Estoy vivo La 1

Estoy vivo

Jueves a las 22.40 horas

Estoy vivo
Jueves a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5422386
No recomendado para menores de 12 años Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 31 - ver ahora
Transcripción completa

Se le cayó a Rebe en el coche anoche.

Cuando decidí devolvérsela,

se estaba yendo en el coche con Vero, con la comisaria.

-Pues que se han liado, Sebas.

-He perdido el colgante,

el que me regaló Sebas.

-¿Te recuerdo qué pasará si descubren quién somos?

Que nos matarán.

-Hace tiempo, le regalé un colgante exactamente igual,

a mi ahijada.

-Mi padrino me regaló esa cadena.

Bea.

-Dígale a su hija que tenga más cuidado la próxima vez.

No habrá una próxima vez.

(Timbre)

¿Sebas?

Hola, Laura.

Yo no sabía que eras amiga del sobrino de Márquez.

Es que no somos amigos.

Pero os habéis liado.

Si esto es por mi sobrino,

no te preocupes, no están liados.

Se la folló.

Hola, Iago. Hola.

Una postal de Moaña.

Susana me vio aquí,

me lo dijo. Susana te dijo que no volvería

a hablar contigo nunca más,

¿qué te hace pensar lo contrario? Que me quiere.

Susana Vargas estaba embarazada

cuando ocurrió el accidente.

Ibais a ser padres.

Es de vital importancia que el embarazo

cumpla su término.

Ellas han regresado, como usted.

pero al buscarlas, las están poniendo en peligro.

Si mueren abajo, mueren aquí también,

incluida su nieta.

¿Tú crees que algún día nos acostumbraremos?

Yo seguro que no.

No la siento, mamá.

(LLORA)

No siento a mi hija dentro de mí.

Y a mi familia no la cuida tu puta pasarela, Iago.

No me fío.

Ya no es mi pasarela, señor Márquez,

y ahora también es mi familia.

¿Recuerda la funcionaria que nos acompañó esta mañana?

¿Que te metió mano al despedirse?

Resulta que no me metió mano,

me dejó un localizador en el bolsillo

y una nota que decía: "Encuéntrala".

¿De qué cojones me estás hablando?

Puede que se trate de Susana, señor Márquez.

Perdone, pero creo que no es por aquí.

Vamos bien.

Directas al infierno,

como Thelma y Louise.

Baja del coche y no hagas ninguna tontería.

¿Qué nos vas a hacer?

"¿Sabes dónde está?" Sí.

"Hemos encontrado un coche."

Está delante, les lleva ventaja.

Cago en mi puta vida.

(Música)

¿Me vas a decir ya a quién perseguimos?

Sí, claro. ¿A quién?

(DUDA) No tengo ni puta idea.

No veo una puta mierda. No hay nada.

(GRITA)

Va a volver a intentarlo, Iago.

No va a parar hasta que la mate.

La paliducha está aquí, en el hospital, mire.

La madre que la parió.

No está aquí. ¿Qué?

Es una trampa, Iago.

(GRITA)

(Música)

¡Alto, policía!

Póngase de espaldas y con las manos en la cabeza.

¡De espaldas! ¡Vamos!

Un poco más, lo está haciendo muy bien.

¿Pero dónde vamos?

Debemos sacarla de aquí cuanto antes

y llevarla a un sitio seguro.

Confíe en nosotros, todo va a salir bien.

Vamos a asegurarnos de que tenemos vía libre y nos vamos.

Cojonudo...

No se mueva de aquí.

Enseguida volvemos. Iago... Tranquila.

(Música)

(Extraño murmullo)

¿Señora?

¿Qué ruido ha sido ese?

(SOLLOZA)

Mónica...

-(GRITA) -(GRUÑE)

De nada.

Me cago en mi puta...

Señor Márquez, ¡señor Márquez! No.

No. No.

(Música)

(GRUÑE)

(Música)

¿Estuviste en Moaña?

No.

No estuve en Moaña.

¿Qué te crees que yo me crucé un país entero para verte a ti?

¿Para preguntarte por qué desapareciste

cuando empezaba a haber algo entre nosotros?

No, Iago.

¿Conoces a este chico? No, la verdad que no me suena.

¿No? Gracias.

¿Qué iba a hacer en Moaña, preguntar a cada vecino por ti?

¿Le suena este chico?

No. ¿No?

No me suena...

Gracias.

Susana, yo... Tú nada.

Tú nada.

¿No te acabo de decir que no pasó nada?

(Música)

(Música)

Que mono...

(Música)

Qué cabrón...

Sí, dime Santos.

Hostia, perdona... Sí, voy para allá.

Venga, hasta ahora.

Mierda.

Ya, Teo, enano, ya lo sé.

Sé que habíamos quedado para desayunar,

pero no puedo, tengo que trabajar.

¿Lo entiendes, verdad?

-"Sí, papá."

Te juro que mañana, sin falta, desayunamos juntos.

Sí, sí. Y luego te llevo al cole. ¿vale?

-"Vale. ¿Te paso con mami?

No, no, no hace falta.

Ya... Luego hablamos.

Venga, chao, campeón.

(Música)

¡Joder!

(Llanto)

Tranquila, tranquila, cariño, yo me encargo.

(SUSURRA) Nono... Sh, espera.

(Llanto)

-¿Llegas ahora? -¿Eh?

Qué si llegas ahora.

Si, sí, que... Me he liado un poco.

(Llanto)

(CANTURREA)

¿Sebas?

Hola, Laura.

Laura...

Laura, ábreme, por favor...

Sé que eres tú.

No pienso moverme de aquí hasta que abras la puerta.

-Sebas, es muy raro que... -Laura...

Laura...

(Música)

¿Y dónde has estado para llegar a estas horas?

-¿Te has liado otra vez con Márquez? -Sí, lo siento.

Pues la próxima vez, podrías avisar,

porque estaba preocupada.

Tienes razón. Perdóname.

(Móvil)

Vero, qué raro.

¿Vero?

Sí, sí, voy para allá.

¿Cómo? No, no tardo nada.

(Música)

Sí, señor Márquez. Me pongo enseguida.

"Comprueba las cámaras de los alrededores.

Cajeros, gasolineras..."

Lo que sea... ¿Vale?

Puede que la rubia huyera a pie.

"No se preocupe, la encontraremos.

Iago, ¿Tu habías visto una cosa igual?"

No, señor Márquez.

Esa embarazada parecía como si crepitara...

Se le iluminó una parte del cuerpo..

"Las dos embarazadas tenían marcas similares en la piel."

No sé, intenta averiguar qué significa.

Si es que significan algo...

Es la única conexión entre ellas, aparte del embarazo.

Haz lo que puedas ¿vale? "Sí, señor Márquez."

¿Cree que la rubia está buscando a Susana?

"No tengo ni idea."

Lo único que sé es que no para de matar gente.

Tengo que dejarte.

¿Alguien sabe algo de Aranda? Tengo una llamada perdida suya.

Estamos intentando localizarle, pero no contesta.

¿Sabemos algo nuevo de la sospechosa?

Le perdimos la pista en el hospital.

Esa chica es una profesional.

Vamos a activar el protocolo de busca y captura.

En cinco minutos, quiero a todo el grupo reunido.

María, ¿puedes hacer un resumen de lo que tenemos?

-Claro. -Alicia,

haz copias del retrato robot.

-Vamos a ponerlo por todas partes. -De inmediato.

Los demás, seguid investigando.

Cualquier información en estos momentos

puede sernos útil.

-Hola. -Hola.

-¿Estás intentando ligar conmigo? -¿Cómo?

No me has quitado ojo desde que hemos subido.

Vaya...

pensé que no se me notaba tanto.

Eres muy guapo.

Muchas gracias.

Pero me pillas con un poco de prisa.

Quizá otro día.

Espera...

(Música)

¿Qué pasa Villa? ¿Llegamos tarde?

Ya lo sé. Perdona. Voy al baño y vuelvo.

Joder con la chavalada...

Eh.

¿Cómo estás?

¿Que cómo estoy?

Pues estoy cansado, Santos. Cansado...

Se me ha escapado aquí, aquí delante de mis morros.

Seguro que hiciste todo lo que estaba en tu mano.

Pues no fue suficiente, Santos.

Mira, no sé qué hostias está pasando con esto,

pero...

(SUSPIRA) Pero me tiene muy jodido.

Mira, vete a casa,

date una ducha y descansa.

Creo que tienes razón. Voy a hacer eso.

Yo hablo con la comisaria.

Si tenemos alguna novedad, yo te aviso.

Gracias.

Venga.

(Móvil)

¿Sí?

¿Cómo?

Ajá.

Sí, ¿pero está bien?

Muy bien. Enseguida enviamos a alguien...

¿Qué pasa? David...

El SAMUR lo lleva al hospital.

Seguía a la chica y parece que le ha inyectado algo.

Pero...

¿está bien?

Sí, me han dicho que está bien.

Alicia, vete al hospital, están atendiendo a David.

Voy a hablar con la comisaria. Vale.

Cojonudo.

Creo que hoy tampoco duermo.

(Móvil)

(Música)

(Timbre)

¿Esperas a alguien, Papu?

(Timbre)

Buenos días, gallego.

Señor Sebas, qué sorpresa.

Hacía tiempo que no venía...

¿Está Andrés?

El señor Márquez está muy ocupado buscando a los malos.

Han matado a otra embarazada. Sí, ya me lo ha contado María.

La gente se ha vuelto completamente loca.

¿Un café? Sí.

Negro,

como noche sin luna.

¿Mala noche usted también?

Pues sí, también.

(Música)

Aquí me encierro cuando me siento sola

y no puedo más.

Esta es mi vida.

Bueno, ahora ya no estás sola, Laura.

Todavía no me explico cómo has podido saberlo.

Bueno, no te creas, yo siempre...

he creído que había algo más allá.

Pero da igual, lo importante es que estás aquí.

Es increíble que podamos estar hablando así, tranquilamente...

Bueno, seguramente habrá más cosas increíbles.

-Si yo te contara... -No, gracias, déjalo,

he tenido bastante por hoy.

Bueno, ya he conocido a Bea.

Solo falta Susana.

¿Quién es?

¿Dónde está?

-Nadie puede saber quién es Susana. -Espera, Laura.

-¿Por qué? -Susana está en peligro.

Si la encuentran, la matarán.

-Pero... -Está embarazada.

-¿Embarazada? ¿De qué hablas...? -Es una niña...

Por lo visto, será alguien importante,

por eso quieren impedir que nazca.

Y es...

es de Iago, claro.

Prométeme que no vas a buscar a Susana.

Nunca.

Te lo prometo.

Señor Sebas.

Gracias.

Le decía que qué quería preguntarle al señor Márquez.

Sabes... la vida a veces es muy jodida, gallego.

Siempre te coloca justo en el sitio donde no quieres estar.

Le veo un poco deprimido.

Si por alguna circunstancia tuviera que elegir entre María y mi hijo,

no sabría qué hacer.

Espero que nunca tenga que tomar esa decisión.

Yo también.

Aunque nunca se sabe con tu puta Pasarela.

Señor Sebas,

si no me dice lo que le pasa, va a reventar.

Suéltelo ya...

(Móvil)

Perdone, es muy importante. Debo responder.

(Móvil)

¿Susana?

¿Susana, estás ahí?

Puedes hablar, este teléfono es seguro.

"No tengas miedo.

¿Susana?

Susana, ¿estás ahí? (SUSPIRA)"

Ya estoy con usted, señor Sebas.

¿Señor Sebas?

No estoy segura de haberlo matado,

se han hecho más fuertes.

Vale.

(Música)

¡Quiero poner una denuncia!

-Qué cojones...

¿Quién ha hecho esta maravilla?

¡Al suelo! ¡Al suelo, joder!

Está superlogrado. ¿Me lo puedo quedar?

-¿No lo has oído? ¡Al suelo!

Te arrodillas ahora mismo o te pego un tiro. Vamos.

Nos volvemos a encontrar, inspector.

Lleváosla.

Esta es gilipollas.

(GRITA) ¡Eh! ¡Eh! ¡Oye!

(LLAMAN A LA PUERTA)

Adelante...

¿Qué está pasando, mamá?

Yo tampoco lo entiendo.

¿Se ha entregado?

Sí.

Y no parece muy nerviosa.

Creo que esto no ha acabado todavía.

Pero ¿a qué está jugando esta tía?

No lo sé,

no sé qué quiere...

Pero es algo bueno ¿no?

La tenemos.

Yo creo que podemos respirar un poco.

Es mejor no precipitarse.

Sé que estás deseando que todo esto acabe,

pero no podemos relajarnos ahora.

¿Hasta cuándo, mamá?

¿Hasta cuándo tenemos que seguir así?

Hasta que nazca tu hija.

Ahora quiero que te vayas a casa. Tómate el día libre.

Es que es imposible que me reconozca.

Aun así. No quiero arriesgarme.

Y no se te ocurra hacer ninguna tontería, que te conozco.

(SUSURRA) Te quiero.

(Móvil)

Hola Rebe...

Oye, enana ¿podemos vernos?

Cariño...

Prepárame seis bocatas y dos termos de café.

Hoy el día va a ser largo.

La habéis cogido...

A la rubia.

Sé que anoche no estuviste con Márquez.

¿Me dices de una puñetera vez

dónde estuviste hasta las 7:00 de la mañana?

-María, mi vida... -¿María, mi vida?

¿Con quién has pasado la noche?

Tienes que contárselo a Márquez.

No podemos contárselo a nadie.

-Laura, escúchame, por favor. -¿Te crees

que no daría lo que fuera por decirle quién soy

y recuperar mi vida a su lado?

¿Por abrazarle y decirle lo mucho que le quiero todavía?

Pero no puedo poner en peligro a las niñas.

Lo único importante ahora es que mi nieta nazca sana y salva.

Sebas,

mírame a la cara y dime la verdad.

Creo que me lo merezco.

¿Tan grave es que no puedes decírmelo?

Quiero que sepas que tú y el niño sois lo más importante de mi vida.

Sois mi familia.

Yo estaba muy solo, María,

y ya me había hecho a la idea.

No pensaba que podría encontrar el amor a estas alturas...

Y un día...

te encuentro a ti.

Y luego llega Sergio...

Nada va a romper eso.

Nadie se va a interponer entre nosotros,

quiero que lo tengas claro.

Vete a la mierda.

Y prepárame los bocatas, tengo prisa.

Quiero todo lo que haya en redes sobre la detenida.

Aficiones, amistades,

Si tenía relación con las víctimas...

Tengo un amigo en la brigada de investigación tecnológica,

veré si nos puede echar una mano. ¿Sabemos dónde vive?

No. Ni siquiera sabemos su nombre,

y sus huellas tampoco aparecen en la base de datos.

Esa chica es un misterio.

Pero bueno... Buenas.

¿Y tú? Qué tal.

-Aranda, no tenías que estar aquí.

-Se lo dije, pero es un cabezota.

-¿Le han dado el alta? -Sí.

¿Qué te han dicho en el hospital?

Nada, me inyectó un poco de anestésico, pero poca cantidad.

¿Qué hay que hacer?

Buscan información de la detenida, ponte con ellos.

¿La habéis interrogado ya?

No. Estábamos a punto de hacerlo.

Quiero estar.

-No creo que sea buena idea. -Me dejó tirado en un autobús.

No creo que encuentre a nadie más motivado que yo.

-Empezamos en cinco minutos. -Gracias.

-No te pases ni un pelo que te conozco.

-Prometo comportarme. Gracias.

Márquez... ¿Sí?

Usted, Santos y Aranda me ayudarán con el interrogatorio.

¿Café?

No lo he empezado. La taza es mía pero está limpia.

Gracias, me has leído la mente. Lo hago,

señora comisaria.

Sé exactamente todo lo que pasa por su cabeza.

¿Ah, sí? Sí.

Y ahora mismo está preocupada.

No acabo de entenderlo, ya hemos cogido a la sospechosa.

Las próximas horas son cruciales

antes de que pase a disposición judicial.

Sinceramente, no creo que sea eso.

Usted y yo estaremos detrás del cristal.

Santos y Aranda dentro.

Muy bien. Gracias por el café.

Nada.

(Teléfono)

Señor Márquez...

Iago, ¿sabemos algo nuevo de ella?

He metido sus huellas y su ADN en las pantallas.

No hay nada.

Ni ficha policial, ni DNI, ni pasado... Nada.

Ya, pero ella dijo que te conocía, la primera vez que os visteis.

Lo siento, señor Márquez, no la recuerdo, ya se lo dije.

Haz memoria, Iago.

Necesito algo. Estamos a punto de interrogarla.

No la conozco. Seguro.

¿Podría conseguirme una foto?

¿De ella?

"Que se le vea bien la cara será suficiente."

Vale, acabamos de ficharla.

Te la envió enseguida.

Cualquier cosa, me llamas. De acuerdo, señor Márquez.

(Música)

¿Seguro?

Se está cargando a embarazadas, es evidente que me busca.

Sí, ya lo sé.

Esto es una puta locura.

¿Y por qué se ha entregado?

No lo sabemos, por eso mamá no se fía.

Dice que todavía no podemos relajarnos.

¿Y tú que crees?

Creo que sí,

creo que estamos un poco más cerca de que todo esto acabe.

(LLORA)

Enana.

Me lo ha dado Iago.

¿Te ha visto? ¡No! ¡No! Claro que no.

Es solo para hablar, solo para hablar,

para que sepa que estoy bien.

Me ha llamado varias veces, pero... No.

Necesito una voz de chica. No...

No pienso hacerme pasar por ti. Te lo pido por favor.

No, lo siento. Pero ¿Por qué no?

No. He metido la pata una vez y no quiero volver a cagarla.

Ya está. ¿De qué hablas?

¿Mamá no te ha dicho nada?

No. ¿Qué?

Pues Sebas.

Me descubrió y no pude negarlo. Lo sabe todo.

¿Sabe que yo soy Susana? No, tú eres la joya de la corona.

Sabe que yo soy yo y que mamá es Vero.

Joder. Pero ¿cómo coño se ha enterado?

Pues ni idea, pero esto se nos está yendo de las manos.

No pasa nada. Está todo bien.

¿Vale?

¿Me vas a ayudar?

Tú no escuchas, ¿no?

Es que me da igual, joder. Necesito hablar con él.

Me estoy volviendo loca ya.

Loco. Vete a la mierda.

Te estoy hablando en serio.

¿Me vas a ayudar sí o no?

(Pitido)

¿Susana?

Susana...

"Sí, soy yo."

Ves que no puedo estar ni un día sin saber de ti.

Supongo que sabes que han cogido a la asesina que te perseguía.

"Sí, ya lo sé. Pero...

no podemos vernos hasta que todo se aclare."

Claro. Como tú quieras, cariño.

¿Puedes hablar?

"Si no, lo dejamos para otro momento."

Sí, sí que puedo...

Es solo que esta situación me supera.

Ya lo sé, cariño. A mí también.

Pero al menos podemos hablar,

por fin puedo oír tu voz.

"Yo también me alegro de poder escucharte..."

y hablar contigo, mi vida.

"Tienes una voz muy bonita."

Espero que estés cómoda en tu nuevo cuerpo.

No me puedo quejar.

Sea como sea yo te querré igual.

Qué mono eres, Iago.

¿Dónde estás?

Sé que no puedes decírmelo,

espero que estés en un lugar agradable.

"Veo el mar..."

Hay una brisa fresca,

se escucha el rumor de las olas.

"Tengo los pies hundidos en la arena, está calentita.

Me gustaría que estuvieses aquí conmigo."

Y a mí también, cariño.

Estoy imaginando estar aquí ahora contigo,

abrazados,

tu cuerpo pegado al mío...

Dile que cuando todo esto termine viviremos los tres aquí juntos.

Díselo.

Cuando todo esto termine, viviremos aquí los tres juntos.

"Tú, yo...

y la niña."

Invitaremos a la tía Bea,

a la abuela, a Márquez, a todos.

No te muevas de ahí ni un milímetro,

quédate en la arena.

Voy enseguida.

Te echo muchísimo de menos.

Yo también, mi vida.

¡Bien!

¡Ven aquí, bonito!

Eh...

Ay, gracias, enana.

(Música)

Santos.

Soy el Inspector jefe David Aranda.

Óscar Santos, asesor externo de la comisaría.

Vamos a hacerte algunas preguntas.

¿Cómo te encuentras?

No quería hacerte daño, de verdad.

Estoy bien, gracias.

Parece una cría salida de un colegio mayor...

Engaña bastante, sí.

¿Por qué cree que se ha entregado?

A saber lo que pasa por esa cabecita...

Me gustaría conocer su opinión.

Igual solo busca publicidad.

Es lo más probable.

"Sabemos que el día 16 de mayo

te colaste en el domicilio de Ana López,

y le disparaste en su habitación."

Ayer robaste un coche,

secuestraste a Mónica Conde,

y después la mataste.

Tuve que hacerlo.

Tuviste que hacerlo. ¿Por qué?

¿Te obligaron?

¿Trabajas para alguien?

Sí.

¿Para quién?

Qué guapo eres, joder.

¿Había visto algo igual?

No, como esto no.

Mira... Eh, niñata, venga,

ya vale con el circo.

Te has entregado voluntariamente, ¿por qué?

Porque quiero hablar con tu comisaria.

¿Por qué no pruebas a hablar conmigo?

"No estás preparado.

Si te contara todo lo que sé, te volverías loco.

Bueno, aquí dentro he escuchado de todo.

Estoy curado de espanto."

Solo hablaré con la comisaria.

"Lleváosla abajo."

Joder con la niña...

Está claro que esta no se achanta con nada.

No es la primera vez que la interrogan.

Que pase la noche en la celda, a ver si se ablanda.

Mejor no hablar con ella. Si entramos en su juego,

no tenemos nada que hacer. No te preocupes, no lo haré.

A ver, un momento, por favor.

Ha sido un día muy largo para todos,

así que los que no tengáis guardia podéis iros a casa.

Descansad lo que podáis y mañana seguiremos.

Vosotros también.

Turnos de vigilancia cada cuatro horas.

Que no esté sola en ningún momento.

Muy bien, ya habéis odio.

Quien no tenga nada que hacer, a casita.

Que vuelvan a revisar las huellas por favor.

Vale.

Oye, Elena te está buscando.

Me van a perdonar los solteros, pero aquí hay uno que se va.

Esa mujer tiene que ser una santa para aguantarte.

(RÍE) No te creas... fuera del curro soy un tío

de puta madre. ¿Seguro?

¿Te quedas, Márquez?

Eh, sí. Todavía tengo que cerrar un par de expedientes.

¿Tú también tienes una cita?

Sí, con Teo, me lo llevo a ver "Toy Story".

¿No la habéis visto?

Unas 200 veces. Pues disfrútala.

Como la primera. Chao.

-¿Quién ha pedido bocatas?

No, no, gracias.

(Música)

¿Sí? Voy.

Perdona.

Vamos a ver...

dónde has estado...

las últimas... 24 horas.

(Música)

Me cago en mi puta vida...

(Móvil)

Dime, Iago...

"Señor Márquez, ya sé dónde vive la albina.

No se lo va a creer."

Esto dentro. "Hay que joderse.

La asesina más buscada del país vive enfrente de nuestra casa.

A veces los árboles no dejan ver el bosque."

(SUSPIRA)

Muy bien, pero tú ponte guantes, Confucio.

La duda ofende, señor Márquez.

No es mi primer allanamiento. "Ya."

¿Ves algo relevante o no?

Una cámara,

unos prismáticos...

Y unas vistas preciosas de nuestro piso.

Qué hija de puta.

Nos estaba vigilando.

Tenemos una asesina macrobiótica.

Iago... ¿Ves algo relevante o no?

Un tanga. "¿Un tanga?"

¿Cómo un tanga?

Muy pequeño.

¿Le mando foto?

Eh... Iago, por favor, céntrate.

Desde que se fue Susana, estás de un verraco, hijo mío...

Una cosa le puedo asegurar, señor Márquez:

la albina los usa más pequeños que su hija.

Iago, no le hables a un padre del tanga de su hija, por favor.

"Avísame cuando tengas algo." Entendido.

(Música)

(Móvil)

¿Ahora qué has encontrado? ¿Un liguero?

Es una Enlace.

¿Qué?

"Debe ser de máxima confianza de la Directora.

Tengo aquí su traje."

Iago, ¿me estás diciendo

que la asesina de embarazadas

es una Enlace?

Embarazadas raras, señor Márquez. Eso que vimos en el hospital...

¿Crees que la envía la Pasarela? "Sí."

Los de arriba tienen sus cosas, pero son de los buenos.

Si la han mandado, es por algo.

Te recuerdo que está matando a personas inocentes.

Es lo que intento decirle. Puede que no sean personas...

¿Y eso qué cojones quiere decir?

"Un montón de cosas, señor Márquez...

Este descubrimiento abre un abanico entero de variables.

O sea, que no tienes ni puñetera idea.

Pero ni de lejos.

Estoy más perdido que un cura en la Pasarela.

(SUSPIRA)

(Música)

Déjanos solas, por favor.

-¿Seguro? -Seguro.

Ya era hora.

Pensé que no bajarías nunca.

Laura.

A mí no me tutees.

¿Sabes que podría acabar con todo esto de una vez?

Joder con la comisaria...

Se equivoca conmigo, comisaria.

¿Me equivoco? ¿No eres una asesina?

Sí.

Pero no soy yo quien va tras su hija.

Estoy aquí para protegerlas.

Ya quisiste matarnos aquella noche,

así que me vas a decir quién eres y para quién trabajas.

-No os quise matar.

Estaba intentando salvaros.

-¿Salvarnos de quién?

De los mismos que os buscan ahora.

Habla.

Su hija está en grave peligro.

Ellos ya están aquí.

Ellos, ¿quiénes?

-Mejor que no lo sepa, pero tiene que confiar en mí.

Mientras estamos aquí de charleta,

la amenaza crece y crece y debería soltarme,

porque soy la única que puede combatirla.

Te quedas aquí hasta que sepa exactamente qué está pasando.

Te juro que si esto es una trampa y le pasa algo a mis hijas,

te mato con mis propias manos.

¿Y si no?

Ya veremos.

Otra cosa...

para que luego no diga que no le avisé.

¿Qué?

Voy a salir de aquí,

con o sin su ayuda.

Aléjese del inspector Márquez,

no le conviene.

¿Cómo dices?

Me he dado cuenta de cómo lo mira...

Uh, echan chispas.

Está a puntito de caer, ¿verdad?

No lo haga o pondrá en peligro a sus hijas.

(Música)

Iago,

revisa este vídeo y haz tu magia.

Nos vemos ahora.

Márquez...

(SUSURRA) Mierda.

Creía que había enviado a todo el mundo a casa.

(RÍE) Me va a disculpar,

pero es la primera vez que escucho a un jefe,

bueno, en este caso a una jefa,

quejarse porque trabajemos de más.

¿No se cansa nunca de tocar las pelotas?

Perdón. Perdón.

No, no, no, tiene usted razón.

Soy un tocapelotas de manual.

Y un bocazas también.

Todos los buenos policías lo son.

No ha seguido las recomendaciones de Santos.

Ha hablado con ella y a solas.

Tengo mi propia forma de hacer las cosas.

Ya veo, ya.

¿Sabe por qué se ha entregado?

Lo que usted decía: quiere ser famosa.

Bueno, me voy a casa que estoy reventada.

A usted no le digo nada,

como si se quiere quedar a pasar la mopa.

Comisaria...

Está haciendo un gran trabajo aquí.

Y no es un sitio fácil.

Gracias.

Le acompaño.

(Música)

Bueno, yo tengo el coche ahí al lado.

Ah, yo lo tengo en la otra esquina.

Hasta mañana entonces. Hasta mañana. Qué descanse.

¿Tienes hora?

Las 11 menos dos minutos.

Tengo que ir al baño.

¿Quieres que lo haga aquí?

Voy a preguntar.

Pues pregunta, que me meo.

¿Me dejan mear o no?

Te dejan.

Acércate.

Date la vuelta.

Manos a la espalda.

Tres, dos, uno...

(Música)

Andrés. Sebas.

¿Qué haces aquí? Pues el gilipollas...

(RÍE)

Anda, pasa. Te invito a una cerveza.

¿Qué tal, Iago? Hola, señor Márquez.

¿Tenemos algo?

Gallego. Me pilla usted a punto.

Señor Sebas...

¿Qué es eso?

La comisaria, que oculta algo.

Yo no veo nada raro.

Están hablando. Ya.

A solas y en plena noche.

Raro, teniendo en cuenta que la paliducha es una Enlace.

¿Cómo?

Luego te pongo al día Sebas.

¿Puedes leer sus labios?

Puedo hacer algo mucho mejor que eso.

"No quise mataros...

Estaba intentando salvaros.

-¿Salvarnos?

-De los mismos..."

No se entiende una mierda. Calla por favor.

"¿Salvarnos de quién?

-De los mismos que os buscan."

¡Para, para, para, para!

Rebobina.

"Salvarnos de quién..." Ahí, ahí.

"De los mismos que os buscan."

Para. Su hija.

hija. Ha dicho su hija. La comisaria no tiene ninguna hija.

Yo he oído fija. ¿Pija?

Dale, dale.

"Su hija..."

Pues sí. Dice su hija, tiene razón. Ha dicho su hija.

Es Laura.

¿Cómo?

¿Qué coño dices?

Vero, la comisaria, es Laura. Es lo que te venía a decir.

Laura, Laura... ¿Mi Laura?

No...

¡Me cago en mi puta vida!

(Timbre)

Traigo porras.

¿Se puede saber qué está haciendo aquí este teléfono?

Abra la mente, señor Márquez. La tengo tan abierta

que me entran...

tres autobuses.

Algo ha pasado con el cadáver de la segunda embarazada.

Te lo voy a preguntar una sola vez,

¿qué pasa?

¡Sergio!

¡¿Dónde está el niño?!

-Siempre estáis debatiendo si existe o no vida inteligente

más allá de vuestro planeta.,

pues existe.

Personalmente, me importa un carajo.

El caso es que ya están aquí y os van a arrasar.

Nos invaden, señor Márquez.

(Arcada)

Esto no puede ser del embarazo, eh. ¡Los cojones no es del embarazo!

Pero si eres un tío, Susana.

Que no soy un tío.

Su hija lleva dentro a alguien muy especial.

Si la descubren y la matan,

se acabó.

No voy a renunciar a mi familia. María está por encima de todo.

Hazlo.

Cuéntale la verdad.

Yo fui humano, tuve una familia.

Eso no puede ser, los enlaces no somos...

No te creas todo lo que te dicen ahí arriba.

No estoy bien porque dijiste

que teníamos todo el tiempo del mundo.

¿Cómo?

Y luego cogiste ese puto ascensor,

y no te volví a ver.

Laura...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Temporada 3 - Capítulo 31

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 31

24 oct 2019

Márquez y el Enlace intentan sacar a la embarazada del hospital antes de que Carlota dé con ella. David localiza a la joven y decide seguirla. Sebas pasa la noche con Laura y vuelve a mentir a María. Mientras, el Enlace descubre quién es realmente Carlota, cuyo nuevo objetivo es dar con Verónica.

ver más sobre "Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 31 " ver menos sobre "Estoy vivo - Temporada 3 - Capítulo 31 "
Programas completos (34)
Clips

Los últimos 358 programas de Estoy vivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Alejandra Marina Matteazzi

    sigo la serie desde el principio, Excelente, felicitaciones desde Buenos Aires

    02 nov 2019
  2. Rocio

    Daniel Écija el director ... congrats. Obra maestra

    29 oct 2019
  3. Martin

    Una gran serie, un muy buen guion, unos actores de gran nivel, gracias por producir series tan buenas.

    27 oct 2019
  4. Martin

    Una muy buena serie, gran guion, y actores de primer orden. Gracias por producciones de tanto nivel y calidad.

    27 oct 2019