www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4624492
Para todos los públicos Fabricando Made In Spain - Programa 12 - ver ahora
Transcripción completa

(NARR.) ¿Te has preguntado alguna vez

qué se fabrica en España?

¿Cómo se hacen las cosas que te rodean?

En "Fabricando", seis reporteros recorrerán el país de punta a punta

para responder a estas preguntas y desvelarte el secreto que esconde

el complejo proceso de fabricación de un objeto cotidiano,

porque en España se fabrica mucho y bien

y vamos a demostrarlo.

Hoy fabricamos cerveza.

Si juntásemos 43 campos de fútbol el resultado sería

esta inmensa fábrica de Guadalajara.

Es la que más cerveza produce de España.

Llenan más de 130 botellines en solo 5 segundos.

Hoy fabricamos canelones.

En esta fábrica de Valladolid

llevan más de 50 años elaborando canelones.

Si en casa ya es difícil no romper las láminas de pasta

imagínense lo que es elaborar 2400 canelones diarios

con láminas de pasta de hasta 15 metros de largo.

Y hoy fabricamos muñecas.

De esta fábrica salen al año 200 000 muñecas,

y tienen 150 modelos diferentes.

Se tardan dos meses entre que piensan como será

hasta que está lista en cualquier tienda.

Vénganse, porque hoy lo que fabricamos son muñecas.

Todo esto y mucho más aquí, en "Fabricando".

Probablemente la cerveza es

la bebida más antigua que el hombre ha elaborado

y es en España donde se han hecho los hallazgos más antiguos.

Hace 5000 años nuestros antepasados ya pensaron que tomar una caña

era una buena manera de celebrar algo

y desde entonces no ha parado su éxito.

Con miles de variedades y ya sea en barril, lata, o botella,

la cerveza es la reina de las bebidas estivales.

Nos lo cuenta Jorge.

Cuatro millones de botellines, tres millones de latas,

20 000 barriles de cerveza...

Bienvenidos a Guadalajara,

a la fábrica que más cerveza produce de Europa.

Pero antes de aprender a fabricarla, una preguntita:

¿Saben cuáles son los ingredientes de la cerveza?

-Cebada...

-La cebada...

-Cebada... -Cabada, agua...

-...agua y sal...

-Levadura. -Levadura.

-Levadura.

-Y gas, las burbujas de gas, ¿no?

-Yo me la bebo, pero no sé lo que lleva.

Nadie ha acertado, la cerveza se hace con cuatro ingredientes

que son: Malta de cebada, agua, lúpulo y levadura.

Esta es la inmensa fábrica de cerveza que vamos a visitar,

es una ciudad, 430 000 metros cuadrados.

Comenzamos la visita aquí, recepción de materias primas.

Ella es María Prieto, es... Hola, ¿qué tal?

...la señorita que nos enseñará cómo se hace la cerveza.

Lo intentaremos al menos. La malta de cebada,

el primer ingrediente, llega en camiones y cae aquí.

Voy a intentar meter la mano y coger una poca.

La tengo, la tengo.

(RÍE)

Esta cebada sería con un tostado ligero, para una cerveza rubia.

O sea, malta de cebada es cebada... Germinada y tostada.

Si muerdes un grano de cebada es duro, uno de malta es blando

e incluso notas ya el dulzor.

Son como pipas, podríais venderlo en paquetitos.

Es buena idea.

¿De dónde traéis la cebada?

Es producción nacional, sobre todo de Castilla la Mancha.

Entremos al silo, que es donde guardamos el cereal.

El primer ingrediente, la malta de cebada cae por estos depósitos.

En cintas trasportadoras viaja, ¿a dónde?

A la zona de producción,

donde se mezcla con el siguiente ingrediente, con el agua.

Andaremos bastante hoy, ¿no? Sí, es bastante grande.

Él es Alfredo de Castro, el jefe de fabricación de esta planta.

Hola, Alfredo, encantado. Hola, bienvenido.

¡Qué barbaridad!

Esto es el grano de malta de cebada triturado con agua.

Con calor, muy importante, porque la temperatura y el tiempo

son fundamentales para favorecer la actuación de una enzimas u otras.

Enzimas, para los que no somos de Ciencias,

son como tijeritas. Sí, una enzima es una proteína

para hacer que la levadura tenga un alimento trituradito

como un niño pequeño,

y poco complejo para que sea capaz de comérselo,

si no, no se lo come.

Si esas enzimas no cortaran el almidón

no se produciría la fermentación.

Por supuesto y por lo tanto no tendríamos cerveza.

Mientras la mezcla macera para hacer mosto

y luego hacer cerveza, vamos a hacer una cosa.

Lo que producís en esta fábrica lo compran,

por un lado grandes superficies

y por otro los 250 000 bares que hay en España.

Efectivamente. Vamos a visitar uno de esos bares

para hablar de cerveza.

Enseguida nos vamos de bares con Jorge,

pero antes les vamos a dejar con la boca abierta.

Vean a la velocidad a la que estos botellines

son llenados, más de 25 por segundo.

También sorprendente es la longitud de esta masa para canelones,

hoy vamos a ver con qué precisión se convierte en miles de canelones.

La misma minuciosidad emplean aquí para poner el pelo a las muñecas.

Enseguida lo vemos,

ahora volvemos con Jorge que seguro está en un bar.

Aquí nos espera una de las personas que más sabe de cerveza en España,

José Águila, muy buenas. ¿Cómo estás, Jorge?

Queremos saber cómo se sirve,

porque es vital para que la cerveza esté buena.

Es importante lavar la copa.

A veces en los bares los vasos salen calientes del congelador.

Por eso... Del congelador no pueden salir calientes,

del congelador es difícil que salga algo caliente.

Tiene razón, del lavaplatos, del lavavajillas.

Camareros de España, lo primero lavar el vaso.

Mojar la copa, en copa ancha siempre,

en vaso ancho, la cerveza necesita respirar,

necesita amplitud, nunca vaso estrecho.

Vaso inclinado, la cerveza está resbalando por el cristal,

no choca con él, ya que lo hemos mojado.

Se va poniendo derecho en función del llenado

y cortamos, quedan dos dedos más o menos.

Corta cuando quedan dos dedos. Dos dedos y ahora buscamos

la nata cervecera. Metemos la cerveza debajo otra vez

para ir desalojando esa espuma jabonosa,

esa espuma que tiene la pompa grande por la nata cervecera

que va a impedir que el carbónico acumulado en la cerveza salga fuera.

El gas carbónico es el responsable de la espuma de la cerveza.

Cuando nos sirven esta bebida las burbujas de CO2

suben a la superficie y explotan,

y gracias a ello se consigue que percibamos mejor el aroma

y el sabor característico de la cerveza.

Sería la caña perfecta.

Temperatura de la cerveza. 3 y medio, 4 grados.

Torremolinos, ingleses, holandeses, con unos vasos de cerveza enormes,

eso se calienta.

No les importa tanto la temperatura como la cerveza que tienen.

Alfredo, ya estoy aquí, perdona.

¿Qué tal en ese bar? Muy bien.

Es que hay tanto que saber sobre la cerveza.

Bien, dos horas y media después de que la malta de cebada

ha reposado y se ha mezclado con el agua, ¿ahora qué?

La envuelta de grano, por gravedad se va al fondo de la tina

y nos sirve de lecho de filtración, para colar, es como un colador,

todo ese mosto que queremos filtrar.

Usted tienen fábricas aquí y tienen otras repartidas por España.

El agua de Guadalajara está muy buena,

pero la de Málaga, yo soy de allí, es regularcita.

¿Cómo consiguen que todas las cervezas sepan igual?

Que tiene muchas sales podemos quitárselas,

que tiene pocas, se las añadimos.

O sea que cada fábrica trata de una forma el agua.

Podemos decirlo así.

Esto quema, por cierto. Sí, está a 75 grados de temperatura.

75. Bueno, suponemos que ya está filtrado, porque tardará un rato.

Una tres horas todo el proceso.

Tres... ¡Ay, otra vez me he quemado, qué imbécil!

Tras filtrarse la cerveza... El mosto, el mosto...

Madre... ¿Ahora adónde vamos? A la caldera de ebullición.

De ebullición. Son estas dos calderas.

Si esa está a 70, esta ya... Aquí ebullimos,

a 100 grados. 100. ¿Esta se puede abrir?

No, no podemos, nos quemaríamos.

Esto que tengo en mi mano es lúpulo...

El lúpulo es una planta trepadora cuyos frutos desecados

se emplean para aromatizar y dar sabor amargo a la cerveza.

En esta fábrica utilizan lúpulo procedente de campos españoles,

concretamente de León.

Y esto se mezcla aquí con el agua y la malta de cebada,

es el tercer ingrediente.

Este es el resultado de la ebullición.

Esto ya sí es mosto. Esto ya es mosto.

¿Se puede beber? Se puede beber.

Verás que tiene un inconfundible sabor amargo.

Es como beber cereales. Sí.

Entonces esto se enfría y se le mete la levadura.

Correcto. Por una tuberías que no vemos

porque son subterráneas. Hay que hacer un acto de fe.

¿Cuántos tanques de fermentación tenéis?

Ahora mismo hay 81 tanques de fermentación.

¿Y a cada uno cuánta cervecita le cabe?

480 000 litros de mosto en este caso.

En España hay varias marcas de cerveza,

los que saben de cerveza saben distinguirlas, ¿por qué?

¿En la levadura está el quid de la cuestión?

Aquí el actor fundamental del proceso es sin duda la levadura.

¿Quién controla lo que ocurre en los tanques

porque yo no veo a nadie? Todo el proceso,

desde las materias primas hasta el control de la fermentación

se realiza desde la sala de control, el cerebro de la fábrica

adonde lleva la información de todos los depósitos que tenemos.

¿Cuánto tiempo pasan en los tanques la levadura y el mosto?

Siete a nueve días para la fermentación principal

y otros ocho a diez días

para el proceso propiamente dicho de maduración.

Cada uno de estos grifos corresponde a un tanque.

Correcto. Este es el 271...

Correcto. Cerveza prácticamente acabada

a falta de un filtrado.

Vamos a ir a probarla a la sala de degustación.

Muy bien. Muchas gracias, Alfredo.

Gracias a vosotros. Un placer.

El placer es mío.

¿Se puede? Sí, adelante.

Hola. ¿Cuántas cañitas hay que beber para degustar?

No hace falta beber mucho, es un sorbito

y sobre todo por el olfato detectas muchos atributos de la cerveza.

Agitas un poco, luego la hueles...

Huele a cerveza, es lo que podría decir.

Claro. (RÍE)

Yo creo que lo puedes vender, está bien.

Le damos el Ok. Hasta luego.

Hola, María, otra vez. ¿Qué tal?

Me pongo chaleco y gafas.

Sí, al entrar el envasado hay que llevarlos,

para ir identificados y protegernos los ojos.

"Envasado", atentos porque van a alucinar.

Espectacular, y esto es solo la primera línea de producción.

¿Como esta cuántas hay? Tenemos 11.

Recordemos que es la fábrica de Europa que más cerveza produce.

Unidad de envasado de latas.

Envasamos 90 000 latas por hora. ¿Y esto?

¿Qué? Un torito sin conductor.

Son carretillas láser guiadas y como ves van solas.

¿Si me pongo delante se para o no? Sí, tiene un sistema de seguridad.

(ASUSTADO) ¿Seguro? Se para, se para.

Madre mía, increíble esta fábrica.

Esta montaña de latas, son latas de cerveza sin tapa,

como esta. Sí, vacías.

Aquí os llegan así de distintos proveedores

y empieza la fiesta de la cerveza.

Cientos y cientos de latas que van dando la vuelta

y la primera máquina que encuentran es esta.

Es un inspector de vacío que verifica que la lata está bien,

sin abolladuras en la zona superior...

De repente las latas empiezan a correr, pam, pam, pam.

A ver dónde van.

Las latas se ponen en fila, una detrás de otra

irán a una velocidad, si las sigo, van como haciendo footing,

a unos diez kilómetros por hora.

Y llegan aquí.

Este es el proceso de enjuagado.

La lata primero llega boca arriba,

como venía del principio del proceso,

y lo que hacemos es golpearla y ponerla boca abajo como veis.

Ah, pues si se fija el cámara se ven los chorrillos que caen.

Pasan...

a una velocidad que ya el ojo humano no puede ver las latas.

Después de lavarse van a aquel rulo gigante, ¿qué es?

La llenadora. La llenadora.

Llegan las latas aún sin tapa a la llenadora.

En la llenadora introducimos la cerveza poquito a poco

para evitar que se desborde.

"Poquito a poco", dice. Atención, porque creo que una lata se llena

en lo que da la vuelta ese rulo. Que serán 4 o 5 segundos.

Se llenan 130 a la vez. 130 a la vez.

¿A la hora cuántas latas? 90 000.

También se le pone la tapa.

¿Y luego? Vamos al túnel de pasteurización.

Ese envase, una vez lleno,

nos aseguramos de que no quede ningún microorganismo ni levadura.

Se hace a través de calor, así esterilizamos el envase

y el producto que va dentro.

Esto es una locura lo de los robots que andan solos.

Hay un montón, uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis...

Aquí tenemos funcionando 12.

Esto está parametrizado, por así decirlo, localizan...

el trabajo que han de realizar. Se va a parar...

Sí, tiene un sensor para pararse y que no haya problemas.

Adiós, amigo.

Ya hemos explicado cómo se llena una lata de cervezas,

pero hay gente que la prefiere en botellín.

De la lata pasamos al botellín.

En fila, como las latas, muy rápido.

Ponemos la botella boca abajo mientras que da la vuelta

aclaramos con agua a presión.

Esto va aun más rápido que las latas, no se ve nada.

Es inapreciable para el ojo humano, pero tenemos la solución, ¿no?

Vamos a hacer un cambio, ¡tachán! Formato familiar.

Aquí como va más despacio lo veréis mejor.

Como cabe más cerveza la máquina va más despacio llenando, ¿no?

Este sería el formato familiar... Sí, el formato de litro.

Y las botellas llegan una a una a la discoteca, luces, ¡zum, zum!

¿Qué pasa ahí dentro?

Esto es un inspector de vacío. Verificamos cada envase

para comprobar que está bien. Aunque sea nuevo,

se comprueba que no tenga defectos. Como una foto a cada botellas.

Sí, se comprueba la forma, el color, el grosor y que no haya nada dentro.

Las botellas se dan la vuelta...

Sí, se lavan con agua a presión por el interior

y lo que tarda en dar la vuelta es el tiempo de enjuagado.

Después vuelve a la posición correcta para ir a la llenadora.

Hay una ventana por ahí que...

Por esa ventana se ve un poquito

como el nivel de cerveza va subiendo.

Después del llenado tenemos el inspector de llenado.

Si hay algún tapón flojo se va fuera.

O mal puesto, o sin poner, cualquier fallo, se va fuera.

40 minutos de pasteurización, le ponemos la etiqueta...

Una pregunta, ¿estos botellines son reutilizables?

Esto es botellín nuevo, todo lo del súper es de un solo uso.

Sin embargo lo que va a hostelería o a bares se reutiliza.

Los botellines de los bares os los devuelven.

La máquina saca las botellas de las cajas

y procedemos a la limpieza tanto de las cajas

como de las botellas, principalmente se les quita la etiqueta

o si hay algo dentro lo limpiamos para usar el mismo envase.

¿Cuánto usos se le da a un botellín?

Aproximadamente entre ocho y diez usos.

¿Por qué los botellines de cerveza son marrones o verdes

pero nunca trasparentes? Uno de los ingredientes usados

para fabricar la cerveza, el lúpulo, es fotosensible,

entonces intentamos proteger a la cerveza de la luz solar.

Llegamos a la zona de barriles de cerveza.

Pasa, yo te ayudo.

Muy bien.

Aquí estamos.

¿Esta máquina que hace, lavar? Lavamos externamente el barril.

Lo que recibimos de los bares se lava externamente

y luego ya por el interior.

¿Aquí se llenan de cerveza?

No, aquí se vacían y se lavan por dentro.

Se hace boca abajo. Sí.

Estos barriles son unos lentos comparados con los botellines

y las latas. Claro, son de 50 litros.

Una vez dentro los barriles siguen paseando sin prisa.

Aquí hacemos una segunda limpieza

y también lo esterilizamos con vapor.

O sea, los barriles aún están vacíos, no pesan mucho.

¿Aquí se llenan ya o no? Sí, y después del llenado,

que como veis está en esta máquina, se hace un control de pesaje.

Probamos que se ha llenado bien por el peso.

Le damos la vuelta, lo ponemos en posición boca arriba

porque hacemos una segunda prueba.

Esta máquina prueba que no tenga fugas.

Si está todo correcto la última fase es ponerle el precinto.

¿En las ventas se nota diferencia entre invierno y verano?

La temporada alta sería de marzo, abril, hasta octubre o así.

Porque la cerveza no gana si pasa el tiempo como el vino.

No, cuanto antes se consuma mejor.

Se mete en camiones que lleva la cerveza a supermercados,

a los bares... ¿Fuera de España también?

Vendemos a más de 50 países en los cinco continentes.

Por ejemplo, ¿qué países?

Pues Estados Unidos, Japón, Australia o Guinea Ecuatorial.

Guinea Ecuatorial, vaya. Sí, allí se vende bastante.

Enhorabuena por vender tanta cerveza y por hacerla tan buena.

Vosotros la compráis, eso es una cosa de dos.

Ha sido un placer. Igualmente.

Que siga todo bien, hasta otra. Hasta otra.

Cebada de malta, agua, lúpulo y levadura,

esos son los cuatro ingredientes de la cerveza.

La cebada de malta llega en camiones, se tritura,

y se mezcla con agua en estas tinas gigantes a gran temperatura.

Más del 80 por ciento de la cerveza es agua.

Después la cerveza viajará de tina a tina.

Filtramos para quitar las cáscaras de la cebada,

añadimos lúpulo, ebullición y el resultado mosto de cerveza.

Dentro de estos tanques se añade la levadura.

El sabor que diferencia una marca de cerveza de otra

dependerá sobre todo de la levadura utilizada.

Una semana para fermentar, dos más para reposar

y si el departamento de calidad da el visto bueno, a envasar.

90 millones de botellines,

80 millones de latas y 20 000 barriles al día.

En Guadalajara se encuentra la fábrica

que más cerveza produce en toda Europa.

Como todos suponemos los italianos inventaron los canelones

en el siglo XVI y los franceses, no contentos con el resultado,

le añadieron la bechamel.

Y de este mestizaje surgió un gran invento gastronómico.

Son tan famosos que fábricas como la que hoy visitamos

tienen que elaborar casi 1,5 millones de canelones al año

para satisfacer el apetito de toda la familia.

¿Quieren ver el secreto de su receta?

Nos lo cuenta San.

Los canelones son uno de los platos más populares.

¿Quién no los ha comido alguna vez en familia?

En esta fábrica nos espera una familia de 260 personas

que elaboran canelones igual que los haríamos en casa.

Pero ellos tienen un reto, conseguir el mismo resultado,

pero utilizando grandes máquinas

y cantidades industriales de alimentos.

Hola, Isidoro.

-Toda la documentación de la carne descargada antes,

todos los controles son perfectos. -Vale, muchas gracias.

Hola. Hola, ¿qué tal?

¿Aquí recibís la materia prima?

Aquí todos los días a primera hora recibimos la materia prima,

como esta carne de cerdo fresca. Que vaya horas, seis de la mañana.

Es que hay que garantizar que sea fresca y arrancar las líneas.

Mira, es carne de cerdo fresca,

son las piezas de la paleta de cerdo.

¿Cómo sabéis que os traen cerdo y no es otra cosa?

Por el color, la ternera es un poco más roja, la de cerdo es más blanca.

También la morfología, ves la pieza entera de la paleta del cerdo.

Mira, ahora toca cebolla, que es cebolla entera pelada fresca.

Y en total entre kilos de carne, cebolla, tomate, ¿cuántos entran?

De carne entran en torno a 4000 kilos al día,

de cebolla 2000 fácilmente.

-Vamos a empezar con el proceso del picado de la carne.

A hacer el relleno, venga. Exacto.

Lo primero incorporamos la carne en la picadora.

¿Esto es la trituradora de carne? Sí, sí.

¿Cuánta carne habrá aquí? Unos 150 kilos.

¿Y qué tiempo tarda esta trituradora?

Como máximo dos, tres minutos en picar.

Una vez picada la carne, pasa a través de esta máquina

que es un detector de metal.

¿Un detector de metal es esto? Sí.

Pero no entiendo por qué va a haber metal en un cerdo.

No tienen por qué, pero en el proceso de despiece,

en el matadero, o incluso en el proceso de picado

se utilizan útiles metálicos.

Pero vaya cocina que tienes, ¿eh? Sí, enorme.

Ingredientes de los canelones de carne.

Los ingredientes básicos están aquí. Tomate, cebolla fresca,

carne fresca picada, recién picada.

Para que llegue a casa bien conservada llevará conservante...

No, no. Alguna cosita llevará.

No, producto congelado no necesita aditivos ni conservantes de nada.

¿Y ahora qué?

Pues freímos aparte todos los ingredientes...

¿Es por algo especial? Es el toque final del producto,

no saben igual.

Y luego una vez fritos por separado ya los mezcláis.

Los mezclamos ahí, en el ovni.

Los ovnis son estas enormes ollas

en las que se mezclan todos los ingredientes de los canelones.

Reciben ese nombre por su parecido con los platillos volantes.

La verdad es que sus dimensiones parecen de ciencia ficción.

Aquí se procede a hacer el relleno como tal.

Ya empieza a oler bien. Sí.

Ahora tomamos la temperatura al producto

para garantizar que es totalmente saludable

y que las condiciones organolépticas sean siempre las mismas.

¿Eso qué es?

Eso es que tú siempre tienes el producto con el mismo color,

con el mismo sabor, con el mismo aroma y la misma textura.

¿De este relleno cuántos canelones se pueden hacer?

Pues de lo que tenemos aquí aproximadamente unas 4200 raciones.

Estamos en la cámara de refrigeración.

Aquí traemos los rellenos para mantenerlos

entre más dos y más cinco grados

para evitar que crezcan microorganismos.

No me extraña que aquí no crezcan porque hace un frío que pela.

El frío es efectivamente para que no crezcan microorganismos

y a la hora de manipularlos para forma el canelón

lo haga de una forma más cómoda y más higiénica

que si el relleno estuviera caliente.

Como en casa, primero haces el relleno, dejas que se enfríe,

y después formas el canelón. ¿Visitas mucho esta cámara al día?

Alguna vez que otras. Se te nota, tienes un cutis...

Héctor, tú tienes la fórmula de la bechamel, ¿no?

Sí. Esto de la mascarilla...

¿por qué? Hay especias como la pimienta

que te hacen más daño.

Ah, porque pica, claro. Sí.

Pues lleva nuez moscada molida...

Es lo que le da un poco el sabor, ¿no?

Sí, sí. La pimienta blanca molida...

¿Y ahora qué falta ya? La sal.

¿Y cuántos gramos de cada cosa? Ahí está el secreto de la fórmula.

Gracias, Héctor, hasta luego. Hasta luego.

Esto es tuyo, creo. Sí, para echarlo aquí, a la mezcla.

¿Una buena bechamel qué lleva de ingredientes?

En esta bechamel usamos leche en polvo, harina

y aditivos que me traes tú ahora. Nuez moscada, sal y pimienta.

¿Para conseguir que no salgan grumos en la bechamel qué se hace?

Un buen agitador para que se mezcle bien.

Es importante que la leche esté bien caliente,

así enseguida haces la mezcla.

Hola. Muy buenas.

Aquí se empieza a preparar la pasta.

Aquí es el comienzo de todo.

La masa de la pasta lleva sémola de trigo duro,

también lleva sal, huevo entero pasteurizado.

También lleva clara pasteurizada también y refrigerado todo.

Lleva agua...

¿Esta amasadora cuántos kilos de masa hace a la vez?

Pues esto hace unos 150 kilos. A la vez.

A la vez. ¿En cuánto tiempo más o menos?

Pues en unos cuatro minutos.

Si lo hicieran personas, ¿cuántas harían falta?

Pues unas cuantas, unas 700 o 750 personas.

Ya está la pasta hecha, ya... ¿A dónde pasaría ahora?

Ahora mismo pasaría ya a lo que es la extrusora.

En unos instantes verán

como esta fina masa envuelve el relleno de los canelones,

que soportarán una tormenta de invierno

para que conserven sus propiedades durante muchos meses.

Y de los menos 35 grados de este túnel de congelado

al calor de este horno por el que pasan las cabezas de las muñecas

para poder ponerles los ojos. Enseguida lo vemos.

Ahora volvamos con San que nos mostrará cómo la masa se lamina

con un grosor de un milímetro.

¿Qué se hace en esta línea? La laminamos, la cocemos,

y luego la rellenamos. Así que lo primero es laminarla.

Laminamos hasta conseguir el grosor que nosotros queremos.

¿Qué grosor queréis alcanzar? Tiene prácticamente un milímetro?

¿Un milímetro? Sí.

¿Y no se os rompe esto? No se suele romper.

Ya la receta de la pasta y la textura que le conseguimos dar

hace que no se rompa la pasta.

Aquí cocemos la pasta. ¿Cuántos grados hay aquí

Más de 90 grados. Para matar los bichitos que hay en la pasta.

Los bichitos, entre la cámara de refrigeración, el frío,

y el calor de aquí no queda ni uno.

Aquí le damos una ducha de agua fría para cortar la cocción de la pasta.

Sale calentita y le ponéis agua fría.

Eso es, así mantenemos la textura que queremos y la dejamos al dente.

Una curiosidad, ¿por qué llevas esto?

Por los pelillos estos que tengo. Por la barba, ¿no?

¿Y no te sale más a cuenta afeitarte que ponerte esto?

Cada uno tiene su look y esto al final no molesta.

Una vez que la pasta está aquí introducimos el relleno.

Viene por este sistema de tuberías, parece un chorizo, pero no.

Aparte de eso es muy curioso

porque a la vez que plegamos la pasta

por los tubitos vamos metiendo el relleno.

O sea que a la vez que se rellena se le da la forma del canelón.

Qué curioso eso, ¿no?

Es un sistema... ¿Y esto quién lo ha inventado?

No lo sé, pero funciona muy bien.

¿Al día cuántos canelones rellena la máquina?

Al día, en 2 turnos de trabajo y 2 líneas unos 40 000.

40 000 canelones.

¿Qué pasa ahí? Ahí tenemos una guillotina

que corta los canelones a la longitud que queremos

que son unos 85 milímetros.

¿Cómo va esto emplatado?

Pues va una base de bechamel, luego van los canelones,

y luego va otra de bechamel y luego ya reparten queso.

¿Y por que todo se hace en máquina y esto es manual?

Es un producto delicado

y una máquina no podría dejarlo correctamente.

¿No se te cansa el brazo?

Sí, pero rotamos con los demás compañeros.

Se chupan los dedos todos los reporteros.

Creo que he triunfado con mi sopa de "bacalado".

Poropopó. Experto en cocina marítima.

Ay, ay, ay.

Como veis los productos vienen aquí y entran por esta cinta

al túnel de congelación. Lo que hay dentro de este túnel de congelación

es una tormenta de invierno, por así decirlo.

Tenemos una temperatura muy baja de menos 35 grados

y unas corriente de aire que ayudan a que el producto se congele

en 1 hora y 45 minutos.

Oye, Fernando, muchos pensamos que al congelar los productos

este pierde las propiedades nutritivas.

Es al contrario. Como habéis visto en todo el proceso

lo que conseguimos es que nada más fabricarlo

relleno fresco, pasta fresca, lo congelamos en muy poco tiempo

y así casi todas las reacciones que deterioran el alimento se paran

y se mantiene una calidad muy estable en el tiempo.

¿Y esto dónde va ahora? Ahora continúa un proceso

en el cual se retractila individualmente

con un plástico protector,

lo metemos en un estuche y además pasa un control de rayos X.

Aquí lo que hacemos es escanearlo,

a cada barqueta le hacemos una radiografía.

Con la radiografía conseguimos ver si viene algún material extraño,

alguna dureza, alguna ternilla o algún huesecillo.

¿Hay alguna época en que se consuman más canelones?

Esta línea tiene más producción hacia septiembre, octubre.

Supongo, y a mí me pasa, que una vez que vienes de vacaciones

lo que no te apetece es cocinar, entonces tiras de canelones,

que sabes que es rápido y muy rico además.

Yo me voy a probarlos, que me ha entrado hambre.

Muy bien. Además te recomiendo estos que están muy ricos.

Pues en casa se tarda bastante más en hacer unos canelones.

Será cuestión de práctica, así que vamos a repasar el proceso

para que no nos quede ninguna duda.

Para el relleno de los canelones

necesitaremos carne picada, tomate y cebolla.

Cada ingrediente se prepara por separado

para luego encontrarse todos en estas inmensas ollas,

tan grandes como algunas de nuestras cocinas.

Este relleno para 35 000 canelones ya está listo,

pero deberá esperar fresquito mientras cocemos la pasta.

Esta amasadora, con la ayuda de José Luis

ha preparado la masa. Ya se podrá colocar en la línea de trabajo

que se encargará de laminarla, cocerla y rellenarla.

El más difícil todavía, rellenar mientras damos forma a la pasta.

Un corte y listo para emplatar.

Bechamel, más bechamel y un toque de queso.

Sin tiempo para meter el tenedor los canelones se quedan congelados

viendo el destino que les espera. Un horneado y a la boca.

Es muy difícil determinar el origen de las muñecas.

Se remonta a épocas prehistóricas,

siempre estuvieron donde hubo un niño.

Los niños se divertían con muñecas de madera o de trapo.

Con el paso del tiempo adoptaron distintas formas,

se hicieron más reales, se perfeccionaron

y principalmente cambiaron los materiales para fabricarlas.

La muñeca se ha convertido en objeto de diversión para niños

y de colección para los mayores en todo el mundo.

Nos lo cuenta Celia.

Estamos en Onil, provincia de Alicante.

Esta zona es famosa por sus tierras arcillosas.

Las primeras muñecas que se hicieron eran de barro,

así que es normal que aquí se hiciesen perfectamente.

Sin embargo han cambiado, ahora las hacen así de bien,

y yo me muero de ganas por saber cómo hacen el juguete

que más utilizan los niños del mundo.

Tú eres César, gerente de esta fábrica de muñecas.

Me muero por ver cómo se fabrica el muñeco con el que más he jugado.

Pues antes de pasar vamos a ver al escultor

que es donde arranca todo.

¿Hay un escultor? Sí.

Sabía que esto era cosa de artistas. Vamos a conocerle.

Pedro, necesitamos que nos fabriques

una escultura de un bebé lo más real posible

para la línea que tenemos lista para lanzar.

-De acuerdo. Me han pedido una cabeza,

entonces yo cojo un trozo de barro,

y le voy dando forma de cabeza, una cabeza mediana.

Las muñecas son casi todas parecidas,

pero no hay ninguna igual.

La herramienta principal son los dedos,

pero cuando ya no puedes adelantar para eso están las herramientas.

Cojo la herramienta y ya le voy haciendo la nariz en su sitio,

la boca...

Que la quieren sonriendo,

le doy yo aquí a los lados a la comisura de los labios

y le hago una sonrisa.

Que lo queremos llorando,

pues al revés. Ya verás qué pronto este está tristón.

Empezamos por aquí.

Y cuando ya llevo un par de días dándole vueltas, poco más o menos,

vamos a parar aquí.

Esto es lo que enseña al cliente.

El cliente me tiene que dar el visto bueno.

¿Y de aquí, Pedro? Pues ahora lo cojo,

le hago un molde de escayola.

Después ustedes, lo que hacen, vamos a explicarlo,

lo meten en una bañera donde el níquel se va adhiriendo

y está unos cuantos días hasta que lo que crea es un molde...

como este. Molde de níquel.

¿Y qué se mete dentro? Se mete vinilo líquido

para que luego, en caliente del horno salga la figura

totalmente con la forma que hemos modelado.

Para que entendamos bien el proceso.

Lo primero que se hace es la escultura de barro.

A partir de ella se realizan los moldes en escayola

de las distintas partes del cuerpo, cabeza, brazos, piernas y tronco.

De escayola se pasan a cera.

De cada parte se realizan los moldes definitivos en níquel.

Estos moldes se rellenan de vinilo, un tipo de plástico muy resistente.

Se cierran y se meten en el horno

donde giran para que el vinilo coja la forma del molde.

Una vez sacadas del horno las piezas se extraen.

Y la cara que saldría sería esta.

Exacto. ¿Este es el vinilo?

Esto es vinilo, sí. ¿Como el de los discos?

Parecido, más blandito, más...

Y saldría... ¡Pum! Sí.

Y tendríamos... Ya tendríamos cada una de las partes.

Y una vez tienes aquí todas las partes, ¿qué pasa?

Ahora lo primero es echarlas al bombo y lavarlas.

-Aquí dentro.

Y veo que esto tiene unas esponjas.

Con las esponjas, ahora tiramos un poco de disolvente

para que se pueda quitar la grasa que sale del horno.

Perfecto. Cuidado.

Ahí.

Empezamos con ellas.

Vienen del horno, con polvo, con todo,

para que pueda coger bien la pintura.

Vale, a ver. Abrimos...

Ha terminado el proceso, muy bien. ¿Podemos pintarlas?

Vamos a pintarlas.

Con las mascarillas... Ajá.

...que están sacadas del molde de la cara...

y encajan perfectamente los de la abertura,

con lo que vamos a tener la pintura.

Tenemos ya lo que es la boca pintada.

¡Tres segundos! Nada.

Otro proceso que vamos a hacerle ahora mismo

es ponerle un poco de colorete. Sí, está como un poco pálido, ¿no?

Vale.

El colorete se lo hacemos al aire

y ya coge un poco de vida lo que es la muñeca.

Y por lo que veo que tiene aquí

tiene máscaras para cada uno de los muñecos,

porque ninguno es igual.

Exacto, cada muñeca tiene su máscara.

Ahora tenemos que ir al horno. ¿Al horno?

Para que se calienten un poco y poderlas coser bien

y ponerles bien el ojo.

Hay que ponerle ojos

y hay que ponerles... Y pelo.

Venga, yo le sostengo esto, abra usted su horno.

¿Y así directamente? Ahí dentro.

Venga, vamos allá.

¿Mucho tiempo tiene que estar?

No, diez minutos, por ahí, lo tenemos calentito ya.

En diez minutos las cabezas estarán listas

para colocarles los ojos.

Esto es necesario para introducirlos con facilidad,

pero lo más importante, para que una vez frías

los ojos no se puedan salir

lo que garantiza que los niños no se los puedan tragar.

¿Vamos a ver si están? Vamos a ello.

¿A qué temperatura está el horno?

Debe de estar a 50 grados, 52, por ahí.

Y usted lo toca...

Como verás están ya blanditos.

Esto ya está que lo tira.

Vale, vamos allá.

¿Y ahora qué vamos a hacer? Se lo vamos a dar

al que pone los ojos, a Pepe.

-Vamos a poner ojos. Venga, vamos allá.

(Máquina inyectando)

Huy, esto es rapidísimo.

¿Por qué se ponen en caliente, Pepe?

Para que no se salgan y los niños no se los puedan tragar.

Porque al enfriarse ya no podría salir el ojo.

Claro. Usted pone ahí el ojo...

lo abre, lo coloca y ya está.

Se dará prisa para que no se enfríen las caras.

Hay un tipo de ojos diferentes, ¿no? Que son estos de...

Este es fijo, y luego están estos que son movientes.

Para esas muñecas que "están durmiendo", "están despiertas".

¿EL sistema de ponerlos es igual? Igual.

Pero la máquina va al revés.

Esto tiene aquí un imán,

y entonces como esto es chapa se coloca y no se cae.

Y esto como no tiene imán va al revés.

Uno por arriba con imán, otro por abajo a presión sin imán.

Entonces se pone ahí, se pone la cabeza abajo,

se pisa... y ya está. Y luego se arreglan.

¿Y ahora le vamos a poner...? El pelo.

El pelo. Ya se está perdiendo esto. Se está perdiendo, sí.

Es como una máquina de coser. Igual.

Igual, usted pone ahí la muñeca, la cabeza...

Y a ver cómo lo hace...

Ahí, en un pis-pas cómo lo ha hecho.

¿Y estos pelos de qué son? De nylon.

¿Sabe exactamente la distancia a la que poner cada pespunte?

Sí, más o menos.

Una a una, todo esto a mano. Una a una.

¿Cuántas veces se ha pillado usted? Nunca.

¡¿Nunca?!

Alguno sí se ha pillado los dedos y han cortado por ahí.

Una vez que entra la aguja... Las agujas son así, la cortan

y la sacan por arriba.

¿Qué son, agujas como anzuelos?

A estas agujas se les conoce como agujas curvas o de tapicero.

Son curvas, muy fuertes y son perfectas

para coser el pelo de las muñecas.

A ver...

Esta tiene unos pelos horrorosos, está despeluchada entera.

Vamos a peluquería. Vamos.

¿Todas las muñecas pasan por este proceso...?

Todas, todas. ¿Y en qué consiste?

Esta particularmente hay que mojarla para que el pelo se baje.

Y así consiguen domar ese pelo.

Se peina...

Y luego se deja secar y se vuelve a peinar.

Quedaría como esa.

Como esta.

Volvemos con Doro que es el que arma.

Sí, señorita. ¿Qué tiene usted aquí?

Un poco de agua jabonosa.

Vale. ¿Para que pueda encajar bien?

Para que resbale la goma con la goma.

¿Si no se rompería? No se rompería, pero cuesta más.

Solamente nos queda meter la cabeza...

y ya está. Y ya está.

Esto no hay máquina que lo pueda hacer.

De momento no, los chinos no lo han inventado aún.

Estamos en una fábrica de muñecas, pero lo que vemos aquí

son telas de todo tipo.

Con estampados, de flores, de rallas, muchos géneros,

de invierno, de verano...

Se diseñan todos y cada uno de los modelos

que llevarán esas muñecas. ¿Y quién lo hace?

Vamos a conocerla.

Así van nuestros hijos vestidos por la calle.

Tú lo trasladas al tamaño de vuestros bebés,

al fin y al cabo, que son las muñecas.

Sí, en diminuto. Esto es un delantero de un vestido

que estaba haciendo para la nueva colección.

Se hace con cartón y se dobla por la mitad

para que salga perfecto una parte y la otra parte.

Esto sería para un vestidito,

que como es cartón está duro, se puede moldear un poco,

y comprobar.

Ahora vamos con Maite que transforma los cartones en un vestido.

Te presento a mi compañera Maite. -Hola.

Le vamos a dar los patrones

para que se encargue de empezar a cortar los vestidos.

¿Cuántos vas a hacer de este, por ejemplo?

Pues aquí me van a salir 48 espaldas.

Aquí me he de colocar un guante de malla...

De protección, ¿no? Claro, porque te puedes cortar.

Máxima concentración. Total. (RÍE)

Vale...

Realmente lo que has hecho es cortar perfectamente

todos los patrones que necesitas cada vez, ¿no?

Para confeccionar el traje, claro.

-María José, buenos días. -Buenos días.

-Aquí te traigo el trabajo. -Muchas gracias.

Todo te lo cosen fuera, ¿no? Todo.

¿Tú dónde tienes tu taller de costura, en el pueblo?

No, yo trabajo en casa pero en otro pueblo, en Ibi.

-También vienen de Albacete, y de Granada y de Valencia...

Depende.

-Ya estamos en la fase final,

vistiendo los muñecos para terminarlos.

Míralas. ¿No las ves? Que son preciosas.

¿Monísimas a que sí? ¿Verdad?

Maite, ¿tú ahora con qué estás?

Estoy encajándolos, terminándolos, encajando las muñecas

para que mi compañera ponga la tapa y los embale.

¿Tú qué haces ahora, José? Las remato, los últimos toques

si hay que colocarle algo en su sitio y ya las cierro.

Dos meses han pasado desde que esta familia ideó y pensó

cómo debía ser esta muñeca.

Y ahora va para esa niña

que se pondrá así de feliz cuando la vea.

Da igual el país y la cultura a la que pertenezca una niña,

que siempre tendrá una muñeca.

Las nuestras llevan fabricándose igual desde hace 36 años.

Lo primero, el escultor, el encargado de haces los moldes

de cabeza, cuerpo, manos y piernas del muñeco.

Esos moldes servirán para hacer en vinilo el famoso juguete.

Una vez que todas las piezas están limpias

se maquilla el rostro de las muñecas.

Posteriormente las cabezas se meten en un horno a 50 grados

para que el plástico se ablande y se pueda trabajar mejor.

Se le colocan los ojos, da igual que sean fijos o que parpadeen.

Y una a una se les cose el pelo,

que son hilos de nylon que obligan a que la muñeca pase

por su primera sesión de peluquería.

Ya solo queda armarla, vestirla y empaquetarla

para que llegue a las manos de esa niña

que disfrutará jugando y dándole vida.

  • Programa 12

Fabricando Made In Spain - Programa 12

05 jun 2018

Hoy en Fabricando Made in Spain descubrimos cómo se fabrica la cerveza, asistimos al proceso de congelado de los canelones y vemos cómo se hacen las muñecas.

Histórico de emisiones:
30/07/2013

ver más sobre "Fabricando Made In Spain - Programa 12" ver menos sobre "Fabricando Made In Spain - Programa 12"
Programas completos (60)

Los últimos 278 programas de Fabricando. Made in Spain

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios