristiano.

Abandonamos la momificación.

A cambio, como en los tiempos de los faraones,

pintamos el retrato del difunto sobre su ataúd.

De esta forma, el alma, tras la resurrección,

podrá reconocer su propio cuerpo para unirse a él en la vida eterna.

Con el paso del tiempo, nuestra cruz egipcia, el “anj”

toma la forma de la cruz en la que Jesús fue crucificado

por los romanos.

Entre siglos I y IV, la cruz copta evoluciona

hacia un símbolo que se conservará para siempre:

cuatro brazos iguales terminados en cuatro triángulos.

Simbolizan la trinidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Entre los cuatro brazos, cuatro puntos para los cuatro evangelistas.

Tres veces cuatro hacen 12, como los 12 apóstoles.

Sobre las lápidas el dios Anubis,

con la cabeza de un chacal, señor de la muerte,

sigue siendo la más persistente de las deidades faraónicas.

El Dios chacal reina en el más allá,

pesa el alma de los difuntos para abrir la vía

de la resurrección o de la condena eterna.

Lo encontramos sobre las estelas de los difuntos hasta el siglo VI.

Su figura evoluciona hasta la época medieval.

En el paso de una fe a otra,

los semidioses faraónicos son reemplazados poco a poco

por los santos, los ángeles y los arcángeles.

Las alas de los buitres y otras rapaces divinas

se transforman en alas de ángeles.

Al cambiar de religión

también cambiamos nuestra representación del mundo.

El arte copto se transforma.

El estilo faraónico muestra los rostros de perfil;

el grecorromano los muestra de frente.

La mezcla progresiva de ambas influencias da lugar

a una nueva estética. Nace el arte copto.

En lugar de esos ojos tan desmesuradamente alargados

de nuestros antiguos perfiles faraónicos,

ahora dibujamos miradas grandes y abiertas.

Una manera de expresar nuestro deseo de abrir el alma a Dios

y a los misterios del más allá.

Alrededor del dios único, y entre todos sus santos,

se mantienen algunas figuras del panteón grecorromano,

como Afrodita.

Es la diosa de la feminidad, la belleza y el amor;

nació en el mar, de una concha,

símbolo de nacimiento y resurrección, como Isis,

que surgió de las aguas del Nilo.

Esa concha acaba convirtiéndose en uno de los símbolos cristianos

más persistentes del nacimiento y la resurrección.

Se encuentra en todas las pilas de agua bendita de las iglesias,

y adorna también nuestras fachadas.

Hoy, los descendientes coptos de aquellos primeros cristianos

conforman cerca del 10 % de los 94 millones de habitantes

del Egipto moderno.

Un egipcio de cada diez es cristiano copto.

Una comunidad ligada a los relatos de sus fundadores.

Uno de los más emocionantes es el de la huida de la Sagrada Familia

por tierras de Egipto.

A 200 metros del museo copto,

una pequeña capilla se oculta bajo una iglesia.

Está a 14 metros por debajo del nivel de la ciudad,

allí donde estaba el suelo hace 2000 años,

en la época de Cristo.

Un buen día, callejeando, Marcos me trajo aquí

y me contó una historia;

María, José y el niño Jesús, todavía un bebé,

vivieron aquí, me dijo. La gente del barrio aún los recuerda.

Por aquella época era una cueva que luego transformamos en capilla.

Cuando nace Jesús, Herodes el Grande, rey de Judea,

teme perder su trono; de modo que ordena masacrar

a todos los recién nacidos de su reino.

José y María, para proteger al niño Jesús,

huyen y se refugian aquí, en Egipto.

Canta

Dos mil años más tarde, los coptos todavía rezan

en el corazón de esta cueva.

Cuentan que en sus cantos aún se pueden escuchar las melodías

y las melopeas entonadas en tiempos de los faraones.

Un desgraciado día, una muchedumbre enfurecida

vino en busca de nuestro maestro san Marcos.

Le colocaron una soga al cuello, y lo arrastraron por las calles

durante dos días.

Aquel fue el comienzo de las persecuciones,

de un tiempo trágico que nosotros llamamos

la era de los mártires.

Nuestra primera mártir es santa Bárbara.

Convertida al cristianismo en contra de los deseos de su familia,

su padre la encierra en una torre.

Aun así, ella no reniega de su fe en Cristo, y finalmente,

su propio progenitor la decapita.

Los cristianos no ceden.

Impotentes, los romanos acaban expulsándolos de las ciudades.

Los llevan lejos, al sur,

y entre la arena y los templos del Alto Egipto,

organizan una metódica masacre.

Uno de los lugares más siniestros adonde nos conducen los romanos

es este templo de Kôm Ombo.

Aquí nos arrojaban por decenas; hombres, mujeres y niños,

a profundos pozos alimentados por el Nilo

y atestados de cocodrilos.

Aquellos que logran huir se ocultan en las tumbas del Valle de los Reyes,

como si nuestros antiguos faraones aún pudieran protegernos.

Entre los jeroglíficos de nuestros ancestros

los cristianos escriben sobre la desgracia de ser mártir.

A pesar de ocultarse bajo tierra,

encuentran la forma de consagrar un altar,

de trazar la señal de la cruz y celebrar misas.

En esta tumba de Ramsés IV,

las súplicas de los refugiados cristianos se superponen

a los jeroglíficos del libro de los muertos.

Los cristianos escriben en su lengua ancestral, pero en letras rojas,

como si lo hicieran con sangre.

Con la muerte de san Marcos me convierto en patriarca,

el primer papa de nuestra iglesia.

Tengo que salvar a nuestros hermanos, y apenas hay tiempo.

Organizo pequeños grupos que disperso por el desierto

y les encargo dos misiones: sobrevivir y multiplicarse.

En unos decenios, una multitud de hombres y mujeres

se refugia en ermitas para rezar en soledad.

Así nacen los primeros monasterios del desierto.

Algunos tienen cerca de 1800 años de existencia.

Más que huir de la vorágine del mundo,

lo que empuja a los primeros eremitas es el deseo de realizar un viaje,

un viaje inmóvil hacia Cristo.

El primero de los padres del desierto se llama Pablo de Tebas.

Nacido en el año 227,

vivió 81 años en esta gruta del desierto oriental,

en los confines del Mar Rojo.

Una noche poblada de sueños Dios le revela a Antonio Abad,

otro eremita, la existencia de Pablo.

Al día siguiente, Antonio atraviesa la montaña

guiado por un cuervo que lleva pan en el pico

para alimentar a los dos ermitaños.

Tras la muerte de Pablo, con 118 años,

Antonio lo entierra en aquella misma gruta,

bajo este altar de mármol gris.

Dos leones vienen del desierto para ayudarle excavar la tumba

con sus potentes garras.

Padre nuestro que estás en los cielos,

santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino,

hágase tu voluntad en la Tierra como en el cielo.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos

a los que nos ofenden. Amén.

Pero no todos nuestros monasterios resisten la prueba del tiempo.

Aunque nuestra fe no flaquea jamás,

los beduinos del desierto o los paganos

consiguen echar abajo nuestros muros.

En el Museo Copto hay una sala entera dedicada

a los restos de un monasterio destruido en el siglo XVIII:

el monasterio de san Jeremías.

Para este monasterio nuestros escultores tallan en piedra

un púlpito, idéntico al trono del faraón Zoser,

que se guardaba en su pirámide desde hacía más 3000 años.

Solo la decoración de conchas y la cruz

lo diferencian de la obra original.

En el año 312, el emperador Constantino se convierte

Roma es ahora cristiana y por fin cesan las persecuciones.

Con la libertad de culto, los coptos recuperan también

la libertad para escribir.

La Administración exige el uso de una lengua común y práctica,

y el griego se impone.

Sin embargo, los coptos siguen hablando su idioma,

y en cuanto al lenguaje escrito, sus escribas van abandonando poco a poco

los jeroglíficos para usar una nueva escritura más universal.

La crean a partir del alfabeto griego,

al que añaden siete signos coptos para expresar siete sonidos

que solo existen en su lengua ancestral.

El papiro es caro, así que para escribir

usamos cualquier cosa que caiga en nuestras manos:

omoplatos de oveja, trozos de ánforas rotas,

piedras, escayola o ladrillos.

-"Yo, Aurelius Colluthus, cansado de luchar

y temeroso de dejar la vida súbitamente y de improviso,

hago este testamento..." MUJER:Querido esposo,

durante tu ausencia tus hijos han crecido mucho,

tanto en tamaño como en sabiduría. ¿Cuando te permitirán tus negocios

volver con nosotros para verlos crecer?

HOMBRE2:Madre, ¿tienes noticias de cómo está padre?

MUJER2:Esos son los motivos que quiero que uses

para los bordados de la tela que te he enviado.

HOMBRE3:Era un ladrón de dátiles al que sorprendimos

mientras nos robaba fruta. Estaba tan asustado que se cayó del árbol.

Ahora ya podemos vivir nuestra fe a la luz del día

y construir nuestras iglesias sin temor.

En El Cairo erigimos nuestra catedral sobre la ciudadela romana,

para que sobresalga por encima de todos los edificios.

Esta primera catedral es tan alta y tan grácil

que más tarde recibirá el nombre de “la iglesia suspendida”.

Los arquitectos coptos, hábiles herederos

de los constructores de las pirámides,

construyen el templo sobre santiguos muros de la ciudad,

y para ello utilizan simples columnas, arcos de escayola

y una estructura de madera; los elementos más ligeros

que pudieron encontrar.

Nuestros artesanos han conservado el saber hacer del antiguo Egipto.

Son expertos en el trabajo de los tejidos, la madera,

la piedra y el marfil.

Los coptos se convierten en los maestros de un arte único:

la creación de tejidos y bordados.

En el campo, nuestros campesinos muestran su alegría

durante la vendimia al son de la música.

Cargamos las cestas de uvas, rebosantes con la promesa

de un vino generoso.

En el año 641, el general Amr Ibn Al-As,

compañero del profeta, conquista Egipto.

Con la llegada de los árabes-musulmanes

por fin nos libramos de los romanos.

Su religión se parece más a la nuestra; un solo dios,

un solo libro sagrado.

Una era de cambio se abre entre los coptos y los árabes.

Uno de los primeros gestos de los musulmanes

es renovar la fachada de la iglesia suspendida.

El árabe se impone, y los coptos traducen todos sus textos

a la nueva lengua dominante.

Los manuscritos más antiguos, conservados durante mucho tiempo

en el corazón de nuestros monasterios,

salen a la luz.

Nuestros escribas los traducen al árabe,

al igual que nuestros salmos y nuestras biblias;

el copto a la izquierda, el árabe a la derecha.

Así es como miles de años de sabiduría

pasan de la Antigüedad a la Era Moderna.

Fallecí en el año 82 después de Cristo,

y me enterraron junto a san Marcos.

Otro patriarca tomó mi lugar,

y después mi historia se confundió con la de mi pueblo.

Ahora que habéis escuchado mi relato, sabéis que nosotros, los coptos,

herederos de los faraones, no somos un pueblo olvidado.

En cuanto a nuestra iglesia,

quizá pareciera perdida en el lejano oriente,

pero no es la hermana pequeña de las iglesias de Occidente,

sino una de las madres de la cristiandad.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Grandes documentales - Tesoros olvidados del Mediterráneo: El museo copto de El Cairo, Egipto

26:11 21 abr 2017

Los tesoros del Museo Copto de El Cairo atestiguan cómo en Egipto, tomado por los romanos al morir Cleopatra, los herederos de las pirámides se negaron a aceptar a los dioses romanos. Sin embargo, la religión cristiana guardaba muchas similitudes con la suya y les ofreció un nuevo faraón: Cristo.


Contenido disponible hasta el 28 de abril de 2017.

Los tesoros del Museo Copto de El Cairo atestiguan cómo en Egipto, tomado por los romanos al morir Cleopatra, los herederos de las pirámides se negaron a aceptar a los dioses romanos. Sin embargo, la religión cristiana guardaba muchas similitudes con la suya y les ofreció un nuevo faraón: Cristo.


Contenido disponible hasta el 28 de abril de 2017.

ver más sobre "Grandes documentales - Tesoros olvidados del Mediterráneo: El museo copto de El Cairo, Egipto" ver menos sobre "Grandes documentales - Tesoros olvidados del Mediterráneo: El museo copto de El Cairo, Egipto"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. thomas

    RTVE..........uds son racist al b;oquear la documentales.........estamos viviendo en el 2017...dando mal la imagen de Espana......

    pasado domingo

Los últimos 23 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 51:39 ayer Este capítulo resume la situación de los principales depredadores en el planeta. ¿Sabremos cuidarlos antes de que desaparezcan? Los animales son un recurso del planeta y nos pertenecen a todos nosotros. Tenemos que cuidarles y garantizarles un futuro. Todo depende de nosotros. Contenido disponible hasta el 3 de mayo de 2017.

  • 49:25 ayer Este capítulo resume la situación de los principales depredadores en el planeta. ¿Sabremos cuidarlos antes de que desaparezcan? Los animales son un recurso del planeta y nos pertenecen a todos nosotros. Tenemos que cuidarles y garantizarles un futuro. Todo depende de nosotros. Contenido disponible hasta el 3 de mayo de 2017.

  • 51:38 pasado martes Aunque hay lluvias esporádicas durante todo el año, Indonesia cuenta con las lluvias monzónicas anuales, que duran seis meses. Atrapadas en pleno corazón de la tierra del monzón, las criaturas han aprendido a sacar partido de algunas de las tormentas más poderosas del mundo. Contenido disponible hasta el 2 de mayo de 2017. Histórico de emisiones: 18/10/2016

  • La caza, a contrarreloj

    La caza, a contrarreloj

    47:39 pasado martes

    47:39 pasado martes La costa, frontera entre el mar y la tierra, el territorio de caza más exigente de la naturaleza, en constante cambio y donde las oportunidades de cazar aquí, duran poco tiempo. Es necesario estar en el lugar preciso, en el momento adecuado. Donde el cazar, es una carrera a contrarreloj. Contenido disponible hasta el 2 de mayo de 2017.

  • 51:40 pasado lunes Los bosques más densos de Indonesia permanecen sin tocar por el hombre. Estos hábitats isleños tan únicos se han convertido en el hogar de algunos de los gigantes más extraordinarios del mundo natural, los mayores en su especie de toda la tierra. Contenido disponible hasta el 1 de mayo de 2017. Histórico de emisiones: 17/10/2016

  • 47:53 pasado lunes El desierto y el pastizal es el hábitat más expuesto del planeta. La tensión entre el depredador y la presa es evidente. El factor sorpresa es inexistente. Las presas también tienen que amoldarse al campo abierto por lo que las reglas son diferentes. Contenido disponible hasta el 1 de mayo de 2017.

  • 26:11 pasado viernes Los tesoros del Museo Copto de El Cairo atestiguan cómo en Egipto, tomado por los romanos al morir Cleopatra, los herederos de las pirámides se negaron a aceptar a los dioses romanos. Sin embargo, la religión cristiana guardaba muchas similitudes con la suya y les ofreció un nuevo faraón: Cristo. Contenido disponible hasta el 28 de abril de 2017.

  • 42:35 pasado viernes El sur y oeste de Albania es tierra de hermosos y variados paisajes. En pocos kilómetros se pasa de escarpadas montañas a solitarias playas con agua cristalina. Además, posee uno de los pocos lagos antiguos del mundo, el lago Ocrida, inscrito como Patrimonio de la Humanidad. Contenido disponible hasta el 28 de abril de 2017.

  • 42:36 pasado viernes En el centro de la península Balcánica, entre Albania y Grecia, se encuentra la república de Macedonia. Posee una espectacular naturaleza virgen y su situación la convierte en un lugar de cruce de caminos entre diferentes culturas y civilizaciones que han dejado su huella a lo largo de la Historia. Contenido disponible hasta el 28 de abril de 2017.

  • Tiburón (2)

    Tiburón (2)

    49:16 pasado jueves

    49:16 pasado jueves En este capítulo veremos la intrincada vida social de los tiburones. Algunas especies son muy solitarias pero siempre hay un momento en el que se reúnen: para buscar pareja. Cada especie tiene algo peculiar, como el tiburón de Port Jackson, que pone un huevo con forma de espiral. Contenido disponible hasta el 27 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 20/09/2016

  • La caza. Hambre en el mar

    La caza. Hambre en el mar

    46:56 pasado jueves

    46:56 pasado jueves El Océano es un desierto acuoso, que cubre más de la mitad de la superficie de nuestro planeta donde los depredadores se enfrentan a una búsqueda interminable para encontrar comida. A pesar de ser el hogar de algunos de los cazadores más grandes del planeta. Contenido disponible hasta el 27 de abril de 2017

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

  •  Superpez (comienzo)

    Superpez (comienzo)

    3:15 15 mar 2012

    3:15 15 mar 2012 En su viaje por tres océanos y durante más de dos años, Rick Rosenthal buscará encontrarse cara a cara con el pez más grande, más rápido y más peligroso en su habitat.

  • 2:37 14 mar 2012 El Pacífico, la mayor superficie oceánica del planeta, es el escenario de la desigual batalla entre los depredadores y sus presas. En este espacio los tiburones ponen en juego toda su rapidez, eficacia y precisión en una cadena en la que su turno siempre es el primero.

Mostrando 1 de 2 Ver más