www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4612699
Para todos los públicos Fabricando Made in Spain - Capítulo 4 - ver ahora
Transcripción completa

¿Te has preguntado alguna vez qué se fabrica en España?

¿Cómo se hacen las cosas?

En "Fabricando" seis reporteros recorrerán el país

para responder a todas estas preguntas.

Te desvelarán los secretos que esconde el proceso de fabricación

de un objeto cotidiano. En España se fabrica mucho y bien.

Y vamos a demostrarlo.

Hoy fabricamos monedas.

A todos nos gustaría tener una máquina así.

Es la máquina que fabrica el dinero.

Más de 750 monedas por minuto.

¿Cómo se fabrica el dinero?

Hoy fabricamos chocolate.

Los españoles devoramos 11 tabletas de chocolate al segundo.

¿Sabrían degustar un buen chocolate?

Y hoy fabricamos guitarras.

¿Sabían que una guitarra puede tener madera de hasta cuatro

continentes distintos?

Fabricada de pasar por 46 pares de manos

de verdaderos artesanos.

Todo esto y mucho más aquí, en "Fabricando".

El trueque con intercambio fue la primera forma de compra-venta.

Pero este sistema era difícil.

No todos querían el objeto a cambio.

Aparecieron objetos comodín que tuvieran valor

para hacer los canjes: metales preciosos.

Pronto adquirieron forma de monedas. Y que hoy nadie duda

de que ayudan.

Nos lo cuenta Jorge.

La monedas que utilizamos se crean aquí, en el centro de Madrid.

En la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. ¿Cómo se fabrica?

Ya estamos en la fábrica donde se hacen las monedas.

Hemos pasado dos controles de seguridad. Hay un protocolo.

Las cámaras de los móviles precintadas.

El dinero en el bolsillo no se puede.

Tampoco podremos salir por tanto con ninguna moneda.

Nosotros solo podemos llevar esta cámara.

Y un vigilante viene para controlar.

Y aquí nos espera una de las personas que más sabe de dinero

de España. Luis Antonio García.

Hola, Jorge. ¿Qué tal?

Grabador de la Casa de la Moneda. Sí.

Y aquí se hacen euros, céntimos

y monedas de colección. Correcto.

Se hizo una para la boda de Felipe y Letizia.

Y otra del Jacobeo. Otra para Sanghai 2010.

Están dibujando monedas raras.

De colección. Sí.

La que está diseñando Luis José

es una medalla conmemorativa de los 400 años de las relaciones

de España con Japón. ¿Quién es?

-El embajador

de Japón. Hesekura Tsunenaga. -Fue el primer embajador

que Japón mandó a España hace 400 años.

Y se le rinde homenaje con esta moneda de plata.

Quédense con la cara de Begoña y con la cara de Luis José.

Porque ellos dos, entre otros,

fueron los que diseñaron los euros.

Este es el diseño común para toda Europa.

Sí. El concurso lo ganó Bélgica.

Sí. Un diseñador Belga.

Y en los anversos cada país hemos hecho

un diseño para cada pieza.

Yo hice el modelado de Cervantes. Es de la moneda

de 20, 10 y 50.

Os dejaron libertad.

Pero debía tener las 12 estrellas. Sí.

Era una obligación.

Begoña hizo Cervantes y Luis José al rey don Juan Carlos.

¿Te ha dicho su majestad: "Me veo bien en la moneda"?

No. No lo sabes.

No lo sé. El diseño.

¿Cuál es el siguiente paso? Sería hacer un modelado

de los elementos que componen el diseño.

Begoña, Luis José y usted... -Sí.

Tenemos dos niñas.

Tienen dos hijos. Sí.

Y se conocieron aquí. Es muy bonito.

En la escuela de aprendices. Con 15 años.

¿Cuál cree usted, Luis Antonio, que es la moneda

favorita de los españoles? Vamos a verlo.

Salimos a la calle y tiramos una moneda de 5 céntimos al suelo.

¿Cuánto tardarán en agacharse a por ella?

Nadie la coge.

¿Y si la cambiamos por una moneda de dos euros? No dura nada.

El primero que pasa se la lleva.

Segundo paso en la fabricación:

el modelado. Una imagen plana,

como un retrato, convertirla en tres dimensiones.

Entre seis y ocho veces más grande que el tamaño que aparecerá.

¿Eso es plastilina? Sí.

¿Dónde se aprende esto? -Principalmente yo aprendí aquí,

en el taller de grabado. Cuando acabas el diseño

en plastilina, tercer paso.

Hacer un vaciado en escayola.

Se hace una réplica en escayola. Sí.

A través de la escayola sale el negativo.

Positivo, negativo.

¿Qué significa? En positivo están las imágenes

en alto relieve.

Y el negativo lo contrario. Hundidas.

Bajo relieve. Hacemos una moneda.

Y por algo es necesario tenerlo en negativo.

Es la forma cómoda de digitalizarlo.

¿Qué hacemos ahora con la pastilla de plástico?

Ponerla en una digitalizadora que lo que nos hará

es copiar todo en 3 dimensiones.

Pasa la información a un ordenador. A un ordenador.

Ahora está trabajando sobre un barco. Que será otra moneda.

Otra imagen para otra moneda.

Exactamente. No paran de fabricar.

-Es cierto, Jorge. Aquí no paran.

Enseguida les mostramos cómo hace 750 monedas por minuto.

Quién tuviera. ¿Y de chocolate?

Fíjense en estas habas.

Veremos cómo se convierte en perfectas onzas. Y miren la madera.

Se convertirá en una guitarra. Hoy lo veremos.

Pero sigamos descubriendo los secretos de las monedas.

Estamos fabricando dinero.

Tenemos en el ordenador la moneda con su relieve,

con sus letras, su valor.

Hay que pasar esa imagen a una pieza de acero como esta que tengo.

Lo logramos con esta máquina.

Y ahora ya lo hace al tamaño real. Exactamente.

¿Cuánto tarda en pintar el dibujo?

Va a tardar dos días y medio. ¿Dos días y medio?

Sí. Tenemos una hecha ya.

Sí. Vale.

La pieza entra lisita y sale dos días y medio después así.

Dibujada.

¿Algún desperfecto?

Una especie como de hoyito.

Está mirando a través de un telescopio o algo así.

Sí, Jorge. Es un microscopio.

Y con él se pueden observar defectos que son demasiado pequeños

para apreciarse.

Aquí está el de la moneda de... Un euro.

Y aquí pone 2013. Cada año tenéis que hacerlos nuevos.

Todos los años se cambia la fecha.

Y lo hacemos tan bien en España que las hacemos para más países.

Sí. De fuera de la UE.

Exactamente. Vamos a América y las monedas

están hechas aquí. Algunas sí.

Yo no sé si la gente en la calle se fija en las monedas.

Vamos a ver si la gente se fija en el reverso.

En el anverso. Anverso.

¿Qué hay detrás de una moneda así? La cara del rey.

-¿El mapa de la Comunidad Europea?

Detrás está la Catedral de Santiago.

También en la de un céntimo y dos.

Ah. ¿Qué hay tras la de 50 céntimos?

Ni idea. -No lo sé lo que tiene.

-Ni idea.

-En una está la cara del Rey.

-Déjame que vea, a ver.

Tiene detrás a Miguel de Cervantes. También la de 20.

Y también Cervantes en la de 10 céntimos.

Ah. -Cervantes.

¿Qué hay tras una moneda de dos euros?

La cara del rey. Apuesto por la cara del rey.

-El rey no.

Yo digo que no.

-He ganado.

-Ah, sí. -Pues sí es el rey.

Vamos al taller. Al cambiar de zona dentro La casa de la moneda

hay controles. Tiene que pasar persona por persona.

Hay muchas cámaras de vídeo.

Vamos al taller.

Aquí tenemos bases, monedas vírgenes.

Esto son cospeles.

-Un cospel es un disco de metal preparado para recibir la acuñación

de las monedas.

-El cospel se introduce en la prensa.

Y mediante la presión que produce la máquina

sacamos la moneda acuñada.

Tres golpes y moneda lista.

Madre mía, ha salido brillante brillante.

Por un lado tenemos al embajador japonés.

Muy bonita la moneda.

Y por el otro lado a su majestad Juan Carlos I, rey de España. 2013.

No lo comenta porque es muy humilde.

Pero esta moneda del señor japonés es la supermoneda.

Ya tenéis 18 000 encargos desde Japón.

Efectivamente. Es de verdad.

En el Banco de España son dan 10 euros.

Exactamente. Pero vale más. Es de plata.

Sí. Esta moneda saldrá a la calle con un valor de 50 euros.

Pasa al contrario que con las monedas normales, el euro.

Una moneda de dos euros, su metal no vale dos euros.

Vamos ya a ver el lugar de donde sale el dinero

que manejamos todos. Vamos allá.

-En un momento empezaremos a fabricar euros.

Y veremos cómo esta máquina las cuenta y las pesa

para no equivocarse ni un céntimo.

Tampoco se equivoca esta al dispensar el chocolate.

Hoy lo veremos.

Y tampoco falla esta máquina capaz de ejercer la presión adecuada

para que una guitarra adquiera sus curvas.

Y ahora cuéntanos, Jorge, cómo se fabrican euros.

El lugar donde se hacen los euros. Efectivamente.

Te presento a la única acuñadora que hay.

Es Raquel. -Hola.

Hola. Cuéntanos, Raquel. ¿Hoy qué se fabrica?

Hoy se fabrican de un céntimo y de dos.

¿Aquí dentro qué hay?

El material, el cospel.

Esto viene de proveedores que nos traen de España o de fuera.

Abrimos y que caiga material.

Es maravilloso.

Eso cuando sale por el otro lado. Las monedas vírgenes.

Suben por el elevador para alimentar la máquina.

Y van cayendo por las guías y van pasando por determinados selectores

que va seleccionado el diámetro y el grosor

del cospel.

Los que caen en la bandeja roja son erróneos.

Sí. Cuando están bien, pasan directamente y caen

a esta cinta transportadora.

Por esta cinta entran dentro de la gran máquina

todavía sin dibujar. Sí, sí, sí.

Ahí cae el cospel y empieza eso.

Lo que hace es girar para subirlos.

Lo que cae es al plato de alimentación,

que ya la lleva a la zona...

De martilleo. De martilleo.

Acompáñame a mi laboratorio. Sí. Venga.

Para que comprendas lo que pasa dentro de la máquina.

Esto es un... Troquel.

Se le coloca... La virola.

Las pastillas van llegando

y se colocan ahí. Sí.

Y otro troquel pega el martillazo. Ahí está.

Con un martillazo sale un céntimo. Sí.

¿Qué pasa con las monedas de 50 céntimos

que tienen el borde talladito?

La que le da la forma al canto de la moneda esa la virola.

Del machaque eso se abre. El material se expande.

Y sale la marca. Sale el borde, del dibujito.

Y ya lo último. El euro.

¿Es una pieza? ¿Son dos piezas? Son dos.

El interior. ¿Esto es el interior?

Se ve superpequeño así. Sí, sí.

Al aplicarle la presión se expande y se queda unido.

Esta máquina es más rápida que la que hace las monedas de colección.

Sí. Esta va a 750 monedas

por minuto. 750 por minuto.

¿En el día de hoy? ¿Esta mañana? Sí.

En tres horas ha fabricado esta máquina 104 160 monedas

de un céntimo.

Hay 104 000 monedas de un céntimo. Sí.

Eso son 1000 euros en monedas de un céntimo.

Tus amigos te habrán dicho: "Coge un puñadito de monedas".

Eso siempre te lo dicen. Siempre.

Pero no. No se puede.

No se puede entrar con monedas. Ni entrar...

Menos salir. Menos salir.

¿Son las máquinas que hacían las pesetas antes?

Sí. Cada año se compra una, pero son las mismas.

Departamento de calidad. Aquí está Ángel.

Buenas. Buenos días.

¿Qué tal? Chequea que las monedas de 2 céntimos que hemos acuñado

estén bien. Sí. Estamos viendo

la profundidad de la ranura.

Es una medida de seguridad de la moneda.

Es cierto.

Las monedas de dos céntimos tienen una ranura en el contorno.

Para ciegos y por seguridad.

Y eso se ve en el proyector.

Ponemos la moneda aquí. Un microscopio.

Y vemos que la ranura está dentro de las especificaciones.

Esta sombra negra... Esa sombra sería...

El perfil. El canto de los dos céntimos.

Y esto es la ranura. La ranura.

Que no tiene que salir de ahí.

¿Tienen microchips, como los billetes, de seguridad?

No, no, no. Tienen otras cosas.

Como son el peso, aleaciones.

Nos vamos a empaquetar entonces.

Tome su moneda. Bien.

Hasta ahora. Gracias. Adiós.

Calidad ha hecho los controles pertinentes.

Están bien hechas. Y listo

para empaquetar. Vale.

Caen en los dos contadores. Cada contador cuenta 100 monedas.

Y se empaqueta desde una bolsita.

Cuentan 100 monedas. Me despistas, macho.

Venga, tú sigue.

100 monedas contadas. Efectivamente.

Esto cuenta 100 monedas en... En segundo y pico.

¿Y no se equivocan? Sí se equivocan.

Par eso está el responsable de la máquina, Paco.

Está pendiente de que todas las bolsas tengan el mismo peso.

¿El peso de una bolsa con 10 monedas de 2 céntimos?

614 gramos. 612.

¿Cuánto pesa una moneda de 2? 2,3 gramos.

Si se colara una moneda, ¿lo detectaría?

Sí.

Probamos si quieres.

Aparecerá una bolsita. Le pongo la moneda encima.

Una más. Solo una.

201. Y debería...

Debería rechazarla.

Correcto. Correcto.

¿Y el dinero adónde va? Al Banco de España.

Y luego ya reparte.

A bancos. Eso es.

¿Quién decide cuánto dinero se hace?

El Banco de España nos hace un pedido anual.

Mucha gente se pregunta: "¿Por qué no se hace más dinero?".

Y así no hay crisis. Efectivamente.

Pero nos tenemos que ceñir... Al pedido.

Si no, se crearía inflación. Subirían los precios.

No solucionaría. Claro.

Luis Antonio, Paco, gracias por enseñarnos cómo se hace.

A vosotros. -Gracias.

Y enhorabuena por ser tan bonitas. -Gracias.

Adiós. -Adiós.

Ya sabemos de dónde salen las monedas que usamos a diario.

De la Fábrica de Moneda y Timbre.

Tanto los euros como las monedas de colección se dibujan en ordenador.

Cuando está el diseño, a mano se crea un molde de plastilina

seis veces más grande del tamaño que tendrá.

De plastilina a escayola y a plástico.

Y más de 48 horas de grabado a máquina.

Tres golpes son necesarios para una moneda

de colección. Los euros y los céntimos se crean

de un golpe. Estas máquina las querríamos todos.

Son las que fabrican el dinero.

Más de 750 monedas por minuto.

Saber cuándo el chocolate llegó a nuestra boca es complicado.

Pero no faltan motivos para hacerlo. Este antioxidante

ya era usado por los aztecas para controlar la fiebre.

Y aunque se duda de sus propiedades afrodisíacas, las investigaciones

dicen que es mejor que un beso apasionado.

Según otros estudios

es el suplemento perfecto para sumar y restar.

¿Cómo se fabrica una tableta de este multiusos? Nos lo cuenta Alba.

Dicen que el chocolate es sustitutivo del sexo.

¿Es eso cierto?

Espero que sí. Yo me estoy hinchando a chocolate.

-Yo no lo creo. -Para nada.

-Es una tontería. -Te quietará la ansiedad.

Contiene sustancias que provocan la liberación de endorfinas.

La misma sensación, en menor medida, que experimentamos con el sexo.

Y como este placer es mucho menos íntimo, nos introducimos

en una fábrica de chocolate para conocer su esencia.

Música en inglés

Hola. ¿Qué tal? ¿Alfonso? Eso es.

Muy bien. ¿Dónde estamos?

En el almacén de cacao. Aquí es adonde llegan

todas esas toneladas de habas de cacao.

Sí. ¿Y de dónde son?

De Costa de Marfil, Ghana

y Ecuador. ¿No los podemos abrir?

Tendríamos que ir a la fábrica. ¿Pues me llevas?

Cómo no. Yo te sigo. Vamos.

Te tienes que poner una ropa obligatoria.

Ajá. Unos tapones.

¿Tapones? Sí, sí.

Hay ruido y no podemos entrar sin tapones.

No te voy a escuchar. Te lo explico en otro departamento.

O en la sala de control. Se puede oír.

Vale. Pero lo vemos. Sí, sí.

Venga, pues vamos.

Esta es el haba de cacao

con el cual vamos a empezar la fabricación

para las tabletas de chocolate. Que lo que se utiliza

es lo de adentro.

Esto es el cacao. La cáscara se ve.

Lo que se utiliza es esto.

¿La fase de torrefacción qué es? ¿Qué se hace?

Empieza a entrar el cacao. Las habas.

Entra a la zona de limpieza, donde limpias

las cuerdas que pueda traer. Metales.

Por eso hay un detector de metales. ¿Y cómo las limpias?

Con agua y jabón no. No, no. Pasan por unos filtros,

tamices e imanes para quitar todo. ¿Cómo imanes?

Como trae puntas o tornillos, el imán

rechaza esas cosas. Y luego pasa por otra máquina

que la misión que tiene es la de quitar las piedras

que trae el cacao.

¿Y de ahí, que ya estaría el haba, pero en bruto y limpia,

pasa adónde? A un silo donde será pretostada.

¿Y ahí se separaría la cáscara de lo que vamos a utilizar

como chocolate? No, no.

De ahí pasa a unos tamices. Lleva unas aspiraciones.

El cacao pesa más que la cáscara. Está regulada

para llevarse la cáscara. Y el cacao en este caso cae.

Hemos quitado la cascarilla. Ahora ya tendríamos

lo que es el cotiledón. Eso.

-Muy bien, Alba. El cotiledón, para que lo entendamos,

es el corazón del haba.

-Y pasa a la zona de tostadores.

Y por fricción y calor

ya lo hacemos líquido. Ahí ya

es licor de cacao para fabricar chocolate, bombones o lo que sea.

Os digo una cosa.

Esto tendrá pintaza. Pero vámonos corriendo a la fase de mezclado

a ver si mejoramos el sabor.

Hola, Juanjo. Hola.

¿Qué tal? Oye, qué ruido, ¿no?

Mucho. Pasamos adentro. Vale.

Vienes de la producción de cacao. Ah, sí.

Para que quites el sabor.

Pero eso no será lo mismo. No. Es el fin de este proceso.

Es chocolate listo para su moldeo. ¿Qué tiene?

Tiene azúcar, cacao, leche,

lecitina de girasol y aroma de vainilla natural.

Entonces lo voy a probar, con vuestro permiso.

Pero esto requiere un proceso para llegar a este estado.

Exactamente.

Y empieza aquí. Empieza aquí.

-Enseguida veremos cómo ese licor de cacao de sabor amargo

se convierte en delicioso chocolate

que tanto gusta a Alba. Para ello

serán necesarias máquinas, que le darán textura

como la de la plastilina.

Y de un material más resistente son la guitarras.

Veremos cómo son lijadas.

Sigue contándonos, Alba.

Es la fase de refinado.

Lo primero es mezclar cacao, leche fresca

y azúcar. Leche fresca.

Sí. Recogida en las ganaderías de la zona.

Entonces vamos a ir a visitar una de esas.

Cándido, buenos días. Hola.

Y tan buenos. Hace solete. Buen día.

Estamos en proceso de ordeñado. Estamos terminando.

¿Cuántas vacas tiene?

Ahora mismo se ordeñan 140. Las llamo por el nombre

y las conozco mirándolas la ubre.

¿Ah, sí? Sí.

Entonces vamos a ver.

¿Esta quién sería? O esta.

Gabriela, Miranda, Alicia,

Naroa, Carol,

Dalila y Ronda.

¡Madre mía! Si quieres, sigo la otra fila.

Pero esto son muchos años, ¿no? Pues sí.

Ya desde que era un niño siempre al lado

de mi padre y de mi abuelo.

A las nueve o nueve y cinco llega Alejandro a recoge leche.

Es una especie de control de calidad de la leche.

Sí. Primero medimos la cantidad de leche.

Luego vemos la calidad.

Esta sería la muestra que va al laboratorio.

Y a la fábrica ya. A la fábrica.

-Tengo una vaca lechera.

No es un vaca cualquiera.

Me da leche condensada,

ay, qué vaca tan salada. Tolón, tolón.

Tolón, tolón.

Seguimos, seguimos. Vamos.

Entonces leche fresca, licor de cacao y azúcar.

Lo mezclamos bien.

Entonces esto ya es una pasta de chocolate

con sabor agradable, pero la textura es arenosa.

Una vez mezclado pasamos a la siguiente fase.

Es el refinado.

De esa pasta que parecía un poco plástica,

como plastilina, ¿pasaría a esto o todavía no?

Todavía no.

Son máquinas que tienen cinco rodillos.

Sí. Y por acción de presión,

temperatura y diferentes velocidades entre los rodillos

hacen que la pasta sea fina. Leche, cacao y azúcar

ya en polvo. Aparente polvo, vamos.

No tendría tanta grasa,

según Juanjo, como antes, y por eso ese aspecto.

¿Qué hacemos con ello?

Lo que hacemos es mandarlo al siguiente proceso.

Sería el conchado.

Las conchas son mezcladoras. Lo volvemos a mezclar otra vez.

Sí. Lo estamos, digamos,

amasando, amasando, amasando durante horas.

Y este amasado

lo que hace es desarrollar sabores.

¿Y por qué pasa de ese aspecto

de polvo a líquido?

A base de temperatura y tiempo. Es como amasar

en casa cuando hacemos masas. Es lo mismo.

No se le añade agua ni nada más. No, no.

Agua y chocolate no se llevan bien. Ya tendríamos el chocolate líquido.

Vendría siendo eso. Exacto.

Que me lo como yo. Ya se puede y sabe bueno.

Muy bueno. Ajá.

Y esto que casi me acabo tendría que pasar una fase de moldeado.

Aunque me lo coma.

Dejamos a Alba disfrutando de su chocolate.

En breve pasará por este túnel de refrigeración

para que las tabletas lleguen bien.

Como estas guitarras, que serán introducidas en un túnel,

pero de barnizado. Ya lo veremos. Sigue contándonos, Alba.

Hola. Busco a Raúl, la maquinista de la moldeadora.

Muy buenas. Soy yo. Encantada.

Pues mira, vengo de la fase de conchado.

Me lo ha explicado todo Juanjo. ¿Qué se hace en fase de moldeo?

Aquí lo que hacemos es echar el chocolate dentro del molde.

Lo primero es templar el chocolate.

Lo tenemos a unos 45 grados en los tanques.

Lo que hacemos es ir bajándolo de temperatura hasta 28 grados.

Sí. Para luego subirlo a 29.

Con ello lo que conseguimos es la textura, el brillo, el snap.

-¿El snap? Es un término inglés usado para describir el crujido

que hace la tableta de chocolate cuando la partimos

para degustar sus onzas.

Pero sigue, síguenos contando.

-Antiguamente lo hacían manualmente. Los maestros chocolateros lo hacían.

¿Pero se sigue haciendo? Hay gente que sí.

Todavía son capaces de hacerlo.

¿Cuánto le lleva templar el chocolate?

Más o menos cinco minutos.

¿Y cuándo sabe usted que está todo listo...

...para meter en el molde?

Empiezas a ver un brío diferente. Es como terciopelo.

Si yo hago así,

el chocolate queda en ondas.

Mientras que si no estuviera templado, no quedaría en ondas.

Aquí se sacan las burbujas de aire que deja el chocolate.

Una vez que tenemos templado el chocolate, podemos pasar

a dosificarlo en el cabezal.

¿Ves esta máquina que tenemos aquí? Echa una lengua en el molde.

Una vez dosificado en el molde, pasaríamos a la zona de batido.

Lo que hace es distribuir uniformemente el chocolate.

Después del batido pasamos a la fase de enfriamiento

y así se solidifica

a unos 15 grados.

Ya tiene su forma que es como se venderá

tras su paso por el plegado.

Al día hacemos casi un millón de tabletas.

¿Un millón? Sí, de extrafino.

¿Y a la hora? Saldrían unos seis mil kilos.

Soy Maru. Y Marta. Y Marta.

¿Qué hacéis aquí si se puede saber?

Estamos degustando y mirando si va todo bien,

si el aluminio está soldado.

¿Qué hacéis en vuestro puesto?

Llega la tableta moldeadora, está la plegadora.

Ahí se envuelve en aluminio. Luego se envuelve donde pondrá la marca.

Después se mete en cajitas de 24 en 24,

y luego va al paletizado y se almacena.

¿Cuántas plegadoras hay? Seis.

Seis, solo seis.

Me ha contado un pajarito que lleváis año aquí.

¡27 años juntas! ¿27?

Es una vida entera.

Como muchas conocí a mi marido trabajando aquí.

Él trabajaba en aparatos de electrónica.

¿Cómo liga una operaria de plegadora

con un técnico de aparatos de control?

Dime tú la técnica.

A mí como me gustaba mucho cualquiera motivo era bueno para que viniera.

¿Estropeabas la máquina? Tanto no, pero no va muy centrada.

Por favor, que venga el de aparatos.

De la fase de plegado, ¿a dónde nos vamos?

Al paletizado.

Aquí las cajas vienen desde la zona de chocolate

que vendrían por esa corredera de rodillo y llegarían hasta aquí.

Aquí van entrando las cajas.

La máquina cuenta las cajas que lleva cada fila y se forman filas.

Este palé 144. 144.

Una vez que está completo el palé,

sale de la máquina por la zona de rodillos

y es cuando va hacia la enfardadora.

Es una máquina que una vez entra el palé,

le da vueltas con un rollo de film. ¿Es el plástico de las maletas?

Sí. Similar.

Y ya sale para la zona de fuera que es donde se cargan los camiones.

Más de 780 000 tabletas de chocolate salen de esta fábrica

diariamente, y llegados a este punto les puedo decir

que en lo que tardan de ir del salón a la cocina a por un pedacito,

yo me he comido media tableta.

¿A que se mueren de ganas por un pedacito?

Si hay alguno que se está resistiendo,

les contamos brevemente cada paso.

Las habas procedentes de distintas partes del mundo

se deben de limpiar a través de filtros e imanes.

Tostar para el descascarillado y triturar el cotiledón,

que será lo que una vez fundido sea licor de cacao.

La leche fresca siempre se recoge a diario en las ganaderías próximas.

El licor de chocolate procedente de las habas, la leche y el azúcar,

se mezclan durante horas para conseguir la textura.

Una vez conchado el chocolate reposa y tempera

antes de pasar a la fase del moldeado.

Aquí se enfría lentamente para mantener su brillo

antes de envasarlo.

El envasado con el aluminio protege el producto

y mantiene su frescura.

En pocas horas llega a los puntos de venta para que podamos disfrutarlo.

Las guitarras forman parte de nuestras vidas de siempre.

Este instrumento ha puesto banda sonora a generaciones.

Tenemos que remontarnos al 1000 antes de Cristo

para encontrar el origen de la guitarra.

Hoy nos quedamos con el modelo clásico, la española.

Fabricada de forma artesanal en lugares como este, Zarautz,

a orillas del Cantábrico.

Nos lo cuenta Enric.

En el almacén de una fábrica de guitarras como estas,

se puede encontrar más de 20 tipos de madera. Una madera

que puede llegar a pasar años antes de que se la lleven

para el proceso de producción.

Entramos en el secadero. Tenemos madera de Mongoi,

es africana, de arce,

que es norte europea. Palo rojo y ocumen que son ambas africanas.

La madera nos suele llegar a unos veintitantos de humedad.

Y cuando la sacamos del secadero para trabajar con ella,

solemos bajarla unos 5 grados a lo largo de años.

Fíjate, está la madera apilada. Es choco y viene de España.

Este numero, 2200, quiere decir que hay 2200 hojas de choco,

en este palé.

¿Esta parte de la guitarra es el fondo?

Sí. ¿Y de aquí acabaríamos aquí?

Igual que esto.

Aquí cortáis todo tipo de maderas, ¿no?

Sí, ahora empieza a cortar.

A limpiado un canto y eso se dice que es desperdicio.

¿Qué hacéis con ese desperdicio? Se quema para generar agua caliente.

En la fábrica llevo 40 años en septiembre.

¿40 años? Toda la vida.

¿Y cómo mantienes esa ilusión que se te ve después de 40 años

en una misma fábrica?

Me gusta lo que hago.

Ésta es la chapa que nos ha cortado Begoña y ahora lo encolo

o a darle cola para encolar en el molde.

Se pasan así. El arrastre lo llevo yo mismo.

Vengo al otro lado y ya están con la cola.

Ahora cojo los gruesos, le pongo el interior,

y ya está listo para meter al molde.

Están ahí de 4 a 5 minutos,

a una temperatura de unos 100 grados más o menos.

Cada uno de estos es una guitarra.

¿Esto lo partiríamos? ¿Se corta por la mitad?

Se corta por la mitad y a lo largo,

y ya para encolar.

Veremos cómo esta pieza se convierte en el aro, armazón de la guitarra.

Y les mostraremos como estos palos son los responsables de que suene.

Pero antes, es necesario reposar la guitarra.

Belén, llega el momento de reforzar

la estructura de la guitarra.

Estos son los refuerzos que hay que ponerle a los contornos.

Se ponen en los dos lados.

Aquí se pone

un lado. Los refuerzos se ponen a un lado.

Se ponen aquí

y ahora con esto hay que empujar.

Que quede al ras del contorno.

Hay que ir apretando.

Cada pieza hay que ir apretando con esos botones.

Esto se limpia.

Hemos visto fábricas con muchísimas máquinas de todo tipo,

pero aquí la diferencia es que es mucho más artesanal.

Estas manitas... Manitas.

(RIENDO) ¡41 años llevo! O sea que, casi nada.

Aquí es la parte del fondo. De la guitarra la parte de abajo.

Aquí hay que ponerle nervios.

Luego cada uno se pone

en su hueco.

¿Veis la taza cómo está? Con un montón de nervios.

Para que suene hay que ponerle nervios.

¿Si no, no suena? No suena.

Los nervios de una guitarra también se llaman varetas.

Son unos palos de refuerzo que se colocan en la tapa armónica.

Son fundamentales en la proyección del sonido.

Ya empezamos a entender de qué va el tema.

No se coge tan fácil, eh.

¿Para que se pegue no ponéis una enciclopedia como hacemos en casa?

No, no. Prueba con el dedo.

Mete el dedo y ya verás como te aprieta.

¿Qué ha pasado aquí? No. Es para limpiar la cola de aquí.

¡Ah! ¿Con esa limpias? Claro.

No es que te hayas cortado. No, no.

¿Es tu fregona? Sí, eso es, eso es.

Cogemos la pieza. Que te ha dado Belén.

Sí. Lo ha reforzado Belén.

Y ahora nos vamos a la máquina de calibrar.

Vamos a quitar por el lado del fondo

y por el lado de la tapa para que quede listo para encolar.

El resultado final es que le queda ya

el asiento para la cola perfectamente alineado,

y en el otro lado también.

Y luego se lo devuelves a Belén. Sí, y hace el cierre de la guitarra.

¿Este lugar cómo se llama, Joaquín? El encolado de cuerpos.

Aquí aunque no lo parezca hay dos piezas pegadas.

Hay una pequeña línea. Sí, hay una línea pequeña,

pero no se ve un poro.

¿Por qué no cortáis la tapa

de una única pieza en lugar de hacerlo en dos y luego pegarlas?

Es para que la tapa sea simétrica.

Éste estaba así, lo he abierto,

lo he marcado el 9 con el 9, y esta pieza sé que es simétrica.

Sí o sí será simétrica.

Porque está sacada de una misma pieza, pero abierta como un libro.

Lupe que lleva 39 años en la empresa se encarga de este detalle.

Poner la decoración. Da personalidad a la guitarra, ¿no?

Esa decoración se llama roseta.

¿Y saben de dónde procede ésta?

Aunque parezca extraño de un país nada flamenco,

de Corea.

Puesta la roseta se hace el agujero de la guitarra que se llama boca.

Se pone alrededor del disco. Sí.

Se saca el disco sin mover la decoración,

y ya se mete en la máquina donde se le pisa

y ya queda bien encolada, bien aplastada.

Ahora ya sería montar la guitarra.

Se coge una tapa que esté hecha ayer, que las gotas estén bien secas.

Está hecha de ayer.

Ya hemos puesto la tapa.

Ya está la tapa puesta. Muy bien.

Y ahora la parte del fondo

se meten en esos agujeros.

Tienen que quedar ahí dentro.

Ya está la guitarra.

¡Seguimos!

¡Hasta luego! ¡De nada!

Ahora te da pena que nos vayamos, ¿no?

¡Un poco sí!

Juan, ahora viene una etapa importante

que es la del lijado, barnizado y pulido.

Y empezamos contigo. Sí.

Empezamos con el lijado. Me viene la madera áspera

y con los bordes sin lijar lo que hago es lijar el contorno,

dejar nivelado y quitar las impurezas.

Después del lijado llega el momento del barnizado.

¿Tú las pones en? En estos colgantes

las pongo, y del inicio al final

tarda 25 minutos en llegar la primera pieza.

Cuando llega la primera pieza y está 25 minutos,

saco la pieza, la cuelgo en el carro y vuelvo a colgar otra.

Y así hasta tres veces.

Lijado, barnizado y finalmente pulido.

Aquí os ayudáis de esta máquina que os echa una mano, ¿no?

Sí. Es que si no estuviera esta máquina, habría que hacerlo a mano.

Habría que pasarlo por unas poleas a mano y eso llevaría mucho tiempo.

Es importante vuestra protección porque se genera

mucho polvo. Mucho polvo, esto es abrasivo.

En el suelo ya tiene una película.

Esto ya es pasta seca.

De días y días de pulir, ¿no?

De mucha guitarra pasando por aquí.

Se nos ha quedado la cámara con polvo, ¿tienes aire a presión?

Sí, cómo no. Muy bien.

Para terminar esta guitarra solo queda poner el mástil o brazo.

En breve, veremos cómo esta máquina de unir ambas partes.

Sigue contándonos, Enric.

Hemos estado con el cuerpo de la guitarra, pero le llega el turno

a lo que es el brazo o mástil.

¿El punto de partida es éste?

La primera sujeción es mecánica.

Por pistones.

Es para limpiar.

Todos se caracterizan porque hay un pequeño ángulo.

Partiendo de éste en bruto,

le hacemos un corte en diagonal.

Al separar queda así.

Y después, lo encolamos de esta manera

y nos sale así.

Ésta es la máquina en la que se hacen las guías

para hacer en la segunda máquina hacerle la silueta.

En la tercera máquina se hacen los agujeros

de los cuadrijeros,

se lija un poco la pala

y hacemos el ranurado.

Y aquí el resultado final. Sí.

Éste es el diapasón de la guitarra que está ranurado.

Y en esas ranuras hay que meterle lo que se llama el traste o la alpaca.

El traste son los espacios que existen entre cada una de las líneas

de metal en el mástil de la guitarra.

Al pulsar sobre una cuerda en un traste se produce una nota musical.

Hemos visto que estás uniendo el brazo con el cuerpo.

Es el proceso final de reunir

esas dos partes importantes.

Y luego hemos visto que rematas

con éste, no sé cómo llamarlo, con esta estructura.

Una mesa de almacenaje.

Se fuerza aquí y une la guitarra a la regla.

¿Esa cola es para?

Esta cola se seca hasta el día siguiente para que el brazo quede

paralelo a la regla.

Es como que tenéis la guitarra ingresada 24 horas.

Sí, como si estuviera escayolada.

Más o menos sería eso. Sí.

Aquí tenemos las cuerdas y ha llegado el momento

de ir colocándolas.

A los músicos es lo que les da más pereza, el cambiar las cuerdas, ¿no?

Si yo fuera músicas ninguna porque tengo tanta mano.

Aquí tienes una ayudita, ¿no? Para meter el clavijero,

le meto la clavija y da vueltas, para enroscarlo solo.

Luego para la afinación,

lo terminan de enroscar o aflojar o apretar.

Aquí realizamos la afinación de la guitarra.

Procuramos que la acción de las cuerdas sea la correcta.

Y también, comprobamos la acción de cuerdas, la altura que va a llevar

para el que vaya a tocar la guitarra, tenga cierta comodidad.

El proceso de fabricación empieza con el secado de la madera.

Reduciendo la humedad a pocos grados, en un proceso natural

que puede durar varios años.

El chapeado se inicia con el corte de la madrera para conseguir sus piezas.

Todas se irán uniendo en la fase de encolado de cuerpos.

Es el momento de empezar a darle cuerpo.

Las tapas se encolan a los arcos incluyendo refuerzos y nervios

imprescindibles para que la guitarra acabe sonando.

Después entramos en la carpintería:

lijado, barnizado y pulido, son los tres pilares que rematan la caja.

En paralelo se trabaja en el brazo de la guitarra

para que se una al cuerpo de la guitarra en el ensamblado.

Basta con añadir el puente y el clavijero, así como las cuerdas

antes de afinar una guitarra que ya está preparada para sonar.

  • Programa 4

Fabricando Made in Spain - Programa 4

24 may 2018

Esta semana Fabricando Made in Spain descubrimos lo que significa la expresión "Dar a la máquina de hacer dinero"; también dejamos claro que el chocolate no siempre es espeso; y daremos el secreto para tener unas buenas curvas, las de la guitarra española.

Histórico de emisiones:
05/06/2013

ver más sobre "Fabricando Made in Spain - Programa 4 " ver menos sobre "Fabricando Made in Spain - Programa 4 "
Programas completos (61)

Los últimos 279 programas de Fabricando. Made in Spain

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos