Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

4424732 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Grandes documentales - Canadá Salvaje: El corazón del país - ver ahora
Transcripción completa

CANADÁ SALVAJE

En el corazón del centro y sur de Canadá

se da una gran variedad de paisajes.

Vastos bosques,

colinas ondulantes,

lagos incontables.

Y un nutrido reparto de personajes animales.

(Música)

Para los exploradores europeos que llegaron aquí en el siglo XVII,

el bosque boreal y las praderas parecían territorios prístinos

y vírgenes modelados por la naturaleza.

Pero la historia del corazón de Canadá

está llena de sorpresas.

"EL CORAZÓN DEL PAÍS"

Estamos a finales de marzo en las llanuras del sur

de Saskatchewan, y acaba de arrancar

uno de los espectáculos más sorprendentes de estas praderas.

Los urogallos de las praderas macho se pavonean para establecer

un orden jerárquico antes de que lleguen las hembras.

Esto es una competición de danza.

El mejor de los bailarines ocupará una posición central

y será el mejor situado para captar la atención de las hembras

cuando se presenten.

Los urogallos de las praderas utilizan los mismos lugares

para su danza año tras año,

un hecho bien conocido por otros residentes de las llanuras.

Los humanos han vivido junto a los animales salvajes

de las praderas durante miles de años.

El pueblo de los pies negros sigue ejecutando

una danza tradicional inspirada por las evoluciones primaverales

de los urogallos de las praderas, un ave que se cazaba para comer.

Mucho antes de que los europeos llegaran a Canadá,

sus pobladores habían desarrollado culturas

basadas en un conocimiento profundo de la tierra y la vida salvaje.

También idearon prácticas que cambiaron los lugares

en los que vivían.

En 1691, el explorador británico Henry Kelsey

fue uno de los primeros europeos que recorrió el sur de Canadá

y pudo admirar el asombroso paisaje de las praderas.

Sus guías assiniboine debían haber hablado a Kelsey

de los ricos territorios de caza de las grandes llanuras.

Pero nada podía haberle preparado

para el espectáculo que estaba a punto de contemplar.

Manadas de bisontes que llegaron a sumar 4 millones de animales.

(Bramidos)

Los bisontes son animales grandes y poderosos

y de naturaleza agresiva.

En la época en que llegó Kelsey,

las praderas se extendían desde el centro de México

por todo Estados Unidos hasta el sur de Canadá.

Desde el lago Winnipeg por el este a las Montañas Rocosas por el oeste.

Estos pastos mantenían a especies muy diferentes.

Pero había una que parecía especialmente diseñada

para estos territorios abiertos: el antílope americano.

Capaces de alcanzar velocidades de casi 100 km/h,

los antílopes americanos son los mamíferos ungulados

más veloces del planeta.

En tiempos de Kelsey, había al menos 20 millones

de antílopes americanos en las llanuras.

Los primeros viajeros europeos veían las praderas abiertas

como un paisaje salvaje intacto.

Pero se equivocaban.

Los pueblos de las praderas eran cazadores consumados

y llevaban miles de años alterando este paisaje

con un arma muy poderosa.

El fuego.

El fuego mata los árboles jóvenes,

pero deja las raíces de la hierba intactas,

de modo que estas quemas intencionadas

mantenían la pradera despejada

impidiendo que los árboles se fueran extendiendo por ella.

Y estos pueblos preferían la hierba a los árboles

porque los animales que cazaban eran herbívoros.

Los incendios eliminaban la hierba muerta y seca.

Las cenizas fertilizaban el suelo,

y al año siguiente, la hierba brotaba de nuevo sana y abundante

atrayendo a los herbívoros.

Las manadas de bisontes también contribuían

al mantenimiento de la hierba.

Sus excrementos devolvían nutrientes al suelo

y sus pezuñas removían la tierra,

facilitando el crecimiento de diferentes plantas.

La interacción de la hierba, los bisontes y los humanos

mantenía un entorno rico y estable desde mucho antes

de que los europeos llegaran a las praderas.

Y había otro importante elemento

que influía en el paisaje de las llanuras.

Los lobos.

Los lobos desempeñaban un papel crucial

en el mantenimiento del equilibrio entre el bisonte y la pradera,

manteniendo a las manadas en constante movimiento.

Y evitando así que se agotaran los pastos.

Los pueblos de las llanuras vivían junto a los lobos

y conocían bien su forma de cazar.

Sabían que los bisontes con crías, en lugar de huir,

solían defender su terreno.

Mientras los bisontes adultos se mantuvieran firmes,

los lobos no se arriesgaban a sufrir graves heridas

poniéndose al alcance de sus cuernos y pezuñas.

Pero no todo lo que parece un lobo lo es.

Cubiertos con pieles de lobo e imitando sus movimientos,

los cazadores humanos podían acercarse

a pocos metros de sus presas.

El truco consistía en provocar una estampida

en una dirección específica.

(Gritos)

Una manada lanzada a todo galope no se detiene con facilidad.

(Música tensión)

Espantando a los bisontes hacia grandes barrancos,

los cazadores podían conseguir carne suficiente

para alimentar a toda la comunidad.

(Aullido)

Otros residentes más pequeños,

como estos perritos de las praderas de cola negra,

tienen sus hogares bajo la hierba de la llanura.

Los perritos de las praderas viven en grandes colonias

con kilómetros de túneles.

Sus entradas están rodeadas por montículos en forma de volcán.

Estos promontorios hacen de torres de vigía

desde las que los adultos se avisan unos a otros

de la proximidad de cualquier peligro.

Las crías nacidas este año ya han crecido lo suficiente

para salir al exterior.

Aunque nunca se aventuran muy lejos de la seguridad de la madriguera.

Hacia la mitad del verano, otra nueva generación de bebés

está preparada para su presentación en público.

Estos mochuelos de madriguera nacieron bajo tierra.

En un paisaje sin árboles, una madriguera abandonada

de perritos de la pradera constituye el nido perfecto.

En realidad, estos mochuelos, más que excavar madrigueras,

se apropian de ellas.

Cada vez que aparece uno de sus progenitores,

los polluelos se lanzan sobre él como lobos hambrientos.

Los polluelos están creciendo muy deprisa.

Y su apetito parece insaciable.

En este paisaje, llano como un plato,

el montículo levantado por los perritos de la pradera

da a los mochuelos una visión panorámica de los alrededores.

En un mundo sin árboles,

cualquier elevación es buena para detectar el peligro.

El coyote sabe que lo han visto y continúa su camino.

Este polluelo aprovecha la brisa de la tarde para probar sus alas.

Dentro de un par de meses,

estos polluelos se habrán desarrollado por completo

y su familia migrará hacia el sur.

Aunque casi todos nosotros asociamos las praderas con la hierba,

hay otro elemento en este paisaje

igual de importante para los animales salvajes.

El corazón de Canadá está salpicado de innumerables lagos.

Excavados hace miles de años

por los glaciares de la última glaciación.

Según algunos cálculos, habría más de 10 millones.

Aquí hay más lagos que personas.

Es un recurso crucial para las aves acuáticas,

que hacen un alto en su larga migración hacia el sur

desde sus territorios de cría en el Ártico.

Los lagos de Quill, en Saskatchewan,

atraen a decenas de miles de ánsares nivales

en busca de un lugar donde reponer fuerzas y descansar.

La reserva también atrae a aves migratorias menos comunes,

a menudo en gran número.

Las grullas canadienses renuevan viejas relaciones

y se saludan con una peculiar danza de saltos.

Una vez que han descansado y comido, el viaje debe continuar.

(Música)

Dentro de pocas semanas, estos lagos empezarán a helarse.

Y las enormes bandadas de patos y ánsares

se encontrarán muy lejos al sur.

El invierno llega pronto al corazón de Canadá.

A finales de octubre ya han caído las primeras heladas.

(Música)

El invierno marca un cambio radical

en la vida de casi todos los animales salvajes de esta región.

Durante los meses del verano los bisontes tiene la ventaja.

Pero ahora los lobos les superan.

Aquí, en el norte de Alberta,

la profundidad de la nieve obliga a los bisontes

a viajar en fila india para ahorrar energías.

Los que van detrás se benefician

del esfuerzo de los que abren camino.

Pero el último de la fila puede pagar un precio muy alto.

Una vez separado del resto de la manada

las posibilidades de este joven bisonte de sobrevivir

disminuyen rápidamente.

Mientras que la parte frontal de un bisonte está bien protegida

su grupa no lo está

por lo que seguir huyendo significa ponerse al alcance

de los colmillos de la loba.

Al haber perdido a la manada

el joven bisonte no tiene otra alternativa

que plantar cara a la loba.

La loba, ensangrentada, puede permitirse una pausa

para saciar la sed con un bocado de nieve.

La balanza se inclina claramente a su favor.

Al final el juego de la supervivencia

se reduce a una cuestión de orientación.

El bisonte necesita hacer frente al lobo con su cabeza acorazada

mientras que el lobo intenta atacar

los indefensos cuartos traseros de su presa.

En otro tiempo

escenas como esta debieron ser habituales en el corazón de Canadá.

Pero actualmente

la mayoría de los bisontes salvajes han desaparecido.

Este es último de los lugares del mundo

donde lobos y bisontes pueden seguir decidiendo sus destinos.

Al norte de las praderas un cinturón de coníferas,

el bosque boreal, se extiende de un lado a otro de Canadá.

Está considerado el bosque virgen más grande que queda en el mundo.

La llegada de la nieve llena de magia los bosques.

(Música)

Las primeras nieves embellecen el bosque

pero también anuncian tiempos difíciles

para muchos de sus habitantes.

En Alberta central un alce hembra y sus crías

se aventuran en la nieve en busca de alimento.

En tiempos de escasez

estos brotes de sauce pueden ser la diferencia

entre la vida y la muerte para los alces.

A mediados del invierno

las temperaturas se han desplomado hasta los 40° bajo cero.

En un lago helado un ciervo ha sucumbido al frío.

Su cadáver parece haber sido despedazado

por un gran predador durante la noche.

Ahora, con la luz de la mañana, los voraces arrendajos grises

tienen que dejar paso a los cuervos más grandes y agresivos.

Los alborotadores cuervos también establecen un orden jerárquico

para disfrutar de este banquete invernal.

Pero los cuervos no pueden haber abierto así el cadáver de un ciervo.

Entonces ¿quién ha sido?

Un glotón.

Con su cuerpo musculoso, su pelaje repelente al hielo

y sus grandes zarpas semejantes a raquetas

el glotón puede cubrir grandes distancias

en este paisaje helado en busca de alimento.

Con más de 1 m de longitud el glotón parece un oso pequeño,

pero en realidad pertenece a la familia de la comadreja.

Los glotones son muy esquivos.

Estas son de las pocas imágenes que se han conseguido tomar

de glotones salvajes en Norteamérica.

Todavía sabemos muy poco sobre los glotones salvajes

ya que apenas se los ha podido estudiar en libertad.

Además de un hábil cazador el glotón también es un carroñero.

Sus poderosas mandíbulas

pueden hacer pedazos los cadáveres más congelados.

Con el estómago repleto

el glotón podrá sobrevivir varios días hasta su próxima comida.

Cadáveres como este son un regalo poco frecuente

para los carroñeros de estos bosques.

Cuando el tiempo empeora los cuervos hambrientos

intentan apurar el banquete mientras todavía pueden.

Pero en cuestión de horas los restos del ciervo

están completamente enterrados en la nieve.

Más tarde pasa por ahí un joven glotón macho

que no sabe que hay un cadáver oculto bajo la nieve.

Pero la agudeza de sus sentidos es extraordinaria.

De alguna forma es capaz de percibir el leve olor de la carne helada.

Incluso a través de 1 m de nieve recién caída.

El olfato del glotón

le da la ventaja en la carrera por la supervivencia.

Los pueblos aborígenes de estos bosques

tenían que emplear todo su un genio

para encontrar comida en invierno.

Y una de las técnicas que utilizaban

puede parecer extraña a primera vista.

En la penumbra, al abrigo de una tienda,

los pueblos de las primeras naciones han practicado la pesca en el hielo

desde hace al menos un milenio.

A través de un agujero perforado en el hielo el pescador mueve su cebo

a fin de atraer a peces hambrientos al alcance de su arpón.

La oscuridad de la tienda impide que su silueta alerte a los peces.

Hoy en día la pesca en el hielo

sigue siendo muy popular entre los canadienses.

En Quebec se instalan cientos de cabañas

sobre el hielo de 1 m de grosor del río Sainte-Anne

formando una aldea temporal

en la que se reúne toda la comunidad cada mes de enero

para celebrar un festival de pesca.

El trofeo más codiciado es el tomcod atlántico

que migra desde el mar durante el invierno para desovar en los ríos.

En otros tiempos el tomcod se pescaba con fines comerciales

pero actualmente su pesca es más bien un pasatiempo familiar.

La fiesta dura desde finales de diciembre a principios de febrero.

Al caer la noche

la temperatura puede descender hasta los 20° bajo cero

y las familias se retiran

al calor de sus cabañas calentadas con estufas de leña.

Al mismo tiempo

en una laguna congelada en el norte de Quebec

brota una columna de vapor

por la chimenea de otra vivienda muy diferente.

Bajo la gruesa capa aislante de la nieve

hay una madriguera de castores.

La pluma de vapor brota desde su cálido interior

actualmente ocupado por ratas almizcleras.

Las ratas almizcleras se parecen a los castores

pero son más pequeñas y tienen la cola más delgada.

Estas ratas almizcleras han ocupado la cálida y confortable madriguera

mientras sus propietarios están en el exterior buscando alimento.

Los castores comen, sobre todo, hojas, brotes tiernos y corteza.

Pero en tiempos especialmente duros

pueden recurrir a la reserva de grasa que almacenan en la cola.

Las ratas almizcleras tienen una dieta similar.

Los castores mantienen una despensa sumergida

de hojas de sauce y álamo en su estanque

para no tener que aventurarse a salir al exterior helado

para buscar comida en los fríos meses del invierno.

Hasta que se tomaron estas imágenes

en el interior de una madriguera de castores

se pensaba que las ratas almizcleras eran unas aprovechadas.

Pero aquí vemos como una de ellas

repara con barro la pared de la madriguera

contribuyendo directamente a mantenerla bien aislada.

Esta es la primera vez

que se ha filmado a ratas almizcleras

ayudando a castores a mantener una madriguera.

Quizás sea el momento de reconocer sus méritos a este pequeño roedor.

Protegidos de los predadores en su fortaleza cubierta de nieve

castores y ratas almizcleras viven aislados del mundo exterior

hasta que la primavera funde la capa de hielo que cubre el estanque.

(Música)

Canadá tiene la mayor extensión de humedales del mundo.

Y a lo largo y ancho del bosque boreal,

con el fin del invierno, brota la vida.

Una pareja de achichiliques occidentales.

Esta espectacular danza sobre el agua es su ritual de cortejo.

La primavera es una estación de gran actividad

para muchos de los habitantes de estos humedales

y los castores no son la excepción.

Ahora su cabaña es una isla rodeada por un estanque de poca profundidad

que los castores crearon construyendo un dique en un arroyo.

Tienen que hacer revisiones constantes en el dique

para asegurarse de que no tiene pérdidas.

Si detectan alguna fuga,

se ponen a trabajar de inmediato para arreglarla.

(Música)

El castor es uno de los roedores más grandes del mundo

y saca el máximo provecho de su fuerza.

Pero tanto ir y venir arrastrando troncos y ramas

consume muchas energías.

La dieta de los castores es relativamente baja en calorías,

por lo que tienen que dedicar mucho tiempo a comer.

La reparación del dique se completa

sellando con barro mezclado con hierbas

las uniones entre los troncos.

Los diques de los castores pueden tener cientos de metros de longitud.

Eso supone mucho mantenimiento para una pareja adulta.

El estanque de los castores proporciona un hábitat perfecto

para las aves acuáticas,

como esta pareja de porrones acollarados.

Excitados por las hormonas primaverales,

los tordos sargento machos

se disputan los mejores territorios cantando.

(Canto)

Un ganso del Canadá ha construido su nido

encima del hogar de los castores.

Ahora que sus polluelos han salido del cascarón,

tendrá que trasladarlos a un lugar donde puedan encontrar alimento.

Pero algo en la orilla ha captado su atención.

Cuando el ganso da la voz de alarma,

los castores dan fuertes coletazos en el agua

para alertar a los demás habitantes del estanque.

En la orilla,

una hembra de somormujo cuellirrojo deja el nido y salta al agua.

Si es necesario, siempre puede poner una nueva anidada.

Aunque ha sido descubierto,

el lobo no parece dispuesto a renunciar a sus planes de caza.

Cuando las presas más grandes escasean,

los lobos a menudo cazan animales más pequeños.

Pero estas aguas son muy profundas para él

y no tiene ninguna posibilidad.

El lobo no tarda en renunciar a la presa.

Desaparecida la amenaza, la vida vuelve a la normalidad.

La hembra de somormujo vuelve al nido

para seguir incubando sus huevos.

Y su pareja le obsequia con unas hierbas acuáticas.

Ahora, mamá ganso puede llevar a sus pequeños a comer.

Gracias en parte a los castores,

el corazón de Canadá es un lugar perfecto

para las aves acuáticas y otros habitantes de los humedales.

Pero no solo se benefician de su trabajo los animales salvajes.

Los diques de los castores regulan

el flujo de agua de lluvia por los ríos,

lo que reduce el riesgo de subidas repentinas

y da tiempo a que se asienten los sedimentos

y el agua fluya limpia.

El efecto de los castores sobre el paisaje es tan beneficioso

que los pies negros tienen un dicho:

"Los castores construyeron el mundo en el que vivimos".

Pero los primeros exploradores europeos veían a los castores

de un modo muy diferente.

En el verano de 1659,

dos aventureros franceses, Radisson y Grosseilliers,

partieron en una expedición clandestina.

Su plan era viajar en canoa hasta el corazón de Canadá,

entablar relaciones con las comunidades aborígenes

a lo largo del camino

y convencerles de que cazaran castores

para llevar sus pieles a Montreal y venderlas.

Durante un año entero,

los franceses no tuvieron ningún contacto con el mundo exterior.

El verano siguiente los exploradores volvieron a aparecer.

Pero esta vez acompañados.

Sus canoas iban cargadas de balas de pieles de castor.

En total llevaban 55 toneladas de pieles.

Para transportarlas, necesitaron una flotilla de cien canoas.

Este fue el principio de la industria peletera canadiense.

Esta industria diezmó la población de castores.

Antes de la llegada de los europeos,

podía haber hasta 400 millones de castores en el continente.

En la actualidad solo quedan 12 millones.

Los castores desaparecieron de muchos de sus territorios,

lo que cambió profundamente el carácter del paisaje.

Sin los estanques de los castores,

los bosques se volvieron más secos y menos diversos.

En los vastos bosques de hoja perenne del oeste de Ontario

probablemente un rayo de una tormenta de verano

ha desatado un gran incendio.

Con llamas de más de 100 metros de altura,

el frente del incendio amenaza a una valiosa reserva de madera

y varias localidades habitadas.

Es necesario entrar en acción.

Más de 50 equipos de extinción de incendios

y siete helicópteros del cuerpo de bomberos de Ontario

acuden a la zona.

Los helicópteros cargan agua en un lago cercano

para empapar zonas de bosque ardiente.

(Música tensión)

Empieza a hacerse evidente que este no es un incendio cualquiera.

Es el momento de sacar la artillería pesada.

El bombardero de agua Canadair CL-415

transporta una carga de hasta seis toneladas de agua

mezclada con espuma para extinción de incendios.

Su ingenioso diseño le permite llenar sus tanques en movimiento.

El objetivo es empapar una franja de bosque

antes de que llegue el frente del incendio,

y de esta forma, que quede finalmente controlado.

El fuego siempre ha sido una parte natural de este paisaje.

Actualmente el fuego se reconoce

como parte esencial del ciclo del bosque.

Y se permite que los incendios naturales se extingan por sí solos,

a menos que amenacen vidas o propiedades.

Aunque tras el incendio el paisaje es desolador,

estos árboles han tenido miles de años para adaptarse.

Apenas han pasado las llamas,

las piñas de las coníferas empiezan a abrirse

y liberan sus semillas.

Con el tiempo crecen árboles nuevos

y el bosque se recupera gradualmente.

Pero algunos cambios que se producen en el entorno

no se revierten tan fácilmente.

En solo tres siglos de asentamiento europeo

el paisaje de las praderas ha cambiado radicalmente.

Campos de cultivo arados artificialmente

y ranchos ganaderos vallados ocupan ahora casi toda la superficie

de las originales praderas salvajes.

Todo lo que queda de las enormes manadas de bisontes

que en otros tiempos vagaban por las llanuras

son varias manadas pequeñas en parques naturales

y fincas ganaderas.

En una finca ganadera de Manitoba,

un bisonte hembra acaba de parir un ternero.

Esta pequeña recién nacida llega a un mundo

en el que estará protegida de los predadores,

recibirá alimento extra en invierno

y será cuidadosamente atendida por sus propietarios humanos.

El formidable animal que en otros tiempos contribuyó

a formar el paisaje de las praderas

se ha convertido en un rentable objeto de comercio.

Formado a lo largo de miles de años en el paisaje de la pradera abierta,

bajo la amenaza constante de las manadas de lobos,

el instinto del ternero lo impulsa a ponerse en pie

a los pocos minutos de nacer.

La domesticación puede haber cambiado sus circunstancias.

Pero en el fondo,

este pequeño bisonte sigue siendo un animal salvaje.

En el suroeste de Alberta,

cerca de las Montañas Rocosas,

ahora el paisaje lo dominan granjas y vallados.

Pero eso no significa que la fauna salvaje haya desaparecido del todo.

En años recientes,

algunos animales han reaparecido sorprendentemente

entre los rebaños de ganado y los pastos que ocupan

lo que fue en otro tiempo el hábitat tradicional de la pradera.

Como esta osa grizzly.

Y no está sola.

Trae con ella a tres oseznos ya crecidos.

En estos días no es habitual ver osos en la pradera,

pero no siempre fue así.

Cuando los europeos llegaron aquí hace 300 años,

era habitual la presencia de osos en las praderas del sur de Canadá.

Pero los colonos que se asentaron aquí los consideraron una amenaza

y los mataban sistemáticamente.

A mediados del siglo pasado,

los osos grizzly se habían extinguido por completo

en las praderas.

Sin embargo, algunos sobrevivieron en las montañas del oeste

y ocasionalmente descendían a las llanuras.

Aunque en buena parte su dieta está compuesta por vegetales,

en ciertas épocas del año,

algunos osos grizzly matan reses jóvenes.

Por ello es un testimonio de nuestra capacidad

de cambiar de actitud el hecho de que actualmente

muchos habitantes de esta región estén dispuestos a buscar

una nueva relación con estos extraordinarios animales.

Durante miles de años, el ser humano ha convivido

humano con la vida salvaje del corazón de Canadá

y, mientras respetemos el espacio que necesita la naturaleza,

seguirá floreciendo y maravillándonos.

(Música créditos)

Grandes documentales - Canadá Salvaje: El corazón del país

51:48 16 ene 2018

En el centro y el sur de Canadá se dan una gran variedad de paisajes: grandes praderas modeladas por los pobladores humanos a lo largo de milenios; enormes bosque boreales vírgenes de coníferas al norte de las praderas y extensos humedales con innumerables lagos de origen glaciar.

Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018.

Histórico de emisiones:
21/12/2016

En el centro y el sur de Canadá se dan una gran variedad de paisajes: grandes praderas modeladas por los pobladores humanos a lo largo de milenios; enormes bosque boreales vírgenes de coníferas al norte de las praderas y extensos humedales con innumerables lagos de origen glaciar.

Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018.

Histórico de emisiones:
21/12/2016

ver más sobre "Grandes documentales - Canadá Salvaje: El corazón del país " ver menos sobre "Grandes documentales - Canadá Salvaje: El corazón del país "

Los últimos 22 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 48:37 ayer Sigue a una joven familia de guepardos en las ásperas llanuras expuestas del sur del Serengeti y examina la batalla cotidiana por la supervivencia mientras una madre soltera intenta mantener seguros a sus cachorros exigentes al tiempo que garantiza que tengan suficiente para comer. Contenido disponible hasta el 25 de enero de 2018.

  • 49:39 ayer Cuando la nieve cubre los bosques del norte de Europa, los animales cambian sus estrategias de supervivencia para superar las dificultades. Los que pueden hacerlo migran a zonas más cálidas. De los que se quedan no todos sobreviven: unos son víctimas del frío y otros de la depredación. Contenido disponible hasta el 25 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 20/11/2017

  • La laguna perdida

    La laguna perdida

    48:52 pasado miércoles

    48:52 pasado miércoles La fuerza de gravedad de la Luna crea las mareas y todo el ecosistema de esta laguna en la costa de Mozambique está a su merced. Las cambiantes mareas convierte a este lago en un gigantesco organismo vivo. La laguna tiene 4 áreas diferentes y sus habitantes están perfectamente adaptados a ellas. Contenido disponible hasta el 24 de enero de 2018.

  • Canadá salvaje: El borde de hielo

    Canadá salvaje: El borde de hielo

    52:32 pasado miércoles

    52:32 pasado miércoles De costa a costa, los humanos han transformado los paisajes del Canadá salvaje, pero el mayor de los cambios se está produciendo en una región que todos creíamos demasiado remota para que los humanos pudiesen alterarla. Estamos asistiendo a la mayor alteración del Ártico en el último millón de años. Contenido disponible hasta el 24 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 31/12/2015 30/06/2016 22/12/2016

  • Velocidad Asesina: Sabana

    Velocidad Asesina: Sabana

    48:39 pasado martes

    48:39 pasado martes La Sabana es un magnífico escenario para la velocidad en donde depredadores, grandes y pequeños, despliegan sus propias tácticas de caza. A mayor depredador del cazador mayor velocidad de la presa; hay que llevar la delantera en la carrera para salir airoso. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 07/05/2014 21/10/2014 16/09/2015

  • 51:48 pasado martes En el centro y el sur de Canadá se dan una gran variedad de paisajes: grandes praderas modeladas por los pobladores humanos a lo largo de milenios; enormes bosque boreales vírgenes de coníferas al norte de las praderas y extensos humedales con innumerables lagos de origen glaciar. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 21/12/2016

  • 49:12 pasado lunes La vida es una carrera por la supervivencia y los seres marinos han explotado el diseño al máximo en su búsqueda de la velocidad. Siendo el agua 800 veces más denso que el aire la forma pisciforme les ayuda para ganar velocidad. Contenido disponible hasta el 22 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 06/05/2014 20/10/2014 15/09/2015

  • 52:20 pasado lunes El oeste de Canadá contiene la mayor diversidad de hábitats que se da en todo el país. Las Montañas Rocosas son una barrera natural que separa el oeste del resto del país. Contenido disponible hasta el 22 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 29/12/2015 28/06/2016 20/12/2016

  • 51:46 pasado viernes Cerca del Parque Natural de Zhangjiajie, en la provincia china de Hunan, de frondoso bosque de piedra, en el que James Cameron se inspiró para el paisaje de su película Avatar, vive la etnia milenaria de los Miao, que conserva con mimo sus tradiciones, como la de la Fiesta de la Danza de las Flores. Contenido disponible hasta el 19 de enero de 2018.

  • 46:06 pasado viernes Joanna Lumley, actriz y presentadora de televisión, comienza su aventura de casi 10.000 kilómetros en Hong Kong, que vio por última vez a los cuatro años, y proseguirá a través de la inmensa China. Tras visitar un fragmento poco conocido de la Gran Muralla viajará a la romántica Mongolia. Contenido disponible hasta el 19 de enero de 2018.

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

  •  Superpez (comienzo)

    Superpez (comienzo)

    3:15 15 mar 2012

    3:15 15 mar 2012 En su viaje por tres océanos y durante más de dos años, Rick Rosenthal buscará encontrarse cara a cara con el pez más grande, más rápido y más peligroso en su habitat.

  • 2:37 14 mar 2012 El Pacífico, la mayor superficie oceánica del planeta, es el escenario de la desigual batalla entre los depredadores y sus presas. En este espacio los tiburones ponen en juego toda su rapidez, eficacia y precisión en una cadena en la que su turno siempre es el primero.

  • 3:04 03 oct 2016 Descubre el mundo oculto y desconocido de la selva. Un mundo rara vez visitado por el hombre, un submundo de amenazas ocultas llenas de criaturas que se mueven por el suelo selvático, por las ramas de los árboles, que vuelan por el cielo... ¿Qué pasa cuando la cobra blanqui-negra tiene hambre?  descúbrelo en "Velocidad mortal, un submundo oculto"

  • 2:06 29 ene 2016 'Criaturas de Luz' nos acerca al fenómeno de la bioluminiscencia, una cualidad adquirida por determinados seres vivos, especialmente los animales acuáticos en las profundidades marinas, tras millones de años de evolución, y nos explicará los usos que esta podría tener para el ser humano

  • 1:20 11 nov 2015 Depende del lugar del mundo, comer con las manos, es signo de buena o mala educación. Los expertos afirman con razón que comer con cubiertos “es un proceso de refinamiento que nos aleja de la naturalidad y nos acerca a la tecnología.” En los animales sería más bien al contrario, parece que los más refinados e inteligentes son capaces de coger y manipular los alimentos para comerlos. Casi todos los grupos animales cuentan con algún experto en comer con las manos.

  • 1:43 10 nov 2015 Las dietas de los animales son muy variadas pero las bebidas se limitan solo a una: ... el agua... Otro problema es cómo conseguirla, porque no siempre resulta fácil dar un trago refrescante. El agua puede estar incluida en el alimento, puede estar sólida, llegar en forma de nube o vapor o aparecer fugazmente en algunos lugares, convocando a miles de gargantas sedientas que llegan desde todas partes.

  • 2:12 10 nov 2015 En algunas latitudes, antes de que llegue el invierno, la naturaleza parece entrar en una especie de frenesí nutritivo en la que muchas plantas, árboles y arbustos dan sus mejores frutos. Es una época de abundancia: frutos carnosos, jugosos y sabrosos engordan y maduran para que los disfruten los paladares más golosos. No hay tiempo que perder; muchos de estos frutos tienen fecha de caducidad y no conviene dejarlos pasar.

  • 1:28 10 nov 2015 Se podría decir que el mundo es como un delicatessen gigante. Algunos alimentos son más barato y están al alcance de todos. Hierbas, las hojas de los árboles o las algas marinas son devorados por miles de especies y millones de personas todos los días ... La naturaleza produce algunos alimentos que sólo se pueden comer unos pocos días al año y estos son muy codiciados. Otras comidas se ocultan bajo tierra y se necesita un gran esfuerzo para llegar a ellos; algunos están ocultos bajo el mar, en la pantalla del escaparate colorido de los arrecifes de coral.

Mostrando 1 de 2 Ver más