España en comunidad La 2

España en comunidad

Sábados a las 10.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4656454
Para todos los públicos España en comunidad - Anorexia - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Cuando empecé a desnudarme para ducharme y me vi en el espejo

decía: "Es verdad lo que me dice la gente. Soy un esqueleto andando".

-Yo le llamo a la anorexia una huelga de hambre.

Es un grito de queja. Va dirigido, normalmente, al medio familiar.

Tener una buena imagen, un físico perfecto

es algo que atrapa no solo a adolescentes

sino también a personas en edad adulta.

Además suelen ser los casos más crónicos.

Se sigue insistiendo en un diagnóstico precoz

debido a que muchos pacientes solicitan ayuda

cuando se encuentran al límite de la desnutrición.

Como dato, en España la anorexia afecta a 1 de cada 100 adolescentes

y, de ellos, el 95 % son mujeres.

Más o menos, en torno al 20 % precisan hospitalización al llegar.

-Daría un mensaje a la familia de calma, calma.

Aunque estéis preocupados, esto tiene arreglo.

El arreglo pasa, de verdad, por el joven y por ustedes.

¿Qué tal están? Muy buenos días. Bienvenidos a "España en comunidad".

Nuestro viaje nos va a conducir a descubrir lo que esconde el mar.

Visitaremos un palacio taifal del siglo XI

y seremos testigos del encuentro entre un preso y una víctima.

Les mostramos un breve adelanto en nuestro siguiente sumario.

Una exposición cuyas obras están realizadas con plásticos

recuperados en las playas gallegas quiere concienciar

sobre la contaminación del océano por basura plástica.

Una importante labor que comienza en nosotros.

Los consumidores debemos consumir la menor cantidad de plástico

y rechazar el plástico que yo llamo absurdo, el que no tiene sentido.

Conoceremos a Jorge y a Carlos. Ellos son el familiar de una víctima

y un recluso. Un programa pionero de mediación

pretende cubrir el vacío emocional de ambas partes,

es decir pedir perdón y dar la posibilidad de concederlo.

La verdad que verle cara a cara...

Pero yo le escuché, le hice cuatro preguntas y él explicó.

Y cuando acabamos me dio un abrazo. Con eso te digo todo.

Se puede perdonar.

-Me pongo en su lugar y pienso que igual no aceptaría

el perdón de la otra persona. Es mi esperanza que sí lo haga.

La organización Acción por el Mundo Salvaje, Amus,

ve en peligro su continuidad debido a la falta de ayudas económicas.

Se dedica desde hace más de 23 años a la recuperación

de todo tipo de animales silvestres de la provincia de Badajoz.

El Palacio de la Aljafería, en Zaragoza, es un símbolo que aúna

el pasado, presente y futuro de Aragón.

Cuando se cumplen 20 años de su restauración

hacemos un recorrido por este emblemático edificio,

sede de las Cortes de Aragón.

Aprovechar el tirón cultural del palacio para explicar

cuál es nuestro trabajo que, al final, es una obligación.

No sirve de nada que las Cortes de Aragón estén aquí

si están cerradas dentro de las murallas.

"Mar de plástico" es una exposición cuyas obras están hechas

con basura recogida en las playas de A Coruña,

básicamente plástico.

Es una iniciativa de artistas coruñeses que envían este mensaje:

"A este ritmo de contaminación pronto habrá más plástico que peces

en los océanos del mundo".

Esta exposición que está en el Aquarium de A Coruña

se titula "Mar de plástico". Está compuesta por 85 obras de arte

hechas con basura recogida de los mares de la zona:

trozos de redes de pesca, maderas, alambres que sirven

para crear peces, arañas o animales fantásticos.

No es tan difícil, nos cuenta una de las artistas.

El mar tiene ese poder de transformación

y hace que los elementos cojan otra dimensión diferente.

El utilizarlos, cuando estás trabajando en materia artística,

ya los vas viendo, van apareciendo solos.

Es más espacio cuando estás en el camino a desarrollar.

Cada año tiramos millones de toneladas de plástico;

un problema global que repercute en la biodiversidad del océano

y en la salud de las personas.

En Galicia, asociaciones como Mar de Fábula

o el colectivo Retoque Retro recogen basura en las playas.

Xosé Manuel es uno de los pioneros. Nos enseña su casa y su taller

en Camelle, en la Costa da Morte. Allí es donde limpia

y donde convierte los residuos en arte.

Un contenedor de estas características

prácticamente lo llenamos en un día

con la cantidad de basura que sacamos del mar.

Este es mi taller, mi sitio de paz.

Estas son cuerdas que yo encuentro en la orilla del mar.

Le doy forma circular y lo utilizo a modo de ladrillo

en mis construcciones. Es mi elemento fundamental

para construir las obras que yo realizo en este taller.

Es de la idea de que, a problemas globales, soluciones globales,

pero empezando por casa: reducir, reciclar y reutilizar.

En las tres erres podría estar la clave.

El consumidor tiene herramientas en sus manos.

Por ejemplo vas al supermercado y encuentras naranjas

envueltas en plástico sobre una bandejita de plástico

cuando la naranja tiene un envoltorio natural perfecto.

No tiene sentido consumir las naranjas de ese modo.

Se compran al peso, te llevas tu bolsita de casa,

las metes ahí y te las llevas a casa.

Los consumidores debemos consumir la menor cantidad de plástico

y rechazar el plástico que yo llamo absurdo, que no tiene sentido.

Los plásticos del mar se convierten en micropartículas

que engullen los animales que viven en él y que después se acumulan

a lo largo de la cadena alimenticia. Al final nos encontramos

con peces con el estómago lleno de plástico;

como estos que vemos, pero de carne y hueso.

Esta exposición invita a reflexionar.

Esta exposición es muy bonita, pero es muy fea.

Ojalá no tuviera que estar aquí.

Es todo material que se recogió en las playas.

Siempre lo comento: es muy bonito, pero ojalá no hubiera que hacerlo.

Este problema podría pasar factura antes de lo esperado.

Hay científicos que alertan que, a este ritmo de contaminación,

en el año 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

En 2013, la asociación Berriztu puso en marcha un programa pionero

de mediación entre internos de la cárcel de Zaballa, en Álava,

y víctimas de delitos. Un recorrido personal y emocional

que a veces culmina con la petición de perdón por los victimarios

a los damnificados a través de cartas

o mediante encuentros cara a cara.

Se conocen como encuentros restaurativos.

Los impulsores de la justicia restaurativa aseguran

que no pretenden sustituir a la justicia penal sino cubrir

un vacío emocional que los tribunales no prevén.

Víctimas y victimarios deben superar sus miedos, temores,

sentimientos de culpa. El objetivo, afirman desde Berriztu,

no es solo conseguir el perdón sino comprender al otro

y aliviar a los implicados. Hoy les traemos la historia

de un recluso y una víctima que tomaron parte en esta iniciativa

y de los mediadores que consiguieron que Jorge y Karlos puedan compartir

sus vivencias personales cara a cara.

Karlos lleva 10 años en prisión por colaborar en un asesinato.

Durante su estancia en la cárcel ha asumido los hechos,

reconocido el daño causado al entorno de la víctima

y está dispuesto a reparar ese dolor.

Hoy toma parte en un círculo restaurativo.

Lo hace en compañía de Patxi, el mediador que le acompaña

en ese proceso de enfrentamiento a la culpa.

Cuando piensas cómo se sentirán los hijos de la víctima,

el marido, la familia. Ese momento sí es muy duro de pensar.

Sobre todo que tú has llegado a hacer eso,

cómo puedes ser esa persona que has llegado a hacer eso.

-Suelen tener sensaciones grandes de culpa, de vergüenza.

Estas sensaciones, al cabo de los años,

igual no cuando acaban de entrar, pero cuando llevan unos años

suelen producirles esa desazón

que les mueve a participar en un proyecto como este.

Hace dos meses, Karlos envió una carta

a un familiar de su víctima pidiéndole perdón. Espera respuesta.

¿Entenderías que la otra parte no te perdonase?

Sí, por supuesto.

Me pongo en su lugar y pienso que igual no aceptaría el perdón.

Es mi esperanza que sí lo haga.

En el mismo círculo restaurativo encontramos a Jorge.

Su hermano y su cuñada fallecían en un accidente de tráfico

provocado por un conductor borracho de 19 años.

Una tragedia que conoce bien Rebeca, mediadora.

Acompañó a Karlos el día que se reunió, cara a cara,

con el joven que llevó el duelo a su familia.

Me costó bastante. Al final accedí.

Una experiencia un poco dura. Llegar aquí, verle cara a cara.

Pero te voy a decir la verdad: yo le escuché,

le hice cuatro preguntas y él explicó

y, cuando acabamos, me dio un abrazo. Con eso te digo todo.

Se puede perdonar.

-Las personas víctimas tienen muchísimo alivio.

Independientemente de que perdonen o no, que no es el objetivo

porque tienen su derecho a no querer perdonar, a estar muy enfadadas

o a mantenerse en esa postura; pero saber que quien te hizo daño

se arrepiente de ello supone un alivio importante.

Desde su puesta en marcha, hace ahora cinco años,

60 internos de la cárcel de Zaballa y una treintena de víctimas

han participado en este programa pionero de justicia restaurativa.

Impulsada por la asociación Berriztu no pretende sustituir

a la justicia penal.

Dar la posibilidad de pedir perdón y de conceder ese perdón

sí nos parecía que era una manera de humanizar un conflicto

que hasta entonces se abordaba exclusivamente, no decimos

que esté mal, pero exclusivamente desde el punto de vista judicial

o desde el punto de vista legal o policial.

Karlos y Jorge nos demuestran que, a pesar de tanto dolor,

se puede creer en el ser humano.

Nos trasladamos a las instalaciones de Acción por Mundo Salvaje, Amus,

donde operan y cuidan a todo tipo de animales salvajes

hasta que vuelven a su hábitat natural.

Un servicio con subvención de la Junta de Extremadura

y que, tras su retirada, pone en peligro la continuidad de la ONG.

Álvaro Guerrero y Antonio Pinilla son los padres de Amus.

En una parcela cedida por el ayuntamiento pacense

de Villafranca de los Barros comenzaron a levantar, en 1995,

este centro; una especie de albergue para los animales desamparados.

En el caso de estos erizos, hicieron una tala de árboles

y seguramente en un árbol iba la madre de estos cachorros.

Cuando los encontraron llevaban días sin comer, sin beber.

Los cuidan hasta que están listos para regresar a la naturaleza.

Más de 25 000 animales recuperados en 23 años;

la mayoría de ellos, aves, como este búho real.

Ingresó por un traumatismo. Venía con una fractura abierta de cúbito.

Se le tuvo que intervenir quirúrgicamente.

Le operamos, le pusimos una aguja intramedular. Lo que hemos hecho es

un poco de laserterapia y fisioterapia.

Una labor que peligra en estos momentos.

La ley de contratos públicos ha obligado a la Junta

a convocar un concurso para la prestación del servicio

de recogida de animales salvajes.

Este año sale por 52 000 E. Se presentan un montón de empresas.

Nosotros no hemos tenido opción a presentarnos

porque somos una asociación, no una empresa,

con lo cual no podíamos presentarnos.

Esta empresa que se lo lleva decide subcontratarlo con nosotros

por una cantidad irrisoria.

Otra partida con la que no cuentan es la subvención

para la campaña del aguilucho cenizo por la que Amus retiraba sus nidos

en los campos donde estaban a punto de cosechar.

Si a esto le añadimos que, desde 2012,

la aportación del presupuesto del Gobierno extremeño

se ha reducido a 15 000 E, las cuentas no les salen.

Nada más que en comida gastamos unos 16 000 E al año.

En luz gastamos unos 500 E al mes.

Necesitamos teléfono, necesitamos gasoil.

Gastos veterinarios que se generan.

Amus está declarada entidad de utilidad pública.

En estas instalaciones realizan prácticas

veterinarios de todo el mundo. En estos momentos trabajan

para poner en marcha un banco de huesos de animales

con los que poder realizar trasplantes.

Un trabajo de muchos años que no quieren que caiga en saco roto.

Cuando empezamos en esta parcela, que había escombros,

que teníamos que venir andando, porteando sacos de pienso,

no éramos nadie. Creíamos en nuestro proyecto.

Estamos abiertos, lo hemos dicho, a dialogar, consensuar

y a retomar esto, pero esto no se puede perder.

Les preocupa el verano porque es cuando más trabajo tienen.

Están a la espera de una llamada de la Junta, que se ha comprometido

a buscar otros recursos adicionales con los que mantener viva

la actividad de este centro de recuperación del mundo salvaje.

Amus quiere dejar de estar en peligro de extinción.

Se cumplen 20 años de la inauguración de la Aljafería

tras su remodelación. 13 años de obras para permitir

que las Cortes de Aragón se instalasen en este palacio.

Desde entonces, las Cortes se han convertido en un referente

y en el segundo monumento más visitado.

(Música árabe)

Tras siglos de esplendor, el Palacio de la Aljafería,

construido en la segunda mitad del siglo XI por Al-Muqtadir

como residencia de reyes, cae en el abandono y casi la ruina,

de la que intentó sacarlo el arquitecto Francisco Íñiguez.

En 1947, casi en solitario, emprendió su restauración integral.

Este es el aspecto del edificio en la primera mitad del siglo XX.

1983 fue un año decisivo para la Aljafería.

El 20 de mayo, en el Palacio de la Lonja se constituyó

el primer parlamento de la etapa democrática.

Su presidente: Antonio Embid. Esa tarde visita, junto al alcalde

de Zaragoza, Ramón Sainz de Varanda, la Aljafería.

Les bastaron cinco minutos para ponerse de acuerdo.

Este edificio, aunque en ese momento era una ruina,

reunía algo que yo creía que era la imagen del Aragón del futuro.

Enraizar con el Aragón histórico,

las primeras piedras del edificio son del siglo IX,

pero a su vez proyectar una imagen de modernidad, contemporaneidad,

de un parlamento democrático.

Esa es la lectura de la Aljafería. Aquí está el pasado de Aragón

y el presente, y además el futuro.

El Príncipe Felipe puso la primera piedra el 20 de mayo de 1983.

Los arquitectos encargados: Mariano Pemán y Luis Franco.

Ante sí una tarea nada fácil: instalar dependencias modernas

en un edificio con historia. Su planteamiento fue claro:

respetar las partes más nobles

y dejarlas fuera del uso parlamentario.

Las Cortes se ubicarían en las dependencias

de lo que se utilizó como cuartel.

La muralla se constituía como el hilo conductor

de todas las tripulaciones del Parlamento,

de las partes que se ubicaban en la zona sur y en la oeste.

La zona del hemiciclo, que era la zona que más espacio necesitaba

se ubicaba en un vacío enorme que había dejado el cuartel.

El resto de dependencias se acumularon acompañando

el carácter de traza que tiene la muralla.

El último pleno de la legislatura se celebró en el nuevo hemiciclo.

Las obras continuaron. Había que terminar la zona monumental

y habilitar nuevas zonas para las Cortes.

Se trataba de introducir un nuevo episodio en el collage

que había formado la historia en este monumento.

No podíamos inventarnos salones con artesonados.

Debía ser una arquitectura moderna, de nuestra época.

Pero la cultura contemporánea, moderna

también admite, de manera espacial, la cultura del collage.

Podíamos trabajar con estos...

estos aspectos de la arquitectura que son abstractos:

volumen, efecto de profundidad, sombra, proporción.

13 años duraron las obras. El 12 de mayo de 1998

de nuevo el Príncipe Felipe viajó a Zaragoza para inaugurar

la nueva Aljafería en todo su esplendor.

Han pasado 20 años. El palacio se ha convertido en un referente.

Es el monumento más visitado detrás de El Pilar.

Si vemos cuántas visitas teníamos,

por ejemplo en los años 2003 o 2004,

vemos que en aquel momento entraban entre 130 y 133 000 visitantes.

Unos años más tarde hemos duplicado esa cifra.

Más del 40 % son personas que vienen de nuestra comunidad.

Luego, las comunidades vecinas.

También sus habitantes, sus ciudadanos acuden al palacio.

Entre los extranjeros, franceses e italianos encabezan el ranquin.

Aumentan chinos y japoneses. Ese flujo de turistas ha creado

una sinergia con el Parlamento. Desde hace dos años se hacen

visitas que explican los propios parlamentarios.

Eso es un hecho importante: aprovechar el tirón cultural

para explicar nuestro trabajo que, al final, es una obligación.

No sirve de nada que las Cortes estén aquí

si están cerradas dentro de las murallas.

Yo hago mención siempre a que tenemos que derribar muros

porque se corre el riesgo de ser una institución cerrada.

Aprovechando el fantástico sitio en que estamos emplazados,

que es un elemento identitario de lo que es Aragón

con este mestizaje cultural, sirve para explicar nuestro trabajo.

La Aljafería se ha convertido en un referente de Aragón.

Es símbolo de autonomía, diálogo, convivencia. Es un palacio vivo

donde conviven pasado y presente. Entre sus muros, siglos de historia

que se seguirá escribiendo en el futuro.

Estamos en verano; una época en la que hombres y mujeres

analizan su imagen. La conocida como "operación bikini" conlleva,

en algunos casos, dejar de comer que, unido a la falta de autoestima

y a los conflictos en la familia o en el centro escolar,

puede ser un primer paso para caer en la anorexia.

Muy atentos a las señales.

La anorexia es uno de los males más extendidos entre hombres

y mujeres en la actualidad. La imagen y el físico mandan.

Los estándares de belleza tiran con fuerza de una generación

que, en muchos casos, juzga o es juzgada por su aspecto físico.

Tus amigas son las primeras que influyen en este hábito.

Cuando te ven y te dicen: "Estás gorda, estás gorda".

Llega un momento en que tu cabeza se bloquea y tú estás gorda.

La enfermedad tiene un comienzo común a todos quienes la padecen.

Llegaba del colegio, me metía en mi casa,

me ponía a hacer mis deberes, porque era chica,

y mi madre no se daba cuenta.

Lo que hacía era estar en el cuarto de baño vomitando.

-Su actitud frente a la comida es una actitud de nerviosismo,

de disgusto. No están relajados ni felices comiendo.

-De pronto son niños que dejan de hablar y de contar qué les pasa

o que, además, tienen problemas en el instituto.

Además notan cambio en cómo desarrollan

el comportamiento en relación con la familia.

Común también la forma de esquivar la vigilancia en el entorno.

Yo siempre ocultaba mi cuerpo poniendo ropa más ancha.

Siempre mi ropa era muy grande.

Nunca jamás una ropa ajustada en el cuerpo.

Un día su estómago se cerró. No admitía más alimento.

Cuando empecé a desnudarme para ducharme y me vi en el espejo

decía: "Es verdad lo que me dice la gente. Soy un esqueleto andando".

Ese fue el comienzo de su curación. Son muchos los casos que dan la cara

con la pretensión de ser vegetarianos, huyendo de la grasa.

La colaboración de la familia en la vigilancia de estas señales

es fundamental. Hay parte de trabajo con el joven,

con el paciente, que llega a tener pérdida de peso

en pro de comportamientos alimentarios que no le convienen.

Hay otra parte que tiene que ver con el trabajo contextual:

con la familia, en caso de jóvenes; con la pareja, en caso de adultos.

Los expertos hablan de los menores entre 10 y 17 años

como la cuna de la anorexia. El número de casos graves

en mujeres mayores de 40 años ha aumentado de forma alarmante.

El debut está en la etapa adolescente,

donde está la prevalencia. Los casos más graves están en la madurez.

Son los más crónicos.

El diagnóstico precoz es una de las claves para combatir

de forma eficaz el desarrollo de la enfermedad.

Que no se cronifique el tema de la relación con la comida.

En la comida se pone en juego las relaciones familiares.

Cada comida es como una escena de las relaciones que se mantienen.

-Cuando llegan antes, el pronóstico es mucho mejor.

La mayoría de las veces llegan tarde. No sé si es

porque están un poco abandonados y no se les mira

o porque no se quiere ver que hay un trastorno.

-Nadie se daba cuenta. Yo lo ocultaba tan bien

que no se daba cuenta. Se dio cuenta una amiga.

Por eso muchos pacientes llegan en un estado grave,

con un índice de masa corporal por debajo del 18.5 %,

límite de la desnutrición.

Nosotros vemos casos de pacientes con un índice de masa corporal

de 13, que es el que tenían los judíos del gueto de Varsovia.

Vemos casos muy graves. Sobre todo en pacientes de más edad.

Los estándares de belleza y conflictos en la escuela

o el ámbito familiar que lesionan la autoestima suelen estar

en el origen de la patología.

Se trata de una vuelta emocional a la infancia de niños

poco visibilizados, normalmente porque los padres pasan mal momento.

Yo le llamo, a la anorexia, una huelga de hambre.

Es como un grito de queja. Va dirigido al medio familiar.

La anorexia avanza de manera silenciosa,

pero con fuerza arrojando unos datos que son preocupantes.

En España afecta a uno de cada 100 adolescentes;

cerca de 300 000 pacientes de los que el 95 % son mujeres.

Más o menos en torno al 20 % precisan hospitalización al llegar

porque llegan en una situación muy mala.

Quizá alguno más precisa hospitalización

cuando se ve que la evolución no es buena.

No es fácil de tratar.

La conciencia no se da en el enfermo y la angustia de los que lo rodean

es altísima. Es una mezcla difícil, difícil de encajar.

Es imprescindible que la familia se involucre en la terapia conjunta

que refuerce la autoestima del paciente y resten importancia

a la imagen. A pesar de todo hay lugar para la esperanza.

El 80 % de los pacientes recibe el alta al cabo de entre 2 y 5 años.

Daría un mensaje a las familias de calma. Calma.

Aunque estéis preocupados, esto tiene arreglo.

El arreglo pasa, de verdad, por el joven y por ustedes.

A las puertas del verano llega la ropa de baño

y las ganas de lucir tipo. Atentos a las señales.

Para terminar nos detenemos en Málaga, donde por primera vez

en nuestro país expone la artista británica Rose Wylie.

A sus 76 años ha recibido magníficas críticas

de expertos del selectivo mundo del arte.

Su obra revive, en grandes lienzos, momentos y recuerdos

de su memoria personal. 30 obras que atrapan

por su energía, vivacidad y frescura.

Algunas de ellas han sido pintadas directamente con sus manos.

Con esta muestra ponemos fin a nuestro viaje.

Gracias, una vez más, por elegirnos. Disfruten de la semana.

("Hello, Goodbye" de The Beatles)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Anorexia

España en comunidad - Anorexia

07 jul 2018

Museo Restos del Mar (Galicia). Víctimas y victimarios (País Vasco), Asociación AMUS (Extremadura). Palacio de la Aljaferia (Aragón). Anorexia (Andalucía).

ver más sobre "España en comunidad - Anorexia" ver menos sobre "España en comunidad - Anorexia"
Programas completos (446)

Los últimos 449 programas de España en comunidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos