Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

4259519 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
Para todos los públicos Grandes documentales - El río del cielo - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

El nuestro es un planeta azul.

Sin agua no habría vida.

Vamos a seguir el curso del agua para ser testigos

de cómo enriquece todo un país a su paso.

Nuestra aventura comienza en el Atlántico.

Aquí, el agua proporciona un hogar a incontables criaturas,

grandes y pequeñas.

Pero el agua también puede adoptar otras formas:

podemos verla como nubes, niebla, ríos o lagos,

y en el mar existe como innumerables trillones de trillones de moléculas.

Pero ¿cómo escapan del océano a la atmósfera?

Las olas lanzan agua al aire.

Y aquí comienza su gran viaje.

El agua en suspensión se evapora y se eleva para formar las nubes.

El viento empuja las nubes en dirección oeste,

hacia el continente Sudamericano y la costa de Brasil.

Pero su viaje no termina en la costa,

en realidad, no ha hecho más que empezar.

Las nubes cargadas de humedad avanzan hacia el corazón del país.

Estas nubes llevan tal cantidad de agua, que se comportan como un río,

fluyen por encima de nuestras cabezas, son...

EL RÍO DEL CIELO

Nuestras nubes viajan hacia el oeste sobrevolando el Atlántico.

El primer obstáculo con el que se encuentran son

las islas que anuncian la costa de Brasil.

Estos islotes rocosos hacen que el aire caliente ascienda.

Cuando llega a cierta altura, se enfría y se condensa

en pequeñas gotas de agua que se unen para formar gotas mayores,

hasta que finalmente, caen.

El agua en forma de lluvia casi siempre genera vida, pero no aquí.

Los alcatraces pardos anidan en estas islas desiertas.

La lluvia enfría a los pollos que aún no tienen plumas.

Su progenitor no se inmuta,

ajeno al peligro o incapaz de reconocerlo.

Los ejemplares adolescentes y los pollos algo más mayores

tienen más posibilidades de sobrevivir.

Al menos están protegidos por su plumaje.

Por fin, las nubes abandonan las islas.

Empujadas por el viento del oeste, avanzan hacia el continente.

De camino, captan más agua del mar.

A primera vista, la costa parece un desierto.

Pero aquí hay vida.

Un armadillo excava su nuevo hogar en la arena.

Detecta en el aire la proximidad de las lluvias.

Nuestras nubes llegan procedentes del Atlántico.

El paisaje se transforma.

Aparecen lagos donde antes solo había arena reseca.

Esta vez la lluvia sí trae vida; vida que surge por todas partes.

Extrañas criaturas emergen de la arena

donde han aguardado durante meses la llegada de estas precipitaciones.

Saben que es el momento de salir en busca del agua.

Deben apresurarse.

Esta preciada humedad no tardará en evaporarse

y con ella, todos los lagos.

Las tortugas y los sapos llegan al agua.

Y allí se encuentran con numerosos bancos de peces,

en lagos que ni siquiera existían hace tan solo unos días.

Cómo llegaron aquí y cómo sobreviven entre tormenta y tormenta

sigue siendo un misterio.

Los animales de estas extrañas dunas costeras

no tienen mucho tiempo para criar

antes de que el agua se evapore de nuevo y regrese al cielo.

Las nubes llenas de humedad siguen su camino tierra adentro.

Nuestras gotas de agua se dirigen hacia el oeste,

a uno de los bosques tropicales más extensos del planeta.

La selva del Amazonas se extiende

por más de cinco millones de kilómetros cuadrados

y es de vital importancia para el "Río del cielo".

Todas las mañanas,

el dióxido de carbono y el agua expulsada por los árboles

forman una densa niebla que asciende para unirse al agua del Atlántico.

Es el sol tropical quien dirige este intercambio

y proporciona la energía necesaria para que los árboles crezcan,

produzcan hojas, flores y frutos.

Y esta prodigiosa productividad es la base de la vida en la selva.

Muchas especies animales

se benefician directamente de los frutos.

Otros lo hacen de un modo más indirecto,

pero toda la vida de la Amazonía

depende en última instancia de los árboles y el agua que los alimenta.

Todas las mañanas, cuando se levanta la niebla,

los monos aulladores proclaman a gritos los límites de su territorio.

Pero tanto jaleo atrae sobre ellos la atención de un gran depredador.

El águila harpía es la rapaz más fuerte del mundo

y caza con gran habilidad entre las copas de los árboles.

Los frutos y las hojas que alimentaron al mono

ahora pasarán a formar parte de los músculos del águila.

El agua y la luz del sol favorecen

el crecimiento de una vegetación exuberante.

Muchas plantas del Amazonas protegen sus preciadas hojas

haciendo que su sabor sea desagradable para los herbívoros,

como el perezoso.

La madre utiliza el olfato para encontrar las hojas comestibles.

Y su cría aprende imitándola.

Entre plantas y animales se libra una silenciosa batalla

en la que ambos pretenden llevar la delantera.

La estrategia del perezoso es vivir a cámara lenta.

Otros habitantes de la selva no comen las amargas hojas.

En su lugar, se las llevan para procesarlas,

como estas hormigas podadoras.

Un tipo de hormiga obrera corta las hojas

en varios pedazos del tamaño adecuado para su transporte.

Sus poderosas mandíbulas vibran mil veces por segundo.

Otro tipo de obrera lleva los pedazos al hormiguero

siguiendo una autopista delimitada por señales olorosas.

Las hormigas almacenan las hojas en diferentes cámaras

donde otra clase de obrera las mastica.

Todo este trabajo altamente especializado

sirve para cultivar un hongo...

y es él, y no las hojas, lo que alimenta a toda la colonia.

Por la tarde, el agua que se elevó al cielo en forma de niebla,

ya ha formado densas nubes.

Ahora vuelve al suelo de la selva.

Gota a gota.

Esto es reciclaje natural,

ya que más de la mitad del agua de lluvia

procede de los propios árboles,

que la expulsaron por sus hojas esa misma mañana.

El chaparrón diario no sorprende al águila harpía y su aguilucho.

La selva crea su propio ciclo de precipitaciones.

Pero no todos los habitantes se benefician de él.

Cada gota es como un mísil para las hormigas podadoras.

La implacable lluvia borra el rastro oloroso del camino

y atrae a un cazador de apetito voraz.

Pero lo que es una catástrofe para una criatura,

supone un golpe de suerte para otra.

Hace unos días, una hembra de rana punta de flecha

puso sus huevos sobre unas hojas húmedas.

El macho los vigila.

En cuanto los huevos eclosionan,

el padre traslada a los renacuajos, uno a uno, sobre su espalda.

La rana lleva a su progenie a una nuez del Brasil,

donde la lluvia ha formado una diminuta charca.

En esta guardería privada

el renacuajo estará a salvo durante los dos meses

que tardará en convertirse en una rana adulta.

El ciclo diario de sol y evaporación por la mañana, y lluvia por la tarde

se repite durante meses.

Y el aire caliente que se eleva, atrae más nubes del Atlántico,

aumentando todavía más la humedad en el Amazonas.

Llega tanta agua, que los ríos se desbordan e inundan la selva.

Y de repente se convierte en un mundo acuático.

Las ramas donde hace poco se posaban los pájaros para picotear fruta.

Ahora se encuentran a diez metros de profundidad

y proporcionan cobijo a otras criaturas.

Los delfines de río,

se adentran en la selva para cazar entre los árboles.

El mundo ha cambiado drásticamente

y algunas criaturas tardan en reaccionar.

A pesar de las inundaciones,

esta madre sigue moviéndose de árbol en árbol

para acceder a las hojas comestibles

Y debe mantener la cabeza de su cría por encima del agua.

Afortunadamente, los perezosos son buenos nadadores.

Aunque un poco lentos.

Madre y cría apenas asoman la cabeza.

Por fin están a salvo, aunque empapados y algo desaliñados.

La selva permanece sumergida durante meses

y las plantas y los animales deben adaptarse a las nuevas condiciones.

Las semillas no caen a tierra, sino al agua,

donde los peces las esperan.

El tambaquí recorre la selva en busca de frutos y semillas.

Son los peces, y no las aves,

los que dispersan las semillas en esta parte de la selva.

Día tras día, la selva del Amazonas exhala vapor de agua

con el que alimenta a las nubes.

Y a una escala que resulta difícil de concebir.

Hay más de 400 mil millones de árboles,

y cada uno expulsa unos 1.000 litros de agua al día.

Se calcula que unos 20 mil millones de toneladas de agua

flotan sobre el Amazonas todos los días.

Y pronto ese agua comenzará a fluir.

Sin embargo, a 1.000 kilómetros al sureste del Amazonas

se extiende un mundo árido.

El "río del cielo" no pasa por aquí.

Estamos en la Caatinga,

una región que con frecuencia sufre años de sequía.

Los árboles de los cañones tienen unas raíces muy profundas,

lo que les permite acceder al agua durante un tiempo.

Los monos capuchinos son unos supervivientes;

auténticos maestros en el arte de subsistir

en una tierra despiadada y hostil.

El agua escasea y la poca que hay se oculta en el fondo del cañón.

Los monos deben descender por los traicioneros acantilados.

Cada gota es preciosa.

El peligroso descenso ha merecido la pena.

Los monos capuchinos comparten este duro hábitat

con el kerodon rupestris o mocó.

Este animal solo se encuentra en la Caatinga.

En aquellos lugares donde las raíces alcanzan el agua subterránea,

los árboles conservan sus hojas.

Pero la mayoría ya ha perdido todo el follaje.

El mocó es un animal muy resistente

y en épocas de sequía logra sobrevivir,

masticando la corteza de los árboles.

En la Caatinga, los animales han desarrollado diferentes estrategias

para soportar el calor y la escasez de agua.

Los monos capuchinos recurren al fruto de la palma,

un alimento de alto valor nutritivo.

Pero tienen que romper la dura cáscara para llegar hasta la pulpa.

Y saben cómo hacerlo.

Aunque algunos jóvenes aún tienen que depurar su técnica.

A veces el aprendizaje resulta doloroso.

Pero aprenden de sus errores y poco a poco, acaban consiguiéndolo.

A veces no se rompe a la primera.

Pero no hay que dejar de intentarlo.

¡Bien hecho!

Tras años de sufrimiento, parece que hay razones para la esperanza.

Un sonido recorre la tierra,

un murmullo que hace mucho que no se oía por aquí:

el de la lluvia golpeando las piedras calientes.

El agua salvará a los árboles y con ellos al mocó.

De repente hay agua por todas partes .

En solo unos días, la dura Caatinga reacciona.

Y se produce la transformación.

Durante un corto periodo de tiempo, esta tierra será verde y acogedora.

Pero la sequía regresará,

ya que la Caatinga queda lejos del área de influencia de las nubes

que se acumulan sobre el Amazonas, al norte.

Aquí, la selva sigue bombeando

miles de millones de toneladas de agua a la atmósfera.

Pero entonces, algo importante sucede,

el viento comienza a virar hacia el sur.

Las nubes, cargadas de agua, avanzan al interior seco de Brasil.

Veinte mil millones de toneladas de agua,

más de lo que el poderoso río Amazonas

descarga en el Atlántico todos los días,

llega a las tierras del interior.

El río del cielo.

Las plantas y los animales de la sabana tropical del Cerrado

llevan meses esperando las lluvias.

Estas llanuras son el hogar de algunos animales bastante extraños.

Y uno de los más peculiares es el oso hormiguero gigante.

El oso hormiguero es un especialista

solo se alimenta de hormigas y termitas.

Las duras paredes de estas estructuras

protegen a las colonias de insectos de la mayoría de los invasores.

Pero no del oso hormiguero.

Sus fuertes patas delanteras cuentan con garras sorprendentemente largas.

No hay termitero que resista un ataque semejante.

Una vez derribadas las paredes exteriores,

no hay escapatoria posible.

La pegajosa lengua del oso llega hasta los túneles más profundos.

Un oso hormiguero puede comer hasta 30.000 termitas en un día,

pero no de un solo termitero.

Las termitas soldado están bien armadas

y defenderán la colonia de cualquier atacante,

por grande que sea.

Cuando las agresivas termitas le muerden la lengua,

el oso hormiguero sabe que es hora de irse.

Las termitas reparan rápidamente los daños en su fortaleza.

No descansarán hasta que la estructura sea de nuevo segura.

Mientras que las termitas disfrutan de una agradable temperatura

en su hogar con aire acondicionado,

fuera, el calor es sofocante.

"El río del cielo" se acerca

y en la sabana comienzan a concentrarse nubes,

señal de que se avecinan cambios refrescantes.

Las nubes de tormenta se forman durante la noche,

pero al principio se escuchan truenos.

Esta hembra de oso hormiguero intenta descansar un poco,

pero parece que ni los truenos ni su juguetona cría

se lo van a permitir.

Utiliza su cola como manta para calmarla.

Pero a pesar de sus empeños, a la cría solo le apetece jugar.

La madre necesita recuperar el control de la situación rápidamente.

Por la mañana no hay ni rastro de las nubes.

Pero entonces entra otro frente

y este sí forma parte del gran "río del cielo".

Esta es el agua procedente del Océano Atlántico

que luego se recicló una y otra vez en el Amazonas.

Ahora cae como lluvia, durante semanas, sobre el Cerrado.

Los animales disfrutan de este refrescante aguacero,

bueno, puede que no todos.

Para algunos, ha llegado el momento de descansar,

para otros, la lluvia trae consigo una oportunidad

que solo se presenta una vez al año.

Las termitas reinas y reyes,

alzan el vuelo al inicio de la estación húmeda.

Necesitan que la lluvia ablande la tierra

para iniciar la construcción de nuevas colonias.

Los búhos engordan con los saltamontes

que a su vez se han alimentado en la exuberante hierba.

Cae la noche bajo las pesadas nubes del "río del cielo".

Y comienza un mágico espectáculo de luces.

El resplandor procede de las larvas de los escarabajos

que viven en las paredes de los termiteros.

Estas criaturas producen su propia luz por una razón más bien oscura.

Son como sirenas.

Su fulgor atrae a otros insectos.

Seducido por la luz, un incauto cae en la trampa mortal de la larva.

Bajo el manto de la oscuridad, el agua pasa de lluvia a niebla,

y luego, con el calor de la mañana, regresa a las nubes.

El aire húmedo se mezcla con el "río del cielo"

que sigue fluyendo hacia el sur,

transportando el agua reciclada del Amazonas y el Atlántico.

La sierra de Bodoquena obliga a las nubes a coger altura,

provocando nuevas lluvias.

El agua se filtra al interior de la cadena montañosa.

Para reaparecer a cientos de kilómetros de distancia

como un manantial, en un río de aguas cristalinas.

Estos ríos alimentados por manantiales

son un paraíso para muchas especies de peces.

El piraputanga mira hacia arriba,

a los árboles que se mecen sobre el agua.

Se necesita mucha energía para alcanzar tanta altura

y solo se consigue un pedazo de fruta.

Pero hay una opción más sencilla.

A los monos capuchinos les gusta comer en los árboles.

Y a los peces les gusta tener controlados a los monos.

Allá donde van los monos, los peces los siguen.

Los monos disfrutan de los higos, pero no tienen muy buenos modales.

Las sobras acaban en el río.

Y son devoradas con avidez por los piraputangas.

Los ríos que se alimentan del agua procedente de la sierra de Bodoquena

fluyen hacia la llanura aluvial tropical más grande del mundo,

el Pantanal.

El Pantanal es un laberinto de lagos y ríos.

Todos los años esta región se inunda y se seca.

Los animales que viven aquí deben adaptarse a los cambios constantes.

Los pantanos son el hogar del caimán.

Y del jaguar.

Ambos son depredadores.

Lo que les convertiría en adversarios.

Pero los caimanes no buscan pelea.

Están más interesados en otra cosa...

El imponente espectáculo del macho tiene un único objetivo:

impresionar a las hembras.

El Pantanal es enorme: tiene diez veces la extensión de los Everglades

Y allá donde se mire, el agua es el elemento definitorio.

En este laberinto de lagos, ríos e islas,

la vida de los animales viene dictada

por la subida y la bajada del nivel del agua.

Cuando el agua inunda las llanuras,

los peces aparecen rápidamente para alimentarse

y desovar entre la hierba sumergida.

El guacamayo jacinto, el más grande del mundo,

también cría al ritmo del agua.

Para los jaguares, la reproducción depende más del azar.

El olor de una hembra atrae al macho.

Pero para el felino más fuerte de las Américas,

el cortejo no está exento de peligros.

Mientras el guacamayo expresa su amor eterno...

El caimán y el jaguar intentan impresionar

con demostraciones de fuerza.

En el caso del jaguar, hay tensión y agresividad.

Pero entre los caimanes,

todo resulta sorprendentemente tierno.

Los ríos y lagos del Pantanal son el hogar de otro gran depredador,

la nutria gigante.

A diferencia del caimán y el jaguar,

las nutrias son animales muy sociables.

Viven en grandes grupos familiares,

donde los hermanos mayores ayudan a criar a los más pequeños.

Las nutrias adultas son expertas nadadoras,

pero las crías tienen que aprender.

Y al principio les cuesta.

Con la ayuda de sus hermanos y hermanas,

esta cría parece que comienza a pillarle el truco.

¡Bueno, puede que aún no!

Habrá que practicar más.

A la pequeña nutria aún le quedan unas cuentas lecciones

para convertirse en una experta nadadora.

De momento solo puede observar,

pero con el tiempo atrapará los peces del Pantanal,

con la misma habilidad que sus hermanos mayores.

El "río del cielo" está ya muy lejos del Amazonas.

En su camino, ha regado el Cerrado y enriquecido el Pantanal.

Ahora el gran río vira al este, hacia las montañas costeras.

Aquí el agua cae sobre un bosque más antiguo que el Amazonas,

la mata atlántica.

La lluvia crea charcas

que acaban convirtiéndose en innumerables regatos.

Los riachuelos desembocan en arroyos que corren montaña abajo

y se unen para formar ríos.

Estos son afluentes del gran río

responsable de una de las maravillas del mundo...

Las cataratas de Iguazú.

El agua de más de seis millones de hectáreas

se lanza desde las alturas

y atrona a razón de 1.000 metros cúbicos por segundo.

Incluso en medio de esta ensordecedora violencia hay vida.

Unos delicados vencejos atraviesan los muros de agua.

El vencejo de cascada es un auténtico especialista en cataratas.

Construyen sus nidos detrás de la pared de agua.

No parece que haya escasez de espacio,

y, aun así, estas aves se pelean con ferocidad.

Quizá los vencejos compitan por las pocas cornisas que permanecen secas.

El agua en suspensión de las cataratas

contribuye a que el cercano bosque esté siempre húmedo.

Un coto de caza ideal para el coatí.

Buscan insectos y arañas en el suelo del bosque.

Sus crías, sin embargo, nacen en lo alto de los árboles.

De modo que, desde muy jóvenes,

deben aprender a desenvolverse con soltura en ambos mundos.

Las madres mantienen a sus cachorros juntos, en un mismo grupo.

Los curiosos pequeños se guían por el olfato.

Las madres comparten las tareas de la crianza

e incluso dan de mamar a las crías de otras.

Una verdadera hermandad.

Tras la cortina de agua,

el vencejo de cascada no comparte ese espíritu de equipo.

Prefieren trabajar en solitario

en la construcción de sus nidos que forran con suave musgo.

La catarata es el centro de la vida de estas aves,

pero deben abandonarla para buscar alimento.

Son cazadoras y pasan la mayor parte del día en el aire,

Son cazadoras y pasan la mayor parte del día en el aire,

atrapando insectos sobre el río Iguazú.

En las alturas, el poderoso río sigue su curso.

El "río del cielo", alimentado por el Atlántico y la selva amazónica,

ha llevado vida a los impresionantes paisajes naturales de Brasil.

Ahora llega al final de su dilatado viaje.

Su curso prosigue a lo largo de la costa, hasta el Atlántico,

donde surgió todo y donde el gran ciclo del agua, comenzará de nuevo.

Subtitulación realizada por Teresa García Román

Grandes documentales - El río del cielo

49:55 16 abr 2018

El nuestro es un planeta azul, sin agua no habría vida. Siguiendo el curso del agua vamos a ser testigos de cómo se enriquece un país a su paso. La aventura comienza en el Atlántico, las olas lanzan agua al aire y aquí empieza el gran viaje: El Rio del Cielo.

Contenido disponible hasta el 23 de abril de 2018.

Histórico de emisiones:
17/10/2017

El nuestro es un planeta azul, sin agua no habría vida. Siguiendo el curso del agua vamos a ser testigos de cómo se enriquece un país a su paso. La aventura comienza en el Atlántico, las olas lanzan agua al aire y aquí empieza el gran viaje: El Rio del Cielo.

Contenido disponible hasta el 23 de abril de 2018.

Histórico de emisiones:
17/10/2017

ver más sobre "Grandes documentales - El río del cielo" ver menos sobre "Grandes documentales - El río del cielo"

Los últimos 23 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 40:32 hoy Mamá osa con sus trillizos ha cruzado el lago y se pasan el día jugando, esto hace estrechar vínculos entre ellos, pero su olfato, le dice que corren peligro y es que un oso macho se acerca a su terrero. Los trillizos huyen y la madre, defiende lo que es suyo. Comida y terreno. Contenido disponible hasta el 26 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 02/08/2017

  • 49:13 hoy Transmitido por primera vez en 1956. Después del éxito de la primera entrega de grabación, David Attenborough y el camarógrafo Charles Lagus comienzan su búsqueda del dragón de Komodo ya que a David Attenborough le habían hablado de él y deciden irse a Borneo, la primera de las islas que se deben cruzar para llegar a Komodo. Allí caminan a través de la jungla hacia un pueblo perteneciente a la tribu Dayak, donde reciben una cálida bienvenida y donde encontraron un osezno que Charles se llevó, Benjamín. De Borneo fueron a Java, lleno de templos budistas pero el más hermoso, el de Borobudur. Con el guía de los Dayak, quisieron grabar en el ojo central del volcán pero había gases venenosos. De Java fueron a Bali, donde muchos de los templos estaban habitados por monos y no muy lejos, de murciélagos gigantes. Después de un viaje complicado hacia Comodo, pudieron cazar y grabar a un dragón enorme de Comodo, pero tuvieron que soltarle. Contenido disponible hasta el 26 de abril de 2018.

  • 43:43 ayer Una madre osa y sus trillizos nos enseñan la vida en Escandinavia cuando llega la primavera, donde pantanos, lagos y bosques hace que sea su reino. Veremos como al llegar esta estación todas las crías empiezan la gran aventura de vivir en sus bosques. Contenido disponible hasta el 25 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 01/08/2017

  • 51:39 ayer Transmitido por primera vez en 1955, David Attenborough narra eventos durante una expedición natural patrocinada en una gira por África Occidental. En septiembre de 1954, David Attenborough, el camarógrafo Charles Lagus, Jack Lester y Alf Woods, ambos de la Sociedad Zoológica de Londres, partieron para Sierra Leona. Pasaron tres meses examinando atentamente los paisajes de Sierra Leona en busca de los animales más raros de la naturaleza, Además de visitar varias aldeas de indios. Aunque en su mayoría estaban buscando Picathartes gymnocephalus (las aves de corral de cuello blanco) esperaban llevar a Londres una colección representativa de toda la vida animal en esta parte de África. También viajaron a Guyana, la Sabana de Pupununi, de donde se trajeron un oso hormiguero gigante. Contenido disponible hasta el 25 de abril de 2018.

  • 52:20 pasado martes El Koala, animal protegido y querido por todos en Australia, sufre la contínua amenaza que el desarrollo urbanístico provoca en su hábitat. Los bosques de eucalipto van desapareciendo y esto obliga a los Koalas a enfrentarse a las autopistas y buscar refugio en los jardines de las urbanizaciones. Contenido disponible hasta el 24 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 16/12/2013

  • 47:40 pasado martes Los wombat son animales sigilosos, de andares lentos y, casi siempre, solitarios. Pero la época de cría, es siempre un momento de cambio, de energías renovadas, de peleas y juegos y allí donde vaya la madre, le acompaña su pequeño. Contenido disponible hasta el 24 de abril de 2018.

  • El río del cielo

    El río del cielo

    49:55 pasado lunes

    49:55 pasado lunes El nuestro es un planeta azul, sin agua no habría vida. Siguiendo el curso del agua vamos a ser testigos de cómo se enriquece un país a su paso. La aventura comienza en el Atlántico, las olas lanzan agua al aire y aquí empieza el gran viaje: El Rio del Cielo. Contenido disponible hasta el 23 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 17/10/2017

  • 47:26 pasado lunes Cerca de las frías planicies cercanas a la Sierra de Snowy del sureste de Australia existe un mundo secreto, en el que vive una comunidad de wombat comunes. Viven en un mundo en que la noche es su día: tímido y escurridizo, es uno de los mamíferos más grandes del mundo que vive en madrigueras. Contenido disponible hasta el 23 de abril de 2018.

  • 24:06 pasado viernes Julian visitará Glasgow, la segunda ciudad de Escocia y corazón industrial del país. Subirá hacia Malaig pasando por Fort William, mostrándonos su historia sobre enemistades de Reyes y clanes rebeldes. El puerto de Malaig será el punto de partida para las Islas Hébridas. Contenido disponible hasta el 20 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 13/05/2016

  • 51:45 pasado viernes En el extremo sur del continente, en la magnífica costa atlántica, se encuentra la ciudad madre de Sudáfrica. Una de las ciudades más fascinantes del mundo: Ciudad del Cabo, la joya de África. Una ciudad tolerante, dinámica y creativa, es sin duda un lugar para visitar. Contenido disponible hasta el 20 de abril de 2018. Histórico de emisiones: 28/07/2017

  • 42:41 pasado viernes En el primer episodio Sona Datta viaja a Pakistán para rastrear los orígenes antiguos que han dado forma a la India moderna que vemos hoy. La India es un subcontinente impregnado de cultura y gran significado religioso. Estamos en una de las primeras grandes civilizaciones humanas. Contenido disponible hasta el 20 de abril de 2018.

  • 3:04 03 oct 2016 Descubre el mundo oculto y desconocido de la selva. Un mundo rara vez visitado por el hombre, un submundo de amenazas ocultas llenas de criaturas que se mueven por el suelo selvático, por las ramas de los árboles, que vuelan por el cielo... ¿Qué pasa cuando la cobra blanqui-negra tiene hambre?  descúbrelo en "Velocidad mortal, un submundo oculto"

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 2:06 29 ene 2016 'Criaturas de Luz' nos acerca al fenómeno de la bioluminiscencia, una cualidad adquirida por determinados seres vivos, especialmente los animales acuáticos en las profundidades marinas, tras millones de años de evolución, y nos explicará los usos que esta podría tener para el ser humano

  • 1:20 11 nov 2015 Depende del lugar del mundo, comer con las manos, es signo de buena o mala educación. Los expertos afirman con razón que comer con cubiertos “es un proceso de refinamiento que nos aleja de la naturalidad y nos acerca a la tecnología.” En los animales sería más bien al contrario, parece que los más refinados e inteligentes son capaces de coger y manipular los alimentos para comerlos. Casi todos los grupos animales cuentan con algún experto en comer con las manos.

  • 1:43 10 nov 2015 Las dietas de los animales son muy variadas pero las bebidas se limitan solo a una: ... el agua... Otro problema es cómo conseguirla, porque no siempre resulta fácil dar un trago refrescante. El agua puede estar incluida en el alimento, puede estar sólida, llegar en forma de nube o vapor o aparecer fugazmente en algunos lugares, convocando a miles de gargantas sedientas que llegan desde todas partes.

  • 2:12 10 nov 2015 En algunas latitudes, antes de que llegue el invierno, la naturaleza parece entrar en una especie de frenesí nutritivo en la que muchas plantas, árboles y arbustos dan sus mejores frutos. Es una época de abundancia: frutos carnosos, jugosos y sabrosos engordan y maduran para que los disfruten los paladares más golosos. No hay tiempo que perder; muchos de estos frutos tienen fecha de caducidad y no conviene dejarlos pasar.

  • 1:28 10 nov 2015 Se podría decir que el mundo es como un delicatessen gigante. Algunos alimentos son más barato y están al alcance de todos. Hierbas, las hojas de los árboles o las algas marinas son devorados por miles de especies y millones de personas todos los días ... La naturaleza produce algunos alimentos que sólo se pueden comer unos pocos días al año y estos son muy codiciados. Otras comidas se ocultan bajo tierra y se necesita un gran esfuerzo para llegar a ellos; algunos están ocultos bajo el mar, en la pantalla del escaparate colorido de los arrecifes de coral.

  • 2:33 05 nov 2015 La 2 estrena 'Menús salvajes', una serie documental de producción española, que nos muestra el gran restaurante de alta cocina que es la naturaleza. La serie documental nos acerca a través de 26 capítulos las costumbres culinarias de los animales para descubrir facetas sorprendentes de su comportamiento y de su ecología. Cada tarde dos capítulos en Grandes documentales, en La 2.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Mostrando 1 de 2 Ver más