www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3325338
Para todos los públicos Fabricando Made in Spain -  Programa 52 - ver ahora
Transcripción completa

¿Te has preguntado alguna vez qué se fabrica en España?

¿Cómo se hacen las cosas que te rodean?

En "Fabricando" te desvelamos los secretos

que esconde la fabricación de un objeto cotidiano.

Porque en España se fabrica mucho y bien.

Vamos a demostrarlo. Hoy fabricamos... llaves inglesas.

Para fabricar una llave inglesa como las que tenemos en casa

hace falta golpear una barra como esta con un mazo

con una fuerza de más de dos toneladas.

Hoy vamos a ver cómo pasamos de esto a esto.

Hoy fabricamos... gazpacho.

¿Cuántos tomates, pimientos y pepinos se necesitan para llenar

un envase de gazpacho como este? Hoy lo descubrimos.

Hablamos de uno de los platos más tradicionales

de nuestra cocina. Nos hemos venido hasta Córdoba

porque hoy fabricamos...gazpacho.

Hoy fabricamos... células madre.

Más de 20.000 cajas como esta han llegado a estos laboratorios

de Alcalá de Henares, Madrid. Son células madre

de cordón umbilical que han salvado durante más de 25 años

muchísimas vidas. Hoy descubrimos el proceso de fabricación

de las células madre.

Y hoy observamos a cámara lenta cómo esta máquina lonchea jamón york

y cómo esta prensa corta los palillos de dientes.

Todo esto y mucho más aquí, en "Fabricando".

En nuestro país se conoce como llave inglesa.

En Venezuela, Perú o Argentina, como llave francesa.

Pero, curiosamente, esta herramienta tiene su origen en Suecia.

Fue precisamente el herrero escandinavo Johansson

quien acopló un tornillo para mover la cabeza de la llave fija.

Desde entonces, la llave ajustable es la herramienta de servicio

más utilizada de mundo. Nos lo cuenta... ¡Darío!

Existes más de 250 tipos de llave inglesa.

Desde la más pequeña, como esta de cuatro pulgadas,

hasta algunas tan grandes como la de 30 pulgadas.

En esta fábrica de Vitoria se fabrican más de dos millones

de llaves inglesas al año. Hoy fabricamos llaves inglesas.

(Música pop animada)

¿Qué tal? Darío, buenos días.

Buenos días. Veo que estáis recibiendo materia prima.

Sí, nos acaba de venir un camión y estamos colocando el material.

Estamos en el almacén donde os viene el acero.

¿Cuánto material os viene? Nosotros aquí venimos consumiendo

unos dos millones de kilos por año. Dos millones de kilos al año...

¿Más o menos al día cuántos son? 10.000 toneladas.

La llave que vamos a ver hoy parte de una barra como esta.

¿Cuántas llaves suponen? Cada barra, unas 40 llaves.

Vamos a pasar al corte para ver la primera operación del proceso.

La primera operación del proceso es el corte por cizalla.

¿Y aquí qué hacéis? Partir las barras en trozos pequeños.

Entran las barras que vienen del almacén,

y caen a estos raíles... ...que van alimentando esa máquina

que tiene dos cuchillas, y el sistema de corte

hace que se junten y con un movimiento así...

se realiza el corte y van saliendo por esta cinta

unas barras como estas. Sí.

Es el principio de nuestra llave.

En este caso, de dos. De cada barra salen dos.

Sí. ¿Dónde vamos ahora?

Vamos a verlo en la forja.

Carlos, ¿cómo pasamos de esto a esto?

En esta máquina primero calentamos la barra

en un horno de inducción. ¿Qué es eso?

Es un sistema de calentamiento eléctrico

por el cual la barra sale a unos 1.200 - 1.300 grados

y al llegar aquí, el operario, mediante una tenaza de este estilo,

coge la barra y la va posicionando en las distintas posiciones

de nuestro utillaje.

En este caso, en un molde con distintas figuras

necesarias para hacer el proceso de transformación.

En la primera posición hacemos un primer doblado.

Luego, un golpe de plano que nos ayuda a posicionar

la barra ya deformada en la primera posición

y el último golpe, el de terminación, el de la figura definitiva.

¿Cuántos golpes da nuestro martillo? En este caso serían cinco.

¿Cuánto pesa este martillo de forja?

El peso de la maza son 2.000 kilos.

¿Y cómo golpean estos 2.000 kilos? Puede subir hasta un metro.

La fuerza de caída de los 2.000 kg... ¿Es una caída libre?

Sí. O sea, lo subís a un metro,

y caída libre de 2.000 kg sobre la barra.

El siguiente paso es pasar a la prensa de rebabado.

Explícame qué significa eso. Mediante un troquel de corte

se trata de eliminar la chatarra sobrante de la pieza

para obtener la pieza ya... O sea, que esto iría así...

y mediante esa pieza de corte...

sale, y esto por un lado y esto por otro.

El sistema es similar: un golpe único que corta.

Entra el macho dentro de una hembra y hace el corte.

Carlos, con este trocito que me llevo, ¿dónde tengo que ir?

Nos vamos al horno de normalizado.

(Música pop animada)

Este es el siguiente paso: horno de normalizado.

Cuéntame qué significa. Después de haber pasado por forja,

debido a la temperatura y a la deformación

la estructura del acero está muy dura para hacer posteriores operaciones.

Lo metemos en el horno a una temperatura superior a 800

alrededor de media hora, y luego esto, estructuralmente,

se vuelve blando y mecanizado. Antxon, recién salida del horno.

Nuestras llaves, tras enfriarse un poco, son algo así.

Internamente la pieza está en perfectas condiciones,

pero esta herramienta está sucia y tenemos que lavarla.

¿Cómo se hace eso? En la granalladora.

Enseguida vemos cómo se lavan las llaves inglesas.

¿Sabían que esta herramienta se somete a un proceso de oxidación

para que no se vuelva a oxidar en un futuro?

Además, les contamos cuáles son los ingredientes

que utilizan en esta fábrica de Córdoba para hacer gazpacho.

Hoy también les queremos mostrar cómo en este laboratorio

trabajan con células madre. ¿Saben que se congelan a -196?

Y no se pierdan nuestra visión a cámara lenta

de la máquina loncheadora de jamón york.

Es capaz de realizar 250 cortes en un minuto.

Explícame qué es una granalladora.

Es una máquina que lava las piezas por fuera.

¿Como una lavadora? No.

En vez de jabón utiliza granalla. ¿Qué es eso, Antxon?

La granalla son partículas muy pequeñas de acero.

O sea, son bolitas microscópicas de acero.

Cuéntame lo que pasa ahí dentro.

¿Cómo funciona esa turbina para lavar la llave?

La máquina proyecta con mucha fuerza y velocidad

las partículas de granalla, y de esa forma

limpiamos toda la superficie. Se nota la diferencia.

Después del golpeo de la granalla

vemos que estas cascarillas que tenía por encima

han desaparecido y la llave tiene un aspecto mucho más cuidado.

Vengo del horno de normalizado y de la granalladora.

Antxon me ha dicho que venga aquí. ¿Qué hacéis en esta célula?

La primera operación que se hace en esta máquina

es el funfonado, que consiste en eliminar estas dos ventanitas.

Una de ellas, la que utilizaremos para colgar la llave

y la otra, donde colocaremos la rueda que habilita el movimiento de la boca

La segunda operación, el acuñado, reúne varias funciones.

Por un lado, dejar la llave recta.

La llave de forja puede ir partida en algún caso,

porque allí está caliente, y al caer las llaves, al moverse,

puede que en algún caso se tuerzan un poquito.

La máquina baja y aprieta. Además de dejar la llave recta,

lo que hacemos es dejarla de un espesor adecuado.

El acuñado permite... Para posteriores funciones

tenemos que tener la llave con una medida concreta

y aquí la calibramos a esa medida.

La parte final de esta célula es el pulido de contorno.

No es más que una eliminación mediante un lijado

de todo el contorno de la llave para eliminar esa rebaba

que dejamos en la forja. Es un robot que coge la llave,

la lleva a la lijadora,

hace todo el contorno de la llave y nos la deja terminada en la caja.

Solo tenemos que preocuparnos de alimentarlo.

(Música soul animada)

¿Qué tal, Javier? Buenas.

¿Cómo estás? Muy bien.

Vengo de pulir mi pieza.

¿Ahora qué hacemos? ¿Dónde estamos? Estamos en una célula de mecanizado.

En este dispositivo se hace la ranura.

Este ángulo también, este taladrado, y esto.

De aquí nos vamos a esta máquina. ¿Qué hace?

Aquí nos brocha la ventana. Quita material que no necesitamos.

Nos lo quita de la ventana para que luego la ruedecilla gire.

Se pone en esta posición. Le damos a la máquina, y baja.

Justo con una operación me hace esta distancia.

Veo que también chorrea un poco de agua.

Esto es taladrina. Para que nos dure más la herramienta

y para que nos quede un acabado mejor.

La taladrina es una especie de lubricante. ¿Qué nos queda aquí?

Nos queda el escariado. ¿Qué significa eso?

Metemos una broca que nos quita las rebabas.

Con este acabado y con la fase de mecanizado acabada,

me puedo ir al siguiente paso, ¿que es...?

El centro de inducción.

Vengo del mecanizado, de hacerle todos estos agujeritos a la llave.

Me han mandado aquí. ¿En qué consiste templar una llave?

Aquí se le da dureza a la llave. El temple sirve para darle dureza.

Sí. Yo la veo bastante dura.

Está dura, pero realmente el material está blando

para poder hacerle los agujeritos. ¿Qué hago con mi llave?

Cuélgala aquí, que es donde cuelgo yo las mías.

Al revés. Ahí está. Explícame cómo funciona tu máquina.

De aquí pasa a la cadena y las llaves entran al inductor del temple.

¿Qué es eso? Es un horno.

Aquí la llave se calienta entre 800 y 900 grados.

¿Para qué se sube a tanta temperatura?

Se calienta mucho para luego enfriarla de golpe.

Así es como coge la dureza. Aquí dentro tiene unas duchas.

Enfrían la llave de golpe. Es una mezcla de agua y un polímero.

¿Qué es un polímero? Un tipo de aceite especial.

Va mezclado con el agua, porque si se enfriara solo con agua

podría agrietarse.

Un enfriamiento fuerte solo con agua rompería la llave.

Y después de enfriarlas de golpe... Las volvemos a pasar por otro horno.

Es el revenido. Otro horno más.

Un inductor de revenido que vuelve a calentar la llave

entre 300 y 400 grados. ¿Para qué?

Para estabilizar.

El temple es un proceso que otorga dureza a la llave inglesa.

Para ello se calienta en un horno a unos 800 o 900 grados.

Después se enfría de golpe con una mezcla de agua y aceite.

Posteriormente la llave tiene que pasar por otro horno

donde se vuelve a calentar, pero esta vez a menos temperatura,

a unos 400 grados. Esto se conoce como revenido.

Se consigue que la llave inglesa sea más resistente, menos quebradiza.

¿Dónde estamos ahora? En el fosfatado.

Oxidamos la llave superficialmente para que en un futuro no se oxide.

Explícame más o menos cómo lo hacéis.

No entiendo que se oxide para que no se oxide.

Esto lleva un proceso. Primero se desengrasa.

Se sumerge en un desengrasante que limpia todas las impurezas

para que la llave entre al fosfatado muy limpita.

¿Adónde va nuestra llave cuando sale de esta cubeta?

Se escurre y la aclaramos para no contaminar el siguiente paso.

¿A dónde va la llave una vez que la tenemos aclarada?

Pasamos al fosfatado. Aquí entra el bombo, la llave,

y está en inmersión nueve minutos. En este material humeante.

Exactamente, a una temperatura de 80 grados.

¿Qué es este líquido? Sales de zinc.

Penetran en la llave por fuera y le provocan el óxido.

Lo que hacéis entonces es oxidarla por fuera

para que no se oxide por dentro. Exactamente.

Aquí aclaramos de nuevo. ¿Volvemos a aclararlo?

¿También en agua? Fría.

¿Y ahora? Al apoyo.

Cuéntame el apoyo.

Es un aceite que refuerza la oxidación hecha previamente.

Y la parte interior queda protegida de futuras oxidaciones.

Eso es. Pues si está todo listo,

me voy a ver a Javier en montaje.

Encantado, muchas gracias. Igualmente, adiós.

(Música pop animada)

Muy buenas, Javier. Hola, Darío. ¿Cómo estamos?

Llevo todo el día con mi cuerpo de la llave.

Ya ha pasado por todos los procesos del mundo

hasta llegar al montaje. Enséñame a montarla, la quiero ver terminada.

Vamos empezar por la boca móvil. La introduces por el canal...

Por el agujero este, ¿no? Eso es.

El siguiente paso es montar la moleta.

Sirve para poder mover la boca móvil una vez esté montada la llave.

Para acabar montamos el tornillo

para hacer que el conjunto esté finalmente ensamblado.

Un tornillo que va por el otro agujerito que teníamos.

Dentro de esa máquina se procede a darle esta numeración, ¿no?

Correcto, el marcado del dial. ¿Cómo se hace?

Este rayo láser sigue la trayectoria de las rayitas y de los números

que tenemos en el dial. Efectivamente, se han marcado

a través de ese láser los milímetros de nuestra llave.

Nos queda el enmangado.

Que es ponerle un mango como este. Efectivamente.

Jesús, proceso terminado. Sí, aquí tienes tu llave ajustable

completamente terminada, montada y marcada

y lista para salir al mercado en cualquier parte del mundo.

Con la llave determinada, lo que vamos a hacer ahora

es ver un resumen de cómo se fabrica la llave inglesa.

Para fabricar una llave inglesa se cortan las barras de metal.

Después se calientan por encima de los 1.200 grados

para que el mazo de la forja pueda deformarlas.

El cuerpo de la llave en bruto se calienta de nuevo en el horno

para que el resto de la maquinaria pueda trabajarlo.

Con la granalladora se limpia la llave.

Mediante el mecanizado se endereza, se le otorga el espesor oportuno

y se hacen los agujeros necesarios para que las piezas encajen.

En la fase del temple le otorgan la dureza exacta

y con el fosfatados se consigue que no se pueda oxidar.

Ya solo queda montar las otras piezas.

Las llaves inglesas ya están fabricadas.

En nuestra visita a la fábrica de jamón york en Olot, Girona,

les mostramos cómo trabaja a gran velocidad esta máquina,

la loncheadora.Por eso hoy queremos volver hasta allí

para ver a cámara lenta cómo lonchea el bloque de jamón cocido.

La cuchilla de la loncheadora realiza 250 cortes por minuto.

Entre corte y corte, la máquina parte un plástico

y lo posiciona debajo del jamón para separar las lonchas.

Cada una tiene un grosor de 1,26 mm.

La máquina las agrupa de seis en seis.

El jamón york sale de un túnel de frío

donde ha sido sometido a menos de 40 grados.

El frío lo endurece y permite que la cuchilla lo seccione

de una manera muy precisa.

El primer tacho de la historia lo tomaron los árabes.

Por aquel entonces era una sopa hecha con agua y pan duro.

No fue hasta comienzos del siglo XIX cuando el tomate se convierte

en el principal ingrediente de este tradicional plato.

Lo tomaban los campesinos para combatir

las calurosas y largas jornadas en el campo.

Para prepararlo utilizaban las hortalizas de la huerta:

tomate, pimientos y pepino.

Hoy en día lo podemos tomar con almendras, aguacate,

sandía o fresas. Nos lo cuenta... ¡Lourdes!

Un poco de pimiento, pepino o cebolla.

Cada uno de estos ingredientes es la guarnición de este plato.

Es aconsejable tomarlo muy fresquito para que esté bien bueno.

Se puede hacer con pan, con frutas o con tomates, como lo haremos hoy

en Palma del Río, Córdoba. Hoy fabricamos... ¡gazpacho!

(Música electrónica animada)

Hola, Eva. Hola.

Un gazpacho sin tomates como estos no es gazpacho.

Tienen que ser así. Rojos.

Y con este tamaño.

Y todo lo que tenga sol y manchado, fuera.

Si no, no es un gazpacho extra.

Vamos cogiendo las matas, lo vamos meneando.

El que se le coloradito, para dentro. El que está malito, para fuera.

Vosotros los metéis en cajas y los apiláis , ¿no?

Sí, se paletizan y van directamente a fábrica.

Es donde yo me tengo que ir ahora a hacer un buen gazpacho con tomate.

Sí. Gracias. Me voy a hacer gazpacho.

Muy bien.

¿Qué tal, Antonio? ¿Cómo estamos? Muy bien. Buenos días.

¿Qué tipo de tomates necesitamos para fabricar gazpacho?

En principio necesitamos un tomate que esté sano como una pera.

Esto se puede comer así, con un poco de sal estaría de lujo.

(RÍE) Así también se puede comer.

Tampoco vale un pimiento cualquiera. Es fundamental que el pimiento,

al igual que el tomate, venga recién cogido, venga fresco,

y sea de buena calidad. Es este que se ve acabado en punta.

El pimiento verde se usa para darle un toque a hierba fresca.

Está bueno, y además... A hortaliza.

Es exactamente igual que el rojo, la única diferencia es

que el rojo se ha dejado en la mata hasta que madura.

Tenemos tomate, pimiento rojo... Exactamente.

...pimiento verde. ¿Qué falta? Nos quedaría el pepino.

Este le da un sabor así como dulzón, porque el pepino es un poco dulce.

Lo suaviza un poco.

Los tomates van a la mesa de repaso, donde nos esperan las chicas.

Los compañeros van descargando y manualmente se va echando

hacia la mesa de estrío, donde las compañeras van realizando

un rastreo, una selección de los mejores tomates.

Aquí tenemos algunos abollados. Estos se descartan.

Se tiran aquí abajo. Todo lo que no vale...

...se va descartando. ¿Qué tomate es?

Este es el zoco. El redondo con bastante jugo para el gazpacho.

¿Aquí mezcláis el pimiento...? Aquí van echando también

los pimientos verdes, los pepinos y los pimientos rojos.

¿De aquí adónde pasan? De aquí pasan a la bañera.

Como la verdura viene del campo directamente

trae restos de suciedad, tierra y cosas.

Voy a cocinar gazpacho. Está muy rico.

Te recomiendo que lo pruebes. Gracias, Carmen.

De nada, guapa.

(Música electrónica animada)

Los tomates y toda la verdura están saliendo de la bañera.

Llegan por esta cinta a un segundo lavado.

¿Aquí qué ocurre? Llegan a las duchas.

Unas duchas a presión. Sí, con esto conseguimos

que si llega algo de tierra de la bañera

la ducha lo termina de eliminar.

En este punto se cepillan y se terminan de limpiar.

Ahora hay que añadirle al gazpacho...

El pan y el ajo. Es lo que vamos a hacer ahora mismo.

Pan de pueblo. ¿De dónde os viene? Del pueblo.

¿Cómo lo echáis? Directamente se parte y se añade-

¿A mano? ¿Así? Tal cual.

¿Qué hago? Lo añadimos aquí al tomate.

Cuando echamos pan en casa normalmente el pan está en remojo.

Aquí el pan no está en remojo. Aquí no.

¿Por qué? Porque nos traen pan fresco del día.

Normalmente en las casas

siempre se guarda el pan que sobra, de hace un par de días,

que está algo más duro, y se pone en remojo para ablandarlo un poco.

¿Por qué hay que echarle pan? Para que salga...

Hay gente que le gusta la textura más espesa.

Es para darle textura al gazpacho. El ajo os llega ya pelado.

Sí, pelado. Lo echamos directamente a la trituradora.

Ya se muele junto al tomate, la verdura, el pan,

y ya se hace toda la mezcla. La receta del gazpacho.

¿Qué cantidad se tiene que echar? Nosotros, en cada gazpacho,

llevamos pesados los kilos de cada producto.

Nosotros dejamos todos los kilos preparados.

(Música pop)

Los ingredientes del gazpacho están entrando en esa trituradora.

No sé ve qué está pasando ahí dentro pero viene a ser lo mismo que, ¿qué?

Que una batidora. Como la que tenemos en casa.

Una vez que se tritura pasa por un colador.

Esto es el colador y en este tanque cae el zumo de los ingredientes.

Todo recto pasan por esa cinta y se desechan.

¿Esas pepitas se aprovechan para algo?

Sí, para alimentación del ganado. Sale espeso.

Sí, se queda un poco más espeso hasta que luego se manda al tanque

y allí se une con el agua y el aceite y se diluye mejor.

Ya están mezclados los ingredientes principales del gazpacho.

Enseguida vemos como se añaden el aceite, la sal y el vinagre.

Además, en nuestro "Fabricando células madre",

que verán a continuación, les mostramos todas las pruebas

a las que son sometidas las células del cordón umbilical

antes de congelarlas.

¿Quieren ver cómo esta prensa convierte un tronco de chopo

en 65.000 palillos? Será ahora. Antes seguimos fabricando gazpacho.

Según la receta, ahora se le añade aceite, vinagre y sal.

¿En qué orden? Primero se añade el vinagre.

Lleva 40 litros. Luego, 40 kilos de sal.

Por último, le añadimos el aceite virgen extra.

Le damos a las aspas y lo van agitando continuamente.

Así conseguimos que todo se mezcle bien.

¿No se le añade ningún tipo de conservante ni de colorante?

Nada, natural. Natural cien por cien.

Tal y como lo has visto. (RÍE)

Está la mezcla, el gazpacho hecho. ¿Adónde tiene que pasar ahora?

De este tanque pasa al desaireador.

El desaireador es este tanque. Funciona por un sistema de vacío.

Esto permite eliminar el aire que tiene el gazpacho.

Si la mezcla no pasara por este proceso se podría oxidar.

Perdería sabor y color.

Del desaireador pasa a ese tanque. Al tanque de almacenamiento.

Donde se va a conservar. Exactamente.

Ahí ya está el gazpacho a la espera de la pasteurización.

¿Qué temperatura tiene ahí?

Unos 11 o 12 grados. Se podría ya consumir.

Sí. Pero antes de pasteurizarse

tienen que hacer un control. Claro.

Hola, María José. ¿Qué tal? Buenas.

Hay que saber si el producto está bien de sabor haciendo una cata.

Si. Nosotras cogemos una muestra del tanque central.

Lo probamos y vemos si está bien. Sobre todo, de olor y de sabor.

A ver cómo huele. Muy bien.

¿Tú crees que huele bien? Perfectamente.

¡Ay, qué rico! Ya apetece, este gazpachito.

¿Está bueno? Muy bueno.

A continuación medimos el PH, que es el grado de acidez del gazpacho.

¿Qué acidez tiene que tener? Como máximo, 4,25.

4,17. Está muy bien.

El correcto. Sí. Ya se puede pasteurizar.

Hola, Juan José. ¿Qué tal? Muy buenas.

Ya tenemos casi nuestro gazpacho hecho.

Pero antes hay que pasteurizarlo. Efectivamente.

Ahora mismo aquí lo tenemos a 10 o 12 grados aproximadamente.

Una vez está aquí lo introducimos al interior del pasteurizador.

Oponemos a una temperatura aproximada de 90 grados.

Automáticamente, en menos de tres minutos,

nos pasa a 15 grados para poder eliminar

aquellos pequeños microorganismos que tenga el producto

para poder tener una conservación muchísimo mejor y alargar su vida.

Desde este tanque de aquí lo impulsamos hacia la máquina.

De llenado, que es adonde tengo que ir ahora.

(Música disco)

¿Qué tal, Rafa? Hola.

Vamos a envasar nuestro gazpacho. ¿De qué está hecho el envase?

De polietileno, cartón y una lámina de aluminio.

Lo que hace la máquina es pegar... Va haciendo la forma.

Nos hace un tubo que suelda, nos llena el tubo con gazpacho

y la máquina va cortando aquí, aquí, y va haciendo de litro en litro.

Ya está saliendo. Ya sale el envase formado,

sin tapón y sin fecha.

¡Cuántos tapones! ¿Estos son todos los que necesitamos?

Unos 3.000 tapones. La máquina, una vez que detecta envase,

le pone un hilo de cola al tapón, lo coloca y presiona.

Y ya tenemos el tapón. Lo tenemos puesto.

Ahí tenemos un operador que va controlando que los tapones

van bien puestos.

(Música pop animada)

¡Producto terminado! ¡Nuestro gazpacho!

Yo sé que comen mucho gazpacho los americanos.

Sí, pero también los japoneses, los árabes, los alemanes...

Todo el mundo toma ya gazpacho. Vamos a probar nuestro gazpacho.

Mientras lo probamos vamos a ver un resumen de cómo se fabrica.

Para hacer el gazpacho recibimos los tomates, pepinos

y pimientos rojos y verdes recién salidos del campo.

En la mesa de repaso se seleccionan las mejores hortalizas,

descartando las que no sirven. La verdura se lava dos veces.

Primero, en una bañera. Después, a presión.

Pasa por unos cepillos para eliminar cualquier resto de suciedad.

Ahora se añaden el pan y el ajo.

Se tritura todo y a través de una tamizadora

se separa la piel del pepino y las pepitas de pimientos y tomates

Se mezclaron tanques se añade aceite, vinagre y sal.

Se hace una prueba de calidad, se pasteuriza y se envasa.

Ya tenemos hecho nuestro gazpacho.

¿Se acuerdan de la fábrica de palillos?

En esta factoría de Oñati, Guipúzcoa,

tiene máquinas muy específicas para cada función.

Hoy queremos detenernos en la prensa que cortar los palillos.

Dentro hay dos cuchillas. Unidas, forman la silueta del mondadientes.

Esta prensa da forma los palillos.

Cada vez que sube y baja corta más de 700 mondadientes.

Ocultas en su interior están las cuchillas,

que transforman la madera en palillos perfectos.

Todos iguales.

En un minuto la prensa convierte un tronco en 65.000 palillos.

Las células madre tienen la asombrosa capacidad

de convertirse en diferentes tipos de células del cuerpo.

Por ejemplo, cuando una de ellas se coloca en el corazón

puede transformarse en una célula cardiaca.

Las células madre son utilizadas para tratar más de 84 enfermedades.

Se han hecho más de 30.000 trasplantes

de este tipo de células en todo el mundo.

Nos lo cuenta... ¡Sara!

España es el segundo país del mundo en el que se producen

más donaciones de cordón umbilical.

La sangre del cordón la conocemos como célula madre.

Actualmente es la fuente de vida para muchas enfermedades.

Hoy les mostramos cómo se congelan las células madre.

(Música jazz animada)

¿Qué tal, Paco? ¿Qué tal? Encantado.

¿Qué traes aquí?

Una muestra de sangre de cordón umbilical.

De un parto que acaba de suceder. De un parto de ahora mismo, sí.

¿Cuánto tiempo necesitamos para llevarla al laboratorio?

Es inmediato, pero estamos en las 19 horas de media.

Vamos al laboratorio inmediatamente para llevarla.

Vámonos, Paco. Muy bien.

¿Quién te ha entregado esta muestra?

Nos lo ha entregado un familiar en la habitación de la familia.

¿Cuántas muestras de sangre llegan al laboratorio todos los días?

Aproximadamente unas doce. Doce diarias.

¿Qué pasaría si ahora pincháramos una rueda?

Si tenemos cualquier tipo de avería mecánica

estamos controlados por GPS. La empresa sabe dónde estamos ahora.

Eso es. Te dejo el dispositivo para que se lo entregues a Ángel.

Tengo otro aviso y me voy corriendo a buscarlo.

¿Me lo llevo? Sí.

Gracias, Paco. Muchísimas gracias, hasta luego.

Vengo del hospital y Paco me ha dicho que te dé esta caja.

En esta caja viene sangre de cordón umbilical.

En esa sangre hay unas células. Son células madre.

Van a ser útiles para tratar enfermedades de la sangre.

Especialmente, los cánceres que hay en la sangre.

¿Esto serviría para uno mismo? Sirve para uno mismo

siempre que la leucemia que tiene no sea congénita,

que suelen ser las menos, y sirve para el hermano

si el hermano es compatible.

La mayor probabilidad que tenemos en el mundo

es ser compatible con un hermano, y se está trabajando

en muchos hospitales del mundo para ver su eficacia

para tratar otro tipo de enfermedades como la diabetes, el párkinson...

Mucha gente puede pensar que esto es elitista.

Que solo lo pueden pagar los ricos. No, aquí hay sangre del cordón

de las personas más sencillas y normales.

¿Qué vale guardar la sangre aquí? En torno a 2.000 euros.

¿Y con esto qué hacemos ahora? Es mejor que te lo explique Judith.

Pero antes de ir a buscarla no te olvides de cambiarte.

Pues al lío. Ángel, gracias. Encantado.

(Música pop animada)

Judith, ¿qué tal? Hola, buenos días.

Traigo esta cajita.

Me han dicho que tú la abres y empiezas a procesarla.

Eso es. En el laboratorio comprobamos la documentación.

Que los códigos de barras sean los mismos para que no haya pérdida.

Eso es. En el interior dispone de una caja de poliuretano inyectado,

la misma composición que tienen los camiones frigoríficos.

Así la muestra está a temperatura estable durante todo el recorrido.

Aquí está la sangre ya por fin, ¿no? Eso es.

Esta es realmente la bolsita de recogida de sangre de cordón.

Para que te hagas una idea tengo aquí esta otra que está vacía.

Consta de dos agujas, que serán las que se inserten

en la vena del cordón umbilical. ¿Por qué hay dos?

Vienen dos para que, en caso de que un primer pinchazo

haya un problema, se pueda utilizar una segunda.

También tenemos este dispositivo. Es un trocito de cordón umbilical.

Sí. ¿Para qué sirve?

Son muy útiles hoy en día en medicina regenerativa.

La medicina regenerativa tiene como objetivo

la reparación de tejidos dañados por la vejez o por un traumatismo

y la recuperación de órganos.

Las células madre del cordón umbilical

se usan en esta medicina

porque ayudan a la cicatrización y facilitan la formación

de nuevos vasos sanguíneos.

Como ya hemos comprobado que están todos los componentes

y está todo correcto, podemos comenzar a procesar la muestra.

Llévasela a mi compañera.

Muy bien, gracias. A ti.

María José, ¿qué tal? Para entrar necesitas mascarilla.

Muy bien. Veo que todo lo haces en el interior de esta vitrina.

Eso es. Porque aquí está todo esterilizado.

Es una zona estéril que me asegura que no hay microorganismos pululando

que pudieran contaminarme la muestra. ¿Qué cantidad de sangre llega aquí?

Necesitamos al menos unos 30 o 40 ml de sangre.

¿Para cuántas personas serviría lo que guardamos?

Hoy en día para una sola persona. Una bolsa, un uso.

Esta máquina nos va a separar todos los tipos de sangre, ¿verdad?

Tiene dos sensores capaces de detectar la presencia o no

de células con núcleo, que son las realmente importantes.

Toda esta sangre que veis en la bolsa

va a acabar en este contenedor, se va a centrifugar.

Como en la lavadora. Exactamente igual.

El sensor de la máquina detecta plasma y lo manda a esta bolsa.

Si tiene células con núcleo, lo manda esta bolsa pequeña.

¿Que tiene células sin núcleo, es decir, que son glóbulos rojos?

Me lo devuelve a la bolsa grande.

En las células con núcleo, el material genético, o ADN,

está concentrado y más localizado que las que no lo tienen.

En estas últimas el ADN está disperso.

Por eso en este laboratorio congelan las células con núcleo.

Es aquí donde se concentra la mayor parte del material genético.

¿Cuánto tarda este proceso?

Entre 20 y 40 minutos. Depende del volumen de cada muestra.

(Pitido) ¿Ese pitido qué significa?

Que la máquina ha terminado de procesar la muestra

y ya tenemos nuestro producto final. Hemos separado los desechos

de la bolsa que vale. Exactamente.

Esta bolsa contiene todas las células útiles para la clínica.

¿En qué momento del tratamiento se trasplanta esta bolsita?

Esta bolsita se va a poner a los pacientes que lo necesiten

siempre que hayan sido irradiados. Es decir, que su médula

haya sido limpiada de alguna manera de células enfermas.

Con quimioterapia o radioterapia.

Exactamente. La quimio y la radio eliminan esas células.

Luego le ponen células sanas y nuevas

que pueden regenera su sistema sanguíneo.

Ya están las tres bolsas separadas. Ya tenemos cada una en su bolsita.

Esta es la bolsa de los glóbulos rojos que no servía para nada.

Eso es. Solo cogeremos una muestra, sembraremos estas botellitas

y eso nos permitirá saber si existe contaminación o no

al tomar la muestra. ¿Qué es "sembrar"?

Echar sangre a estas botellas

de tal manera que si hubiera algún microorganismo crecería.

Pero si quieres vamos todas juntas y lo hace Judith.

Estupendo.

(Música pop animada)

Judith, las muestras.

Te dejo con Sara y haces las analíticas con ella.

-Aquí lo que vamos hacer es guardar en esta estufa,

que está a 37 grados, durante cinco días,

estas dos botellitas para que esta máquina

nos diga si esa muestra está contaminada o no.

Qué cantidad de botecitos, ¿no? Aquí están en agitación continua

para favorecer el crecimiento, en caso de que lo hubiese,

del microorganismo indicado. En este ejemplo se ve claramente.

En caso de que estuviese infectado

el culo de la botella se pondría amarillo.

Judith, ¿es muy frecuente que salgan positivas?

El 10% de las muestras que nos llegan salen positivas.

¿A qué puede ser debido? La mayoría de las veces

puede ser porque en el momento de la extracción

no se haya desinfectado bien la zona de punción.

Hemos analizado las botellitas grandes y faltan las pequeñitas.

Con las muestras que nos ha dado María José

nos vamos a otra máquina para seguir analizando nuestras muestras.

Esta máquina va a absorber por esa aguja un poquito de muestra

y nos va a dar el número final de células madre.

Tienen 2.800.000 células. ¿Eso es un buen número?

Muy buen número. La media está en torno a 1 millón o millón y medio.

Está por encima de la media. Hemos terminado los análisis, ¿no?

Ya hemos terminado de momento. Puedes volver con María José

para seguir con el proceso de congelación.

Muy bien, Judith, gracias. Chao.

-Este es el crioprotector. Evita la formación de cristales de hielo

que actuarían como cuchillas en la congelación

y podrían romper multitud de células. Es tóxico a temperatura ambiente.

Tenemos que llevarlo a una cámara de frío.

Es como el anticongelante del coche. Igual, pero para las celulitas.

Lo ponemos aquí.

Es como una nevera. Sí.

Tiene que estar siempre a 4 grados. Siempre.

No he visto el cordón umbilical desde el principio.

Voy a sacártelo para que puedas ver que te viene muy limpito.

Contiene sangre en su interior. Se ve perfectamente.

Hay que limpiarlo. Sí.

El siguiente proceso es limpiarlo de tal manera

que dejemos pequeños fragmentos que posteriormente se van a congelar.

¿No te vamos a ver en acción? No.

Esta técnica es un secreto de empresa que no puedo mostrar.

Una vez esta diseccionado, ¿qué hacemos?

Ponerlos en estos tubitos.

Este tejido lo congelamos y estará en las mismas condiciones

que la sangre del cordón. ¿Para qué sirve el cordón?

Tiene multitud de aplicaciones.

Actualmente hay muchos ensayos clínicos abiertos

para casi cualquier tipo e enfermedad.

Seguimos entonces con el proceso de la sangre.

Perfecto, seguimos entonces. Venga.

Estas muestras ya están preparadas para congelar.

Si quieres llevarlas tú, Ángel está allí y te lo explica.

Muy bien, María José. Gracias.

(Música electrónica animada)

Ángel, ¿qué tal? Hola de nuevo. Hola.

Te traigo las muestras procesadas. Perfecto.

Para hacer esto ya no necesitamos las condiciones de esterilidad

de allí dentro. ¿Me puedo ya quitar este gorro?

Te puedes quitar ese gorro... Cuánto te lo agradezco.

...y estar mucho más cómoda. Estas células están vivas.

Están a 4 grados y tenemos que llevarlas

a -120 grados a través de una rampa de congelación

y en ese viaje va a durar aproximadamente una hora.

La congelación implica aumento de volumen

y las células tienen una membrana que es elástica.

Este recorrido es muy lento para hacer que sea compatible

en el aumento de volumen del interior de la célula

con la elasticidad de su membrana. La célula no explota.

Es como la botella de agua que alguna vez hemos metido

en el congelador y ha explotado.

Ángel, tenemos ya las muestras a 120 bajo cero.

Pero todavía no es suficiente. No.

Todavía tienen que bajar hasta -196 en estos tanques.

Esto que sale es nitrógeno en fase gaseosa.

¿Cuánto tiempo están las muestras ahí dentro?

Unas lo hacen durante 20 años. Otras, 30 años.

¿Cuánto aguantaría una célula congelada?

El estado inerte de las células puede ser mucho más tiempo incluso

que la vida de las personas de las que proceden esas células.

Largo tiempo. Ángel, ya lo tenemos todo claro.

Vamos a ver un resumen del proceso de congelación de células madre.

Las células madre del cordón umbilical

se extraen en el momento del parto y son trasladadas al laboratorio.

Una vez allí se saca la bolsa con sangre

donde están las células madre y un trozo del cordón umbilical,

muy útil para la medicina regenerativa.

Tras comprobar la documentación, se procede a separar las plaquetas

y los glóbulos rojos de las células madre.

Se hacen análisis para determinar que la muestra es válida.

En esta estufa se comprueba que la sangre no está contaminada.

El cordón umbilical se limpia bien y se corta en trozos minúsculos.

Se mete en este tubo para congelarlo igual que las células.

El primer paso de la congelación se realiza aquí.

Se consigue que las células madres no se congelen de golpe.

Vienen a 4 grados y deben pasar a 120 bajo cero en una hora.

El último paso es introducirlas en estos tanques de nitrógeno

a -196 grados.

Aquí las células madre permanecerán en perfecto estado

durante más de 20 años.

(Música jazz)

  • Programa 52

Fabricando Made in Spain - Programa 52

15 oct 2015

Darío muestra la fabricación de las llaves inglesas. Lourdes nos cuenta la receta del gazpacho y con Sara vemos la crionización de las células madre.

ver más sobre "Fabricando Made in Spain - Programa 52" ver menos sobre "Fabricando Made in Spain - Programa 52"
Programas completos (59)

Los últimos 277 programas de Fabricando. Made in Spain

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios