Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

3802477 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Grandes documentales - Sri Lanka salvaje: El bosque de nubes - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

Los bosques de Sri Lanka saben guardar sus secretos.

Pero este laberinto viviente oculta una lucha encarnizada...

por la vida.

Depredadores enjoyados que cazan en el suelo del bosque

mientras las nuevas generaciones son concebidas entre sus ramas.

Cada nivel de los árboles es un reino aparte,

con sus propias especies autóctonas.

En estas junglas, el hombre también ocupa un lugar entre los árboles.

Durante siglos, Sri Lanka y sus tesoros ocultos

han seducido a los viajeros de todo el mundo.

Y lo que hallaron

fue una tierra donde había florecido una gran civilización.

Y una biodiversidad

que podía rivalizar con la de todo un continente.

Cercada por un océano repleto de vida,

la lucha más feroz por la supervivencia se concentra

en una isla de tan solo 380 km de largo.

Sin embargo, entre sus orillas,

hay un lugar donde esa competición se muestra más intensa si cabe:

los bosques cubiertos de nubes de Sri Lanka.

"Sri Lanka Salvaje".

"Bosque de nubes".

Los bosques de Sri Lanka se elevan por encima del resto del país

como islas en mitad del mar.

Aisladas en estas mesetas boscosas

conviven especies que no existen en ningún otro lugar del mundo.

Un langur de cara púrpura.

Solo se encuentra en Sri Lanka.

Y esta variedad solo vive en las frondosas selvas vírgenes del país.

Raras veces descienden a tierra.

En su lugar prefieren aparearse y alimentarse junto con sus compañeros

en la seguridad relativa de las copas de los árboles.

Las ramas y las enredaderas son un excelente terreno de juego.

A veces los más pequeños se desmadran un poco.

Pero viendo a estos langures de cara púrpura juguetear entre el follaje,

queda claro que su hogar son los árboles.

Recientemente,

los naturalistas del lugar han identificado

a una nueva criatura en el bosque.

También es un langur de cara púrpura

pero de una variedad aún más rara: blanca.

Los naturalistas solo han encontrado 14 grupos

en un rincón diminuto y aislado de la selva virgen.

Podría ser un ejemplo viviente de evolución.

El grado de pigmentación de estos monos varía

entre el moteado y el blanco inmaculado.

Y por lo que parece las hembras cuentan con una baza:

las de pelaje blanco parecen tener más posibilidades de ser escogidas

para aparearse.

Pero ser una dama blanca también tiene desventajas.

Su vistosa apariencia llama la atención de los depredadores

sobre sus crías.

Al ver pasar un águila milana, el miedo se apodera del grupo.

Todo el mundo corre a ponerse a cubierto.

Tanto los grises como los blancos

han logrado zafarse de la amenaza aérea por hoy.

Los monos viven casi permanentemente en los árboles,

evitando a los depredadores lo mejor que pueden.

Solo se aventuran en tierra firme

si la distancia entre dos ramas es demasiado grande.

Y aún así se muestran precavidos.

Y es que en el suelo del bosque se encuentra

el mayor de los depredadores que caza entre estos árboles:

La pitón de Seba.

Con sus 5 m de largo, utiliza su cuerpo para asfixiar a sus víctimas.

Aunque hoy está dando otro uso a sus músculos.

Se enrosca alrededor de su nidada de huevos gigantes para generar calor.

Contrae sus músculos suave y constantemente

para mantenerlos calientes.

Lleva ya varias semanas protegiendo a su nidada.

Pero sus instintos maternos no pueden durar indefinidamente.

En cuanto siente que sus crías están a punto de llegar, se marcha.

Abandonar a sus bebés en un momento tan vulnerable

puede parecer una concepción insólita de la maternidad.

Pero hace ya semanas que no ha probado bocado

y sus instintos maternos

podrían verse superados por sus instintos predatorios.

Si se quedase, devoraría a sus bebés.

Las feromonas liberadas por los huevos

le indican que su trabajo ha concluido.

Ahora tienen que ponerse ellos manos a la obra.

Los bebés emplean un diente de huevo especial

para rasgar el correoso cascarón.

Emergen tímidamente.

Y saborean el aire.

Un día se convertirán en temibles cazadores, capaces de devorar

hasta al depredador más emblemático de Sri Lanka, el leopardo.

Pero, de momento, son vulnerables.

Se despliegan por el suelo boscoso.

Las pitones son animales solitarios,

por lo que la rivalidad entre hermanos comienza temprano.

Cada una de las crías habrá de encontrar su propio territorio

y por lo pronto un escondrijo.

Nadie está a salvo en este bosque.

Un águila culebrera chiíla.

Desde lo alto del follaje escudriña el suelo del bosque.

Emplea una estrategia consistente en armarse de paciencia

y esperar a que aparezca una presa.

Las pitones recién nacidas constituyen un desayuno inmejorable.

Solo un puñado de las serpientes recién nacidas

sobrevivirán hasta hacerse adultas.

Pero las supervivientes triplicarán su longitud

a lo largo de su primer año de vida,

y para cuando hayan terminado de crecer,

estarán entre las serpientes más largas del mundo.

Como todos los seres vivos de estos bosques,

deben pugnar por hacerse un sitio en un espacio limitado.

Las selvas vírgenes de Sri Lanka tan solo ocupan una pequeña porción

de la isla.

Las llanuras de las tierras bajas ocupan 2/3 partes de Sri Lanka,

donde las estaciones marcadas por las sequías

dictan el ritmo de la vida.

Mientras, en la zona montañosa del suroeste de la isla,

las lluvias empapan la tierra durante todo el año.

En estas selvas vírgenes

en las que los animales compiten por unos recursos finitos,

la evolución se ha acelerado.

Las 3/4 partes de la biodiversidad de Sri Lanka se encuentran

en la zona húmeda

y las especies han tenido que adaptarse

para explotar cada centímetro de terreno.

El resultado es una explosión de vida

donde las gemas más coloridas brillan en medio del follaje.

Y donde conviven trapecistas

con artistas del disfraz.

Un lugar donde los petirrojos parecen urracas.

Y las urracas parecen payasos.

La exótica urraca azul de Ceilán.

Para sobrevivir en estos bosques no conviene ser quisquilloso.

Frutas, ranas e insectos forman parte de su menú.

Las orugas son uno de sus platos favoritos.

El problema es que están provistas de unos pelos espinosos

que ahuyentan a la mayoría de las aves.

Sin embargo, estas urracas tienen un ingenioso truco.

Han aprendido que restregándolas contra una rama

se eliminan esos pelitos tan molestos.

Pero esta no está preparando la cena para sí misma,

tiene otro par de bocas a las que dar de comer.

Estos pájaros no existen en ningún otro lugar del mundo,

solo en las selvas vírgenes de Sri Lanka.

Y su insólita forma de criar a sus polluelos es casi igual de única.

Ambos padres crían al polluelo, pero solo la madre incuba los huevos

Este revoloteo frenético es una forma de decirle al padre

que le entregue su última captura.

Lo cual no tiene nada de insólito.

Solo que esta pareja recurre además a otros ayudantes.

Si sus hijos mayores tuvieran polluelos

la situación sería insostenible

en un contexto de lucha encarnizada por los recursos.

Así que los miembros más jóvenes de la nidada

han de esperar su turno para reproducirse.

Todo el mundo colabora para asegurarse

de que la pequeña nidada de este año sobreviva.

Hermanos, hermanas, tías y tíos, todos ayudan a encontrar comida.

Es una manera razonable de criar a un polluelo

cuando el territorio es tan exiguo.

En estos bosques atestados

esta familia parece haber encontrado una forma ingeniosa

de asegurar la supervivencia de cada nueva generación.

Proteger a las crías y garantizar la supervivencia de la especie

no es tarea fácil.

Sobre todo en mitad de una lucha sin tregua por el territorio.

Pero hay una criatura empeñada en luchar para proteger su territorio

sin la menor contemplación.

La hormiga tejedora.

Una sola colonia puede eliminar a millones de víctimas cada año.

Solas, son de las criaturas más diminutas del bosque.

Pero juntas forman uno de sus ejércitos más formidables.

Su capacidad para manipular su entorno les permite

ocupar prácticamente todas y cada una de las partes del bosque:

desde la hojarasca hasta las copas de los árboles.

A la hora de construir sus campamentos,

sus complejas muestras de trabajo en equipo

no tienen parangón en todo el mundo animal.

Agarran las hojas con las patas y las mandíbulas

para trasladarlas juntas.

Esperan pacientemente a que los otros miembros de la colonia

cosan juntas las hojas.

Acercan unas larvas de hormiga a las juntas

y las presionan delicadamente para expulsar un hilillo de seda.

En medio de este vaivén, las hormigas crean un telar viviente

con el que cosen juntas las paredes con una capa de seda.

Creando así un campamento base perfectamente camuflado,

desde el que la colonia puede lanzar sus operaciones de ataque.

Así es como florece una de las sociedades más antiguas

de la naturaleza.

En los bosques de Sri Lanka,

otra antigua civilización se ha tallado su propio nicho:

el hombre.

Las técnicas de supervivencia se han ido transmitiendo

de generación en generación.

Cada día, al amanecer y al atardecer,

corta una fina capa de las flores de esta palmera kitul

para que suelten su savia.

La utilizará para hacer azúcar de palma,

el equivalente en Sri Lanka del azúcar de caña.

Su familia lleva siglos ganándose la vida gracias a los árboles.

Algunos hayan su sustento en los árboles.

Otros han comprendido que los bosques tienen más que ofrecer.

Este es el bosque más sagrado de Sri Lanka.

En el pico boscoso más elevado del norte de la isla,

una antigua orden de monjes ermitaños se dedica a una vida

de soledad absoluta.

Muchas de estas plantas se usaban antes con fines medicinales.

Los monjes solo cogen lo que necesitan de los árboles.

Hoy el bosque ha invadido las ruinas de su hospital ayurvédico

donde muelen las hierbas y plantas que encierran propiedades curativas.

1/4 parte de las plantas de Sri Lanka no se encuentra

en ninguna otra parte del mundo.

Y el 60% de estas solo están presentes en sus selvas vírgenes.

Pero, en sus confines, las especies introducidas más recientemente

se disputan el espacio.

Estos árboles nuevos,

cultivados en ciertas partes de la isla,

producen la fruta arbórea más grande del mundo.

Gracias a ellos, el lorículo de Ceilán puede hincharse a comer.

La jaca es un imán para las criaturas del bosque.

Las ardillas son las siguientes invitadas al festín.

Es un almuerzo consistente rico en nutrientes.

Las frutas más grandes pueden pesar más de 45 kilos.

Así que hay suculenta pulpa para dar y tomar.

Pero estas ardillas no tardan en dar paso a sus primas obesas.

Con su cerca de un metro de largo,

la ardilla gigante de Sri Lanka es una de las más grandes del mundo.

Hasta los gigantes han de aprender a compartir.

Pero no van a poder acaparar el árbol durante mucho tiempo,

ya que andan cerca otros fans de este árbol.

Un grupo de macacos de Sri Lanka decide que ha llegado su turno

y toda la familia se abalanza sobre el árbol.

Se cree que el nombre de jaca es una deformación del término indio chaka,

que significa 'redondo'.

Una propiedad que esta fruta va a dejar de tener enseguida.

Si fue plantada por los humanos

no quedará mucha para cuando llegue el momento de la cosecha.

Más abajo otros se preparan para darse su propio banquete.

Las hormigas tejedoras desfilan con sus presas, unas termitas aladas

en un cortejo de tipo fúnebre.

Una ceremonia con un final macabro.

La vida de estas termitas fue breve,

pero sus cuerpos no serán desaprovechados.

Las hormigas tejedoras son uno de los depredadores más eficaces

del bosque.

Mientras trasladan el cuerpo sin vida de sus presas

se van transmitiendo información,

para asegurarse de que sus tropas trabajan con despiadada eficacia.

Esta hormiga parece perdida,

como si no le hubiera llegado la circular de la colonia.

Sin embargo, las apariencias pueden ser engañosas.

No es una hormiga,

sino una araña que imita a la perfección

la morfología de estas hormigas.

Dos de sus patas delanteras están disfrazadas de antenas

y tienen unos parches negros que imitan los ojos de hormiga

y distraen la atención de los suyos propios.

Un disfraz perfectamente diseñado.

Por comparación, este macho parece un tanto torpe.

Parece estar cargando con una hormiga de menor tamaño

con las fauces.

En realidad es un detalle letal de su disfraz,

una máscara con la que cubre sus colmillos, alargados como espadas,

y que son cruciales para luchar con sus rivales.

La apuesta es elevada,

el premio es el derecho a aparearse con una hembra.

Tras concluir la batalla cierra las mandíbulas

y vuelve a fingir que es una hormiga.

Está encantado de medirse con alguien de su tamaño,

pero necesita ponerse su disfraz

para evitar tener que vérselas con una criatura aún más peligrosa.

Una araña saltarina acecha en el suelo forestal.

Mide menos que una moneda pequeña

y no es lo bastante temeraria como para enfrentarse a un ejército.

Además no le interesan las hormigas.

A veces el menú se compone de insectos,

pero, en este mundo, algunas arañas también se alimentan de arañas.

Lo que significa que el disfraz puede ser una buena inversión.

Esto permite a los usurpadores concentrarse en otros asuntos.

Tras derrotar a su rival, el macho puede aparearse.

Emplea unas piezas bucales especiales,

adaptadas para fertilizar los huevos de la hembra.

En este mundo cruel donde la araña grande se come a la chica

la lucha por la supervivencia ha sido el motor

de la evolución extrema

que caracteriza a los bosques de Sri Lanka.

Un rumor lejano anuncia las lluvias.

Es la esencia de las selvas vírgenes

lo que les da la vida.

Las selvas vírgenes de Sri Lanka

solo pueden prosperar en este clima cálido y húmedo.

Cada año la parte más húmeda de la isla se inunda

con un máximo de 5 metros de precipitaciones.

La humedad asciende de la tierra bajo el sol abrasador

casi tan rápido como el agua de lluvia.

Todos los días se condensa formando grandes nubes

que danzan entre el follaje,

listas, una vez más, para romper a llover.

Pero si ascendemos aún más en su corazón montañoso

descubrimos otro tipo de bosque, aún más asombroso.

Los bosques de nubes están ocultos en las tierras altas de Sri Lanka.

Aquí las temperaturas son más bajas.

En diciembre y enero las colinas se cubren de escarcha

y las temperaturas pueden descender bajo cero.

El movimiento ascendente del aire frío se condensa

para formar una compacta niebla.

Los árboles, encorvados como ancianos, nudosos y raquíticos,

están cubiertos de una capa de humedad casi permanente.

Sus ramas retorcidas están tapizadas de epífitas,

es decir, de plantas que se aferran a los árboles como los musgos,

los líquenes y las orquídeas.

Absorben la humedad de la niebla circundante para empapar sus tejidos

multiplicando en ocasiones su peso seco por 400

antes de deshacerse del agua sobrante en la tierra.

Este mundo anegado es pobre en nutrientes

y nadie puede permitirse echar nada a perder.

La falta de nitrógeno en el suelo ha forzado a algunas plantas

a alcanzar alturas extraordinarias para sobrevivir.

Cubierto de pelos diminutos,

con un fluido denso y pegajoso en sus puntas,

el rocío del sol captura a su presa en el viento.

Del mismo modo en que la araña teje su telaraña

para atrapar a los insectos.

Cuanto más se debaten, más les cuesta despegarse.

Replegándose para asegurarse de la derrota de su víctima,

el rocío del sol digiere los tejidos del insecto

y los valiosos nutrientes que contiene.

En los bosques de nubes de Sri Lanka

ha crecido un ejército de especialistas.

Las lombrices se ahogarían en el suelo anegado,

así que en su lugar desfila una legión de milpiés,

devorando la materia en descomposición a su paso.

En estos bosques cada cual tiene su propia técnica para sobrevivir.

Con todos ustedes, la rana de Kirthisinghe de rock,

un rarísimo anfibio que solo se encuentra en Sri Lanka

y más concretamente en sus picos montañosos.

Su insólito cuerpo aplastado se camufla perfectamente

en la superficie rocosa de su entorno,

ayudándole a sobrevivir en los arroyos de poca profundidad

de las montañas.

Es un rasgo de familia que ya está presente en las crías.

Estos renacuajos están perfectamente adaptados

para vivir en la superficie de las rocas.

Al igual que este cangrejo de agua dulce.

Vive a 1500 metros de altura por encima del nivel del mar

y es una de las 4 especies de cangrejos

que solo existen en Sri Lanka.

Un laboratorio natural de experimentación evolutiva,

donde durante millones de años

las especies han evolucionado en total aislamiento.

Como este anciano arborícola.

Un mono descansa en una rama.

Su largo pelaje está especialmente adaptado para ayudarle a soportar

los climas más fríos.

Es una variedad de langur de cara púrpura,

como sus primos grises y blancos que viven en las pendientes montañosas.

Pero él está adaptado al frío y la humedad,

aunque un pelaje tan tupido requiere un poco de mantenimiento.

Este bebé nació hace 2 meses, en torno al día más frío del año.

Ahora tiene el pelaje tieso, pero se volverá más lacio con la edad.

Gracias a este tupido pelaje

ha podido sobrevivir a la estación más fría del año

y tiene la ventaja añadida de pertenecer a un grupo de monos

que ha inventado un truco para hacer su vida un poco más llevadera.

Todas las mañanas se dirigen a uno de los jardines botánicos

más elevados de Sri Lanka.

No hay depredadores a la vista

y es el lugar perfecto para atiborrarse de plantas exóticas

como esta mimosa.

Son como niños en una tienda de golosinas,

hinchándose a chucherías de vivos colores.

Pero, contrariamente a su dieta, su futuro es más bien negro.

Según algunos científicos,

muchos de los primates de Sri Lanka podrían desaparecer

en los próximos 20 años.

Su extinción pondría un triste punto final a una historia

que comenzó hace 300 años.

En el siglo XVII, los británicos llegaron a estos bosques.

Durante casi 200 años gobernaron esta isla

y talaron los árboles para hacer plantaciones

de una planta recién importada:

el café.

Pero lo que cosechan hoy en estas colinas no es café.

Una desastrosa plaga arrasó con la incipiente industria del café

en Sri Lanka

y los británicos decidieron cultivar en su lugar otra planta importada:

el té.

Al cabo de una década,

el té de Ceilán era famoso en el mundo entero.

Pero su expansión supuso reducir los bosques

a fragmentos cada vez más aislados, islas dentro de una isla.

Ciertas especies que no existían en ningún otro lugar del mundo

quedaron aisladas del resto de Sri Lanka.

Al caer la noche sobre los bosques supervivientes de Sri Lanka,

el cielo proyecta una red de estrellas sobre los árboles.

Arañas, puercoespines y murciélagos emergen de la oscuridad

a la tenue luz de las estrellas.

Una nueva familia de criaturas que compiten por los mismos recursos

que sus vecinos diurnos.

Una aparición espectral.

Antiguamente Sri Lanka debía de estar llena de extrañas criaturas

como esta,

uno de los primates más antiguos del mundo:

el loris esbelto gris.

Al menguar su hábitat forestal, también ha disminuido su presencia.

Este macho vive en el corazón de los bosques monzónicos

de las llanuras del país.

Pero sus primos de las montañas se encuentran al borde de la extinción.

Esta noche solo piensa en su propia supervivencia

y se dispone a buscar las frutas más maduras del bosque.

Utiliza sus larguiruchos miembros,

dotados de manos y pies adaptados al entorno,

para moverse entre las endebles ramas.

Un depredador tan hábil como goloso,

cuyos gustos van más allá de las frutas.

Lo ha conseguido, una jugosa libélula.

Tras la cena toca atender a otros asuntos más apremiantes.

Espía a una hembra a través de las ramas.

La pareja vuelve a intimar.

Intercambian lametones y aromas.

Se ha observado que los machos comparten territorio,

mientras que las hembras son más posesivas.

Tras su breve encuentro la hembra deposita su orina en una rama

dejando un mensaje inequívoco: este territorio es suyo.

La luna llena sigue iluminando el cielo nocturno,

sus rayos obligan a la flor dama de noche a desvelar su frágil belleza.

Es una de las pocas plantas del mundo que florece de noche.

En el bosque iluminado por los primeros rayos del sol

son las plantas y árboles diurnos quienes han de luchar ahora

por su propia subsistencia.

El canto del bulbul negro anuncia un nuevo día.

En una rendija de luz diurna,

una semilla se deja caer de entre el follaje

con la esperanza de germinar en el suelo forestal.

Otras dan vueltas en la brisa.

Su caída prolongada les brinda una oportunidad

para alejarse del árbol paterno.

Giran y planean por el bosque como aspas de helicóptero.

Cuanto más lejos viajen

más posibilidades tendrán de hallar un sitio donde enraizarse.

Los animales no son los únicos que compiten aquí.

Las plantas también se disputan el espacio y la luz.

Son los supervivientes del bosque.

En el suelo forestal, las plantas más jóvenes y frágiles

aprovechan la poca luz que les llega.

El comienzo de un largo viaje a las alturas.

Solo unos pocos elegidos cobrarán unas dimensiones tan gigantescas.

Pero muchos árboles no pueden usar el viento para esparcir sus semillas

y por ello deben contar con los animales para dispersarlas.

Con sus alas de cerca de un metro de ancho

estos murciélagos de la fruta son unos pilotos raudos y poderosos.

Son los murciélagos más grandes del planeta.

Cada mañana, estas criaturas nocturnas se apiñan

en la seguridad de los árboles más altos del bosque.

También se les conoce como 'zorros voladores'

por sus rostros de hocicos afilados.

Las garras están adaptadas para sostener el peso de estas criaturas.

De día no hay gran cosa que hacer, salvo quizá refrescarse un poco

si el calor se vuelve demasiado insoportable.

Se cuelgan de las ramas como extrañas frutas oscuras.

Cada madre dará a luz una vez al año.

La cría dependerá completamente de ella durante sus primeros meses.

Cada nueva vida trae una nueva esperanza a estos bosques.

Estos murciélagos son los conserjes de los árboles.

Por la noche abandonan su percha en busca de frutas y néctar.

Al hacer esto

desempeñan sin darse cuenta una de las funciones más vitales

para el ecosistema de las selvas vírgenes.

En estos bosques fragmentados y dispersos

los murciélagos de la fruta son las únicas criaturas

capaces de llevar semillas grandes de una porción de terreno a otra,

ayudando así al bosque a regenerarse.

Volando de un rincón remoto a otro

transportan un mensaje de supervivencia.

Hoy los científicos creen que los murciélagos son fundamentales

para que los bosques recobren su estado primitivo.

Cada noche, sin que lo sepan los habitantes humanos de la isla,

los murciélagos mantienen los bosques con vida.

Si desaparecieran,

también dejaría de existir la diversidad de estos bosques.

Estos bosques han acompañado al hombre durante siglos.

El respeto de Sri Lanka por el mundo natural

ha permitido una convivencia pacífica entre el hombre y el bosque

Aunque, a veces, este le reclame lo que un día fue suyo.

Hoy su fauna ha de competir con los humanos

por el espacio y los recursos.

Pero mucho antes de que el ecologismo se pusiera de moda

en Occidente,

la antigua Sri Lanka

ya había designado lugares para venerar a la naturaleza.

Y así, en este mundo moderno y fracturado,

las personas no deben ser vistas como una amenaza,

sino como una oportunidad para restaurar el antiguo equilibrio

La naturaleza no necesita acaparar cada rincón de Sri Lanka.

Pero viendo lo atestadas que están estas junglas

de maravillosas criaturas,

está claro que no pueden sobrevivir con menos espacio.

Subtitulado realizado por Jorge Luis Hernando Méndez.

Grandes documentales - Sri Lanka salvaje: El bosque de nubes

49:39 11 feb 2019

Los bosques de Sri lanka ocultan una encarnizada lucha por la vida, tanto animal como vegetal. Cada nivel de los árboles, desde el suelo hasta la copa, es un reino aparte, con sus especies particulares, que no viven en ninguna otra parte del mundo.

Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2019.

Histórico de emisiones:
15/11/2016
11/05/2017

Los bosques de Sri lanka ocultan una encarnizada lucha por la vida, tanto animal como vegetal. Cada nivel de los árboles, desde el suelo hasta la copa, es un reino aparte, con sus especies particulares, que no viven en ninguna otra parte del mundo.

Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2019.

Histórico de emisiones:
15/11/2016
11/05/2017

ver más sobre "Grandes documentales - Sri Lanka salvaje: El bosque de nubes" ver menos sobre "Grandes documentales - Sri Lanka salvaje: El bosque de nubes"

Los últimos 22 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 58:35 ayer La nueva aventura de Michael discurre a través de los dominios del antiguo Imperio Austro-húngaro. El viaje comienza en Viena para dirigirse al sur por el impresionante paso de Semmering, visitará Graz y cruzará Eslovenia y los últimos 100 km. Contenido disponible hasta el 22 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 29/04/2016 14/01/2017 21/07/2017 09/02/2018 30/03/2018

  • 51:09 ayer En este episodio conoceremos las regiones de Chugoku y Shikoku empezando por Hiroshima, una ciudad marcada por el recuerdo de la explosión atómica durante la Segunda Guerra Mundial. Seguiremos conociendo el mar de Seto, con sus más de mil islas e islotes para llegar a la isla de Shikoku. Contenido disponible hasta el 22 de febrero de 2019.

  • 49:36 pasado jueves La primavera en Europa presenta múltiples facetas. Desde las llanuras a las montañas, desde tierra adentro a la orilla del mar o desde las montañas a las llanuras, la primavera en los países mediterráneos presenta aspectos muy diferentes que hablan de la inmensa variedad natural de Europa. Contenido disponible hasta el 21 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 18/07/2016 21/02/2017

  • 49:39 pasado jueves La Taiga es el bosque más grande de la Tierra; tan sólo los animales más resistentes consiguen sobrevivir a su brutal invierno. Pero, cuando llega el verano, este bosque se inunda de vida; se vive una carrera por alimentarse en la corta estación de la abundancia antes de que el invierno vuelva. Contenido disponible hasta el 21 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 01/04/2014 26/01/2015 16/07/2015 18/02/2016 11/08/2016 27/12/2016

  • Elefantes fugitivos

    Elefantes fugitivos

    49:40 pasado miércoles

    49:40 pasado miércoles Documental que muestra la posición de cada uno de los ejemplares de elefante en una manada y cuál es el papel de las hembras en una sociedad profundamente matriarcal. Veremos cómo el agua es el factor principal que rige los movimientos de estos grandes mamíferos. Contenido disponible hasta el 20 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 30/01/2013 25/07/2013 04/07/2016 13/10/2016

  • 49:39 pasado miércoles Este episodio sigue un año en el Círculo Polar Ártico donde la vida se entrelaza con las estaciones. La supervivencia es una batalla contra los elementos más salvajes del planeta; los animales más resistentes del planeta logran sobrevivir encima y debajo de la capa de hielo. Contenido disponible hasta el 20 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 31/03/2014 22/01/2015 15/07/2015 04/02/2016 10/08/2016 26/12/2016

  • 49:39 pasado martes Grandes corrientes oceánicas atraen a muchos seres marinos. Sri Lanka se encuentra en el océano Índico, en un cruce de caminos oceánicos. Además, los dos monzones consiguen que al mar lleguen restos y sales minerales arrastrados por los ríos, dotándolo de riqueza. Contenido disponible hasta el 19 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 16/11/2016 15/05/2017

  • 47:59 pasado martes Hermosas playas, flamenco y deslumbrantes monumentos, sólo es una cara de la diversidad de España con una espectacular vida salvaje. Desde la Reserva Natural de la Laguna de Fuente de Piedra, llena de flamencos, que parecen bailar al son de su música, hasta Extremadura. Contenido disponible hasta el 19 de febrero de 2019.

  • 49:39 pasado lunes Los bosques de Sri lanka ocultan una encarnizada lucha por la vida, tanto animal como vegetal. Cada nivel de los árboles, desde el suelo hasta la copa, es un reino aparte, con sus especies particulares, que no viven en ninguna otra parte del mundo. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2019. Histórico de emisiones: 15/11/2016 11/05/2017

  • 49:39 pasado lunes Del País Vasco a Galicia: Ésta es la zona del norte de España. La cordillera Cantábrica es hábitat de alrededor de 140 osos pardos del Cantábrico. Sobre el límite del bosque está la costa cántabra. Comparten su hábitat el trepador de colores, la salamandra asturiana y ciervos rojos. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2019.

  • 3:04 03 oct 2016 Descubre el mundo oculto y desconocido de la selva. Un mundo rara vez visitado por el hombre, un submundo de amenazas ocultas llenas de criaturas que se mueven por el suelo selvático, por las ramas de los árboles, que vuelan por el cielo... ¿Qué pasa cuando la cobra blanqui-negra tiene hambre?  descúbrelo en "Velocidad mortal, un submundo oculto"

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 2:06 29 ene 2016 'Criaturas de Luz' nos acerca al fenómeno de la bioluminiscencia, una cualidad adquirida por determinados seres vivos, especialmente los animales acuáticos en las profundidades marinas, tras millones de años de evolución, y nos explicará los usos que esta podría tener para el ser humano

  • 1:20 11 nov 2015 Depende del lugar del mundo, comer con las manos, es signo de buena o mala educación. Los expertos afirman con razón que comer con cubiertos “es un proceso de refinamiento que nos aleja de la naturalidad y nos acerca a la tecnología.” En los animales sería más bien al contrario, parece que los más refinados e inteligentes son capaces de coger y manipular los alimentos para comerlos. Casi todos los grupos animales cuentan con algún experto en comer con las manos.

  • 1:43 10 nov 2015 Las dietas de los animales son muy variadas pero las bebidas se limitan solo a una: ... el agua... Otro problema es cómo conseguirla, porque no siempre resulta fácil dar un trago refrescante. El agua puede estar incluida en el alimento, puede estar sólida, llegar en forma de nube o vapor o aparecer fugazmente en algunos lugares, convocando a miles de gargantas sedientas que llegan desde todas partes.

  • 2:12 10 nov 2015 En algunas latitudes, antes de que llegue el invierno, la naturaleza parece entrar en una especie de frenesí nutritivo en la que muchas plantas, árboles y arbustos dan sus mejores frutos. Es una época de abundancia: frutos carnosos, jugosos y sabrosos engordan y maduran para que los disfruten los paladares más golosos. No hay tiempo que perder; muchos de estos frutos tienen fecha de caducidad y no conviene dejarlos pasar.

  • 1:28 10 nov 2015 Se podría decir que el mundo es como un delicatessen gigante. Algunos alimentos son más barato y están al alcance de todos. Hierbas, las hojas de los árboles o las algas marinas son devorados por miles de especies y millones de personas todos los días ... La naturaleza produce algunos alimentos que sólo se pueden comer unos pocos días al año y estos son muy codiciados. Otras comidas se ocultan bajo tierra y se necesita un gran esfuerzo para llegar a ellos; algunos están ocultos bajo el mar, en la pantalla del escaparate colorido de los arrecifes de coral.

  • 2:33 05 nov 2015 La 2 estrena 'Menús salvajes', una serie documental de producción española, que nos muestra el gran restaurante de alta cocina que es la naturaleza. La serie documental nos acerca a través de 26 capítulos las costumbres culinarias de los animales para descubrir facetas sorprendentes de su comportamiento y de su ecología. Cada tarde dos capítulos en Grandes documentales, en La 2.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

  • 00:23 31 ene 2014 El 3 de febrero llega a La 2 'Africa', una serie de la BBC dirigida por David Attenborough que nos invita a descubrir los nunca visto del continente más asombroso. De lunes a jueves a las 16.00 h

Mostrando 1 de 2 Ver más