www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5362621
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Viena y Salzburgo - ver ahora
Transcripción completa

Este reportaje de "Españoles en el mundo"

suena así.

Mozart, Beethoven, Haydn, Strauss,

son muchos de los compositores que han hecho de estas dos ciudades

capitales europeas de la música.

Hoy visitamos Viena y Salzburgo.

Hemos llegado a la casa donde Mozart nació.

-Bienvenidos a Viena.

Viena imperial, tradicional y muy creativa.

La capital de Austria, con más de 1.500.000 de habitantes,

es una joya llena de historia, arte y música.

Esto es una maravilla.

Es el edifico barroco por excelencia de Viena.

-Sissi la llamaba su prisión particular,

porque ella no era feliz aquí, pasó unos años muy duros

y tuvo una relación muy mala con la madre de su marido.

Nos encontramos en la ópera de Viena,

justamente en el gallinero,

donde cuesta tan solo tres euros venir a ver la ópera.

La cosa es que hay que poner prenda para reservar tu sitio.

No encuentro nada.

Todo esto es para marcar tu plaza.

Como hemos entrado tarde... Está ya todo puesto.

Si Salzburgo tuviera un sabor seguramente sería dulce

y no solo por las conocidas bolas de Mozart,

hechas de fino praliné,

sino por el entorno mágico que la rodea

y su exquisita arquitectura barroca.

Se puede ver todo desde aquí.

El jardín de Mirabell,

la iglesia del mercado, la catedral...

-"Welcome to Salzburgo".

Una cosa si vienen a Salzburgo.

Tengan mucho cuidado de no encontrarse con el Krampus.

A mucha gente le da miedo.

Bienvenidos a Salzburgo.

Fíjense bien, parece un salvapantallas,

pero es Hallstatt,

uno de los pueblos más bellos de Los Alpes austriacos,

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

desde 1997.

Está todo lleno de turistas.

Viven del turismo única y exclusivamente.

Hoy les invitamos a conocer

dos ciudades Patrimonio de la Humanidad,

Viena y Salzburgo.

¡Brinden con nosotros!

Me llamó Mónica, soy de Barcelona y después de unos años en Dubái

me vine para Viena a conocer un poco la ciudad

y aprender el alemán.

Aquí estoy y os voy a enseñar mi ciudad.

Hola, Antonio. Me alegro mucho de verte.

Estamos en el palacio Schönbrunn.

Es la residencia de los Austrias desde el siglo XVII

y donde vivió la famosa Sissi emperatriz.

Los edificios que tenemos a los laterales

es donde residía el servicio que atendía a la monarquía.

Estos dos pedazo de edificios eran solo para el servicio.

Servicio y seguridad, sí.

Sissi la llamaba su prisión particular,

porque ella no era feliz aquí, pasó unos años muy duros

y tuvo una relación muy mala con la madre de su marido,

la archiduquesa Sofía.

Era como un culebrón. Aquí empezó "Corazón, Corazón".

Este palacio consta de 1.441 habitaciones,

de las cuales solo podemos visitar 41,

las otras están cerradas.

Ella era una persona muy rebelde para esa época

y más para ser una mujer.

Estaba considerada una revolucionaria.

Sissi dejó de fotografiarse a partir de los 35 años.

Era muy presumida

y cuando empezó a notar las arrugas y patas de gallo

no quiso nunca más ningún autorretrato ni ninguna foto,

estaba totalmente prohibido.

La princesa Sissi

estaba muy estresada con la vida de palacio

y canalizaba toda esa mala energía

dándose unos largos paseos por los jardines de Schönbrunn,

de nueve horas diarias.

¿Te ha costado Viena?

Me ha costado adaptarme a Viena más que a Dubái,

aunque suene un poco raro para la gente.

Son muy clásicos, muy callados, muy cerrados

y, sobre todo,

si no hablas alemán lo tienes todo perdido.

Me tiene reventado.

Yo no estoy en forma, Mónica está en forma.

Mira todo lo que hemos subido.

Precioso, ¿verdad? Se ve toda la ciudad de Viena.

Es una pasada.

Aquí vemos el palacio de Schönbrunn,

que realmente desde aquí parece muy pequeño en comparación.

Viena es grande, ¿no?

Es una ciudad que tiene muchísimo arte,

muchísimos museos y muchísima cultura,

como vais a poder comprobar.

Aquí funciona muy bien el transporte público, ¿no?

Es una maravilla, tanto autobús como tren, tranvía...

¿Cuánto cuesta el abono?

Un billete sencillo 2,70 y un billete semanal vale 30 euros.

Ya hemos llegado a Stephansplatz. Es uno de los centros principales.

Sería como la plaza España de Madrid o Barcelona.

Es una de las zonas más transitadas de toda Viena.

Aquí tenemos la iglesia de St. Stephan.

Desde 1339

es una de las iglesias más antiguas de toda Europa.

Graben es una de las calles más caras de toda Viena.

El alquiler de un apartamento aquí

oscila entre los 4.000 y los 7.000 euros.

Es como la calle Serrano de Madrid.

Es caro vivir en Viena.

Es caro, pero tan caro como la gente dice.

Van bastante a proporción los salarios con el sueldo

y con los alquileres.

¿Tú a qué te dedicas aquí?

Soy estudiante de "sommelier" y estoy trabajando como "sommelier"

en un restaurante de cocina nikkei,

que es fusión de cocina peruana y japonesa.

¿Qué salario tienes aquí?

Yo trabajo 30 horas en el restaurante

y mi salario es de 1.700 euros netos,

que no está nada mal.

Ahora es la hora del café vienesa.

Estamos en Aida, que es una pastelería que produce

más de tres toneladas de pasteles cada día

y donde dan los mejores cafés se dice,

así que vamos a probar.

La tarta Sacher

el pastelero que la inventó era francés,

pero trajo la receta a Viena,

que le dio el nombre también a un hotel,

y es una de las más famosas y demandadas en Viena.

Esta tarta tiene en particular que es un bizcocho de chocolate,

crema de chocolate y mermelada de albaricoque.

No te ha gustado, está malísima.

Ahora prueba la Mozart.

Este es el Ayuntamiento de Viena.

Aquí es donde reside y gobierna el actual gobernador de Viena

y donde se organiza en la noche de Fin de Año

un gran vals.

A la vez que nosotros estamos comiendo las uvas,

ellos despliegan una pantalla gigante aquí,

ponen el vals del "Danubio Azul"

y todo el mundo a medianoche tras las campanadas

baila aquí el vals del "Danubio".

Están preparando ya muchas cosas.

Sí, esto son las casetas del mercadillo de Navidad.

La Navidad aquí empieza mucho antes.

Tienen un espíritu navideño muy fuerte,

igual que en Nueva York.

Aquí se ponen unas casetas con comida, bebida...

Esto es el ritual ahora de cada fin de semana.

Ha llegado el momento.

Mira la cara que ha puesto como diciendo: "Te veo venir".

¿Tú sabes bailar el vals?

Un, dos, tres, un, dos, tres...

Música, por favor.

¿Quién es él?

Él es mi novio, aparte de mi novio, es mi entrenador personal.

¿Austriaco?

Sí, nació en Viena, pero sus padres son de Túnez.

Aquí vienen abuelitos de 80 años.

Hay un señor que viene siempre cuando estoy yo y tiene su máquina.

Está el austriaco que no se cuida nada,

que es mucha gente,

y está el que se cuida de verdad cada día,

porque yo los veo a diario.

Este es el parque de atracciones más antiguo de Europa.

Todo es muy vintage, muy bonito, de la época.

Delante tienes una de las cosas más emblemáticas del parque,

es esta noria, que tiene 60 metros,

es de 1897.

Esta noria es una campeona,

ha visto pasar la I Guerra Mundial, la Segunda, y aquí la tienes.

¿Este es Orson Welles?

Sí, aquí filmaron una de las escenas más emblemáticas de la película

y más conocidas por todo el mundo en la película "El tercer hombre".

El vértigo que yo tengo.

Lo estoy haciendo por ti, que lo sepas.

Me estás diciendo que os habéis metido en esta noria.

Es la primera vez que entro aquí.

Vosotros, austriacos no sois. No, no.

¿De dónde sois? Madrid.

¿Estáis de vacaciones?

De luna de miel, nos casamos el sábado.

¡Felicidades! Gracias.

-Este vagón, el 12, y 15 más como este,

que están colocados abajo, se pueden organizar cenas,

porque son los 15 vagones que se cayeron

durante un bombardeo que sufrió la noria en la II Guerra Mundial.

La reconstruyeron otra vez y esos vagones,

de manera emblemática, los utilizan ahora

para hacer cenas románticas, cenas de empresa...

El precio de cenar aquí ronda los 350 por cabeza,

para bolsillos de estudiantes no es.

¿Tienes pensado volver a España?

Sí, algún día, espero que sí. -Necesitamos tiempo.

¡Viva España!

¿Se lleva bien con tu familia?

Se lleva muy bien, mis padres lo quieren mucho,

mi hermano, mi tía...

Chicos, nos lo hemos pasado genial. Nosotros también.

Ha sido un placer, espero veros muy pronto, chicos.

-Soy Miguel Silvestre y vivo en Salzburgo hace 28 años.

Me casé con una chica austriaca, regentamos un pequeño hotel.

Este es mi perro, es el que me acompaña

a todas las rutas que hago por las sierras.

"Guten morgen". "Guten morgen".

¿Cómo estamos? Qué bien hablas alemán.

Me alegro de verte.

Este es nuestro modesto hotel, adelante.

Esta es Silvia, mi mujer. ¿Qué tal?

Imagino que ella es la razón por la que estás aquí.

Efectivamente.

¿Cómo os conocisteis?

Me fui a España a estudiar español y me lo traje.

¿Cuántos años tenías? 23.

¿Cuántos años tiene ese hotel? De 1830.

Mi mujer es la quinta generación.

Si quieres, te enseño la historia del hotel,

que la tenemos muy bien reflejada en la pared.

Empieza la historia con los celtas, que fueron los primeros pobladores,

sigue con Roma, el clero,

aquí empieza la historia de la casa.

-Ya es mi familia,

mis padres lo hicieron restaurante y hotel.

Aquí somos nosotros, los niños jugando.

¿Dónde estás tú? Esta soy yo.

Qué graciosa ella.

Ese es mi pueblo.

Castalla, Alicante. Sí.

¿Vuestra casa está en las habitaciones del hotel?

Sí, esta es mi casa.

Qué bonita es.

Aquí es donde vivimos y aquí hacemos la vida.

Tenemos dos niñas, la mayor la tengo en España estudiando.

La pequeña, Paloma, está trabajando en Alemania,

en la frontera, y es tatuadora.

-Nos casamos en España. -Cuando aún tenía pelo.

Tú estás hecha una Beyoncé.

¿Qué es esto?

Mi afición a la música, toco la guitarra.

(Canta)

Nos estamos adentrando en los Alpes.

Es la sede principal de Red Bull en Europa.

Desde aquí es desde donde se controla

medio mundo de las latas.

Está en un lugar maravilloso. Dará gusto trabajar.

Este es el pueblo de St. Gilgen.

Aquí os tengo preparada una pequeña sorpresa.

-¿Qué tal, chaval? ¿Todo bien?

-Hola, Lucía. -Hola.

-Un amigo mío, lo debes conocer,

porque ya salió en "Españoles por el mundo".

Ya decía que me sonaba tu cara. Manolo y su hija Lucía.

Un besito.

¡Qué guapos estáis! Muy austriacos, muchos años.

¿Cuántos años tienes? 12.

Me dices que saliste en el programa de Salzburgo.

En el 2009. Sería pequeña.

Tres añitos. Ella saldría en el programa.

Esta es Lucía.

Si eras un pipiolo.

Tú tienes una hija mayor. Sí, que ya está estudiando, 22 años.

¿Ha cambiado mucho tu vida desde entonces?

Sí, a mejor.

Hemos evolucionado mucho.

Tú tenías un negocio.

Sí, de comida, importación y distribución.

Ahora, fabricamos también. Es muy estable y muy bonito.

Mi mujer vino sin saber ni una palabra en alemán,

ahora ya nos domina a todos.

Mis hijos están crecidos.

-A veces, pienso en español

y mis amigas me hablan y, de repente, contesto en español.

¿Qué tal el colegio aquí? Bien.

Ahora he empezado en un nuevo colegio, hace un año.

-Ella es bilingüe.

¿Qué se hace como turista? Visitar, ver el lago.

-Subir a las montañas.

Tú sueles subir a pie. Por supuesto.

-Yo soy el coche de asistencia por si se cansa.

-Él me tira para arriba. -Yo le llevo el agua.

Estoy flipando porque el pueblo está muy bien cuidado.

St. Gilgen vive del turismo.

-Austria vive del turismo y es lo que hay que cuidar.

Con el perro se puede ir a todos lados.

A todos los sitios.

-Nos vamos andando.

¿A cuántos metros vamos a subir? A 1.525.

¿Y ese camino te lo haces andando? Sí, claro.

Cada semana subimos algún pico.

Estamos en pleno Alpes.

¿Esto son todos los picos que hay alrededor?

Sí, todos los que puedes ver, con los metros.

Estoy viendo los carteles amarillos,

que indican la distancia a la que estamos de cada sitio.

Por allí veo Madrid, 1.585km.

No estamos tan lejos.

¿Aquí se rodaron escenas de "Sonrisas y Lágrimas"?

Sí.

Por alguna pradera de estas.

-Es trato de varón,

"Res" selvático animal,

"Mi" denota posesión,

"Far" es lejos en inglés.

¿Esto es Hallstatt? Sí.

Está todo lleno de turistas, vive del turismo únicamente.

¿Puede ser uno de los pueblos más bonitos de Austria?

Eso dicen.

Un chino ha hecho una réplica exacta del pueblo en China,

piedrita a piedrita, estuvieron diez años con el proyecto.

¿Con qué se está haciendo una foto?

Esto es sal.

De ahí arriba sale, ahí están las minas.

Aquí hay minas de sal. Sí, es famoso por ello.

"Salzburgo" quiere decir "castillo de sal".

Toma, que me lo llevo.

Este puede ser el sitio donde más haya

una imagen del pueblo que más se ha visto en el mundo,

es la más típica.

Esta es la postal de Hallstatt.

¿Esto es la iglesia del pueblo? Una de ellas, esta es la católica.

Ahora os voy a enseñar algo en la capilla,

unas calaveras, que es típico de aquí solo.

-Cuando los fallecidos llevan 20 años en las tumbas,

los sacan y los incineran.

Hay familias que quieren mantener el cráneo.

Sin coste alguno si eres de aquí o has nacido aquí,

hay una persona que las pinta según tu criterio

y te meten aquí dentro de recuerdo.

Ahora hay más de 600 cráneos.

"La casa de los huesos" le llaman.

-Venga, salud.

Aquí nos solemos juntar siempre los españoles

el primer viernes del mes y hoy tocaba.

Está Juan, de Madrid, Paco. -Yo también soy de Madrid.

A este lo conocemos ya. Sí.

-Jaime.

¿De dónde? De Alcázar de San Juan.

Tú ya has salido con nosotros. Yo soy perro viejo.

-Adrián, de Salamanca. -Miguel, de Móstoles.

-David, de Madrid. -Carlos, de Barcelona.

-Soy Víctor, de Sevilla.

Veo que estáis comiendo comida típica.

Ahora es la temporada del gancho.

¿Receta de toda vida? De mi abuela.

Es el mejor gancho de Salzburgo. Sin duda.

¡Buenísimo! Está tremendo.

¿Qué es esto? Música.

Cada viernes tienen ensayo la banda de música de Liefering.

Después vienen aquí a tomar cerveza.

(Música)

¿Qué planes de futuro tenéis? Jubilarse aquí.

Ir a España de vacaciones más a menudo.

Ha sido un placer, chicos. Salud.

-Soy Antonio. ¿Tienes maquillaje?

Yo he sido profesor y estoy en Viena por amor,

un austriaco motero me cautivó en Gran Canaria montando en moto

y ahora estoy de amo de casa.

"Willkommen", Viena. ¿Cómo estás?

¿Dónde estamos?

En la plaza de María Teresa, la barroca de Viena.

¿Es esa mujer? Sí.

Se llama también la Plaza de los Museos.

Aquí está el Museo de Historia, el Museo de Historia Natural,

Museo de Arte Moderno, el Museo Leopold.

Esta es la zona de los museos. Este es el epicentro de los museos.

¿Tú eres profesor de Historia?

Era profesor de Historia, docente, durante 27 años.

Vamos a entrar al Museo de Historia.

Esto fue hecho en 1889,

cuando la gran expansión de Viena en arte

y el poderío que tenía que mostrar Francisco José y su mujer

en esa época de imperio.

Era todo ostentar.

Aquí puedes ver toda la riqueza de las piedras,

los mármoles, los granitos.

Barroco, neoclásico, ecléctico, es una mezcla de todo.

La sala de Velázquez, la pintura española

y, sobre todo, dedicada a Margarita Teresa,

la infanta de "Las Meninas".

La prometieron desde joven con Leopoldo I de Austria.

Estos retratos están pintados

porque el emperador quería tener conocimiento

de quién iba a ser su esposa.

No había WhatsApp para mandar fotos,

pero teníamos a Velázquez, que las mandaba.

Un retrato cada año para saber

cómo iba evolucionando su futura mujer.

Aquí la estoy viendo muy chiquitita.

Es que desde muy pequeña ya la prometieron.

Todos pensaban que era una niña buena.

Como católica acérrima que era,

fue más inquisidora que Torquemada en España.

Fue la culpable de la expulsión de los judíos de Viena.

"Selfie" contra Velázquez. "Selfie velazquiano".

Hay mucha gente joven aquí. Muchísimo.

Desde muy temprana edad,

desde que están en el "kindergarten" los sacan a los museos,

pero a todo tipo de museos, sobre todo, de arte.

Esto es una maravilla, el edifico barroco por excelencia,

la Biblioteca Nacional de Austria.

Era para recoger todos los fondos de los libros que tenían

los Habsburgo desde el año 1300.

Las esculturas que hay en mármol representan mucho de los Habsburgo,

tenemos a nuestro rey Carlos II, el último Habsburgo.

¿Qué tal? -¿Cómo estás?

-Muy bien. ¿Y tú? -Muy bien.

-Esta es mi amiga Cristina, de Las Palmas.

¿A qué te dedicas?

Aquí trabajo como jefa de compras en una empresa austriaca.

Como trabajamos con Sudamérica y Europa,

utilizo el español, el alemán y el inglés en el trabajo.

-Mucha envidia porque sabe hablar perfectamente alemán.

Tú no hablas alemán.

Me cuesta mucho, lo tengo atragantado.

¿Tú estás aquí por amor?

Vinimos por trabajo,

mi marido estudió música aquí y es compositor.

¿Qué mejor sitio para trabajar?

Esto de las calesas se lleva mucho. Sí, es un símbolo más de Viena.

¿Cómo definiríais Viena? Es una ciudad imperial.

-Un poco fría al principio. -Sí, sí. Fríos ellos, sí.

-Hola, España.

-Este es el café famoso "Central", siempre hay colas para entrar.

-Aquí se han sentado grandes filósofos,

Freud venía aquí a sentarse.

-Y Lenin hacía sus reuniones subversivas aquí.

-Willkommen to Naschmarkt.

Esto es el Naschmarkt. El mercado más antiguo de Viena.

-Encuentras fruta que no encuentras en los supermercados normales.

-El pescado es carísimo.

El atún, 69 euros el kilo. -El precio son 100gr.

Qué barbaridad.

El austriaco, después del trabajo,

suele venir aquí a tomarse un vinito.

No hay ningún puesto de leche

porque Naschmarkt nació como vaquería.

Ahora estamos, aunque no lo parezca, sobre el río Viena,

un afluente del Danubio.

Aquí traían las vaquerías porque todo lo que había alrededor

eran pequeñas colinas donde pastaban esas vacas

y era la lechería de Viena.

Cristina se tiene que ir, me quedo aquí comprando la calabaza.

Ella tiene otro compromiso.

-Amigo. -Hola, amigo.

¿Le gusta el Madrid o el Barcelona? -Madrid.

-¿Clementina? -Clementina o pimientos de Padrón.

-Chirimoya de España.

Adiós, amigo. -Adiós, amigos.

¡Hola! ¿Qué tal? "Welcome".

Me imagino que él es la razón por la que tú estás aquí.

Este fue el que me atrapó en Viena. Parecéis gemelos, ¿no?

Los cortes de pelo, nos gusta lo mismo, la barba...

Él se llama Thomas. -Encantado.

-Él me conquistó a mí, todo tengo que decirlo.

Los canarios estamos un poco hasta aquí

de los turistas que van y se divierten un día y no más,

pero este siguió insistiendo:

"Que quiero alquilar una moto. ¿Me enseñas la isla?",

empeñado, empeñado.

Estoy en Austria.

¿Estáis casados? Sí. Ahí está la foto de la boda.

Mi vino español que no falte.

En la cocina estoy preparando

una crema de calabaza muy típica de Austria,

porque en otoño se usa mucha calabaza aquí.

Tú eres amo de casa. Sí, no me queda otra.

Y estoy escribiendo un libro, una novela histórica.

¿A qué se dedica Thomas?

Es manager de ventas de una empresa de cosméticos.

Buscando marcas

y a ver cómo vendemos esto mejor, cómo no vendemos esto mejor.

A comer. -Yo tengo hambre.

¡Está buenísimo!

Esta era la sorpresa que te teníamos,

porque queríamos enseñarte un poco nuestro traje de donde él nació.

En los pueblos la gente se viste

desde por la mañana hasta por la noche

con el traje típico y van a cenar, a comprar...

Qué ambiente hay por la noche en Austria.

Aquí haga frío o haga calor la gente sale a la calle.

Se pone encima lo que haga falta y para la calle.

¿Dónde vamos ahora mismo?

A Motto an Fluss, sobre el río Danubio, el canal,

pero que es parte del río.

Parece un barco, ¿no?

Es imitación de un barco, pero no lo es.

-"Welcome to Motto an Fluss".

-Aquí estamos con una bonita pareja,

la hermana de Thomas y el cuñado, Susi "and" Peter.

Qué guapos son. Sí, guapos.

¿Estás feliz aquí? Sí.

Tú tienes claro que vas a volver. Totalmente, clarísimo.

A él le encanta la isla, el sol,

la comida española, las tapas y la playa.

¿Qué más queremos?

Un brindis por mi sobrina, que es su cumpleaños hoy.

Un brindis por ella y a toda la familia,

los amigos de allá y a Viviana, que me ayudó,

que fue la culpable de que esté aquí.

Ha sido un placer. Igualmente. Encantado.

Vengan aquí a cenar ahora.

Adiós. Adiós.

-Me llamo Marta

y soy de un pueblo cerca de Barcelona

que se llama L'Ametlla del Vallés.

Un día vi unas fotos de Salzburgo

y decidí coger la maleta y venirme aquí.

Desde entonces doy clases de español

y ahora por fin he podido abrir mi propia escuela de español.

Buenos días, Marta. Hola, Antonio.

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Estás comprando pan? Sí.

Es un pan muy bueno con muchas harinas diferentes.

Es un lugar perfecto para comprarlo.

Así como la gente se piensa

que en Austria no hay verduras o no hay mucha fruta,

la verdad es que podéis ver que hay un montón de cosas

y no solo patatas y coles.

Eres de Barcelona. Sí.

Pero tienes un acento austriaco... O algo se te ha pegado.

Llevo aquí nueve años.

Voy a comprar chucrut.

Yo traigo siempre mis propios recipientes.

Huele fuerte. Claro, es col fermentada.

Antiguamente lo tenían debajo de la cama.

Imagínate cómo debía oler eso.

Diez huevos, por favor. Ella habla español.

Ingrid, ¿tú hablas español? Un poquito.

¿Dónde has aprendido? En esa escuela.

¿Tienes granja? No, ella tiene granja.

Es mi jefa. Se llama Kette. Hola, Kette.

¿Quieres probar? ¿Se come eso?

Se va a coger un dolor de barriga.

No está mal. Una salsa o alguna cosa.

Hay varios puestos en el mercado de este tipo.

Es vino de la región.

Aquí desde primera hora de la mañana ya hay un grupo de gente,

en su mayoría jubilados.

¿Es bueno el vino de Salzburgo?

El vino Grüner Veltliner

ha ganado ya varios años el Mejor Vino Blanco del Mundo.

Aquí hay algo que causa furor.

¿Ves las colas? Están comiendo pollo frito.

Es un pollo que es típico de aquí.

El mercado abre a las 05:00 y a esa hora ya hay gente aquí

haciendo cola para comprar el pollo frito.

Es un pollo que se hierve primero en agua

y después se empana y se fríe.

Aquí tenemos nuestras alitas de pollo.

Este es el palacio de Mirabell.

Fue construido por el arzobispo Wolf Dietrich.

El caso de este es que tenía una amante

y con ella tuvo 15 hijos.

Después le construyó esta casita pequeña para vivir.

Esta se llama "la calle de los cereales".

¿Por qué se llama así?

No tiene nada que ver con los cereales.

Viene de una palabra antigua que en alemán se dice "tener prisa".

Esta era una calle donde la gente tenía mucha prisa,

porque era la calle comercial.

Me encantan los carteles que sobresalen.

Esos carteles son muy antiguos.

Son de hierro forjado y antiguamente indicaban la entrada

a un pasaje de un gremio en concreto.

Hemos llegado a la casa donde Mozart nació.

Estamos en el tercer piso de la casa donde vivió la familia Mozart.

Podemos ver que los papás de Mozart tuvieron siete hijos,

pero de todos ellos solo sobrevivieron dos,

Mozart y su hermana Mariana.

El padre instruyó a los dos desde muy pequeñitos.

Ella era muy buena pianista y él fue un genio.

Mozart fue un niño prodigio

que desde los cinco años ya tocaba el violín y el piano.

Ya estaba componiendo allegros y minuetos.

En Salzburgo puedes comprar todo lo que quieras de Mozart.

Hay chocolates

e incluso puedes beber licor y té de Mozart.

Esta son las auténticas bolas de Mozart.

Importante, el nombre está protegido.

Nos vamos a comer las auténticas bolas de Mozart.

Mazapán de pistacho. Están buenísimas.

Es la fortaleza del siglo XI más antigua de Europa.

Fue muchas veces asediada, pero nunca conquistada,

y eso es gracias

a todas las murallas que hay alrededor de la ciudad.

Podemos ver el jardín de Mirabell,

la iglesia del mercado, la catedral...

Salzburgo tampoco es una ciudad tan grande,

entonces se puede ver todo desde aquí.

¿Qué tienes aquí preparado? ¿Quién es él?

Es un amigo. Se llama Lucky.

Nos va a enseñar una cosa muy especial de Salzburgo

que normalmente es muy difícil de ver.

Se trata de los Krampus.

Es una tradición muy macabra y muy rara

de Salzburgo y de Baviera.

Este es el Krampus típico y este otro es un poco más especial.

-El Krampus es el que se encarga de pegar a los niños malos,

pero este tiene un significado muy diferente.

Este se encarga de echar al invierno y que venga la primavera.

Del 21 de diciembre al 6 de enero están con el Krampus bueno

y el 5 y el 6 de diciembre con el malo.

Y los niños esos días no salen a la calle.

Sí salen porque les gusta verlos, pero tienen miedo también.

¡Dios mío!

¡Da tanto miedo!

¡Esto mola!

Bienvenidos a Salzburgo.

Las bolas de atrás se las ponen para...

Para que la gente sepa que llegan.

A mucha gente le da miedo eso.

Ahora nos vamos, que tengo clase de Español en mi escuela.

Os presento.

¿De dónde sois? Salzburgo.

¿Por qué aprendéis Español? Porque no.

Tenías claro que querías hacer esto antes de venir a Alemania.

Yo llevaba 11 años dando clases de Español

y pude abrir esta escuela.

¿Es difícil montar un negocio en Austria?

Los alquileres son un poco caros.

Montar el negocio, no.

Por este son casi 700 euros.

"Colegas" sirve para masculino y femenino.

¿Es buena profesora?

Sí. -La mejor.

¿Es difícil el español? Sí.

-La gramática, sí.

(Cantan en alemán)

-Os presento a mi novio, es Giulian.

¿Qué tal? Hola.

¿Hablas español? Más o menos.

¿De dónde eres? De Bavaria, Alemania.

¿Quién le ha enseñado Español?

¿Le has enseñado tú? Sí, claro.

Esto está a tope. Es normal.

Piensa que hay varias salas como esta

y todas están llenas.

No solo vienen turistas, sino que vienen muchos de aquí.

Ahora tienes que poner la jarra aquí y la riegas un poco con agua.

Esto va por sensores.

¿Es como se hacía antiguamente? Es para que la espuma suba mejor.

¿La gente hace así? Eso no.

Yo pensaba que sí.

¿A cuánto está la cerveza aquí? 3,10, esta.

Ahí pone "bierwarmer". Calentador de cerveza.

Para la gente mayor, pones tu jarra en el agua caliente,

vas allí y coges tu cerveza.

Está ardiendo.

Aquí os dejamos, bebiendo cerveza y disfrutando.

Adiós, chicos.

Soy Marisa Blanco, soy soprano, me vine a Viena esperando estudiar

y poder ganarme la vida profesionalmente

como música y como cantante.

Da la casualidad de que aquí conocí a mi marido, un fantástico tenor,

y creamos juntos nuestra Compañía.

Buenos días, España. Hola, Marisa.

¿Cómo estás? Muy bien.

Pasa, como en tu casa.

¿Tu marido?

Sí, mi marido Fernando Hernández, de México.

-De la ciudad de México.

Estoy escuchando que tenéis ópera.

Estudiando por la mañana, como siempre.

Vosotros sois cantantes de ópera.

Sí, mi marido es tenor y yo soy soprano.

Estoy viendo un montón de cuadros.

Todos son míos, los pinto con pintauñas.

Cojo el papel, el cuadro.

¡Cómo huele el esmalte!

Yo salí de España, tenía 18 años,

daba clase con mi profesora de canto,

que era georgiana, me dio la posibilidad de vivir en Graz,

estudiando con su hija.

Ni me lo pensé.

Acabo de ver "Funiculí, funiculà".

(Canta)

¿Dónde nos has traído? A la casa de Hundertwasser.

Fueron construidas como viviendas sociales.

La diseñó el arquitecto austriaco Hundertwasser,

es una arquitectura muy extraña,

donde las columnas son muy rebuscadas y muy extravagantes.

Dicen que es como el Gaudí austriaco.

Creo que es mucho decir.

¿Ves esto?

La bolita no es china, como todo el mundo piensa,

fue un mecánico quirúrgico que estaba

tratando hacer un poco más de luz,

metió agua y la semilla de la sémola en una bola y creó la nieve.

Es lo que se conoce

como uno de los suvenires más vendidos de toda la historia.

Ella es mi querida maestra.

Por eso estás en Viena. Sí, por supuesto.

Es la cuna de la música clásica, hay más posibilidades

para que tu vida profesional como músico vaya para arriba.

¿Estos señores y esta muchacha tan guapa?

Son parte de nuestro equipo.

Nuestro barítono, nuestro bajo,

nuestra pianista, nuestro equipo.

¿Austriacos?

Austriaco. -Japonés, Corea del Sur.

Esta es la diferencia de España y Austria.

(Cantan ópera)

Bienvenidos a la ópera de Viena.

Esto es la meca, aquí han cantado los más grandes de toda la historia

y se han hecho aquí su carrera.

Aquí tenemos nuestro Hollywood personal,

tenemos los mejores compositores de la historia de la música.

¿Toda esta cola? Y hoy hay poco.

¿Cuánto queda para que empiece? Dos horas y media.

-Se recomienda estar una hora antes.

Todo esto es para el gallinero. Sí.

Para la parte de abajo del gallinero y para la parte de arriba.

¿Sabes por cuánto? Tres euritos. No me lo creo.

Las otras pueden costar 250 euros.

Si no, no cogemos sitio.

No encuentro nada.

Me están diciendo que me tengo que ir de aquí.

Se ha enfadado conmigo, lo estás viendo.

Todo esto es para marcar tu plaza.

Como hemos entrado tarde, está todo puesto.

Si son austriacos, me dan.

Os he escuchado hablar y austriacas no sois.

Somos españolas.

¿De dónde? De Cantabria.

¿Cómo habéis conseguido el sitio? Haciendo una cola larga.

-Desde las 15:30h y hasta ahora.

¿A qué hora habéis entrado vosotras? A las 18:00h.

¿Cuánto ha tardado en ponerse esto lleno de bufandas?

Cinco segundos.

-Lo que más me gusta de la ópera

o de cualquier representación que se haga aquí

es el segundito que hay antes de que empiece la obertura,

todo el mundo está expectante,

todo el mundo está en silencio y respetando.

(Ópera)

Estamos esperando a Ramón Vargas, para felicitarle,

a hablar un rato con él.

Aquí hay verdaderos "frikis" de la música.

Mucho gusto. -¿Cómo está, maestro?

Un placer. -Igualmente, mucho gusto.

¿Cómo se siente cantando en la ópera de Viena?

Son muchos años.

¿España le gusta? Me encanta España.

Que me inviten y allí estoy.

-Después de la ópera, toca, como cada lunes, Bellaria.

-Plácido Domingo Junior.

-Esto es el Café Bellaria,

es como si fuera un karaoke de hace 200 años.

La gente viene con sus partituras y canta quien quiere cantar,

sepa o no.

No es un karaoke convencional, sino algo mucho más especial,

algo que te evoca a tiempos antiguos.

(Canta)

¿Volverás a España?

Volvemos por vacaciones, para vivir, de momento, no.

¿Esto es el perfume de Mozart? Sí.

Lo tenemos que probar para saber si es el auténtico.

-Yo soy mexicano, pero les mando muchos abrazos,

muchos saludos a todos.

Estamos unidos como países y nos queremos como hermanos.

Un saludo a todos.

-Huele bastante mal.

Huele a 1700.

Se quejan de mí los de atrás. ¿Cuántas cogemos?

Las que te vayas a comer. Seis.

Hasta la vista.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Viena y Salzburgo

Españoles en el mundo - Viena y Salzburgo

08 ago 2019

Españoles en el mundo emite su entrega más musical. Tras los pasos de Mozart y Beethoven, de la popular película 'Sonrisas y lágrimas' o del Concierto de Año Nuevo, el equipo del programa viaja a las ciudades austriacas de Viena y Salzburgo.

Mónica, Antonio y Marisa nos muestran la Viena más tradicional tras los pasos de Sissi. Con Marta y Miguel visitamos Salzburgo con su típico mercado de Schranne, la casa natal de Mozart o el palacio de Mirabell. Y viajamos a los Alpes a St. Gilgen y Hallstatt.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Viena y Salzburgo" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Viena y Salzburgo"
Clips

Los últimos 2.104 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Laura

    Viena es una ciudad muy bonita, yo estuve en hay el año pasado con mi familia, nos alojamos en un hotel muy cerca del centro y visitamos a pie la mayoría de las aracciónes de la ciudad. La oferta cultural de Viena es impresionante, por no hablar de lo cuidada y limpia que tienen toda la ciudad y sus monmentos, parques.

    10 ago 2019
  2. Patricia

    Muy buen video, me trae muchos recuerdos.

    09 ago 2019