www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
3344688
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 02/11/15  - Ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes, ¿cómo están? Bienvenidos a "Esto es vida!".

Hoy estoy nerviosa

porque estrenamos una sección que se llama ¡El Estresómetro!

con el que someteremos a muchos famosos

a una prueba de estrés y como estoy muy nerviosa

le he pedido al doctor Fernando Uribarri, ¿qué tal?

Que también estoy muy nervioso... Que nos teste esta máquina,

esta realidad virtual, esta prueba de estrés,

para que nuestro famoso, que hoy tenemos al primero en plató,

se pueda subir, ¿estás tranquilo? Estoy nerviosísimo y asustado.

No me extraña, porque es brutal. Ve preparándote, por favor,

ve poniéndote las gafas, te vamos preparando...

Antes, me dicen, que Paloma está en la grada,

pero solo veo una montaña de jerséis y no la veo, ¿está detrás?

Aquí estoy, Cristina.

Hoy vamos a hablar de algo que afecta a todas las mujeres

en algún momento de su vida, la menopausia.

Con la ayuda de estos jerséis,

comprobaremos cómo es uno de los síntomas más frecuentes,

los sofocos.

De menopausia, del "¡Estresómetro!", de un montón de cosas,

de esas y muchas más, hoy en "Esto es vida!"

Esto es vida.

Si le sonríes te sonríe cada día.

Quiérete, mímate día a día.

Creo que ya están oyendo el: ¡Ay, ay, ay!"

Fernando ha empezado con la prueba de estrés

a la que luego someteremos a nuestro primer famoso.

Podemos decir que... ¿Estás bien, Fernando?

Estoy fatal.

Muy famoso, no les digo nada más, luego lo veremos.

No estamos dejando que vea esto para que se atreva a subir,

porque sino... ¿Qué tal, Fernando? Mejor ahora, porque ha parado.

Ha parado, pero esto es tremendo. Baja, baja. Quítate las...

¿Me bajo? ¿Me las quito? Las gafas.

Luego nuestro famoso se subirá a esta máquina

y se va a someter a esta prueba de estrés

que, como digo, es brutal. Brutal, brutal.

Me da miedo que salga corriendo cuando vea lo que le vamos a hacer.

Oye, sacadme de aquí, ¿no? Luis, ¿dónde estás?

¿Quién ha cerrado la puerta? Te abro, Luis.

Pero bueno, ¿quién ha dejado esto cerrado?

Así no hay manera de ver nada. Te abro.

Menos mal... Menos mal que se hace la luz.

Qué barbaridad, me tenéis encerrado. Luis, por cierto,

a ver cuándo me dejas entrar en el holograma

porque me lo pasé muy bien el otro día con el páncreas.

Estás invitado a venir cuando quieras.

Hoy, aprovechando que hablaremos de la menopausia,

con la ayuda del holograma, voy a enseñarles

qué le sucede a una mujer cuando tiene la menopausia,

es decir, cuando le falta el ciclo ovárico,

que es de lo que vamos a hablar hoy, gracias al holograma.

Aparte de hablarnos de la menopausia Luis en el holograma,

vamos a conectar con nuestra caravana

y la doctora Ana Caravaca

que está recorriendo los pueblos de toda España.

Vamos a verte, Ana.

¿No se han dado cuenta de que a la hora de subir

se fatigaban? -Muchísimo.

Hemos ido a la Ciudad Encantada

y a mitad de camino me he tenido que volver.

(Aplausos)

Vamos a hablar del único proceso que, antes o después,

afecta al 100 % de las mujeres, la menopausia.

Suele aparecer, normalmente, entre los 45 y los 55 años.

En España, 7 de cada 10 mujeres

sufren sofocos que alteran su calidad de vida.

En España, 1 de cada 100 mujeres en edad fértil

tienen menopausia precoz. Gracias, Paloma.

Precisamente, nos quedamos con el último dato

que nos ha dado la doctora Borregón,

1 de cada 100 tiene menopausia precoz

porque, precisamente, nuestra primera invitada, Paula,

buenas tardes y bienvenida. Buenas tardes.

Tienes menopausia precoz.

¿A qué edad te diagnosticaron esta menopausia?

¿Por qué fue provocada?

Me la diagnosticaron a los 30 años

porque, tras un cáncer de mama, me quitaron los ovarios

ya que había mutado el gen BRCA2, que todos lo conocerán...

A ver... (RÍE)

Vamos a explicarlo para que todo el mundo lo entienda.

En tu caso, primero fue un cáncer de mama.

A partir de ahí, es lo que provocó, tuvieron que extirparte los ovarios,

y eso es lo que provocó tu menopausia precoz.

Decías lo de ese gen...

Es el gen que tiene Angelina Jolie. Sí, justo.

Es un cáncer de mama especial.

Es un cáncer de mama genético y hormonodependiente,

entonces por eso deciden,

no a todas las mujeres que sufren cáncer de mama,

se le quitan los ovarios,

solo a las que tenemos esa pequeña estadística

que mutamos el gen BRCA2 e, igual, a las mujeres que lo mutan,

no a todas nos quitan los ovarios. Vale, el caso es que esa situación

es lo que hace que te diagnostiquen esa menopausia precoz,

¿qué empiezas a sentir?

Suele ser una menopausia mucho más dura que la normal

y se nota justo después de operarte.

Tienes síntomas, los sofocos...

Antes dormía muy bien y ahora tengo un insomnio tremendo,

te empiezas a sentir rara, mucho más cansada que antes,

y lo notas... Son muy bruscos los síntomas.

Tan bruscos que antes de comenzar, cuando charlábamos fuera,

me decías: "Fíjate si es brusco que, para mí, ha sido peor

la menopausia precoz, los síntomas, que lo vivido con el cáncer".

En este proceso tan complicado aparece una persona en tu vida,

te enamoras. (RÍE) Sí.

Recién operadita, recuerdo que vi un programa en La 2

que hablaban de la atracción de los hombres y las mujeres

mediante la química y la fertilidad

y yo que me acababa de operar, me dio un horror, porque digo:

"No voy a atraer a ningún hombre..." Pensando en la fertilidad.

Claro y la química...

Digo: "Me han quitado todos mi ovarios...",

pero no, me enamoré,

y es algo muy especial que tu pareja, en estos momentos, te apoye.

Con respecto a lo que decías del cáncer, es verdad.

Los tratamientos del cáncer tienen una duración determinada,

la menopausia es totalmente crónica y no tiene el apoyo...

Para el cáncer siempre hay una palabra de apoyo, de solidaridad,

la menopausia precoz tiene tabús

y presiones sociales hacia las mujeres

porque, claro, tienes infertilidad, tienes muchos síntomas...

Inapetencia sexual...

Inapetencia sexual, te afecta en todo.

Hay muchos síntomas que te afectan tengas la edad que tengas,

pero que con 30 años te afectan mucho más.

Tu pareja es comprensiva, te está ayudando un montón,

para ti es muy importante,

tanto que has decidido que también quieres ser madre.

Claro, es que la infertilidad te afecta muchísimo

y las mujeres no lo solemos contar,

suele ser algo que llevamos en secreto,

y desde aquí quiero dar un mensaje muy positivo,

porque sí se puede, no es fácil el proceso,

porque tiene que ser con unos tratamientos

o recurrir a la ovodonación

o a nuestros propios óvulos si los tienes vitrificados,

pero sí que es un deseo que tengo

y que espero realizar en un futuro próximo.

Me voy a quedar con ese mensaje, puede ser complicado,

pero se puede ser madre,

se puede mantener una relación con una pareja,

si es comprensiva y te entiende, perfectamente,

y además, si quieren algo más, estás escribiendo un blog.

Nodramapausia.com.

Donde le quitas mucho drama a este tema

y explicas muchas cosas.

De verdad, Paula, te agradezco un montón

que hayas estado con nosotros, sobre todo, por ver esa sonrisa

que es tan maravillosa, que nos está iluminando a todos.

Muchísimas gracias.

Ahora, nuestro doctor Luis de Benito nos explicará a todos

cómo es el proceso de la ovulación

y por qué tiene que ver tanto con la menopausia, Luis.

Muchas gracias, Cristina.

Vamos a intentar, a través del holograma,

explicar qué sucede durante el ciclo ovárico.

El ciclo ovárico comienza cuando, alrededor...

Esto que vemos en el holograma son los ovarios.

Los ovarios están al lado del útero.

Son dos órganos, es un órgano par, está uno a cada lado,

y son los semilleros, los que contienen estas células

que son los ovocitos,

que son las células que producirán las células germinales.

Están rodeadas de otras células y cada ovario tiene alrededor

de 100 000-200 000 ovocitos desde que nace.

Llega un momento en el que, al final de la menstruación,

el ovocito junta, hay otros ovocitos alrededor,

y varios de ellos se deciden a aumentar de tamaño.

Van aumentando de tamaño por efecto hormonal

y proliferan 1 docena, 2 docenas de ellos y empiezan a crecer.

Liberan hormonas a la sangre, viajan por el torrente sanguíneo

y ese torrente sanguíneo lleva esas hormonas

a una glándula que está en el cerebro,

glándula llamada hipófisis,

y allí es donde empiezan a liberarse esas hormonas que ustedes conocen,

el estrógeno, la progesterona...

Y hay varios ovocitos que empiezan a proliferar, son varios,

pero hay uno que crece más que los demás.

Ese, el que crece más, termina explotando

y libera el ovocito que es recogido por las trompas de Falopio

y viaja, acariciándose por las fimbrias,

por esos pelillos que tienen las trompas de Falopio,

hacia la luz, que es el útero.

Si en el camino se encuentra a algún espermatozoide

que ha llegado ahí, no se sabe muy bien cómo,

lo fecunda y entonces tenemos una gestación,

pero si no sucede eso, viene la menstruación

y se elimina el ovocito hasta el ciclo siguiente.

(Aplausos)

Vamos a seguir hablando de menopausia,

porque los síntomas de la menopausia a veces son muy fuertes,

muy complicados, y no solo afectan a la persona que los sufre,

sino a la pareja, a la persona que tiene que convivir con ella.

Por eso hemos invitado a Rosa y a Fernando que están aquí,

buenas tardes y bienvenidos a los dos.

Lleváis 27 años de feliz, ¿puedo decir, matrimonio?

Por supuesto. Faltaría más,

pero de repente entra en vuestras vidas

la menopausia, Rosa, ¿cómo fue?

¿En qué momento y cómo lo empezaste a notar?

No es algo que venga de forma brusca, va habiendo pequeños detalles,

que al principio no los tienes en cuenta,

pero te van dando la idea de lo que va a ser.

Creo recordar que sobre los 47 años

empecé a notar un cambio corporal bastante importante.

¿Físico? ¿Qué notabas?

Te miras al espejo y no te reconoces,

porque, de repente, el culo se te mete para adentro,

y todo lo que del culo te ha desaparecido

se empieza a recolocar por aquí

y en el pecho, pero en los laterales...

Es decir: "¿Qué está pasando con mi cuerpo?

Y este cambio de cuerpo lo unimos a un humor fantástico, ¿verdad?

Cuando llega la menopausia, los cambio de humor se notan

porque te levantas y no sabes por qué estás reñida con el mundo

y con la vida y lo pagas con todo lo que pillas, claro.

¿Qué es lo que pillamos por la mañana en casa? A Fernando.

¿Cómo llevamos esos cambios de humor?

Llevamos tantos años casados, que ya depende de cómo salga el toro,

hay que torear de una manera u otra.

Es complicado, a veces se pasa de 0 a 100 en cuestión de segundos,

de cambios de humor y tienes que pensar que he hecho,

si no he hecho nada.

También, por ejemplo, viene otra cosa.

Sé que a la hora de dormir juntos, convivir y compartir

es complicado, que es calorcito, los sofocos,

que empiezas a morirte de calor, Rosa.

Eso no sé cómo lo lleva Fernando.

Mi casa parece el camarote de Locomía ahora mismo.

¿Por qué? Porque hay abanicos por todos lados.

En cada planta hay un abanico, porque está todo el día,

de repente le pega el sofoco y es así.

Yo entiendo que tiene que ser problemático para las mujeres

pasar por ese trance.

De todas formas, también te voy a decir una cosa.

Yo no sé la temperatura corporal de las personas,

a veces es diferente. Sí.

En los hombres, fundamentalmente, yo por lo menos, en mi caso,

es que yo siempre tengo calor, pero incluso en invierno

tengo calor.

¿Tú crees que ese calor se puede comparar a los sofocos, Rosa?

No tienen ni idea, ¿verdad?

Es un calor interno, es horroroso, como si tuvieses una estufa dentro.

Te vamos a ayudar.

Yo quiero que os quedéis aquí conmigo,

porque hoy, Fernando, vas a saber la diferencia

entre tener calor, masa corporal, o un sofoco y cómo se pasa.

Quedaros aquí conmigo.

Mientras nosotros vamos a seguir hablando de menopausia

con la doctora Paloma Borregón y el doctor Uribarri,

que creo que están muy bien acompañados, ¿verdad?

Efectivamente, Cristina.

Vamos a seguir hablando de menopausia

y para eso tenemos con nosotros aquí a la doctora Carmen Menéndez,

que es ginecóloga, responsable de la Unidad de Salud de la Mujer

del Instituto Palacios.

Encantada de estar con vosotros. Bienvenida.

(Aplausos)

Cuéntanos, doctora, ¿el caso es Rosa es lo más frecuente, habitual?

¿Qué síntomas tiene la menopausia?

Vamos a ver, el caso de Rosa es bastante frecuente.

De 100 mujeres, 70 tienen esos síntomas,

pero de esas 70,

un 25 % es como Rosa.

Hay mujeres que tienen muchos sofocos,

pero de intensidad son muy pequeños, aunque sean frecuentes,

y no les pasa nada, pero hay mujeres que el sofoco que es, como ha dicho,

como una estufa, es caliente, caliente,

con taquicardias, palpitación.

Es una sensación de agobio, pero que día a día,

y si tienes cuatro al día, imagínate cuando estás trabajando

o estás es tu casa.

Es importante que aparte de los abanicos,

que son estupendos para quitar,

en el caso de Rosa que tiene muchos sofocos y lo pasa mal,

es que tenemos buenos tratamientos para quitar esos síntomas.

Carmen, hablamos mucho de la menopausia.

También existe la perimenopausia.

Me gustaría que nos contaras un poco qué es, cuánto dura.

La menopausia en realidad es la última regla de la mujer.

Es un día y punto, pero para llegar a ello

hay un periodo de tiempo,

que normalmente empieza a los 45 años,

que es cuando las mujeres empezamos a notar

que algo está ocurriendo, que algo está cambiando en nuestro cuerpo,

que empiezan nuestras menstruaciones a cambiar, se acortan,

se alargan, se van acentuando esos cambios de humor premenstrual

que empieza un 50 % empieza,

cuando en los días previos a la regla,

empieza a tener sofocos etcétera.

Esos cambios de humor, esa mayor irritabilidad,

que dices: "¿Qué me está pasando?".

Te das cuenta y es eso, a eso le llamamos perimenopausia,

que es lo que yo considero que más nos fastidia.

Es una etapa de mayor vulnerabilidad,

respondemos peor a las situaciones de estrés,

y el estrés no es estar nervioso, sino en cualquier situación.

Tenemos una duda que queremos resolverle a todo el mundo.

Los tratamientos hormonales, ¿cuándo sí, cuándo no?

¿Para qué mujeres? ¿En qué caso?

Tratamiento hormonal es el tratamiento de elección

de los síntomas vasomotores, sofocos, sudores, etcétera.

¿Cuándo? Cuando la mujer empieza a tener síntomas.

En esa etapa de cambio,

lo que nosotros llamamos perimenopausia.

Entre los 45-55 años, es la edad ideal para el tratamiento hormonal.

Aquí insisto es el tratamiento de elección.

También es verdad que se tiene mucho miedo

a las hormonas, a los estrógenos, pero bien dados, bien pautados,

e individualizados en cada mujer, alivia muchísimo los síntomas,

y es mucho más beneficioso.

Doctora Carmen Menéndez, ha sido un placer tenerte aquí con nosotros.

Encantada estoy yo con estar con vosotros.

Esperemos que vuelvas. Muchas gracias.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

Ya saben, hace un momento he estado hablando con Rosa y Fernando.

27 años de feliz matrimonio, están encantados,

pero la menopausia ha hecho un poco de mella en el matrimonio

como suele ser habitual.

Hablábamos de esos sofocos, de esa ansiedad,

y yo le decía a Fernando que aunque eso de tener

un poco más de calor es normal, y a ti también te pasa,

hoy vas a poder comprobar que lo que le pasa a Rosa

no es un poquito más de calor, es algo mucho más importante

y mucho más agobiante, ¿verdad que sí?

Nos vamos a poner en el lugar de todas las mujeres

que tienen menopausia en España y sufren los sofocos.

Vamos a ver qué sucede haciendo un experimento con Fernando.

Siéntate por aquí.

A Fernando le hemos quitado el micro,

porque en breve no te va a servir de nada.

Yo me iré acercando cada vez que quieras decir algo.

¿Cómo te encuentras antes de empezar?

Vamos a ver si soy capaz de superar esta prueba.

¿Calor? Ahora bien.

Vas a flipar. Vas a sentir lo que siente Rosa.

Vamos a ver, Fernando, echame una mano.

Vamos poniendo capitas de jerséis, te voy a ir ayudando,

te voy a ir pasando distintas capas.

Nos podéis animar, por supuesto.

(GRITAN) ¡Fernando, Fernando!

Rosa, si en algún momento quieres parar, quieres que sufra más,

tú nos vas poniendo el límite.

El límite te voy a decir yo cuál es.

(GRITAN) ¡Otra!

-Le tengo que decir a él lo que tiene que sentir

para llegar al limite.

¿Cómo vamos, Fernando? De momento vamos bien.

Más, más, yo no sé si Rosa puede ayudar a Paloma.

A poner. Sí, ve ayudándola.

Vamos más rápidos, más jerseys, yo también voy a ayudar.

Vamos con uno fresquito.

(GRITAN) ¡Otro, otro!

Por aquí la manga, Fernando.

Esto es así, de repente, subidón.

(GRITAN) ¡Otro, otro!

Todos los doctores prevenidos que nos estamos pasando.

Además, cuando uno tiene la menopausia,

empieza a engordar, quiere adelgazar,

vamos a hacer un poco de gimnasia, vamos a subir la temperatura.

Unas sentadillas, eso es.

Más rápido, Fernando.

(TODOS) ¡Tres, cuatro, cinco!

¡Seis, siete, ocho! Vamos poniendo más capas.

¿Le pongo otro?

(TODOS) ¡Nueve, diez, once!

¿Como vas?

No pares de hacer sentadillas. Es un horror.

Esto es un horror, amigo, no sabes lko que son los sofocos.

Puedes ir cantando una canción o algo.

Rosa, ¿algún consejo para tu marido? Tú que eres experta en sofocos.

Una nevera para meter la cabeza.

¿Vamos bien? Vamos bien.

No sé si tenemos algún caldito caliente o algún café.

Me queréis matar.

No, simplemente llegar a lo que llegan

Rosa y muchas mujeres.

(TODOS) ¡Otro, otro!

¿Te lo estás pasando bien?

¿Ya no puedes más? Siéntate, Fernando,

que te dejo que te sientes, pero para ponerte otro jersey.

Yo sinceramente quiero que pensemos

los focos, la cantidad de jerseys que lleva encima.

Está sudando la gota gorda. Exactamente.

Me encantaría que pudieran verle el agobio que tiene ahora mismo.

Rosa me estaba diciendo que ella estaba disfrutando un montón.

Con lo cual, me alegro muchísimo, porque eso era lo que queríamos.

Dice el público y nosotros.

Fernando, ¿cómo te sientes ahora mismo?

Es como estar en el infierno, igual.

¿Algo que decirle a Rosa a partir de ahora?

Si yo soy muy comprensivo con ella, si siempre lo he sido.

Entonces, yo ya sé, porque siempre he tenido mucho calor,

y sé lo que experimenta ella.

Hay que tener mucha paciencia con las mujeres.

Ahora entendemos lo del abanico.

Cuando pasan este tipo de cosas, hay que, es complicado.

Ay el de Bilbao, que se nos ha puesto tierno.

(Aplausos)

Gracias.

(Música)

Sin Cita Previa con Dr. Benito.

¿Saben ustedes cuál es la principal causa

de estreñimiento en nuestro medio?

Que no tenemos ni tiempo de ir a cagar.

Así de claro, porque cuando el organismo,

el cerebro nos dice ahí va un impulso para hacer deposición,

resulta que no tenemos tiempo, porque tenemos que salir corriendo

a buscar a la niña al cole, o tenemos que comer deprisa

y no nos acordamos que tenemos que ir a hacer de vientre,

con lo cual el organismo se venga y no te manda impulsos

para que vayas a hacer de vientre.

Con lo cual, cuando te vengan ganas de hacer de vientre,

acuda y responda usted a la llamada de la selva.

(Música)

(Aplausos)

Les recuerdo que hoy tenemos una sección nueva,

estrenamos sección, el "Estresómetro".

Vamos a someter a nuestros famosos a esta prueba de estrés que ven.

Maite es una valiente de nuestro público

que ha dicho: "Venga, yo la pruebo, antes de que venga nuestro famoso".

Se va a someter a esta prueba.

Maite, ¿qué tal vas? No sé si me puede oír.

Acojonada.

Olé, acongojada, claro que sí, mucho miedo quiere decir.

Maite, por Dios, no perdamos las formas.

(GRITA) En un momentito... Tranquila.

En un momentito lo va a probar nuestro famoso de hoy.

Agárrate, Mayte, por Dios.

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! Que se me cae. (GRITA)

¡Que se me cae, por favor! Intenta...

No puedo. ¿No puedes?

¿Cuándo viene la bajada? Ahora.

Venga, sí, tranquila, tranquila... Oh.

Por favor, que nuestro famoso no esté viendo esto,

tenedle allí en una salita, que si no, me da que se va a casa.

(Despertador)

Es la hora de la... (PÚBLICO) ¡Pastilla!

(CANTA) "Una dolencia en el camino,

me enseñó que mi destino, era tomar y tomar".

(PÚBLICO) ¡Tomar, y tomar...! La pastilla, la pastilla.

(PÚBLICO) ¡Tomar, y tomar...!

(CANTA) "Si me tomo la pastilla,

voy a estar de maravilla,

y así me voy a curar". (PÚBLICO) ¡Curar, y curar...!

(PÚBLICO) ¡Curar, y curar...!

Hasta cantando tengo que decirlo, ya no sé cómo decíroslo

para que os toméis la pastilla.

Es fundamental para vuestra curación y para vuestra salud.

Tomad siempre la pastilla, seguiré insistiendo.

(APLAUDEN, VITOREAN)

Doctor Luis de Benito... Hola, Cristina.

Bienvenidos al mundo de la ciencia. Has llegado al sitio correcto.

Hoy no está Juanjo. Hoy no está Juanjo.

¿Ha dejado todo bien explicado?, ¿cómo hay que hacerlo? Todo.

Me he leído los apuntes. Vale.

Parecían sencillos.

Hoy hablamos de los efectos de la presión sobre el cuerpo humano.

Vale. La presión es muy importante.

No la notamos, pero está alrededor nuestro.

Siempre hay presión, siempre.

Yo siempre a mis niños les dibujo cuando estamos

en la superficie de la Tierra, ¿verdad?

Sí. Y no nos damos cuenta.

Es como si estuviéramos dentro de una piscina de aire, la atmósfera.

Todo esto que nos rodea, el aire que nos rodea, es un fluido.

También pesa, y sobre el cuerpo hace presión.

Pero no se nota.

Si tenemos aquí la Tierra, ¿cómo es? A ver.

Esto es la Tierra. Mira qué bien, una nara...

Vale, esa es la Tierra. Pues un milímetro por encima

de la Tierra, hay aire. Es la atmósfera.

Y eso, pesa. Y ahí estamos nosotros.

Estamos en el fondo de esa piscina de aire.

Vale. El fondo de la piscina es la Tierra, donde pisamos.

Exactamente.

Por eso, tenemos una presión de una atmósfera, es lo que está encima.

Y esa presión está dentro.

De igual manera, cuando nos sumergimos en el agua,

cada vez que nos metemos 10 metros por debajo del agua,

aumenta también la presión.

Al meternos, notamos más presión dentro.

Más peso. ¿Has hecho submarinismo?

Sí, sí, tengo el Advance.

Y el que hace esnórquel,

¿no nota que no puede hinchar los pulmones? Cuesta.

¿Por qué?

Porque el agua te aprieta fuera, y te pasaría...

Esta soy yo. Esto.

Imagínate que es tu pulmón, y te sumerges. ¿Qué pasa?

Empiezo a irme hacia el fondo. Empiezas a sumergirte,

y empieza la presión a espachurrarte, te espachurra...

Se te quedan así los pulmones.

Los pulmones y todo el cuerpo.

Por eso necesitamos el oxígeno,

para poder respirar. Claro.

El oxígeno te hincha.

Igual nos sucede cuando perdemos presión,

los cambios de presión sobre el cuerpo son muy serios.

Para que me quede claro. La Tierra, estamos en el suelo,

una atmósfera, esa es la presión.

Si vamos sumergiéndonos, cada vez más presión, más atmósferas.

Exacto. ¿Qué pasa si subimos?

Es como si subiéramos a la superficie, perdemos presión.

Eso también afecta al cuerpo,

cuando pierdes presión, se te estallan las venas,

y se te salen los ojos. ¿Qué me estás contando?

Que sí.

A los alpinistas, subiendo una montaña, ¿pueden llegar a...?

¿No has visto en las películas, tienen edema de pulmón,

y les falta el oxígeno,

y les puede estallar el corazón?

No se sube más de los 8000 m que tiene el Everest,

pero en los aviones,

los aviones van por encima de la atmósfera,

y los pilotos tienen que llevar traje presurizado,

los astronautas llevan un traje que apriete,

si no, se explotan. Vale, vale.

Lo vemos con un experimento. A ver.

Con el experimento de hoy.

Nos ha quedado más o menos claro, la atmósfera...

La presión es muy importante. Hacia abajo, más presión,

hacia arriba, nos salimos de la atmósfera, cada vez menos presión.

Esto es un guante.

Lo hemos atado para que el aire no entre ni salga.

Esto es una bomba de vacío. ¿Qué es lo que hace?

Esto es una nubecita de esas que dan los abuelos a los nietos.

Esas que se comen. Son esponjosas.

Vamos a meter aquí también.

Esta máquina quita el aire de dentro, que está oprimiendo a esto.

Así está como estamos aquí, a temperatura ambiente.

Ahora vamos a hacer como si estos dos objetos se elevaran.

Vamos a sacar el aire que hay dentro,

y va a dejar de apretarlo, es lo que hace la bomba de vacío.

El guante y la nube empiezan a subir la montaña.

Cada vez más arriba, cada vez menos aire.

Exacto, como ascendiendo. ¿Qué le pasa si asciende y se

elimina esa presión de alrededor? Ahí vemos cómo se hincha.

Está saliendo humo... Es normal, es el aire condensado.

No va a explotar todavía. (RÍE) Vale.

Llevo tacones y no puedo correr.

Vemos que no hay nadie hinchando el globo.

Mira, mira... (PÚBLICO) ¡Ooohh!

Y está cerrado, está... Y la nubecita se pone de cuidado.

¡Ay, la nube!

Vale.

(APLAUDEN)

La nube se está agrietando. Mira.

Mira, mira, mira la nube. Está envejeciendo.

Puede llegar a estallar.

Por eso lo cerramos, para que vean que se hincha.

Pero no es que se haya hinchado, es que como no tiene

presión alrededor, se expande. Porque estamos...

Subiendo la montaña.

Subiendo, sin oxígeno... Claro.

Y sin el peso del aire sobre nosotros.

Y por eso...

nos hinchamos.

Si le devolvemos la atmósfera normal a la campana,

bajamos la montaña, el aire vuelve a apretar otra vez.

Y el guante vuelve a su posición.

Lo que no vuelve a su posición es... ¿Dónde está la nube?

La nubecita se ha quedado chuchurría y arrugada.

Ha perdido la elasticidad... Lo mismo nos pasaría a nosotros.

¿Nos quedaríamos así?

Como una pasa, arrugados.

Vale. Así.

Feos, más feos todavía.

Esto, para que veamos cómo afecta la presión a los órganos.

Prometí que veríamos que incluso afecta

a la temperatura a la que hierve el agua.

El agua de toda la vida. El agua.

100°, empieza a chucuchú, y meto la pastilla.

100° a nivel del mar, con la misma presión, pero si...

Esto es agua. Vale.

Y esto es un termómetro digital, que nos mide, aquí lo vemos,

la temperatura a la que está el agua.

Que lo vea la cámara, que lo vean todos.

¿Qué marca esa temperatura? Marca 21°.

21 °C. Queda mucho para empezar a hervir.

Nosotros no lo vamos a calentar.

Vamos a someter esto...

al vacío. Vamos a quitarle peso de la atmosfera.

El agua sube la montaña. Nos vamos para arriba.

Tenemos que ver que el agua, sin subir de temperatura,

empieza a hervir. ¿Por qué?

Porque se igualan las presiones.

El agua hierve cuando se equipara su presión a la atmosférica.

Como estamos quitando presión atmosférica...

Le cuesta menos. No tiene que llegar a 100° para empezar a...

Los alpinistas en el Everest no pueden comer judías.

No, porque no las pueden hervir.

(ASOMBRADA) ¡Ah! El agua hierve antes de los 100°.

Mira la temperatura.

Ya está empezando el agua, si veis...

Fíjate si varía la temperatura. Sigue en 21.

Aún así está en 21 grados y vamos a ver cómo en el agua

empiezan a salir burbujitas y termina hirviendo.

Mira, mira, mira.

Estamos en 21. Es verdad. Eso es. Eso es.

Es así, Cristina. Si yo hecho la pasta ahí,

por supuesto, no hierve. Seguimos a 21 grados.

No hierve, efectivamente.

Si metes la mano no te quemas, pero está hirviendo.

No te quemas. Pero está hirviendo.

Está hirviendo porque ha llegado a la temperatura de ebullición,

pero es que en lo alto de la atmósfera...

A la montaña. Yo me voy a la montaña, perdóname, Luis,

pero es que así yo... lo veo de una manera gráfica y lo entiendo.

Muy bien, muy bien. Nos vamos arriba a la montaña.

Vamos a parar esto porque si no podemos terminar evaporados.

Me ha dejado Juanjo otro experimento.

¿Qué sucede cuando aumenta la presión?

¿Qué hacemos cuando aumenta la presión?

Cuando aumenta la presión...

Vamos a lo gráfico, ¿qué significa que aumenta la presión?

¿Dónde estamos?

Cuando aumenta la presión puede ser cuando nos sumergimos, por ejemplo.

Entonces aumenta la presión y nos comprime más.

Juanjo me ha dejado un experimento medio preparado.

Espera, espera, espera...

¿Por qué te has puesto máscara y a mí no me dices nada?

¡Ahí va! ¿Y esto?

Eso es... Nos estamos yendo. Más atmósferas.

Pero no tenía que ser así esto...

Esto no tenía que ser así, esto lo ha hecho Juanjo.

Esto es algo que me ha hecho Juanjo.

A ver... Juanjo, te vas a enterar.

Luis... Luis, contrólame esto.

Se va a enterar.

Esto no es así. Pero no te enfades.

(Música)

(Aplausos)

Nuestra siguiente invitada. Mónica.

Buenas tardes y bienvenida. Se enteró que tenía menopausia

con tan solo 38 años. Sí.

¿Cómo fue el proceso?

Pues...

Empecé con mucha ansiedad.

Fue lo primero que sentí.

Luego empezaron los sofocos, los desarreglos con la menstruación.

Y fui al médico y me hicieron análisis hormonal.

Y así fue que me diagnosticaron que tenía menopausia precoz

porque fue antes de los 40.

Claro, fue con 38 años.

Los problemas empiezan antes.

Con 33 años te dan una fatídica noticia.

Es que no vas a poder tener niños.

Efectivamente. Por suerte, eso no es así.

No, tengo dos.

Tengo dos preciosas niñas.

Efectivamente, me dicen que no puedo tener niños

porque mis óvulos no eran buenos.

A pesar de que yo tenía la menstruación

y todos los meses me bajaba la regla,

los óvulos no eran suficientemente buenos para tener bebés.

Con la ayuda de los médicos, con la tecnología de hoy en día,

he podido ser madre de dos preciosas niñas.

Como decimos, después de cumplir ese sueño, que es que puedes ser madre,

tienes a tus dos niñas.

Llega esta segunda parte, la menopausia,

y todo comienza a cambiar. Los sofocos, la ansiedad.

Todo lo que estamos hablando, todos esos síntomas tú los tienes.

¿Cómo cambia tu vida a partir de ese momento?

Es muy difícil, sobre todo teniendo niñas pequeñas.

Cuando uno piensa en menopausia, piensa en una mujer mayor

con los hijos fuera de casa, que tiene más tiempo

para sí misma, para hacer yoga, para hacer...

todos los consejos que te dan.

En mi caso, eso no es así.

Yo tengo dos niñas pequeñas, tengo que seguir mi vida normal.

Es complicado con los sofocos, con la ansiedad...

Pierdes mucho más la paciencia.

Y...

Es complicado.

Sigue siendo duro, aunque ahora me estoy tratando con hormonas

y ha mejorado mucho mi calidad de vida, pero...

Sí, es difícil.

Tu calidad de vida con tus hijas, y por supuesto, supongo que también

con tu marido, porque lo hablábamos antes con Fernando y Rosa.

Es complicado también para la persona que tienes al lado.

Sofocos, ansiedad, inapetencia sexual también.

Efectivamente. Efectivamente, sí.

Tengo la suerte de tener un marido muy comprensivo,

igual que la anterior invitada,

pero sí que es muy difícil, porque al ser joven

y mi marido ser joven también, tiene apetito sexual y...

Yo tengo problemas, no solo de apetito, porque el apetito...

se puede palear de alguna manera, pero de dolor,

al intentar tener relaciones, de sequedad.

A pesar de estar tomando hormonas, no se llega a remediar del todo.

Un poco mejor sí.

Uno intenta otra maneras de tener intimidad y...

Sobre todo, lo importante, es tener una pareja comprensiva.

Pero sí que afecta a la calidad de tus relaciones sexuales,

también el hecho de que yo esté más irritable a veces,

que yo misma me doy cuenta, que es por las hormonas.

Lo decía la doctora. Que a veces dices:

"¡Qué me está pasando! ¿Por qué estoy así?".

Claro, al principio yo no sabía. Cuando tenía esos ataques de ansiedad

y no podía respirar decía: "¿Qué me pasa, me estoy volviendo loca?".

Y es que son las hormonas. Los estrógenos que bajan.

Te da esa ansiedad que hace que afecte a tu vida.

Supongo que es muy importante para vosotros, Mónica,

para ti y para tu marido, cuando os dijeron qué es lo que pasaba.

Cuando le pones nombre.

Si no tiene que ser un sufrimiento para ti y para él y para tus hijas.

Claro, efectivamente.

Pensar que a lo mejor estoy pasando por una depresión postparto.

No sabía, ¿no? Al ser mis niñas tan pequeñas...

Los ataques de ansiedad, qué me pasa...

Y luego ya, claro...

Aunque sospechaba porque ya me habían dicho previamente

que eso podía ocurrir.

Pero que le pongas un nombre, aunque el nombre siga siendo tabú.

Ponerle un nombre ayuda, definitivamente.

Mónica, te agradezco mucho que hayas estado con nosotros

esta tarde en "Esto es vida", porque como tú dices,

hay que empezar a quitarnos tabús". Tabús de que no pasa nada.

Menopausia. Hay remedio. Se puede solucionar.

Y sobre todo, es muy importante las parejas, la comprensión

y el amor que os demuestran. De nada. Gracias a vosotros.

Sí que es verdad que es un tema tabú

y las mujeres tenemos que hablar de ello.

Las jóvenes, las mayores...

Y yo quería mencionar que tengo una página en Facebook que se llama

"Menopausia no me gana", y lo que quiero es eso,

que las mujeres hablen y pierdan el miedo.

Para eso estoy aquí también.

Gracias, Mónica. De nada.

(APLAUSOS)

La caravana de "Esto es vida" sigue viajando por España.

Hoy se ha ido a Cuenca, en concreto. Para saber si las cuestas

afectan a la salud de los ciudadanos o de los turistas que van a Cuenca.

Venga.

Venga, caravanita, un poquito más.

Pues aquí te quedas...

Si es que claro, es lo que tiene venir a grabar a Cuenca.

Uno de los sitios más bonitos de España,

pero también con más cuestas.

Así que, aprovechando que estamos aquí, voy a ver los beneficios

y los perjuicios que tienen las cuestas para los seres humanos.

-Muy buenas. ¿Qué tal están ustedes?

-Bien.

-¿Qué son, de aquí de Cuenca? -No, de Murcia.

-Murcia es llana. -Muy llana.

-¿Qué tal llevan las cuestas de Cuenca?

-Estupendo.

-¿Pero han subido ya muchas? -Pues sí.

-¿Sí? ¿Y se han cansado? -Oh, muchísimo.

-¿Y no se han dado cuenta de que a la hora de subir se fatigaban?

-Muchísimo.

-He ido a la Ciudad Encantada y a mitad de camino

he tenido que volver. -¿Ah, sí?

-Porque me...

faltaba el oxígeno.

-Y eso que la Ciudad Encantada no tiene tantas cuestas...

-Pero nos hemos puesto a subir un poco

y entre los kilos, los años y las enfermedades...

-¿Me deja ver sus tobillos a ver si están hinchados?

-Pues sí que se los dejos ver. -A ver si están hinchados.

-Claro que están hinchados.

-Cada vez que hay un tobillo hinchado, seguramente lo siguiente

va a ser el pulmón, cuando uno encuentra una cuesta

y vaya muy rápido. -No quisiera.

-Un consejito. A todos ustedes, que a lo mejor pueden padecer

del corazón y tienen la tensión alta, cuando suban

una cuesta muy rápida y vean que se fatigan,

por favor, párense.

Párense, vuelvan a tomar oxígeno y vuelvan a seguir subiendo.

-Eso es lo que vamos a hacer. Muchísimas gracias.

-Muchísimas gracias a ustedes y que les guste Cuenca.

(Música)

Es evidente que recorrer Cuenca de cualquier forma es maravilloso.

Pero a veces necesitamos un poquito de ayuda.

Ay, qué bien.

Esto me viene divinamente. Vámonos.

Me ha comentado que está mal de la espalda, Pepi.

¿Qué es lo que la pasa?

-Ya llevo varios ingresos.

Tengo la columna...

Me ha tocado el nervio ciático, no me siento los dedos.

-¿Quiere que vayamos a la caravana y le eche un vistazo

a la espalda y a la pierna?

-Pues sí.

-Primero esta pierna. -Hasta ahí también.

Me tira por detrás. -¿Ah, sí?

¿Y se la baja por aquí? -Todo, hasta los dedos.

-Para todos los problemas de espalda, de cadera y piernas,

los zapatos es nuestro soporte en la tierra.

-Es lo que me hacía falta, tener este zapato.

Son muy cómodos.

-Bueno, Juliana. ¿Has visto qué cuestas hay en Cuenca?

-Madre mía. No hemos parado de andar en todo el reportaje,

así que nos merecemos un descansito, ¿no?

Vamos a disfrutar de Cuenca. -Claro que sí, mira qué bonito.

(Música)

Hoy estrenamos sección. Se lo llevo contando todo el programa.

En "Esto es vida!", un estreno muy estresante,

porque es la prueba de estrés a la que vamos a someter

a nuestros queridos famosos.

Tenemos a nuestra famosa de hoy preparada para la prueba de estrés.

Después de girar por toda España con conciertos y triunfar un montón,

ha venido a nuestro programa Natalia.

Hola. ¿Cómo estás?

Ya la tenemos aquí preparada. Sí.

Para someterse a esta prueba de estrés.

A ver hasta dónde llegas.

Cómo se te acelera el corazón. Yo soy muy acelerada.

Yo soy muy estresada, o sea que...

Esto se va a disparar seguro. Además la tenemos tomándose un café,

porque hemos hecho alguna prueba antes de que vinieras tú.

¿Y qué tal? Va todo fenomenal.

¿Se ha montado...? (GRITA)

En un momentito... Tranquila, tranquila.

¿Sí? ¿Seguro, no? No se ha caído...

Nada, nada, nada... Fenomenal. Unas risas...

Te lo vas a pasar fenomenal.

Le hemos puesto, para que todos lo vean, un pulsómetro,

para ir midiendo ese ritmo cardiaco, para ver cuántos latidos del corazón

llegamos a tener por minuto.

Si te sientes más segura descalza, pues te descalzas...

Eh.. Oh, Dios... Qué guay.

Ella ya está viendo la imagen.

En casa lo vamos a estar viendo detrás.

Lo que ella vaya viviendo con esa realidad virtual,

y además unos cascos para escucharlo...

No veo nada. Ya le está entrando el canguelo...

Por si acaso.

Natalia es una valiente porque está estrenando esta sección

de esta prueba de estrés.

En calmado estás en 95 pulsaciones.

Vamos a ver hasta dónde subes con esta prueba.

Después haremos la resta del pico, menos lo más calmado,

y esas serán tus unidades de estrés.

¿Estás preparada, valiente? Sí.

(GRITA) ¡Qué guay!

Madre mía. Cómo es el salón de bonito.

¿Lo veis vosotros lo que estoy viendo?

Estamos viendo todo, lo estamos viviendo.

¡Hala, qué guay! Oye...

No, no, no... Sí, sí, sí...

¡Ay!

Estoy aquí.

¡Ay, que tengo mucho vértigo! No, no, no, no...

Oye, puedo cerrar los ojos.

No, no cierres los ojos. No vale, no vale.

(GRITA)

Esto está en tu mente, no pasa nada. No cierres los ojos.

GRITA)

¡Oh, Dios! ¡Qué fuerte!

(GRITA)

¡Ay, ay, vamos, vamos, vamos!

¿La taquicardia cómo va?

Oye, esto está muy bien, porque además haces lo del culillo.

Esto se mueve.

Vamos que bajamos. ¿Preparada?

(GRITA)

Oye, qué paisaje más bonito. Míralo, sí, eso sí.

¿Bien? (GRITA)

¡Dios!

¡Hala!

¿Vamos bien, Natalia?

¿Cómo estás?

¡Qué fuerte!

Esto se mueve mucho.

No, en serio, esto está muy bien porque a parte de que te lo pasas

muy bien, mira. Haces glúteos.

Ella sigue pensando en el culo, es impresionante.

Está muy bien. Nunca hay que dejar de pensar en el culo.

Es que mira...

Vamos con los resultados. Vamos a ver qué tal ha ido.

Sí. ¿Me lo puedo quitar?

Estábamos en 95. Eso ha sido lo más calmado.

Ahí hemos empezado.

Hemos llegado, compañeros, a 159.

Me vais haciendo la cuenta.

A ver.

Natalia, valiente. Ya me han dado el resultado.

Tus unidades de estrés son 64.

Esto está muy bien, porque como has sido la valiente, la primera,

te podemos colocar en primer lugar aquí,

en este ranking de "Estresómetro".

Cada semana vendrá un nuevo famoso, se someterá a esta prueba

a la que se ha sometido Natalia, de estrés,

e iremos viendo quién es el que consigue quedarse más abajo,

porque cuanto más arriba, es que más nerviosos

nos hemos puesto.

Esto era...

¿Qué tal la experiencia? Pues muy guay.

Tenía la sensación de que estaba en una montaña rusa

sobre todo cuando subía, yo decía:

"Esta bajada va a ser mortal". Ha sido increíble.

Muy divertido. Estás monísima.

Natalia, muchísimas gracias. Encantada, Cristina.

Muchas gracias. Me lo he pasado genial.

Que nadie se pierda su videoclip.

Muchísimas gracias por estar con nosotros.

Muchísimas gracias. Chao.

Miren atentamente estas imágenes.

¿Han visto anillos o calcetines.

Seguramente no.

Ha esta velocidad, es prácticamente imposible que reparen

en los anillos o en los calcetines.

Veámoslo ahora más despacio.

¿A que ahora sí lo han visto?

Atentos a esta otra secuencia de imágenes.

¿Han visto alguna serpiente o araña?

Seguramente sí.

Les aseguro que no hemos pasado las imágenes más despacio.

Solo hemos sustituido los anillos y los calcetines

por serpientes y arañas.

¿Por qué nos fijamos en unas imágenes y en otras no?

Las arañas y las serpientes son identificadas

por nuestro cerebro porque constituían un fuente

de alarma y de peligro para nuestros antepasados

y también para nosotros.

En nuestro cerebro, la amígdala integra rápidamente esas imágenes

y nos pone sobre alerta para que podamos huir rápidamente.

Es una cuestión de supervivencia.

Si no tuviésemos amígdalas, las películas de terror

no nos darían miedo.

Ahora sí, yo creo que un programa muy interesante.

Hemos hablado de un montón de cosas. De menopausia...

¿Qué haces, Luis, ahí?

Yo soy el siguiente.

Acuérdate que para lo del culo también va muy bien.

Eso también está muy bien.

Nos marchamos.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Ya saben. Mañana dos nuevos casos... Sí, pero que volvemos mañana.

Tranquilidad, que volvemos mañana.

Dos nuevos casos en "Centro médico" y después nosotros

en "Esto es vida!". Gracias. Adiós.

(Música créditos)

  • Esto es vida! - 02/11/15

Esto es vida! - 02/11/15

02 nov 2015

Espacio de entretenimiento sobre salud y bienestar presentado por Cristina Lasvignes. Junto a ella en el plató, tres médicos especialistas que abordan múltiples aspectos relacionados con la salud, siempre de una forma amena y divertida. Además, otra médico del SUMMA recorrerá España para mostrar la salud desde distintos puntos de vista.

ver más sobre "Esto es vida! - 02/11/15 " ver menos sobre "Esto es vida! - 02/11/15 "
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Estamos en Facebook ...
[an error occurred while processing this directive]
Recomendaciones de usuarios
[an error occurred while processing this directive]