www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3460654
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 27/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Los hombres y las mujeres hacemos las cosas de forma diferente.

Lo vamos a ver con ellos. Con los Casado.

Con nuestro querido matrimonio de "Esto es vida!".

Chicos, cuando cuente tres, tenéis que miraros la suela del zapato.

¿Entendido? Venga.

Una, dos y tres.

Curioso.

Ellos suelen mirarse la suela por delante,

como lo está haciendo Manolo, y ellas, en cambio, como Raquel,

suelen hacerlo por detrás.

Más diferencias.

A la de tres vais a preparar el equipaje para un fin de semana.

Una, dos y tres.

Vamos allá.

Dos camisas y dos pantalones. ¿Y ya está, Manolo?

No sé, la ropa interior, hijo, algo.

No sé, la que llevo.

Le das la vuelta y aguanta el fin de semana. Lo sabe todo el mundo.

Raquel, tú no has movido ni un pelo.

Ay, cariño. Yo es que las hice ayer.

Ah, mírala. Pero que es un finde.

Sí, por eso. Raquel, ¿tres maletas?

Es que está el tiempo loco. He cogido ropa por si llueve,

por si hace frío, calor, y la de entretiempo...

No, si me he quedado corta de maletas, ya verás.

Ya, ya, ya. A eso se llama ser previsora. No me digan que no.

Es verdad que solemos ser más previsoras que los hombres.

A ver, más diferencias.

¿Qué pasa cuando vamos a salir y tenemos que arreglarnos?

A ver, cariño, cariño. ¿Cuál me pongo, la clarita o la oscura?

-La clarita, mejor.

¿Y yo qué vestido me pongo? ¿Este o este?

-Hombre, el de las flores. -¿Seguro?

-Segurísimo. -Pues entonces me pongo el otro.

Seguro que más de uno ha vivido algo parecido a esto.

Está claro que los hombres y las mujeres

hacemos algunas cosas de manera diferente.

¿Quieren saber qué diferencias hay entre el cerebro de los hombres

y el de las mujeres? En cinco segundos se lo cuento.

Comenzamos.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

Bienvenidos a "Esto es vida!".

Hoy vamos a ver cuánto hay de tópico y de base científica

entre las diferencias de hombres y mujeres.

Para hablar precisamente de este tema hoy nos acompaña

Michelle Matarazzo.

Buenas tardes y bienvenido. Hola, buenas tardes.

Él es neurólogo del Hospital 12 de Octubre e investigador.

Lo primero, hemos visto algunas de las situaciones

entre hombres y mujeres.

Parece que a veces actuamos de diferente manera.

Realmente nuestros cerebros, doctor, ¿son diferentes?

Sí, son diferentes.

Hay diferencias en el cerebro de hombre y mujer.

Diferencias que van desde lo más básico,

por ejemplo el peso, el volumen.

El cerebro del hombre tiene un volumen mayor

respecto al de la mujer.

Tiene un peso mayor respecto al de la mujer.

Más o menos un 10%.

Aquí hablamos solo de tamaño. Nada de capacidad...

Eso es.

De hecho, si lo miramos, realmente en proporción

la mujer tiene más sustancia gris, más neuronas, proporcionalmente,

que el hombre.

En números absolutos tiene más el hombre,

pero proporcionalmente la mujer tiene algo más.

Vamos a ir viendo las diferencias que hay.

Entre cómo funcional cerebro de una mujer y el cerebro de un hombre,

vemos que sí que hay una base fisiológica, una base científica,

e incluso histórica.

Históricamente siempre se ha dicho

que los papeles que el hombre tenía en la prehistoria,

el papel del hombre era cazador, ir a cazar.

Tenía que desarrollar una serie de funciones más vitales.

La mujer a lo mejor era más recolectora.

Estos papeles iban hipertrofiando unos desarrollos neuronales

más que otros.

Qué duda cabe que hay algo evolutivo,

pero también hay algo social y cultural.

Eso también ha influido a lo largo de la historia.

Pero hay parte que se ha quedado en nuestro disco duro.

En nuestros cerebros. Esto se ve en ejemplos...

Claro. Lo que ha dicho él.

La mujer era más recolectora, ¿por qué?

Probablemente porque las mujeres vemos más colores que los hombres.

Eso es un hecho. ¿Por qué?

Tenemos unas células en la retina que son los conos.

Son los responsables de reconocer los colores.

Las mujeres tenemos más. Fisiológicamente somos así.

Reconocemos mejor.

A lo mejor por eso la mujer se dedicó a recolectar.

Nosotros, por ejemplo, eso lo hemos comprobado

en algunos juegos que les ponemos en el programa, ¿verdad?

Para ver los colores.

Hemos visto cómo las mujeres son capaces de diferenciar más.

Yo no sé si, Fernando, que estás tratando con los seres humanos

desde que nacen, con los niños, si tú ves esas diferencias también.

Hay una cosa que dice Paloma que me ha llamado mucho la atención

desde hace muchos años en mi consulta.

Tengo un perchero con muchos colores, muy vivos.

Muchos colorines.

Solo les llama la atención a las niñas.

Hay muchas niñas que han comentado a su madre o a su padre

que qué bonito el perchero. Qué colores tan bonitos.

Y a ningún niño le ha llamado la atención.

Entonces... Diferencias desde pequeñitos.

Vamos a ir viendo muchas de esas diferencias.

Ya les digo a las personas que están con nosotros en el plató y en casa

que se van a ver identificados en muchas cosas.

Les vamos a dar una explicación científica

para muchas de las cosas que nos pasan.

Por ejemplo, volvemos a la casa de los Casado

para ver otra situación que seguro que les suena.

Cariño, me encanta esa parte de la película.

Estoy calculando lo de la hipoteca. ¿Cuánto ha bajado el Euribor?

Da igual, ya lo miro en internet.

Uy, 0,21.

Mi hermana, qué pesada está con los billetes de tren.

Que yo te lo pillo.

Manolo, de verdad, tendrías que leer este libro. Está fantástico, ¿eh?

Manolo, esto no conecta. ¡Manolo!

-¿Qué? -Que no va internet, hombre.

-A ver. Ya está, te habías desconectado del Wi-Fi.

Ay, bueno... -Ya no sé lo que le ha pasado

al hijo del mafioso. Me has hecho perder el hilo.

-Por lo visto traiciona a la familia

porque se ha casado con la hija del jefe de la banda rival.

Lo acaban de decir ahora mismo. ¿Qué pasa, que no oyes o qué?

¿Cómo me voy a enterar si estaba con tu tablet?

No puedo hacer dos cosas a la vez. Bueno, chico, perdona.

¿Quieres un chiclito? -Sí, gracias.

-Pues no, porque si masticas no puedes ver la peli.

No puedes hacer dos cosas a la vez, ¿recuerdas?

Aquí estamos viendo otra diferencia entre hombres y mujeres.

Le pregunto al doctor, ¿realmente hay tanta diferencia

entre el hombre y la mujer a la hora de hacer varias actividades?

¿Tenemos un cerebro multitarea las mujeres?

Los cerebros son distintos. No solo en el peso y en el volumen,

también en las conexiones que existen dentro del cerebro.

Los hombres tienden a tener conexiones

dentro del mismo hemisferio. Mientras que las mujeres

tienen muchas más conexiones que van de un lado a otro.

Esto hace que las mujeres puedan tener,

puedan prestar atención a más cosas a la vez.

Eso hace que todos los test de atención

las mujeres tengan mucho mejor resultado respecto a los hombres.

¿Ustedes están de acuerdo con esto que nos está diciendo el doctor?

(PÚBLICO) ¡Sí!

¿Creen que nosotras somos capaces de hacer varias cosas a la vez

y ellos si están viendo la tele, están viendo la tele...?

Algunos dicen bueno, sí...

Pero parece que sí que tiene una...

Señora, no hace falta que tampoco le dé...

Que veo a alguna diciéndole: "Que sí, que sí...".

Bueno, que sí...

Estamos viendo que esto al final es una explicación neurológica.

Que sí, que realmente nuestros cerebros

funcionan de una forma diferente.

¿Esta diferencia la veis como médicos en vuestras consultas?

Sí. Se ve en la vida, realmente.

No quiere decir que seamos ni mejores ni peores unos de otros.

Quiere decir que somos diferentes.

Si no, a lo mejor ni nos aguantaríamos.

Nosotros en la consulta,

yo sí que veo cuando viene la madre con los niños,

la madre está atendiendo a lo que le estás diciendo,

mandando mensajes por el móvil, mandando callar al niño

que está molestando, el niño corre, la madre lo agarre y habla contigo.

Hace mil cosas a la vez.

El padre muchas veces te atiende y te está atendiendo.

El niño está corriendo, saltando... Pero tiene toda tu atención en ti.

Somos diferentes.

Eso al final es lo que estamos viendo.

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención

en la capacidad de las mujeres es la capacidad de mantener dos o tres

conversaciones a la vez.

Y se enteran de todas.

Yo que siempre, desde pequeño tenía migrañas,

los ruidos, las conversaciones múltiples me las desencadenan.

Claro, yo no podía ligar mucho porque había muchas chicas...

Enseguida no sabía por dónde atender.

Te perdías rápido.

Es una situación que me llamaba mucho la atención.

Tiene varias carreras... Pero lo de las mujeres es diferente.

Incluso podemos hablar a la vez dos mujeres.

A Paloma y a mí nos ha pasado más de una vez.

Estar hablando las dos a la vez y entendiéndonos perfectamente.

Lo que está diciendo la una y la otra.

Sí, vamos más rápido.

Podemos decir que la mujer tiene un cerebro multitarea,

por llamarlo de alguna manera, y el hombre más mono tarea.

Vamos a ver qué otras diferencias hay

metiéndonos de nuevo en el hogar de los Casado.

¿Estás preparada?

Mira que si vuelves a suspender la práctica

nos va a costar más caro el carné que el coche.

-Manolo, por favor, no me presiones. -Te has presentado cinco veces.

Llevas más de 70 prácticas.

A estas alturas deberías ya conducir una nave espacial.

-Yo la teoría me la sé perfectamente.

Pisa el embrague, mete primera. Suelta el embrague mientras aceleras.

Que se pone a llover, pones los limpias.

Para adelantar, el intermitente, me meto en un túnel, le doy a la luz,

que me insultan, le hago la peineta. "¿Qué pasa contigo?".

Todo esto mientras miras a tres espejos. ¿Para qué?

Yo solamente tengo dos ojos. Paso, no me presento.

-Si no lo ves claro, no lo hagas.

-¿Qué no lo veo claro de qué? Estoy muy capacitada.

Es más, me voy a sacar el carné de piloto.

Sí, claro, no te aclaras con un coche y vas a pilotar un avión.

-¿Sabes qué pasa? Con un avión no te adelantan.

Puedes poner el piloto automático. ¿Cuántos retrovisores tiene un avión?

-Ninguno. -¿Lo ves?

Encima tiene una pista de aterrizaje de 5 km. Para aparcar está chupado.

Bueno...

Aquí vemos otra situación.

En cuanto a la psicomotricidad, doctor, y a la coordinación,

¿nuestros cerebros también funcionan de manera diferente?

Hay muchos estudios que han demostrado...

Eso es un poco exagerado, pero sí es verdad.

es verdad que los hombres tienen más capacidad espacial.

Mejores con respecto a las mujeres.

Son capaces de calcular y medir el espacio

a su alrededor mejor que las mujeres y los objetos que salen en el espacio

pueden imaginarlos mejor dentro del espacio.

Eso es una diferencia importante.

Estamos viendo entonces cómo, por ejemplo,

no sé si podemos poner ejemplos más concretos.

En el tema de los juegos... Eso Fernando lo verá más, ¿no?

¿Se puede ver cómo juegan de manera diferente los niños y las niñas?

Yo esto lo he visto desde siempre.

Es verdad que los niños y las niñas juegan de forma distinta.

Los niños suelen ser más brutos.

Un niño sube a los brazos de un padre y le da puñetazos.

Hola, papá...

Eso a una niña jamás se le ocurriría hacerlo.

Eso también es verdad y también hay otra diferencia.

Los hombres, en general los machos en casi todas las especies,

suelen ser más agresivos que las mujeres.

Probablemente por eso se explique.

Es una cuestión genética relacionada con las hormonas,

que al fin y al cabo están determinadas por los genes.

Las hormonas tienen un papel importante.

Es curioso.

Hablando de las hormonas, durante la época escolar

a los cuatro, seis, ocho años, los niños y las niñas

se parecen más, son más parecidos y a partir de la pubertad,

que entran los estrógenos, testosterona, las hormonas,

y nos diferenciamos más.

Las hormonas juegan su papel, ¿no? Aparte del propio cerebro.

Hay otra diferencia que yo no sé si tiene que ver con hombres y mujeres

o ya es otro tema, que es el tema del sentido del humor.

No sé si tenemos sentido del humor diferente, doctor.

Yo creo que las mujeres tienen un sentido del humor...

Es más directo.

Las mujeres ven muchas más conexiones.

El hombre, si no se lo explicas más así, a las claras,

no lo entiende.

Muchas parodias surgen precisamente cuando la mujer dice:

"Ya te lo había explicado". Y el hombre se queda...

"¿Explicado el qué?".

Yo te lo había dicho... Tú tenías que haberlo entendido.

Ese lenguaje oculto que las mujeres lo han interpretado claramente.

La frase típica que hemos dicho aquí otras veces.

Lo peor que puede decirte una mujer es "Haz lo que quieras".

Cuando dice "Haz lo que quieras...".

Igual vuestro humor es como... más ácido, quizás.

El de los hombres.

Las mujeres tenemos otra clase de humor más colaborativa,

más entre nosotras. Más colaborativo.

Me ha gustado esa palabra. Como vemos, por supuesto,

también entran muchos agentes culturales, ¿verdad?

Pero estamos viendo que sí que hay diferencia

en cómo funcionan nuestros cerebros.

Los hombres, por lo que nos está diciendo el doctor,

tienen más conexiones neuronales en determinadas zonas.

Cada hemisferio, digamos, cada caja juega dentro de su caja,

y las mujeres, quizá, tenemos más coordinación

entre los dos hemisferios.

Por una cuestión genética

podemos...

Tenemos más habilidad para unas cosas diferentes

que para los hombres.

¿Os parece que veamos otra situación de los Casado?

¿Volvemos a su casa? Venga.

Tenemos que llevar al niño a casa de tu madre y quiero llegar

20 minutos antes para explicarle bien lo de si llora, si tose,

si nos llama, si se pone nervioso, si se pone enfermo, si da el estirón.

Se lo quiero explicar todo bien, porque es la primera vez que Tontxu

duerme fuera de casa y no quiero que se traumatice.

-Vale, cariño.

-Quiero que vayamos a casa de los Peláez con tiempo

porque hay que aparcar y sabes que por ahí es un follón

y más hoy que llueve y es sábado.

Tendremos que pasar por una tienda, no vamos a ir a una cena

con las manitas vacías, ¿no? -Vale, cariño.

-Y tendremos que pasar por el cajero, porque no tengo dinero.

Y has dejado al coche sin gasolina. Hay que pasar por una gasolinera.

Te digo una cosita, cariño. Llena el depósito.

Estoy hasta las narices de ir siempre con el depósito en reserva.

-Vale, cariño. No me digas "Vale, cariño"

todo el rato. -Vale, cariño.

Manolo, por favor. Te digo esto porque llegamos tarde.

-Deja de hablar y vámonos ya. -Vale, cariño.

Esta es otra de las situaciones.

Hay alguien que dirá que en su caso es lo contrario.

Siempre hay excepciones.

Pero parece que las mujeres suelen tener más facilidad

en la expresión oral. ¿Esto es así?

Es absolutamente cierto. ¿Y por qué?

Esto sí que tiene una base neuroanatómica muy clara.

Las partes del cerebro que se dedican al lenguaje están más desarrolladas

en la mujer con respecto al hombre. En la mujer tienen una representación

en los dos hemisferios cerebrales, mientras que en el hombre

solo está en el hemisferio dominante, que suele ser el izquierdo.

La parte que se dedica al lenguaje es mucho más amplia en la mujer

con respecto al hombre.

A mí me llama la atención para expresar las emociones.

Es una diferencia brutal.

La mujer expresa mucho mejor sus emociones que los hombres.

Eso también tiene que ver con nuestras conexiones.

Esto puede tener que ver con que la parte más anterior

de los lóbulos frontales está más desarrollada en las mujeres.

Por eso conocemos esas diferencias en base a test psicológicos

desde hace mucho tiempo y sabemos que, efectivamente,

las mujeres tienen muchísima más capacidad

de interpretar sentimientos.

Cuando ven una cara.

Hay estudios que han visto que las mujeres son capaces

de interpretar los cambios de tonos de voz

e interpretar los sentimientos a partir de eso

mucho mejor que los hombres. Qué bueno.

Las típicas discusiones en la pareja que el hombre no sabe

de qué va el asunto y la mujer... Lo tiene clarísimo.

Aquí estamos viendo que mucho de lo que hablamos,

que se dice que es un tópico, pues hay parte del tópico

que tiene una base científica, como nos están explicando.

Eso de la intuición femenina de alguna manera sí que existe.

Sí, la intuición en realidad es... Por lo menos con esa interpretación.

A lo mejor lo que nosotros llamamos intuición femenina...

En general todo lo que es intuición es una interpretación inconsciente.

Interpretamos cosas aunque no seamos conscientes

de que las estamos interpretando.

Todo lo que es intuición es básicamente eso.

Sí, efectivamente, las mujeres probablemente borren

estas conexiones neuronales que tienen entre los dos hemisferios

son capaces de conectar más hechos entre ellos

y llegar a conclusiones distintas.

Quizás si tuviéramos esto más claro, cómo funciona nuestros cerebros,

nos ahorraríamos más de una discusión en casa.

Esto lo digo totalmente en serio.

Es decir, es verdad que una mujer se puede enfadar cuando dices:

"¿Por qué no lo entiendes? ¿Por qué no le interpretas?

Está clarísimo. Mira qué cara o mira qué tono de voz".

Bueno, pues puede ser que para su cerebro no es tan claro.

Y al revés lo mismo.

Hay cosas que a lo mejor, cuando vosotros llegáis a un lugar,

la visoespacial la tenéis más desarrollada.

Sexualmente. También somos diferentes.

¿Nuestro cerebro funciona de manera diferente?

Sexualmente es un tema muy complejo porque el deseo sexual

está en mucha parte del cerebro, pero es verdad que hay algunas zonas

que están muy en relación con la actividad sexual

y con el deseo sexual, sobre todo a nivel del hipotálamo.

Es una zona concreta del cerebro y se ven algunas diferencias

entre hombres y mujeres.

Eso probablemente esté relacionado también con las hormonas

y los hombres tienen alguna parte del hipotálamo más desarrollada

respecto a la mujer.

Eso se ha interpretado de que puede ser la explicación

por la que los hombres, en general, tienen más deseo sexual

que las mujeres. O por lo menos diferente.

O por lo menos diferente. Viva la diferencia.

Al final eso es maravilloso.

Muchísimas gracias por haber estado con nosotros esta tarde.

Le podemos dar un aplauso al doctor. Gracias.

Nosotros vamos a seguir hablando de diferencias entre hombres y mujeres.

Si hago que los hombres y las mujeres viven de manera

muy diferente es el embarazo. Hablando de perpetuar la especie.

¿Quieren saber, por ejemplo, cómo lo viven ellos

o algunos de ellos?

Nuestra compañera Juliana nos lo va a contar.

Las mujeres, cuando decidimos ser madres sabemos que vamos a contar

con el apoyo incondicional de nuestras abuelas, primas, hermanas,

pero ¿y los hombres?

¿Con quién se desahogan ante los miedos e inseguridades

de la paternidad? Ay, si los hombres hablasen.

Hola, chicos, buenas tardes.

Soy mujer y todavía no soy madre. No sé si tengo cabida en esta charla.

-Claro que sí. Bienvenida a "Si los hombres hablasen".

Tenemos un montón de cosas que contarte.

Es un espacio para que nosotros podamos hablar de lo que sentimos.

Para sentir un apoyo, ayudarnos, acompañarnos en nuestras crianzas,

en nuestra masculinidad y aprender a ser

la mejor versión de nosotros mismos.

-Las mujeres tienen a su madre, a su prima, a sus amigas.

Tienen los grupos de lactancia. Nosotros ¿qué tenemos?

A nuestros amigos para hablar de fútbol, de política,

pero ¿de cuestiones de hijos con quién hablamos?

-Es un grupo totalmente alejado del machismo, de la frivolidad.

-Sin duda.

La experiencia de ser hombre y padre, por definición,

solo la puede vivir un hombre y un padre.

Por lo tanto, aquí nos reunimos los expertos de ser hombres y padres

para hablar de nuestras cosas.

No es un espacio de crítica ni de hacerle daño.

Es un espacio de construcción. -¿Seguro que aquí

no se despelleja a las mujeres? -No.

Aquí se puede hablar de conflictos de pareja,

como cualquier persona puede hablar.

Pero siempre con una idea muy clara.

Queremos ser mejores personas y mejores hombres.

Y sobre todo, mejores padres.

-¿Tu mujer qué piensa de que vengas a este tipo de grupo?

-Me apoya siempre.

De hecho, hay ocasiones en que las mujeres participan

en estos grupos y suman bastante.

-¿Hay alguno que le oculte a su mujer que viene a este grupo?

¿Da vergüenza reconocerlo? -No, yo creo que no.

Sobre todo a tu mujer.

Tal vez no lo cuentas en familiares o amigos.

-Javier, ¿sería conveniente que las mujeres también vinieran

a este tipo de terapias, vuestras mujeres que vinieran aquí?

-Yo creo que eso es el ideal.

No es una cuestión de género.

Que sea una cuestión de seres humanos.

-Eso está muy bien, pero ¿la práctica cuál sería?

¿Hablarías exactamente igual con la misma naturalidad

si tu mujer estuviera aquí sentada?

-No sé si sería exactamente igual.

Es más fácil desenvolverte en este contexto,

que a lo mejor si hubiera mujeres que, en un momento dado,

pueden introducir sus propias preocupaciones,

su propio entendimiento desde el punto de vista de la maternidad.

-Debido a los roles que la sociedad nos ha atribuido desde siempre,

nos estamos perdiendo un gran regalo,

ejercer la paternidad de manera consciente.

-Para saber cómo es la educación de nuestros hijos

creo que es importante saber, aprender cosas,

aprender de los demás, aprender que hay otros modelos,

aprender que hay otro tipo de educación, que se puede romper

con los arquetipos y condicionantes de los que procedemos nosotros.

-Aquí todos somos importantes. Aquí venimos a aprender y a crecer.

Cualquier padre que tenga dudas, miedos en su paternidad,

tiene un espacio aquí, con nosotros, donde va a ser acogido

y donde los hombres van a dejar de ser invisibles en la paternidad.

Ay, si los hombres hablasen. Ya han visto que hablan mucho

y de sus sentimientos también, igual que nosotros.

Está con nosotros Guillermo Fouce, psicólogo.

Buenas tardes y bienvenido. Buenas tardes.

Lo acabamos de ver. Es importante y necesario

que los hombres tengan reuniones para expresar sus sentimientos,

sus miedos, ante un momento tan importante como el de ser padre.

Es importante que reconozcan sus emociones

y que las compartan con otros.

Y después que las comportan también con las mujeres.

Que haya espacios para todo.

Que haya espacios para uno, para compartirlo con los hombres

o mujeres que lo compartan entre ellas

y que intercambien ideas y sentimientos.

Me ha sorprendido.

Es como si os diera miedo expresar vuestros miedos

y necesitarais este tipo de terapias para...

"Pues lo digo, yo también tengo miedo, estoy nervioso".

No sé si tanto terapia.

Es verdad que imitas, te animas.

Si ves que otros se emocionan, tú también.

Cuentas lo que te pasa, lo que tienes dentro.

Ahí culturalmente es el peso de no contar, no emocionarse,

no llorar, no sentir.

Y claro que están pasando cosas y hay que expresarlas,

hay que compartirlas.

Un poco lo que hace esto es ayudar, que unos y otros nos veamos...

Como tú lo has contado, me animo y lo cuento.

Y expresemos lo que llevamos dentro.

Vamos a cambiar radicalmente de tema.

Quiero que conozcan porque vamos a hablar de incendios.

Quiero que conozcan la historia de Antonio y Emma.

Tienen cinco hijos y lo perdieron prácticamente todo

en cuestión de minutos. Esta es su historia.

Yo escuché: "Fuego, fuego". Todo empezó a arder en segundos.

-Y tras el fuego solo hay cenizas.

Así ha quedado el hogar de la familia González.

Lo han perdido todo.

Los recuerdos y parte de su vida ahora están entre los escombros.

Emma, en pocos minutos perdisteis todo.

-Todo en un momento.

En segundos... Visto y no visto.

-¿Cómo recuerdas ese día? -Fatal.

Mucho miedo.

No saber reaccionar.

Salir corriendo con lo puesto, en ropa interior,

como estábamos acostados.

-Estabais todos, toda la familia. -Estábamos todos dormidos.

Es despertar, pegar el salto y decir...

Ver al niño entre llamas.

-¿Dónde comenzó el incendio?

-Empezó el fuego a las 5:45 de la mañana.

Yo lo único que sentí...

Los niños: "Fuego, fuego".

Me levanté de la cama corriendo y llegaba hasta el techo.

Lo primero que hice fue sacar a mis hijos fuera.

-¿Algo habéis podido recuperar? -Nada, nada.

Está todo quemado.

Como las puertas, la ropa...

Mira, el colchón quemado, zapatos, juguetes, todo.

No hay nada que se pueda aprovechar.

-¿Es la primera vez que vienes a esta habitación?

Para ti era imposible ahora que la ves.

-Fatal, fatal...

Fatal.

-Psicológicamente ¿cómo afecta esto a una madre

y a una familia con cinco hijos? -Mal, mal.

Ahora mismo, gracias a Dios estamos todos bien.

Pero ahora mismo el problema es la estabilidad...

Gracias a Cáritas y nuestro barrio, son los que nos han dado un techo.

Nosotros nos hemos visto sin nada. Sin poder meternos en ningún sitio.

Gracias a Cáritas tenemos dónde dormir.

-¿Cómo afrontas el futuro?

Intentar volver a mis niños bien,

que puedan sonreír, que vuelvan a estar como estaban.

Volver a su felicidad.

Como les decía, impresionante la historia.

Estamos en invierno, así que aprovecho

para pedirles que tomen todas las precauciones posibles,

porque en esta época aumentan los incendios domésticos

por estufas en mal estado, por mala combustión,

o por sobrecarga eléctrica, lo han visto con Emma y Antonio.

Por suerte, toda la familia está bien,

pero lo perdieron todo y el único objetivo que tienen

es volver a ser felices.

Guillermo, que sigue con nosotros,

esto es realmente complicado de superar.

Es difícil, pero se puede superar.

Esto es la primera cosa que hay que decirle a la gente.

No estamos libres ninguno que nos pueda pasar,

pero se puede superar.

Hay que pasar una serie de fases, una primera fase

en la que sientes dolor, toda la carga que ha pasado.

Esa pérdida, es decir, vuelvo a lo mismo,

lo importante es la familia, pero es una sensación de pérdida,

he perdido todo, he perdido mi vida.

Con algunos matices, porque algunas cosas

se van a poder recuperar, sobre todo, las simbólicas.

La primera cosa es lo material.

¿Puedo vivir, tengo una vivienda donde estar,

tengo una forma de vida, tengo algo que recupere

esos mínimos? La felicidad no da lo material, pero ayuda.

Ayuda a que si no tienes esos mínimos no puedas seguir hacia delante.

Una vez que superas eso, entran las pérdidas simbólicas.

Esto es lo más duro, por lo menos emocionalmente hablando,

la parte simbólica. Lo que más queda,

esa foto, ese anillo, ese recuerdo que tenía guardado

ese algo que estaba ahí. ¿Qué hacer?

Una de las cosas es recuperar una parte.

Quedan cosas que están calcinadas o parcialmente calcinadas

pero puedo recuperar parte de ellas.

Es reconstruir ese pasado, reconstruir esos recuerdos.

Primero, estamos hablando, del recuento

de las pérdidas materiales, luego ir a la parte simbólica,

intentar recuperar un trocito de foto,

reconstruirla, me parece interesante ponernos en contacto

con personas cercanas que puedan tener una foto de ese anillo,

y podamos tener una réplica, algo que no tengamos

ese desapego que nos hemos quedado absolutamente sin nada.

Una vez que hemos superado esta parte,

que hemos recuperado lo poquito que nos quede,

¿qué hacemos? También hay que asumir

lo que se ha perdido, esta es una fase necesaria.

Hay cosas que no puedo cambiar, nada va a ser igual.

A partir de ahí, una vez que se ha asumido,

es mirar una nueva esperanza, estoy con la gente que quiero,

y ver la parte positiva de lo ocurrido.

Además, la gente aprende y aprende cosas muy bonitas,

aprende habilidades y recursos que creía que no tenía,

ha sido capaz de superarlo.

"He pasado una situación muy difícil, pero lo he superado".

Cuando miro para atrás y veo que lo he superado,

veo que he crecido y que he podido enfrentarme.

Eso es muy bueno, la gente se siente fortalecida.

Necesitas futuro, ese hacia dónde voy.

Luego lo más importante que son los niños.

Este matrimonio, por ejemplo, tenía cinco hijos.

¿Cómo abordas este tema con los niños?

Depende mucho de las edades, pero una de las cosas

que yo diría es no ocultarles lo que ha pasado,

porque los niños, ha pasado algo importante,

y lo sienten y lo viven, y lo viven

desde el punto de vista emocional, hay que decírselo.

En la forma en la que ellos lo entienden.

Un niño muy pequeño va a entender que las cosas van a volver

a estar igual, y hay que explicarle poco a poco

que no van a volver a estar igual, pero hay que explicarlo.

Primero es que no se puede ocultar, no se les puede sobreproteger,

hay que hablar con ellos, dejar que expresen.

Adaptar el lenguaje, pero, claro,

ellos también han perdido. Es muy útil el dibujo,

que dibuje sobre lo que les ha ocurrido

o jueguen, con un entorno protegido, jueguen a que viene el fuego

y cómo nos enfrentamos al fuego, cómo volvemos a pasar

por eso que nos ocurrió, que nos asusta,

y que nos pone mal, para irnos enfrentando

y con la ayuda de mamá, de papá, con la ayuda de mis amigos,

de mis hermanos, pero no ocultarlo.

Hablar con ellos en los términos en los que ellos lo entiendan,

y también construirles ese futuro, vamos a tener otra casa,

vamos a poder salir adelante, vamos a ver lo positivo.

Entonces, por lo que me dices, no es quizá,

no es qué afortunado al que le pase una desgracia como esta,

pero es como nos ha ocurrido en otras situaciones,

cuando hablamos con personas que han superado enfermedades,

esto sí que hace que la escala de valores cambie,

que comparemos lo que antes le dábamos importancia y ahora

y nos haga salir adelante.

Al final crecemos por estas cosas.

Nos ayudan mucha más gente, podemos encontrar fortalezas,

y seguro que en unos días ellos puedan construir,

siempre que tengan donde vivir, cómo ganarse de vida,

y tengan los mínimos cubiertos.

Una vez que se tienen cubiertos, se sale hacia delante

y se sale con más fuerza. Agarrarse a lo que se tiene,

y sobre todo a la familia, que es lo más importante.

Guillermo, muchísimas gracias por haber estado con nosotros.

Nosotros continuamos, en unos segundos

va a estar Montse Parada con un nuevo remedio natural,

pero antes, no se pierdan esta curiosidad de la ciencia

que nos habla de bacterias.

Curiosidades de la ciencia.

Las varices afectan

a más de una cuarta parte de la población en España.

Por eso queremos hablar de ellas con todo un experto,

el doctor Leopoldo Fernández, buenas tardes.

El doctor Fernández Alonso es especialista

en angiología y cirugía vascular.

Durante más de 12 años ha tratado a 2 000 pacientes,

no sé si a todos en Pamplona. Sí, todos en Pamplona.

De paso, decimos de dónde viene, de Pamplona.

Lo primero, doctor, pregunta obvia, ¿qué son las varices?

Las varices son dilataciones de las venas

y que además se ven.

Este es un matiz importante, porque para que sean varices

tienen que verse, venas dilatadas.

Aparecen en las piernas por una razón muy sencilla.

La circulación en las piernas está compuesta

por dos sistemas, uno que lleva la sangre a las piernas

y otro que recoge la sangre de las piernas.

La sangre llega y luego tiene que volver al corazón

para volver a ser bombeada.

Las que recogen la sangre de las piernas son las venas.

Para que eso suceda, puesto que estamos casi siempre de pie,

existen una serie de mecanismos que hace que la sangre

vaya en ese sentido, de abajo arriba.

Suba. Y suba hacia arriba.

Cuando algún mecanismo de esos falla, la sangre no sube,

sino que se queda estancada dentro de las venas

y las venas se dilatan.

Esa dilatación es lo que da lugar a la variz,

y da lugar a que la variz se vea y a que dé los signos, los síntomas

de dolor y pesadez en las piernas.

¿Se pueden tratar? Tienen tratamiento.

Claro que se pueden tratar, se pueden tratar de varias formas.

Lo primero que hay que decir es que lo mejor

para tratar las varices, es prevenirlas.

Es decir, que no aparezcan.

Lo primero es evitar en lo posible estar mucho tiempo de pie,

evitar el sobrepeso, evitar el estreñimiento,

evitar usar calzado o ropa que apriete

y que pueda hacer que la circulación empeore

y aparezcan las varices.

Alguna de las técnicas que se usan son quirúrgicas,

pero hay técnicas, que son de las que vamos a hablar hoy,

que no son cirugía, que es la esclerosis de las varices,

que es pinchar las varices. La esclerosis de las varices.

El tratamiento consiste en pinchar la vena con una aguja,

como cuando a uno le sacan sangre porque se va a hacer un análisis,

se pincha la vena, y una vez que estamos dentro de la vena,

que la aguja está dentro, inyectamos en el interior de la vena,

a través de una jeringa un medicamento.

Ese medicamento, en vez de ser líquido,

tiene forma de espuma, por eso se llama

esclerosis con espuma.

Esa espuma al inyectarla dentro de la vena,

lo que hace es entra en contacto con la pared de la vena

y la endurece, la transforma como en una cicatriz,

de manera que la vena desaparece, desaparece de la vista.

Es exactamente igual que si vamos a un quirófano,

hacemos una herida en la piel y quitamos la vena,

pero no se hace en un quirófano y no es necesario quitar la vena.

Si una persona tiene muchas varices en las piernas,

¿se pueden quitar en una sola sesión o hay que ir poco a poco?

El tratamiento de las varices es un tratamiento

que requiere un estudio previo, exhaustivo,

hay que saber exactamente lo que uno se va a hacer

y se va a encontrar en el momento del tratamiento.

Por eso yo creo que es recomendable acudir a un sitio

donde a uno le estudian bien, le hagan una ecografía de las piernas,

para asegurarse de que se quitan las venas que están mal

y se dejan las demás que están bien.

No se trata de quitar venas, sino de quitar las que están mal.

Normalmente requiere varias sesiones de tratamiento.

Es un tratamiento que se hace en varias veces.

¿Este tipo de tratamiento

los puede tener cualquier persona?

¿Se puede someter cualquier persona o depende del tipo de...?

El tratamiento mediante esclerosis con espuma,

de los tratamientos disponibles,

es seguramente el que tiene

menos problemas,

porque no hay que usar anestesia, nunca se usa anestesia,

el paciente se va a casa inmediatamente,

y se puede decir que se puede aplicar en todas las varices

de todos los pacientes.

Lo que también es muy importante destacar es que las varices

no son únicamente un problemas estético.

Por supuesto, las varices nunca son un problema estético únicamente.

Es cierto que como las venas de las piernas

están muy cerca de la piel, si se dilatan, se ven,

pero se dilatan porque están enfermas.

Las varices son una enfermedad, que tiene un componente estético.

Si una persona empieza a notarse las piernas cansadas,

o que cicatriza mal y tiene úlceras, antes incluso de que aparezcan

debes acudir al médico y que te haga un estudio venoso.

Si uno tiene la sintomatología de las varices,

pesadez, cansancio, calambres, piernas hinchadas a final del día,

posiblemente esté desarrollando una enfermedad

que se llama la insuficiencia venosa crónica,

en el que están incluidas las varices.

Conviene consultar, porque muchas veces,

aplicando medidas sencillas se puede prevenir

que eso vaya a más, que llegue al final de la enfermedad,

que es la úlcera, que ya es un rollo.

Este tipo de tratamiento, después que lo has tenido,

¿tiene un postoperatorio, una serie de pautas

que tienes que pedir?

Los pacientes se incorporan a la vida normal inmediatamente.

Hay que seguir unas recomendaciones muy simples.

Hay que utilizar una media de compresión,

la gente la tiene que llevar, pero realiza una vida normal.

Muchísima gente que se trata con esta técnica,

viene del trabajo, se trata, y vuelve al trabajo,

no hay que interrumpir la vida, se puede seguir haciendo.

¿Suelen reaparecer las varices? ¿Vuelven a operarse?

Es muy importante saber que las varices no se curan.

Las varices se tratan, pero no se curan,

ni con esclerosis, ni con cirugía ni con ninguna técnica

que ahora existen.

Puede suceder que con el tiempo aparezcan varices en otro sitio.

No las que se han tratado, pero sí venas

que en este momento están sanas pueden desarrollar la enfermedad

y dentro de un tiempo, 1-2 años, aparecer de nuevo.

Si vuelven a aparecer, se pueden volver a tratar

con una técnica como esta, que es una técnica poco invasiva,

que no requiere ningún tipo de anestesia.

Uno no puede estar operándose de varices cada dos años.

Se puede estar haciendo tratamientos poco agresivos.

Que se eliminen y que puedan seguir haciendo una vida normal.

Como siempre, habláis de prevención, siempre que se puedan evitar,

quedan apuntados todos los consejos, muchas gracias, doctor.

(Aplausos)

Y precisamente el doctor De Benito se va con Montse Parada

porque si hablábamos que la prevención

es lo más importante, Montse hoy nos va a hacer un remedio

para prevenir esas varices.

¿A quién no se le hincha la vena de vez en cuando?

¿Quién no tiene alguna congestión venosa?

Pues estar tarde Montse, la doctora Parada,

nos va a hablar de un remedio muy útil

para prevenir precisamente el tema de las varices.

Vamos a preparar un gel de aplicación tópica, de la piel,

que va a ayudar a que no se hinchen las varices.

Lo vamos a hacer con el fruto de un árbol,

el castaño de Indias, son estas castañas.

Castañas de Indias, estas no se comen.

Estas son tóxicas, no se pueden comer.

Las vamos a usar para fabricar este gel,

porque llevan una sustancia que tiene

unas propiedades tónicas, aumentan la tonicidad de las venas

y evitas los edemas.

No sabía, tanto pasear con castaños de Indias por ahí,

vamos a ver qué aplicación tiene.

Además, también vamos a usar árnica.

Vamos a usar las propiedades, que nos va a ayudar

a resolver los hematomas,

a que no estén las venas tan azulitas.

Para eso también lo vamos a macerar en alcohol.

Lo primero que tenemos que hacer es triturar las castañas con alcohol.

Alcohol normal. Sí, de 96 grados.

Lo podríamos hacer con orujo también.

Eso simplemente lo vamos a triturar.

Eso se coge en herboristería. Sí.

Las castañas las vamos a recoger nosotros,

en los parques está lleno, es un árbol muy decorativo,

pero el árnica lo vamos a comprar en herboristería.

Inicialmente, le hemos puesto poco porque está ya dura.

Una vez que lo hemos triturado bien, con cáscara y todo,

lo vamos a poner en un bote de cristal,

y lo vamos a dejar reposar durante un mes en un sitio oscuro.

Un mes, un sitio oscuro, tapado.

Es lechoso.

Sí, es debido a la pulpa de la castaña.

Entiendo que esto ni por el alcohol ni por la castaña

no se debe comer, hay que mantener fuera del alcance de los niños,

no vaya a ser que lo confundan con un yogur.

Cuando ha pasado un mes, nos queda un líquido tal que así,

con todo el pósito debajo y este líquido.

Esto lo vamos a colar con uno de estos.

Lo vamos a colar, y una vez que hemos colado,

vamos a medir

tres partes del alcohol de las castañas

con una parte del alcohol del árnica, que hemos hecho lo mismo.

Hemos puesto árnica en un bote, lo hemos cubierto de alcohol,

y lo hemos dejado en un sitio oscuro.

El mismo alcohol.

Una vez que los hemos macerado,

los vamos a colar.

Vamos a poner tres partes del alcohol del castaño de Indias

con una de árnica.

Para que sea más fácil aplicarlo, vamos a gelificarlo un poco.

Esta vez cualquier espesante nos vale, por ejemplo, la gelatina.

Láminas de gelatina. Láminas de gelatina.

Nos va a ayudar a que sea más fácil aplicarlo.

Una vez que ha espesado, queda tal que así.

Es como un gel, este gel hay que aplicarlo

dos veces al día, por la mañana y por la noche,

dando masajes circulares, y de abajo hacia arriba,.

para activar la circulación.

¿No tiene ninguna contraindicación para niños, embarazadas?

Niños no tienen varices, así que no,

embarazadas tampoco sin que nos lo diga el médico,

las hemorroides tampoco.

Las hemorroides se ponen contentas con el alcohol.

¿Se podría utilizar?

Si hiciéramos una extracción de la escina

y lo pusiéramos en una pomadita.

De hecho, las pomadas antihemorroidales

llevan escinas.

Entonces hay que apuntar eso, cada cual tira para lo suyo.

Muchísimas gracias por este remedio tan utilísimo.

Vamos a buscar aplicaciones.

(Aplausos)

Muchísimas gracias a Montse Parada y al doctor De Benito.

Tan imprescindible como este gel que acaba de hacer Montse,

es seguir el consejo que nos trae a continuación

nuestro compañero Alberto, atentos. Elena, es imprescindible

saber que el agua puede tener beneficios para nuestros músculos.

-Sí, después de estar en agua caliente,

lo recomendable es darse una ducha de agua fría,

para que las piernas aumenten su circulación.

-No sean perezosos, después de agua caliente,

agua fría, ese es nuestro consejo.

Muy buen consejo, claro que sí.

Doctor De Benito no paras, ¿qué es esto?

Hoy no llevamos ni máscara, ni guantes ni nada.

¿Hoy en el "Locuratorio" estoy tranquila, seguro?

¿Sabes lo que es? Parece una peluca.

Parece un estropajo. Es lana de acero.

Tiene una textura como la lana, y es acero.

Lo que la gente no sabe es que el acero arde.

¿El acero arde? También arde,

es un metal y arde.

Esto lo hemos desarrollado aquí para ver cómo funcionan

las conexiones nerviosas, la transmisión,

cómo una neurona se comunica con otra,

le pasa información.

Lo queremos ver gráficamente con este ejemplo.

Esto con lo que nos ha contado el doctor,

¿esto es el cerebro de un hombre o de una mujer?

Puede ser de cualquiera.

Va a depender de cómo se propaga ese impulso nervioso,

si es entre un hemisferio y otro o si es de detrás hacia adelante.

Vamos a ver.

Siempre viene en función de la idea,

la idea surge de una chispa, de un impulso eléctrico.

Por ejemplo, este surge de que diga: ¿Qué tal me queda esto?

Mi cerebro enseguida empieza a pensar.

Aplica un polo, si aplicas un polo no funciona,

si aplicas el otro, tampoco funciona.

Sin embargo, si aplicas los dos, salta la chispa.

Sin fuego, porque esto transmite electricidad

de un punto al otro.

Esto no es peligroso, pero está saliendo fuego.

Se va quemando, va en busca de una idea.

En el caso de los hombres parece que somos monofocales,

vamos a una zona solamente del cerebro

y funcionamos sólo con un área. Así se propaga en vuestro cerebro.

Por un mismo hemisferio. Vamos viendo cómo se transmite

de una neurona a otra el chispazo, el impulso nervioso lo transmite.

En el caso de las mujeres, esa conexión es más rápido.

Esto se transmite

porque tiene hilos de acero,

transmite el impulso nervioso. Ponlo por delante.

A las mujeres se les ocurren varias cosas a la vez.

Yo pienso tú estás con eso, pero yo estaba con lo de delante.

Ahí está el efecto práctico, y lo hemos desarrollado en grande,

porque sucede en focos pequeños del cerebro.

¿Te importa que llame a nuestros dos cerebros?

¿Al masculino y al femenino? Me parece perfecto.

La doctora Borregón y el doctor Uribarri.

¿Tenéis unas castañas? Aprovechamos el cerebro.

Interesante lo que hemos contado en "Esto es vida"

e interesante cómo nuestros cerebros funcionan de manera diferente

según seamos hombres o mujeres.

Con esto nos quedamos, nos marchamos,

pero antes un último mensaje, doctores.

¿Quién empieza? Yo mismo.

Que tenemos cerebros diferentes, los hombres y las mujeres,

ni mejores ni peores, ni más listos ni tontos.

Afortunadamente, diferentes y complementarios.

Yo me quedo con las varices, el tratamiento de las varices

es importante, no sólo estéticamente,

sino porque es un problema médico, pueden producir

complicaciones más serias como insuficiencia venosa,

úlceras etcétera, entonces tratarlos a tiempo.

Yo me quedo, me ha impactado mucho el incendio,

el sentido de la pérdida cuando uno pierde todo,

y lanzar el estímulo positivo que desde las cenizas

se puede volver a renacer, volver a hacer las cosas

y tener ilusión por salir y volver a crecer.

Tenemos que darle valor a lo que realmente importa,

que a veces se nos olvida, y que no tenga que venir

una desgracia para recordarlo.

Con esto nos marchamos, así que después de "Centro médico",

por la tarde, volvemos aquí en "Esto es vida", cuídense, chao.

Esto es vida,

si le sonríes te sonríe cada día,

quiérete, mímate, día a día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 27/01/16

Esto es vida! - 27/01/16

27 ene 2016

Hoy en Esto es Vida! sabremos, de una vez por todas, en qué se diferencia el cerebro de los hombres y el de las mujeres. También les explicaremos qué son y cómo se quitan las varices.

ver más sobre "Esto es vida! - 27/01/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 27/01/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios