Estoy vivo La 1

Estoy vivo

Jueves a las 22.40 horas

Estoy vivo
Jueves a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5429318
No recomendado para menores de 12 años Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 32 - ver ahora
Transcripción completa

(Música de suspense)

(DIRECTORA) Sí, Susana Vargas estaba embarazada

cuando ocurrió el accidente.

Gracias a la Pasarela, el embarazo puede seguir su curso normal.

Lo único importante ahora es que este bebé debe nacer.

La rubia estaba la noche del accidente,

puso una bomba y te conoce.

No te acuerdas de mí. Es que estoy muy cambiada.

Yo no la recuerdo.

Ojalá me equivoque, pero me temo que Laura, Bea y Susana

no murieron por casualidad.

Esto que ven son solo sus cuerpos.

Este es su nuevo traje,

la comisaria Verónica Ruiz.

¿Comisaria?

Hay que proteger a tu hermana.

Ya sabes lo importante que es.

No la pueden encontrar. -Ni a nosotras.

Y debemos mantener nuestro secreto.

¿Hasta cuándo seguiremos así? Hasta que nazca tu hija.

(DIRECTORA) "Ellas han regresado".

He perdido el colgante, el que me regaló Sebas.

Hace tiempo, le regalé un colgante exactamente igual que este

a mi ahijada.

¡Bea!

¡Sebas! -Hola, Laura.

Sé que anoche no estuviste con Márquez.

¿Me vas a decir dónde estuviste hasta las 7 de la mañana?

¿Tan grave es que no puedes?

(VERÓNICA) Susana está en peligro. Si la encuentran, la matarán.

Está embarazada.

Prométeme que no vas a buscar a Susana, nunca.

Te lo prometo.

Encontraré a su hija, señor Márquez,

aunque sea lo único que haga el resto de mi vida.

¡Joder, Iago, escucha!

Susana está muerta. ¡Que no está muerta!

Susana, ¿dónde estás?

¡Sé que estás aquí!

Te dijo que la esperaras, ¿no?

Espérame.

Pues hazlo, porque Susana te quiere

y vendrá a por ti.

He hablado con Susana. Nos hemos escrito por el teléfono.

Estás pasando un momento muy vulnerable.

"¿Seguro que era ella?". "Le juro que era ella".

"Y he estado a punto de verla".

"Lo siento mucho, Iago".

"No podemos hablar nunca más".

"Y no nos volveremos a ver".

Dedicarle esta canción a Susana Vargas.

# Así estoy yo... #

¡Ya no puedo más!

Estoy hasta el coño, mamá, del papel de poli educado.

Bueno, hasta el coño... ya no.

Señor Márquez, ya sé cómo encontrar a su hija.

Una postal de Moaña.

"Me lo ha dado Iago".

"¿Te ha visto?". "Claro que no".

"Es solo para hablar, para que sepa que soy yo".

"Me ha llamado varias veces, pero...".

No. Necesito una voz de chica.

Que no. Me estoy volviendo loca.

Loco.

¿Susana?

"Sí, soy yo".

Te echo muchísimo de menos.

Yo también, mi vida.

Ay, gracias, enana.

¡Bien, bien!

La paliducha está aquí. Es una trampa, Iago.

De nada.

Esa embarazada parecía como si crepitara.

Se le iluminó una parte del cuerpo.

Las dos embarazadas tenían marcas similares en la piel.

Es la única conexión entre ellas aparte de su embarazo.

¿Cree que la rubia busca a Susana?

No tengo ni idea, lo único que sé es que no deja de matar gente.

No estoy segura de haberlo matado.

Se han hecho más fuertes.

Yo abro y usted dispara.

¡Baja el arma!

¿No podías haber escogido uno sin muerto?

Mire cómo zumba, ha sentido lo sobrenatural.

Podías haberle arrimado más eso a Alicia y menos la cebolleta.

¡Ah!

¡Ah! ¿Qué cojones...?

Tú ponte guantes, Confucio.

La duda ofende, señor Márquez. No es mi primer allanamiento.

Es un enlace.

Iago, ¿me estás diciendo que la asesina de embarazadas...

es un enlace?

¿Crees que la envía la Pasarela?

Sí. Los de arriba tienen sus cosas,

pero son buenos, si la han mandado, es por algo.

¿Quién ha hecho esta maravilla?

¡Al suelo! ¡Al suelo, joder!

O te arrodillas ahora mismo o te pego un tiro.

Te entregaste voluntariamente, ¿por qué?

Para hablar con tu comisaria.

No soy yo quien va tras su hija.

Estoy aquí para protegerlas.

Ellos ya están aquí. -¿Quiénes?

Mejor que no lo sepa, pero debe confiar en mí.

Aléjese del inspector Márquez.

No le conviene.

Con usted, siempre pasan cosas raras, Márquez.

Yo soy así.

-Está a puntito de caer, ¿verdad?

No lo haga o pondrá en peligro a sus hijas.

Ellas lo eran todo para mí.

Tener amigos, gente a la que quieres y que te quiere,

gente que se alegra con tus éxitos

y que sufre con tus caídas.

Voy a salir de aquí,

con o sin su ayuda.

Joder con la comisaria...

Tres, dos, uno.

"Su hija".

Sí, dice "su hija", tiene razón. Ha dicho "su hija".

Es Laura. ¿Qué coño dices?

La comisaria.

Es Laura, es lo que te venía a decir.

¿Laura? Laura... mi Laura.

Me cago en mi puta vida...

Hola, hija.

Soy yo, tu padre.

Me llamo DH.

Soy un Enlace...

No.

(CARRASPEA)

Vamos allá.

(SUSPIRA)

Hola, pequeña.

Me llamo Iago.

Y soy tu padre.

El nombre me lo puso tu abuelo.

Fue el mismo día que conocí a tu madre.

Te preguntarás a qué viene todo esto.

Y la verdad es que yo tampoco lo sé muy bien.

Verás...

Cuando llegué a la Tierra,

había muchas cosas que no entendía.

Y he pensado que tal vez te vendría bien que alguien

te las explicara un poco.

Es... una especie de mapa.

Eso, un mapa para...

para volver a tu camino cuando estés perdida.

Lo primero que debes saber es que las cosas cambian.

Es así.

La vida va muy rápido, cariño.

Y nada es lo que parece.

Lo que era bello, puede convertirse en monstruoso.

Y lo que parecía muerto,

de pronto, resucitar.

Es muy importante que lo entiendas, cielo.

Todo es posible.

-Si llevamos cuatro elecciones generales en cuatro años,

Así que nunca pierdas la esperanza.

No te dejes vencer por el miedo.

Ni por la tristeza.

Puedes conseguir lo que te propongas.

Yo te voy a ayudar.

(SUSPIRA)

Tengo muchas ganas de conocerte, cariño.

De tenerte entre mis brazos,

mirarte,

mimarte,

darte miles de besos.

Buenas noches.

(Botón)

(SUSPIRA)

Señor Márquez.

(CARRASPEA)

¿No puede dormir?

Ya no queda nadie de esta foto.

Nadie, ni siquiera yo.

No me gusta verle tan mustio.

Es que las echo mucho de menos, Iago.

Echo de menos estar con ellas,

no sé, los desayunos...

La cena alrededor de la mesa,

incluso las peleas.

Echo de menos tener una vida normal.

Piense que, entonces, no me habría conocido.

(RÍE)

Tienes razón, disculpa.

No se rinda, señor Márquez.

Estamos muy cerca.

Pronto haremos una foto igual que esta,

todos juntos.

Y entonces, habrá una personita nueva.

Mi nieta.

¿Quiere decirle algo? No.

Le estoy grabando algunos consejos. No...

Anímese. Que no.

Así la va conociendo. (RÍE IRÓNICO)

Está grabando.

Me cago en mi puta vida... Deja de grabar, Iago.

Esa es la frase favorita de tu abuelo, cariño.

Venga.

Anda, trae.

(CARRASPEA)

Hola...

No tiene nombre aún.

Claro.

Hola, cielo.

Eh... soy yo, soy...

tu abuelo.

Y quisiera decirte algo acerca de tu madre.

Tu madre es la persona más valiente que he conocido en mi vida.

Como tu abuela.

Y como otras muchas mujeres que...

se esfuerzan día a día por hacer un mundo mejor.

Sin conocerte, ya sé que vas a ser como ella.

Vas a ser una luchadora.

Porque lo llevas en la sangre.

# Ahora, que empiezo de cero,

# que el tiempo es humo, # que el tiempo es incierto.

# Abrázame fuerte, amor, # te lo ruego,

# por si esta fuera # la última vez. #

Te vas a deshidratar.

Su, ¿estás bien?

(Arcadas)

Esto no puede ser del embarazo, ¿eh?

¡Los cojones no es del embarazo! Pero si eres un tío, Susana.

Que no soy un tío, joder.

Otra vez... (VOMITA)

Sí, señor director, lo entiendo, pero...

creemos que la sospechosa tuvo ayuda del exterior para fugarse.

Todoslos efectivos la están buscando.

Sí señor, por supuesto, le mantendré informado.

Sí.

(Arcadas)

(Arcadas)

¿Todavía sigue así?

Pues tiene bastante aguante para ser un tío.

¡Que os estoy oyendo!

(Puerta)

(RESOPLA)

No había vomitado así en mi vida.

Yo, alguna nochecita recuerdo.

Ja.

Ni punto de comparación.

Me voy, que llego tarde. ¿No quieres desayunar?

(Vibración)

(Vibración)

Mamá, mamá, voy yo.

(Vibración)

¿De quién es esto?

(Vibración

¿Se puede saber qué está haciendo aquí este teléfono?

(Vibración)

Buenos días, cariño.

Hola. ¿Qué tal has dormido?

Tengo algo que contarte.

Bien, estoy bien.

Pero ahora no puedo hablar, Iago.

Vale.

No te preocupes.

¿Me llamas tú?

O me haces una perdida.

Vale, cariño

Hasta luego. Hasta luego.

No me lo puedo creer, Susana.

¡Y lo tuyo ya es...!

Mamá, podría decirte que lo siento.

Pero es que no es así.

No me arrepiento ni un poquito.

La chica rubia me dijo que ahora estamos más en peligro que nunca.

Es que me da igual, mamá.

¡Iago es el padre de mi hija!

¡Le quiero!

Estoy enamorada de él.

De nada va a servir si estamos las tres muertas.

(Vibración)

(Vibración)

Santos...

Buenos días, señor Márquez.

¿Qué hora es? ¿Por qué no me has despertado?

Necesitaba descansar,

lleva dos días casi sin dormir.

¡Ah!

(Vibración)

Joder, qué pesado...

Dime.

Márquez, ¿dónde coño estas? Te he llamado veinte veces.

Muy buenos días a ti también, Santos.

Ni buenos días ni leches.

Tenemos aquí un cristo de tres pares de cojones.

¿Ah, sí? ¿Qué ha pasado?

(Timbre)

¿Puede abrir, señor Márquez? ¿Que qué ha pasado?

La niñata, que se ha escapado. Ni puta idea de dónde está.

Traigo porras.

¿Márquez?

Márquez, ¿sigues ahí?

Eh... Sí, sí, la sospechosa, ¿que se ha escapado, dices?

Creemos que ha tenido ayuda de fuera.

¿Que ha tenido ayuda de fuera?

Hola, Iago.

Márquez, ¿me estás escuchando?

Enseguida voy, Santos.

Pues date prisita, que estamos desbordados.

¿Cómo has conseguido escapar?

La Pasarela me echó una mano.

¿Y qué cojones haces aquí?

Tenemos que hablar.

Necesito ayuda.

Y el número 1-4... ¿Sabemos algo de la comisaria?

Sí, la llamaron de jefatura, llega más tarde.

Ok, 1, 4...

3, 0, 0, 8.

Vale.

¿Qué pasa, "caperucita"?

¿Has venido a traerme el desayuno?

Vete a tomar por culo, Santos. (RÍE)

¿Está María?

Está en su despacho, pero no la entretengas mucho,

que tenemos mucho lío.

¿Y eso? Se nos ha escapado la rubia.

¡No jodas! Sí.

No sabemos nada todavía, pero... se va a armar.

Esto ha sido una cagada en toda regla.

Para lo que hemos quedado, Sebastián.

Yo, de comisario a mensajero,

y tú, de superpiloto a repartidor.

Bueno, me voy a ver a mi mujer.

-¿Sí?

Ah, eres tú.

Hola. -Hola.

Que, con las prisas, te has ido sin desayunar.

Y sin despedirte.

Te he puesto un poco de fruta y una magdalena.

Que sé que el azúcar te viene bien.

-Gracias.

-¿Sigues enfadada?

-No.

-Bueno...

pues me voy.

-¿Sabes qué es lo que más me gustaba de ti?

Que tenías una mirada transparente.

Con solo mirarte, sabía lo que pensabas.

-Y lo sabes.

Sabes que te quiero. -No.

De un tiempo a esta parte, no sé dónde tienes la cabeza.

Siempre estás en tu mundo.

-María, mi vida... -Sebas, cada vez estás más lejos.

Nos estás apartando de tu vida.

-Eso no es verdad.

-Te lo voy a preguntar una sola vez.

¿Qué pasa?

No sé, si es porque no estás bien conmigo,

podemos ir a terapia de pareja o...

-No necesito terapia, yo te adoro. -Pues, por favor, déjame ayudarte.

Dime qué es, dime algo.

Está bien.

Está bien, Sebas, te entiendo, de verdad.

Es tu vida, tienes todo el derecho del mundo

a callarte si quieres, pero...

(EMOCIONADA) yo no puedo seguir así.

-María...

¿Qué es eso?

No sé, parece un eczema o algo, me pondré una pomada.

(LLAMAN A LA PUERTA)

Adelante.

Siento interrumpir, tortolitos, pero han llamado del anatómico.

Algo ha pasado con el cadáver de la segunda embarazada.

¿El qué? No me lo han querido decir,

dicen que mejor verlo.

Llévate a Aranda y a Alicia. Bien, voy enseguida.

Vale. Sebas...

Ya lo ves, tenemos mucho trabajo.

¿No queréis porras? Todavía están calentitas.

Así que eres un Enlace.

DH4.

Hasta el 10, somos top.

¿DH4? (ASIENTE)

Soy de los buenos, como vosotros.

Perdona, nosotros no matamos embarazadas.

Ya no eran personas, inspector, estaban infectadas.

Se habían convertido en algo espantoso

Esa mujer estaba muerta de miedo. Usted mismo la vio.

Ya no era un ser humano.

¿Y qué eran esas... luciérnagas?

Vosotros siempre estáis debatiendo si existe o no

vida inteligente más allá de vuestro planeta.

Pues existe.

Hay dos billones de galaxias, dimensiones paralelas...

¿Cómo podéis pensar que estáis solos?

Si me preguntas a mí,

personalmente, me importa un carajo.

Sin la protección de La Pasarela,

estaríais extinguidos hace miles de años.

¿Ah, sí? ¿Y por qué nos protegen?

Porque tenéis algo que no tiene nadie más en todo el universo.

Claro...

Y que tú nos desvelarás a su debido tiempo, ¿no?

Yo no.

La directora.

(RÍE) Cómo no, mi amiga.

Yo tampoco lo sé.

El caso es que ya están aquí y os van a arrasar.

Nos invaden, señor Márquez.

De momento hay uno,

pero si no lo matamos, vendrán muchos más.

Tiene cojones.

¿El qué?

Que hay lugares con más glamur.

París, Tokio, New York...

Pero no.

Han decidido invadir la Tierra por aquí.

Por Vallecas. Tiene huevos, ¿no?

Eso es verdad.

En las películas, siempre empiezan por Nueva York.

Pero esto no es una película.

¿Y qué tiene que ver todo esto con mi familia?

Su hija lleva dentro a alguien muy especial.

Si la descubren y la matan...

Se acabó.

Muy bien.

¿Y cómo coño cogemos a esa luciérnaga?

Esa luciérnaga necesita un cuerpo.

cuando la encuentre, lo sabremos.

-Buenos días. -Hola.

-Buenos días, Juan. -Hola, mi amor.

Mi vida.

Mi lucero...

(RÍE)

-Fuimos novios. -Ah...

-Otro novio.

No tengo el cuerpo para melodramas, Juan.

-Jo, es que me partes el corazón. Cada día es más cruel.

-¿Qué tenemos?

-Cosas... inexplicables.

Como siempre que viene un cuerpo de vuestra comisaría.

Se supone que esta mujer está embarazada.

¿Correcto?

-Falta el feto. -Y algunas cosas más.

Hígado,

estómago,

intestinos...

-¿Pero se los han robado? -¿Tráfico de órganos?

-Si alguien le ha robado los órganos a esta pobre mujer,

no tengo ni idea de por dónde se los han sacado.

No hay ninguna incisión previa a la autopsia.

-Espéranos fuera, Aranda, vaya que te desmayes.

-Sí, perdón...

Hoy vengo un poco revuelto.

-Ni que fuera el primer cadáver que ves.

Al grano.

Mierda...

Oye, perdona.

Se me han caído las llaves, no sabrás...

-Sí, eso va a la sala de máquinas, donde está la caldera.

La de cosas que han caído ahí.

-¿Sabes cómo puedo recuperarlas?

-Habla con el conserje, él tiene las llaves.

-Vale...

Gracias.

-¿Y dice que se le cayeron ahí? -Pues sí.

Parece que hoy no es mi día.

-Pues espero que tenga alguna de repuesto,

porque aquí hay más mierda... -Pues no...

-Al fondo a la izquierda.

-Cuando termine me avisa, que vengo a cerrar.

-Gracias.

Joder...

(Portazo)

(Golpe)

(Golpe)

(Ruido)

Es el exterior del anatómico forense.

A estas alturas, debe estar buscando un cuerpo.

Si no lo tiene ya.

Sí, puede que sea mejor que tú en todo.

La directora te manda saludos.

Sigues siendo su niño mimado.

¿Has visto a Susana?

¿Sigue en la cápsula?

¿Y mi hija? Están bien, Iago, no te preocupes.

En la Pasarela se comenta que no vas a volver...

nunca.

No, no voy a volver.

Este sitio es una mierda, están todos locos.

Es la primera vez que bajas a la Tierra, ¿verdad?

Sí.

Al principio, a mí también me costó.

La gente no para de tocarse.

Fuman, beben, gritan...

Viven en los bares...

Comen cualquier cosa.

Son raros.

Yo tuve la suerte de encontrar un amigo.

Mucho más que un amigo.

Casi un padre.

Márquez.

Sí.

Pero no se lo digas.

Y el resto, ya lo sabes.

Me enamoré de Susana.

El amor es algo maravilloso.

Me voy a la comisaría.

¿Habéis encontrado algo?

Nada todavía, señor Márquez.

¡Coño!

¡Son más grandes que las tuyas!

(Timbre)

Es Sebas.

¿Cómo lo sabes?

Llevo días vigilando y no tenéis muchos amigos.

(SUSURRA) Cierra eso.

¡Señor Sebas! Qué sorpresa.

Tengo que hablar con la directora.

Me temo que las cosas no funcionan así, señor Sebas.

Es ella quien se comunica con nosotros, no al revés.

¡Me da igual, gallego! Ponme con ella inmediatamente.

¿Qué pasa, Sebas?

María...

La estoy perdiendo, Andrés.

Porque me hace preguntas y no puedo responderle y...

Y sufre, joder, lo está pasando muy mal.

Lo siento... Ya no tengo edad

para andar mintiéndole a mi mujer.

¿Sabes lo difícil que es encontrar una compañera

a mi edad?

¿Alguien dispuesto a compartir su vida contigo para siempre?

Pues yo he tenido esa suerte.

De verdad que me gustaría poder ayudarle, señor Sebas.

No voy a renunciar a mi familia.

María está por encima de todo.

Hazlo.

Cuéntale la verdad.

Señor Márquez...

A la mierda, Iago. A la mierda La Pasarela.

No tienen ningún derecho a hacernos pasar por esto.

No haga caso, señor Sebas.

Intervendrán, ya lo sabe.

Congelarán el tiempo o...

borrarán sus mentes, vaya usted a saber.

Andrés...

Si estuviera en tu pellejo, yo lo haría.

Suerte.

Están cometiendo un grave error. ¿Ah, sí?

Y si fueran Susana y tu hija, ¿qué harías?

No, dime qué harías.

Entonces no estamos cometiendo un error.

¿Vale?

Y ahora, vamos al lío.

A ver si la rubia ha encontrado a la puta luciérnaga.

Pero qué cojones...

Sí, Santos, llego en un rato.

Llevo toda la mañana hablando con el director general.

Te tengo que dejar.

¡Márquez, Márquez!

Comisaria.

Disculpe que haya venido hasta su casa,

pero necesito hablar con usted.

Claro, ningún problema.

Si le parece, le voy contando por el camino.

Como quiera.

Sabe que la sospechosa se ha escapado, ¿verdad?

Sí, sí, lo sé.

Van a abrir una investigación interna.

O sea, que vendrán y harán preguntas.

Y usted me vio ayer hablando a solas con ella.

No quiero que haya ningún malentendido.

Yo solo hacía mi trabajo.

Lo sé.

Bien.

Me alegra oír eso.

Yo jamás desconfiaría de alguien como usted, comisaria.

Mi pregunta es...

¿Tú confiarías en mí?

Claro que confío, inspector.

Entonces no entiendo por qué no lo haces.

¡Márquez! ¿Estás bien?

No, no estoy bien.

Porque dijiste que teníamos todo el tiempo del mundo.

¿Cómo?

Y luego, cogiste ese puto ascensor

y no te volví a ver.

Laura...

Te he echado mucho de menos, mi amor.

Mucho.

¿Quién es el gordo, eh?

Todo saldrá bien, ya verás.

Todo va a salir bien.

-Hola, un carajillo, por favor.

No, mejor un coñac.

¡Ay, cómo quema...!

-¿Pasa algo?

-Le he pegado una hostia. -¿Qué?

-A Márquez, le he dado un hostión en toda la cara.

-A Márquez, ¿y eso por qué?

-Ha intentado besarme.

-Joder con Márquez, no pierde el tiempo.

-¿Se lo has contado tú?

¿Que soy Laura? -No...

Te grabó cuando estabas con la chica rubia.

-Ah, ¿qué hago, Sebas?

-No lo sé, yo...

Yo no te puedo ayudar.

Y además, aprovecho que estás aquí

para pedirte disculpas.

-No entiendo... ¿por qué?

-Porque le voy a contar tu secreto a María.

-No... -No puedo mentirle más.

-No, por favor, Sebas... -No se lo merece.

¿No te gustaría que todo volviera a ser como antes?

María y tú, Márquez y yo...

Ella es tu mejor amiga.

-Ya nada puede volver a ser como antes, Sebas.

-¿Sergio...?

¡Sergio!

¡Sergio!

¿Dónde está el niño?

¿¡Dónde está el niño!?

¡Sergio!

¡Sergio!

(Claxon)

¡Sergio!

¡Sergio!

Sergio...

¡Sergio!

-¡Sebas!

-Devuélveme a mi hijo o te arranco la cabeza.

-Claro.

Es un amor.

-¿Por qué te lo has llevado?

-No puedes hablar, Sebas.

Lo que hay en juego es mucho más importante que tu familia.

-Nada es más importante que mi familia.

-¿Qué has sentido en estos tres minutos?

Cuando no encontrabas a tu hijo.

Pues eso es lo que sentirán miles de personas

cuando vean morir a sus seres queridos.

Es lo que hacemos, Sebas.

Proteger a los inocentes como Sergio, como María.

Y tú formas parte de ello.

-Yo no soy ningún héroe.

Ni quiero serlo.

¡Ni pedí saber nada!

-La Pasarela confió en ti.

Y ahora, tienes una responsabilidad.

(LLORIQUEA)

Muchas gracias por todo, Juan.

Cuando tengas el informe, nos lo envías a comisaría.

-Oye...

cuídate esto, ¿eh?

No tiene buena pinta.

En fin.

-No encuentro a David.

-¿Le has llamado? -¡No me contesta!

Pero eso no es lo peor. -A ver.

-Se ha llevado el coche y nos ha dejado tiradas

-¿Cómo?

¿David?

¿Qué haces aquí?

-¡Mami!

-¿Has ido a buscar al niño?

-Solo quiero ayudar, Sandra.

En una mudanza, siempre viene bien una mano extra.

-Cuando estábamos juntos, siempre te escaqueabas,

¿y ahora que estamos separados te coges el día para ayudarme?

Increíble.

-No quiero que te queden los cuadros de la casa torcidos.

-Muy gracioso.

Teo, vete a jugar al jardín.

Te noto un poco raro, ¿estás bien?

-Mejor que nunca.

Márquez.

Ya era hora, ¿no?

Menos mal que te dije que era urgente.

Santos, no me toques los cojones, por favor.

¿Tú quién coño te crees que eres?

Estamos todos aquí trabajando como perros,

¿y tú llegas cuando te sale del pijo?

A ver, ¿qué me he perdido?

Que no sabemos dónde está la chica, ni cómo se ha escapado,

¿eso me he perdido?

-Y a la embarazada le han robado el feto.

-Y otros órganos.

¿Y David? ¿David?

-A ese lo mato yo en cuanto lo vea Nos ha dejado tiradas.

Aquí cada uno va a su puta bola. ¿Que le han robado el feto?

O se lo han robado o se ha ido de parranda,

pero en su sitio no estaba.

Roban el cadáver de la primera embarazada,

¿y a esta le quitan el feto? ¿Esto qué es?

Puede ser una mafia de tráfico de órganos

Los cadáveres eran muy recientes. -Podría ser.

¿Y la comisaria?

La comisaria tampoco ha llegado.

No, si te digo yo que aquí cada uno va a su bola...

Ni siquiera sabes lo que estás buscando.

¿Cómo has entrado? Os he cogido la llave de repuesto.

¡Eh!

Nuestros amigos emiten un sonido de baja frecuencia

muy característico.

Cuando se fusione, subirá de intensidad.

(Pitidos)

Así es como los encontrabas...

(Botones)

Le estoy grabando algunas cosas a mi hija.

Consejos. Pues buena suerte.

Creo que no es casualidad que estés con nosotros.

¿Qué?

Todo está conectado.

Si estás aquí es por algo.

No te entiendo.

Yo fui humano.

Tuve una familia.

Eso no puede ser, los Enlaces no... No te creas todo lo que te dicen.

Me borraron la memoria y me subieron.

Me engañaron.

¿Qué quieres decir?

Que si me lo hicieron a mí, puede que lo hicieran con todos.

También contigo.

Los Enlaces nacimos y crecimos en La Pasarela,

no somos humanos.

Puede que solo me pasara a mí.

Seguro.

(Pitidos)

¿Y eso?

No sé si me gusta mucho, es pequeño para tanta pared, ¿no?

-Yo lo veo genial.

Si quieres que colguemos todos los cuadros...

hay que ir espabilando, ¿eh?

-Claro, ya lo cambiaré yo luego.

(Crujido)

(GRITA)

-¡David!

¿Qué te pasa?

¿Qué te está pasando? -¡Ah!

-¿Qué pasa? -¡Ah!

Voy al baño...

(GRITA)

(JADEA)

(JADEA)

(Crujido)

(GRITA)

(GRITA)

¡Iago!

(Pitidos)

Es él. Lo tenemos.

(Pitidos)

Comisaria. ¿Sabemos algo de la sospechosa?

Estamos analizando las cámaras, pero hay un salto de un segundo:

está y luego no está.

Puede que hackearan las imágenes, tuvo ayuda de fuera.

Mire, esta comisaría no es Alcatraz.

Me parece imposible que se haya escapado sin más.

Hemos quedado como unos inútiles.

Van a abrir una investigación interna.

Lo sé, y lo siento.

Tú no tienes la culpa.

¿Alguna novedad antes de que nos quiten el caso?

Estamos controlando aeropuertos, estaciones, todas las salidas.

Pero nada. Gracias, Santos.

(Teléfono)

Dime, Iago.

¿Cómo?

No me jodas.

(TOCAN A LA PUERTA)

¿Estás bien?

Mamá, si es por lo del teléfono, lo voy a arreglar.

Márquez sabe que soy Laura.

¿Perdona?

¡Venga ya! Primero Sebas, ahora Márquez...

Si lo sabe Márquez, lo sabe Iago.

Y la rubia. Y Sebas se lo va a contar a María.

(RESOPLA) Es que solo falta publicarlo en el periódico.

No sé qué hacer.

Mamá, mamá, no me van a encontrar nunca.

Nunca.

(LLORANDO) Ya falta poco para que nazca tu hija.

Seguro que es tan guapa como su abuela.

(RÍE)

Abuela ya,

esto es un disparate. (RÍE)

Pero mamá, ¡si estás buenísima! Anda, calla.

(Música)

(Música)

¿Se puede saber qué cojones hacéis aquí?

Venimos a recogerle, señor Márquez.

Este descapotable me suena, Iago.

Estaba aparcado al ladito de casa. Qué recuerdos, ¿eh?

No he podido resistirme.

Un marciano y una asesina a las puertas de una comisaría

con un coche robado.

Todo muy discreto, Iago.

Lo he localizado. Hemos.

¿Dónde?

A las afueras de la ciudad.

El caso es que vamos a darle "matarile".

¿Se apunta? (RÍE)

Seguro...

Anda, ¡tira!

Me cago en mi puta vida.

(Música)

(Música)

No sé cómo fabrican coches con capota.

¡Eso digo siempre!

Porque llueve.

¿Y quieres hacer el favor de sentarte?

¡Que te busca medio país!

¿A qué nos enfrentamos?

La cosa esa, ¿cómo es?

Su forma original no tiene cabida en un plano físico.

Es como un ser de energía pura. Ah...

Iago, ¿tú entiendes algo?

Lo justo.

Da igual, a estas alturas ya ha ocupado un cuerpo.

¿Cómo?

El ser al que nos enfrentamos necesita un organismo vivo

para poder sobrevivir.

Es un huésped.

Cojonudo.

(Pitidos)

Parece que vuestro huésped se ha buscado

un cuerpo en la zona pija.

¿Qué hacemos, señor Márquez?

Eh, señorita.

Nosotros solo matamos a las luciérnagas.

La misión es lo más importante. (RÍE IRÓNICO)

¡Solo a las luciérnagas!

Y ahora me dejáis hablar a mí.

¿De acuerdo? Vamos.

Buenos días. ¿Dónde van?

-A salvar el mundo.

-Qué graciosa tu novia, ¿no?

No le haga caso.

Le faltan cinco minutos al horno. Gratinado le falta.

Entiendo que está haciendo su trabajo y lo respetamos,

pero tenemos que entrar ahora... -O me decís dónde vais

o a tomar por culo de aquí.

Vamos a ver a... Antonio.

¿Antonio qué?

Antonio, coño, Antonio, el Toni.

¿De Mosteirín?

Ese, De Mosteirín, claro.

Ya.

Pues voy a darle aviso. Muy bien.

No va a colar, señor Márquez. (CHISTA)

Estoy perdiendo la señal, se nos va a escapar.

(Cargador de pistola)

Aquí nadie va a matar a nadie, ¿entendido?

Muy bien.

Sí, comisaria, Teo está mucho mejor.

Perfecto, mañana a primera hora estoy allí.

Gracias, comisaria.

-Bueno.

¿Te encuentras mejor? -Sí, no ha sido nada.

-Gracias por venir.

¡Teo!

Vamos a recoger el cuarto.

Venga, luego nos pegamos un baño, que nos lo merecemos.

-Buena idea.

Me quedo.

¡Bajad del coche ahora mismo!

Qué cojones...

¡Que salgáis del puto coche!

Vamos, coño.

Los he visto más rapiditos.

Los tres contra el coche.

¡Ya!

Vamos a tranquilizarnos todos un poco, ¿no?

Nos ha salido el valiente. ¡O te callas o te meto un tiro!

¿Entendido?

¡Contra el coche, coño!

Vamos.

Princesita, ¿no me estás oyendo? Contra el puto coche.

A mí no me llames "princesita".

-¡Ah!

Policía.

Soy Manuel Márquez, inspector de policía.

Y estos son mis compañeros. Pues dilo antes, coño.

Estamos infiltrados en una operación especial.

Y a Jefatura no le va a hacer ni puta gracia

que unos gorilas la estén jodiendo, ¿estamos?

Y tú, suéltalo.

¡Suéltalo, coño!

Vamos.

¡Vamos!

(Música)

Mira que te dije que estuvieras quietecita.

Pues no.

Eres muy mandón, ¿lo sabes?

Iago.

Iago, frena.

(Pitidos)

¿Qué pasa?

El epicentro en la subida de energía ha sido justo aquí.

¿Aquí dónde?

En un radio de un kilómetro aproximadamente.

¿Un kilómetro? Ja, ¡cojonudo!

O sea, que ese bicho podría estar en "Mata por culo".

Y si se ha metido en un humano, podría ser cualquiera.

Sí.

Y teniendo en cuenta que esta zona está rodeada de chalets,

esa bestia que va a acabar con la humanidad

podría estar disfrutando en la piscina de cualquiera.

Abra la mente, señor Márquez. ¿Más?

Iago, la tengo tan abierta que me entran...

tres autobuses.

(DA UNA PALMADA) Nos vamos.

Esperad.

(Pitidos)

¡Ah!

¿Qué ha pasado?

Que acabamos de perder

el único sistema que teníamos para localizarlos.

¿Esa no es Sandra?

¿Quién?

Sí.

La ex de David.

A ti mejor que no te vea.

Y tú, no la pierdas de vista.

¡Sandra!

Hola.

¡Márquez!

¿Qué tal?

¿Qué tal? ¿Qué haces tú por aquí?

¿Qué estás de servicio?

Eh... sí, sí, estamos...

investigando una serie de robos por la zona.

¿Cómo robos?

Bueno... Nada grave, no te preocupes.

¿Tú qué haces aquí, Márquez?

¿Y tú?

Estoy ayudando a Sandra con la mudanza.

Ah, muy bien.

Oye, una casa muy bonita.

Gracias. Si quieres, te la enseño. No, otro día.

¡Hola, guapo! ¡Hola!

Mamá, ¿puedes venir un momento? -Sí, ya voy.

Bueno, hasta luego, Márquez. Hasta luego.

¿Habéis encontrado a la sospechosa ya?

No, todavía no.

He hablado con comisaría: mañana a primera hora estoy allí.

Vale, tranquilo, haz lo que tengas que hacer.

¡Eh! ¡Eh!

¡Eh!

(Coche)

¡Eh!

(Música)

Buenas noches.

Gracias.

Como sigas con ese brío, te vas a herniar.

(RÍE)

¿Un cafecito?

Déjate de cafés, que llevo un día...

¿Algo nuevo de la sospechosa que se fugó?

Qué va.

Se ha volatilizado.

Pero la misma mierda de siempre con ella,

no te voy a engañar.

¿Todo bien por aquí?

Si te refieres al bar...

Pues mucho menos jodido que la comisaría.

No me toques los cojones, ¿eh?

Que te estoy preguntando por ti.

He visto a María y no tiene buena cara.

Pero que sea lo que sea, se va a solucionar, ¿eh?

¿Cuántos años hace que me conoces, Santos?

¿Treinta?

¿Treinta y cinco?

Desde el instituto.

No voy a hacer el cálculo.

Pues María es lo mejor que me ha pasado.

Sí.

Lo mejor.

Sí, sí.

Pues la estoy jodiendo.

Ya...

¿Mujeres, alcohol, juego...?

A mí me lo puedes contar, soy un experto.

He tocado todos los palos.

Yo no soy tan cabrón como tú, Óscar.

En eso tienes razón.

Porque eres un buen hombre, Sebas.

Y María no te va a dejar en la vida.

Te quiere demasiado.

Siéntate, anda.

¿Sabes por qué me metí en Alcohólicos Anónimos?

No.

Este asunto no va de eso. Eh.

Siempre va de eso.

Si no eres capaz de solucionarlo tú,

busca ayuda o mejor aléjate.

Por eso me tuve que alejar de Laura.

A veces es lo único que puedes hacer.

Pero vamos,

que María y tú lo vais a arreglar.

Estoy convencido.

Venga,

y ahora levanta ese culo, ¡va!

Eh, Sebastián.

Ven aquí.

Buenas noches.

(SUSPIRA)

(Vibración)

¿Qué le ha pasado a la chiquita, que estaba rara?

Quería estar sola.

Parecía preocupada.

Bueno, ha sido un día duro.

Tenemos que ayudarla, señor Márquez.

Creo que ella es nuestra misión. No me líes, Iago.

Está muy sola.

Y desorientada.

De puta madre.

(Timbre)

No se preocupen, mejor me voy a cenar al parque.

(Timbre)

Hola.

Hola.

No me has llamado.

Bueno, estoy aquí, ¿no?

Sí.

¿Quieres pasar?

No, no, gracias. Va a ser solo un momento.

Además, lo que tengo que decirte es mejor

que te lo diga aquí mismo.

Bueno, pues tú dirás.

Márquez, yo...

No podemos estar juntos.

Eres un hombre maravilloso y te quiero muchísimo,

no tienes ni idea de lo colada que estoy por ti.

Laura, tú y yo podemos hacer frente a todo.

Esta vez no.

Ahora, lo más importante son mis hijas.

¿Estás segura?

Completamente.

(Música)

¡Ah!

(RÍEN)

No deberíamos estar haciendo esto.

Parecemos críos.

No deberíamos, no.

(Pitidos)

(Pitidos)

(Pititos)

"Ningún familiar encontrado".

"Ningún familiar encontrado".

¿Se da cuenta del follón que sería contarle todo ahora?

No toca, señor Márquez.

Es que me importa una mierda si toca o no.

Es que si te digo la verdad... no te la vas a creer.

-Pues inténtalo, Sebastián.

-Tengo una misión. -Tendrá que ser muy importante.

Tendrás que salvar el mundo por lo menos.

-Exacto.

Si vamos a ser un equipo, deberíamos usar nombres clave.

Señor Sebas, usted podría ser Tritón.

Carlota podría ser... Cobra.

Tenemos que atrapar a unos marcianos.

Hola, Laura.

(Música)

¿De qué conoces al madero? -¿Al madero este?

Le debo yo la vida, Antonio.

Me cago en mi puta vida.

Creo que te estás tomando esto demasiado en serio.

Quien no se toma en serio lo nuestro eres tú.

Ah...

Creo que me va a dar un infarto. No, no, ahora no.

Hasta mañana, Tritón.

No debería estar con usted.

(LLORIQUEA) Hey, hey.

Tengo que contaros algo muy importante sobre Manuel Márquez.

Como el señor Márquez está decidido a contarle a Laura

quién es, le estoy ayudando a poner el punto mágico.

¿A quién coño voy a perder? A la puta luciérnaga.

Porque tú eres el amor de mi vida, Laura.

Porque soy Andrés.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Temporada 3 - Capítulo 32

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 32

31 oct 2019

La inexplicable fuga de Carlota ha puesto en entredicho a toda la comisaría. El equipo de Vero tendrá que enfrentar una investigación interna. Todo se complica aún más cuando María, Alicia y David hablan con el forense y les informa de un asombroso suceso ocurrido con el cadáver de la embarazada. Carlota reconoce ante Márquez y el Enlace que ha sido enviada por la Pasarela para acabar con una nueva amenaza. Un peligroso ser ha llegado a la Tierra y debe eliminarlo antes de que sea demasiado tarde. Carlota cuenta con un dispositivo para localizarlo y juntos llegaran hasta una urbanización donde vive la ex mujer de David.

ver más sobre "Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 32" ver menos sobre "Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 32"
Programas completos (38)
Clips

Los últimos 371 programas de Estoy vivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Maria

    La serie está desvariando un poco. No me gusta tanto como antes.

    10 nov 2019