Estoy vivo La 1

Estoy vivo

Próximamente

Estoy vivo
Jueves a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4236364
No recomendado para menores de 12 años Estoy vivo - Capítulo 3 - ver ahora
Transcripción completa

mi misión es guiarle durante su breve estancia aquí.

No podemos cambiar el pasado,

Andrés Vargas está muerto.

¿Quién es ese? Su nuevo usted.

Manuel Márquez,

inspector de la Unidad Especial del Cuerpo Nacional de Policía.

Si le cuenta a alguien dónde ha estado o quién es,

Y esta vez la muerte será para siempre.

Subinspectora Susana Vargas. Un placer.

¿Cómo no dijisteis que patrullaría con mi hija?

Que se ha hecho policía.

(Disparo)

(SE QUEJA)

Pero ¿qué cojones soy?

¿Qué cojones...

soy?

Buenos días.

Va a necesitar toda su energía para comenzar su misión.

¿Mi misión? Nuestra misión.

Mi única misión es recuperar a mi familia.

A ver, mira,

eres policía, lo llevas en la sangre, lo acepto,

pero no voy a tolerar que un irresponsable

te ponga en peligro. Mamá, que no fue su culpa, mintió.

Pero me salvó, se tiró encima de mí.

Y la bala casi le da a él.

Márquez es un tío muy raro que ha entrado con muy mal pie,

pero te juro que es buen policía. Y quiero seguir currando con él.

(GRITA)

¡No!

(Interferencias)

Creo que he conseguido contactar con la energía de alguien.

Con la nueva radio y el programa del ordenador lo he conseguido.

-Hay que estar tarada para querer hablar con los muertos.

-Bea, déjalo ya, no sé, no hay nada más allá.

-Sí, mi padre.

¿Tienes a tu compañero ahí?

Invítale a cenar mañana. ¿Qué?

Se la ha jugado por ti, ¿no? Lo mínimo es invitarle.

¿A mí? A ti, sí.

A mí, sí, sí.

¿Este tío de dónde ha salido?

Su expediente está blindado. ¿Y a qué ha venido?

De los problemas de esta comisaría me encargo yo.

En un rato te llevan al juzgado, y si no colaboras con nosotros,

te van a joder vivo.

O sea, está como una puta cabra. ¿Este? Como una puta cabra.

¿Márquez? ¿No estaba contigo?

¿No ha vuelto?

Cojonudo.

(SE QUEJA)

¿Has robado un coche? Un descapotable.

Has secuestrado a un sospechoso y lo has traído aquí, a mi casa.

¡Tiene que dispararle! ¡No pienso disparar!

¡Y tiene que hacerlo ya! No.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

¡Márquez!

Mi madre, que quiere hablar contigo. Le llamaba para invitarle a cenar.

Y espero que no me ponga excusas, porque solo acepto un sí.

¿Qué cojones has hecho?

Ya le dije que solo usted puede matarle.

(Teléfono)

Es Márquez.

Ya sé que no son horas,

pero ¿sabes si tu madre va a hacer postre?

Buenas noches, inspector.

¿Qué vino me recomiendas, Sebas?

¿Para emborracharla o para enamorarla?

Volveré a conquistarla.

Hola. Estoy aquí con...

Sabina. ¿Eh?

Yo me llamo Susana, pero puedes llamarme Shakira.

Adiós, señorita Shakira. Qué gracioso tu amigo.

(Sirenas de policía)

¿Qué cojones es eso? Un localizador de agentes hostiles.

Te vas a reír de tu p...

Hoy voy a encontrarme con mi familia.

Y voy a hacer todo lo posible por recuperarla.

(Timbre)

Hola.

Usted debe ser Márquez.

Mi abuelo Arturo.

Encantado de conocerle.

Mi mujer era un regalo del cielo.

Y mis dos hijas.

Nunca pude imaginar que podía perderlas y...

Y menos, así, tan de repente.

Yo si pudiera volver a ver a mi marido,

solo le diría una cosa:

que la afortunada de tenerle siempre fui yo.

¿El cuarto de baño?

¿Qué cojones ha pasado?

Un ente. Ha intentado asesinarle.

Ya lo sé, pero ¿por qué?

(Disparo)

Y muy bien muerto.

¿Qué haces?

Esperar. ¿Al OVNI de las 12? Ayúdame, anda.

(Ruido)

No es el único que ha regresado a la Tierra, señor Vargas.

Ya lo sé, me vine con este.

Que dicho de paso, le podían pagar un hotel,

en lugar de endosármelo.

El Carnicero sigue vivo.

¿Y qué quiere de mí?

Que cace a ese asesino.

Si no lo hace, las consecuencias pueden ser imprevisibles.

(Grito de mujer)

Oiga.

Hola. ¿Estás ahí?

Suficiente, señor Márquez.

Vamos.

Hay que joderse, descanse en paz.

¿Qué?

Lo que ponía mi lápida. Descanse en paz, mis cojones.

(ACENTO SUDAMERICANO) Deje de quejarse, señor Márquez, entiérreme.

Encima me toca el arcángel gilipollas.

No soy ángel ni arcángel.

Y mírelo por el lado bueno,

cuando cojamos al Carnicero, yo volveré a la Pasarela.

A vivir la vida.

Sí, solo y puteado, vaya planazo.

Anda, ayúdame, coge al demonio este por los hombros.

Y vamos a acabar de una puñetera vez.

¿Lo tienes? Voy.

Lo tengo.

Joder, cómo le atufan los pies.

Venga, señor Márquez, que ya queda lo más fácil.

¡Márquez y el Enlace por la banda se aproximan y...!

¡Gol, gol, gol!

¿Se puede saber qué haces?

Aprovechando mi estancia en la Tierra

para aprender de su cultura local.

Me gusta el deporte nacional.

Pero no termino de entenderlo.

Vamos a estar a lo que estamos, ¿vale?

Señor, Márquez, ¿qué es un fuera de juego?

¿Tú crees que es momento de preguntar eso ahora?

Siempre es buen momento para aprender.

No te explicaré las reglas de la FIFA

mientras enterramos a un puto marciano.

Bueno, solo intentaba quitarle hierro al asunto.

A ti esto de la Tierra te parece una romería.

¿Romería? Cachondeo.

Bueno, intento mezclar trabajo y diversión, sí.

Está bien.

Pero no cuando tu trabajo es deshacerte de un muerto.

Así que calla y al lío.

¿le importa si usted se encarga de esa parte yo de esta?

(Teléfono)

(Teléfono)

¿Susana?

Joder, por fin lo coges.

Siento haberte despertado.

¿Estás bien? ¿Pasa algo? Han encontrado un cadáver.

Nos esperan en la escena del crimen.

¿Dónde estás? ¿Estás en la calle?

No... Bueno, sí, sí, sí.

Es que no cogía el sueño y...

Y he salido a dar un paseíto, sí.

¿Un paseíto a las 04:00, Márquez?

Paso a recogerte en 20 minutos, ¿vale?

Tengo que irme. Tú te quedas aquí.

¿Adónde va?

A buscar mi coche.

Venga, sigue dándole a la pala.

# Ahora que empiezo de cero

# que el tiempo es humo, # que el tiempo es incierto.

# Abrázame fuerte, amor, # te lo ruego,

# por si esta fuera la última vez.

# Ahora, que solo el ahora # es lo único que tengo,

# ahora, que solo me queda # esperar a que llegue la hora. #

Y entonces, ¿por dónde estabas paseando?

Por el campo,

¿Y qué hacías en el campo?

¿Yo? Coger setas.

¿Coger setas por Vallecas? Sí. Me gusta mucho coger setas.

Eres más raro.

¿Puede darnos alguna información sobre el crimen?

Venga, por favor.

Ese es Víctor Durán, un capullo.

-¿Qué pasa?

¿Tenía que venir ella precisamente? -Primera noticia.

-Susana, es mejor que te vayas, esto ya está terminado.

Ya conoces a María, de la Científica.

En sus ratos libres ejerce de segunda madre.

No es eso, Susana.

Dejadme pasar, que no soy una niña. Espera.

¿Qué pasa?

La víctima era Margot Deniel.

21 años, francesa.

Estaba haciendo un Erasmus aquí.

¿Cuándo la mataron?

Yo diría que lleva muerta casi dos días.

La mataron limpiamente,

el asesino llegó al corazón de una sola puñalada,

atravesando el esternón.

¿La sedó?

Sí.

Y la esperó debajo de la cama.

No solo es un psicópata, es un puto cobarde.

-Todo apunta a que es él.

Modus operandi, tipo de víctima, la firma.

Parece que ha vuelto.

El carnicero.

¿Margot?

Margot, ¿puedes oírme?

¿Margot?

(Móvil)

¿Tú sabes las horas que son? -Sabía que estabas despierta.

Tengo una urgencia, es cuestión de vida o muerte.

-A ver, ¿qué te pasa?

-Necesito que vuelvas del más allá para ayudar a los vivos.

A mí, a tu única y mejor amiga.

Enciende el ordenador.

-Vale, ya voy.

-Hola. -A ver, ¿qué?

-No puedo dormir y estoy haciendo un ranking.

Los buenorros del instituto, parte uno.

-Tercer puesto, Carlos Carrión Díaz.

Ojos verdes, rubio, 1,80. (RÍE) -Patri...

¿De verdad este chico va con nosotras?

-Es que está muy bueno. -Ya, ya, ya, Patri.

Pero ¿se puede saber de dónde sacas todo esto?

-Pues de las redes sociales.

Soy como Google, pero con tíos en bolas.

En segundo puesto Adrián Jiménez.

Cuarto B.

Morenazo, ojos negros...

-No me puedo creer que estemos viendo chicos en bañador a las 04:00.

-¿A que sí?

-Y después del segundo puesto, ¿puede haber alguien mejor?

-¿Qué? ¿Estás loca? Por supuesto que sí.

-Vale, ya está, lo has conseguido, necesito saber quién es.

-Pues es un regalo que tengo preparado para ti.

-¿Para mí por qué?

-Porque sé que te gusta. Veo cómo le miras.

Y a ver, que es el chico más bueno del instituto.

Y aparte, que mira qué brazos, y mira qué piernas.

-Tía, no me gusta.

Bueno, aunque me gustara un tío como Jon,

es que no me miraría en la vida.

-Bueno, no sé, nunca se sabe.

-Ya está, suficientes chicos por hoy.

Buenas noches. -Buenas noches, Bea.

Un besito.

(SISEA)

(EN VOZ BAJA) Eh.

Señor Márquez.

¿Qué haces?

¿Qué cojones estás haciendo?

Le he oído entrar y... Tápate.

Tápate eso, chaval, por favor, hombre.

No, no, eh, esos son mis gayumbos.

Acompáñeme, por favor.

Vamos.

Mientras usted trasnochaba, yo hice un plan de acción.

¿Plan de acción para qué? Para atrapar al Carnicero.

La última vez que mató fue hace cinco años.

Cuando usted... Bueno, su antiguo usted,

la noche del embalse.

la noche que nos conocimos. Fue hace dos días.

Lo recuerdo perfectamente.

Pero en la Tierra han pasado cinco años.

Por el desfase temporal...

Ese hijo de puta ha matado hace 48 horas

a una chica en su propia casa.

Perfecto, vamos a verlo. ¿A la escena del crimen?

¿Crees que es la Puerta de Alcalá? Tú te quedas aquí.

Ahora el rastro está fresco.

¿De qué cojones me estás hablando?

Esto es un dispositivo rastreador.

Todo ser, ente o actividad paranormal

deja una huella de energía que se puede ver con estas gafas.

Solo tengo que encontrarla y seguirla para dar con El Carnicero.

Así de fácil.

La verdad es que no.

Pero no quiero ponerme técnico.

¿Vamos al lío? Déjate de líos, te quedas aquí.

El Carnicero es cosa mía. Coger a ese cabrón es algo personal.

No sé, chico, pon una queja en tu dimensión.

Ahora voy a dormir un rato.

Déjeme seguir la pista de los primeros crímenes.

¡No!

No.

Lorena Díaz, asesinada en 2009.

La residencia de estudiantes donde la mataron está cerca de aquí.

Puede que encuentre algo. ¿Ocho años después?

Bravo, Sherlock, pero no. Te quedas aquí.

Y esos gayumbos, por favor, eh... Deshazte de ellos.

No quiero volver a verlos.

Las 08:00 y no atinas con la llave. Sí.

¿Te hago un control de alcoholemia? Vale, abuelo.

¡Bea, a desayunar!

¿Qué tal ha ido? Bien.

Bien, bien, no te preocupes.

Mejor irá cuando comas algo.

¿Le diste recuerdos a Márquez?

Sí.

¡Bea, cariño!

¡Me estás haciendo gritar y no quiero gritar!

-Déjalo fuera.

El trabajo.

Toda la mierda que hayas podido ver esta noche,

déjala siempre en la puerta.

-Hola.

-Arturo, ya te has puesto azúcar.

Adiós. -¿Dónde vas tú?

En esta casa desayunamos sentadas.

(Mensaje de texto)

Tengo que contaros algo.

Bea.

¿Dónde vas?

(TV) "Sí, Gloria, según fuentes de la Policía,

repito, según fuentes oficiales,

ya podemos confirmar que la chica encontrada muerta esta noche

es una nueva víctima del asesino de mujeres

conocido como El Carnicero de medianoche.

Habría que recordar que ya son siete sus víctimas

sin contar con el agente de policía fallecido hace ya cinco años,

Andrés Vargas."

"Cinco años después, con el regreso de El Carnicero..."

Buenos días, Policía Nacional.

Necesito registrar una habitación de esta residencia.

La 137.

¿Ha venido usted a investigar lo del asesino?

Me temo que no puedo darle ninguna información.

Qué emoción.

Venga, que le acompaño.

Hace unos añitos ya que se mur...

Bueno, que mataron a la chiquilla esa, pobrecita mía.

Pero claro, eso lo sabrá usted.

Y ha venido a mover los hilos, a los principios.

Ea.

Pues esta es.

Quién nos iba a decir

que íbamos a tener un loco de esos en España.

Es que no te lo crees.

(Ruido)

Uy, qué gafas.

Yo se lo digo... ¡No! Esa no.

Esa está desaparecida.

Siempre se lo digo a mi Antonio,

cada vez que nos ponemos a ver una serie de policías,

hay que ver la imaginación... Pase, pase.

La imaginación que tienen los americanos.

un psicópata aquí, en nuestra tierra.

Ángela María,

y lo que les hace a las criaturas.

Que si las acuchilla... Uy, pase, pase.

Que si las deja calvas,

que si las coloca después así como dormiditas...

Hay que ver.

Y vete tú a saber

para qué quiere el pelo de las muertas.

Yo creo que ese se está haciendo una peluca.

Señora, cállese, por favor.

Que me está poniendo mal cuerpo. Uy, perdone, perdone.

¿Y qué busca ahí abajo?

El rastro del asesino.

Ah.

¿Y ha encontrado algo?

Nada, monada.

¿Me presta un teléfono?

Por supuesto que sí. ¿Me acompaña? Gracias.

Venga, por favor, despejamos la zona de la entrada.

No, no, más hacia atrás, todo lo que es la entrada, venga.

Por favor, hacia atrás. Caballero, documentación.

Eh... Soy el inspector Márquez.

Inspector, pase.

Esta mañana hemos pedido apoyo a tres comisarías

para contener la avalancha y no dejar pasar a nadie sin placa.

No sé dónde he metido la mía.

La reunión con el comisario ya ha empezado.

¿Cómo cojones ha podido pasar esto?

Lo siento.

¿Alguien sabe quién ha podido filtrar información?

¿No? ¿Nadie?

María, por favor. Sí.

Apaga la luz.

Gracias.

Víctima joven,

apuñalada.

Colocada en posición de cúbito prono post mortem.

No hay duda de que se trata de El Carnicero.

Los resultados de los análisis

han confirmado que el suero utilizado para sedar a Margot,

era una mezcla de cloroformo y metoxetamina.

Las mismas sustancias y en la misma proporción

de las anteriores víctimas.

A partir de ahora todos los esfuerzos

de esta comisaría pasan por cazarlo.

Ese hijo de puta ya se ha cargado a siete crías.

Y no solo eso,

también mató a Andrés Vargas,

el mejor policía que he conocido y mi mejor amigo.

Ha llegado la hora de que ese cabrón pague por ello.

El inspector jefe Aranda llevará el caso con Gruiñón,

Laínez y Sánchez.

El resto prestará apoyo desde aquí.

Suerte ahí fuera.

Santos.

¿Me vas a dejar aquí encerrada?

Tú sabes lo que significa esto para mí.

Precisamente por eso.

No me puedes dejar fuera. Sí puedo.

Y lo acabo de hacer.

Susana, es lo mejor. Vete a tomar por culo.

Susana.

Susana. Déjame.

Sé qué vas a hacer. Ah, ¿sí? ¿Me lees la mente o qué?

No, pero sé lo que haría yo, y es una gilipollez.

No puedes investigar por tu cuenta.

Vale. No puedes hacerlo tú sola.

Mira, yo no necesito una niñera, ¿vale?

No, pero sí un compañero.

Y si vas a hacer una tontería, quiero cubrirte las espaldas.

¿Por dónde ibas a empezar?

Por donde lo dejó mi padre.

(Teléfono)

(Teléfono)

Sí, ¿quién es? Soy su enlace, señor Márquez.

Le llamo desde el teléfono de una mujer comprometida con la ley.

Se me está terminando el saldo, como dicen ustedes.

¿Qué mujer? ¿Dónde estás?

Terminando mi investigación.

Pero ¿qué investigación ni qué hostias?

Te dije que no la liaras. Y no lo he hecho.

He venido a la residencia de la primera víctima.

Pero el rastro del asesino es demasiado viejo, casi inexistente.

Que no había nada, como usted predijo.

¿Vienes o qué?

Sí, voy.

El Cuerpo Nacional de Policía le agradece

lo que ha hecho por su país.

Buenas tardes. ¡Policía, ayuda, por favor!

Rápido, llame a la Policía.

Pero ¿y usted? ¿Yo?

Claro.

No se mueva, por favor.

¡Que yo no he robado nada!

-¡Eh! ¿Qué pasa aquí?

Tranquilos, soy compañero.

Bea.

Hola.

No digas nada, Patri.

-¿Seguro? -Sí.

Es que lo que han dicho de... de tu padre...

es un día cualquiera, ¿vale?

No te preocupes, que estoy bien.

-Oye, ¿y qué tal con la radio?

Que has estado ahí liadilla estas noches

y no sé, podríamos hablar de...

-No me apetece hablar.

Pero ni de eso ni de nada.

-Hay que reconocer que eres muy valiente.

¿No tienes miedo de El Carnicero?

ese asesino tiene gusto.

A esta bicha no la tocaría ni con un palo.

-Tía, no te pases.

Que suficiente ya ha tragado.

aunque no tanto como su padre la noche que se ahogó.

-Vamos, Bea, no las escuches.

Ya os vale.

(Timbre)

(Timbre)

déjame pasar, por favor, o me desmayo.

Ya podríais arreglar

el ascensor, eh.

Qué manera de torturar a la gente.

-Pero ¿se puede saber qué es esto?

-Esto es un regalo, a mí todas las plantas se me mueren.

-María, ¿tú sabes que esto...? Esto es plástico.

-Lo sé, pero es un regalo que me hizo el último ligue de Tinder.

No lo puedo ni mirar.

Cada vez que lo veo, le veo a él con sus cejas depiladas,

su cuerpo depilado, su...

Todo.

¡Como un pollito! ¡Pío, pio!

-Es que no entiendo por qué entras en páginas así.

-Pues mujer, porque tengo el listón por los suelos.

Con que no se rasquen la bragueta, me vale.

-Tú vales más que eso. -Lo sé.

Lo estoy dejando. -Buena opción.

-Invítame a un café, que solo tengo un rato.

Tengo que volver.

Sin azúcar.

-No me mires así, eh.

-¿Cómo? -Así.

-No te estoy mirando de ninguna forma.

No he venido aquí a hablar de asesinos hijos de puta.

-No. -Ni a consolarte.

Ni a hacerte compañía. No lo necesitas, no he venido a eso.

-Has venido a traerme una planta. -Sí.

Un ficus de plástico.

-Bueno, y a hablarme de tus ligues en Internet.

-Sí.

Tengo que ir a trabajar. -Vale.

-Te quiero.

Sabes que te quiero, ¿verdad?

Cuídame el ficus.

-Eh... María.

Que tengo mucha suerte de tener una amiga como tú,

que se preocupe por mí... Me va muy bien.

-Como si fuera una hermana.

-Como una hermana.

-Me voy.

-La materia ni se crea ni se destruye,

¿Alguien sabe quién dijo esto? -No sé, vete tú a saber.

-¿Nadie?

Ya os vale.

La Ley de la Conservación de la Materia

fue elaborada independientemente por Mijail...

-El Carnicero viene a por ti...

El Carnicero viene.

-¿Por qué no la dejas en paz? -Vuelve a tu mundo, friqui.

-Oye, silencio. Ya.

En una reacción química ordinaria, la masa...

-El Carnicero viene...

-La masa total de los reactivos...

-No la escuches, que es idiota.

-¿Sabes cuáles fueron las últimas palabras de tu padre?

Glu,

glu,

glu.

-¡No te vuelvas a meter con mi padre nunca, zorra!

¡Nunca más en tu vida! ¡Nunca más!

¡No te vuelvas a meter con mi padre nunca!

¡Nunca más!

-¡Estás loca! -¡Basta!

(RADIO) "El Carnicero de medianoche empezó a matar en 2008

y actúo hasta 2012, año que las Fuerzas de Seguridad

perdieron la pista. Algunos le daban por muerto.

Otros por desaparecido.

Fuentes policiales apuntan que tanto el perfil de la víctima

como las circunstancias de este nuevo asesinato coinc..."

(Teléfono)

¿Dónde vas? -Donde Sebas, vuelvo enseguida.

(Teléfono)

-¿Sí?

Sí, soy yo.

¿Que mi hija qué...?

Creo que no hay nadie en mi casa. Mi madre a esta hora va al mercado.

Joder, me gustaría ser tan fuerte como ella.

Y más un día como hoy.

Cuando perdí a mi familia, lo que más necesitaba era...

alguien con quien hablar.

Nadie merece sufrir tanto como lo ha hecho tu familia.

¿Sabes qué es lo más jodido de todo esto?

Que mi padre está en todas partes.

En cada esquina.

Y aquí dentro un vacío...

Este vacío, puto vacío que nunca se va.

Tu padre está más cerca de lo que crees, Susana.

Me encantaría pensar que sí.

Te lo voy a preguntar otra vez, hombre. A ver si te acuerdas.

¿Y esto? Es una placa.

¿Que de dónde la has sacado?

¿Por qué tienes la placa de un inspector?

-Chacho, la que te va a caer. -Tú te callas, me tienes contento.

El inspector Márquez y yo compartimos piso.

Ya, y te suele dejar la placa para patrullar por el barrio.

¿Ha leído usted el Código Penal?

Sabrá que impedir un crimen no aparece en ningún artículo.

¿Sabe por qué? No, dímelo tú.

Impedir un delito no es delito.

Por la noche me dedico a estudiar este tipo de cosillas.

¿Qué cosillas? Cultura general.

Madre mía, cómo está este. -Que os calléis.

¿Que por qué tienes esta placa?

Porque el inspector y yo no solo compartimos piso. También ropa.

Camisas, pantalones, a veces, incluso calzoncillos.

Esta mañana me he puesto su chaqueta y la placa estaba en el bolsillo.

Venga ya. En pie, los dos.

-Chacho, Sergio, que somos los dos del mismo barrio,

no me hagas esto. -Pollo, pa'lante.

Es detención ilegal, y seguro que al inspector

no le hará ninguna gracia. Ya, ya, ya. Venga, a tomar por culo.

No le va a gustar nada. Venga.

Hola, Laura. -¿Qué ha pasado?

-Mejor hablamos dentro.

-Te cojo y te mato.

-Es la madre de Estefanía, la chica agredida por Beatriz.

-De verdad que lo siento muchísimo.

¿Cómo está su hija?

-En casa, con el tabique roto.

¿Qué va a hacer el instituto al respecto?

-Primero quería reunir a los padres de las alumnas.

-A ver, Gloria, tú sabes que Beatriz es muy buena niña,

normalmente, es la primera vez que pasa algo así.

A ver, que no sirva de excusa,

pero ella está ahora pasando por un mal momento...

-Que vuelva El Carnicero no es excusa para que tu hija

vaya dando palizas.

-Bea no es violenta.

Es una niña... -Tu niña habla con los muertos.

-¿Cómo que habla con los muertos?

-¿Qué haces aquí? ¿No tienes clase?

-No iba a dejarte sola.

-Gracias.

-Oye, vaya hostión, eh.

"Wonder woman". -¿Quién?

-Tía, la de la película? -Ah, sí, sí.

¿Tú crees que se le va a quedar la nariz torcida?

-No sé, ahora con la cirugía hacen de todo.

-También.

-Si tu hija está mal de la cabeza,

su sitio es un sanatorio, no un instituto.

-No, no, no, perdona, pero no voy a consentir

que hables así de Beatriz.

-Encima la defiendes. Estás tan tarada como ella.

-Bueno, lo siento, perdona...

No, no digo nada.

Bueno, me callo.

Venga, vamos a casa.

Tira.

Hombre, Arturo, ¿qué tal? -Arturo.

¿Qué haces aquí?

Bueno, si estás buscando a Susana, ya se ha marchado.

-No, no, vengo a hablar con Santos.

-¿De qué? -Eso es entre él y yo.

-Un momento, un momento, ven.

Pasa a mi despacho. ¿Qué haces aquí con una pistola?

-¿Cómo has conseguido meterla aquí, qué haces?

-Quiero colaborar para encontrar al que mató a mi hijo.

-Todos queremos, pero tú no estás en activo.

Que esto no es Duelo al sol.

-No me puedo quedar con los brazos cruzados.

-Lo que tienes que hacer es estar en casa con tu familia.

-Andrés murió ahogado como un perro por ese cabrón.

Lo sé, pero Laura, tus nietas, te necesitan.

Hombre, Arturo.

¿Cómo tú por aquí?

El jubilado,

que tenía ganas de charlar un rato.

Ya.

Eh... Laura, la pequeña, ¿todo bien?

Bien, están bien.

Bueno, pues si necesitas algo, ya sabes dónde estoy.

Entra.

¿Es la habitación de tu madre?

Lo que quiero enseñarte está aquí. Pasa.

Cuando mi padre murió, mi madre guardó todas sus cosas

y su trabajo sobre El Carnicero también.

Si hay algo, tiene que estar aquí.

quizás...

el último asesinato conecte de algún modo con los anteriores.

Bea... ¡Beatriz!

No te escaquees, voy ahora.

-¿Qué estáis haciendo? Perdón, mamá.

Tendría que haberte pedido permiso, lo siento.

lo que pasa que hacía tiempo... Es un día muy duro para su familia.

Le pido perdón por remover sus... Que no, de verdad, si...

son policías, tienen que ir a por él, lo entiendo.

Y lo cogeremos.

Cuídemela.

Y espero que le sea útil.

Y que no se ponga demasiado en peligro.

No se preocupe, que la mantendré vigilada.

¿Tú comes aquí? No.

Que no lo sé, ahora veo. Yo qué sé. Sí, como aquí.

Inspector, si le apetece, puede quedarse a comer.

No, gracias, no quiero molestar, hoy es un día...

en el que tienen que estar juntos.

Sin extraños de por medio.

¿Qué va a cocinar?

Lentejas.

Lentejas, qué ricas.

Hace mucho que no como lentejas.

Lo mismo otro día, ¿no?

Bueno, pues nada, le acompaño hasta la puerta.

Ya luego te llamo.

Venga, adiós.

(CANTA FLAMENCO)

(Ruido)

¡Oiga!

Oiga, perdone,

¿han llamado ya al inspector Márquez?

Pues no lo sé.

Eh, cara guapa,

¿no tendrás por ahí un cigarrino de esos de la alegría?

¿Un qué?

Un trócolo.

No... Si es que estás muy verde, relájate y disfruta del hotel.

¿Pasa usted mucho tiempo aquí?

Más que en mi casa.

que soy El Pollo.

Encantado.

Eres un poquito hijo de puta, ¿no?

No que me querías detener con una placa robada.

Has sacado la plaquita y te has venido arriba

y te pensabas que eras el John Cobra ese.

Más o menos.

Mira, mira, mira... Más o menos, dice.

Pero vaya un artista que estás hecho.

¿Dónde me dejas?

Vamos, vamos, vamos, ¿qué te parece el catequista?

Pollo, calladito, y cada uno a su sitio.

Bueno, bueno, bueno,

si no se puede hablar, tráeme una Play.

¿Cómo se te ocurre pegarle a esa compañera?

¿Qué te está pasando?

Beatriz Vargas, te estoy hablando. ¿No vas a decirme nada?

¿Qué voy a decirte?

Para empezar podrías decirme si es verdad que hablas con los muertos.

Dime que esa madre no tenía razón.

-No ibas a creerme.

-Ay, dios, ¿hablas con los muertos?

¿Usas esto?

¿Estás usando la radio para hacer espiritismo?

-No estoy haciendo espiritismo.

Y no es una radio normal.

¿Podéis hacer el favor de calmaros un poco?

A ver, cariño, aquí no eres subinspectora,

eres mi hija. Lárgate.

-Mira, mamá, somos baterías humanas.

Así empezó mi investigación.

-Baterías humanas. Acabáramos.

-Mamá, somos energía.

Todos nosotros.

Nuestro cuerpo genera energía

que al morir permanece en un plano físico paralelo al nuestro.

Esa energía

se puede captar y codificar con el programa adecuado.

puedo saber lo que pasa al otro lado.

-Que no me vengas con tecnicismos.

-Hay corrientes espirituales, como el Budismo,

que cuentan que lo contrario de la muerte no es la vida,

que la energía nunca muere.

-¿Ahora eres budista?

-¡No!

Mamá, no entiendes nada. -Hija...

-A ver, tú has dicho muchas veces que siente como tu padre

estaba cerca.

Lo dijiste, ¿verdad? -Es una forma de hablar.

-Pues yo desde días siento que papá está cerca, ¿mamá?

-¿Cómo que papá está cerca? -Sí.

Y creo que he encontrado la forma de contactar con él.

puedo hablar con fantasmas. -¡Ya está bien, se acabó!

No voy a oír más tonterías. -¡No, mamá, por favor!

Por favor, no, no, no. -Que te sientes ahí, Bea.

A partir de hoy, te lo digo, castigada.

Y las puertas de tu habitación las quiero abiertas.

Siempre abiertas, ¿de acuerdo?

¿Ahora qué pasa?

¿no tendrás un rato para pasarte por comisaría?

-¿Por comisaría, por qué? ¿Qué ha pasado?

-No, nada, tranquila,

es que ha venido a visitarnos tu suegro,

con una pistola al cinto.

-¿Cómo que con una pistola?

-Un pistolón. -Un revólver.

De los de fuste, de los de toda la vida.

-Dile que se ponga, por favor.

-El caso es que no quiere entregármela,

pero le he dicho que no se va.

-María, que se ponga ahora, por favor.

-Parece que no le apetece mucho.

-Dile que si no se pone ahora mismo al teléfono,

le voy a estar haciendo comer borraja hasta Navidad.

-Tu nuera,

que no depones el arma,

o te pasas el mes entero a borraja hervida.

-Sí, soy yo.

-¿Qué ha pasado?

-Yo solo pretendo defender a la familia.

-Mira, escúchame,

escúchame una cosa, quédate ahí, ¿de acuerdo? No te muevas.

Yo ahora le voy a pedir a Susana que vaya a buscarte, ¿de acuerdo?

-Bien, y la pistola la dejas ahí, en comisaría,

que en casa con la de la niña ya tenemos bastante.

¿Eh?

-Bien, gracias. Te veo ahora.

-Gracias, Laura.

Si también me vas a echar la bronca, te la puedes ahorrar.

Discutir es lo último que me apetece hoy.

¿Qué ha pasado?

Nada.

Pues mamá está hecha una fiera.

Bea, tú sabes que si hay alguien en esta casa

que ha recibido broncas, soy yo, ¿no?

Ya, porque te las mereces.

Justamente porque me las merezco, creo que tú también esta vez.

¿Me tengo que poner en plan poli malo?

Bueno, puede que mamá tenga alguna razón para ponerse así.

He oído que has pegado a una amiga.

A una amiga no, a una zorra.

Se rio de la muerte de papá.

¿Se rio de papá?

Sí.

Pues mira, ahora que no nos oye nadie,

espero que le hayas dado una buena leche.

Te dije que perfecta.

Como que le he roto la nariz.

¿Que le has roto la nariz? (RÍE) Sí.

Es que ha sido así, de repente, sin pensarlo.

Es que eso tiene un nombre, un nombre científico:

la mala hostia Vargas, es que no falla,

generación tras generación, mujeres y hombres,

una afición pegarse por pegarse. ¡Te arranco la nariz!

¿Qué hacéis?

Le estaba echando la bronca.

¿Me acompañas un momento, que necesito un favor?

Nunca más.

Disculpe, señor Pollo,

usted que tiene experiencia en este mundillo...

Experiencia no,

cliente vip.

¿Sabe cuándo van a sacarnos de este presidio?

Madre mía...

Madre mía, que pedrada tienes más bien pegada en todo lo alto.

No estoy acostumbrado a este tipo de penurias.

Tío, nos sacarán cuando se aburran.

¿Por qué no te relajas, te pones a meditar ahí todo zen

y disfrutas del viaje?

¿Ha dicho usted "zen"?

¿Tiene algún tipo de relación con la cultura oriental?

Cuatro veces al día, cara guapa,

cada vez que bajo al chino a por birra.

(RÍE A CARCAJADAS)

Para ser un delincuente, tiene usted gracia y encanto.

Te voy a decir una cosa, cara guapa,

a partir de ahora me hablas de tú,

que tú y yo de aquí salimos colegas.

Disculpe,

¿han hablado ya con el inspector Márquez?

El inspector Márquez, por favor, no se olvide.

(TV) "Nos encontramos en el número 24 calle Las Rosas...".

Si quieres comer, ya no hay menú.

Pero por ser tú, te puedo apañar algo.

No, gracias, no tengo cuerpo.

Ponme una caña, anda, Sebas.

"La víctima, una joven estudiante francesa

que se encontraba en España haciendo un Erasmus,

vivía en uno de los apartamentos."

¿Estás en eso? (ASIENTE)

¿Cómo lo ves?

¿Es verdad lo que dice?

Sí.

Manda cojones.

Cinco años sin dar señales de vida, y de repente...

"...a todo un país hace cinco años..."

"...los vecinos..."

No me hagas caso.

Hace mucho tiempo que me retiré.

Seguro que he perdido el olfato. No.

Eso nunca se pierde, Sebas. Dime.

Es que no entiendo por qué ha vuelto después de cinco años.

Un tío así solo deja de matar si se muere o lo detienen.

No me cuadra.

Pero ahora solo soy un camarero.

Qué sé yo.

Ya.

Disculpe, inspector...

-Te traigo unas aceitunas. Sí.

Le he dejado un par de mensajes. Quería hablar con usted antes de...

Lo mejor es que venga a comisaría.

Hemos detenido a un individuo que dice que vive con usted.

¿Conmigo? Sí. Y lleva su placa.

Eh...

Vamos, anda. Déjalo.

Probando, probando.

Sí, te oigo.

Pues nos encontramos ahora mismo en la puerta de la comisaría...

(SILBA)

Cuando intentamos detenerle, echó a correr.

Lo pillamos de milagro. Parecía de otro planeta.

Si yo te contara.

Hola, señor Márquez.

Ha tardado usted un poco.

Encantado, Pollo. Siento haberte detenido.

Y yo de que te hayan trincado por mi culpa.

Esas cosas que tomas, me las vas dejando.

Eso es placer para hoy y disgusto para mañana.

Claro que sí. Una vez más y lo dejo.

¿Un abrazo?

Escúchame una cosa, cara guapa,

si necesitas algo, llama siempre al Pollo.

Llévatelo.

Haciendo amigos. Un buen chico, ahí donde lo ve.

Tus cositas, venga.

¡Llama siempre al Pollo!

¿Por qué no llevas un cartel en el pecho que ponga:

"Vengo de otra dimensión, soy el puto E.T."?

No llamarías la atención. Lo siento, señor Márquez.

¿Sabes el puro que puede caerme por lo de la placa?

Lo hice por el bien de salvar el universo cósmico.

Deja de joderme.

Creo que se está pasando con las malas contestaciones.

No me merezco un trato así. Perdóname, perdóname.

Desde que he llegado no ha hecho más que insultarme, vejarme...

¿Yo qué?

E intento adaptarme lo mejor que puedo.

Estoy en tierra extraña.

Esta mierda se está moviendo, toma.

(Sonido)

¿Qué haces?

No, no, aquí no, por favor.

Está aquí. ¿Que está aquí quién?

El Carnicero. Tiene que ser él.

¿Cómo va a estar en una comisaría?

(Ruido)

Compórtate y deja de hacer el ridículo, eh.

(Ruido)

Vaya forma de hacer el gilipollas. Por aquí.

Eh. ¡Eh!

¡Eh!

¿Adónde vas?

(Ruido)

Está aquí.

Si al final vas a tener razón.

¿Qué haces aquí?

Ha terminado tu turno ya, ¿no?

El tuyo también ha terminado, ¿no? Sí, he venido a por mi abuelo.

Susana, te espero en el coche.

Encantado de volver a verte, compañero.

Se ha ido por...

¿Quién se ha ido? Nosotros, que tenemos que hacer.

De aquí no se va ni Dios. ¿Qué?

Hace cuatro días que te conozco y tu amigo no para de aparecerse.

No es mi amigo.

¿Y quién es? Pues...

Si quieres, se lo cuento yo. No, tú calladito.

Es mi sobrino, que ha venido de...

De allá arriba, del pueblo, de Moaña.

En Galicia, en la parte sur del Morrazo.

Pero eso no explica que se aparezca por todas partes.

A veces le sigo. Sigo a mi tío. Sí.

Para documentarme. ¿Documentar el qué?

Soy criminólogo. Es criminólogo y...

Y está terminando la carrera. Venga, vamos.

¿Cómo te llamabas? Yago, se llama Yago.

Espera, espera.

Joder con mi nuevo cuerpo. ¿Qué le pasa?

El Márquez, que debía bajarse dos cajetillas diarias.

¿Quiere que paremos? Que poco fondo, coño.

No, no, no podemos perderlo.

(Ruido)

(Ruido)

¿Por dónde? ¡Derecha!

¡Aclárate, coño! ¿Izquierda o derecha?

Creo que soy disléxico.

(Ruido)

(JADEA) Es él. ¿Y?

Era ese cabrón. Vamos a por el coche. ¡Corre!

¡Vamos!

(Ruido)

(Interferencias)

Pare.

Oiga, ¿y porqué ha dicho que me llamo Yago?

Por Yago Aspas, el jugador del Celta.

¿Qué es el Celta?

Mira, déjate de tonterías, ¿qué hacemos aquí?

He perdido el rastro.

¿Cómo que has perdido el rastro?

Esto es una fábrica abandonada, no pasan ni las cabras.

Se deben estar terminando las baterías.

¿Qué baterías?

Sistema de almacenamiento tripe A.

Triple A.

¿Estás diciendo que toda vuestra tecnología punta

funciona a base de pilas pequeñas como la de los despertadores?

Correcto. Cojonudo.

Seguro que ya lo ha intuido, pero esto huele a trampa.

Sí, lo he intuido, sí.

Quería que viniésemos aquí.

¿Para qué?

Sería de muy mala educación irnos sin preguntarnos.

¿No te parece?

Sube al coche, anda.

Le he visto la cara al Carnicero.

Y tiene el mismo cuerpo.

¿Por qué él tiene el mismo cuerpo y yo no?

¿De verdad cree que es el momento de hacer preguntas?

Déjame tu mano.

¿Qué?

¡No, no, señor Márquez! ¿Qué hace? No, por favor.

Es algo entre él y yo. Tú te quedas aquí.

No. No, señor Márquez.

¡No vaya solo, por favor! Si en 20 minutos no he vuelto,

llamas a la Policía y les dices dónde estás.

Si viene alguien hacia ti y no es un policía, dispara.

¿De acuerdo?

Señor Márquez, no vaya solo, por favor.

Señor Márquez, por favor.

¡Escúcheme!

¡Señor Márquez, por favor! (CHISTA)

¿Sí?

¿Hay algo nuevo del Carnicero?

Bueno, María está analizando los restos

encontrados en el piso de la víctima.

¿Sigues ahí?

David, siento lo de antes.

Tranquila, ya está olvidado.

Es que no puedo.

No puedo estar delante de mi familia

sabiendo que el asesino de mi padre ha vuelto, no...

¿Puedes salir a tomar algo?

¿Ahora?

Susana... No, perdón, perdón, perdón.

No te lo tendría que haber pedido, lo siento, adiós.

¿No tendrás que volver a comisaría? -No, esta noche no.

-Venga, papá, que tengo hambre. -Pues a cenar, melón, pero ya.

(Puerta)

A cenar.

¿Con quién hablabas?

Con nadie.

Lo normal sería preguntaros qué tal ha ido el día,

pero mira, ya lo resumo yo:

Bea le ha pegado una paliza a una compañera de clase,

que le ha roto la nariz,

y además, le ha dado por el espiritismo.

Y tú mejor no digas nada, ya me lo ha dicho Santos,

¿cuándo pensabas contarme que te apartaron de la investigación?

Por no hablar del abuelo,

que ha decidido tomarse la justicia por su mano

y se ha presentado en comisaría con un revólver.

¿Se puede saber en qué pensabas? ¿Ahora eres Clint Eastwood?

El asesino de Andrés ha vuelto,

y a mí me duele tanto como a vosotros.

Solo tengo ganas de gritar y de llorar,

pero no me lo puedo permitir.

No puedo volver a caer, como hace cinco años,

y vosotros tampoco.

Ese...

Ese hombre se ha llevado a tu hijo, a vuestro padre,

y ha estado a punto de destruir esta familia, a punto.

Pero mira, no lo consiguió. ¿Y sabéis por qué?

Porque nos mantuvimos unidos.

Porque le perdimos juntos,

le lloramos juntos,

y le recordamos juntos.

Y esa es nuestra fuerza.

Y ese monstruo no nos la va a quitar.

No mientras yo viva.

Abuelo. -¿Qué?

-¿Fuiste a comisaría con una pistola?

hablas con los muertos?

No entiendo cómo coño podéis estar de risa.

Cariño...

(Mensaje)

Joder.

(Mensaje)

¡Hola!

Qué bien, recibió mi mensaje.

¿Qué coño haces esposado? ¿Puedes soltarme, por favor?

¿Y Márquez? Ha ido a por él.

A por El Carnicero.

¿Por qué te ha esposado? Para hacerse el héroe.

Le agradecería mucho que me soltara, la llave está ahí tirada.

Vale.

Gracias.

J343 para Central.

Solicito apoyo inmediato.

Sospechoso localizado.

Repito: posible sospechoso localizado.

Puede ser El Carnicero.

Se ha ido por allí, vamos. No, tú te quedas aquí.

Mi tío está en peligro, no me voy a quedar esperando.

Te quedas aquí o te esposo. No soy un chihuahua.

Quieto.

(Ruido)

Joder. Te he dicho que te quedaras en el coche.

Ya. ¿Ha traído lo que le pedí? ¿Las baterías?

Gracias.

(Ruido)

Detrás de mí.

A gasolina.

Hijo de puta.

(Ruido)

Márquez.

(Sirenas)

Son cinco minutitos y te puedes ir, ¿vale?

Gracias.

¿Cómo estás?

Bien.

Gracias por salvarme la vida por segunda vez.

Bueno, para eso están los compañeros, ¿no?

Y los ángeles de la guarda.

¿Estás bien? Sí.

Lo único que quiero es irme a casa

y decirle a mi familia que esta mierda se ha acabado.

Inspector jefe.

Ha sido temerario otra vez.

Has investigado un sospechoso, sin ayuda,

y has implicado a un civil que resulta ser tu sobrino.

Ya, pero ese hijo de puta está muerto, ¿no?

No era un reproche.

Enhorabuena a los dos.

Vámonos, anda. No, espera.

¿No tienes nada que contarme?

No.

¿Cómo encontraste al Carnicero tan fácilmente?

Mi tío vio un sospechoso... (AMBOS) Tú cállate.

No me toméis por tonta, porque no lo soy.

Así que ya me estás diciendo cómo lo encontraste,

cómo llegaste aquí, y...

¿Y puede ser

que te viera envuelto en llamas

pegando tiros al Carnicero?

Susana,

¿seguro que estás bien?

Inspectora. Voy, voy.

Bueno, me tienes que contar muchas cosas.

Gracias.

Su hija...

ha estado a punto de pillarle.

¿Tú crees?

Hombre, es una buena policía, pero...

yo soy más viejo que ella.

(TV) "Gracias a una actuación policial fulminante

liderada por el comisario Óscar Santos

podemos dormir tranquilos y decir con toda certeza

que El Carnicero no volverá a matar nunca más."

Ya está, mamá.

Se acabó, ya está.

A ver si lo entiendo,

¿hemos salvado ya el universo?

Sí, hemos parado al Carnicero.

Entonces, yo puedo volver a una vida normal.

Sin matar demonios. Sin que le secuestren.

Sin que me prendan fuego. Y sin mí.

¿Cómo?

Ha sido un placer conocerle, señor Márquez.

¿Qué haces, qué haces?

Despedirme.

Su misión ha terminado. Lo que significa que la mía también.

Tengo que volver a la Pasarela, ya se lo dije.

Ya, pero no pensaba que iba a ser tan pronto.

Alegre esa cara, hombre.

Por fin se libra de mí, era eso lo que quería.

Sí, sí, claro, sí.

Cuando no esté, asegúrese de desayunar bien.

Huevos, yogur y cereales, a poder ser, avena.

Los azucarados no son buenos para su salud.

¿Eso quiere decir que a partir de ahora

ya no volveremos a vernos?

¿Nos despedimos aquí para siempre?

Le deseo una vida larga y próspera, señor Márquez.

Eso es, ¿mi vida?

¿Qué va a pasar a partir de ahora con mi vida?

¿Qué habéis encontrado ahí dentro?

Pruebas suficientes para confirmar

que este cabrón mató a todas esas chicas.

Tenía sus cabelleras.

Gracias a vosotros descansarán en paz.

¿Puedo pedirte un favor?

Quiero verle la cara por última vez.

Gracias.

Quítate esas gafas. No es él.

Lo sé. Nos ha engañado.

Y ese cadáver no es humano. ¿Qué está pasando?

¿Qué cojones está pasando?

Te has equivocado de parada, niño.

Esto no es La Castellana. Estoy buscando algo.

Es una pieza de enorme valor.

¿Por qué no me la devuelve y quedamos tan amigos?

Tuve el honor de acompañar a doña Lola Flores al otro lado.

La más grande.

Ni cantaba ni bailaba ni falta que le hacía.

¿Dices que te cayó en el coche? Pero a plomo.

Señores, despliegue especial para el partido de Copa.

Rayo Vallecano-Barcelona.

-Me ha dicho que tiene una pieza que podría servir para mi radio.

Me ha mandado una ubicación. -Pues quedamos donde siempre.

Si Jon nos quiere enseñar la pieza, vamos.

-Qué guarra, tía.

Tu hija, Susana, entrando en un motel,

con el apuesto gilipollas.

Daba la impresión de ir a mantener relaciones carnales.

Gracias por venir, Pollo. De nada, tío grande.

Marvin Carranza,

¿te suena? ¿El cantante de la pechuguita?

# Frota la pechuguita.

# Frota, frota. #

¿Tú te estás quedando conmigo?

(Vibrador)

Esta vida se puede vivir de dos formas.

No, no se encuentra bien.

No quiero ser grosero, pero...

no me está contando la verdad.

O llorando

o echándole huevos y tirando para adelante.

Yago, sobrino,

¿tú eres como yo?

¿Como que no te curas?

Somos Vargas,

y a los Vargas

el llorar se nos da fatal.

(Disparo)

  • Capítulo 3

Estoy vivo - Capítulo 3

21 sep 2017

El Carnicero de Medianoche vuelve a actuar después de cinco años. Márquez y Susana inspeccionan la escena de un nuevo crimen de este asesino en serie, lo que supone un mazazo en el ánimo de ambos. Pero lo peor para la joven policía será ver que sus jefes la apartan del caso.

Contenido disponible hasta el 30 de octubre de 2066.

ver más sobre "Estoy vivo - Capítulo 3 " ver menos sobre "Estoy vivo - Capítulo 3 "
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 207 programas de Estoy vivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. angel

    verán soy un adicto a la serie estoy vivo por circunstancias no puedo verla cuando se emite y tengo que verla online hoy me disponía a ver el capitulo 3 y e comprobado con horror que se corta nada mas empezar si serian tan amable de arreglarlo me harían un gran favor ya que soy adicto a esta serie de ante mano muchas gracias y perdón por las molestias

    22 sep 2017
  2. celia ruiz

    su pagina de series se corta constantemente, arreglenla

    22 sep 2017
  3. chus

    No sé qué pasa últimamente pero no se puede ver ningún programa. Se quedan enganchados!!

    22 sep 2017