www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3467318
No recomendado para menores de 7 años Esto es vida! - 01/02/16 - Ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenas tardes a todos.

Bienvenidos a vuestro programa de salud y bienestar de TVE.

Hoy vamos a tratar un tema que afecta a muchísimas personas mayores.

La soledad.

Empieza así "Más vale prevenir...", digo "Esto es vida!".

Perdona, Cristina, es la costumbre. ¿Cómo que perdona?

Por favor, perdonadísimo, maestro.

Además, lo ha dicho muy bien, es verdad,

hoy vamos a hablar de la soledad y cómo podemos afrontarla.

Además, aprovechando que está aquí,

hablaremos de cómo ha evolucionado la salud y cómo nos cuidamos,

en estos años cómo hemos cambiado.

Hemos cambiado mucho, ya hablaremos. Cómo hemos cambiado.

Hoy, en "Esto es vida!", Ramón Sánchez Ocaña.

Esto es vida.

Si le sonríes, te sonríe cada día.

Quiérete, mímate día a día.

Esto es vida.

Ya estoy aquí con mi equipo médico favorito.

¿Cómo estáis? Bienvenidos.

Fernando, te lo tengo que preguntar, ¿qué haces con una banda de miss?

Soy una hormona. Soy la gastrina. Encantada.

Me llamo parecido a ti. Sí, bueno...

Intervengo en la digestión.

Soy una hormona luchadora, trabajadora, eficiente.

Aparte de la gastrina, que os va a encantar, y del "Locuratorio",

hablaremos de cosas que os quitan el sueño sin saberlo.

Nuestra doctora Caravaca está girando por toda España

testando la salud de los españoles. ¿Dónde se habrá ido hoy?

Fíjese que usted está duplicando el nivel de ruido trabajando.

¿Qué síntomas tiene?

-Me duele la cabeza, la vista. -¿También la vista?

Sí, porque el ruido puede afectar a nivel de todo el organismo.

La gente se cree que solamente al oído,

pero es el oído, dolor de cabeza, incluso la tensión la puede subir.

Vamos con un tema que afecta a muchas personas en nuestro país,

sobre todo a personas mayores, que es la soledad.

Aquí tienen tres motivos para que hablemos hoy de la soledad.

Según datos del Ministerio de Sanidad,

en España más de 1 millón y medio de personas mayores viven solas.

Además, 4 millones de españoles se sienten solos,

según esta misma fuente.

El Teléfono de la Esperanza, que sigue funcionando,

recibe cada año más de 300 000 llamadas

de personas que se sienten solas.

Además, esta soledad, la depresión,

a veces también puede afectar a nuestra salud.

En tu caso, por ejemplo,

los niños, ¿esta falta de afecto puede afectar a su salud?

Afecta un montón.

Se llama síndrome de privación afectiva

y son niños que han estado criados en orfanatos,

sin el calor de una madre ni de un padre y de un entorno.

Se les nota, son inestables emocionalmente.

Son niños con una autoestima muy baja,

que tienen problemas el resto de su vida en las relaciones sociales.

No solo eso, incluso les afecta a su crecimiento,

a la ganancia de peso y de talla, es impresionante.

Yo no sé si, doctora Borregón, hay algún efecto en la piel

estas personas que se sienten solas.

En la piel creo que lo resumiría en dos cosas.

Una, al sentirte sola, te lleva a depresión, ansiedad,

y todas las situaciones de estrés en la piel se manifiesta.

En cualquier enfermedad brota, más si estás en esa situación.

Por otro lado, al estar solos,

nos dejamos un poco.

Cada vez la persona se asea menos, se cuida menos,

y a la larga puede facilitar infecciones de piel

y un montón de problemas.

En la piel y a todos los niveles.

Doctor de Benito,

¿en tu especialidad tiene algún tipo de efecto la soledad?

Muchísimo. Quería señalar dos aspectos nada más.

Parece paradójico,

pero la gente que está sola,

teóricamente, tiene más tiempo para comer,

sin embargo, come más deprisa y se nutre peor

teniendo más tiempo para dedicarse a ello.

Por otro lado, la gente que está sola somatiza mucho.

Quiere decir que frecuenta mucho las consultas médicas

porque, como se siente solo, va al médico para estar con él,

y se "inventa" dolores.

"Noto malestar". "La tripa me funciona mal".

A veces es difícil saber si hay algo orgánico, si es serio

o simplemente que tiene angustia por la propia soledad.

Muchos efectos nocivos.

Me voy a quedar, si os parece, con el dato que ha dado Paloma,

de ese millón y medio de personas mayores que viven solas

porque es cierto, hay muchas personas que viven solas,

hay más de 4 millones que se sienten solas,

pero esas personas, Amelia es una de ellas.

Amelia, buenas tardes y bienvenida. Buenas tardes.

Amelia tiene 89 años,

ella también se sentía muy sola, vive sola, de hecho.

Pero lo combate y una manera de combatirlo.

Vamos a contar un poquito, Amelia,

antes de llegar a la situación feliz que tienes ahora, qué has vivido.

Te quedas viuda hace 23 años.

Empiezas a vivir sola,

pero hay un momento en el que te tienen que ingresar en un hospital

en el que pasas cinco meses y ese es el cambio.

A partir de ese momento,

decides que algo tienes que cambiar y que no puedes seguir así.

Claro, cambié totalmente mi vida anterior

por hacer frente a esa soledad y salir adelante.

Una vez que salí del hospital,

todos los caminos que tenía por donde llegaba

a ejercer mis actividades, se me fueron cerrando

porque la soledad es un vacío tan grande

que te rodea

y en los años que más falta necesitas,

es cuando más intensamente te hiere y te duele.

Cuando sales de ese hospital

es cuando empiezas a tomar cartas en el asunto

y dices: "Voy a empezar a hacer cosas".

Tengo que salir de este abismo y sé que voy a salir.

Y esa asociación de amigos de los mayores te ha ayudado y mucho.

Mucho, muchísimo. Cuéntanos cómo.

Mira, inmediatamente, con ayuda de un voluntario,

que esos voluntarios son unas personas increíbles.

Que están cargadas de cariño, de paciencia,

de comprensión.

Y que nos ayudan muchísimo.

Nos tienden sus manos para salir

y demostrarnos que lo que hemos dejado se queda atrás

y que tenemos que hacer frente con la ayuda de ellos,

que es una ayuda maravillosa, maravillosa, maravillosa.

Y sí, claro que les debo mucho, muchísimo.

Amelia, si te parece, vamos a personalizarlo

porque esos voluntarios en este momento es uno que se llama Carlos.

Se llama Carlos.

Una vez que entra por la puerta, si he tenido un poco de sombras,

se diluyen.

Porque me atiende con una afabilidad, con una sonrisa, con un afecto,

y me ayuda mucho. Paseamos mucho, hablamos.

Hablamos de la paralelidad de nuestras vidas.

A él, con 31 años que tiene,

le interesa saber mucho a sus años cómo vivía yo.

Y, en cambio, él me está ayudando muchísimo.

-No me siento voluntario,

me siento como un amigo, como que voy a cualquier persona a ver,

la vengo a ver a ella.

¿Es una amistad, realmente? No, no la trato como a mi abuela.

Yo a ella la cuento cosas que no cuento a mi abuela.

Es una relación más de amistad y de cariño y de vernos.

Y de darnos compañía.

A mí, vamos...

Me encanta, me cuenta unas historias del pasado, de la posguerra,

de animarla cuando está sola y tal...

Me aporta las ganas de vivir que tiene.

-Mira, gracias a la soledad,

que he tenido más horas de vacío,

Carlos, por motivos, tiene que viajar.

Y, cuando se marchó, tengo una tablet,

que también se lo digo a Amigos de los Mayores, que me la proporcionó,

entonces, le dije: "Como vas a estar tanto tiempo fuera y de vacío,

y yo soy una posesa de la lectura y de los crucigramas..."

Él se ha encargado de nutrirle bien de libros.

Le dije: "En mi vida hice dos veces..."

Empecé el Quijote, pero no fui capaz de terminarlo.

Y ahora lo voy a terminar.

Lo he leído y lo he saboreado.

Muchísimas gracias, de verdad,

por haber estado con nosotros en "Esto es vida!".

Sobre todo, gracias también a esta asociación

y estas personas que les ayudan tanto. Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Por tanto,

todos los pelos de una cabeza serían capaces de sostener, en teoría,

el peso de dos elefantes.

Bueno, Luis, como experto nuestro en aparato digestivo,

nos vas a explicar de una forma gráfica y fácil

cómo funciona la gastrina en el estómago

y los protectores estomacales.

Vamos a intentarlo con un ejemplo gráfico.

Porque la gastrina es una hormona

que ayuda a producir ácido por parte del estómago.

Doña gastrina tiene su receptor, que es la silla.

Y la gastrina está dando vueltas alrededor de su receptor

y, cuando toca, cuando llega el momento...

(Música)

La gastrina encuentra su receptor sin ningún problema.

A ver, doña gastrina...

Y doña gastrina no tiene inconveniente

en encontrar su receptor,

momento en el que se produce secreción de ácido en el estómago.

Para ayudarnos a hacer la digestión. Correcto.

En cambio, ¿qué pasa cuando tenemos problemas de acidez,

tenemos el estómago fastidiado, nos duele la boca del estómago

y estamos hechos polvo?

Nos tomamos un protector estomacal. Un protector estomacal.

Que los tenemos aquí vestidos de azul.

Los protectores estomacales también empiezan a dar vueltas

alrededor de la silla.

Animando, animando. Luchando por el receptor.

Luchando por el hueco. A ver quién consigue el receptor.

Más rápido, vámonos. Se lleva el bocadillo.

El que lo consiga se lleva el bocadillo.

¡Ay, ay, ay!

Señores, se sienta cualquier receptor menos la gastrina.

Es lo que sucede.

Es un mecanismo de competición por el receptor. Todos lo quieren.

Y, cuando hay protector estomacal, evitan que la gastrina actúe.

Es uno de los mecanismos de acción de protección gástrica.

Ahora nuestro estómago está tranquilo después de esto.

Mucho más.

Hoy en "Esto es vida!"

todo un referente en los programas de salud y bienestar,

Ramón Sánchez Ocaña.

(Música)

Las vacunas son fantásticas, son estupendas.

Tenemos un calendario vacunal amplio en España y muy bueno

que previene de muchas enfermedades infecciosas a nuestros hijos

y también en la vida de adultos.

Daros cuenta que hay países del tercer mundo

donde los niños no se pueden vacunar y, desgraciadamente, mueren

de enfermedades perfectamente evitables en nuestro país.

No permitamos que baje la cobertura vacunal

porque podrán volver a reaparecer enfermedades infecciosas

que ya tenemos totalmente superadas.

Ramón, ¿cómo está? Buenas tardes. Buenas tardes.

Ramón tiene 84 años. No.

89.

Casi 90 en diciembre, ¿a que sí? Eso, 90 en diciembre.

90 años va a cumplir en diciembre.

Acaba de renovar el carné de conducir, ahora me lo cuenta.

Acaba de renovarlo, sí, sí, sí.

Decía: "Me han traído en un coche,

pero podría haber venido en el mío perfectamente".

Ya, ya, era para que viniera más cómodo a televisión.

Y usted también ayuda a que muchos mayores no se sientan solos.

Usted lo hace con la cultura. ¿Cómo? Yo soy voluntario.

De esto, de esta organización que se llama Volan.

Y llevo 16 años dando conferencias.

Qué bueno, Ramón. Porque no solo hace que no se sientan solos,

sino que les ayuda, lo hemos hablado, a ejercitar la memoria,

algo tan importante, y a que no pierdan sus recuerdos.

A estas personas que nos pueden estar viendo y se sienten muy solas,

¿qué les diría?

Nada, que se vayan a algún sitio.

Si no les puede mantener la familia y tenerlos con ellos,

que vayan a un sitio, una residencia donde haya personal de voluntariado

que les distrae mucho. Lo que haga falta.

Muchísimas gracias por haber estado con nosotros esta tarde.

Con personas como ellos... Lola, buenas tardes.

Buenas tardes. Lola tiene 84 años.

Es una persona muy activa y que ayuda de muchas maneras, ¿verdad?

Sí, mientras pueda sí.

¿Y cómo ayudas? Por ejemplo, con Mensajeros de la Paz.

En Mensajeros de la Paz, en el Teléfono Dorado,

y llevo 18 años.

El Teléfono Dorado es como el de la Esperanza, que nos decía Paloma,

300 000 llamadas al año, es parecido, gratuito,

donde la gente que está sola llama para pedir ayuda.

Sí, para hablar con nosotros, para...

Un momento que están agobiados, nos llaman.

Precisamente eso, es un 900.

Es un teléfono gratuito y nos llaman.

Además, para ellos es

algo como una obligación que se marcan.

Dice: "¡Ay! Tengo que llamar para estar distraído!"

Y les conocemos a muchas de las personas que nos llaman.

Hay veces que solo nos falta conocernos físicamente.

Además del Teléfono Dorado, ¿qué más haces?

Estoy en el Banco de Alimentos también,

dando alimentos.

De esto todo, el padre Ángel que está haciendo una obra fantástica,

que lo conoce todo el mundo pero, por favor,

quiero que lo conozcan más.

Es algo fenomenal. Te emocionas.

Me emociono porque, para mí, el padre Ángel...

Padre Ángel, ya lo sabe usted...

Como a todas las personas... Para sacarle una sonrisa a Lola,

es tan buena, tan activa,

hace tantas cosas que le acaban de nombrar la abuela de oro

con ese corazón de oro. Gracias a los dos, de verdad.

(Aplausos)

La caravana de "Esto es vida!"

ha llevado a Juliana y a la doctora Ana Caravaca

a Colmenar de Oreja.

A ver si adivináis de qué problemas de salud han hablado allí,

en Colmenar de Oreja.

(Música)

Hoy la caravana ha llegado hasta Colmenar de Oreja

para tratar con la doctora los problemas auditivos.

-Fíjese que está duplicando el nivel de ruido trabajando.

¿Qué síntomas tiene?

-Me duele la cabeza o la vista.

-También la vista, sí,

porque el ruido puede afectar a nivel de todo el organismo.

La gente cree que solo al oído,

pero es el oído, la cabeza, incluso la tensión la puede subir.

Estos cascos le están protegiendo de futuras lesiones crónicas en el oído.

-Efectivamente, como dice Ana,

no solo se escucha el ruido, a pesar de que los cascos son homologados,

sino que también la sensación en el cuerpo es como de...

-De vibración.

Cuando llegas a casa se nota.

Llegas con los riñones hechos polvo.

-Aprovechando que tenemos a la doctora,

hablamos con ella a ver qué consejo le puede dar, ¿le parece?

Ana, te traigo a Carlos, le duelen los riñones, ¿qué le recomendamos?

-¿Tiene faja? -No.

-Todas las vibraciones afectan también al oído,

incluso pueden producir mareos, vértigos.

Lo de los cascos no solo es para el ruido, también para la vibración.

-Colmenar de Oreja, además de ser el pueblo escogido

para tratar con la doctora los problemas auditivos,

es uno de los pueblos de España donde sus paisanos tienen más motes.

Estoy deseando conocer la historia del Oruga.

Bueno, Oruga, ¿por qué ese mote? -De mi padre.

Que le dio por decir a todo el pueblo: "Adiós, oruga".

Y con Oruga nos hemos quedado los hijos.

-Con 83 años, ¿cómo se conserva usted así de estupendo?

-Tengo una pequeña huertecita y me voy allí y lo paso en grande.

-Claro, y se come los productos recién cogidos de esa huertecita.

-Todos los días subo una cosita de la temporada.

-¿Cómo está usted de salud? ¿Tiene algún problema?

-Relativamente, no me encuentro mal.

Alguna vez el oído me pica un poquillo.

-Oruga, si le parece, vamos a ver a la doctora que le mire ese oído

que me he quedado yo un poquillo preocupada.

-Con el otoscopio vamos a ver si tiene cera en el conducto externo.

Sí que tiene un poquito. Le voy a decir un truco

para disolver ese tapón de oído que le puede estar produciendo

el pitido molesto, el picor.

Vamos a echar el aceite de oliva.

Con un bastoncillo, Jesús,

vamos a echarnos un poquito en el oído.

Es la mejor manera de que se le disuelva el tapón de cera.

(Música)

Vértigo, pitidos, tampones...

Son algunos de los problemas auditivos que nos hemos encontrado.

-El oído es un órgano tan delicado, que hay que cuidarlo muchísimo.

-¿Qué dices, Ana? ¿Qué?

-Anda, déjate de bromas y no me asustes.

-Vámonos a nuestro próximo destino, anda.

Si algo da compañía en el mundo, no me digan que no,

son los nietos.

Si esto es así, en el caso de nuestros siguientes invitados,

de Cristina y de Julio, buenas tardes, bienvenidos,

tienen que estar acompañadísimos porque,

¿son 32 nietos lo que tenéis?

Sí. -32 nietos.

¡32 nietos! Impresionante.

(Aplausos)

La siguiente pregunta...

El mérito no es nuestro, es de nuestros hijos.

Pero los parió antes Cristina. Eso sí.

¿Cuántos? 12.

12 hijos.

¡Madre mía! Yo estoy pensando...

12 y ocho embarazos que no concluyeron.

-Los 32 nietos son de seis hijos.

¿De seis nada más? Sí.

Es decir, que esta cifra puede llegar...

Yo decía, ahora en serio,

la soledad...

En vuestro caso, no sé si habéis pasado

algún día de toda vuestra vida entera solos.

A veces deseando estar un poco solos. Deseando, pero nunca.

¿Os acordáis del nombre, las fechas de cumpleaños, de todos los nietos?

Bueno, pasa una cosa.

Nos regalaron un...

almanaque

y en el almanaque pusieron todos los cumpleaños de todos

porque si no es imposible.

Cada mes

nosotros miramos de quién hay cumpleaños,

aniversarios, y lo vamos siguiendo.

Y los nombres sí te los sabes, pero te los sabes por hijos.

Ajá.

Porque el mayor tiene 15 años, de los 32 nietos.

Entonces, son todos que se repiten muchísimo.

Las edades de todos se repiten muchísimo.

Por hijos sí te vas

diciendo todos los nombres.

Antes hablábamos de los síntomas que provocan en nuestra salud,

en nuestra piel, en nuestro cuerpo, la soledad.

Viéndoos a vosotros dos esa cara tan lustrosa, esa sonrisa,

está claro que estáis bien acompañados,

además, Cristina, tú sigues en activo porque eres enfermera

y sí que ves muchas veces el otro lado.

Muchas personas que están solas. Sí, sí. Mucho.

Sobre todo, porque ahora el trabajo que hago

es servicio a domicilio.

Y el 80 % es gente de mi edad. Claro.

Y vas

y más que la atención sanitaria,

lo que necesita es el acompañamiento.

Normalmente, sale toda su vida.

Una soledad muy profunda.

Os agradezco muchísimo que hayáis estado con nosotros esta tarde.

Es una alegría de foto de nietos la que estamos viendo

porque es impresionante, la verdad. Muchísimas gracias, como digo.

Y hablando de esas perdonas que nos decía Cristina,

esas personas que se sienten tan solas,

desde aquí hoy intentamos ayudarles a que estén un poco menos solas,

a que sepan combatir esa soledad.

Y ahora la psicóloga Alejandra Corredera

les va a dar unas claves para que no se sientan tan solos.

(Música)

La soledad no es solo una cosa de personas mayores,

hay personas jóvenes que se sienten igualmente solas.

La primera clave para todos sería evitar el aislamiento.

Meter en nuestra rutina el salir de casa.

Ir al comprar el pan, el periódico,

cualquier cosa que implique movernos y asearnos.

La clave dos es recuperar nuestras aficiones y nuestros hobbies.

Aquellas actividades que habíamos olvidado y que nos gustaría retomar.

La tercera clave es fomentar nuestras relaciones sociales.

Tenemos que recuperar aquellas amistades que un día olvidamos.

Aquella amistades que recordamos con ternura.

Y si no hubiera posibilidad, pues buscamos gente nueva.

Vamos a por la cuarta y última clave.

Tenemos que ayudar a los demás, sentirnos útiles.

Para ellos podemos ayudar a personas jóvenes,

incluso a personas en nuestra misma situación.

Necesitan sentir esa sensación de compañía.

-En abril del año pasado te detectaron un cáncer,

un cáncer de recto,

que te trastoca completamente tu vida, tus planes de futuro

y te hace no pasarlo bien. -Pues sí.

Además fue muy rápido. Fue en cuestión de 7 días o así.

Y... nada... Te caes.

Nunca piensas que pueda ser un cáncer tan grande.

Hubo que hacerse una colostomía para siempre

y quizá sea peor... mentalmente...

A mí me afectó mucho más que el cáncer.

-Eso, Inés, hace que casi entres en una depresión.

-Sí. Y además supuso casi más... mentalmente más que el cáncer.

Porque tu cuerpo cambia. Es algo que no es natural.

Llevas ahí puesto algo para toda tu vida que no entiendes,

que no sabes trabajar con ello. Fueron cuatro meses horribles.

Horribles, llorando...

-Te hicieron una reconstrucción del recto,

te tuvieron que poner una bolsa artificial...

Eso casi hace que entres en una depresión,

pero tu lucha no terminó ahí. Pasaste por quimioterapia,

radioterapia... Y hace muy poquito te volvieron a detectar

que tenías metástasis en el pulmón. La lucha sigue.

-Sí, eso es. Psíquicamente no sigue igual

porque al principio, con la noticia del cáncer, luchas...

Sigues ahí, luchando y luchando, pero ya en julio,

cuando me dieron los resultados...

te cae muchísimo peor, muchísimo peor que la primera noticia.

Si he luchado tanto y ahora me pasa eso, después de estar bien...

¿Para qué?

-Tú practicabas taichí, hiciste un parón de 8 años,

pero con tu enfermedad decidiste de nuevo dar una oportunidad al taichí

porque sabías que te iba a venir muy bien.

-Sí. Ahora que me encontraba apagada decidí hacerlo otra vez.

Sabía lo que me iba a aportar. Me iba a aportar tranquilidad.

Psíquicamente encontrarme mucho mejor.

-Estabas hablando de tu enfermedad

y se te veía un brillo en los ojos diferente al que te veo ahora.

Supongo que aquí habrás encontrado esa paz que necesitas,

esa ayuda interna que necesitas para seguir luchando con tu enfermedad.

-Sí, totalmente. En casa, con la familia me dan ánimo,

vamos para delante... pero es algo que tienes que hacer tú.

Es algo que tienes que buscar y encontrar y sentir tú.

Y yo con el taichí lo siento.

Hemos visto en el vídeo

a una paciente que ha sido intervenida de un tumor de colon

y nos ha contado que el taichí le ha ayudado mucho para relajarse

y para tener mejor... para llevar mejor su enfermedad.

Pro eso hemos traído a este grupo de practicantes de este arte marcial

al frente del cual está David, David Bael que, si hace el favor,

nos va a contar un poquito en qué consiste esta técnica

y qué usos tiene. David, ¿podrías, sin dejar de hacer las maniobras

estas tan espectaculares que estás haciendo,

contarnos un poquito en qué consiste esto del taichí?

El taichí es un arte marcial que se utiliza en estos momentos

como deporte en varios centros deportivos para fortalecer piernas...

¿Qué beneficios tiene exactamente? Previene la osteoporosis,

también es muy bueno para la artritis y la artrosis de la rodilla,

es bueno para el manejo de la cadera, para el estiramiento

y para el fortalecimiento del cuerpo en general.

Sobretodo el abdomen. La pelvis está en retroversión, o sea hacia delante,

y los abdominales están trabajando constantemente.

¿Lo puede utilizar cualquier persona?

Veo que hay gente de todas las edades.

¿Y se utiliza con la misma intensidad para todas las personas?

Para gente joven hay un taichí que es más duro.

Es el del estilo chen

y es el que se recomienda para gente joven.

Tiene movimientos más rápidos, tiene movimientos más explosivos

y no están simplificado o llano, el estilo yang.

En estos ejercicios, David, ¿qué es lo que más se trabaja?

Se trabaja muchísimo el tren inferior.

Las piernas, glúteo, abdomen,

también la respiración y la coordinación, la psicomotricidad.

Es un arte marcial que, como vemos,

contribuye en general a mejorar la calidad de vida.

Mezcla ejercicio y una relajación.

Yo creo que puede ser complementario a cualquier ejercicio

que se esté haciendo para mantenimiento

y complementario a cualquier otra terapia.

Muchísimas gracias

por la demostración que nos estáis haciendo.

Es espectacular.

Vemos que se realiza verdadero ejercicio porque, de hecho,

uno los ve tan tranquilitos y terminan casi sudando.

Depende de la intensidad del esfuerzo que se haga...

Normalmente en taichí se suele ir a unas 120 pulsaciones

cuando se hace un ejercicio más pausado,

pero cuando hacemos el taichí estilo chen

subimos nuestras pulsaciones de unas 120 a 140 o 150,

entonces es muy bueno para perder tejido adiposo.

La gente mayor que nos ve que no llegue a tanto

a ver si luego va a tener problemas de corazón.

Muchísimas gracias. Hemos aprendido bastante

pero seguro que queda mucho más por aprender.

(Alarma)

A ver si puedo quitar esto.

¡Es la hora de la...! (PÚBLICO) ¡Pastilla!

¡Todos!

(TODOS CANTAN) ¡Botiquín, botiquín, viva la medicación!

¡Si se toma la pastilla el tratamiento irá mejor!

¡Botiquín, botiquín, viva la medicación!

¡Si se toma la pastilla el tratamiento irá mejor!

(Aplausos)

Háganle caso.

A mí pueden no hacerme caso, pero al Puma hay que hacerle caso.

Todos a hacer caso al Puma y tómense la medicación.

Es muy importante para que el tratamiento vaya mejor.

Cada día me gusta más el momento de la pastilla.

Ahora sí ha llegado el momento

de presentar a nuestro invitado de lujo.

Un auténtico referente en programas de salud de televisión,

así que es un placer recibir al maestro,

Ramón Sánchez Ocaña.

(Música, aplausos)

Bienvenido, Ramón.

Buenas tardes. ¡Qué apuro me da!

¿Cómo que apuro? Es toda la verdad. Qué va, qué va... qué apuro me da.

Apuro el nuestro que estamos hoy nerviosos porque teníamos al maestro

en "Esto es vida!".

Ramón, ¿tú cómo crees que ha evolucionado la salud,

o la preocupación de la salud de los españoles en estos últimos 25 años?

Yo creo que mucho, entre otras cosas

porque nos ocupamos más de nuestra propia salud.

Ya somos más conscientes de que la salud depende de nosotros mismos

y nosotros somos los que tenemos que empezar a cuidarnos seriamente.

A mí alguna vez me preguntaban cuál sería la meta

de la divulgación de la salud y yo siempre dije lo mismo:

"Ojalá pudiéramos llegar a que la gente fuera al médico

solo cuando realmente lo necesita". Eso sería la meta.

La meta envidiable para todos.

Ramón, ¿crees que hay cosas que ahora sí se hablan

y antes no se hablaban, o al revés,

cosas que antiguamente no se hablaban y ahora sí?

Sí, yo creo que sí, que ahora se habla con mucha más profundidad

de algunas cosas, no hay temas tabú de ninguna manera...,

pero de todas formas hay una cosa muy curiosa en la evolución de los temas,

a mí me gusta destacarlo. Cuando se habla... En estos temas,

la gente acepta más lo interesante que lo importante.

Y me explico, es decir, si nosotros plateáramos aquí temas

tan gordos como puede ser el cáncer, el infarto o tal...

Ves que hay un pequeño rechazo en la gente,

no lo recibe como temas que le afectan mucho más

como puede ser la obesidad, cualquier cosa de piel...

Qué te voy a decir a ti... A la gente le interesa muchísimo más

quizá porque sabe que ahí sí puede tener más una prevención

de manera directa, que ahí sí ve de forma personal

que previniendo puede resolver el problema.

Ramón, y en términos generales,

¿crees que la salud de los españoles ha mejorado en estos 25 años?

¿O estamos muy parecidos? Sí, creo que ha mejorado.

Cuando la gente dice... qué estamos comiendo,

que nos dan esto o lo otro... siempre digo lo mismo.

Nunca se vivió ni tanto ni tan bien como ahora.

Y hay que ser consciente de eso. Y la prueba evidente

es que los españoles tenemos el privilegio, con los japoneses,

de tener la mayor esperanza de vida del mundo.

Y eso es por algo, no solo por la sanidad pública o...

Tenemos, a pesar de todo una buena alimentación,

tenemos una serie de hábitos muy saludables como esa pequeña siesta,

o puede ser ese vaso de vino, solo ese vaso de vino... Solo ese.

Y con "Esto es vida!" yo creo que todavía mejor.

Sin duda alguna. Cada vez más.

Con programas como "Centro médico" y "Esto es vida!"

no cabe duda de que será mucho mejor.

De la salud hay que ocuparse y no preocuparse.

Porque la preocupación nos hace estar inquietos y nos hace, a lo mejor,

perder salud. Pero sí tenemos que ocuparnos porque llegamos al absurdo,

y esto yo creo que todos los varones que nos estén escuchando

están de acuerdo, llegamos al absurdo de ocuparnos muchísimo más de mirar

los niveles del coche que de los niveles personales de colesterol,

de tensión, etcétera. Lo hacemos con el coche y no con nosotros.

Es un absurdo. Es verdad.

Hay muchos temas que han evolucionado y cambiado, Ramón,

y hay otros temas que yo creo que siguen preocupando

exactamente igual ahora que hace 30 años.

Uno de ellos, que además has hablado muchas veces en "Más vale prevenir"

es los ronquidos.

(RÍE) Sí, sí. Cuando nosotros hablamos de los ronquidos...

Nos pasó igual cuando hablamos de las verrugas.

Recibimos tal cantidad de remedios populares que es pasmoso,

pero una de las cosas que recibimos de los ronquidos

era atarse una pelota de tenis en la chaqueta del pijama

de manera que te impedía dormir boca arriba

y, teóricamente, te impedía roncar. De todas formas creo que la solución

es ir a una unidad de sueño y ver cuál es el problema de apnea

que se tiene porque ese ronquido es después de una parada respiratoria

y después de esa parada respiratoria vuelven y...

ese ronquido... Y ahí viene.

Tienes una memoria, de verdad, que es maravillosa.

De hecho, vamos a ver ahora mismo cómo se trataba este tema

de los ronquidos en "Más vale prevenir".

Mucha gente nos ha preguntado sobre los ronquidos, sobre el roncar.

Para eso hemos invitado a estar en el estudio de "Mas vale prevenir"

al doctor Beltrán Mendizábal,

jefe de la sección de otorrinolaringología

del centro especial Ramón y Cajal. Doctor, ¿por qué se ronca?

-Sí, tenemos que distinguir el ronquido

entre las personas jóvenes, o en los niños,

o el ronquido en las personas mayores de personas de tercera edad.

Normalmente, un niño cuando ronca es debido a la existencia

de un obstáculo en la vía aérea respiratoria superior

que origina que al dormir respire con la boca abierta...

-Doctor, perdóneme, ha hablado usted de un obstáculo.

Puede que muchos espectadores piensen

que tiene algo en la garganta o en la nariz.

-Sí, puede ser un obstáculo, puede ser un cuerpo extraño

en la nariz o en la garganta, pero normalmente...

Eso es un caso totalmente excepcional.

Normalmente suele ser, por ejemplo,

en los niños una hipertrofia de las amígdalas o de las vegetaciones

y en las personas un poco mayores puede ser una desviación de tabique,

pueden ser unos pólipos... -¿Y qué hacemos, por ejemplo,

ante un matrimonio cuando él ronca y ella protesta?

¿Qué puede hacer esta señora que su marido ronca para evitarlo?

-Lo más importante es procurar que duerma de lado.

Siempre, o casi siempre, el ronquido es por dormir boca arriba

o boca abajo. -Doctor, muchas gracias

por haber estado hoy en "Más vale prevenir" y nada más.

A ustedes agradecerles la atención prestada

y desearles, especialmente hoy, que duerman bien.

(Aplausos)

Qué recuerdos, ¿eh, Ramón? viendo estás imágenes.

Oye, pero qué memoria porque según íbamos viendo el vídeo ibas diciendo

el doctor no sé qué y todo lo que te iba diciendo.

Bueno, a veces tengo muy buena memoria, eso es verdad.

Sí, pero no me acuerdo de muchas cosas.

Es verdad que, aunque yo guardo muchos programas...,

no todos, porque al principio no tenía yo vídeo para grabarme.

Muchos se perdieron porque además en los archivos están con aquel vídeo

de dos pulgadas que ya son prácticamente irrecuperables.

Vamos a ver si aquí recuperamos más de uno.

Vamos a seguir viendo cosas que nos pueden afectar al sueño.

Entonces te voy a proponer que... ¿Qué tal has dormido esta noche?

Yo bien. Bien. Qué maravilla.

¿Sueles dormir bien? Suelo dormir bien, a lo mejor poco,

porque madrugo mucho. Me gusta mucho madrugar

y estar un rato en casa solo leyendo la prensa

y enterándome del mundo en que vivo. Si no te importa, Ramón,

vamos abriendo esa caja y vamos a ver cuatro objetos,

que parece mentira, pero que pueden interferir seriamente

con nuestra calidad del sueño.

Entonces, en primer lugar está la radio,

que no solo afecta al que está oyendo la radio

sino al que está al lado, afecta a los dos.

Y luego tenemos tres objetos que tienen algo en común.

Los tres emiten luz. Tanto la lámpara de baja intensidad lumínica

que utilizamos para no... Es una lamparita de situación.

Típica de los hoteles. Para no darte con la cama.

Y luego están el móvil y el iPad. Los tres producen luz,

producen intoxicación lumínica y entonces no favorecen

que se produzca la melatonina, que es la hormona del sueño,

que se produce mejor con la oscuridad.

Ah, con esta luz lo que hacemos es que la melatonina

no entra en funcionamiento y eso es lo que nos induce al sueño

con lo cual tenemos menos calidad de sueño.

Sobre todo supongo que el iPad que lo tiene así

Sobre todo supongo que el iPad que lo tiene así

y es una luz frontal y cercana. Entonces el iPad y el móvil,

aparte de esta intoxicación lumínica

que disminuye los niveles de melatonina,

además emiten ondas electromagnéticas,

que también nos afectan en un radio de metro y medio.

Es decir, no debemos dormir con este tipo de aparatos encendidos.

Lo digo porque yo lo utilizo, por ejemplo, de despertador.

La manía que yo he tenido hasta hace relativamente poco

es cargar el teléfono en la mesilla de noche.

Todo el mundo carga el teléfono en la mesilla de noche, ¿no?

Es mejor que no. ¿Pues tampoco?

A metro y medio o más. Todo el mundo dice: "Yo también".

Cuidado con la luz y con las ondas electromagnéticas

del iPad y del móvil.

Y ahora, Ramón, vamos a continuar.

Una cosa que es mucho más de andar por casa

que vamos a ver aquí en esta otra caja.

Que es el alcohol.

Siempre se ha dicho que una copita de vino no pasa nada.

Tomas una copa de vino en la cena y duermes espléndidamente.

Pero el exceso de alcohol puede ser malo.

Nos produce sed, nos despertamos por la noche

e interfiere con la calidad del sueño.

Entonces, cuidado con el alcohol.

Un poquito, pero no mucho más.

Y le voy a proponer a Ramón... A mí perdóname,

pero me parece curioso que digáis esto

porque se suele pensar que cuando alguien bebe en exceso,

luego duerme la mona, es decir, se queda dormido donde sea.

Duerme la mona, pero la duerme fatal.

Y hablamos de calidad de sueño, no de cantidad.

Sobre todo, el alcohol lo que hace es inducir sueño inicial

y luego te rompe el patrón de sueño

y a la hora y media te despiertas, estás incómodo,

te arde el estómago, etc. Te duele la cabeza...

A mí me lo han contado. No es bueno para nada.

Pero para el corazón y la circulación y todo eso sí.

Pero una. Sí, sí.

Mucho no es bueno. Poco y de calidad.

Pues muchísimas gracias, de verdad. Será un honor tenerle aquí a menudo.

Y aquí una cosa, Ramón, que irá viendo,

porque como va a venir muy a menudo, lo irá viendo,

nos gustan mucho los experimentos.

Por ejemplo, si yo le digo ahora mismo que me diga un color.

Verde. ¿Y una herramienta?

Tenazas.

Pues no sé si entra dentro de la estadística, vamos a verlo.

Haberme dicho lo que tenía que decir, mujer.

No, no, aquí no mentimos. Vamos a verlo.

¿Crees que somos capaces de adivinar tu memoria?

-Corre y piensa un color y una herramienta.

-Azul, martillo.

Bueno.

-Rosa y martillo.

Hala.

Yo es que soy chica, veo el rosa.

-Pues le voy a decir el martillo.

Y el color el morado.

¡Martillo! Eso es que lo contestamos todas.

-Martillo y el verde.

-Martillo y azul.

Bueno, el color no, pero el martillo sí.

-Martillo, azul.

Casi.

-Martillo, verde.

Martillo será una de las herramientas que más se diga.

Llave inglesa es más complicado.

-Amarillo y llave inglesa.

-El color el rojo y la herramienta las tenazas.

-Taladro, verde.

-Pues no.

Rojo, martillo.

-El rojo y el martillo.

Está muy bien.

-Martillo y el rojo.

Estoy muy dentro de la media, ¿no?

-Martillo, rojo.

Uy, sí.

Qué guay que acertasteis.

Martillo y rojo.

¿De qué vais?

Lo que acabamos de ver tiene una explicación muy sencilla.

El cerebro guarda la información en carpetas

y a cada carpeta le ponemos un ejemplo.

Por ejemplo, en el caso de los colores,

le solemos poner el ejemplo rojo, que es como la etiqueta.

Y en el caso de las herramientas solemos ponerle martillo.

Por eso cuando le preguntas a alguien

que te diga una herramienta y un color,

normalmente decimos martillo, rojo.

(Aplausos)

Bienvenidos un día más a "El Locuratorio".

Y un día más, contigo, Luis. Muchas gracias, Juanjo,

por dejarme estar contigo que aprendo tantísimo.

Sí, es fantástico y sobre todo, porque hoy te he traído un regalito.

¿Es para mí? ¿Por qué? Es para ti.

Casi mejor si lo abres tú, ¿no?

Porque tú eres más alto, y no vaya a ser que...

Bueno, luego lo vemos.

Mira, hoy vamos a tratar de la memoria.

Pensé que el otro día estuviste ahí en tu holograma pasándotelo bien,

explicando la memoria...

Pero la memoria es mucho más que recordar caras y números.

Por ejemplo, cuando tú agarras esto, ¿qué memorias estás haciendo?

Sé que está aquí, sé el tamaño que tiene más o menos.

Me lo puedo pasar de mano.

Entonces vamos a simular esto con un imán que tenemos aquí

y una arandela básicamente de un llavero.

¿Eso también tiene memoria? No, pero ahora la tendrá.

Porque lo que tiene no es memoria, sino magnetismo.

Magnetismo, eso en el cuerpo no tenemos mucho.

Bueno, tú sí. Tú tienes un montón de magnetismo.

Entonces, aquí lo que pasa es que el magnetismo

se puede llegar a perder según las condiciones en que estemos.

Mira, ¿ves?

Este es nuestro imán trayendo la arandela.

Es un imán que atrae la arandela. Vamos a dejarla ahí.

Hala, enciéndeme la antorchita.

Cuidado.

Lo que pasa es que cuando lo calientas...

Si se calienta, se quema. Por encima de 770 grados,

va a perder su magnetismo.

Un poco de paciencia hasta que se ponga al rojo.

O sea, la propiedad del magnetismo se pierde cuando se calienta.

Enciéndeme esto otra vez.

Qué barbaridad.

O sea que cuando uno lo calienta, se pierde el magnetismo.

Y se puede recuperar una vez que se enfría.

Y se la quito otra vez.

O sea que el calor está modificando

las propiedades magnéticas del hierro

y en el cuerpo sucede algo parecido.

En el cuerpo humano, cuando se eleva la temperatura,

cuando nos da fiebre,

también cambian las propiedades de las proteínas.

¿Es verdad que con la fiebre se crece?

Bueno, hay un mito con eso que ya hablaremos de ello también.

Pero es cierto que los niños producen cuando tienen fiebre

unas proteínas que hacen que los huesos parece que se alarguen,

pero lo que se produce cuando hay fiebre

es más aumento de defensas para intentar rechazar la infección

que provoca la fiebre, en definitiva,

estamos viendo que la fiebre es un mecanismo defensivo

y hace que cambien las condiciones de equilibrio del organismo.

Vas y vienes con la temperatura.

Claro, luego cuando se te va la fiebre vuelves como esto.

La cosa es cuestión de equilibrio. Ahora vamos con tu regalo.

¿Lo vas a abrir tú? No, lo vas a abrir tú.

¿Seguro? Pero tú cerquita, ¿eh?

Si explota, nos explota a los dos.

Venga.

¡Hala, tío! ¿Qué es esto? Es una mano biónica.

En esencia, lo que hemos traído es una especie de prótesis del futuro.

Y aquí lo que tenemos son unos muelles de nitinol.

Es un material con memoria de forma. Eso.

Lo que sucede es que cuando aumentas la temperatura

o le pasa una corriente suficientemente alta.

Recupera la forma original.

Se vuelve al estado anterior. Por eso se está usando en braquets.

O en articulaciones. En digestivo también lo utilizamos

cuando ponemos prótesis para agrandar zonas

que se han estrechado, ponemos estos elementos.

El propio calor del cuerpo o la corriente eléctrica,

que funcionamos con corriente eléctrica, es lo que nos lleva

Entonces, le ponemos esto aquí.

Y ahora, estírame los dedos.

¿Qué vamos a ver? Vamos a estirar los dedos por orden.

Porque si alteramos el orden de estiramiento,

puede parecer cualquier cosa.

Estíramelo un poco más.

Tú, sin miedo. Yo, sin miedo.

Ahora, cuando le ponemos el circuito y lo cerramos,

el impulso eléctrico, que debería aumentar por aquí.

Aumenta la corriente... Eso es.

¡Hala! Y se cierra solo.

O sea, el muelle recupera su forma.

Porque le ha pasado una corriente eléctrica.

Como en el cuerpo humano.

¿Y ese también? Este también.

Claro, esto es lo que se está usando

en las prótesis biónicas modernas, para que con los impulsos cerebrales

también se vayan extendiendo y contrayendo.

El meñique de la taza de té. El meñique de la taza de té.

Pero esto es lo que se está desarrollando en la investigación

para hacer prótesis inteligentes,

prótesis que manejamos con el cerebro.

Porque el futuro ya está aquí. El futuro es esto...

Habrás visto que en realidad es un poco lento.

La idea es que acaba siendo mucho más rápido.

Mucho más rápido incluso que tú. ¿Más que yo?

Más que tú. A ver a qué velocidad cierras tú la mano.

Te voy a hacer el típico jueguecito.

Como lo cojas...

Si lo agarras, es tuyo.

Pero solo puedo cogerlo cuando lo sueltes, ¿no?

Cuando lo suelte, sí, por favor. Vamos a ver.

Vale. Espera, espera.

No, es para mí. Veintiséis intentos.

¿Me dejas 26 intentos?

Te dejo medio más.

Esto es porque yo, la velocidad de reacción...

Y yo soy rápido. Tú eres rapidísimo.

Pero se ve que en el momento que yo lo veo salir,

hago la orden de cierre y llego tarde.

En fin, que los estudios estos de materiales

y la memoria de los materiales nos está permitiendo hacer

todo tipo de prótesis. ¿Esta mano hará esto rápido?

En algún momento.

Pues en eso estamos investigando.

Muchas gracias.

¡Luis!

Vente por aquí,

de verdad que cada vez me dejáis más impresionada

con vuestro "Locuratorio".

Volvemos en "Esto es vida!".

Ya saben, antes dos nuevos episodios de "Centro médico".

¡Chao, nos vemos!

(Música, aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es vida! - 01/02/16

Esto es vida! - 01/02/16

01 feb 2016

Espacio de entretenimiento sobre salud y bienestar presentado por Cristina Lasvignes. Junto a ella en el plató, tres médicos especialistas que abordan múltiples aspectos relacionados con la salud, siempre de una forma amena y divertida. Además, otra médico del SUMMA recorrerá España para mostrar la salud desde distintos puntos de vista.

ver más sobre "Esto es vida! - 01/02/16" ver menos sobre "Esto es vida! - 01/02/16"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios