www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3942846
Para todos los públicos En Portada - Holanda en claroscuro - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE Accesibilidad.

Es uno de los países más desarrollados del mundo

con un corazón que se mueve a golpe de pedales.

El país de las bicicletas,

compañeras inseparables de sus habitantes,

es pequeño en tamaño, pero grande en tolerancia.

Las drogas blandas, la prostitución, la eutanasia o el aborto

están legalizados.

Los homosexuales disfrutan de una igualdad total.

Son algunas de sus envidiadas libertades.

Mil veces pintado y retratado, en él se entrelazan la tradición,

la innovación y la modernidad

y a todas tienen sus ciudadanos gran apego,

con la sensación de que todo es posible.

Amsterdam, su capital, la ciudad de los canales,

es vibrante, dinámica, vanguardista e hito mundial de la tolerancia.

Hace dos semanas estaba de camino a casa en mi bicicleta, con mi hijo,

y me dijo: "Mami, Holanda es bonita". Y le dije:"Sí, Holanda es preciosa".

Miré alrededor y dije:"Mira, hay todo tipo de gentes

viviendo en libertad, hablando de todo tipo de cosas,

libertad de expresión, libertad para ser quién eres".

Holanda es uno de los mejores países del mundo para vivir en libertad,

pero hay mucha intolerancia.

La gente no se escucha una a la otra y las cosas se están poniendo duras,

más extremistas.

Uno es bueno o malo, no hay término medio.

Es esa polarización la que está poniendo a prueba

a la sociedad holandesa.

Su luminosa tolerancia y su liberalismo

están viéndose ensombrecidos por el aumento de la extrema derecha,

en la estela de los claroscuros de su pintor más famoso, Rembrandt,

maestro de las luces y las sombras.

La escena de su archiconocido cuadro "La Ronda de Noche",

reproducida en bronce,

puede admirarse en la plaza del artista en el corazón de Ámsterdam.

"Sin una atmósfera, la pintura no es nada", decía Rembrandt.

Y el cambio de atmósfera que parece estar produciéndose en Holanda

podría acabar cambiando el cuadro del país

al que están habituados propios y extraños.

Cual mosqueteros de "La Ronda de Noche"

nos vamos de misión

a buscar las razones y rasgos contradictorios

de esta sociedad liberal y tolerante en la que ha conseguido germinar

la semilla de la ultraderecha del populista, Geert Wilders

y su Partido de la Libertad.

Podría obtener la victoria,

aunque no suficiente para gobernar en solitario,

en unas elecciones decisivas para Holanda,

pero también pistoletazo de salida del que podría ser

un annus horribilis para el destino de Europa.

Como decía Erasmo de Rotterdam, el humanista holandés por excelencia,

más vale prevenir que curar, pero los holandeses no han prevenido

y ahora se lamen la herida por la que sangra su tolerancia.

Creo que es un momento muy importante en la historia para Europa

y lo que intentamos aquí, en los Países Bajos,

es combatir los populismos y asegurar que las políticas progresistas

y las políticas de la esperanza venzan a las políticas del miedo.

-Creo que el mundo está en peligro

por el crecimiento de la extrema derecha.

Holanda no es una excepción.

Tenemos realmente que asegurarnos de que no se normalicen

las opiniones xenófobas, racistas, de extrema derecha.

Los holandeses dicen con orgullo que, cuando Dios creó el mundo,

se olvidó de Holanda.

se olvidó de Holanda.

Y que, por eso, la hicieron ellos

con la proeza de ponerle puertas al mar

para vivir en el espacio ganado al agua.

Pero ¿qué les ha pasado para que aumente la extrema derecha?

La gente tiene problemas por lo que ha visto en los últimos 4 años

en relación con sus salarios, los costes de su vivienda,

sobre lo que les dijeron.

Ya no creen en los partidos políticos tradicionales.

-Los partidos principales, los cristianodemócratas,

los laboristas y los liberal-conservadores,

han ido disminuyendo.

Han emergido muchos partidos nuevos y formar una coalición,

un gobierno estable, se está haciendo más difícil

debido a esta fragmentación.

Creo también que un elemento significativo

es la debilidad de la izquierda.

-La gente está muy insegura sobre su vida

y sobre cómo va a sacar adelante a sus hijos.

Este es el momento en el que quieren decir:

Vale, ahoravamos a votar a un partido que traerá el cambio.

Consideran que el cambio lo representa el demagogo

de extrema derecha Wilders que disputa el poder al primer ministro,

el liberal Mark Rutte.

Pero, ¿quién es Geert Wilders?

Por esa arenga, a sus seguidores en 2014,

el líder xenófobo holandés era condenado por insultos

y discriminación racial en diciembre de 2016.

No se le impuso sanción, el proceso mismo era suficiente castigo,

según los jueces,

a los que el ultraderechista y antieuropeísta Wilders respondió:

Al más puro estilo Trump, hace uso de noticias falsas y mentiras

y, de nuevo, en el comienzo de su polémica campaña,

provocó el escándalo.

Prometió encargarse de lo que él llama escoria marroquí en Holanda,

desislamizar el país y devolverlo a los holandeses.

Su objetivo es cerrar las fronteras a refugiados e inmigrantes

de países musulmanes,

quiere prohibir el corán, cerrar mezquitas y colegios islámicos

Estas propuestas son contrarias a nuestra constitución

y a muchos tratados internacionales.

-No es un partido político normal, no tiene miembros,

él es su propio partido,

escoge a su propia gente, es como un movimiento.

Si tiene que sumarse a una coalición,

¿tiene personas adecuadas para ser ministros o secretarios de estado?

No sé.

-Es política, por twitter sobretodo, como Trump.

Wilders es también muy activo,

siempre es él el que envía sus mensajes mediáticos por twitter, etc.

Él controla qué tipo de contactos quiere tener con los medios.

-Este es un país de coaliciones.

Si se escucha a los otros partidos,

dicen que no quieren aliarse con el Partido de la Libertad.

Eso es un hecho.

-Los votantes de este partido son generalmente de educación baja,

personas con ingresos bajos

que se sienten amenazados por la globalización,

no sólo por las crecientes desigualdades.

En su mayor parte, se sienten amenazados por razones culturales.

Sienten que su propia forma de vida está bajo amenaza.

Así que están muy preocupados por la inmigración.

Hola. -Hola.

Es imposible navegar hoy. -Ya lo veo.

¿Qué es esto? -Este bote se llama Hadir,

salió de Túnez y su destino era Lampedusa,

por eso llamamos Lampedusa a la compañía de cruceros.

Fueron en él 87 refugiados.

Ahora aquí eso es imposible,

en el canal sólo pueden navegar 12 personas.

Y ahora tú, ¿qué haces con el bote?

Me dijeron que si quería navegar voluntariamente,

ser capitán de la barca.

Luego probé, funcionó, choqué contra otras barcas

y algunos muros en los canales, pero fue bien, no rompí nada.

El sirio Moe Al Masri llegó como refugiado en 2015.

A bordo de este bote,

usado en su día por los contrabandistas de migrantes,

relata a turistas y a amsterdameses su vida

y la de personajes históricos que buscaron asilo en la ciudad.

¿Desde Turquía a Grecia viniste en una barca como ésta?

Algo similar, pero era como un bote neumático, como de plástico,

no un bote de madera.

Eramos 87 personas, entre ellas 11 niños y un hombre ciego.

El resto, mujeres y hombres. Nos llevó seis horas y media.

Esperamos poder navegar otro día, mientras seguimos a otro destino:

Almere, una joven ciudad dormitorio cerca de Amsterdam,

levantada de la nada en los años 70 para acoger a amsterdameses

que no podían permitirse una vivienda en la capital.

Cuando la gente empobrece y está, financieramente,

en una situación peor de la que quisieran,

tienen siempre que culpar a alguien.

Esta ciudad de 200.000 habitantes

y con más de un 30% de población de origen inmigrante,

es un bastión de Wilders.

Ganó en las elecciones municipales, en las europeas y en las generales.

Lo único que he visto hasta ahora en Almere es que protestan mucho,

pero no tienen una solución real para los problemas que hay aquí.

Hola, Pilar. -Hola, Mario. ¿Cómo estás?

Bienvenidos a Almere.

Almere es una ciudad donde el PVV es popular, es verdad,

pero no olvidemos que una cuarta parte votaron a ese partido,

pero tres cuartas partes, no.

¿Por qué ese cuarto votó a la extrema derecha?

Porque para muchas personas, Almere era la tierra prometida.

Pensaban que una vez viviesen en Almere todo sería estupendo.

Los tiempos son más inseguros ahora y la gente necesita culpar a alguien,

así que culpa a los recién llegados.

Mario es periodista

y nuestro cicerone en una ciudad que conoce como la palma de su mano.

Nos ayuda a buscar a almerenses dispuestos a hablar

de la extrema derecha y de las elecciones.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco... Perdemos la cuenta.

Nadie quiere hablar. Mario no lo entiende.

La extrema derecha ganó en las municipales,

pero sin mayoría para gobernar.

Los demás partidos se negaron a coaligarse con el de Wilders

y formaron una alianza.

El alcalde, Franc Weerwind, es de la izquierda liberal.

Los concejales de la extrema derecha no contestaron,

al igual que Wilders,

a nuestras repetidas peticiones de entrevista.

Hablamos con otros miembros del consistorio.

Tenemos que combatirlo porque es un una base equivocada

para nuestra democracia.

Creo que el PVV tiene una tendencia hacia el racismo

y en su política ponen el foco en eso.

Pero eso no significa que todos los que lo votan sean racistas,

eso es fácil de decir, porque hay razones por las que lo votan,

porque están enfadados,

quizás porque no son reconocidos por el gobierno, se sienten abandonados.

El sentimiento de ese partido es que se pierde algo

si demasiadas personas de otras nacionalidades

forman parte de tu comunidad, eso es miedo.

Están en contra de que haya demasiados extranjeros,

como están en contra del excesivo dinero enviado a Italia o Grecia.

Es el mismo sentimiento.

Se trata de nosotros, primero y, después, el resto.

A Mario le resulta incomprensible que se vote a la extrema derecha,

aunque puede entender las razones subyacentes

y que haya personas enfadadas con el poder.

Le preocupa la polarización social.

Nadie en los Países Bajos muere de hambre o congelado, nadie.

Pero todavía hay personas que olvidan agradecer lo que se tiene

y dicen:"Oh, pobre de mí, no puede irme de vacaciones este año,

mira, soy pobre".

Estoy exagerando, pero este es el problema.

Naturalmente, la gente está preocupada,

yo también lo estoy, pero no intento culpar a otras personas

por mis preocupaciones.

Y Wilders dice: estás preocupado y todo es su culpa.

Holanda es un país donde casi todo es posible.

Y veo que algunas personas dicen:

a Alá no le gusta lo que hacemos, así que no lo hagamos más.

No quiero que Holanda se convierta en eso.

Patrick nació en Curacao, en las antiguas Antillas holandesas.

Pero lleva ya décadas en el país, es propietario de este bar en Almere

y escultor,

y no quiere ni pensar en que Wilders pueda llegar al poder.

Siempre grita y cuando llega el momento de gobernar,

se queda detrás porque ese es su fin, quedarse detrás y gritar.

No quiero correr el riesgo de que llegue al poder,

no quiero que ocurra,

porque no se sabe qué esperar de ese hombre.

Jesse Klaver se ha propuesto hacer lo posible

para impedir el triunfo de Wilders.

Es el líder de Los Verdes y estrella rutilante de la política holandesa.

Lo llaman el Justin Trudeau holandés por su parecido

con el primer ministro canadiense.

Su modelo es Kennedy.

Únete a nosotros porque juntos podemos poner el país en movimiento,

juntos podemos dar esperanzas al cambio.

Si tenemos el valor de mantenernos firmes

en nuestros principios e ideales,

conseguiremos mantener a Rutte y a Wilders fuera del gobierno.

Es un movimiento.

Esta noche nieva fuera y hay aquí 200 personas

para hablar sobre política, democracia,

luchar por la democracia.

Es lo que quiero.

Y se levantan por sus derechos.

Moe también lleva una mochila cargada de sueños.

En Siria, trabajaba en turismo.

Ahora lucha por un futuro en Holanda.

La llegada al poder de la extrema derecha no sería nada bueno

para los refugiados.

Creo que los holandeses son muy amables, no son racistas,

no son negativos.

No vine aquí sin nada, vine con mi experiencia,

mis certificados, mi educación, mis idiomas, con mi información.

Quiero ser parte de esta sociedad sin arruinarla.

Pienso que en 2017 abriré mi propio negocio, tendré mi propio trabajo.

En el futuro abriré mi propio hotel. Mi primer hotel estará en Amsterdam.

Mientras Moe sigue con su nueva vida,

nos acercamos a la pequeña, tradicional,

próspera y turística Volendam. Entramos en su museo.

Es como viajar a través del tiempo de este pintoresco

y hospitalario pueblo de 20.000 habitantes.

Aquí, el voto a Wilders supera con creces el 30%.

Wilders habla el idioma de los volendameses

pero es puramente una forma de protestar

porque no tenemos absolutamente nada en contra de los extranjeros.

Pero lo que no puede ser es que personas de países

que no están en peligro vengan aquí sin trabajo y sin vivienda.

Eso hay que pararlo.

Es también un voto de protesta contra el gobierno

por imponer medidas que van contra el sector pesquero

y que van contra el sector de la construcción y, además,

porque en Bruselas hay personas incapaces ya que, al final,

todos mandan allí a sus políticos incompetentes.

En Volendam, no están de acuerdo con las políticas de austeridad

del gobierno ni con las de Bruselas.

Son en general nacionalistas.

En su paseo marítimo nos encontramos la llamada casa de conversación

de los jubilados.

Aquí los mayores, solo hombres,

le dan al pico sobre lo divino y lo humano.

Lo que decimos en realidad es que Rutte

lleva ya años intentándolo y ahora queremos otra cosa.

¿Por qué no le damos una oportunidad a Wilders?

El asunto de los refugiados es tema aparte.

Si solo fueran refugiados los que llegan a Holanda, a Europa,

de acuerdo, pero hay un montón de buscavidas.

Nuestro espíritu abierto se encuentra amenazado,

nuestra sociedad libre, tolerante, liberal, curiosa, divertida,

alegre y democrática está en peligro de muerte.

Fundador de Foro por la Democracia,

Thierry Baudet se define como patriota democrático.

Radical de derechas, historiador y periodista,

algunos le califican de niño prodigio de la derecha.

Al igual que Wilders, quiere el Nexit,

la salida de Holanda de la Unión Europea y del euro, más fronteras

y más soberanía nacional.

No creo que proteger nuestros países frente al islam

sea una cosa muy de derechas.

No creo que proteger los derechos de las mujeres y de los homosexuales

y sistema educativo y el de sanidad ante la inmigración masiva sea

necesariamente una cosa muy de derechas.

Si multiculturalismo significa tribunales de la sharia,

guetos, supresión de las mujeres,

colegios con una enorme cantidad de crímenes y abuso de las drogas,

etc.., que es en lo que se ha convertido en Europa, entonces,

naturalmente, soy muy contrario a eso.

A Baudet, además del 11/S, le marcó el asesinato, en 2002,

del político de extrema derecha Pim Fortuyn.

Otro asesinato que conmocionó a la sociedad holandesa

fue el del polémico cineasta Theo Van Gogh, en 2004.

Muy crítico con el fundamentalismo islámico, fue amigo y mentor

de la columnista Ebru Umar, de origen turco.

En abril de 2016, fue detenida en Turquía por sus críticas a Erdogan.

Como Van Gogh, Umar también ha sido amenazada por los extremistas.

Hay una gran mayoría de gente aquí que está preocupada

por la inmigración, por los musulmanes, por el islam.

Tenemos problemas en casa, en los Países Bajos, con algunas personas,

con ciertos grupos de personas.

Solucionémoslos.

Hay mucha violencia en las grandes ciudades y la violencia

siempre procede de una población concreta

y no estamos autorizados a decirlo porque entonces es discriminación

o racismo o lo que sea.

La razón más importante del aumento de los partidos de derechas

es que durante años los partidos de izquierdas

y de centro han desatendido estas cuestiones y la negligencia

no hace que los problemas desaparezcan, solo los empeora.

Así que la gente está harta de eso.

Seguimos nuestro periplo en busca de respuestas.

Acudimos a la Plataforma de Organizaciones Islámicas

de Rijnmond, en Rotterdam.

Su directora es Marianne Vorthoren, una holandesa conversa.

Los musulmanes en Holanda, un millón de personas,

casi un 6% de la población, son una comunidad muy heterogénea.

Marianne confía en el sistema democrático y la constitución

para evitar cambios si llega a participar en el gobierno.

Yo diría que el señor Wilders es el ejemplo más claro

de alguién que relaciona todos los desafíos en la sociedad con el islam

y los musulmanes y si ellos desaparecen,

ya no habrá problemas.

Es la ilusión que crea, lo que naturalmente es una tontería,

no es la solución.

Como sociedad en su conjunto,

tenemos que encontrar una solución en nuestra diversidad.

La solución no es señalar a chivos expiatorios y decir ese grupo

es la causa de todos los problemas.

La mayoria de los musulmanes está incluida y es activa, trabaja,

vive su vida y cría a sus hijos y es activa en sus barrios, etc...

No es la imagen que tienen muchas personas.

A Esther Voet, directora del semanario judío holandés

le preocupa la situación.

La comunidad judía de Holanda, oficialmente 50.000 personas,

está bien integrada.

No se siente amenazada por la extrema derecha.

Wilders se declara projudío y proisraelí.

Lo que vemos aquí, en los Países Bajos, es que grupos islamistas,

grupos musulmanes, están uniéndose con grupos de extrema izquierda

y esto es bastante más temible para la comnunidad judía

en los Países Bajos que, en estos momentos, la extrema derecha.

La segunda y tercera Países Bajos

no están haciéndolo tan bien como se podia haber esperado.

Son personas que están rezando hacia el Este

y están dando la espalda al Oeste, algo que no deberían hacer.

Layla M trata sobre una chica nacida en Amsterdam,

hace alrededor de 20 años, que no se siente en casa en Amsterdam.

Se casa con Abdel, que soy yo,

y Abdel se la lleva de Amsterdam a Oriente Medio.

Y cuando llega allí,

ella se da cuenta de que tampoco es lo que tenía en mente.

Queremos que la gente hable sobre esto porque no se puede decir:

ah, eso no ocurre. Pero ocurre, lo he visto con mis ojos.

Ilias Addab es un actor nacido en Amsterdam,

de padre turco y madre marroquí.

Ayuda en la carnicería familiar, cuando no tiene rodajes.

Se siente y está orgulloso de ser holandés.

Siempre ha interpretado papeles del estereotipo musulmán,

delincuente, extremista, terrorista, aunque espera que esto cambie.

Sus propias vivencias le han ayudado en su capacidad

para la interpretación.

Como un marroquí aquí en Holanda, en Amsterdam,

no sólo tienes un lugar en el que actuar de forma diferente, sino dos,

en casa y fuera.

Porque en casa tienes otra cultura, tienes que respetar a tu madre,

a tu padre.

Y, cuando vas fuera, tienes que ser guay con tus amigos.

Tienes dos vidas, pasa igual que con la interpretación.

Para Layla me tuve que dejar crecer la barba durante unos diez meses.

Y mi madre estaba muy asustada porque veía en las noticias

que pasaban cosas, como ataques aquí, agresiones allá.

Mi mamá me dijo; sabes, Ilias, por favor,

tengo miendo de que alguna vez te ataque porque te odia.

No te conocen pero te odian.

Sí, tengo miedo de lo que pueda pasar en el futuro.

El periodista Ludo Hekman y sus colegas

han creado una aplicación para desmontar la mentira

sobre lo fácil que es para los solicitantes de asilo

obtener el estatus de refugiado.

A través de historias reales explican el complicado proceso

por el que han de pasar.

Hay muchos malentendidos en nuestra sociedad y nosotros,

como periodistas, sentimos que hemos de dar la imagen real

sobre lo que está sucediendo.

Si vemos que hay algo planteado de forma errónea,

intentamos corregirlo.

Hay como una nueva correción política en estar contra los refugiados.

Situación a la que se ven enfrentados los voluntarios

que por todo el país ayudan a los refugiados.

Esme pone su granito de arena como profesora de inglés

en estas clases organizadas para conseguir una inclusión social

más rápida y fácil.

No hay tantos musulmanes en todos los Países Bajos como Wilders

está planteando.

Por ejemplo, quieren la prohibición de las mujeres

que llevan el niqab completo.

Para ser honesta, en Holanda,

quizás haya menos de 150 personas en total en un país de 17.000.000.

El sencillamente está hablando sobre aquello que a la gente

le parece más aterrador,

poniéndolo bajo un telescopio para aumentar el miedo.

Jay Asad es codirector de Refugee Company.

Era empresario en Siria antes de huir hace dos años.

Su ONG organiza diversas actividades para los refugiados

que viven en la antigua prisión de Amsterdam,

una de las cárceles que han cerrado en Holanda

por falta de delincuentes.

Pero no fue posible obtener permiso para rodar en el interior.

Los refugiados no son como los inmigrantes económicos.

Estas personas tenían un trabajo, una vida,

en muchos casos una carrera exitosa.

Están muy impacientes por volver a su estilo de vida

y al nivel de vida productiva que tenían antes.

Abran sus ventanas, sus puertas, para conocerse.

Entonces verán que hay cosas interesantes en las dos sociedades

y se podrán ayudar los unos a los otros.

Henk Krol reconoce que no se ha hablado claro y abiertamente

sobre asuntos claves pero polémicos.

Presidente del partido 50Plus,

defiende los intereses de los mayores.

Es el diputado de más edad del parlamento saliente.

El gran problema ha sido que en los Países Bajos

era imposible hablar sobre estos temas,

no era políticamente correcto hablar sobre eso y esto es una equivocación.

Si oyes que las personas tienen problemas, escúchalas,

deja que hablen, que expliquen lo que tienen en la mente.

No hay manifestación contra el racismo, la intolerancia

o la xenofobia en la que no participen estos jóvenes,

apasionados defensores de los refugiados y los derechos humanos.

Son miembros de la organización “Socialistas Internacionales”.

Es muy similar

a la forma en que el antisemitismo fue usado en los años 30,

por ejemplo, está conduciendo al odio y desviando la atención.

Es fácil para los politicos de derechas echar la culpa de todo

a un cierto grupo de pasó en los años 30.

Es exactamente lo mismo, pero, ahora, son los musulmanes.

La Unión Europea es parte de lo mismo

porque están levantando las fronteras.

Dicen que los refugiados son una amenaza

para nuestro sistema de bienestar.

Creo que están avivando a la extrema derecha.

Como los partidos conservadores y liberales aquí,

que ahora están empezado a usar un poco las mismas tácticas

de la extrema derecha, como señalar a los refugiados, etc..

La elección de Trump muestra realmente que la normalización

de estos políticos racistas y sexistas puede ir muy deprisa.

Sylvana Simons ha decidido también entonar su particular basta ya.

Artículo 1, en referencia al primero de la constitución,

es el partido creado por esta expresentadora de TV.

Sus objetivos: luchar por la igualdad y la justicia,

contra la discriminación y el racismo.

Ha recibido mensajes de odio y amenazas.

Es muy fácil para una sociedad blanca aceptar a talentos creativos

y talentos físicos cuando se trata de personas negras.

Sin embargo, en el minuto en el que empecé a pronunciarme

sobre temas sociales, fue muy difícil para la gente entenderlo

y muchas personas me preguntaron: ¿De qué te estás quejando?

Tenemos un problema institucional con el racismo.

Lo que ha ocurrido en los Países Bajos es que hemos olvidado

tener una muy importante conversación sobre nuestro pasado,

sobre nuestra historia, nuestro pasado colonial

y nuestro pasado con la esclavitud.

Y, por eso, muchas personas en este país

no entienden lo que significa un sistema racista.

Las colonias que tuvo tanto en Latinoamérica como en Asia

fueron terribles, de saqueo.

Esos países quedaron sin estructura social,

después de la intervención de Holanda como país colonialista.

No olvidemos que la palabra apartheid es una palabra holandesa.

Esa es, en realidad la naturaleza del país.

Rodríguez Van der Spoel es músico y director

del Ensemble Música Temprana.

En el mundo de la cultura hay también preocupación.

Ya hubo grandes recortes en los subsidios hace unos años,

se han cerrado centros culturales

y los que empiezan lo tienen complicado.

Hace siete años más o menos

cuando subió la coalición pasada eran gobiernos de derechas,

incluso estaba el partido de extrema derecha PVV de geert wilders

calificaron al arte como un hobby de izquierda.

Desde ya que no queremos ni imaginarnos lo que puede pasar

pero a todo nivel si llega a gobernar o a cogobernar geert wilders.

Moe quiere que conozcamos a sus colegas de las asociaciones

que le ayudaron en su nueva vida.

Con DELITELABS aprendió cómo es el mercado laboral holandés

y cómo montar un negocio dentro del espíritu más emprendedor.

Takecarebnb, en la que ahora es voluntario, organiza la convivencia

de los refugiados con una familia holandesa durante tres meses.

Fue muy importante porque aprendí mucho de la familia holandesa

y ellos aprendieron mucho de mí.

Fue un buen comienzo en los Países Bajos.

Los refugiados un día son forzados a huir de su país

y vienen a un país nuevo y tienen por delante algo bueno.

Pueden volver a soñar.

Sintiendo el mismo espacio seguro para hablar unos con otros,

empezar un diálogo y decir quién eres tú, quién soy yo.

Estamos empoderados para cambiar y mantener nuestra acción,

no importa lo que esté pasando en la política.

Nosotros también somos una fuerza de cambio.

Por eso, Takecarebnb existe y DELITELABS existe

porque son necesarias.

La necesidad existe para los recién llegados, para toda la sociedad,

para la sociedad del futuro y para los niños.

Necesitamos todas estas cosas.

Bienvenidos a Amsterdam, estamos en el Coffee Shop Green House,

en un lugar agradable donde se puede estar sentado y demás.

Pero es también un ambiente seguro y se puede comprar cánnabis.

Este año se cumplen 40 años de la política en Amsterdam

de tolerancia de las drogas blandas.

En nuestro recorrido no podía faltar la visita

a uno de los símbolos de la liberal Holanda, un coffe shop

donde se puede comprar cánnabis.

Aquí también preguntamos por Wilders y la extrema derecha.

Quieren un país tolerante,

no se puede decir que él quiera limitar el uso de canabis en Holanda.

En realidad, no habla mucho sobre eso.

Pero creo que es lo mismo que se ve en América donde Trump

se ha convertido en presidente.

Creo que ellos se dirigen a la gente

de la forma en la que la gente quiere ser tratada hoy día,

de forma directa y no necesariamente con soluciones,

sino con lo que creen que la gente quiere oir.

Europa tiembla ante el avance del antieuropeísta y xenófobo Wilders.

Los partidos y la sociedad de Holanda en general

no quieren el Nexit.

Pero es mejor evitar un referéndum.

Los holandeses ya dijeron no a la constitución europea

y al acuerdo entre la Unión Europea y Ucrania en sendas consultas.

Lo que intentamos hacer como verdes

es reinventar las políticas de izquierdas.

Esto quiere decir que somos muy proeuropeístas

pero también significa que tratamos que la globalización funcione

para todos.

Tenemos una agenda social cuyo foco

está en cerrar la brecha entre ricos y pobres y asegurar

que combatimos la desigualdad y el cambio climático.

Cada año, la organización Humanity in Action

celebra el día de Martin Luther King

para recordar que hay que seguir en la brecha de la lucha

por la igualdad, los derechos humanos y la democracia.

Estamos tan acostmbrados a ser tan libres

que no sabemos que también debemos protegerlos.

Y si uno no es consciente de eso, entonces lo perderá.

Así que hay que concienciar a todos de que,

incluso aunque sea muy normal en nuestra vida diaria,

no es tan normal ser libre en todas las formas.

En el último día de nuestro periplo el mal tiempo y la lluvía

nos dan una tregua y nos dirigimos a navegar con Moe.

Vine aquí con el propósito de hacer algo, de ser responsable de mí mismo,

de hacer algo con mi vida, de hacer realidad mis sueños.

Moe navega libre hacia sus sueños

con la esperanza de que la cada vez más polarizada Holanda

mantenga sus libertades y su tolerancia,

a pesar de su claroscuro actual.

  • Holanda en claroscuro

En Portada - Holanda en claroscuro

13 mar 2017

En Portada retrata las contradicciones de Holanda, un país abierto y tolerante en el que podría triunfar la extrema derecha. Las elecciones se celebran el miércoles 15 de marzo. El populista de extrema derecha Geert Wilders disputa la victoria al primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte. En cualquier caso, y según las encuestas, ninguno obtendría mayoría suficiente para gobernar en solitario y de nuevo será necesaria una coalición. En Holanda en claroscuro escuchamos a representantes políticos, sociales, culturales contrarios y favorables a la extrema derecha y también a miembros de la comunidad musulmana y a refugiados. Musulmanes y refugiados están en el punto de mira de la extrema derecha. También hemos viajado a la ciudad de Almere y a la turística Volendam, bastiones en los que Wilders ha ganado en distintas elecciones.

ver más sobre "En Portada - Holanda en claroscuro" ver menos sobre "En Portada - Holanda en claroscuro"
Programas completos (282)
Clips

Los últimos 708 programas de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos