www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3449459
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 19/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

(Risas)

Lo acabamos de ver en "Centro médico".

Y lo siguen viendo.

La risa es muy buena para nuestra salud.

Pues bien... A ver si puedo.

Al final del programa de hoy, bueno, y al principio también.

Ya lo están viendo. Nosotros vamos calentando.

Vamos a practicar un poquito de risoterapia.

No se lo pueden perder.

Ellos están así porque ya hemos empezados un poquito,

pero vamos, que vamos a seguir con la risoterapia

porque esto es maravilloso. No me digan que no.

Pero vamos a contar más cosas.

Ellos siguen riéndose. Pues nada. Que sigan.

Por cierto, sabían. Miren qué rico lo que tengo aquí.

¿Sabían que hay personas...? Así yo no voy a poder.

...que solo comen alimentos crudos? Yo sé que no es muy divertido,

pero como están en plena risoterapia, ellos siguen.

También enseguida lo veremos.

Y más cosas.

Los dolores de oído y de cabeza...

(Risas)

¿Pero dónde le ven la risa a los dolores de oído y cabeza?

A ver qué les parece si les digo que pueden estar relacionados

con los dientes.

Sí. Bueno. En unos minutos se lo vamos a explicar.

No se muevan que arrancamos.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

Quiérete, mímate, día a día.

Hoy nuestro público ha decidido practicar la risoterapia

durante todo el programa, lo cual nos parece fantástico.

Como ya veremos en un ratito, esto es fantástico para la salud.

Nosotros vamos a empezar hablando de dietas.

Seguro...

Yo voy a intentar continuar.

Seguro que alguna vez han oído hablar de personas vegetarianas,

personas veganas, que ahora está muy de moda

entre algunas personas conocidas.

¿Saben lo que son los crudívoros o los crudiveganos?

¿No? No se preocupen, porque no son los únicos.

Me da a mí que los Casado tampoco lo tienen muy claro.

Cariño, adivina quién viene mañana a cenar a casa.

-¿Quién? -Los Peláez.

-¿Tus amigos vegetarianos? ¿Los que solo comen alfalfa?

-Sí. Pero tengo una buena noticia. Ahora ya no son vegetarianos.

-Qué bien, ya me veía comiendo alpiste con el Tontxu.

-Ahora son crudívoros. -¿Crudi qué?

-Crudívoros, Manolo, crudívoros. Que lo comen todo crudo.

-Ay, Tontxu... Tontxu, vámonos, que acabas de canapé de los Peláez.

-Ay, Manolo. Que lo comen crudo, no vivo, hijo.

-Yo no veo la diferencia. -Porque estás muy poco leído.

Los crudívoros comen fruta, verdura, carne, pesado.

De todo, pero lo comen crudo. Sin cocinar.

-Ah, ¿sin cocinar? Haber empezado por ahí.

Mañana hago yo la cena. -Qué chispa tienes, Manolo.

Explica al pájaro qué es lo de ser crudívoro que el pobre se ha quedado

de un rígido del susto... -Está tenso.

Ahí dejamos a los Casado. No sé si con esta explicación

ha quedado muy claro qué significa exactamente

ser crudívoro y además crudivegano, que es realmente

de lo que vamos a hablar.

Para que no nos quede ninguna duda nos acompaña Yordos Ioannidis

creo que lo he dicho bien, ¿verdad? Exactamente, así es.

Bienvenido. Buenas tardes.

Él es chef del primer restaurante en Europa crudivegano.

También nos acompaña Mercè Passola. ¿Cómo está? Buenas tardes.

Muy bien, muchas gracias. Mercè tiene 73 años.

Está así de estupenda.

Lleva 24 años, si no me equivoco, con esta dieta crudivegana.

Sí.

En estos 24 años, Mercè, ¿cuántas veces ha ido al médico?

Una.

Pero no quiere decir que no tenga cosas.

Sus cosillas tiene. Tengo mis cosas

que las voy arreglando con la alimentación.

Vamos a explicarlo, primero, porque como yo decía,

no sé si queda muy claro vegetariano, crudívoro, crudivegano.

¿Qué es exactamente ser crudívoro, en este caso crudivegano?

Crudivegano sería comer los alimentos sin cocinar.

No a altas temperaturas que sobrepasan los 40 grados.

Eliminando, por supuesto, las proteínas animales,

alimentos procesados, gluten, lactosa...

Es decir, que de todo lo que hemos puesto aquí,

hay cosas que un crudivegano... un crudívoro sí,

pero un crudivegano no comería, como la carne o el pescado.

Exacto. Nada de proteína de origen animal.

Nada de huevos.

Están los vegetarianos que no comen carne y pescado,

pero comen huevo, queso...

Luego están los veganos, que no consumen ninguna proteína

de origen animal. La carne y el pescado, no.

El restaurante, como decía, el primero en Europa

con este tipo de dieta se llama "Crucina", de cocina y de crudo,

pero, como digo, en tu cocina no entre ningún tipo

de alimento que tenga origen animal. Nada.

Ni leche, ni queso, parece complicado, ¿eh?

No se cocina y además es todo crudo.

Pero nos vas a explicar enseguida cómo es posible hacer

un montón de recetas.

Yo veo que mucha gente hace dietas variadas.

El ser humano, el cuerpo humano, el intestino se adapta

a cualquier situación.

Todo es cuestión de acostumbrarle.

Luego, a lo mejor evolutivamente habría que ver

si es más o menos sano.

Harían falta un paso de años y generaciones

para saber si es mejor o peor.

Se ven muchas personas que cambian sus hábitos nutricionales.

Generalmente los cambios bruscos requieren un periodo de adaptación.

Lo que comentaba Mercè, tiene muy buena salud.

Pero el que esté pachuchillo que vaya al médico.

Que algún médico sale bueno también. Hombre, claro, por favor.

Yo no sé si los Casado lo tendrán más claro

esto de la dieta crudivegana o crudívora.

(Pájaro)

Cariño, ¿tenemos preparado el menú ese para los bávaros?

-Ay, crudívoros, Manolo, crudívoros.

Sí, pero tengo una duda. ¿Aceite de oliva puedo usar?

Lo digo porque como está procesado. -No lo sé.

Les pones una aceitunitas, que crudo seguro que está.

-Tengo otra duda también.

Quería poner un puré de rábano y zanahoria,

pero ¿triturar se considera cocinar? No sé.

-Lo importante, cariño, es si conservan todas sus propiedades.

-Manolo, todas menos una. La solidez.

-De verdad... No te entiendo a veces. -De verdad, Manolo...

¿Qué más te puedo decir? Ah, tengo otra duda.

¿Los crudívoros pueden comer jamón serrano?

-Pues no lo sé. -¿Y vino?

¿Y un filetito de ternera muy poquito hecho?

-Mira. Los crudívoros no lo sé, pero Manolo Casado,

que soy yo, desde luego que sí.

Soy omnívoro por parte de madre y si no como carne

parece que no he comido. -Ay, Manolo.

Y yo pregunto, ¿y si compramos una pizza en el supermercado

y se la damos sin descongelar?

(Risas)

Creo que no va por ahí el tema, por los congelados, pero bueno...

Yordos, como decía, nos ha traído algunas de las recetas

que hacen en su restaurante, en Crucina, para que entendamos

un poquito mejor qué tipo de alimentos se pueden tomar.

Y lo primero, Yordos, quería que nos dijeras...

¿Por qué crudos? ¿Qué beneficios tiene?

Principalmente crudo podríamos decir que es sinónimo de comida viva.

¿Por qué decidiste empezar esta dieta?

Normalmente se empieza por problemas de salud.

¿Ese fue tu caso? Ese fue mi caso.

Y el cambio fue tan radical, porque lo hice de un día para otro,

y me encontré tan bien... ¿De un día para otro

dijiste que no volvías a cocinar nada?

¿No vuelvo a tomar nada de origen animal...?

Y la verdad es que este cambio me fue tan bien que pensé

que debía continuar. En aquellos momentos aquí no había nadie.

Tuve que investigar y aquí estoy. Es cierto que mucha gente a lo mejor

empieza a hacer estos cambios de alimentación

fruto de que se encuentra mal, como ha dicho Mercè,

pero a veces también el mero hecho de estar en ayunas

24 o 48 horas es carminativo para el cuerpo. No viene mal.

Estamos comiendo... ¿Cómo?

Carminativo. Te limpia. Te depura. Sí, pero no es una dieta de dos días

de estar empachada, son 24 años... Me refiero que inicialmente

esa mejoría súbita que uno experimenta...

Es que hemos hecho un parón en el aparato digestivo para que descanse.

Unas vacaciones, y suele venir bien.

Generalmente tenemos buenas reservas nutricionales.

No pasaría nada por estar... (PÚBLICO RÍE)

Vosotros también. Hoy están con risoterapia, Luis...

Hoy tenemos un público muy fácil para cualquier chiste.

Veo algunos que están más orondos que yo...

Lo que yo no sé es si los Casado tienen ya las recetas

y ya saben qué les van a poner a los Peláez.

A ver, cariño, están a punto de llegar los Peláez

y no tenemos nada preparado. ¿Qué hacemos?

-Mira... -Hombre, car...

Pero elabora un poquito... -Hala.

-Ya tenemos el primero. Y de segundo ¿qué?

-De segundo huevo y patata. -¿Y eso qué es?

-Hijo, por favor, pues una tortilla apta para crudívoros.

Yo la llamo torticru de patacru. Me lo he inventado yo.

-Pero ¿y quién se va a comer eso?

Una tortilla sin cebolla no es una tortilla.

-Hala, pues ya está.

Bueno... Creo que no va exactamente por ahí como estamos viendo,

pero como a veces podemos estar un poquito perdidos

y podemos terminar tirando una patata y una cebolla cruda

y ponérsela a un crudivegano, Yordos nos va a explicar

qué es lo que podemos hacer para quedar fantásticamente

con los Peláez o con cualquier crudivegano que venga a casa.

Perfecto. Podemos empezar con los maki, enrollados de nori

secados al sol, no tostados, rellenos con coliflor

que da el aspecto de arroz pero no es arroz.

También tiene aguacate mantequilla y unas hojas verdes.

Qué bueno.

¿Y el tiramisú? Es uno de los platos estrella.

Todos los postres crudos los llamamos placeres sin culpa.

Es un sueño para alguien poder tomar un postre que no engorda.

Pues vamos, si te parece, a realizar la receta que decíamos.

"Calabacineti" con pesto. Calabacín espagueti.

Yo os lo digo a los dos. Estamos practicando...

Ve, si te parece, realizando... Es un espiralizador japonés.

Mercè este tipo de cocina...

Esto, así es más fácil, pero así lo ven en casa.

Con el espiralizador japonés hacemos la pasta de calabacín.

Aquí vamos a ver cómo estos calabacines se convierten en eso,

con ese aspecto de espaguetis. Tenemos bastantes aquí cortados.

¿Qué salsa le vamos a añadir? Vamos a hacer un pesto

con higos secos. ¿Qué necesitamos?

Lo vamos metiendo... Tenemos la albahaca.

Vamos a poner los higos...

Un poquito de ajo...

Mira qué pedazo de espagueti nos ha salido de calabacín.

Y un poquito de aceite. Una salsa pesto.

Supongo que este calabacín va así, en crudo. No se hierve ni nada.

Exacto.

¿Qué tipo de recetas te gusta realizar en casa?

Tienes un libro de recetas crudiveganas. Tantos años...

Ya eres toda una experta.

Yo he cambiado mucho.

Empecé con mucha elaboración. Es lógico.

Tu cuerpo te pide llenar el estómago y entonces hacía muy elaborado.

Ahora ya lo hago todo muy sencillo. Tu plato favorito crudivegano es...

A mí me encantan los batidos. Los batidos verdes.

Abres la nevera y metes... y para dentro.

Y me gusta mucho el calabacín.

Y el pepino. Qué rico.

Sanísimo, ¿verdad, doctor? Hombre...

Cada uno de los alimentos que está diciendo, por separado,

son bastante sanos. Las propiedades nutritivas

las hemos visto con el sésamo y muchos alimentos.

Lo que hay que ver es si esto adquiere buen sabor.

En fin, uno se acostumbra al gusto. Les hacemos comer a los niños

hamburguesas veganas y tiene que entrar por los ojos

y agradar al gusto. Y el conjunto seguramente sano.

Ya tenemos aquí la receta. La salsa pesto la acabamos

de realizar en dos minutos: higos, ajo y aceite y albahaca...

Los espaguetis, supongo que será mezclar...

mientras vas mezclando, una última duda que me surge,

no sé si me la puedes responder porque Yordos también eres médico...

o el doctor De Benito, es, si no tomamos nada de origen animal,

¿de dónde sacamos las proteínas? ¿O es que no son necesarias

las proteínas que nos aportan los animales?

Lo que llamamos vitaminas son aminas activas.

El cuerpo humano no las puede sintetizar.

Tienen que venir de la dieta. Por eso se llaman vitaminas.

Son aminas que necesitamos ingerirlas con la dieta.

El cuerpo humano no las sintetiza.

Siempre es controvertido en las dietas vegetarianas

el concepto de... la vitamina B12, por ejemplo.

La B12 los vegetarianos estrictos que se la tienen que inyectar

o tiene que tomar suplementos de vitamina B12

porque los alimentos que consumen no son excesivamente...

Pero las proteínas, ¿esas las podemos suplir con otro tipo...?

En general... Sí, mira, Cristina. Si hay algo que nos ha enseñado

la historia es que el ser humano se puede alimentar de muchas maneras

y a lo largo de la historia de muchos tipos.

Actualmente hay gente que come insectos y sobrevive.

En África hay gente que come solo una vez al día,

porque no pueden para más y etc. Nos damos cuenta que la posibilidad

de sobrevivir del ser humano, el intestino del ser humano,

se adapta a prácticamente cualquier alimento.

Y esto, probablemente, es una comida sana.

Habría que ver si es totalmente completa.

No me digáis que no tiene una pinta... espectacular.

Yo le doy las gracias a Yordos por haber estado esta tarde

y también a Mercè. Si os parece se lo voy a llevar a los Casado

que les veía un poco perdidos.

Mirad, ya tenemos receta para los Peláez.

Y muy atentos, chicos, porque vamos a dar unos consejos

que sirven para todos: crudiveganos, veganos, vegetarianos, los Casado,

para los omnívoros y para todos. Muy atentos.

¿Es usted de los que descongela los alimentos a temperatura ambiente?

¿De los que corta la lechuga con cuchillo de metal?

¿O de los que echa aceite en el...? -Error error error, Alberto.

No se te ocurra poner el aceite.

Hoy te he visto hacer bastantes cositas medio mal.

Son típicos errores que hacemos todos los días en la cocina,

te voy a dar algunos tips para que no los hagas.

-Y yo te lo agradezco.

Iba a echar aceite en el agua de cocer la pasta.

-Ni se te ocurra. Es un error supercomún que hacemos

cuando cocemos la pasta.

Si pones aceite... la pasta, al cocinarse,

se queda como una capa impermeable, una capa impermeable,

y después no permite que absorba el sabor de la salsa

que le ponemos a la pasta. -O sea que este gesto

de echar aceite en el agua de cocer la pasta... no.

-No. Definitivamente no. Error. -Vamos a apagar esto.

-Vi que estabas cortando la lechuga con cuchillo.

-Sí, esto lo hago siempre. -Error error error.

Te voy a decir lo que pasa. El metal con el contacto hace que se oxide

más rápido y se pone negra. ¿Nunca has visto a las abuelas?

Lo que tenemos que hacer es hacerles caso a ellas.

Trocear la lechuga con las manos y así la ponemos en la ensalada,

pero nunca meter el cuchillo.

-Huevos que los comemos habitualmente.

¿Qué hacemos con ellos? -Que no hacemos con ellos más bien.

Lo que no debemos hacer es lavarlos antes de guardarlos.

La cáscara es muy porosa y al lavarlos

queda expuesta y se pueden meter microorganismos que son pésimos

para la salud como salmonela o cosas de esas.

-Tomo nota. Tengo una curiosidad. Yo congelo mucha carne.

No sé si hago bien el proceso de descongelar.

-Te voy a decir... Hay mucha gente, no sé si te pasa a ti,

que lo descongela a temperatura ambiente.

-Soy yo. -Si lo dejas aquí afuera

la capa externa se calienta aunque lo de dentro sigue congelado.

Esa capa externa caliente es el lugar perfecto

para que se desarrollen todo tipo de bacterias

y cosas que te pueden hacer daño.

Para descongelar siempre hay que ponerlo

en la parte más baja de la nevera.

O también lo puedes sumergir en agua fría.

-Vale, para descongelar parte baja de la nevera o agua fría.

-Y ya que tenemos la nevera abierta, los alimentos crudos

los tenemos que poner en la parte de abajo

y los alimentos cocinados en la parte de arriba.

La carne, el pescado y todo eso muchas veces escurre.

Y nos puede contaminar el alimento ya cocinado.

-Cerramos la nevera, que este es truco de madre, que gasta luz.

-Otra parte muy importante de la cocina es economizar.

¿Qué harías con el agua de cocción de estas verduras?

-Tirarlo. -Lo que hacemos normalmente.

Pues no. La podemos aprovechar. Se quedan muchas vitaminas

de las verduras que estamos cociendo. La podemos usar para sopas,

para guisos o para cualquier cosa que requiera agua en la cocina.

-Eso es economizar. -Eso es economizar.

-Tanto hablar de comida tengo el estómago que me está haciendo...

-Tengo lo perfecto para ti. Un supersmoothie...

-No te falta de nada. -Fresa, piña y sandía. Buenísimo.

-Pues brindamos. Por los trucos.

-Todos los días se aprende algo nuevo.

-Y por cumplirlos. Salud. -Salud.

Qué rico. Ramón Sánchez Ocaña, buenas tardes.

Bienvenido una vez más a "Esto es vida!".

Vamos a dar consejos. Hoy un consejo muy útil

que nos va a dar Ramón Sánchez Ocaña sobre qué hacer

si se nos clava una espina cuando estamos comiendo.

Sí, es un accidente bastante frecuente

y que muchas veces no sabemos qué hacer.

Realmente lo que hay que hacer,

primero, es llevar a quien tenga la espina clavada

a una buena fuente de luz y luego, para tener más campo visual,

es útil coger una cucharilla y aplastar la lengua hacia abajo

para ver mejor. Con mucha luz y con unas pinzas muy finas,

si se ve la espina, hay que sacarla. Si se ve.

Si no se ve no se puede intentar sacarla a ciegas

porque se daña, seguro, la garganta. Ponernos a pellizcar...

Si no sale el truco que hay que emplear siempre

es darle miga de pan y que la coma poco masticada.

La miga arrastra y va a arrastrar la espina hacia el estómago

y hacia el tubo digestivo. Esto si que lo había oído,

pero no sabía si era cierto. Vamos a ver si nos ha quedado claro.

Lo que hay que hacer es abrir a la luz para intentar verlo.

Después bajar la lengua con el mango de una cucharilla

e intentar sacarla si se ve.

Si no se ve es muchísimo mejor ir a un centro sanitario.

Entre otras cosas porque tienen mejor luz, mejores instrumentos

y una habilidad que nosotros no tenemos para estar enredando.

Claro y consejo útil que nos da Ramón Sánchez Ocaña.

Muchísimas gracias, Ramón, por haber estado con nosotros.

Esto que voy a contar, tengo clarísimo que Ramón lo sabe,

pero no sé si ustedes lo sabían.

¿Sabían que el dolor de oído o el dolor de cabeza a veces

puede ser producido porque apretamos demasiado los dientes?

¿O porque los rechinamos? ¿No? Ramón sí que lo sabía, ¿verdad?

Bueno, pues esto a veces pasa de una manera involuntaria,

lo de rechinar y apretar los dientes,

y tiene un nombre. Tú sabes cuál es, ¿verdad?

Bruxismo.

Y Joana, nuestra compañera, nos lo va a contar.

Soy María. Hace un año y medio vine al dentista

debido a que tenía un dolor mandibular horrible

y me detectaron bruxismo.

-María, por lo que veo, tienes dos férulas.

-Sí. Esta es para el día. Cuando fui al dentista porque yo,

al dormir, apretaba muchísimo los dientes y me recomendaron

la de noche que utilizo siempre. -La que te acabas de quitar.

-Sí. Esa la utilizo siempre por las noches.

Y por el día, como me estreso trabajando,

me recomendaron esta que uso por el día.

Es más blandita y no me desgasto los dientes y no se nota nada.

-Te levantas, te quitas la férula de la noche...

-Y por el día llevo esta.

-Te vas a poner la férula porque te vas a trabajar.

Como puedes ver no se nota nada.

-El bruxismo es el acto de apretar y rechinar los dientes

de forma involuntaria. -¿A que le suena bruxismo?

-Hombre, no sé, no me suena nada. -Nunca lo he escuchado.

-¿Bruxismo? Que se hace así con los dientes en la noche o el día.

-Hay muchísima gente que sufre bruxismo y no lo sabe.

¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo podemos detectarlo?

-Pues un bruxómano que sea bastante avanzado su bruxismo

por la mañana se suele levantar con mucho dolor en la mandíbula

incluso le puede llegar a doler la cabeza.

-Hola, doctora, buenos días. -Hola, Carmen, ¿qué tal? Siéntese.

Carmen, cuénteme un poquito qué le ocurre.

-Pues es que últimamente noto

que los dientes de abajo se están desgastando.

-¿Por qué has venido a la clínica?

-Últimamente notaba que se me estaban gastando los dientes de abajo

y me dolía mucho la mandíbula. -¿Cuáles son los tratamientos?

-Usar férulas como esta, por ejemplo,

que no corrigen la posición mandibular

pero si hacen que los dientes no se desgasten durante el día

si el paciente no puede controlar ese apretamiento en periodos de estrés.

Después, en la noche, hay otras férulas que colocan la mandíbula

en una posición más relajada y evitan el desgaste oclusal

y son unas células como esta. ¿Qué tal estás?

-Bien. -Ya tenemos aquí la férula.

-Vamos a probártela.

Lo que me tienes que decir al principio es los contactos.

-Mónica, primer día que te pruebas la férula.

Te la llevas a casa... -Sí.

-¿Estás contenta? -Sí, muy contenta.

-¿Qué síntomas tenías

que te hicieron sospechar que podía ser bruxismo?

-Realmente, no es que tuviera muchos dolores, pero después

de jornadas de trabajo con estrés, me notaba un poco de carga

en la zona de la mandíbula

y decidí venir a ver qué era lo que podía ser.

Imagino que tendré que volver en unos días o en unos meses,

para ver qué tal me va funcionando.

Ya sabemos qué síntomas tiene el bruxismo,

¿habían oído esta palabra?

Los que lo tienen, como por ejemplo yo misma o el director,

seguro que lo habían oído.

Por cierto, doctora Borregón, doctor Uríbarri, ¿qué tal?

¿Por qué bruxismo? ¿Por qué se llama así?

Es una palabra que viene del griego que quiere decir "rechinar".

Se llama así porque lo que hacen las personas con bruxismo

es, por la noche, sobre todo, cuando están dormidas,

inconscientemente, rechinan los dientes

por eso luego te duele la cabeza, la articulación,

tienes como agujetas en toda la zona.

Gente muy nerviosa, ¿no?

Hay gente que no es nerviosa, pero por la noche se les contrae.

Incluso, al abrir la boca, no se abre bien...

(Risas)

Ya estamos con la...

Preparaos, hoy estamos en el programa de la risoterapia

y está todo el mundo calentando para el final del programa

y en cualquier momento, se empiezan a partir de risa.

La férula es lo que te recomiendan y lo que te protege...

Para proteger. Para evitar el bruxismo.

(Risas)

Hace que los dientes de arriba no choquen con los de abajo

cuando estás durmiendo, sobre todo.

Vamos a hablar de una serie de hábitos que se suelen hacer

y todos pensamos que son buenos para evitar el bruxismo...

(Risas)

Y estamos equivocados.

¿Os apetece jugar? (PÚBLICO) ¡Sí!

Vale, ahora voy a sacar a dos, ¿esto os va a hacer gracia también?

(Risas)

Dos voluntarios que jugarán con nosotros.

(Aplausos)

Hoy el juego es aconsejable o desaconsejable.

Nos vais a ayudar. ¿Cómo os llamáis? Yo me llamo Aitor.

Aitor... Carmen.

Y Carmen. Esto no tiene gracia, ¿no?

Decir bruxismo, sí.

(Risas)

Pero decir Aitor y Carmen, no. Esto es lo que tiene la risoterapia.

Vamos con el primer hábito,

que consiste en comer o masticar cosas duras o dulces,

¿es aconsejable o desaconsejable?

Por ejemplo, masticar un boli, tener cosas en la boca,

masticar los caramelos... ¿Qué os parece?

Es un hábito aconsejable o desaconsejable.

Nuestros dos voluntarios piensan que desaconsejable...

Hala, qué de rojos. Algún verde hay, ¿eh?

Muy poquitos piensan que es aconsejable,

aunque alguno hay.

Por la otra grada, casi todos desaconsejable.

Bueno, comer chicle es... Un redoble...

Comer cosas duras. Ay, perdón.

Comer cosas duras es... Desaconsejable.

(PÚBLICO) ¡Bien! Habéis acertado.

Si estás todo el tiempo mordiendo,

es gente nerviosa que se cree que de esa manera se alivia,

pero todo lo contrario, si estás así,

fortaleces toda la musculatura de alrededor

con lo cual, te duele más la cabeza, entre otras y, encima,

si tomas cosas dulces, peor todavía, porque encima te salen caries.

Paloma, ¿cómo se hace? ¿Cómo es eso que has hecho?

¿Qué quieres? ¿Qué muerda?

(Risas)

¿Qué muerda boli? (RÍE) Ahora voy yo...

(Risas)

Ahora voy yo... Lo suyo es más grande.

El segundo consejo. Siguiente hábito.

¿Es o no es bueno el chicle

para relajar la musculatura de la mandíbula

y disminuir el bruxismo? Aquí tengo un chicle.

¿Qué os parece? ¿Aconsejable o no aconsejable?

¿Desaconsejable? Aitor, ¿qué piensa?

Aquí hay más duda. Disparidad de opiniones, sí.

Pues siento deciros a los verdes...

(Redoble)

Redoble... ¿Para qué?

Ya ha dicho: "Siento deciros..." No, los verdes y a los rojos...

Nos has quitado... Toda la tensión.

Toda la gracia. No es bueno.

Como decía Paloma, comiendo chicle

estás utilizando la musculatura de la mandíbula

y, al final, es peor. ¿Cómo es?

(Risas)

Uy, los doctores, cómo están hoy... ¿No se puede comer chicle?

No sé dónde tirarlo. ¿Cómo que dónde tirarlo?

Perdona, unos médicos muy simpáticos en "Esto es vida!"

me contaron que te podías tragar el chicle y no pasaba nada.

(Risas)

Bueno...

Accidentalmente, pero no aposta. Me llevo tragando chicles un mes.

(Risas)

¿Ah, sí? Me dijisteis que era un mito.

Se te nota, Cristina. Uy, la madre... Bueno, en fin.

Así estás. (RÍE) Siguiente hábito.

Es bueno comer pipas y comerse las uñas

para relajar la musculatura de la mandíbula

y para mejorar el bruxismo. Y para ir al fútbol también.

¿Aconsejable o no aconsejable? Desaconsejable...

Aquí, casi goleada.

(Redoble)

Ha sido por darle ánimos, pero...

El 99 % tenéis razón, no es aconsejable.

Ahora, además del chicle, le vamos a dar pipas.

Es otra forma de contraer la musculatura,

hacer trabajar la musculatura de la mandíbula no es bueno,

no relaja. No relaja en absoluto.

Ya saben, consejos que tienen que seguir

y los que tienen que dejar de hacer si tienen bruxismo

o acaban de descubrir que lo tienen y ni lo sabían.

(Risas)

A ver si esto les hace gracia,

vamos con uno de nuestros imprescindibles de "Esto es vida!".

¿Saben que hay comidas que nos mejoran la digestión?

¿Lo sabían? ¿Sí? ¿No?

El "Imprescindible" de hoy es lo que hace.

Nuestro "Imprescindible" de hoy es la manzana.

Gema Cabañero, nutricionista,

¿por qué es tan importante la manzana?

-Porque tiene pectina

y la pectina nos ayuda, cuando se toma cocida,

a bajar las inflamaciones del aparato digestivo.

-Ya saben, una manzana al día es nuestro "Imprescindible" de hoy.

Siempre recordamos que la piel

es un órgano que se regenera continuamente

y que hay que exfoliarla bien para que esté suave,

así que le hemos pedido a nuestra doctora en Farmacia,

Montse Parada, que nos haga un exfoliante natural.

Vamos a necesitar aceite de coco, que lo tenemos al baño maría,

porque el aceite de coco a temperatura ambiente

suele ser sólido o semisólido,

y para poder mezclarlo mejor, mejor que esté líquido,

miel, azúcar, que luego veremos

dependiendo del tipo de piel qué azúcar usamos,

semillas de granada y un poco de piel de naranja.

¿Cómo vamos a elaborarlo?

Vamos a mezclar una cucharita de cada uno de los componentes.

La misma cantidad de cada uno.

Lo que te decía antes del azúcar,

si queremos un exfoliante para el cuerpo,

usaremos un azúcar con el grano grueso,

normalmente, el azúcar moreno tiene el grano más grueso,

entonces, la exfoliación será un poco más profunda.

Si queremos hacerlo sobre una piel más suave o para la cara,

lo haremos con azúcar blanco, incluso, con azúcar glas.

Lo mismo haremos con la semillas de granada,

las trituraremos, más o menos, dependiendo

de la acción más o menos agresiva que queramos darle.

Entonces, ponemos una cucharita... Un poquito más...

Si la piel es más sensible, ¿también el grano más fino?

Sí, para que no sea tan agresivo el peeling.

Perfecto. Una cucharada de miel...

¿Esta misma? Para no ir mezclando...

Más cosas. La granada...

Esta no está triturada, la otra sí.

Te doy la triturada, ¿verdad? Sí, mejor la triturada.

Puedes echarla todas si quieres. ¿Toda?

Más o menos, sí. Vale, un cuenquito.

E igualmente, una cucharada sopera de azúcar.

Una cucharada sopera, entonces. Sopera, sí.

Hemos dicho que grano grueso para el cuerpo, fenomenal.

Por último, la piel de naranja.

La piel de naranja... Ya puedes tirarla toda también.

Nos va a aportar los antioxidantes necesarios

para que la piel esté en óptimas condiciones.

La granada tiene un poder astringente

y evitará que el peeling nos irrite la piel.

Esta poquita de rojez que nos queda después de un peeling,

la granada nos ayudará que no vaya a más, que no se irrita la piel.

Y esto es importante ponerlo en la ducha.

Porque, claro, vas a notar que es pringoso, así de claro.

Como si fuera el gel.

Siempre digo que el día que te exfolias,

en vez de gel de baño,

te das con el exfoliante que ya te limpia.

Aquí, lo que vamos a hacer, pruébalo tú también,

verás que tiene un grano bastante grueso.

Vamos a aplicarlo dando masajes circulares

en la zona del cuerpo que nos interese y ves cómo va rascando.

Así nos va eliminando la capa de piel muerta que tenemos,

la más seca.

Luego nos enjuagamos,

nos enjabonamos normalmente

y, al salir de la ducha, muy importante la hidratación.

Porque la piel hemos quitado las capas de células muertas,

hemos dejado la piel lisa y hay que hidratarla.

Y ahora que la tenemos tonificada, con los antioxidantes y todo, ideal.

¿Cuánto tiempo nos dura esto?

Tenemos que prepararlo al momento.

Si nos sobra, lo podríamos usar todo el día,

pero como no vamos a exfoliarnos más de una vez a la semana,

vamos a tener que ir preparándolo cada vez.

Lo que podemos tener guardados es cada uno de los ingredientes

por separado tranquilamente.

Vale, nos ha salido bastante, pero como esta para todo el cuerpo,

básicamente nos da para hoy. Sí, lo usamos para todo el cuerpo.

Perfecto.

Montse, muchísimas gracias. Un remedio natural.

Ya saben, exfoliarse, no hay excusa para no hacerlo.

Muchísimas gracias. Gracias.

Muchísimas gracias a Montse y a la doctora Borregón.

Para tener un buen aspecto, a veces, no son suficientes las cremas.

Fernando Ballesteros nos cuenta otros métodos para estar guapos.

Buenas tardes.

Nutricionista.

Vamos a hablar de nutricosmética, vaya lío.

¿Es nutrición o cosmética? -Nutrición y cosmética,

todo está dentro de lo mismo.

El pilar de cualquier tratamiento nutricosmético

es un diagnóstico por un especialista.

-¿Vamos a ello? -Vamos con ello.

-Lo primero este aparato. ¿Qué es?

-Pues este es un escáner facial que vamos a hacer

donde vamos a ver diferentes capas que hay debajo de la piel

y vamos a ver cómo los productos de nutricosmética

pueden llegar a nutrirla y empezar a regenerarla.

-¿Aquí se ve el daño solar que he sufrido?

-Sí, lo vamos a ver ahora. La piel tiene memoria.

Mira al espejo que tienes enfrente y quédate así un poquito.

Perfecto.

Ya lo tenemos.

-¿Qué está haciendo?

-Está analizando las ocho capas debajo de la piel.

-¿Esta segunda máquina qué analiza?

-Analizamos el factor neuroendocrino.

-Esto es hormonal. -Esto es hormonal.

Toda la parte interna que está causando la alteración estética.

Apoya la frente así, aguanta así un poquito.

-Qué susto, ¿no?

-Ahora dejamos que este realice.

Aquí también vemos las arrugas.

-Es espectacular la definición que tiene.

-Si la piel no está hidratada,

nos va a salir todas esas escamitas blancas.

Las que estamos viendo aquí. -Vamos, que suspendo.

-Te descalzas, te quitas los calcetines también.

-¿Qué se va a analizar aquí?

-Este es un sistema de bioimpedancia

donde vamos a ver cómo tienes el nivel de grasa,

de masa muscular y de líquido en cada una de las áreas del cuerpo.

-Gema, esto da un poco de susto. ¿Qué es?

-Esto es para hacer una fotografía de la córnea.

-¿Por qué?

-Porque en la córnea casi toda su totalidad es colágeno.

Cuanto menos colágeno tengamos en el cuerpo,

más arrugas, más líneas de expresión.

Lo bueno es que, una vez que empiezas el tratamiento,

vamos haciendo evaluaciones mensuales para ver un antes y un después.

-Y vamos a ir a atajar el problema de raíz a lo que necesitamos.

-Eso es.

Están los resultados. -¿Cómo ha ido?

-Vamos a atajar tus carencias ahora desde dentro.

El colágeno lo tienes bastante bien,

pero no está de más que aportemos el precursor de colágeno.

Lo que vamos a aportar

es toda esa regeneración interna de la piel.

Vamos a recomendarte también estas,

que esto es un mineral excelente para que el sueño sea reparador.

Lo que te va a trabajar es el sistema nervioso

y la consecuencia va a ser es que vas a estar más tranquilo,

más relajado. -¿Qué es?

-Es un mineral.

-Pero estos son unos nutrientes que normalmente

la capa barrera de la piel no llegarían, ¿no?

Por eso los tomamos en el otro sentido.

-Por eso los tomamos desde dentro.

Lo ingerimos y la sangre se encarga de distribuirlo

y llega desde dentro a regenerar esas capas profundas.

-¿Algo más me queda? -Y te queda este también.

Esto es un aceite de pescado

que, para todos la sensibilidad y todas esas rojeces,

lo vamos a ir paliando.

-Actuamos desde dentro

para que por fuera nos vemos mucho mejor.

Esa es la conclusión de la nutricosmética.

-Eso es.

-Muchísimas gracias. -Muchas gracias, Fernando.

Muchísimas gracias a nuestro compañero Fernando Ballesteros.

Aprovechando que está con nosotros la doctora Borregón

le quería preguntar, como dermatóloga,

¿qué opinas de la nutricosmética?

La nutricosmética está realmente es una ayuda.

Lo que pasa que sustituye una alimentación equilibrada.

Si uno toma una alimentación que le aporte esos nutrientes,

no tendríamos porqué empastillarnos más.

Si, además, queremos tomarnos un poco de zinc

porque se nos cae el pelo

y consideramos que no comemos lo suficientemente bien,

daño no nos va a hacer.

Es una ayuda que puede hacer bien.

El colágeno, que está de moda, igual.

Lo podemos tomar en pastillas,

pero si quieres que haga algo, lo produce tu propia piel.

Con lo cual, no se sustituye.

Se puede pinchar, en ese caso sí porque lo pinchas en la piel.

Pero comido, no hay suficientes estudios,

pero daño no hace.

Lo que queda claro es que siempre que se pueda tener

una alimentación sana que nos aporte esos complementos,

mejor que mejor, eso siempre.

En el capítulo de "Centro médico" de hoy, lo han visto ya,

cómo la risa puede mejorar la salud.

Y lo llevan viendo durante todo el programa hoy

porque está todo el mundo "ja ja ja".

Lo van a entender enseguida

porque hemos oído hablar muchas veces

de las ventajas de la risoterapia,

pero no sé si tienen tan claro... (RÍE EL PÚBLICO)

...es cómo se hace una de estas terapias de risoterapia.

Por eso nos hemos traído a toda una experta en la materia.

Ella es Susana Paniagua, buenas tardes.

Buenas tardes. Es psicóloga y risoterapeuta.

Eso es.

Lo primero, Susana,

¿la gente feliz que se ríe más

o es que los que se ríen más son más felices? El huevo o la gallina.

La risa siempre es necesaria, estemos tristes o felices.

Es cierto que nos reímos más cuando estamos felices,

pero incluso gente que está más triste al final acaba riendo

porque la risa es una necesidad básica.

A ver si ahora, ahora que os veo tan serios,

¿ahora que llega la risoterapia no os vais a reír más?

Anda que... Lo hacemos todo al revés.

La risa, es importante,

que hemos oído siempre que los que se ríen viven más,

¿la risa cura?

La risa predispone al cuerpo para su curación

porque ayuda al sistema inmune y mejora las defensas,

liberamos endorfinas, hormonas del placer, del bienestar.

Y sí que ayuda a que nos pongamos,

por lo menos, que llevemos de otra manera la enfermedad.

La risa aumenta la supervivencia.

Está demostrado que la gente que se ríe más, vive más y mejor.

¿Quieren horas de vida? ¿Quieren días de vida?

¿Sí? ¿Extra?

Pues vamos a reírnos...

Claro, los casados han dicho:

"Esto de que te den horas de vida gratis, nos apuntamos".

Claro.

Pues vamos a hacer una sesión de risoterapia

para soltarnos un poquito,

que a veces también la vergüenza, estamos encorsetados y nos cuesta.

Esto se puede realizar en cualquier sitio.

Si están en compañía, mejor,

pero si están solos en casa

y quieren ahora practicar un poco de risoterapia,

como digo, vida que van a ganar.

Susana, cuéntanos. Primero vamos a calentar.

Tenemos que despertar al cuerpo.

Nos tenemos que poner en pie. Venga.

Despertamos al cuerpo. ¿Cómo? Nos frotamos las manos.

Venga, en casa también todos.

Y una ducha energética. ¿Una ducha energética?

Esto a uno que yo me sé le encanta. Nos quitamos todo.

Una ducha energética.

Por todo el cuerpo. Que no quede nada, señora.

Nos quitamos lo que nos sobra, lo que nos hace sentir mal,

la energía negativa, todo esto que nos sobra nos lo quitamos.

Fuera, fuera.

Como no llegamos a todas partes, nos ayudamos entre nosotros.

¿También?

Por la espalda. Se te da fenomenal.

¡Cuidado la petaca!

Eso es, muy bien, muy bien.

Palmeamos.

Venga. Todo el cuerpo.

Mira, esto se me da bien. Ah, pensaba que era así.

Eso es.

Seguimos despertando al cuerpo.

Los compañeros lo pueden hacer también aquí en plató.

Los pies.

¡Huy, madre!

Genial.

Muy bien, muy bien, vale.

Ahora vamos a hacer la dinámica del terelillo.

¿De qué? Del terelillo.

¿Por qué lo llamamos el terelillo?

Porque nos entra el terelillo en el cuerpo.

¿Cómo es? Botando. Vamos a botar.

Vamos a botar, dejad que el cuerpo bote.

Vamos, Manolo.

Ya le estoy dando, ya.

Raquel no se mueve.

Vamos a dejar que la voz fluya, que la voz fluya. ¡Ahhhh!

Jugamos, a ver, a ver...

Miradle a él, eso es. Más fuerte.

Raquel, suéltate, nena, suéltate un poquito.

Jugamos, sacamos la lengua.

Sacamos la lengua

y vemos qué posibilidades podemos hacer con la lengua.

Eso.

Eso es.

A Manolo le va a dar algo. Manolo, muy bien.

Manolo...

(RÍE)

Que se os va la energía, seguimos.

Así... Muy bien.

Sin vergüenza, eso es, soltando.

Vale.

Vale, vale, fenomenal.

Tenemos uno en el público a punto del infarto.

Si ve que ya...

Si le duele el brazo izquierdo, nos levanta la mano.

Pero que está el pobre que no puede más, mírale, está que se muere.

Está genial porque hemos despertado. Hemos despertado al cuerpo.

Ya estamos aquí, de momento presente.

La risa nos ayuda además a no pensar porque reír y pensar es muy difícil.

Entonces, lo que vamos a hacer,

aunque no tengamos ganas de reír a veces, es provocar la risa.

¿Cómo provocamos la risa? Nace de aquí.

La risa verdadera y auténtica nace del abdomen.

(Risas)

Vamos a probarlo.

Si veis a un niño pequeño reír,

ríe con todo el cuerpo y porque nace de aquí

y es como una onda expansiva,

se produce por todo el cuerpo, es como una onda expansiva.

La risa, cuando somos mayores, se concentra aquí

porque la vamos controlando, nos da vergüenza.

(Risa tímida)

La risa formal, la risa racional, la risa forzada.

No, risa natural desde aquí.

Vamos a poner aquí la mano en el abdomen, debajo del ombligo.

Vais a ver como...

Si es una risa auténtica, el abdomen hace como una onda expansiva.

Vamos a empezar con una risa muy flojito.

(Risas suaves)

Flojita.

Con voz, con voz.

Como Manolo.

Vamos apretando.

Arriba.

Que se vea botar.

(Carcajadas)

Muy bien.

Menos mal que ya la lengua la ha metido Manolo.

Vamos contagiándonos porque la risa es contagiosa.

¡Más fuerte, más!

Vamos a acabar con agujetas. Esto para la abdominal, fenomenal.

Además de para la salud.

Muy bien, muy bien.

Muy bien, stop.

Para terminar, vamos a provocar una risa muy muy fuerte,

muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte y descontrolada.

Por ahí siguen, no paran. Por ahí no pueden parar.

Eso ocurre con la risa, que a veces no la podemos controlar,

no podemos pararla, es muy difícil.

Cuando es auténtica, es muy complicado. Y es contagiosa.

Me la voy a llevar a mis talleres. Esa, vamos...

Puedes fichar alguno. Me la voy a llevar a mis talleres,

me voy a quedar con ella.

No puede parar, es imposible.

Muy bien.

Luego me quedo con tu nombre y te vienes conmigo.

Bueno, ¿ahora? Para acabar.

Vamos a volver a forzar la risa,

pero nos vamos a mover de forma alocada.

Vamos a sacar este niño que tenemos dentro

que a veces nos es complicado sacar porque nos da pudor.

Vamos a sacarlo, vamos a movernos muy fuerte, de una manera descontrolada

y cuando haga stop, nos congelamos

y nos quedamos en una postura, la más divertida, la más graciosa

y la más estridente, que no tenga nada que ver con nosotros.

Con cara, gesto, cuerpo... La más divertida.

Congelados, todos congelados y sin risa.

Venga, en casa les recuerdo que lo hacemos todos.

Así que levántense del sofá o donde estén.

¿Preparados a reír? Pero moviéndonos muchísimo.

¿Listos? ¡Adelante!

(Carcajadas)

Vale.

Así, así, sí, sí.

¡Stop!

¡Stop, stop! No da tiempo.

Stop, stop.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 19/01/16

Esto es vida! - 19/01/16

19 ene 2016

¡La risa es buena para nuestra salud!. Por eso hoy practicaremos un poco de RISOTERAPIA. Además ¿Saben que hay quien SÓLO COME ALIMENTOS CRUDOS? ¿Y que los dolores de oído o de cabeza pueden estar relacionados con los dientes? En unos minutos se lo explicamos, en ESTO ES VIDA.

ver más sobre "Esto es vida! - 19/01/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 19/01/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios