www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3441139
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 11/01/165 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Cómo afecta el frío a nuestro cuerpo?

Lo vamos a descubrir gracias a un experimento

que nos pondrá a todos la carne de gallina,

sobre todo, a la mujer que van a ver enseguida,

ahí la tienen, Arancha,

porque ella se sumergirá en esta cubeta de agua

con, atención, 60 kilos de hielo.

Mientras lo hace, por supuesto,

le controlaremos sus constantes vitales

por dos motivos,

lo primero, porque corre el riesgo de sufrir una hipotermia severa

y en ese momento tendría que salir

y porque queremos saber cómo responde su cuerpo

ante el frío.

Además, tengo una pregunta que hacerles,

al llegar a esta época del año, ¿siempre se resfrían? ¿Sí?

Pues atentos, porque es posible

que esos síntomas no sean de un resfriado.

Seguro que a muchos de ustedes les sucede que llega el invierno,

esos meses de diciembre, enero o febrero

y se pasan casi tres meses congestionados.

¿Han pensado que puede ser alergia? Sí, sí, en invierno hay mucho polen.

Un alergólogo nos explica

todos los secretos de las alergias en invierno.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

Ya tenemos aquí a Arancha Prieto, Arancha, buenas tardes,

y bienvenida, valiente.

Me dice: "Ari", todo el mundo la conoce por Ari.

Es monitora deportiva y aventurera y, desde luego,

pedazo de aventura la que se va a someter esta tarde,

porque se va a sumergir en esta bañera de agua helada,

60 kilos de hielo.

Como ven, los doctores la están monitorizando

porque tenemos que tener controladas sus constantes vitales.

Es muy peligroso si llegara a una hipotermia severa, ¿verdad?

El problema es que las constantes empiezan a cambiar,

empieza a bajar el ritmo del cuerpo entero

y vamos a ir viendo qué puede pasar.

¿Estás preparada? Estoy preparada. Acepto el reto.

Aceptas el reto, ¿crees que vas a aguantar?

Creo que sí. ¿Sí?

Mientras terminamos de monitorizar y preparar a Ari,

nuestro reportero, Fernando Ballesteros,

nos va a comentar cómo protegernos de las bajas temperaturas.

Además, lo hace desde un lugar en el que, les aseguro,

que ha pasado mucho frío, un bar de hielo.

Doctor Cifuentes, buenas tardes. Reumatólogo.

¿Sabe por qué le he citado en un bar de hielo?

-Para hablar sobre el frío.

-Ahora estoy en un bar a -7°, por estar aquí, ¿voy a enfermar?

-No necesariamente.

-Doctor, cuando mi madre me dice: "Ponte la bufanda

que todas las enfermedades vienen por la garganta",

¿tiene razón? -No es tan exacto.

En realidad, el frío ingresa en nosotros

a través de las fosas nasales y de la cavidad oral.

Habría que tapar la boca,

pero es imposible dejar de respirar y dejar de hablar.

Evitar ambientes en los cuales haya una excesiva humedad

o excesivo frío o excesiva sequedad

nos ayudará a prevenir este tipo de infecciones,

más de cubrirnos la garganta.

-Si tienes los pies fríos, enfermas seguro, ¿eso es verdad?

-Probablemente, no sea tan cierto.

Probablemente, si estás expuesto a un ambiente muy frío

donde se te enfríen los pies,

probablemente, también estén bastante alteradas las mucosas.

Estos virus ingresan en nosotros a través de las vías aéreas,

no por los pies.

-Otra cosa que dice mi madre: "Protégete las orejas,

que si se te enfrían, te pones malo".

-Habitualmente, los virus entran por las vías aéreas,

por las orejas, no.

-Todo el calor del cuerpo se escapa por la cabeza.

¿Hay que ponerse el gorrito? ¿Esto es cierto?

¿Se nos escapa por ahí el calor del cuerpo?

-No, no es cierto.

Si uno se protege adecuadamente contra el frío,

probablemente, pase mejor el invierno,

pero eso no garantizará que uno no desarrolle una enfermedad viral.

Son cosas muy sencillas que pueden ayudar a prevenirlas.

Por ejemplo, el lavado frecuente de manos

nos permitirá prevenir la transmisión de estos virus.

El uso de pañuelos desechables al toser o estornudar,

evita contagiar a otras personas.

Hay otros factores como la dieta, el descanso, el ejercicio físico.

Mantener una ventilación adecuada para que el aire circule

y estas partículas

no estén continuamente en contacto con nuestras mucosas,

es una medida adecuada para prevenir estas infecciones.

-Así que nosotros nos estamos protegiendo,

que parezco un esquimal,

y resulta que las medidas más importantes que hay que tomar

son de higiene. -Exactamente.

-Doctor, ¿y las bebidas frías? ¿Me van a hacer enfermar?

-No, las bebidas frías también podrían alterar

los mecanismos de defensa de las mucosas,

pero no son una causa de infección. -Ya lo han escuchado,

protéjanse del frío, sí, pero cuiden sus mucosas.

Va por ustedes.

Estoy ya un poco liada con esto del frío, doctora.

Estoy pensando que por la cabeza, a los bebés, cuando nacen,

lo primero que hacen es taparles la cabeza.

Efectivamente, se pierde calor y pasa lo mismo

si vamos con los pies o las manos mojadas, la garganta...

Eso no quiere decir que cojas más virus,

sino que estás pasando frío y, por eso, te puedes sentir peor.

Vamos con nuestro experimento.

Antes de este vídeo veían cómo estaban preparando a Ari,

a nuestra valiente, que se meterá en este agua congelada,

estamos hablando de 60 kilos de hielo

que irán metiendo en esta bañera.

En cualquier momento, por supuesto, Ari,

ni falta hace decirlo, puedes abandonar.

Me acerco porque le hemos quitado el micro.

No, acepto el reto y a ver cómo responde mi cuerpo.

Ver los límites y, sobre todo, porque a nivel articular y muscular,

yo tengo tendinitis,

me han recomendado el tratamiento con hielo.

Paloma, está preparada.

Antes de que se meta en el agua, le habéis hecho un chequeo,

estaréis controlándola en todo momento,

porque, fuera de broma, la vida podría llegar a correr peligro

en un agua tan fría

si no controlamos las constantes vitales.

Efectivamente.

Le hemos hecho un electrocardiograma,

todavía tiene los electrodos puestos,

para controlar sus constantes antes de la prueba,

le hemos medido la tensión, tiene una tensión de 12-8, perfecta,

la saturación está bien

y la seguiremos midiendo a lo largo de toda la prueba.

Están viendo las constantes de Ari justo antes de meterse

y ahí están viendo, 5 °C.

¿Se hacen una idea de a qué temperatura está el agua?

Para que se hagan una idea,

la temperatura del Ártico está, más o menos, a esa temperatura.

Está entre 1 y 15° el agua del Ártico.

Yo también recuerdo... "Titanic", ¿se acuerdan del drama?

Murieron más personas por hipotermia que por ahogamiento,

para que se hagan idea de lo peligroso que puede ser...

Ari, con todo lo que estoy diciendo, te vas a seguir metiendo, ¿verdad?

Estamos controlados, por supuesto.

¿A qué temperatura tiene el cuerpo ahora mismo?

Eso es lo que vamos a comprobar.

Para que veamos cómo va a ir bajando,

porque esto es un experimento que estamos haciendo

para ver cómo reacciona nuestro cuerpo ante un frío extremo.

Está a 36,7° ahora mismo, una temperatura normal.

Vamos a ir viendo cómo le baja.

Cuando nos metemos en agua fría nuestro cuerpo se adapta al medio

y bajará nuestra temperatura. ¿Preparada, Ari?

Estoy preparada y, sobre todo,

la confianza de que tengo dos profesionales

que en ningún momento van a dejar que me pase nada malo.

Por supuesto, eso tenlo claro, porque, ante todo,

la integridad de nuestra valiente. ¿Qué tal?

Fresquita. ¿Fresquita? Dios mío de mi vida...

Ay, ay, ay... Fresquita, dice.

4° ahora mismo, ya ha bajado la temperatura del agua.

4°. ¡3°!

Es decir, el Ártico, el mínimo que tiene es 1°.

De momento, la frecuencia cardiaca va aumentando,

el cuerpo nota ese frío y tiene que neutralizarlo

bombeando más sangre hacia la periferia.

Ahora mismo está a... 116.

Está bajando un poquito. Se va adaptando.

Te dejo el micro porque cada vez que le preguntamos...

La temperatura del cuerpo,

¿podemos ver si ya ha bajado en menos de un minuto?

Tenemos que evitar que llegue a esa hipotermia severa.

¿Qué podría pasar si llegara?

A veces, tarda más en adaptarse, el cambio del medio interno,

lo que es la temperatura corporal, tarda más en bajar.

36,1 vamos ya.

Vamos a ir viendo reacciones del cuerpo de Ari,

porque no se cuánto tiempo podrá aguantar.

Está tiritando, está temblando.

La tiritona es un mecanismo.

Para aumentar ese calor, los músculos trabajan,

incluso, si se le pide que hable, está con la voz temblorosa.

Todo ese temblar del cuerpo, toda esa contracción muscular,

es para intentar elevar la temperatura,

que está bajando por el agua helada. Ari, ¿cómo te sientes?

De momento, lo llevo... bien. Está pitando, doctora.

Porque le está subiendo la frecuencia cardiaca.

Es una persona deportista

y la frecuencia la tiene normalmente controlada,

pero está subiendo porque está haciendo esa taquicardia,

esa tiritona, para intentar aumentar la temperatura corporal.

Es sensación como de dolor.

Como si te estuvieran clavando agujas por todo el cuerpo.

Exactamente, inicialmente, porque luego, con el frío intenso,

se llega a la anestesia total, se llega a perder la sensibilidad,

pero hay una primera fase de dolor.

Ahora mismo, está sintiendo ese dolor en... Está en 134.

Ahora, vuelve a bajar,

ha tenido un pico de 135 pulsaciones.

¿Podemos medir de nuevo la temperatura?

Mientras tanto, le voy a tomar la tensión.

Se te hinchará el manguito que llevas puesto

para controlar que esté bien. Las constantes vitales.

El agua sigue a 3 °C.

Vuelvo a repetir, para que os hagáis una idea...

A 36,5, porque todos los mecanismos que está haciendo

intentan subir su temperatura, porque ella intenta...

¿Ves? Está tiritando...

Las piernas, no sé si lo podéis ver, esté temblando...

Se mueven de manera inconsciente, no las puedo controlar.

De hecho, la saturación de oxígeno ese 100 % de oxígeno,

no tiene problemas para el oxígeno, para la oxigenación,

porque está hiperventilando, respira más deprisa,

intentando llevar más oxígeno a las células musculares del cuerpo.

Si nos fijamos, tiene la carne de gallina.

¿Por qué se nos pone la carne de gallina?

Es un mecanismo de defensa, creamos una capa de aire

que nos protege de la temperatura externa.

Los pies se me están poniendo cianóticos.

Vamos a ver la tensión... ¿Qué decías, Ari?

El color azulado de los dedos de los pies.

La piel se pone azulada, normalmente, es rosada,

porque tenemos vasos sanguíneos que nos están irrigando,

se cierran por el frío...

Perdonadme que me ponga un poco nerviosa, pero...

Vamos a ver la temperatura que tiene ahora mismo.

¿Quieres salir ya? Vamos a ver la temperatura.

Doctores, lo digo en serio,

el temblor de las piernas me parece...

Y la cara de... ¡Oye, oye, oye!

Es normal, está tiritando. Sigue teniendo 36,5.

Llevamos ya cuatro minutos. ¿Cómo vas?

Si no os importa, Fernando,

¿me puedes acercar las mantas térmicas?

Porque sabía que iba a ser valiente, que iba a aguantar lo que dijéramos,

pero no, no, no. No me puedo poner de pie.

¿Crees que necesitaremos ayuda, Fernando?

¿Podemos traer una silla, por favor? Espérate, yo te cojo.

Y necesitamos ayuda, porque no puede ahora mismo...

Tiene las piernas totalmente entumecidas.

No pasa nada. Muy bien.

Mira el color de los pies... Tiene las piernas heladas.

Mira el color de los pies...

Ahora, por favor, rápidamente que recupere la temperatura.

No hemos llegado ni a 4 minutos. Un aplauso.

(Aplausos)

Envuélveselos.

No se dónde está el micro ni quién lo tiene...

Está aquí. Ahí está el micro.

La frecuencia cardiaca sigue en 134, está bien,

y le ha subido la tensión, se le ha puesto a 17-14.

Ahora, el ritmo cardiaco le ha subido al salir del agua.

Su frecuencia cardiaca basal, que es muy deportista,

es 58, y ha subido a 136. Cuando está normal, está en 50.

58.

En su caso, llegar a estos niveles de 135 es muchísimo.

Hay un fenómeno adicional, igual ella lo nota,

que le empiezan a picar las piernas,

porque conforme se va revascularizando,

cuando va volviendo la sangre y vuelve a calentar la zona,

libera sustancias que hacen que piquen mucho,

los típicos sabañones de cuando vamos a la nieve,

y puede notar picores, enrojecimiento de las piernas,

igual lo podemos ver a continuación, pero es una reacción de rebote.

Después de haber estado con mucho frío,

ahora, para recalentar la zona... Vamos a preguntarle a Ari,

lo primero, cómo está, acercarle el micro, por favor.

Ari, me has preocupado un momento bastante

y me he puesto más nerviosa, creo, yo que tú.

Para mí, el hecho de estar en manos de grandísimos profesionales

ya era un seguro, entonces, por ahí me sentía tranquila.

Sabía que en ningún momento,

aunque en mi cabeza dijera: "Puedo más",

en el momento que mi cuerpo y mis constantes no pudieran,

los profesionales iban a sacarme del agua

y no iban a dejar que me pasara absolutamente nada malo.

Ha habido un momento que has notado que tus piernas

era descontrolado la manera de...

La sensación es increíble, porque no puedes controlar.

De manera inconsciente, involuntaria, se te mueven las piernas.

Lo que hablábamos de entumecimiento,

ha sido incapaz de flexionar las piernas para salir del agua,

que esto es, precisamente, lo que nos puede llegar a pasar,

que nos quedamos rígidos y somos incapaces de modernos.

Llega un momento que dejas de sentir las piernas,

deja de llegarte sangre, se gangrenan los dedos de los pies

y los pierdes. Todo esto son mecanismos de defensa.

Cuando tienes frío, tienes que intentar que tu cuerpo

no esté a una temperatura tan baja, con lo cual, lo que haces

es que te sube la frecuencia cardiaca,

todo lo que le ha pasado a ella.

En el cuerpo humano, de 33° para abajo,

puedes entrar en coma incluso, porque tu cerebro

hace el mecanismo de defensa de no funcionar.

Incluso, los médicos, utilizamos hipotermia en muchos casos,

la hipotermia no siempre es mala.

¿Se puede utilizar la hipotermia como una terapia?

Por ejemplo, cuando hacemos cirugías cardíacas

o en niños pequeños que han tenido traumatismos en el parto

o falta de oxígeno durante el parto...

¡En recién nacidos!

Les ponemos mantas frías para producirles hipotermia,

porque así el cerebro se preserva y las neuronas no se dañan tanto.

Un par de días, se mantiene a los recién nacidos en hipotermia.

Durante la cirugía cardiaca, igual. Impresionante, desde luego.

Vuelvo a dar las gracias a Ari, ha recuperado sus constantes vitales

y la respiración, estamos todos bien.

Pido otro fuerte aplauso para nuestra valiente.

Mientras se va recuperando, la dejo en manos de mis doctores,

con lo cual, estoy tranquila.

Ya conocen mejor los mecanismos que utiliza nuestro cuerpo

para combatir el frío,

pero ¿qué trucos utilizamos en casa para no morirnos de frío?

Hemos salido a la calle y esto habéis respondido.

El último estudio del "North American Journal" avisa:

con el frío, las enfermedades cardiovasculares

crecen hasta un 20 %, vamos,

que lo de morirse de frío cobra más relevancia que nunca.

"Esto es vida!" sale a la calle para preguntar trucos

para entrar en calor, yo ya tengo el mío. Gracias.

Trucos para entrar en calor, un, dos, tres, responda otra vez.

-Lo primero, una ducha caliente.

-Ponerse una buena camiseta de algodón puro.

-Por ejemplo, una sopita calentita por la noche y hacer ejercicio.

-En este tiempo, lo mejor es las tres B:

baraja, bota y brasero.

-Un saquito que se mete en la cama calentito,

se pone en el microondas 2 minutos, se mete en la cama

y se queda bombeando.

-Hacer mucho ejercicio, menearte mucho, trabajar

y no tienes frío ninguno. Mira qué fácil es.

-Me gustan mucho esos gorritos que te tapan toda la cara,

como el gorrito ruso ese.

-Un jersey de lana con el cuello vuelto. Abriga mucho.

-Camiseta interior, calcetines gordos y, para los más frioleros, guantes.

-Moverse un poquito, no quedarse parado,

mover un poco las piernas.

-La manta eléctrica, el café,

la sopita de mi mami...

-¿La comida es importante para no pasar frío?

-Importantísima.

Unas buenas migas y un porrón, de pánico.

-Hombre, un caldito caliente con un huesito de jamón y espinazo

y un poquito de gallina es estupendo.

-Un buen cocido, con un trozo de tocino,

el hueso viejo, un trozo de jamón...

-Hoy, por ejemplo, llevamos... -Muy abrigadita.

-Buen abrigo... -Chaquetón, sí, de todo.

-Llevamos bufanda... -Sí.

-Pero guantes, no.

-Los llevo aquí, porque sino, no me manejo bien.

-Llegar a casa, cambiarte de ropa en seguida,

que así también entras en calor, ponerte tus calcetines,

tus zapatillas, sentarte en el sofá, una mantita y ver "Esto es vida!".

-Si tienes un compañero al lado, mejor.

-Cristina y, por supuesto, nada como un buen chocolate con churros.

Va por vosotros.

Al doctor De Benito le tenemos preparado en el holograma,

porque va a responder una pregunta

que nos ha llegado a través de nuestras redes sociales,

a una espectadora, se llama Manuela.

A su madre le van a quitar la glándula tiroides

y quiere saber si es peligroso y para qué sirve esta glándula.

Doctor De Benito.

Manuela, no te preocupes, vamos a explicarte exactamente

qué es la glándula tiroides, dónde está y para qué vale.

Te lo vamos a explicar con ayuda del holograma.

Este tubo que vemos aquí es la tráquea.

Lleva el aire desde la garganta hacia los pulmones.

Esta es la glándula tiroides.

Está muy cerca del cartílago tiroides.

Este es el tiroides y esta es la tiroides,

la glándula tiroides.

La glándula tiroides es una glándula que produce hormonas,

las hormonas tiroideas.

Son de todos conocido que si producen demasiada hormona,

puede producir hipertiroidismo

y si produce demasiado poca hormona, puede producir hipotiroidismo.

La glándula tiroides es, más bien, pequeñita,

no llega a 10-15 g de peso,

y tiene dos lóbulos, el derecho y el izquierdo,

y una zona en el medio, el itsmo, la zona que une las dos.

A veces, en algunos pacientes, hay que quitar un trozo de tiroides,

otras veces, los dos, se deja el del medio, a veces,

e incluso, muchas veces, hay que quitar toda la glándula.

No pasa nada, porque se puede dar tratamiento sustitutivo.

Las hormonas tiroideas influyen

en muchas funciones dentro del organismo:

controlan el peso, tanto para dar diarrea como estreñimiento,

insomnio, irritabilidad, cansancio, nerviosismo,

pueden provocar fiebre o pérdidas de peso.

Tienen unas funciones múltiples, de hecho,

cuando llega un paciente con tantas alteraciones,

siempre pensamos que puede ser la glándula tiroidea

lo que tiene alterado.

En el caso de tu madre, si han pensado quitarle la glándula,

será que no le funciona del todo bien,

pero con tratamiento sustitutivo, no pasará absolutamente nada.

En el episodio de hoy de "Centro médico",

hemos visto el caso de una agresión sexual

y, precisamente, quien trataba ese tema era la doctora Rey,

en la realidad, Rocío Anker. Rocío, ¿qué tal? Bienvenida.

Hola, ¿qué tal? Muy bien.

(Aplausos)

Ella es la doctora Rey en la serie, aquí Rocío, que nos va a ayudar.

Ella ha venido porque, precisamente, hablando de esta agresión,

vamos a aprovechar para dar una serie de pautas a todo el mundo

para aprender a defendernos si sufrimos una de esas agresiones.

Tú nos vas a ayudar, ¿verdad? Yo voy a ayudar, sí.

Los vas a intentar, bueno, no, lo vas a hacer, porque además,

queremos demostrar que cualquiera, una mujer,

aunque nos ataque una persona mucho más corpulenta, más fuerte,

con las pautas adecuadas, podemos defendernos.

Por eso hemos traído también a Javier y Sara, ¿qué tal?

Bienvenidos. Hola.

De la Federación Europea de Krav Maga, de defensa personal,

para que todos nos entendamos.

Si os parece, vamos a ver diferentes situaciones,

Javier, Sara, de una agresión,

nos vais explicando lo que habría que hacer

y luego con Rocío, lo hacemos más despacio,

para que nos enteremos todos en casa, ¿os parece?

Sí, perfecto. La primera situación, Javier,

nos vas explicando qué es lo que pasaría.

(Aplausos)

En este caso, Javier, que es el maestro,

ha sido el que ha hecho de víctima, de persona agredida,

y Sara ha hecho del agresor.

Vamos a pedir a Rocío que, en este caso,

sea ella la que recibe la agresión y que sea Javier el agresor,

para que nos explique qué es lo que hay que hacer

en este caso de ataque frontal.

Sobre una estrangulación, lo primero, respirar.

Eso es, siempre, respirar.

Después, a la vez, intentamos golpear con la rodilla los genitales.

Al mismo tiempo.

Eso es.

Tenemos que dejar claro que lo que intentamos,

en cualquier caso, es defendernos y zafarnos lo antes posible

para poder huir en cualquiera agresión.

Si pueden huir antes, siempre mejor, ¿verdad?

Sí, siempre hay que intentar salir de modo que hacemos esto. Adelante.

Golpeamos con el codo

y ahora pegamos un empujón para poder salir.

Vamos a ver la siguiente situación.

Acabamos de ver si una persona sufre una agresión frontal,

la siguiente sería una agresión por la espalda.

Al igual que antes, ante cualquier estrangulación,

lo más importante siempre respirar.

Siempre tiene que intentar venir hacia mí, nunca hacia delante.

No intentar quitarnos, sino todo lo contrario.

Si va hacia adelante, se ahoga ella sola.

Tiene que intentar venir hacia mí.

Venir hacia mí, levantar el hombro y girar un poco el cuerpo.

Ahí puede golpear ya...

(Aplausos)

Esto nos vendrá fenomenal para defendernos

y están viendo que son movimientos que, incluso,

aunque el atacante tenga mucha más fuerza,

al final, somos capaces de defendernos y huir,

no es una cuestión de fuerza, sino de técnica.

Tercera situación, ataque con arma. Más que nada, sería una amenaza.

Desde aquí ya hay suficiente distancia...

Ahora, Javier de atacante, en este caso, de persona que...

Perdón.

Que amenaza a Rocío con un arma. No te preocupes.

¿Qué tendría que hacer? Javier, explícalo antes de hacerlo.

Hay que intentar agarrar la mano. Sencillamente, palmear.

Pero mi movimiento es más rápido que el suyo.

Oye, que Rocío no lleva protección, a ver si...

Sería esto. Y salir corriendo.

Correr hacia atrás. Y saldríamos.

Lo que intentamos es defendernos, zafarnos lo antes posible,

y poder huir.

Incluso, aunque tenga un arma, podemos defendernos.

¿Lo has visto complicado? Por ejemplo, cuando te ha atacado...

La verdad es que no. ¿Ha sido fácil zafarse?

Sí.

Estamos hablando de Javier, que tiene bastante fuerza.

Lo dicho, Javier, Sara,

muchísimas gracias por haber estado con nosotros.

Muchas gracias.

Y a Rocío, que la seguimos viendo cada tarde con el resto de doctores,

de actores, actores barra doctores, en "Centro médico", ya saben,

historias basadas en casos reales. Muchísimas gracias, Rocío.

Gracias, Cristina.

-Levantar pesos de una forma errónea

o sentarse de una forma incorrecta en una silla,

son hábitos cotidianos que influyen mucho en nuestra espalda.

Hoy aprendemos higiene postural.

-El 90 % de la población,

tendrá dolor de espalda a lo largo de su vida,

por eso habéis hecho muy bien en venir a la clase de espalda.

Aparte de enseñar a la gente cómo tiene que moverse,

cómo tiene que coger peso,

cómo tiene que sentarse y levantarse de una silla,

lo que hacemos en la escuela de la espalda

es intentar fortalecer esos músculos que están más inhibidos

y relajar esos músculos que suelen estar más rígidos.

Lo que más les cuesta es hacer

aquellos tipos de ejercicios que no han hecho nunca,

como algo tan simple como respirar.

Lo que sucede en personas con dolor lumbar

o con hernias o protrusiones,

es que esta curvatura, que no tiene que moverse,

empieza a moverse.

Estamos trabajando la forma correcta de sentarnos y levantarnos.

Normalmente, las personas con dolor de espalda

se sientan de esta forma y lo que vamos a intentar hacer

es sentarnos manteniendo nuestra curvatura lumbar.

En nuestra vida cotidiana,

hay determinados movimientos que hacemos muy mal,

por ejemplo, coger peso.

Comenzamos a flexionar nuestras caderas y rodillas

manteniendo siempre nuestra curvatura lumbar,

bajando, hasta que conseguimos tocar el objeto.

Una vez que lo tenemos, volvemos a la posición de inicio.

Imaginad que os queréis inclinar para adelante

para fregar en casa o para lavaros los dientes.

Lo que tenemos que hacer siempre es mantener nuestra curvatura lumbar.

-He conseguido estar sin dolor.

He aprendido a levantarme del suelo, de los asientos del transporte,

y he notado que, efectivamente, funciona.

-Chicos, hasta aquí la clase de hoy.

Recordad hacer los ejercicios diariamente en casa.

Nos vemos la próxima semana y ya sabéis que tenéis que practicar.

(Aplausos)

Ya han visto más consejos

y lo importante que es tener la espalda en condiciones,

porque muchas veces nos quejamos de dolores de espalda

y simplemente vienen por las malas posturas.

Para ayudarnos a darles más consejos,

aparte del doctor Uríbarri, la doctora Borregón

y el doctor De Benito,

hemos invitado al matrimonio más divertido de "Esto es vida!",

son los Casado.

¿Qué tal, Manolo? Raquel, a ti te veo...

Estoy encantada. Fantástico.

Vamos a empezar con diferentes consejos que podemos dar

para ese problema de posturas que tenemos en casa.

Las tareasdomésticas, no nos damos cuenta,

pero forzamos mucho la espalda y nos pueden hacer daño.

Vamos, si te parece, con algo muy cotidiano

que a todos nos toca hacer aunque sea un rollo,

que es planchar.

Por ejemplo, los Casado, ¿cómo planchan?

Yo plancho así: "Manolo, plancha".

(Risas)

La espalda así duele poco, ¿no? A sus órdenes, ¿no?

Además, me relaja. ¿Te relaja planchar?

Le relaja a él y me relaja a mí. Vamos a ver cómo plancha Manolo.

Enséñanos cómo planchas. Totalmente relajado.

Así vamos viendo la postura... ¿Creen que esta postura es buena?

(PÚBLICO) ¡No! Vas a atravesar la tabla.

Estás planchando muy bien, no haces ni una sola arruga...

Para quitar la arruga, fuerte, ¿no? Pero la postura no es buena,

¿por qué no es buena la postura de Manolo?

Fundamentalmente, porque está forzando mucho

la columna lumbar y el cuello, la columna cervical.

Si estás cinco minutos, lo llevas más o menos bien,

pero si estás una hora o dos... Que es el caso siempre...

¿Tanto plancha?

No es que planche tanto, es que es lento.

(Risas)

Jo, Raquel... Bueno, hija.

Encima, si eres lento, acabarás machacado,

tanto aquí arriba como aquí abajo. Corrígele la postura

y dile cómo tiene que planchar a partir de ahora.

¿Qué se te ocurre que tendrías que hacer

para estar más a gusto? Supongo que estar más erguido.

Tendríamos que levantar la tabla de la plancha.

Y ahora, ¿qué? Ahora, sigue planteando,

a ver si te encuentras más a gusto así.

Hombre... Ahora la espalda es otra cosa,

está totalmente recta, no está sufriendo,

tiene la columna cervical estupenda y la lumbar también.

Y presiona mucho menos la plancha.

Otro consejo, no es bueno estar mucho tiempo de pie,

con las piernas así, porque la circulación,

como a los cirujanos,

acaba afectando en las piernas e incluso en la espalda.

Cirujanos, dependientas y muchas profesiones.

Una cosa que te vendría bien,

que no sé si Raquel alguna vez te ayuda con con esto,

pero esto te vendría bien. Eso no lo conocía.

Alternar poniendo una pierna aquí, durante unos minutos

y, posteriormente, cambias.

Está muy bien, porque así hace ejercicio y fortalece glúteos,

que le hace mucha falta. ¿Fortalecer glúteos?

Así puedes planchar toda la tarde sin ningún problema.

Mientras Manolo termina de planchar, vamos con más consejos.

Vemos a Raquel, mientras Manolo planchaba,

relajada, leyendo, no veo cuál es el problema.

Hay varios problemas.

El primero, el más frecuente y nos pasa mucho a las mujeres,

son las piernas cruzadas.

Si cruzamos las piernas, la circulación se obstruye,

con lo cual, las piernas mejor así. Y juntitas, ¿eh, Raquel?

Siguiente problema que tenemos, Raquel parece que está muy cómoda,

pero hay un hueco entre su espalda y el respaldo.

Eso es, se ha corregido perfectamente.

Hay que pegar la espalda al respaldo,

que para eso está el respaldo de las sillas.

Ahora mismo está bastante mejor. Aquí voy a decir una cosa,

a mí a veces lo que me pasa es que hay sillas, sillones,

igual a ti te pasa, que somos de una talla parecida,

que si hago eso, me meto, me meto, tiene tanto fondo,

que me cuelgan los pies.

Es importante que no cuelguen los pies.

Tenemos dos opciones, poner un cojín en la espalda

o poner un reposapiés, para que este ángulo,

el ángulo de la pierna, sea un ángulo recto

y los pies apoyados en el suelo.

Por eso me pongo tacones para leer. ¿Sueles leer mucho en casa?

¿Y con tacones? Mientras plancha Manolo, ¿no?

Con tacones leo mucho mejor, lo noto. -¿Leer?

Pero si no has leído un libro en tu vida.

Está leyendo... Cariño, por favor, la carrera,

¿cómo crees que me la saqué? -Siempre está con las revistas.

Da igual libro que revista que aparato electrónico,

la postura es la misma.

Vamos a ver otro fallo que está cometiendo Raquel.

Fíjate la postura del cuello, está forzando hacia abajo.

Sino, no llega, no puede leer.

Tendríamos que poner el libro a la altura de nuestros ojos.

Para hacer eso, ella está forzando,

con lo cual, nos vendría bien un cojín.

Manolo, un cojín.

(Risas)

Manolo nos va a acercar un cojín, porque lo suyo es poner un cojín...

Así me tiene. Lo ponemos aquí debajo

de manera que está mucho más relajada.

Es fundamental, no solo para leer, para todo,

cuando estás con el móvil, para todo ese tipo de actividades,

evitar la postura del cuello mirando hacia abajo,

sino que hay que subir los brazos

y poner los ojos a la vista de lo que estamos haciendo.

Además, evita la papada. Eso es muy importante.

Cuando se está leyendo, eso es importantísimo,

el tema de la papada, que no se nos marque.

Mira que es coqueta, ¿eh? Coqueta y...

Ya están todos los consejos de cómo tenemos que leer, coser

o ver un aparato electrónico.

(RÍE) Me vengo aquí otra vez... con Manolo.

Ni le pregunto a Raquel, te dijo que te toca a ti,

porque es levantar peso, algo que tenemos que hacer a menudo,

cuando movemos cosas en casa, como cuando vamos a comprar.

Doctor De Benito, a ver.

Sobre todo, las mudanzas y estas cosas...

En la primera mudanza te dejas la espalda,

en la segunda ya has aprendido algo.

Cuando llevas ocho, algo vas aprendiendo.

¿Ocho mudanzas llevas? ¿Una por hijo?

Más o menos.

¿Cambias de casa según tienes un hijo?

Nos echan de todos los sitios. Madre mía...

En mi casa, tenemos una mudanza diaria,

del dormitorio al trastero, del trastero al dormitorio.

La ropa... Diario, vamos.

¿Vamos a ver cómo lo coge?

Una cosa muy importante es estimar cuál es el peso de cada caja,

porque esta caja la puedes llenar de ropa y pesa poco

o la puedes llenar de libros y no hay quien la levante.

¿Cómo lo levantarías? Como toda la vida, ¿no?

Como toda la vida, te dejas la espalda.

Pocas mudanzas has hecho. Error.

Al coger el peso de esa forma, te puedes herniar.

¿Tú cómoda, Raquel? ¿Bien?

Sí, pero veo que dobla el espinazo poco, doctor,

tampoco se hará mucho daño porque es una cosa puntual.

Pero se trata de hacerlo bien,

porque en una de esas se deja la rabadilla.

¿Cómo se levantan pesos?

Hay que estimar cuánto pesa esto. ¿Habrá libros? ¿Habrá tal?

Si es un peso grande, lo mejor es, cuanto antes,

primero, lo que hemos hecho, flexionar las piernas,

porque para levantarlo,

tienen que ser las piernas las que lo levanten.

En cuanto podamos, llevar el peso hacia el centro del cuerpo,

porque así el centro de gravedad, si nos inclinamos un poquito,

el centro de gravedad, el peso de la caja,

caerá, más o menos, sobre los mismos pies,

entonces, el sufrimiento de la espalda va a ser menor.

Estamos repartiendo el peso de la caja

en parte para la espalda y en parte para uno.

Pensaba que ir así, al revés, te hacía daño a la espalda.

Si tuvieses que caminar mucho con el peso y lo llevas así...

¿Ahí es donde te haces daño? Ahí es donde te dejas la espalda.

Si llevas pegado el peso al cuerpo, lo llevarás con más facilidad

y la espalda va a sufrir menos. A la hora de dejarlo, lo mismo.

Bajar doblando, flexionando las piernas,

todo lo más que uno pueda,

y el sufrimiento de la espalda es mínimo.

Vamos a hacer un resumen, si os parece.

Fernando, me haces de Manolo, primer consejo.

Para planchar, espalda erguida y alternar el pie en un escalón,

un rato un pie, otro rato otro pie, así relajamos un poco la columna

y nos mejora la circulación. Doctora Borregón.

Para leer, coser, lo que sea que hagamos así,

piernas sin cruzar, espalda pegada al respaldo

y el libro o lo que estemos haciendo,

a la altura de los ojos, como está ahora mismo,

para no forzar las cervicales. Y doctor De Benito...

Muy sencillo, simplemente, doblar las piernas, principalmente,

llevar el peso del cuerpo, lo antes posible,

al centro de gravedad del cuerpo de uno,

utilizar las piernas para levantarlo y al dejarlo, exactamente igual.

Si hay que trasladarlo un poco, un poquito inclinado tiene mejor

para que la espalda no sufra y para trasladarlo mejor.

Muchísimas gracias a nuestro matrimonio Casado

por ayudarnos con estos consejos

y, por supuesto, a nuestros doctores.

En esta época, mucha gente sufre congestión, lagrimeo, moqueo

y pueden pensar que es un catarro mal curado, un resfriado,

pues atención, porque puede que sea una alergia,

sí, una alergia, porque las alergias no solo son en primavera.

Doctor Ruíz Palomino, buenas tardes. ¿Qué son estas plantas

que nos traen por las calle de la amargura en invierno?

-Buenas tardes, son arizónicas,

un árbol de la familia de las cupresáceas,

al igual que los cipreses.

Está muy plantado y muy prevalente en España.

Produce un polen que nos dan mucha alergia.

-Florece justo ahora. -En estas épocas, época de invierno.

Aprovechan los días soleados, como hoy,

cuando hay un poco de viento, aprovechan a polinizar el polvillo,

que es el polen, y que nos produce alergia.

-¿Sabría distinguir un constipado de una reacción alérgica?

-En algún tiempo, no supe y por eso padecí bastante,

porque tenía alergia a los olivos y paseaba mucho entre los olivares...

-Y creía que estaba constipado. -Y creía que estaba acatarrado

y pastillas y pastillas y no conseguía nada.

-Justo. Como los síntomas aparecen en esta época de los catarros,

se parecen, porque empiezan con congestión nasal, mucosidad,

pero hay una serie de diferencias.

La alergia nunca va a cursar con fiebre

y se puede mantener más tiempo, sin embargo, el catarro,

además de fiebre, produce dolor de garganta

y duelen las articulaciones

y en 5 o 6 días debería empezar a mejorar.

-Tengo cantidad de nietos alérgicos, de eso sé un rato.

-Ha aumentado mucho.

La prevalencia de la alergia a la arizónica,

de hace 20 años, que era un 4 % de la población,

es ahora un 40 %,

hablamos de que 1 de cada 3 personas en España puede ser alérgica

a alguno de estos pólenes.

-También el ciprés, son plantas muy comunes, cada vez más,

en nuestros jardines y, además, produce una alergia muy fuerte.

-Los síntomas son como cualquier otra alergia,

la típica alergia a las gramíneas de primavera,

pero se produce en fechas que no estamos acostumbrados.

En los pueblos, aunque parezca que hay más campo y más polen

y más plantas, la gente tiene menos alergias,

así que algo estamos haciendo mal.

-¿Cómo podemos tratar, porque se puede tratar la alergia?

-Por supuesto. -¿Y cómo podemos identificarla?

-Habrá que diagnosticarlo primero

y, para eso, hay que acudir al especialista.

-¿Nos invita a su consulta? -Por supuesto, vamos para allá.

Han visto lo importante que es

diferenciar entre alergia y resfriado

porque en invierno también puede haber alergias.

Lo primero, doctora,

¿cómo nos afecta esta alergia a las cupresáceas?

Notamos lo mismo que en la alergia de primavera,

congestión nasal, los ojos que estarán echando lágrimas,

sensación de tos o de irritación y picor en la garganta, estornudos,

lo mismo, pero en los meses de enero a marzo,

que es cuando se da este tipo de alergia

que es por la arizónica y el fresno, sobre todo, los cipreses,

que polinizan en invierno. Por eso es algo curioso.

¿Hay personas que les afecta más está alergia que a otras?

Afecta más a gente joven y, sobre todo, en climas secos,

días soleados, en ciudades más grandes,

primero, por la contaminación, que favorece que nos dé más alergia,

y, por otro lado, porque ahora en las ciudades grandes,

se tienden a plantar mucho estas plantas.

Por ejemplo, las arizónicas es lo que suele rodear

las urbanizaciones, los parques... Rotondas, medianas...

Están en todas partes.

¿Tenemos una manera de tratarlo, de evitarlo o de prevenirlo?

El tratamiento es distinto de un resfriado,

por eso es importante ir a un alergólogo,

que te diga que es una alergia

y tratarla, o bien con antihistamínicos,

con tratamientos nasales para esa rinitis, para los ojos,

e incluso, la vacuna.

Pero ¿qué podemos hacer en casa para poder prevenirlo?

Primero, evitar mantener las ventanas abiertas.

Aprovechando que es invierno, ventanas cerradas.

Por otro lado, no correr o hacer deporte

en zonas con este tipo de árboles,

porque cuando corremos o hacemos deporte,

los pulmones se abren más y cogemos más los alérgenos.

¿Qué árboles eran? Arizónicas y cipreses.

Por otro lado, también tenemos que hacer, por ejemplo,

si tendemos la ropa, no hacerlo fuera,

con el viento, los días de viento son los peores.

Tenemos que evitar salir en días de viento, eso por un lado,

por otro lado, si tiendo la ropa fuera y luego me la pongo,

hará que esté aspirando todos los alérgenos que hay ahí.

Ya saben, todos pensábamos que teníamos resfriados de invierno,

y no son resfriados, sino que son alergias,

por eso es muy importante saber distinguir

entre alergia y resfriado.

Volvemos con nuestro compañero Fernando Ballesteros,

sigue con el alergólogo,

que nos explicará cómo podemos distinguirlas.

Doctor, ya estamos en consulta, ¿cómo puedo saber si soy alérgico?

-Lo más importante es la historia clínica,

lo siguiente sería explorarte y luego las pruebas que hacemos,

que son unos test con estos alérgenos.

-¿Lo podemos hacer ahora? -Lo vamos a hacer.

-Hacemos unas pequeñas marcas

donde te pondré las gotitas de las diferentes cosas.

Te voy a poner a la arizónica...

(Música)

Fernando, después de pasar este rato,

no te ha dado alergia ningún polen de los que hemos probado,

pero sí esta de aquí, que es un control positivo.

Eso no indica que seas alérgico a la arizónica.

-Doctor, afortunadamente, no me ha salido ninguna alergia,

si hubiera salido positivo... -Primero, prevención física,

que no te diera directamente el polen.

El polen se produce por las mañanas, a las 8 de la mañana,

y vuelve a caer a las 8 de la tarde, así que no se puede hacer deporte,

en épocas de polinización, ni por la mañana ni por la noche.

No solo hay antihistamínicos,

hay otros tipos de tratamientos como corticoides nasales.

Si esto fuera el bronquio normal tendría este tamaño,

pero cuando llegan las proteínas de la arizónica,

le obstruyen y se queda de este tamaño.

Tenemos que dar un inhalador, broncodilatadores, para abrirlo

y poder tratar la inflamación,

para que el bronquio vuelva otra vez a su estado normal.

-Si dejamos persistir la alergia...

-El asma bronquial sería la continuación a una alergia

que no se ha diagnosticado ni se ha tratado.

-¿Cómo podemos tratarlo?

¿Cuál es el tratamiento de la alergia?

-Si en la prevención, se pone bien un tratamiento,

existe un tratamiento de cura que sería una vacuna

que podría llegar a desensibilizar. -¿Es efectivo? ¿Funciona? ¿Reduce?

-Es efectivo, reduce los síntomas, reduce la inflamación y, sobre todo,

que no evolucione al asma bronquial. -Ya lo saben, quédense con la copla,

estas son las cupresáceas, fíjense en el tipo de hoja,

y ante la duda de congestión del tipo que nos explicaba el doctor,

acudan a la alergólogo, porque hay hasta vacuna.

Montse Parada, ¿qué tal? Buenas tardes.

Buenas tardes.

¿Qué remedio natural nos vas a preparar hoy?

Hoy vamos a preparar una crema para los bebés.

Necesitamos simplemente dos plantas: la caléndula,

que la hemos traído amarilla para que se vea de otro color,

y manzanilla.

La caléndula se utiliza en un montón de cosas,

porque hay un montón de cosméticos que pone "caléndula".

Es que es un gran cicatrizante y regenerarte de la piel.

Es muy usado en cosmética y, cada vez más, en cosmética natural.

La manzanilla, además de antiséptica, también es antiinflamatoria,

entonces, las dos combinaciones nos vienen muy bien

para cuando la piel está muy irritada.

¿Qué hay que hacer? Cuéntame.

Simplemente, macerar las dos plantas en aceite de oliva.

Para eso, necesitamos un bote hermético

y le ponemos las flores de caléndula, fresca, si puede ser,

que casi todo el año están fresquitas.

Son como margaritas, amarillas. Son como margaritas.

Normalmente, son naranjas. Frescas los pétalos de la flor.

Pondremos como dos cucharadas soperas para la mitad de este frasco

y después, una cucharada sopera de flores de manzanilla.

Que es esta de aquí. Mejor así las flores

que la que compramos cuando hacemos infusión que es...

Más triturada. Sí, esta funciona superbien.

Si puede ser fresca, más que mejor,

pero eso es más difícil en estas épocas del año.

Teniendo en cuenta siempre

lo de que cuando es fresca, el doble, ¿no?

Cuando es fresca, el doble de cantidad.

Después, lo cubrimos con aceite de oliva.

Tapamos, cerramos el bote y lo dejamos macerando.

¿Cuánto tiempo?

Si es flor fresca, en una semana se puede usar.

Si es seca, tres semanas. En un sitio oscuro.

¿Y eso por qué? Para que la luz no nos estropee

los principios activos antioxidantes de la caléndula.

Una vez lo hemos preparado y lo hemos dejado,

nos queda este aceite ya macerado,

que he colado un poquito para que luego preparemos.

Este aceite es lo que has colado de ahí.

Sí. Ajá. Vale.

Las flores se han quedado como cocidas, como mustias,

y han soltado todos sus principios activos.

Ya podríamos usar directamente el aceite sobre la piel,

pero es bastante desagradable a la hora de ponerlo,

queda muy pringoso.

No veo el momento de vestirle como le embadurne con el aceite.

Ese es el problema, entonces, hay dos opciones.

La opción sencilla es, coges un tarro pequeñito,

pones un par de cucharadas soperas de aceite aquí, unas gotitas de agua

y agitas

y eso te va a originar una emulsión que dura muy poquito, 10 minutos,

pero que te dejará tiempo necesario para que lo apliques en la piel.

Hay una manera mucho más espectacular

y que nos permite guardar la crema hasta tres meses.

Qué bien, esta me interesa muchísimo.

Es usar lecitina de soja.

Eso lo he visto en grandes superficies, en todas partes, ¿no?

Sí, porque se usa como complemento alimenticio,

incluso, para el colesterol. Claro, por eso lo he visto.

Un par de cucharadas soperas de lecitina de soja,

como cinco cucharadas de agua, para las dos de lecitina.

Dos de lecitina, cinco de agua... Y un Minipimer.

Y Minipimer. Sí.

Entonces, lo primero, mezclamos la lecitina con el agua...

Igual podríamos echar un poquito más de agua.

Una vez tenemos la lecitina triturada,

le echamos el aceite preparado como si fuera una mayonesa.

Aquí es donde tenemos que mirar para qué queremos la crema.

Por ejemplo, esta de aquí, espesa, ideal para el culito de los bebés,

lleva las dos cucharadas de lecitina con las cinco de agua

y 50 ml de aceite, o sea, mucho más fase grasa que no acuosa.

Si la queremos como una hidratante, una loción...

Para todo el cuerpo. Esta es más líquida.

Aquí hay la misma cantidad de agua que de aceite.

Una vez hemos preparado esta primera emulsión,

echamos 50 de aceite en 50 más de agua.

¿Me vas echando tú el aceite?

Vas a ver cómo se forma inmediatamente.

Voy despacito, ¿no? Como con las mayonesas.

Sí.

Sigo echando y vas emulsionando.

Por cierto, los niños, ¿hay que tener cuidado con las alergias

o con algo con esta crema

o como es natural no hay ningún problema?

Lo que tenemos que vigilar es que los bebés que tienen alergia

a las plantas de la familia de las compuestas, que los hay.

Se pregunta al pediatra y ya está, ¿no?

Es muy poco frecuente, pero hay que vigilarlo.

¿A partir de qué edad?

¿Desde que nacen o hay que esperar unos meses?

Desde que nacen. Mira qué bien.

Y tres meses, me dices, ¿en la nevera la tenemos que tener?

En la nevera, porque no tiene ningún tipo de conservante.

Cuando les echemos la cremita, la sacamos un poquito antes

para calentarla, porque sino el niño...

O la ponemos en la mano para calentarla un momentito

y ya tienes la crema totalmente... Ay, qué bueno...

¿Ves qué grasa es? Te queda la sensación de aceite.

Esto, para el culito es genial,

porque el aceite te sirve de hidratante y, a la vez,

te hace de barrera protectora para los pis y compañía.

Que es lo que se necesita con las cremas del culito del bebé.

Y esa para todo el cuerpo.

Es una leche mucho más líquida, la sensación es mucho más fresca

y no es tan aceitosa.

Es hidratante, incluso, no para bebés, incluso para ti.

(Música)

Hasta aquí el programa de hoy.

Doctora Borregón, ¿con qué nos quedamos?

Como hemos visto en el vídeo con...

Si te crees que tienes un resfriado, pero dura mucho,

o congestión nasal, lagrimeo, irritación en la garganta, tos,

puede ser una alergia a las cupresáceas,

que son ahora, de enero a marzo. Hay que ir al alergólogo,

porque el tratamiento es distinto al del resfriado.

Yo, desde luego, me haré las pruebas

porque ya no tengo claro si tengo resfriado o alergia.

Doctor Uríbarri. Espalda solo tenemos una,

entonces tenemos que cuidarla durante toda la vida.

Tener cuidado cómo nos sentamos, cómo planchamos,

cómo hacemos cualquier actividad doméstica.

Cuidado con forzar la espalda. Y doctor De Benito.

Yo me quedaría, todavía estoy helado con lo que hemos visto hacer a Ari.

De verdad, impresionante. El frío y tal.

Recordar que el ejercicio es uno de los mecanismos

para combatir el frío.

A veces, vemos a gente que va en camiseta y pantalón corto

con 4 y 5 bajo cero y no tiene frío, porque el ejercicio genera calor.

Con esto nos marchamos.

Ya saben, más salud por la mañana en "Saber vivir"

y por la tarde, después de "Centro médico",

nosotros en "Esto es vida!". Cuídense. Chao.

Esto es vida.

Si le sonríes te sonríe cada día.

Quiérete, mímate día a día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 11/01/16

Esto es vida! - 11/01/16

11 ene 2016

Hoy, en Esto es Vida, hablamos de soportar el frío, y para ello una especialista se meterá en una bañera de hielo para ver cómo reacciona su cuerpo. Hablaremos también de hábitos posturales con una serie de correcciones sobre malos usos como leer en el sofá o planchar.

ver más sobre "Esto es vida! - 11/01/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 11/01/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios