www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3438820
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 08/01/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Hoy hablaremos del miedo y de las fobias.

¿Qué tal con esta imagen que estamos viendo de nuestra amiga?

¿Se les ha acelerado el pulso? ¡Ay! Nuestra otra amiga.

¿Se les corta la respiración?

Pues no sé a ustedes, no sé si se les está cortando,

ya puede ver.

¿Está ahí? No, ya no está.

Porque Marta, con los ojos tapados hasta hace un momento,

seguro que se le hubiera parado la respiración

porque ella tiene aracnofobia,

o lo que es lo mismo,

tiene un miedo irracional de carácter enfermizo a las arañas.

En unos minutos sabremos cómo responden sus constantes vitales

cuando se acerca una de estas amiguitas,

la primera, la negra, las de las patas.

Por cierto, no dejaremos de aguantar la respiración

porque nos vamos a marchar hasta Barcelona.

Allí está nuestro compañero Fernando Ballesteros,

va a realizar un experimento con una persona que, atención,

es capaz de aguantar hasta 10 minutos bajo el agua

sin respirar, Fernando.

Buenas tardes, compañeros.

Estamos en el Aquarium de Barcelona

y os vamos a presentar un auténtico reto

porque este hombre es el campeón mundial de apnea

y se va sumergir hoy sin respirar rodeado de tiburones.

Hay más de 12.

Os doy algunos datos. 200 kilos, 5 m de longitud.

¿Nervios? Que ya los has visto arriba.

-Un poquito porque son muy grandes.

No estoy muy acostumbrado a bichos muy grandes,

pero yo espero mantener la calma.

-Eso es lo que vamos a ver,

si su respiración se ve afectada por estas condiciones tan extremas,

si es capaz de mantener el ritmo cardíaco.

Aleix, te dejamos que te prepares y nosotros vamos a ir conectando

y vamos a ver esa prueba aquí en este programa,

ya ven, rodeado de tiburones de más de 200 kilos.

Muy atentos, en unos minutos.

Esto es vida.

Si le sonríes te sonríe cada día.

Bueno, pues ya estamos aquí,

ya tenemos a nuestros doctores preparando a Marta,

que la están monitorizando porque vamos a ver

cómo se va acelerando su corazón, si es que se acelera,

yo creo que sí porque ya se está acelerando,

cuando tenga delante a uno de estos bichos

a los que tiene una gran fobia, tiene aracnofobia.

Está también con nosotros Enrique Jurado, buenas tardes.

Buenas tardes. Y bienvenido.

Enrique es experto en inteligencia emocional

y en programación neurolingüística.

¿Lo he dicho bien? Sí, menudo palabro.

Para traducirlo podemos decir

que es como un informático del cerebro

que es capaz de resetearnos un poquito

y no sé si puede llegar a ayudar a Marta

para enfrentarse a esta fobia, a este miedo que tienen las arañas.

¿Es posible? Absolutamente.

Lo que hacemos con la programación neurolingüística

es ir al subconsciente de Marta.

¿Cómo hacemos? Hay vías, hay formas muy técnicas

de poder llegar a ese subconsciente

y poder ayudar a que Marta tenga todos los recursos necesarios

para poder enfrentarse a este miedo. Marta, ¿cómo estás?

¿Tranquila? Todavía no has visto nada

porque al principio te hemos tapados los ojos.

O sea, me tiembla todo. Atacada.

Doctores,

me vais dando la información de cómo está ahora mismo.

Las constantes son buenas. Está saturando muy bien.

Tiene el corazón un poco rápido, a 115 latidos por minuto.

Y la tensión, bueno, aceptable. 13-7, 133-73.

Es decir, las pulsaciones, por ahora... La veo bastante nerviosa.

Las pulsaciones están altas. Están altas.

Indican que tiene miedo.

Ya está poniéndose nerviosa.

Tienes, como decía antes, una fobia a las arañas, un miedo irracional.

¿Qué te pasa?

Ahora ya estamos hablando de arañas,

no sé si hablar de arañas ya te pone nerviosa.

Le sube la frecuencia, sí. Le sube.

Marta...

No deberías haberlo mencionado.

Es que me...

Te bloquea totalmente. Sí.

Es un... No sabría explicar muy bien lo que es,

pero me empieza a subir una cosa y ya si...

No quiero ni pensarla.

Simplemente he nombrado la palabra araña y ¿cómo está?

A 123. ¡123 solo nombrarlo!

Bueno, Enrique, como nos ha dicho, está aquí para intentar conseguir

que Marta se pueda enfrentar a su miedo,

así que el miedo va a entrar, no lo vas a ver primero.

Le vamos a pedir a nuestros compañeros

que pasen la mesa con la amiguita.

Vosotros la podéis ver, la pueden ver en casa.

¡No me la acerques mucho, por favor! No, no, no.

Tranquila, tranquila. No, tranquila.

Ha pasado por delante, no has visto nada.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo estamos? Sigue nerviosa.

Yo decía, Enrique, que es un miedo irracional...

No te vayas, no pasa nada. Tranquila, Marta.

A veces uno tiene ganas de llorar cuando tiene miedo.

Ay, pobre... No te muevas.

Estamos contigo, no pasa nada.

¿Lo que le está pasando ahora mismo a Marta

es lo que le pasa a una persona que tiene fobia?

Absolutamente. Las reacciones son como si...

Ahora mismo siente que está siendo amenazada

por algo que puede perjudicar su vida.

Evidentemente, todas sus alarmas internas están tronando ahí dentro

y esta es la reacción normal de una persona con fobia.

Bloqueo absoluto. -Me molesta todo.

No sé si alguna vez has tenido algún problema,

de niña algún trauma con alguna araña

o de dónde viene esta fobia y este miedo irracional.

No soy consciente de haber pasado esa...

No soy consciente de cuándo fue la primera vez.

¿Cómo está, doctores? Me vais informando.

Tenía una tensión de 13-7 que ahora está en 19-15.

Le está subiendo la tensión.

Este miedo, Marta, tienes 45 años, es de toda la vida,

¿siempre has tenido este terror? Que yo recuerde, sí.

Relájate que te está subiendo la tensión.

No pasa nada, estamos contigo.

Ponte tranquila en la silla, reposa en el respaldo, relajada.

Desde que está en esta situación está hiperventilando,

está respirando más deprisa de lo normal,

tiene la saturación en 100%

y también se puede marear... (GRITA) ¡Ay, la he visto!

No has visto nada. ¡Sí!

Es que ha visto un monitor. Ah, la ha visto en un monitor.

Si os parece, vamos a pagar los monitores

para que ella no pueda haber en ningún momento.

Ya están apagados. ¡Qué horror!

No, que soy yo. Tranquila.

Sigue aquí a mi lado, no está cerca de ti.

Les cuento... (HABLAN A LA VEZ)

Se le hincha el manguito. Pobre.

Yo les cuento.

Durante el programa de hoy

Enrique va a intentar ayudar a Marta

a que se pueda enfrentar a este miedo irracional que tiene.

Va a estar con ella durante todo el programa.

Pero antes... ¿Estás más tranquila? ¿Sí?

Queremos ver cómo puede reaccionar el cuerpo de Marta,

hasta qué punto puede acelerarse el corazón

si se enfrenta a su mayor miedo, que es este bichito de aquí.

¿Os parece...?

Marta, ¿intentamos? Sí, sí, sí.

¿Sí? Sí.

Pues, Luis, ¿me ayudas?

¿Pero me lo vais a acercar? No sé, vamos a ver.

Hasta... ¿Yo no me puedo levantar?

Si tú ves que...

¿Me puedo lev...?

¿Te quedas aquí conmigo? ¿Me puedo levantar?

Puedes hacer lo que quieras, por supuesto.

Si ves que no...

Si veis que no, por favor, se la apartáis.

(NERVIOSA) ¡No muy cerca! ¡No, no, no, tan cerca no!

Más lejos. Luis, Luis, Luis, ¡más lejos!

Más lejos.

Sí, pero que es un miedo irracional.

Por mucho que los demás digamos que no hace nada,

lo que está sintiendo ella es real.

Enrique.

Enrique la sujeta también para que no se escape.

Estamos todos contribuyendo a superar sus miedos,

pero se pone taquicárdica, sudoración, está hiperventilando.

Está a 150 latidos por minuto y mi mano me la está machacando.

Oye, está subiendo bastante las pulsaciones.

¿La podemos alejar ya? Sí.

Yo creo que para que no le siga subiendo la tensión...

Vamos a alejar...

Enrique, si te quieres quedar con Marta, se lo decía a Luis.

Todo esto es por un buen fin.

Vamos a dejar aquí a nuestra amiga.

Marta, ¿qué me dirías si te digo que cuando termine el programa

vas a ser capaz de enfrentarte a esta araña?

No tenéis que luchar cuerpo a cuerpo.

Simplemente mirar la cara a cara. No, mejor que no.

Yo, si consigo mirarla...

Si consiguieras mirarla simplemente sin perder...

No, ya no está, ya no está. Está lejos.

Vale, perdón, perdón.

¿Qué me ibas a decir? Con que consiguieras mirarla...

Eso ya... Para mí sería...

No me lo cre... Vamos, me cuesta creerlo.

Así que te vamos a dejar que te vayas tranquilamente alejada

de la araña con Enrique.

Os vamos a dejar una sala para que estéis tranquilos

y así empiece él su tratamiento

para que Marta dentro de un ratito

mire cara a cara a nuestra amiga.

Nosotros, mientras, seguimos.

Dentro de un ratito veremos si consigue enfrentarse a la tarántula.

Nosotros no abandonamos las fobias

porque vamos a conocer el caso de una persona

que sufre agorafobia,

un miedo irracional, como el de Marta,

que le obliga a no salir del único lugar en el que se siente segura,

su casa.

Su caso es tan extremo que nos ha pedido no mostrar su identidad.

Aún así, quiere que conozcan su historia.

María, a la gente le sorprenderá

que tú sufres un trastorno con agorafobia.

Estás en un sitio abierto.

Explícanos la diferencia. ¿Por qué aquí no te sucede nada?

-Porque me siento segura.

Los ataques de ansiedad o la agorafobia

suele suceder en un sitio donde no encuentras salida

o está sola.

O no tienes un sitio donde poder refugiarte.

-Te cuesta dar la cara

porque nos decías que esto tiene un lastre social.

-Sí, claro. -Te ven como un bicho raro.

¿Crees que no se os comprende? -No, no.

A veces...

Te comprende la gente que tiene lo mismo que tú.

A veces intentas explicar, pero ves que la gente no entiende.

-¿Qué es lo que sientes cuando te da una crisis?

-Lo primero es como un golpe... Como si me quedo sin aire.

Es como un nudo en el estómago que de golpe y porrazo me impide respirar.

Empiezo con la sensación de irrealidad

y la única cosa que pienso o que quiero es

salir de la situación donde estoy, huir.

Hay quien es el "Me voy a morir"

y en mi caso es el "Me voy a volver loca".

Cuando una persona tenga un ataque de ansiedad o de pánico,

acompáñala.

-Estos pasos son alegría, ¿no? -Sí.

-Felicidades por tus logros. Ánimo en el camino

y gracias por contarnos tu historia. -Gracias a vosotros.

Bueno, están viendo a uno de nuestros doctores

colaboradores de "Esto es vida!" monitorizando de nuevo a Marta

y a su lado está Enrique Jurado, experto en inteligencia emocional,

que va a intentar ayudar durante este rato a Marta

para que pueda tratarse de una vez a su miedo.

Estamos viendo cómo son miedos...

Aunque digamos "Una araña, que miedo", no,

hablamos de miedos irracionales, lo acabamos de ver.

¿Por qué reacciona nuestro cuerpo ante el miedo, Luis?

Es una reacción compleja, pero muy primaria.

De hecho, es un instinto de supervivencia.

Uno se siente amenazado

y, frente a una amenaza,

su organismo reacciona de forma automática

para ponerse en escapes, en situación de defensa.

Lo que pasa que en las fobias, lo que comentamos,

son respuestas exageradas frente a un estímulo que sí,

puede ser más o menos amenazante, pero es exagerado.

Y eso es lo patológico.

Miedo, miedo, lo tenemos todos. Qué duda cabe.

Como decía yo, miedo incluso a las palabras.

Ha sido nombrarle la palabra araña,

y ha empezado a temblar y casi a llorar, solo por nombrar la palabra.

Exactamente, lo hemos dicho.

Le ha evocado en su cabeza "araña".

La araña es un concepto que lo captas auditivamente,

pero la imagen la tienes en la cabeza,

te llega a la amígdala.

Y no sabemos exactamente qué procedimientos hay para rechazarlo.

Como ella reconocía:

"Tampoco he tenido ninguna experiencia traumática,

ni que me haya aplicado una".

Me ha llamado la atención que, en cuanto le tocábamos un poco,

rápidamente se creía que era la araña.

No sé si esta pregunta os va a parecer un poco absurda,

¿podemos decir que el miedo afecta nocivamente a nuestra salud?

El miedo, como he dicho, es una reacción que viene bien

porque, lógicamente,... ¿Al revés entonces?

Te viene bien porque tienes que aprender a temer las cosas.

Lo malo es un exceso de miedo, que te paraliza.

El pánico, la fobia, el temor exagerado.

No tener miedo es ser un poco temerario

porque hay situaciones que... El miedo es importante.

Digo físicamente,

es decir, algo más concreto.

Tener fobia te puede afectar al hígado, yo que sé.

El miedo es una reacción normal del cuerpo de defensa

que tienes que tener.

De repente ves que se te acerca un coche a toda velocidad,

tienes miedo, saltas, porque si no el coche te lleva por delante.

Pero el miedo continuado,

las reacciones físicas del miedo continuado,

el corazón rápido, la respiración rápida, la musculatura contraída,

los intestinos como nos decía Luis, eso te machaca.

Si tú vives con miedo durante 2-3 horas, acabas destrozado.

Pues precisamente como es malo,

les recuerdo que estamos intentando ayudar a Marta.

Marta sigue con Enrique

que va a ver si es capaz de conseguir

que Marta se puede enfrentar a su aracnofobia.

En un ratito, ahí vemos a los dos,

vemos que Marta todavía lo está pasando mal,

supongo que le estará hablando de arañas.

Luego nos contará lo que está haciendo.

Mientras, como les decía al principio,

nos vamos hasta Barcelona

donde nuestro compañero Fernando Ballesteros

está con Aleix Segura, campeón del mundo de apnea.

Les vuelvo a dar el dato.

No sé si han intentado aguantar la respiración,

pero este señor llega a aguantar hasta 10 minutos

bajo el agua sin respirar. Es algo impresionante.

Ahora mismo está a punto de sumergirse de nuevo en el agua

para "Esto es vida!".

Eso sí, con una pequeña variante,

que va a estar rodeado de tiburones, ¿no, Fernando?

Compañeros, ya está todo preparado para que el campeón mundial de apnea,

Aleix Segura, comience esa inversión en este Aquarium de Barcelona.

Una inversión que va a ser complicada

Recordemos, va a estar entre 12 tiburones,

también morenas, rayas.

Aquí la presión es máxima.

Lo digo yo que los veo cerquita.

Una situación muy complicada

que seguro que va a alterar en alguna medida a su récord mundial,

que supera los 10 minutos bajo el agua.

Aquí la presión de tener estos escualos rodeándolo

seguro que lo va a modificar en algún grado.

Y nosotros estaremos contando minuto a minuto la inversión.

Creo que está todo preparado. Ahí está Aleix Segura.

Ahí le vemos. Vamos a comenzar el crono

en cuanto empiece a sumergirse.

Nos ha dicho que necesita su tiempo para mantener la respiración,

para ir cogiendo aire. Sí, lo que necesite.

Está todo listo, nos indica con la cabeza que sí.

Tenemos aquí el crono en mano para comenzar en cuanto nos diga.

Comenzamos la cuenta atrás. Comienza.

Vamos allá.

Complicadísima esta prueba.

Seguro que se va a ver afectado en alguna medida su marca.

Las condiciones son diferentes.

Agua muy fría, muchísima presión rodeado de estos animales.

Aquí tenemos la cuenta atrás.

Continuamos con la señal abierta y os vamos indicando

minuto a minuto de esta prueba que hace para este programa.

Gracias, Fernando.

Ya le ven, está sumergido en el agua.

Vamos a ver cuántos minutos aguanta.

Aunque ha llegado hasta 10 minutos,

las condiciones son bastante diferentes,

eso de tener unos cuantos escualos rodeándote

supongo que le hará que a lo mejor aguante menos.

Lo iremos viendo porque vamos a estar todo el rato conectados

para poder ver en todo momento a Aleix.

Yo decía, doctor Uribarri, hasta 10 minutos

sin respirar bajo el agua.

¿Cómo es posible que el cuerpo aguante eso?

Es gente muy entrenada.

Entonces, saben hacer dos cosas.

Minimizar el gasto,

si lo veis, está totalmente quieto, sus músculos no se mueven nada.

Está utilizando muy poco oxígeno.

Al estar tan concentrado...

Al estar tan quieto no utiliza prácticamente oxígeno,

excepto el cerebro que sigue funcionando.

Y son gente que tienen,

de tanto entrenamiento,

tiene una sustancia química en la sangre que favorece

que los glóbulos rojos liberen el oxígeno con más facilidad

a los tejidos.

Luego, el entrenamiento es fundamental.

Aquí le vemos de lo más concentrado, Fernando.

Por ahora, todo va bien, ¿no?

Compañeros, supera el minuto y medio en apnea.

Esta sería la marca máxima que una persona sin entrenar

pudiera aguantar.

Ahí lo vemos, parece que impasible.

Nosotros hemos estado unos minutos antes con él

y estaba muy nervioso.

Ha tenido que hacer un trabajo especial

para controlar su respiración.

Se ha estado calculando el ritmo cardíaco.

Parece como si nada,

pero quiero que vean cómo le rodean estos tiburones

y sigue manteniendo la marca. Va por casi 2 minutos.

Casi 2 minutos nos está diciendo Fernando.

Le vemos muy concentrado.

Él decía que se ha tenido que preparar especialmente,

pero esto aparte llevará una preparación

impresionante, doctora. Claro, Cristina.

Uno no nace con este aguante pulmonar.

Lo normal es que esto se entrene.

La genética no es lo determinante aquí, es el entrenamiento.

Llevará horas y horas de entrenamiento

sumergiéndose cada vez un poquito más.

O sea que eso...

No es nada fácil, hay que hacer mucho esfuerzo.

¿Has visto que ha cogido aire antes? Sí.

Estamos ya agobiados por el tiempo.

Vemos que antes de bajar los buceadores hiperventilan mucho.

Respiran muchas veces para coger mucho oxígeno

y, cuando bajan, van utilizando las reservas que acaban de coger.

Respiran muy rápido antes de sumergirse.

No sé si hay diferencia o no.

¿Es lo mismo no respirar bajo el agua que en la superficie?

¿Aguantar la respiración? ¿Al cuerpo le pasa lo mismo?

Las condiciones bajo el agua...

Por ejemplo, la temperatura está más fría,

eso genera menos consumo energético.

También hay presión del líquido.

Cuanto más te sumerges, el oxígeno se concentra más.

Teóricamente, se puede utilizar mejor,

como comentaba Paloma. Hay una hiperventilación antes.

Pero también un dato muy importante.

Nosotros normalmente utilizamos la parte del oxígeno

que transportan los glóbulos rojos solo la parte de arriba.

Estos personajes que hacen esto son capaces de aprovechar,

de vaciar los glóbulos rojos de todo el oxígeno.

Lo mismo que les pasa a la gente que vive en las alturas.

La gente que vive en el Himalaya,

en situaciones de poco oxígeno en la atmósfera, son capaces de...

Mira, le estamos viendo concentradísimo,

prácticamente no se mueve.

Es lo que me decíais del ahorro energético.

Todo lo que pueda ahorrar...

No me ha quedado muy claro.

Son las células que todas tienen oxígeno,

ellos utilizan ese oxígeno... Los glóbulos rojos.

Son dos pasos.

Los glóbulos rojos sueltan el oxígeno

para ayudar a hacer oxígeno.

Espera, de verdad, estoy viendo los tiburones...

¿Todo bien? ¿Cuánto lleva?

Compañeros, ha sobrepasado ya los 4 minutos.

Dificilísimo lo que está haciendo el campeón mundial de apnea.

Recordamos, está rodeado por 12 tiburones

de más de 5 m de longitud,

200 kilos.

Muchísima la presión que está haciendo este hombre.

Sus compañeros le están apoyando.

No sé si sigue todo bien,

parece que da una señal de que sí, que todo bien.

Sigue el crono, 4 minutos y medio y Aleix Segura continúa en apnea.

Imaginaros lo que puede llegar a ser casi cinco minutos

sin respirar bajo el agua.

No te digo encima rodeado de lo que está rodeado.

Intentas concentrarte, evidentemente,

te echan mal de ojo estos... Le están pasando dos cosas.

Se está empezando a mover. Mira, mira, mira.

Le están pasando dos cosas.

Le está disminuyendo mucho el oxígeno en su sangre

y está aumentando el carbónico, que quiere que respires.

Su cuerpo le está diciendo que tiene que respirar.

Le están dando así como... ¿Está bien?

Ahora se está empezando a mover.

Digamos que ya ha salido de ese estado en el que estaba.

Se está tapando la nariz. ¿Todo bien?

No sé lo que está haciendo ahora mismo. ¿Qué le está pasando?

Ahora mismo no sé si me podéis explicar lo que le está ocurriendo

en el cuerpo a Aleix. Se está empezando a poner nervioso.

Está intentando aguantar las últimas reservas que le quedan.

¡Fernando!

Ahí lo vemos, ese último esfuerzo final.

Vamos por cinco minutos y medio.

Continúa con...

Ahí...

Cuando termine cortaremos el crono. Casi 6 minutos.

5:44. Bueno, impresionante.

Desde luego, la marca suya que supera los 10 minutos en apnea

se ha visto alterada.

Recordamos, agua muy fría

y cómo su respiración, su presión arterial,

se han visto afectadas por estas condiciones de tensión,

rodeado de más de 10 tiburones que le han rodeado durante la prueba.

Sin duda, este hombre es nuestro campeón

y desde aquí les pido un aplauso para Aleix Segura,

campeón de apnea de España. Claro que sí, Fernando.

Increíble, de verdad.

Gracias, Fernando.

Y, por supuesto, gracias a Aleix

que nos ha dejado totalmente alucinados.

Él nos decía lo que le ha ocurrido en el cuerpo a Aleix,

una persona que está muy entrenada y sabe mantener la calma,

incluso utilizar reservas de oxígeno que el resto no.

Pero los que no sabemos,

¿qué ocurriría en nuestro cuerpo si llevamos como 4 minutos?

No llego ni a lo que ha llegado. 4 minutos sin respirar.

Pues nuestro cerebro, al dejar de llegar de oxígeno,

se empieza a obnubilar, a atontar.

Nos empieza a doler la cabeza.

Podemos entrar en coma rápidamente y perder el conocimiento.

Una persona normal a partir de 4 minutos sin oxígeno,

de hecho, puede empezar a perder neuronas.

Se van muriendo a partir de 4 minutos.

Él está muy entrenado,

es capaz de coger esas reservas de oxígeno

y tirar de todas para seguir.

Su corazón y su respiración está acelerado.

Cuando ha empezado a hacer al final, que ha hecho lo de la nariz,

¿qué estaba intentando?

Como se te acumula el CO2 en el cerebro,

es un estímulo para la respiración.

Quieres respirar.

Si te tapas la nariz, ¿por qué no aguantas?

Te tapas la nariz y por más que quieras aguantar no puedes.

Siempre tu cerebro te manda la orden de respirar

porque se te está acumulando el CO2.

Impresionante.

Por cierto, hagan caso a su cerebro y respiren.

Que esto es un auténtico campeón profesional, pero el resto...

Ni 10 ni 1. No aguanto ni 1 casi.

Bueno, les recuerdo que también estamos pendientes de Marta

que sigue en la sala que tenemos a nuestro lado, ahí la están viendo,

se está sometiendo a una terapia que le está dando nuestro experto

en inteligencia emocional, Enrique Jurado.

Él nos ha dicho que va a intentar conseguir que ella pueda enfrentarse

a su terror, a su miedo irracional a las arañas, es aracnofóbica.

Mientras termina esa terapia,

enseguida vamos a ver si han conseguido algo,

porque les vamos a invitar a que pasen de nuevo a nuestro plató

y estará monitorizada,

vamos con la pregunta del día de hoy. Muy atentos.

Va sobre la hormona del crecimiento. A ver si saben la respuesta.

Dentro de un ratito sabremos la respuesta

de nuestra pregunta del día de hoy de la hormona del crecimiento.

Mientras yo les decía que tenemos aquí de nuevo a Marta.

Está con Enrique. Marta, te veo... mucho más relajada. ¿Todo bien?

¿Sí?

Enrique, ¿qué tal ha ido el tratamiento?

Ha ido fantástico. La verdad es que se ha portado como una campeona.

Han tenido poquito tiempo para enfrentarse a este miedo,

pero vamos a ver qué tal. Las constantes vitales

dicen que está más tranquila. Está mucho mejor que antes.

Estaba a 114. Ahora sube a 120, pero antes estábamos a 140.

La tensión le ha llegado a 170.

Ahora la tiene, la más alta, a 140. Está más relajada.

Vamos a dejarte, Enrique, y Marta, un rato más.

Quiero recapitular. Antes me han contado un montón de cosas

nuestros doctores de que le pasa al cuerpo cuando sentimos miedo.

Voy a pedir la ayuda de Fernando que va a venir con una amiga...

muy especial. No pasa nada por aplaudir. No se pone...

Cristina, te los puedo contar todos rápidamente.

Aquí donde ven al pobre doctor Uribarri le dan un poco de miedo.

Por no decir pánico. ¿Sabes qué me ha dicho el cuidador?

Que si se pone nerviosa y se estresa te puede dar un mordisco.

Yo aquí tranquilidad y buenos alimentos.

¿Os importa poneros y utilizando a Fernando y su amiga

me vais explicando y hacemos...? Los puedo contar yo de un tirón.

Lo estoy sintiendo ahora. No pasa nada. Uno por uno.

¿Cómo afecta a nuestro cuerpo el miedo? ¿Qué le pasa a Fernando?

Los ojos: se dilatan las pupilas y dejamos de producir lágrimas.

La consecuencia es ojo seco.

Los pulmones: ventila más deprisa, hiperventila,

y le provoca opresión y dolor torácico.

Exactamente. Mi musculatura está tensa.

Esto me puede provocar temblores, calambres y...

No aprietes. Su corazón se acelera.

Sube la tensión. Eso se traduce en una taquicardia

y sensación de palpitaciones. No sé si podéis...

Sí, seguramente. A mil por hora.

Está muy acelerado. Estoy a 140...

Y no lo oyen, pero las tripas

hacen un ruido espantoso. Se le está moviendo el estómago.

Eso no lo digas, Luis. No se ve en cámara,

pero las tripas se están moviendo con mucho ruido.

Eso es por una aceleración del ritmo intestinal también.

Y el sistema inmunológico se debilita. Lo dejo de lado,

se debilita y eso hace que pueda coger infecciones en un futuro.

Entonces, si falto al trabajo un día de estos es por la serpiente.

No sé quién tiene más miedo, si Fernando o la serpiente.

Gírate y que le veamos la cara la serpiente.

La está agarrando con esa contractura muscular...

Le estoy diciendo que afloje. Baja este brazo.

La serpiente se está portando bastante bien.

No le hagas la pelota a la serpiente. Se te ve el plumero.

Hay que llevarse bien con los bichos.

Bueno... A la que veo estupenda esa Marta.

Sí, yo creo que... nuestra amiga también está estupenda.

Fernando, si quieres... ¿La puedo dejar?

Y mientras vamos con Marta. Enrique, cuéntanos qué habéis estado haciendo

durante este tiempo para relajarla. Hemos estado trabajando...

especialmente con su subconsciente. Ella tenía una imagen de la araña

totalmente fuera de proporción y eso era lo que le generaba,

en ese sentido, la imagen, le generaba la sensación.

Lo que hemos estado trabajando es con su subconsciente

para quitarle decibelios a esta imagen. Y además trabajar

la respiración y ponerle en un estado, darle recursos

a su subconsciente para que una vez que esté cerca de la araña

ella no reaccione con tanto pánico y esté mucho más tranquila.

Yo lo estaba mirando ahora mismo, mientras lo has dicho,

porque antes, si se acuerdan, cuando hemos nombrado la palabra araña

ha empezado a subir. Vamos a tomarle otra vez...

Vemos que por ahora está bastante más relajada.

No sé si esta preparada para la prueba de fuego.

¿Cómo te encuentras?

Tú al principio del programa me has dicho... que simplemente

con ser capaz de mirarla te parecería impresionante.

Cristina, antes ha llegado a subir a 150 y está en 105.

Está mucho mejor que antes. ¿Vamos allá? ¿Estás preparada?

Enrique esta contigo y los médicos.

De nuevo le voy a pedir al doctor De Benito que sea el encargado...

¿Me puedo levantar? De acercarle a nuestra amiga...

Pregunta si se puede levantar, pero no para irse.

Qué pasada. No me lo puedo creer.

Hasta es bonita si te fijas. No me lo puedo creer.

Creo que voy a tocar la urna.

Está a 111. Antes se ha puesto a 140.

Mantiene la frecuencia cardiaca 111. ¿Eres capaz de tocar la urna?

Creo que sí. Nos saluda, ¿ves?

Espera. Todo el tiempo del mundo.

Marta, es impresionante lo que estás consiguiendo ahora mismo.

Todo lo que necesites de tiempo.

¿Bien? Enrique, impresionante. Lo está consiguiendo.

Lo estamos viendo. No es lo que ella nos cuente,

lo vemos en sus pulsaciones. Antes ha llegado a 170.

Quiero verla por aquí. La quieres mirar a la cara.

Uf... Quien te lo iba a decir.

Me parece impresionante.

Os lo digo en serio.

(Aplausos)

Vamos, Marta.

Vamos.

Toma ya.

(Aplausos)

Qué pasada.

Hasta cojo la urna. Se emociona la doctora Borregón.

Quiere coger la urna y todo. Se la quiere llevar a casa.

No me lo puedo creer, de verdad. Yo tampoco.

Mírala.

Esto se me ha ido. No pasa nada.

Quítate ya si quieres... Yo creo que ya todo el mundo lo está viendo.

Hemos visto cómo ha sido capaz. Antes te has puesto a llorar.

No podías hablar. Te faltaba la respiración.

Ahora estas cara a cara y decías que con verla te valdría.

Estás tocando la urna.

¿Te imaginas los paseos que te vas a dar por el monte?

Qué fuerte. ¿Te imaginas?

Las va a ir buscando por el monte. Qué fuerte.

Solo escucha... Ahora solo escucha tu voz, Enrique.

Está tan alucinada ahora mismo... No me extraña.

¿Qué quieres que le pregunte? Que si se imagina ir a pasear...

Imagina irte con tus hijos por el monte y el campo

y observar a las arañas y los bichos tranquilamente.

-Les va a sentar muy mal. Era un espectáculo.

-Van a perder a su madre "locatis" pero van a conseguir una madre

más valiente y más adaptada... ¿El esfuerzo y el sufrimiento

han merecido la pena? Mira.

Es que es impresionante. ¿Os acordáis cómo temblaba?

Mirad la mano. Marta, que lo vean todos.

Esto ya es miedo escénico. Es impresionante. De verdad.

Lo que me deja alucinada no es que lo haya conseguido...

Enrique, no sé si alguna vez en tan poco tiempo

habías conseguido que una persona se enfrentará de esa manera

a un miedo tan irracional. Si tengo que decir la verdad,

normalmente suele tardar entre dos y tres sesiones este tipo de fobias

a animales exóticos... así que tiempo récord.

Ahora voy a recordar, porque no sabíamos cómo iba a salir.

No sé si creían que podía ser posible.

Por como se ha puesto la doctora Borregón,

que ha empezado a emocionarse viendo cómo Marta tocaba la urna,

no sé si te lo podías imaginar.

El ratito que hemos estado aquí antes lo ha pasado tan mal...

Me agarraba la mano de tal manera que ni en el parto agarrarías así...

Y lo ha pasado tan mal con esa angustia,

y esa es la angustia de los pacientes, es que...

Pues, de verdad, Marta, enhorabuena. Sigues teniendo a la colega al lado.

Y ahí está. Os podéis ir de compras juntas casi.

Es que no me... Es impresionante, de verdad.

Lo dicho, muchísimas gracias.

Muchísimas gracias a Enrique Jurado por habernos ayudado de esta manera.

Es impresionante. Nosotros seguimos con más consejos, en este caso

los del doctor Vañó en el próximo "Sin cita previa"

sobre algo que también provoca terror, sobre todo a los hombres:

la calvicie.

¿Cuáles son los consejos para el cuidado de un cabello normal?

Lo primero que debes conocer es que, habitualmente,

el pelo se renueva cada día y es normal que 50 cabellos

se caigan al día para que vuelvan a aparecer otros 50.

La caída de pelo en sí no debe ser un problema.

A nivel cosmético el lavado diario del cabello con champú

no perjudica al cabello por lo que es saludable lavarse el pelo con champú

y de la misma forma se pueden utilizar tintes, lacas, gominas, etc.

porque esos productos cosméticos no van a llegar a la raíz del pelo

y no van a empeorar ninguna forma de alopecia ni caída de pelo.

El champú anticaída médicamente no existe

por lo tanto es fundamental diferenciar la caída de pelo,

de cuando tenemos un problema de pérdida de densidad capilar,

que en ese caso debemos acudir a nuestro médico

para que nos dé el diagnóstico y el tratamiento correcto.

Una tarde más estamos aquí con Montse Parada,

nuestra doctora en farmacia y vamos a preparar un remedio natural.

Hoy vamos a preparar un champú natural, vegetal.

Le vamos a añadir un poquito de aceite de coco

para que sea hidratante para el pelo seco.

Si lo quisiéramos para pelo normal o pelo graso no le añadiríamos el coco.

¿Qué necesitamos para este champú natural?

Necesitamos la raíz de una planta que se llama saponaria.

Esta planta crece en las orillas de los ríos en las zonas arenosas

y tiene una raíz bastante profunda.

Esta raíz lleva unos principios activos, saponina,

que son limpiadores. Es la base de los jabones antiguos.

Entonces lo que vamos a hacer es usar solo la raíz.

La raíz la vamos a cortar y la vamos a machacar en el mortero

para extraer la saponina.

La planta sales y la recoges. Para los que no sepamos encontrarla...

La puedes recoger pero también la puedes pedir seca en el herbolario.

Antes la saponaria se usaba como expectorante

aunque ahora está bastante en desuso. Nos vale fresca y seca.

Vale seca y fresca. La machacamos en el mortero y cuando esta machacada

la echamos en agua hirviendo, cerramos el fuego

y la dejamos reposando toda la noche.

Una vez ha reposado toda la noche la vamos a colar.

Hay que decir que la raíz hay que lavarla muy bien antes de usarla.

Eso por supuesto.

La colaremos con un colador muy fino.

Si ha quedado algo de arena así no va al champú.

Veo que hay mucha cantidad. Hemos puesto bastante...

Para 1 l de agua unos 50 g de raíz.

Como yo la he usado fresca he usado el doble.

Una vez lo hemos colado se podría usar.

Lo que vamos a hacer es añadir unas gotitas de sándalo

aparte de el olor da un brillo especial.

Como hemos dicho que sería para pelo seco

vamos a añadir también una cucharita de aceite de coco.

Para el que tenga pelo graso hemos dicho que no.

Para el pelo graso el aceite de coco engrasaría aún más.

Tenemos el aceite de coco al baño María para tenerlo líquido.

Y añadimos un par de cucharaditas de estas pequeñas. Un par.

Huele muy bien ahora que has puesto...

Las raíces no olían también. El olor es muy bueno.

No es un champú que haga mucha espuma.

La saponina limpia pero no dan espuma abundante.

Esto se nota en el tacto que es jabón pero la cantidad de espuma es mínima.

Eso, Montse, es una duda que la gente tiene habitualmente.

Los jabones que son mejores no son los que hacen más espuma.

Todo lo contrario. Cuanta más espuma hace y mejor huele un champú o jabón

es peor para la piel porque la irrita más.

Suele llevar perfumes y detergentes

y limpia lo mismo uno que no hace espuma y respeta más la piel.

En este caso es igual. Exactamente lo mismo.

¿Cuánto tiempo nos duraría? Puede durar hasta tres meses.

Como no hemos puesto conservantes lo mejores guardarlo en la nevera,

como siempre decimos.

Y cada vez que lo vayamos a usar...

¿Se puede usar cada vez que uno se lave el pelo?

Lo puedes usar cada día. Es un champú muy suave.

Simplemente lo tapas hermético, lo guardas en la nevera y ya está.

Bueno, pues un remedio muy útil. Muchísimas gracias, Montse.

Nos vemos mañana. Muy bien.

Muchísimas gracias a Montse. Yo lo voy a probar. Me ha encantado.

Por cierto, una pregunta, ¿se ponen nerviosos cuando van al médico?

En principio esto es normal. A todos nos imponen un poquito.

Pero hay personas que tienen un verdadero problema.

Se ponen tan nerviosos que incluso se ha puesto nombre este problema.

Se llama el síndrome de la bata blanca.

Nuestra compañera Trini García ha estado con una persona que lo sufre.

¿Se pone nervioso cuando acude a la consulta del médico? ¿Se angustia?

Siente que el corazón se le acelera?

¿Siente un sudor frío que recorre su cuerpo?

Es un miedo generalizado que padece más del 20 % de la población.

¿Sabemos identificar este fenómeno?

¿Sabría explicarme qué es el síndrome de la bata blanca?

-No lo sé, pero creo que lo he tenido.

-Es miedo a los médicos. Simplemente por llevar bata.

-Los niños, en cuanto ven una bata blanca, se echan a llorar.

-¿Que los médicos están estresados?

-No lo sé, sinceramente.

-¿Ir más al médico de lo que necesitas?

-Le sube la tensión a la gente cuando ve a la enfermera o al médico.

-¿Qué tal? ¿Cómo está? ¿Qué tensión tenía en casa?

-11,5 y 7,5.

¿Está nervioso como siempre o más tranquilo?

-Estoy nervioso.

-Vamos a tomar la tensión a ver qué tensión tiene.

Tiene una tensión de 145/71.

Un poquito alta, más que la que tenía en casa.

-Se le ha disparado la tensión.

¿Es muy común? ¿Este fenómeno como se llama?

-Este fenómeno es el síndrome de la bata blanca.

Se produce porque el paciente se pone nervioso delante del médico

y aparecen una serie de mecanismos como la taquicardia, vasoconstricción

etcétera, que desemboca en una tensión más alta en la consulta.

-Pautas, doctor. ¿Cuándo debemos tomarnos la tensión?

Recomendaciones para que esto no suceda.

-Esto va a suceder siempre.

El paciente que tiene el fenómeno de la bata blanca

lo va a seguir desarrollando. Yo tengo pacientes hace muchos años,

él es uno de ellos, y siempre que viene a verme,

por mucha confianza que le demos, se va a poner nervioso

y tiene el efecto de bata blanca. El paciente tiene que hacerse

tres tomas de tensión. ¿Cómo? Exactamente como lo hemos hecho aquí.

El paciente tiene que estar tranquilo, relajado,

con el brazo a la altura de la aurícula, del corazón,

no ha debido de comer, fumar ni tomar alcohol dos horas antes de la toma,

no cruzar las piernas, algo que la gente hace frecuentemente.

La primera la descarta. Un intervalo entre tres y cinco minutos cada una.

De las otras dos que se toma tiene que hacer la media.

Esa es la tensión buena.

-Esteban, ¿estás ya más tranquilo? -Sí, estupendamente.

El síndrome de la bata blanca. Es verdad que existe este síndrome,

pero también hay algunos médicos que nos imponen y ponen más nerviosos.

Les voy a proponer a nuestros doctores

que un día abramos esa consulta que hemos abierto alguna vez

en "Esto es vida!" y hablemos del comportamiento,

algunas veces no muy bueno, de algunos médicos. ¿Les parece?

Luego hablo con ellos. Por cierto, en la pregunta del día de hoy

les preguntábamos sobre la hormona del crecimiento.

¿Saben la respuesta? ¿Sí? ¿No? Otra oportunidad.

En nada vamos a descubrir en qué momento segregamos más esta hormona

pero ha llegado el momento del "Locuratorio"

y como ven Luis está muy bien acompañado.

¿Quién es tu acompañante? Preséntamela.

¿Cómo te llamas? Nuria.

Pues un aplauso para Nuria. Bienvenida.

Todas las semanas construimos algún miembro para nuestro gigante,

para Pedrito. ¿Le has visto al entrar?

Ese Frankenstein tan grande. Hoy vamos a hacer las piernas.

Hemos diseñado un juego para utilizar la presión.

Aquí tenemos un juego montado con jeringuillas.

Hemos metido líquido verde. Si llenas se eleva.

Qué chulo. Me encanta.

Yo me voy a poner aquí con estas dos.

Tenemos un laberinto aquí arriba con una bolita.

Tenemos que jugar a llevarla de un lado al otro...

Y utilizamos la presión... Cuidado, que viene. Ahí.

Y yo bajo para que venga hacia mí. Qué divertido esto. Me encanta.

Todavía no tengo muy claro que tiene que ver con las piernas.

Ahora lo veremos. Son los émbolos lo que veremos en la pierna.

Como veis, a través de este juego tan sencillo...

(Aplausos)

Podemos pasar un rato muy agradable. ¿Esto cómo se traduce?

Vamos, como digo, a construir las piernas a Pedrito.

¿Has dado algo de anatomía? Aquí tenemos varias piezas.

Tenemos el fémur, el hueso más largo del cuerpo,

y encima del fémur hay un músculo muy gordo, el cuádriceps,

el que más fuerza hace para doblar la pierna.

Esto es el cuádriceps y esto es el fémur.

Esta juntito. Esta articulación que vemos aquí es la rodilla.

Ahí donde se juntan dos huesos es la rodilla.

¿El tema hidráulico cómo se traduce en la pierna?

¿Tenemos líquido dentro de las piernas?

No, no, no. Hay un sistema de émbolos.

Hemos visto cómo los músculos se contraen y eso hace que se acorten.

Tiran de los tendones

y de un hueso sobre otro y así se dobla una pierna.

Ponemos el pie y con esto ya tendríamos todo montado.

Va al final. Esta es la tibia y el peroné.

¿Sabías que todos los huesos del cuerpo son fríos excepto la tibia?

No, yo me sabía lo de: "mueve la tibia y el peroné".

La tibia no es fría, es tibia.

Ya tenemos la pierna montada. Qué chulo.

Mira lo que sucede cuando doblamos el músculo.

Cuando doblamos el músculo, el émbolo se estira.

Al traccionar de aquí...

este músculo se tensa con un émbolo que sube...

y luego se recupera.

Esta es la flexión de la pierna y el sistema de émbolos.

(Aplausos)

Así es como funciona la tracción, la flexión, de la rodilla.

¿Te ha molado? Sí.

Vale, pues mientras ellos van a colocar la pierna de Pedrito,

¿se acuerdan de la pregunta del día? la hormona del crecimiento...

¿cuando las agregamos más?

Por la noche, por la mañana, después de la comida...

¿Quieren saber la respuesta? ¿Sí? Vamos a verla.

Bueno, Nuria, vamos a colocar la segunda pata, la segunda pierna.

Mira que alto es Pedrito. Se coloca aquí.

Es el fémur y en la cadera queda bien anclada.

Pedrito se queda con sus dos piernas perfectamente

con el cuádriceps y estas cosas que hemos construido.

Así ya puede caminar y salir de paseo y esas cosas.

Nosotros vamos a despedir el programa.

Cómo me gusta el cerebro de Pedrito.

Luis que venga hacia acá. Hasta aquí hemos llegado.

Por cierto, ¿la hormona del crecimiento más por la noche?

Yo no lo sabía. Segregamos más por la noche

y por eso es importante dormir bien, sobre todo los niños,

que son los que tienen que crecer. Desde luego, verdad.

Bueno, ¿con qué nos quedamos? Ya llegan Nuria y el doctor De Benito.

Yo con un consejo para la gente que tiene fobias.

Es muy importante pedir ayuda a los profesionales, como hemos visto.

Si tienes una fobia se puede intentar superar.

Ha sido impresionante.

Yo lo mismo. Insisto en lo mismo. Me ha parecido impresionante

como las fobias, una cosa que te condiciona tanto la vida,

se puede superar con pocas sesiones. Es un mensaje claro.

¿Doctor De Benito? Yo me quedo con el juego este

que hemos hecho con la presión. Es muy sencillo de hacer

y a los niños les gusta mucho comprobar como no siempre

lo más gordo es lo que funciona mejor, lo más eficaz.

¿Te ha gustado Pedrito y el juego? ¿Te lo quieres llevar?

Sí. Pues ahora negociamos.

Nosotros nos marchamos.

Más salud por la mañana en "Saber vivir"

y nosotros después de "Centro médico". Cuídense. Chao.

Esto es vida.

Si le sonríes te sonríe cada día.

Quiérete,

mímate

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 08/01/16

Esto es vida! - 08/01/16

08 ene 2016

Hoy, en Esto es Vida, hablamos de fobias. Para eso, con la ayuda de un experto en inteligencia emocional, ayudamos a Marta, una aracnofóbica a superar su miedo a las arañas. También asistiremos al intento de batir el record de apnea bajo el agua y veremos cómo controlar la respiración.

ver más sobre "Esto es vida! - 08/01/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 08/01/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos