www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3259501
No recomendado para menores de 16 años Fronteras - 26/08/15 - ver ahora
Transcripción completa

(NARR.) Hoy en "Fronteras"...

Un operativo contra el blanqueo de dinero

desmonta el plan de unos pasajeros que pretendían volar forrados.

¿Cobo Calleja?

Sácalo y deja aquí el dinero.

¿Te lo han dado o es tuyo?

En Barajas han creado el grupo Ícaro,

son especialistas en buscar conductas anómalas

y no hay sospechoso que se les escape.

Un destructor italiano atrapado en Barcelona

requiere la ayuda de los buzos para poder partir.

La fuga de dinero negro es un drama para las arcas del Estado,

un delito cada vez más frecuente

que pone en alerta a los agentes de las fronteras españolas.

En Barajas, el grupo de seguridad Ícaro

arranca un operativo contra el blanqueo de capital

y todos los ojos están puestos en los vuelos hacia China

y los ciudadanos asiáticos cargados de billetes.

En la terminal 1, el agente Sedeño acostumbra

a tratar con todo tipo de pasajeros.

Y lo que para otros pasa inadvertido, para él es la clave.

Y esta mujer y su cartera le han llamado la atención.

¿Trabajas aquí en Madrid? ¿Dónde?

-¿En Fuenlabrada? ¿Cobo Calleja? -Sí.

-¿Vas a Pekín? ¿Pekín?

-Déjame tu billete, tu tarjeta de embarque.

Y el pasaporte, ¿vale?

Dos maletas facturadas, ¿verdad?

No lo guardes, porque vamos a contar el dinero.

El agente Sedeño está entrenado para detectar conductas anómalas

y cree que esta pasajera podría ocultar más dinero.

Sácamelo y déjamelo aquí.

¿El dinero es tuyo o te lo han dado para llevarlo a Beijing?

-Sí. -¿Te lo han dado o es tuyo?

-Es mío. -¿Es tuyo?

En los vuelos internacionales el máximo permitido sin declarar

son 9999 euros.

Muchos viajeros lo saben bien y apuran al máximo.

Lleva 9500.

Lleva un poco de dinero chino, pero el equivalente

son unos 200 euros aproximadamente.

En total llevaría 9700 euros.

Ellos saben que tienen el límite en los 10 000 euros.

Esta lleva 9500, se han dado casos de llevar 9990.

Nunca rebasando el límite.

La pasajera lleva cinco años trabajando en Cobo Calleja

y sus frecuentes viajes a China aumentan las sospechas del agente.

Vamos a pedirle la maleta facturada

porque podría llevar algo dentro de la maleta.

Vamos a revisarla. Vamos a llamar y lo miraremos.

Hola, Ojeda, ¿me podrías mirar unas maletas chinas?

Algeciras es uno de los principales puertos de entrada y salida

del estrecho.

Un clásico veraniego que moviliza a más de un millón de personas

que tienen los ojos puestos en el Norte de África

y un único deseo, reunirse con sus familias.

Durante de estos días, los controles se multiplican

y el guardia David del Río agudiza como nunca su ingenio.

Cualquier rincón, por imposible que parezca,

podría esconder alguna sustancia ilegal

y su tarea es descubrirlo a tiempo.

El agente sospecha de una furgoneta y de su rueda de repuesto.

Ahora van a proceder a sacar la rueda de repuesto

para verificar si hay algo oculto en ella.

Es uno de los escondites habituales

y la manera de comprobar si hay algo es sencilla.

El viento va para allá.

El único delito de esta rueda es haber recorrido muchos kilómetros.

El agente Del Río recibe un aviso, un perro ha marcado un vehículo.

Los guardias conocen tan bien las piezas de los coches

que podrían desmontarlos a ciegas.

Pero esta vez no han tenido que trabajar mucho,

detrás del parachoques parece que hay algo.

En Barajas, el agente Sedeño reparte el trabajo

con su compañero Valbuena. En un aeropuerto donde transitan

cerca de 40 millones de pasajeros al año, su tarea es esencial.

"Me quedo en American Airlines y ahora voy para allá".

Te veo en el filtro, en frente.

Valbuena forma parte del operativo contra el blanqueo de dinero

y está entrenado para detectar conductas anómalas.

Mi trabajo consiste en dar paseos por la terminal

y en ir fijándome en los pasajeros, viendo a ver

las reacciones que tienen, si alguno está en un estado de nervios

o buscando cosas inusuales.

Básicamente, así diciéndolo de manera rápida,

sospechas de todo el mundo y vas descartando.

Su oficina es la terminal,

los baños y la capilla son sitios de interés para este agente.

¿Qué te iba a decir? Escucha.

¿Has visto algo inusual últimamente?

¿Algo raro por la mañana? ¿No? ¿Todo normal?

Aquí tenemos a alguien.

Pero este no va a pasar.

Se ha cruzado con un pasajero que llama su atención.

No lleva equipaje y no tiene prisa.

Valbuena pide a uno de sus confidentes

que esté atento a los movimientos del sospechoso.

Si vas a volver a pasar por el puente aéreo

y sigues viendo al del pantalón rojo y la camiseta a rayas me dices algo.

Valbuena está en contacto permanente con sus informadores,

repartidos por todo el aeropuerto. Cualquier dato puede ser útil.

Lo que hacemos muchas veces es mirar los vuelos

y ver qué vuelos te pueden interesar

dependiendo de las situaciones sociales de cada país.

Me lo apunto siempre en la muñeca porque es más cómodo mirarlo

y saber que es el mostrador 396 a las 10:00

que tener que ir sacando un papel o la cartera...

Una costumbre, por operatividad, comodidad.

Se acerca a la zona de embarque a Pekín.

Es un destino al que debe prestar especial atención.

En estos vuelos, es habitual el tránsito de dinero

y no siempre dentro de los límites legales.

En la terminal 1, su compañero Sedeño le da la señal,

parece que ha visto algo.

(POR RADIO) "Escucha, ¿qué tienes marcado a uno? ¿Dónde está?"

El puerto de Barcelona es el más importante en tráfico internacional

y cada año pasan por él más de tres millones de pasajeros,

pero el teniente Álvarez lo tiene todo bajo control.

Hoy tenemos una de las operativas más complicadas,

una operativa cruzada.

Tenemos un embarque y a la vez un desembarque de Tánger.

Vamos a tratar de que sea limpio, gestionarlo bien

y que no se crucen las operativas. Tenemos mucha precaución

de que los que embarquen no se junten

con los que desembarcan para que entre ellos

no se entreguen paquetes, como a veces han intentado hacer.

Los agentes hacen un primer filtro de los coches desembarcados.

El teniente Álvarez pone todos sus sentidos en el registro.

Una furgoneta le ha llamado la atención

y pide a su conductor que le enseñe lo que lleva.

(HABLA EN FRANCÉS)

Tiene aquí dos mesas... 21 lámparas.

Mesillas de noche.

El agente ha visto la luz, decide abrir uno de los paquetes

para comprobar su interior y sigue con la inspección.

Hay que mirar hasta la caja de herramientas, nunca se sabe.

Viene de Marrakech con lámparas y mesillas de noche.

Una cosa son objetos personales de una vivienda de una persona

y otra cosa es cuando esos objetos dejan de ser personales.

O bien no son para él, o bien son para una tienda.

O bien es excesivo como para una familia

y lo tratamos como una expedición comercial.

El hombre no llevaba ninguna sustancia ilegal,

pero había pasado por alto pagar los impuestos correspondientes.

Indícale para la aduana lo que tiene que hacer.

Y si no tiene nada dentro, expedición comercial.

Me da rabia cuando nos hacen parecer el malo de la película,

y yo siempre lo digo, no nos invitan a cumpleaños.

A veces la imagen que podemos dar alguno pensará

que es solo para denunciar, pero se equivocan,

hacemos muchas funciones aparte de tener que denunciar a alguien.

(EN FRANCÉS)

Nada, a otra cosa.

El agente Sedeño ha interceptado

a una pasajera cargada de dinero con destino Pekín.

¿El dinero es tuyo o te lo han dado?

La viajera lleva en su equipaje el límite de lo permitido.

Lleva 9500.

Pero el agente sospecha que lleve más en sus maletas facturadas.

¿Me podrías mirar unas maletas chinas?

El compañero del servicio de tratamiento de equipajes

observa anomalías en el escáner.

Dentro de las maletas parecen viajar cajas de bombones

y algo más. ¡Compañero!

La maleta... positivo, ¿de acuerdo?

Lleva cajas y entre caja y caja puede que lleve dinero.

El agente hace bajar del avión a la pasajera

para terminar la inspección.

¿En las maletas facturadas qué lleva?

¿Es chocolate? Pues vamos a echarle un vistazo.

No pasa nada. Vamos a ver qué hay

y ahora, si no tiene nada, la subimos y coge usted el vuelo.

Pase por aquí.

En una sala especial a pie de pista

el agente Sedeño abre las maletas de esta pasajera

y se encuentra con la sorpresa más dulce del día.

En el puerto de Barcelona controlan a los pasajeros

que van y vienen de Tánger.

En el primer filtro, el teniente encontró a un viajero iluminado

que olvidó pagar los impuestos en aduanas.

Si no tiene nada dentro, expedición comercial.

Ahora continúa con su registro confiando en su experiencia

y sobre todo en un olfato infalible.

Caballero, ábrame el capó.

Llegan los refuerzos. Un perro entrenado para detectar drogas

hace su aparición.

De momento no encuentra nada, pero al agente Álvarez

algo le sigue oliendo mal.

Tiene un poco de olor a amoniaco,

del que usan para el corte.

El calor que hace ayuda a que cuando abres un coche

los olores interiores salgan.

Esas cositas blancas...

será yeso.

Hay restos blancos y vamos a hacer un test de drogas

porque igual salta la liebre. Puede que sea simplemente yeso

o puede que no.

¿Has estado con la obra haciendo algo de yeso?

-En la casa de mi abuela hemos reventado una pared,

que estaba mal puesto y he puesto una bolsa para tirar.

-Le voy a hacer una prueba de los restos blancos.

-Ah, sí. -Para quedarnos tranquilos.

-¿Saco la rueda? -No, no me hace falta.

Recogemos un poquito, limpiamos...

y lo metemos, ¿vale?

Muy bien.

Esto es como un hijo.

¿Saldrá? ¿Estará embarazada, no estará embarazada?

¿Saldrá rosa, saldrá azul?

Nada, rosa.

Si tiene solo el rosa, negativo.

Mientras, el agente Valbuena, experto en conductas sospechosas,

ha iniciado su recorrido por Barajas en una operación

contra el blanqueo de dinero.

Básicamente sospechas de todo el mundo y vas descartando.

En la zona de embarque a Pekín, su compañero

ha localizado a un viajero que podría tramar algo ilegal.

¿Tienes marcado a uno? ¿Dónde está?

Estamos buscando a una persona que ha marcado mi compañero

que lo voy a observar desde fuera.

Y mi compañero estará atento a la máquina cuando pasen

las pertenencias por la máquina de rayos X.

(POR RADIO) "Nos interesa el ciudadano asiático

que lleva un polo blanco y las mangas azul marino.

Moreno, pelo liso, lleva una bolsa de viaje

de muchos colores.

Mira en todas direcciones y usa continuamente el teléfono.

Se le ve inquieto".

Lo que primero hacemos es mirar las pertenencias por rayos X

y si encontramos algo procedemos a la filiación

y la entrevista para ver si tuviese algún hecho policial.

En el escáner parecen confirmarse las sospechas de Valbuena.

El pasajero lleva una importante suma de dinero,

los agentes se acercan.

El viajero es conducido a una sala para proceder

a un registro exhaustivo.

Buenos días, caballero. ¿Cómo está Ud., habla español?

No te preocupes. ¿Tiene Ud. NIE o permiso de residencia?

-Sí.

-Llevas 5500.

-Pero son billetes de 500, que últimamente no se veían.

El dinero siempre es para una boda. Nueve viajes China....

es raro, no suelen tener un poder adquisitivo alto y un viaje a China

puede costar 900 euros. Si estás viajando cada siete meses...

Los guardias cachean al viajero por si oculta más billetes.

Por ahora el dinero encontrado no supera la cantidad permitida

para viajar fuera de España sin declarar.

Menos de 10 000 no constituye infracción administrativa

ni delito, pero no deja de ser un movimiento de dinero grande.

Los expertos atribuyen el uso de billetes de 500 euros

a operaciones fuera del control de Hacienda

y los agentes tienen que hacerlo constar.

Lo que vamos a hacer es filiarle e identificarle

para tenerlo pendiente en nuestra base de datos.

Esta vez, el regalo de boda llegará a su destino,

el pasajero puede continuar.

Tenga aquí la documentación.

Lo sentimos. -Gracias.

-Que tenga buen viaje.

En la frontera sur, en el puerto de Algeciras

un perro antidroga marca un coche procedente de Marruecos.

Su conductor parece sorprendido y dice que si los agentes buscan

es porque hay algo, pero lo achaca a su visita al taller.

Los guardias han empezado a desmontar el coche,

parece que el parachoques esconde algo.

El conductor tiene su propia versión.

Las bolsas están envueltas en otras impregnadas en aceite;

dentro, los paquetes perfectamente envasados con bellotas de hachís.

Este es el aceite...

para intentar evadir el olfato del agente canino.

Tienen olfato como los perros de caza. Necesitamos quitarlo

para acceder adentro.

Y aquí seguir mirando el vehículo por si acaso

pudiera tener más ocultos.

Como ve, le ponen varios embalajes.

Esta gente siempre te lo ocultan en diferentes zonas...

Bien en la batería, bien en doble fondo, techo, suelo...

salpicadero...

Siempre vienen de la misma forma.

Son dos, cuatro, seis...

De momento, ocho.

El hombre llevaba en su coche casi dos kilos de hachís

que habrían alcanzado los 6000 euros en el mercado negro.

Fue acusado de un delito contra la salud pública.

Su supuesta visita al taller le podría costar

entre tres y nueve años de prisión.

De vuelta en Barajas, esta mujer espera a que registren su maleta.

El agente Sedeño sospecha que podría estar intentando

pasar más dinero de lo permitido.

La maleta... positivo, ¿de acuerdo?

La imagen del escáner desvelaba un dulce contenido

que parecía ocultar algo más.

Entre caja y caja puede ser que lleve dinero.

Efectivamente, ahí lleva el dinero.

¿Esto qué es?

¿Eh? ¿Esto para quién es? ¿Quién te ha dado este dinero?

Señorita, ¿quién le ha dado este dinero?

-¿Es suyo? ¿Cuánto lleva?

-¿Perdona? ¿No lo has contado bien?

Pues vamos a abrir todas las cajas. ¿En la otra maleta también? Vale.

Al guardia Sedeño no le ha fallado su intuición.

Tras la confesión, los agentes se llevan a la pasajera

y su equipaje a las dependencias de aduanas para seguir el registro.

Vete abriendo esa que también lleva dinero.

Y bajo sus escasas prendas de ropa, más cajas de chocolate.

Esta pasajera debería saber que su método

nunca hubiera tenido éxito. ¿O desconocía que estas bombones

nunca se venden en verano?

Ir abriendo caja por caja

e ir sacando todo el dinero que lleva entre medias.

Ahora debe estar presente durante todo el registro,

los agentes tienen trabajo: todas las cajas llevan regalo.

En cada caja vienen aproximadamente...

160 billetes de 50.

Cada caja contiene 8000 euros en billetes nuevos de 50.

Hombre, mira, aparecen de distintos colores.

Ya empiezan a aparecer...

los morados, amarillos y verdes.

Alguien le ha dado ese dinero para cuando llegue a China dárselo.

No es suyo el dinero.

Son lo que llamamos "correos", transportan el dinero hasta China.

Mientras los agentes abren cajas sin parar,

la pasajera cuenta su versión sobre la procedencia del dinero.

(AGENTE) El regalo de bodas.

-¿Comprar una casa en China?

La calculadora echa humo. La ciudadana asiática echa cuentas

y por fin da una cifra.

(PASAJERA) 300 000. -¿300 000?

(PASAJERA) Casi. -Casi 300 000 euros, muy bien.

(SEDEÑO) 20, 21, 22, 23, 24, 25.

26, 27, 28, 29, 30, 31, 32 cajas.

Vamos a abrir la última caja y vamos a hacer el recuento

de la cantidad exacta que lleva.

-¿Entiendes lo que estamos haciendo?

Es un dinero no declarado y te lo requisamos,

entonces te requisamos todo pero sí que te dejamos

1000 euros para tus gastos.

-¿Cómo quieres los 1000 euros? ¿En billetes de 50...?

¿De 50?

-En total lo que llevaba eran 290 500 euros

en las cajas de bombones, más los 9500 que llevaba,

hacen 300 000 euros.

Este dinero se lleva al Banco de España hasta que esta señora

o el dueño del dinero presente algo

que nos diga de dónde viene toda esta cantidad de dinero.

Si ella puede justificar ese dinero, el banco de España se lo dará,

le pondrá la multa correspondiente y ahí se queda.

Si no lo puede...

justificar ese dinero, lo perderá.

Si se demostrase que el origen del dinero es ilegal,

la pasajera podría ser imputada por blanqueo de capitales

con una pena de seis meses a seis años de cárcel.

El teniente Álvarez y su equipo están consiguiendo que la jornada

transcurra sin incidencias en Barcelona.

A pesar de la avalancha de vehículos no se les escapa nada.

Primero encontraron una furgoneta cargada de lámparas

cuyo conductor se había saltado la aduana.

Si no tiene nada dentro, expedición comercial.

Después, el fuerte olor de un coche alertó al teniente Álvarez.

Tiene un poco de olor a amoniaco, del que usan para el corte.

Pero lo que parecían restos de cocaína...

¿Saldrá rosa, saldrá azul?

...resultaron ser trocitos de yeso, eso sí, del más puro.

Y una vez más el olfato de Álvarez le lleva a este coche blanco.

¿Fuma? Lo tiene aquí en la bolsa. ¿Te huele a algo?

Cuando hemos abierto la puerta nos ha venido olor

a sustancia estupefaciente, concretamente hachís.

Y nos ha hecho pensar que podría llevar esa sustancia

Aquí tiene tabaco normal.

Bueno. Uno...

...dos, tres.

El conductor observa el proceso con mucha calma.

(HABLAN EN FRANCÉS)

El teniente Álvarez no se rinde y pide que un perro antidroga

haga un repaso del vehículo.

Se lo ha fumado todo antes de entrar al puerto.

Se lo ha fumado todo y no ha quedado nada.

Ni el perro ha marcado, si hubiera marcado el perro...

Me ha dicho que se lo ha fumado. Bueno, al menos viene relajado,

a mí me preocupa si se lo ha fumado allí, ¿qué va a fumar aquí?

Esa es la otra parte, que aquí buscará para fumar.

(HABLA EN FRANCÉS)

El agente Valbuena continúa con su trabajo en Barajas.

Después de seguir a un viajero sospechoso...

Si vuelves a pasar por el puente aéreo y sigues viendo

al del pantalón rojo y la camiseta a rayas me dices algo.

...encuentra a otro ciudadano con el límite del dinero permitido.

Llevas 5500. -Billetes de 500, ya no se veían.

Ahora toca volver a hacer guardia en los embarques hacia China.

Ya tenemos los vuelos y al tener dos entradas nos vamos a repartir.

Yo me voy a una y tú a otra. -Yo derecha y tú izquierda.

-Estamos en contacto, ¿vale? Ten cuidado, hasta ahora.

Me extraña cuando veo gente con gafas de sol en sitios cerrados.

Muchas veces la gente con gafas de sol se siente segura.

A veces puede ser algo normal, pero otras veces... Yo que sé.

El compañero de Valbuena ha visto algo sospechoso

en una pasajera y va directo a ella.

Déjame un momento tu pasaporte.

-¿Cuánto dinero lleva en total? -1500 menos.

-¿Menos de 1500? ¿Y encima lleva algo?

-No, aquí nada. -¿Nada más que eso?

-¿Un mes va a China? -Sí, sí.

-Muchas gracias. -De nada.

Con la documentación en regla, los agentes dejan a la viajera

y continúan su ruta.

Pero una llamada pone en marcha al guardia.

Acabo de recibir una llamada de mi compañero.

Tenemos un pasajero...

con 30 000 euros. Lo que pasa es que tiene una tarjeta...

una tarjeta de embarque nacional, pero cree que puede ir a otro sitio,

porque dice que en la entrevista está bastante nervioso.

Entonces vamos a proceder a registrar las pertenencias

a ver si encontramos algo.

-¿Llevas el dinero aquí metido? -Sí, solo aquí.

-¿Cuánto llevas en total? -¿30 000?

En un vuelo nacional, un pasajero podría viajar

hasta con 100 000 euros.

Sin embargo, los agentes sospechan que el destino de estos billetes

puede ser mucho más lejano de lo que marca el pasaje.

¿Para qué quiere este dinero? ¿Para qué es este dinero?

Los viajes son experiencias únicas

y a veces los pasajeros vuelven con algún suvenir original.

Unos ciudadanos de nacionalidad paraguaya

acaban de aterrizar cargados de maletas y recuerdos.

Abran las maletas a ver lo que es.

¿Y qué es lo que es? Vaya abriéndola a ver.

Su exceso de equipaje envuelto a conciencia

llama la atención de los agentes que han parado a los viajeros.

¿Eso qué es? Ante sus ojos, un auténtico vergel.

¿Llevan todas las bolsas con eso?

A ver, abra más. Vaya sacando más.

De las bolsas no paran de salir brotes verdes.

Los pasajeros se hacen los remolones y el agente insiste

para lograr que saquen todo.

Vayan sacándolo todo, no se lo digo más.

Vayan sacándolo todo, que tiene que ir a la basura.

¿Eso para qué vale?

-¿Para mate?

La hierba de mate se usa para hacer una infusión amarga

muy consumida en Sudamérica.

El trabajo de recolección ha sido en balde,

porque este follaje acaba por el momento en la basura.

¿Y cuántas bolsas traen?

Vaya abriendo las otras bolsas.

¿Esa bolsa lleva los mismo?

¿Cuánto trae? Esto hay que declararlo.

¿La planta esta qué es? ¿Medicinal?

Plantas medicinales, esto no lo he visto jamás.

O sea que lleva la maleta entera cargada.

¿Cuántos kilos lleva de esto?

Exactamente 70 kilos de plantas, supuestamente medicinales.

O lo que es lo mismo, unas 10 000 infusiones.

Sus remedios caseros aquí no tienen remedio

y sin un envasado y etiquetado correcto

los agentes deben intervenir la mercancía por control sanitario.

¿Pueden mandar a los de retirada de alimentos?

Tenemos bastantes alimentos que acaban de venir de un vuelo.

Esto está totalmente prohibido, las plantas y arena de otro país.

Sin embargo, pueden salvar las hierbas que viajaron envasadas.

Antes tendrán que pasar por Aduanas

para obtener un certificado sanitario y pagar los impuestos.

Los viajeros no están por la labor y deciden abandonar la mercancía.

Con sus maletas más ligeras prosiguen su camino,

aún así las plantas quedarán unos días en el depósito

por si cambian de opinión.

En caso de que nadie las reclame, esta porción de la madre naturaleza

deberá ser destruida.

En el puerto de Barcelona, el teniente Sergio Álvarez

prosigue con el registro de los vehículos.

¿Te huele a algo? -Sí, huele como a maría.

-"D'accord". Se lo ha fumado todo antes de entrar al puerto.

Ahora el guardia Álvarez se fija en un turismo de alta gama.

Hemos procedido a un vehículo que ha llegado a última hora,

no coincidían las características de la persona con el vehículo.

Una práctica habitual que tienen es que intentan

meter el coche a última hora,

para que tengamos poco tiempo para inspeccionar esos vehículos.

Eso hace saltar la alarma y estar más atentos.

Esta vez el olfato del agente ha estado acertado.

Nos ha saltado una alarma de Italia

que tenía una denuncia de robo de ese vehículo.

Se trata de uno de los coches robados

que después se destinan a la venta ilegal en África.

Además del conductor, otro detalle levantó sospechas.

Esta pegatina está construida de forma que si intentas despegarla

no puedas arrancarla entera. En una etiqueta original no pasaría.

No nos centremos solo en el coche este robado.

Vamos a analizarlo y si hace falta se hace un escáner.

Miramos lo de abajo y las ruedas como siempre,

vamos a asegurarnos de que no lleve nada más.

Y a simple vista, en el maletero, hay equipaje fuera de lo normal.

Lleva mercancía con marcas bastante caras,

todo etiquetado y presuntamente será robado.

Vamos a hacer las gestiones para ver de dónde procede,

pero evidentemente se ve que no es mercancía suya.

Los agentes deciden pasar el coche por el escáner

y acuden a Aduanas para completar la inspección.

Mercedes, buenos días. Necesitamos que nos eches una mano.

Ayer intervenimos este coche y necesitamos pasarlo por escáner.

No descarto tema de drogas, es robado...

Una buena radiografía desvelará si oculta algo.

Ya podéis iniciar escaneo.

Miramos los huecos de los neumáticos sobre todo,

que no vengan rellenos y las partes huecas...

que no tenga nada.

-Mira a ver la zona esta de delante.

Esto se ve limpio. -Sí, no hay nada.

En los neumáticos tampoco. -¿Tampoco?

¿Dentro de la rueda algún paquete pequeño lleva ahí?

(RADIO) "Afirmativo. Lleva un pequeño compresor

que parece de inflado de la rueda en caso de pinchazo.

Y lleva un manómetro del tamaño de una batería pequeña.

-Vale, pues yo aparentemente no veo nada.

-La única duda que había era la zona de la rueda de repuesto.

-¿Por lo demás habéis visto algo? -Nada, está "OK" por nuestra parte.

-Mercedes, muchas gracias. -Gracias. Hasta la próxima.

Por ahora los guardias han dado con un vehículo robado

y un equipaje para comprobar.

Con la confirmación de la autoridad italiana,

el teniente Álvarez acude a ver al infractor.

¿Usted se llama así?

Vamos a proceder a su detención y a leerle sus derechos en italiano.

Hemos comprobado que el vehículo está sustraído.

Por lo tanto vamos proceder a su detención

y a leerle sus derechos como detenido, ¿de acuerdo?

Le abordaron en Italia para llevar el vehículo por 1000 euros.

1000 euros le han pagado para bajar el vehículo

hasta Barcelona y ahí embarcarlo. Entonces le han pagado el billete

de barco y 1000 euros más que le darían

cuando entregase el vehículo en Tánger.

Tiene derecho a guardar silencio, a no declarar

y a no contestar manifestando que declarará ante el juez.

Tiene derecho a un abogado para las diligencias judiciales...

Son chapuceros, no son demasiado profesionales,

porque la matrícula falsa no coincide con la documentación falsa.

Entonces si encima te ayudan y te dan pistas, más fácil.

No le va a caer la misma pena si solo ha transportado el coche

que si ha sido partícipe en el robo del mismo.

Es un delito que puede conllevar cárcel

y que tendrán que ver dependiendo de la implicación

la pena que le imponen.

Aquí vas a estar bien.

Caso resuelto, hasta el siguiente.

Madrid, aeropuerto de Barajas.

El agente Valbuena recibe el aviso de un pasajero

con un peculiar exceso de equipaje.

Tenemos un pasajero con 30 000 euros.

¿Llevas el dinero en la bolsa? -Sí, solo aquí.

Su tarjeta de embarque es para un vuelo nacional,

por lo que podría llevar hasta 100 000 euros.

Pero los agentes creen que su destino puede ser otro.

¿Para qué quiere este dinero?

¿Para qué es? ¿Para comprar? -Sí, para comprar.

-¿Para comprar? -Ropa.

-¿Dónde vuela ahora? -A Barcelona.

-¿Y después de Barcelona? -Vuelve a Madrid.

-¿Vuela usted solo? -Compra y vuelve.

-¿Vuela usted solo? ¿Vuela solo? -Solo, sí.

Si no le importa voy a proceder a registrar sus pertenencias.

Voy a comprobar su maleta, ¿vale?

En estos casos hay que registrarlo todo bien,

porque muchas veces llevan una tarjeta de embarque nacional

y luego escondida llevan una que puede ir a China.

De esta manera, si te presenta la tarjeta nacional

puede volar con el dinero que lleva

pero si encontrásemos una tarjeta de embarque

que volase a China, estaría sujeto a retención.

Muchas veces puede pasar

que otro ciudadano u otro pasajero que haya entrado

lleve la tarjeta de embarque y se la vaya a dar.

Entonces haremos un seguimiento por cámara.

Los agentes registran el equipaje del ciudadano asiático,

y vuelven a repasar sus datos y su ruta de vuelo.

¿Cuántos días va a Barcelona? -Dos o tres.

-¿Dónde tienes la tienda? ¿En el centro de Madrid?

Y vives en Fuenlabrada. -Sí.

Con un pasaje a Barcelona podría introducir sin problemas el dinero,

si su destino fuese internacional, la cosa cambiaría

y a partir de 10 000 euros tendría que declarar.

Vamos a llamar al CGA

para que le hagan un seguimiento a ver si en algún momento

se reuniese con una persona, le diesen una tarjeta

de embarque o esta persona le diese el dinero.

Lo sospechoso es que todas las semanas

estén saliendo ciudadanos con 9900 o 9700.

Y siempre dicen que es para una boda.

El centro de gestión aeroportuaria vigila por cámara

todo lo que ocurre en esta pequeña ciudad.

24 horas al día y 365 días al año.

El control a tiempo real es constante.

Sí, uno con la cabeza despejada y llevaba 35 000 euros.

Llevaba una tarjeta de embarque a Barcelona.

Lo único era si podías...

Si podías hacer un seguimiento para ver que embarca a Barcelona

o bien vuela a Beijing.

Mientras las cámaras comprueban si vuela a Barcelona,

Valbuena y su compañero Sedeño

se acercan a la puerta de embarque del siguiente vuelo a Pekín.

Me llaman del CGA.

¿Sí? Hola.

¿La D-56? Vale.

Bueno, efectivamente el pasajero

ha cogido el vuelo a Barcelona por la D-56.

Y vamos a volver a ver si vemos a alguien más.

Esto es así, uno, otro e intentar sacar lo que podamos.

Al puerto de Barcelona llegan cada día cruceros,

"ferrys", barcos cargados de mercancías o combustible,

pero también buques de guerra en son de paz.

Un destructor italiano está a punto de zarpar,

pero necesita la ayuda de la Guardia Civil.

¿Qué tal?

Se ha solicitado por parte de la armada italiana

el acompañamiento de los buceadores en inmersión.

El destructor atracó hace días en la capital catalana

para reponer víveres y hoy su capitán

quiere hacer la inspección para reanudar su viaje.

Sergio y David, vosotros haréis la inmersión,

y los demás haremos de cobertura exterior.

-Me hice guardia civil porque mi padre lo es.

Y como dice un dicho: "Sales del cuerpo de tu madre

para meterte en el de tu padre". Y me metí en el tema de buceador

porque desde que lo probé no he dejado nunca de bucear.

Y por eso estoy aquí. -Vamos a dar un rodeo.

-Cascos, reguladores, aletas, el traje...

-Me hice guardia civil por mi tío,

me fue inculcando lo que sabía y a raíz de eso entré

y desde que entré solo quería hacer esta especialidad, nada más.

Un buzo de una armada extranjera no puede sumergirse solo

en aguas españolas, debe ir acompañado por la Guardia Civil.

Este es un cometido de los agentes de actividades subacuáticas.

Su misión es reconocer fondos, revisar cascos de embarcaciones

o controlar obras sumergidas

para garantizar la seguridad bajo el mar,

la protección antiterrorista o la vigilancia fiscal.

Hola, oficial, ¿qué tal?

Buenas, ¿qué tal? David.

El destructor Luigi Durand de la Penne,

con 150 metros de eslora y 400 tripulantes,

funciona como buque escuela y debe su nombre a un famoso buzo

que sirvió durante la II Guerra Mundial.

El aire aquí arriba es ilimitado.

Si me agobio, tengo un problema o tengo que hacer un esfuerzo

aire no me va a faltar. Abajo, el aire es mi vida

y lo que hay en esa botella es de lo que dependo.

Ante un problema no me puedo poner nervioso y consumir más aire

y si consumo más aire voy a tener pronto un problema de verdad,

porque cuando se acaba el aire sí que no hay solución.

Somos un grupo pequeño

y aparte de compañeros somos amigos a muerte.

Vas aprendiendo a vivir con ellos y a conocerlos,

al final ya sabes cómo reacciona cada uno,

es la gente con la que pasas ocho o diez horas al día.

Es como unos hermanos.

Los agentes no han visto nada extraño,

el destructor puede continuar su viaje.

Por seguridad todos fuera. -¡Tres, dos, uno, fuego!

-Un pescado muy fresco no huele a pescado, sino a mar.

Si vienen con anisakis por aquí no pasan.

Esto es un parásito.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Fronteras - 26/08/15

Fronteras - 26/08/15

26 ago 2015

En el aeropuerto de Barajas han creado el grupo especial "Ícaro", y las cámaras de Fronteras han seguido con detenimiento a una pareja de la Guardia Civil que opera vestida de paisano en busca de conductas sospechosas.

 

ver más sobre "Fronteras - 26/08/15" ver menos sobre "Fronteras - 26/08/15"
Programas completos (5)

Los últimos 23 programas de Fronteras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios