www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
3402798
No recomendado para menores de 12 años El siglo de Águila Roja - Capítulo 13 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

La aventura ha terminado,

pero el viaje por el siglo del Águila Roja continúa.

¡Qué final de temporada!

¿Podían pasar más cosas?

Los chicos casi se matan.

"Malasangre" y el cardenal se desangran.

Satur se separa,

Gonzalo no se casa.

¿Y Lucrecia...?

Lucrecia es la responsable, directa o indirectamente,

de todo lo que ocurre.

Es uno de los personajes más apasionantes

y con más matices de la serie.

Vamos a conocerla.

Me han hablado muy bien de ti, Lucrecia.

Te propongo un trato... sencillo.

Mis tierras por tu cuerpo.

A lo largo de los 8 años de "Águila Roja"

Lucrecia se ha convertido

en uno de los personajes más complejos.

Se trata de una mujer que parte de un origen humilde,

tiene que luchar contra todo y contra todos

para alcanzar el estatus actual.

-¿Tú con padre tampoco te casaste por amor?

Gracias a tu padre tenemos todo esto.

Y gozamos de una posición.

Hijo..., el amor es efímero,

y los títulos y las posesiones son para siempre.

Es un personaje interesantísimo porque en aquella época,

en el que las mujeres tenían tan poco peso,

Lucrecia es una mujer muy independiente y muy luchadora,

que siempre hace lo que ella quiere.

No quiero ser como las otras damas de la corte,

quiero construir algo por mí misma.

No puedes cambiar el orden de las cosas

por un capricho, Lucrecia. No es un capricho, es un sueño.

Se trata de un personaje que ha robado, ha engañado

y ha matado para conseguir lo que se propone.

-Sacad a esta gentuza de mi casa.

-¡Madre, madre!

¡Por favor, ayúdame! Se está muriendo...

-Si hay un rasgo característico con el personaje de Lucrecia,

probablemente sea la ambición.

Antes de hacer un esfuerzo,

me gustaría asegurarme de qué voy a sacar yo con todo esto.

¿Qué quiere? Quiero lo que es mío.

En este documento renuncias a tus títulos

y a todos tus privilegios.

Si firmas, haré que venga un médico a curarla.

No firmes...

Tu mayor error fue subestimarme.

Solo hay dos hombres importantes en su vida.

Uno es Hernán, que es el amor eterno,

que es un amor-odio, que siempre están a la gresca,

pero que en el fondo se adoran.

Y por otro lado está el amor de Gonzalo,

que es el amor puro..., el de su infancia,

que también siempre está ahí.

Voy a decirte lo que llevo años queriéndote decir.

Te quiero.

Es una mujer que vive de su sexualidad,

así de claro...

Es una mujer que ha subido peldaños por su femineidad, sexualidad...

ella es la cortesana del rey, se acuesta con el cardenal...

o sea, con todos los hombres de poder.

-Yo te absuelvo de tus pecados, hija.

-Todo lo que cuentan de usted es poco, marquesa.

-La familia de su difunto esposo, el marqués de Santillana,

también se la tiene jurada.

Sé que usted y yo hemos tenido nuestras diferencias en el pasado,

pero mi difunto esposo dispuso que nos quedásemos en ese palacio,

se está faltando a su deseo... No te atrevas a nombrar a mi hijo.

No ha pasado un solo día

en el que no hayas ofendido nuestro apellido.

Has mancillado su memoria por todas las alcobas de la villa.

-Si Lucrecia tiene un punto débil, ese es su hijo, Nuño.

-Nuño, para la marquesa es todo, es todo, es todo...

Por todo lo que ha luchado esta señora, es por su hijo.

Porque su hijo no pase

por lo que ha pasado ella en su infancia.

-Pronto volverás a estar preciosa,

como siempre.

-¿Cómo se consigue hacer un personaje así?

Pues, primero, bueno...

Yo creo que escribiéndolo,

y dos, teniendo una actriz como Miriam Gallego.

Le encanta su personaje y lo defiende... a muerte.

¡¡Fuera!!

Sal ahora mismo de mi casa.

Y no vuelvas jamás.

El rey Felipe IV acaba de fantasear con que Gonzalo sea su sucesor.

Este rey ha tenido 13 hijos legítimos y más de 40 bastardos.

Pero, el que le sucedió fue el peor de todos.

Y así se extinguió la dinastía.

¿Por qué no habrá elegido a otro sucesor?

-(De todos mis hijos...

es el más justo... y noble).

Si hay alguien que haya nacido para portar mi corona...

ese eres tú.

Serás el mejor de los reyes, Gonzalo de Montalvo.

-Felipe IV, al igual que todos los monarcas de su época,

de su familia y de las demás, estaba obsesionado

y tenía la necesidad de tener un heredero varón.

-Sabemos que tuvo 13 hijos legítimos, pero tenían muchísima mortalidad.

Sabemos que tan solo 3 de sus hijos alcanzaron la adolescencia.

-Mi único heredero al trono se muere.

Le han visto los mejores médicos del imperio, pero no mejora.

-La mortalidad infantil en esta época del Siglo de Oro es muy alta,

especialmente dentro de la monarquía.

La explicación parece que está en la consanguineidad.

-Yo no lo entiendo, ¿por qué al rey se le mueren todos los hijos?

Porque como se casan las primas con los primos...

las tías con los sobrinos, las abuelas con los cuñados...

pues, eso bueno para la sangre, pues no es...

Otra explicación es la sífilis congénita.

Felipe IV fue una persona que mantuvo muchísimas relaciones sexuales

a lo largo de sus 40 años de vida sexual activa,

con lo cual, es fácil de pensar,

que en una de esas relaciones sexuales

cogiera el "treponema pálido",

la bacteria que es responsable de la sífilis.

-Espero que con este cese el dolor que me causa la sífilis.

-Con su primera esposa, con Isabel de Borbón,

va a tener 7 hijos, de los cuales,

únicamente 2 van a llegar a una edad relativamente adulta.

María Teresa, digamos que tuvo la parte buena de los genes,

fue una niña absolutamente sana, viajaría al país galo,

donde llegaría a ser reina.

Baltasar Carlos fue, inicialmente, un niño sano.

Es más, cuando analizamos los cuadros de Velázquez,

aparece un niño de facciones bellas.

Tiene un comportamiento un tanto raro.

Su principal afición era castrar gatos.

-Y este hombre,

que fue una de las grandes esperanzas de los reinos,

fallece, en el año 1646, únicamente con 17 años.

-Fallece de unas fiebre altas, probablemente, debió de ser viruelas,

que era una enfermedad muy frecuente en aquella época.

-El Príncipe de Asturias..., ya había muerto su madre.

-Con lo cual, no tenemos un heredero varón y no tenemos reina.

-Yo debía contraer matrimonio con mi primo...

el infante Baltasar Carlos.

-No sabía, señora.

-Pero, Baltasar Carlos murió.

Fue entonces cuando me obligaron a casarme con... su padre,

mi tío, Felipe IV.

-En este caso, volvemos a recurrir a la consanguineidad.

-Se iba una infanta de España, se casaba en Austria.

Las hijas de esa infanta de Austria se casaban con el otro rey de España,

el otro hijo de ese rey de España se casaba con otra infanta de Austria

y eran los austriacos y los españoles,

que eran primos hermanos o sobrinos,

y se casaron muchas generaciones así.

-¿Por qué elige Felipe IV a Mariana? Porque es joven.

Es decir, ¿con eso, qué estamos intentando?

Pues, aplicando los términos modernos,

buscar óvulos fértiles.

-Felipe IV tuvo con Mariana un número muy elevado de hijos: 5,

pero únicamente 2 de ellos van a llegar a edad adulta.

-Margarita, la hija de Felipe IV, es una infanta muy conocida,

y sobre todo gracias al cuadro de Velázquez,

donde aparece representada.

-Era habitual en la época

que se retratara muchas veces a la princesa,

al infante o a la infanta que iba a contraer matrimonio,

para que pudieran conocerla.

En este caso Margarita, cuando se promete con el emperador,

con Leopoldo, se envían una serie de retratos que Velázquez elabora,

para que el propio emperador la pudiera conocer

antes de llevar a cabo el matrimonio.

Otro de los niños que sobrevivió, no muchos años, pero alguno más,

fue el príncipe Felipe Próspero.

Felipe Próspero está muy grave,

debería visitar al rey y mostrarle mi apoyo.

Si el niño muere,

el reino de las Españas quedará en una posición de extrema debilidad

Fallece antes de cumplir los 5 años.

Goza de una buena salud, pero una infección acaba con su vida.

-¿Y ahora?, porque si el rey no tiene más sucesores,

se acaba la monarquía.

No, la reina está esperando otro hijo,

ese será el futuro sucesor.

Y el último hijo que van a tener Felipe IV y Mariana de Austria,

en el año 1661, es Carlos, el futuro Carlos II.

-Nadie apostaba un duro por su vida.

Se pensaba que iba a fallecer muy pronto.

Tarda mucho en caminar, tiene raquitismo infantil,

de hecho crean un especial artilugio con unas cuerdas,

para cuando lleguen los embajadores, tirar de las cuerdas,

y que el niño se pueda levantar y mover los brazos y las piernas.

-Sabes que la salud de nuestro hijo no es todo lo sólida que quisiéramos.

-Rezo por él a diario para que se recupere.

-Debería de haber otro varón en la cadena sucesoria.

-Ya he sufrido bastante viendo morir a una hija y 2 hijos.

-En contra de todo pronóstico, consigue llegar a la adolescencia,

y se convierte en el último rey de la casa de Austria, Carlos II.

-Todo el mundo le conocemos, en la Historia de España,

como "El Hechizado".

Sus retratos están ahí, todo el mundo ha oído hablar,

incluso la imposibilidad que tuvo de tener herederos.

-No podía engendrar.

Por mucho que decían que si estaba hechizado,

que si no estaba hechizado, lo que no podía él era engendrar.

-Cuando Carlos II fallece,

nos damos cuenta de que hechizado, nada.

Tan solo tenía un testículo y el testículo que tenía era atrófico

y en la descripción de la autopsia dicen que es negro como el carbón.

O sea, Carlos II es que, realmente, por temas médicos,

no podía tener descendencia.

-Felipe IV, que llegó a tener, según las noticias,

entre 40 y 70 descendientes, sin embargo, al final,

el que va a acabar reinando no fue, desde luego,

el más capaz de todos.

-El infante Carlos es débil.

Que Dios me perdone...,

pero algunos de mis hijos, nacidos en pecado,

serían mejores reyes que él.

-¿Os referís a don Juan José de Austria?

-Don Juan José de Austria, que fue uno de sus herederos,

que tuvo fuera del matrimonio, hubiera podido ser el monarca,

porque fue una persona mucho más capaz.

-No podían hacerle rey a uno que no viniese de la línea legítima,

y teniendo Carlos II, era imposible.

Parecía que sí, parecía que era la definitiva.

El día de la gran celebración,

pero Gonzalo y Margarita no se han casado.

Hemos querido traernos aquí esta secuencia

por si alguno de vosotros se ha perdido algún detalle.

Hay una "no boda".

-Ya veis...,

hemos montado todo esto para la boda,

hemos esperado 8 temporadas para que Gonzalo, por fin,

le pida matrimonio a Margarita,

Margarita le diga que sí...

-Por fin, se supone, que van a ser marido y mujer,

pero hay un imprevisto y...

hay una novia a la fuga, que soy yo.

-No es uno de los mejores días de mi vida, ni de los más felices,

pero bueno..., al menos lo paso con Alonsito, Cipriano y Saturno.

Igual..., algo se mitigan las penas.

-Satur..., no sabía que tú... eras impotente...

-Hola, ¿qué tal? hola, ¿qué tal?

pero, saluda a la cámara Guille, di: Hola, soy Guille.

Esta temporada hemos tenido la suerte de poder montar dos bodas.

Hemos montado una boda campestre,

que creo que pertenece a la imagen herida del Águila Roja,

y hemos tenido la posibilidad también de montarlo

en el Hospital de Talavera, un edificio impresionante,

pertenece totalmente a la época que representamos...,

es muy elegante y con un espacio que normalmente no te permiten

estos rodajes tan cortos que tenemos de secuencias..., poder hacerlo.

-Es un decorado que a mi me gustó mucho,

y ahí se produce una de las escenas, creo yo, más esperadas...

hasta que se trunca... y no por decisión nuestra...,

pero se trunca esa esperada boda con Margarita,

por un desliz que... que tuvo... Gonzalo con la marquesa,

y entonces, lo que tenía que ser una cosa bonita e idílica,

se convierte, pues... en un desastre.

-¿No crees que nos estamos pasando con tanta flor?

Pues no, Cripriano no, cuanto más recargado más elegante,

eso es una regla de oro, Cipri.

Y date prisa que van a llegar los invitados.

Estamos hablando de unos... 60 figurantes aproximadamente,

contando con curas y demás.

-Ha habido que, uno por uno, pasarles, como siempre,

por nuestro salón, a dejarles preparados de época.

Muchas veces vienen con pelo rojo violín,

o vienen con mechas californianas...

claro, todas estas cosas no existían y no se puede,

pues nos toca hacer camuflaje.

Y cuando ya no podemos tapar, porque el spray ya no coge y demás,

pues vestuario nos echa una mano y nos deja cofias o pañuelos

o lo que necesitemos.

-Sí, que Satur estaba aquí en la acción.

-Aquí, aquí.

-Vale, pues vamos a ir completando bancos.

-Ah, vale... -Nosotros vamos al principio del todo

-A la izquierda. Pues, ganamos el sitio ya.

Antonio ahí.

-Nunca te habíamos visto tan elegante, ¿eh?

-Sí, estoy pidiendo que me hagan noble para...

para que me dejen con este vestido, con esta indumentaria.

A ver, a ver si hay suerte.

-Gonzalo va guapísimo, ya está en el set, por ahí.

No le hace falta nada.

En cuanto se ha calzado el traje, ya tenemos al galán.

-(Acción).

¿Qué tal?

¿Voy bien?

¿Que si va bien, dice?

Que si va bien, amo.

Está usted para cantarle una saeta y... y sacarlo en procesión.

Qué porte, qué elegante... qué distinción, por Dios.

Solo nos falta una cosa...

¿Cual?

La novia.

(Ríen todos).

Margarita tiene que ir espectacular, va a llevar un traje maravilloso

y bueno... la vamos a acompañar con un velo

que va a ir colocado en el pelo y... bueno,

un maquillaje sonrosado, guapísima y muy buena cara.

Simplemente, vamos a subir un poco su belleza, pero...

con tonos muy naturales y...

con... ese toque que nadie va a saber cual es,

pero que ahí está

y que mantengo en secreto.

-(¡Chicos, atentos!).

(Graba sonido).

Puedes recuperar el ... en ese perfil...

Eso es.

(Vale).

-Yo creo que hemos cerrado un poco el ciclo, también,

de estos dos personajes, el de Margarita y el de la marquesa,

que no han tenido un buen inicio en esta serie, hace 7 años,

y mal han acabado las dos juntas.

-(Acción...).

Aún así, me...

me parece poco, tengo... algo más.

No, no es necesario... No, no, no, no es una joya, es...

algo tan especial que te va a cambiar la vida.

Escúchame bien.

(Cortamos).

-Es una escena que a mi me cuesta mucho hacerla,

porque quiero mucho a Inma Cuesta,

pero..., claro, la marquesa es una luchadora, una defensora y...

ante su amor, ella hace lo que sea.

Y está locamente enamorada de Gonzalo y, por lo tanto, su última baza,

su último cartucho para intentar impedir esa boda,

que ella tanto desea que pase en su piel.

-En el momento que recibimos el guión y empezamos a ojear

y vemos que, efectivamente, no llega a nada,

que hay una ruptura y que creo que es algo como muy definitivo,

que ya se verá...

Creo que para poder construir esto y que...

no dejarlo en bandeja, desde el principio,

desde el momento que entra Margarita a la iglesia,

de cara a Satur, Gonzalo o Cipri, creo que había que darle...

potenciar algo en que, de cara a nuestro protagonista,

fuera el momento más álgido, más maravilloso o más deseado por él

y mantenerlo, en cierta medida, lo más alto posible,

deseando ese acontecimiento,

y que el mazazo fuera aún más grande, ¿no?

Entonces, creo que lo que intentamos trabajar un poquito es,

jugar un poquito a la ambigüedad, aunque previamente,

en una secuencia anterior,

ya se ve cual es la situación en la que se encuentra Margarita

y como va a encarar esa información que le acaba de dar la marquesa.

¿La música?, pues fue una cosa que realmente pidió... Inma Cuesta

para poder meterse muchísimo más en lo que es el personaje,

en esa amargura, en esa decepción,

en esa situación en la que acaban de dar un mazazo, ahora mismo,

en la sala de atrás y es como...

y ahora me adentro en una iglesia, voy a cambiar mi vida,

voy a compartir mi vida con una persona

en la que realmente no se si conozco,

porque me ha vendido una cosa totalmente distinta

a la que yo esperaba.

Mi padre es un poco gafe.

Je, je, llevamos 8 temporadas intentando que el matrimonio surja

y cuando va a surgir, la lía...

Pero bueno, esto es lo que hay y... tampoco podemos hacer nada.

Yo creo que es como acercarse a él, porque lo ve como jodido.

(¡Silencio!)

(Silencio ya todo el mundo, vamos a grabar).

Margarita, ¿qué sucede?

¿Estuviste con Lucrecia?

-A mí me hubiese gustado casarme y ya está... y...

dejarlo en alto.

Yo creo que los espectadores estaban esperando esa boda

y después de esto, ese abandono, no sé como... como va a sentir,

ni como lo va a vivir.

Supongo que habrá gente que sí, que le gustará

y que crea que está bien

y otra gente que hubiesen esperado y deseado que se llevara a cabo.

El mejor de los hombres tiene derecho a equivocarse.

Sal ahí...

y dile a los invitados que no habrá boda...

(Cortamos).

¿Por qué me has movido la silla? (Cortamos).

-Nunca sabemos como acertar, porque a lo mejor, seguramente,

el que se hubiera consolidado esa relación,

a lo mejor sería un tópico, ¿no?

Es como... y al final se casan.

Y que llegue a esta situación,

conduce a que Margarita sienta una decepción enorme,

tiene un punto muy interesante,

creo que esto da juego a que siga evolucionando

un poco más el personaje de Gonzalo y de Margarita,

y sentimentalmente nos lleve a situaciones

en las que el espectador todavía no se espere.

En estos años, la monarquía española era la más poderosa del mundo,

y por tanto, tenía muchos enemigos.

El rey Felipe IV debía mantener los terrenos

que había heredado de su padre y por eso tenia que entrar en guerra

con todos los países que las codiciaban.

Las Españas estaban en crisis.

-En el siglo XVI y en el siglo XVII se hablaba de las Españas,

porque como España era tan grande, eran muchas Españas.

Pero, por la potencia hegemónica que representaba y, por lo tanto,

se hablaba en plural, refiriéndose a esa grandeza,

extendida por todo el planeta.

-Soy el rey de las Españas,

si no me respetan por precaución, lo harán por temor.

-Para Felipe IV lo que ocurría en Flandes,

lo que ocurría en Bohemia, en la Guerra de los 30 años,

o lo que ocurría en Italia, no era exterior para ellos;

era su propio dominio.

-No pienso contrariar al Vaticano.

Nos está ayudando mucho con el asunto de Portugal.

Y luego, están mis alianzas en Europa.

-La gran potencia mundial marítima era España.

La gran potencia territorial en Europa era España.

-Felipe IV es muy consciente, por su educación

y por lo que él vive, desde muy joven,

vinculado al Gobierno,

que es necesario conservar dichos territorios,

pero, para ello, va a tener que verse involucrado en numerosas guerras

y batallas a lo largo de los diversos continentes.

-Estaremos preparados para lo que pueda pasar.

Enviaremos tropas al sur de la frontera.

-Es, especialmente importante, en el reinado de Felipe IV,

la necesidad de mantener la reputación, le hegemonía en Europa

la idea de que el prestigio del rey pueda ser manchado por una batalla,

por una retirada, por cualquier revés en los campos o en los mares,

causa espanto, porque significaría perder reputación.

-El reino de España no se someterá a ningún tipo de chantaje.

No os voy a ceder ni un solo acre de nuestra tierra.

-La Guerra de los 30 años

no es solo una guerra entre católicos y protestantes,

en Centroeuropa.

Interviene Francia también.

Y desde luego, intervienen intereses españoles

que van a ser asaltados por todas partes.

-Estamos hablando de un conflicto europeo extraordinariamente duro

y extraordinariamente largo, en el cual, sucesivamente,

se vieron envueltos una docena de estados europeos.

-La Guerra de los 30 años concluye en 1648 con la Paz de Westfalia.

La gran perdedora en 1648 en las paces de Westfalia

fue la monarquía de España.

-Lo principal es

que se reconoce la independencia de la República holandesa,

pero la guerra con Francia va a continuar hasta el año 1659.

La Paz de los Pirineos certifica el cambio

de hegemonía de la monarquía hispana de Felipe IV a Francia.

-Esta noche daremos el primer paso

para recuperar el antiguo esplendor de nuestro imperio.

-El esfuerzo por mantener la hegemonía de la monarquía española

en el mapa europeo,

provocará importantes crisis, hambrunas...

-También las riquezas que llegaban de América

se habían visto muy mermadas,

primero por el agotamiento de la plata y el oro.

-Todo el reino se nutre del oro de Nueva España.

Necesitamos ese oro.

-Los reinos españoles, durante el reinado de Felipe IV,

pagaron de una forma dramática

las consecuencias de la Guerra de los 30 años

y de la dinámica política del momento.

Guerras perdidas, colonias descontroladas...

la decadencia del imperio español es evidente.

A la pobreza de un sistema productivo arcaico..., atrasado,

se fue añadiendo el enorme peso que suponía

el derivar toda la renta disponible

a pagar los gastos de las guerras europeas.

-Has de saber que es muy importante para el reino de las Españas

tu enlace matrimonial con Leopoldo I.

-No quiero dejar palacio, ni tampoco quiero separarme de madre.

-Eres Margarita Teresa de Austria e infanta de España,

te ordeno que cumplas con tus obligaciones,

tal y como se espera de ti.

-Las princesas o infantas españolas o austriacas

jugaron un papel fundamental dentro del tablero político, religioso

e incluso económico, de la Europa de la Edad Moderna.

La infanta María Teresa acaba casándose con el Rey Sol,

Luis XIV, como parte de la Paz de los Pirineos.

En 1666 se produce el ansiado enlace

entre la infanta Margarita Teresa y el emperador Leopoldo I.

En el año 1700 fallece Carlos II, sin descendencia,

con lo cual se busca un heredero a todo este basto imperio.

Esta monarquía está acabada.

Espero y deseo que en las Españas reinen los Borbones.

Carlos II, antes de fallecer, deja como sucesor del trono de España

a los franceses, a Felipe d'Anjou, al que sería Felipe V,

lo que pasa que el trono de España lo reclamarán

la rama austriaca de los Habsburgo.

-Darán inicio a una guerra que va a enfrentar

a los Borbones franceses con los Habsburgo

y que lo que desembocaría es que los Borbones franceses

llegarían al trono hispano,

pero sus posesiones europeas se dividirían

y se repartirían los Habsburgo.

-No permitiré que invaliden el acuerdo

por el que mi hija María Teresa

renuncie al derecho de sucesión a la corona española.

-En efecto, eso supondría

que un Borbón se sentase en el trono de las Españas.

-Jamás.

-No todo el siglo XVII es crisis.

No todo el siglo XVII es la decadencia española,

pero si estaba media Europa deseando pegarle la puntilla

a lo que se gestionaba desde Madrid.

-Las potencias hegemónicas, tarde o temprano,

han suscitado el odio de los demás.

En ese sentido, la monarquía española no es diferente

a lo que pudo ser el Imperio romano, en su momento,

o lo que en el siglo XX haya podido ser,

por poner un ejemplo más inmediato, los Estados Unidos.

-Cómo gestiono los asuntos de mi reino es solo asunto mío.

Será recordado como el monarca que llevó a la deriva...

a un país brillante.

¿España en crisis?

¿Dónde he oído yo antes esa expresión?

La crisis persistente es lo único que hemos arrastrado,

desde el Siglo de Oro hasta nuestros días.

Hasta aquí ha llegado nuestro viaje en el tiempo

por "El siglo del Águila Roja".

Ha sido un placer acompañaros,

compartir con vosotros todas esas anécdotas

y contaros cómo lo vivimos en la serie.

Espero veros la próxima temporada.

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

  • Capítulo 13

El siglo de Águila Roja - Capítulo 13

10 dic 2015

Curiosidades y forma de vida del Siglo XVII, época en la que se desarrolla la serie AGUILA ROJA.

ver más sobre "El siglo de Águila Roja - Capítulo 13" ver menos sobre "El siglo de Águila Roja - Capítulo 13"

Los últimos 17 programas de El siglo de Águila Roja

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios