www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5023399
Para todos los públicos En portada - Sombras de Budapest - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

#Música de Cabecera#

Budapest una ciudad de cuento.

Piropeada como la Perla del Danubio.

Visitada cada año por millones de personas.

#Música#

#Música#

Cuando el reloj marca la medianoche....

Budapest enseña otro lado menos conocido por los turistas.

Una realidad que hasta ahora,

tampoco se escondía y formaba parte del paisaje de la ciudad,

pero a la que no se le prestaba atención.

Un mundo invisible

para el que no lo quería ver.

Por sus calles, el viento golpea el rostro.

Los inviernos en Hungría son duros,

sus noches son frías,

un frío húmedo que duele en los huesos.

Dormir al raso puede causar la muerte por congelación.

En la oscuridad,

los sin techo deambulan por la ciudad

sin rumbo ni destino.

#Música#

Vamos a iniciar en esta plaza

un retrato social de Budapest

desde una perspectiva diferente.

József nos guía en esta visita alternativa

por el Budapest de los sin techo.

(Hablan en húngaro)

Dos veces a la semana

József acompañado por Krisztian,

asistente social de la organización benéfica Menhely,

enseña con este curioso tour

su particular bajada a los infiernos.

-Me llamo József Ormond tengo 58 años

y llevo 14 como un sin techo.

Aquí en este mismo lugar, empezó la historia de mi vida.

Aquí experimenté por primera vez

cómo vive una persona en la calle.

Me emborracharon

y me golpearon hasta quedarme inconsciente

y después me robaron.

En este primer punto de su recorrido

es difícil entender como alguien como Józszef

con una vida normal,

trabajo y una familia acabara en la calle.

Son muchas y muy diferentes las circunstancias por las que uno,

de la noche a la mañana

se puede encontrar en esa situación.

Nadie sabe con certeza

cuantas personas sin hogar hay en Budapest.

Oficialmente no llegan a los dos mil,

ONGs y asociaciones benéficas húngaras

multiplican esta cifra por 10.

#Música#

De camino al Parlamento ya no vemos a ningún sin techo.

Era una de las obsesiones

del todopoderoso primer ministro Viktor Orbán,

que detestaba cruzarse con ellos

cuando se trasladaba al despacho en su coche oficial.

El Parlamento húngaro,

icono de Budapest,

es uno de los más bellos y más grandes del mundo.

Y es el centro neurálgico de la política húngara.

La mayor parte de sus escaños los ocupa el Fidetz

el partido ultraconservador del primer ministro.

Su mayoría absoluta le permite sacar adelante leyes

como la que prohíbe y penaliza que los sin techo vivan en la calle.

-Viktor Orbán se olvida de la pobreza de la que el mismo...

Y su familia procede.

Y le gusta ver solamente ese brillo

que ha podido crear con su riqueza.

Ni siquiera la segunda fuerza política,

el partido Jobbik

considerado como ultraderechista

votó a favor de esta ley.

Esta diputada entró en el partido

después de que éste moderara su discurso

con la intención de captar

el voto de los centristas descontentos con el gobierno.

(SONIDO DE COCHES RÁPIDOS)

La estación Keleti, la del Este,

que cubre el trayecto a los Balcanes,

era hace un par de siglos la más moderna de Europa.

Piroska contempla en uno de sus bancos

los trenes que entran y salen.

A la misma hora, todos los días,

sentada en el mismo lugar.

No sabemos que circunstancias de esa vida,

de la que ya no parece recordar nada,

le empujaron hasta aquí.

-Algunas veces,

también voy a la estación del Oeste

pero no me quedo allí, solo voy de visita.

Me gusta la gente de lejos, de cerca no.

(RIE)

Invisibilizar a los pobres y a los sin techo

de las calles de Budapest

ha sido el empeño de Orbán desde su llegada al poder.

Primero intentó aprobar una ley

contra los usos inadecuados de los espacios públicos.

Después les retiró de monumentos y edificios oficiales.

Ahora incluso ha cambiado la Constitución

para aprobar esta ley que prohibe y penaliza con multas y cárcel

a los que ocupen cualquier lugar público de la ciudad.

-El gobierno...

Trata de restringir ciertos grupos en la sociedad húngara.

Grupos a los que quiere identificar

como los enemigos de la mayoría de la sociedad húngara

y los sin techo es uno de ellos.

Es el típico grupo

al que se quiere echar.

Lo mismo cuando se habla de la migración

como la llave de los males de hoy en día.

Con la idea de que los migrantes

son los que crean la mayoría de los problemas en Hungría.

#Música#

-Me pueden tomar todas las fotos que quieran.

Si lo que quieren es asustar a los niños en sus casas

¡Adelante!

Gabor Ivanyi lejos de asustar

se asemeja más a Papa Noel.

Su despacho parece un pequeño museo

repleto de objetos y recuerdos

de incalculable valor sentimental.

Aquí lo mismo recibe a un pobre sin hogar

que a la mismísima reina Isabel II de Inglaterra

que quiso conocer de cerca su labor

durante una visita oficial al país en 1993.

-Mi vida no transcurre aquí.

Solo cuando hay que hablar o conversar con alguien

venimos a tomar un café.

Por aquí tengo también documentos

y donaciones en cajas por ejemplo,

estoy muy orgulloso de este correo que me ha llegado de Arthur.

Estaba enrollado con una goma.

Arthur...

horneó con su mama

estas galletas de jengibre

y en el texto...

me dice con un montón de corazoncitos

tal y como un niño dibuja corazones.

En la carta me ha puesto:

“Galletas para vosotros mando personas sin techo”.

Escuchando a este sacerdote

a uno se le hace muy difícil entender

como hubo un tiempo en el que él y el primer ministro

Viktor Orbán

fueron grandes amigos,

hasta el punto de que fue él quien bautizó

a sus dos hijos mayores.

-Empezó como político liberal

y fue entonces...

Cuando nos conocimos.

En aquel tiempo,

estábamos de acuerdo en que había que cambiar el sistema

siguiendo las directrices liberales.

Poco queda ya de aquel jóven

que en 1989

se postulaba como líder entre los estudiantes

y que en 1998

elegido como primer ministro

se convertía en el gobernante de menos edad de Europa.

En 2001,

su política daba un enorme giro.

Su partido abandonó la Internacional Liberal

y pasó al Partido Popular europeo.

En 2010,

su partido, Fidetz, consiguió la mayoría absoluta

y comenzó la conocida como “Era Orbán”.

(APLAUSOS)

-Él empezó a moverse...

En una dirección

que es el sueño de un actor mediocre

que se cree que puede hacer todos los papeles.

Se quería comer el mundo.

Ser la prima donna a la que todo el mundo presta atención

y a la que todos aplauden.

Que siempre se mantiene en el poder.

Pero...

Yo pienso que la política no trata de eso.

Su distanciamiento con Orbán ha sido tal

que a Gabor lo que menos le gustaría ahora mismo

es encontrarse con él.

-Debería decirle...

Que va a ir al infierno

si no cambia su comportamiento.

Y tendría que decirle también

muy seriamente

que es el enemigo de los pobres

y que está engañando a todo el mundo.

No deseo encontrarme con él porque no podría decirle otra cosa.

(TRAFICO)

József caminaba por estas mismas calles

cuando volvía de su trabajo,

muchos días se topaba con personas tumbadas en las aceras

o en los bancos del parque,

a veces les daba algunas monedas

y proseguía su camino.

Nunca hubiera imaginado

que estos sin techo serían los únicos

que le iban a ayudar unos pocos años después.

Este parque

ya nada tiene que ver con aquel el lugar donde József

se refugió durante un año y medio,

dentro de un sucio y abandonado servicio público,

lleno de ratas y con un hedor insoportable.

-Me acogieron,

me encontraba a gusto y un día les pregunté:

¡Perdonad!

Os he visto mendigando por la calle,

pero en realidad: ¿De qué vivís?

y me dijeron: Lo sabrás por la mañana...

A la mañana siguiente

me dieron...

Esta revista

y me dijeron:

Te acercas a los conductores

y les pides dinero,

es sencillo.

¿Yo pidiendo?

en la vida podría haberlo hecho

pero de verdad

que no tuve otra opción.

Cuando la gente cruzaba por el parque,

József le enseñaba la revista y le pedía dinero.

Pero se avergonzaba.

Un día acudió a la sede de la revista

y pidió ser distribuidor oficial.

-Para mí ya no era mendigar,

sino...

Que era una sensación de recibir y dar.

(SUENA EL TELÉFONO)

Reciben unas doscientas llamadas diarias.

Menhely, asilo en húngaro,

es una organización laica e independiente.

Además de atender estas llamadas urgentes

y organizar visitas guiadas como las de Josefz,

disponen de algunos albergues en la ciudad.

(SONIDO AMBIENTAL)

Faltan plazas en casi todos los albergues.

La gente que no llega a la hora se queda fuera.

No se permite la entrada ni a los alcoholicos

ni a los que carecen de la vacuna de tuberculosis.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

Uno puede convertirse repentinamente en un sin techo,

pero dejar de serlo es mucho más difícil.

Se entra en un círculo vicioso

que va atrapando a la persona.

Algunos cayeron en él

tras la quiebra del comunismo.

Muchas fábricas que proveían de trabajo y vivienda cerraron

y la gente se quedó en la calle.

La crisis de 2008

se cebó también con el país.

La devaluación de la moneda

hizo que los que habían contratado hipotecas en moneda extranjera

se arruinaran y quedaran sin viviendas.

Los desahucios se han duplicado en los últimos seis años.

(Canción del vídeo de Aron)

Las tristes experiencias les han dejado a muchos

con pocas ganas de hacer nuevos amigos,

pero a veces compartir un rato de conversación

y por qué no, un sueño puede ser de gran ayuda.

Aron y Domonkos querían denunciar esta ley.

Y les pidieron ayuda.

Tenían que escribir como una carta a los Reyes Magos con sus deseos.

Y ellos se mostraron tal y como son.

(Off:Continúa la canción de Aron)

Aproximarles a los demás,

sentirles más cercanos

ha sido uno de los objetivos de estos jóvenes.

Hay quien aparta la vista de ellos

o les mira de reojo con recelo,

con temor o incluso algunos con desprecio.

#Música#

Orban no admite las críticas

de algunos de sus socios europeos.

Escucha desafiante a los que le acusan

de desviarse de la democracia

y los principios que rigen a la Unión europea.

Lejos de afectarle,

insiste en sus políticas

con su habitual retórica.

Por primera vez el Parlamento europeo

aprobó la puesta en marcha del artículo 7,

conocido como botón nuclear,

que puede privar a Hungría

de su derecho a voto en la Unión.

(SONIDO DE LOS APLAUSOS)

Ayudar a un migrante o un refugiado en situación irregular

puede costar en Hungría un año de cárcel.

Fahim, refugiado afgano, lleva ya cinco años aquí.

Su destino era Alemania,

pero al llegar a Hungría el control de fronteras,

como se hace a todos los solicitantes de asilo,

le tomó las huellas

y ya no tuvo más opción que quedarse.

Tiene tres hijos,

y el más pequeño ha nacido aquí.

-Ellos no han escrito donde pone nacionalidad,

qué nacionalidad tiene.

No hay nada escrito.

Ni afgano, ni nada.

Yo no sé este país...

¿Esto es Europa?

No han escrito de qué país.

Afgano, no.

Magiar no,

Húngaro, alemán, africano no.

Aquí...

Sólo han escrito xxx país xxx.

Al igual que Fahem,

Omran y su familia tampoco habían pensado en Hungría

cuando salieron de su país, Irak.

Su meta era Suecia

donde desde hace años

reside también su hermano.

Reconoce que la vida aquí es muy difícil,

no hay mucho trabajo y los sueldos son bajos.

Por eso Omram sigue pensando en Suecia

porque no cree que este país

sea el mejor destino para el futuro de sus hijos.

Aunque ni él ni su familia

nunca se han sentido rechazados.

El país está bien

y los húngaros son buena gente.

El Estado, en fin, qué va a hacer.

Siempre viene gente a preguntar por nosotros,

por los niños

cuando nos conocen y se quedan muy cercanos.

Nosotros les mostramos cariño,

hablan con mi mujer,

siempre nos invitan a sus fiestas.

Los húngaros son buena gente.

No son racistas.

La presencia de migrantes y refugiados en el país es escasa.

El gobierno de Orban no desea depender de la emigración

y busca el aumento de su población

con medidas como la exención del IRPF de por vida

a las madres con cuatro hijos

o préstamos sin intereses que además son cancelables

cuando las parejas tienen tres hijos.

-A la gente de aquí,

no les gustan los refugiados.

Al gobierno no le gustan y a la gente tampoco.

Creo que al 95 o 90 por ciento de la gente

no le gustan los refugiados.

Este país para los refugiados, no.

Este país no, no.

Cero, cero.

Lo siento pero es la verdad.

(SONIDO AMBIENTAL)

Las televisiones propagaban la atmósfera de miedo

y el mensaje de que los refugiados

se preparaban para la invasión.

Gente a la que se vinculaba con el crimen y el terrorismo.

El gobierno cerró sus puertas levantando vallas.

La mayoría de los medios

ha contribuido a crear una opinión pública

cada vez más afín a las políticas de Orbán

debido al control que ejerce sobre ellos,

nos dice Daniel Rensy

redactor de un periódico por internet

crítico con el gobierno.

-Podemos comprobar

a través de un buen número de encuestas e investigaciones

que la gente se está haciendo cada vez más insolidaria

y no quiere ver los problemas ajenos

y esto es muy malo para la sociedad

porque la gente no confía en los demás.

Solo intenta apartar la mirada de ciertos grupos

y a la larga eso es muy peligroso.

#Música#

Recorren las calles de Budapest cargados de bocadillos.

Estos jóvenes muestran otra cara de la sociedad húngara.

Buscan personas que no tienen cobijo

y les entregan algo de comida,

información sobre albergues,

un poco de abrigo y su mejor sonrisa.

La idea surgió entre un grupo de amigos ciclistas

durante unas Navidades.

Ocho años después,

más de un centenar de voluntarios

participan en Budapest Bike Maffia

una innovadora asociación benéfica

que ya funciona también en otros países.

#Música#

#Música#

Andy y sus compañeros recorren los pasadizos del metro

buscando personas sin hogar.

(SONIDO AMBIENTAL)

(SONIDO AMBIENTAL)

El metro no solo es uno de los medios de transporte

más utilizado por los ciudadanos de Budapest,

también es el principal refugio para los sin techo.

Es el segundo más antiguo del mundo

y una de sus líneas, la 1

ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

(SONIDO METRO)

Llegamos a la estación de Blaja Luzja.

En su vestíbulo solían juntarse muchos sin techo.

Ahora la mayoría se ha ido

pero casi ninguno a los albergues,

sino a las afueras de la ciudad o al bosque para esconderse.

Vemos que la policía pasa de largo

aunque los agentes tienen orden de llevarse al albergue

a todos los que encuentren en la calle.

-La policía...

está para buscar delincuentes

no gente sin hogar,

están preparados para detener a criminales

no a personas sin techo.

Así que pienso que...

No les gusta nada esta situación.

Tratan de ser amables

pero, como es una ley, tienen que cumplirla.

#Música#

(Canción de los sin techo)

La plaza Blaja Lujza es una de las más conocidas de Budapest.

Cerca hay centros comerciales y restaurantes.

Y además es uno de los puntos de encuentro de los sin techo.

Vivir en la calle es ahora un delito.

La ley prevé multas de hasta 500 euros

y si después de tres avisos en un plazo de90 días

siguen en el mismo sitio,

trabajos comunitarios o incluso la cárcel.

-Desde una perspectiva legal

vemos que, ahora es posible,

llevar a un sin techo frente a un tribunal,

ponerle en prisión durante 90 días

y esto hace que la gente

tenga más miedo a vivir en la calle.

Todos los viernes

esta asociación llamada Abogados en la calle

monta aquí una improvisada oficina.

Estudiantes de derecho a punto de terminar la carrera

y abogados asesoran y defienden gratuitamente a los sin techo

y también a gente en riesgo de perder su casa,

y quedarse en la calle.

(SONIDO AMBIENTAL)

En la estación, Piroska sigue en su sitio.

Espera volver algún día a su pueblo,

pero ha perdido la noción del tiempo.

No sabe ni lo que hará en las próximas horas.

-Igual ni siquiera me despierto ya.

Muchos de los que pasan la noche a la intemperie

sufren adiciones y trastornos psíquicos.

La mayoría de los refugios o albergues

no pueden prestarles la ayuda que necesitan.

El voluntariado es escaso

en un país donde se necesita más de un empleo

para llegar a final de mes.

Los jóvenes son unos de los más afectados

por la nueva ley de Orban,

conocida como ley esclavista

que prevé un aumento de hasta 400 horas extras

que puede exigir el empleador

y retrasar su pago hasta 3 años.

Los chicos de Budapest Byke Maffia

llegan a su próxima parada:

Es este albergue para mujeres,

uno de los pocos que hay en Budapest.

Si para todos es peligrosa la calle

para las mujeres lo es especialmente.

Ellas son más vulnerables

a la violencia de género y a la discriminación.

La mayoría de estas mujeres han llegado hasta aquí

con una carga de abusos y malos tratos a sus espaldas.

La llegada de estos voluntarios

rompe la rutina del lugar.

Su presencia

consigue incluso arrancar a algunas,

una sonrisa.

(RISAS)

Y un día más,

dan por cumplida su misión

por las calles de Budapest.

Es algo indescriptible,

cuando alguien recibe los bocadillos y nosotros podemos ayudar.

Aunque nosotros recibimos de ellos mucho más de lo que damos.

Así que es algo precioso.

József nos traslada ahora

al punto de partida de su drama.

La casa a la que se fue a vivir de alquiler

con su antigua empleada doméstica de la que se había enamorado.

Aquí empezó a irle mal en el trabajo

y este fue el final nada feliz.

-Mi ex mujercita,

se juntó con un hombre 10 años mayor que yo.

Vivíamos en un apartamento de 36 m2.

Éramos 6 personas

así que nuestra vida marital era como si no existiera,

por los hijos que eran 4 en la habitación

así que esto no funcionó.

El uno de mayo de 2004

Hungría se convertía en miembro de la Unión Europea

y yo el cuatro de mayo en una persona sin techo.

La asociación le ha buscado una habitación

y le organiza estas visitas

que le ayudan económica y psicológicamente.

-Nunca me detuve,

nunca hable de esto,

pero hace dos años

decidí que sí,

que voy a hablar del tema y me liberé.

(SONIDO AMBIENTAL)

Gabor Givanyi en uno de los hombres más odiados por Orbán.

Incluso le ha retirado a su iglesia

el estatus de iglesia oficial

privándole así del 1%

que los contribuyentes pueden donar

a las iglesias reconocidas por el Estado.

El albergue está repleto...

Unos mantienen los ojos abiertos

para no perder de vista sus escasas pertenencias.

Otros quedan rendidos al sueño

después de muchos días sin dormir.

Algunos están aquí por primera vez.

Para otros,

se ha convertido ya en su hogar.

Gabor Ivanyi cree firmemente

que la mayor riqueza puede llegar

del más pobre de la tierra.

-Quién prende una vela

o enciende una pequeña linterna

tiene claro que hace algo que a la oscuridad no le gusta,

porque lo que sucede normalmente

no es que al entrar en la oscuridad,

la luz de la pequeña linterna

empiece a menguar,

sino que empuja a la oscuridad hacia adelante

y crea un pequeño círculo de claridad.

Subtitulado realizado por María del Carmen Casado Rubio.

#Música#

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sombras de Budapest

En portada - Sombras de Budapest

28 feb 2019

En Portada muestra un Budapest alejado de la mirada de los millones de turistas que la visitan cada año. Es un Budapest nocturno, repleto de mantas y colchones viejos.

Según Naciones Unidas en Budapest hay unas 50.000 personas sin hogar. La policía tiene orden de trasladar a un albergue a los que se encuentre en la calle, pero las organizaciones benéficas se quejan de la falta de plazas en casi todos los albergues. Además, según la ley, si después de tres avisos siguen en la vía pública son detenidos y se destruyen sus pertenencias.

El reportaje muestra a esas personas a las que el destino les ha conducido a vivir en la calle en un país que, durante el invierno, soporta gélidas temperaturas y muchos mueren de frío si no encuentran un sitio para cobijarse.

Gracias a la mayoría absoluta de su partido, el Fidesz, el primer ministro Viktor Orban ha podido sacar adelante varias leyes criticadas por vulnerar los derechos humanos e ir contra los principios que rigen la Unión europea. Los sin techo son el nuevo objetivo del primer ministro húngaro Viktor Orban.

ver más sobre "En portada - Sombras de Budapest " ver menos sobre "En portada - Sombras de Budapest "
Clips

Los últimos 791 programas de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos