www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3370978
No recomendado para menores de 12 años El siglo de Águila Roja - Capítulo 10 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música cabecera)

Hoy estamos de celebración. Hemos llegado al capítulo 100.

Aquí hemos tirado la casa por la ventana. Nos hemos vuelto locos.

Han venido cantidad de actores, extraordinarios actores,

a hacer cameos y nuestros personajes cambian totalmente.

Vamos a ver cómo se ha rodado.

100-29 B Bloque 1... 100-28...

100-27... 100-15. Bloque 1. Primera.

(Claqueta)

Prevenidos y acción.

-La comarca es mía. Mía. ¡Mía! Es una verdadera locura ese capítulo.

-Creo que no vamos a dejar indiferente al espectador.

Es un regalo. Es una locura fantástica.

¡Hola!

¡Conspiración!

¡Conspiración!

-Nunca se habían empleado tantos recursos ni se había hecho

algo tan único y tan especial. -Muy en la línea de esta serie.

De mucho riesgo. -Un cambio de registro

totalmente opuesto al que estamos acostumbrados en "Águila Roja".

-Voy a reinar yo. ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo! ¡Yo!

Una historia...

a veces...

tierna, a veces cómica, a veces rocambolesca...

Todos los personajes hemos volcado nuestra personalidad

y somos lo opuesto. Nos da la oportunidad de jugar

a ser lo que no hemos sido nunca dentro de "Águila Roja".

¡Ah! ¡Joder! (RÍEN)

-¿Qué has comido?

(RÍE) No te rías...

Estamos.

Tiene que ver todo con el mundo de la fantasía, de la imaginación...

Sale de la imaginación de... de Satur.

Voy a contarte una historia.

Una historia... de cómo vino el mal al mundo.

Todo empieza con un cuento que Satur le cuenta al niño chino

que ha caído en una especie de agujero, de fosa, de pozo...

que hay en el bosque

y para tranquilizarlo decide contarle un cuento.

Hace mucho, mucho tiempo...

en un lugar muy lejano...

existió una tierra llamada... La Comarca la Felicidad.

(Música)

Ha habido un trabajo maravilloso. Se han echado muchísimas horas.

Ha habido un cambio de ambientación fabuloso...

Nos han sumergido en un mundo de cuento y de sueño

en el que creo que, no solo con lo que viene plasmado

y muy explicito en el texto, sino que necesitábamos una aportación

en el que diera vida y que el espectador dijera:

"Vaya, estoy en un cuento".

-Este lugar se convierte en... en otro lugar

donde los colores son excesivamente fuertes, cantarines...

-Es como "Happylandia". Es una maravilla de colores.

Como si estuvieras en una tienda de chuches todo el rato.

Rosas, azules turquesas, amarillos, verdes...

Visualmente es una locura de colorido, de verdes, de tal,

paisajístico, la vaca rosa, lo otro, tal... Hay unas cosas...

Dentro de todos los decorados y de todos los ambientes de "Águila Roja"

se han ido transformando con la visión infantil de un cuento.

Hemos hecho que la naturaleza se vuelva romántica y salvaje,

inunde todos los decorados y los absorba,

hemos generado un palacio basado en el de Catalina en San Petersburgo

que es un palacio muy divertido que está todo pintado

por bandas azules y blancas... Hemos hecho que crezca toda esa imaginación

de lo que podría ser Satur y su ideología y cómo lo recibe

el niño al que se lo cuentan. -Oye, id desmontando. Esto ya fuera.

Realmente es sorprendente pero es más sorprendente

cuando estos cambios los hacen en pocas horas.

Son unos maestros el equipo de arte que tenemos.

La calle, por ejemplo, la convirtió en otro mundo.

Hay una parte de asombro cuando llegas, pero por otro lado

dices... Claro, es que pueden hacer todo lo que se propongan.

Ellos sí que hacen verdadera magia en esto, en estas transformaciones.

(Música)

La calle de "Águila Roja" se ha inundado totalmente de nieve.

Hemos sepultado la calle. Y con todos los efectos especiales

que ello conlleva, porque es la nieve física, la tormenta de nieve,

la ventisca... O sea que realmente ha sido un rodaje muy divertido.

-¡Soltamos nieve! -¡Nieve!

-¡Prevenidos! ¡Acción!

-La calle totalmente nevada con Janer pasando de un lado para otro,

marcas de suelo, no poder transitar por la calle con libertad

para colocar los focos, para sonido, para el equipo de dirección...

Estábamos limitados a la hora de retratar a Jorge Dos

y fue otra apuesta,

otro trabajo totalmente diferente al que nos habíamos enfrentado

pero creo que visualmente es muy bonito.

-Acción.

-Creo que es la que más nos sumerge en ese mundo tan especial

que hemos intentado plasmar en el capítulo 100.

-¡Cortamos! -¡Cortamos nieve!

-Esta es la historia de los tres Jorges.

Mi personaje es el hermano de José Ángel Egido y David Janer.

Somos tres hermanos: Jorge Uno, Jorge Dos y Jorge Tres.

Yo interpreto a Jorge Dos, que es el mediano.

(GRITA) -¡Lo voy a matar! -Marcos...

(GRITA) -¡Cállate, joder!

(RÍE) -Stanislavski...

Me fije un poquito en "El gran dictador" de Chaplin.

Y tiene cosas como muy locas, muy pasado de vueltas...

y yo, personalmente, me divertí mucho en el capítulo.

Espero que los espectadores también lo hagan.

La ley debería hacer saber a la gente lo que está prohibido y lo que no.

¿Quieres prohibir cosas al pueblo? Sí.

(Música animada)

Don Miguel Rellán, uno de los mejores actores del mundo,

ha venido hoy a tener el detalle... Aquí con mi hermano.

Ha sido mi hermano durante muchos años en una serie

y he aprendido mucho con él. Y yo también.

De interpretación y de la vida. Por ejemplo, yo a...

(RÍE)

Tiene un swing famoso. Es un alumno aventajado...

Así que hoy es un regalo para mí que esté aquí. Le agradezco mucho

que hay aceptado esto y que esté aquí con nosotros.

No hay de qué. Son 700 000. (RÍE)

-Aquí. Y aquí en este momento giráis los dos...

Acción.

-Lo habéis matado.

Todo lo que sea hablar bajito, bajo o muy bajo

será considerado conspiración.

-Y nada más pasar aquí... Perdón, perdón, perdón...

Pero yo hablo bajito... -Eso es conspiración.

-Hablo así desde que estuve mal de la garganta.

-¡Conspiración! ¡Conspiración! ¿Se lo digo a ella sola o...?

-No, acusación. ¡Conspiración! ¡Conspiración!

Chillándolo para que los guardias vayan de un lado para otro.

-¡Conspiración! ¡Conspiración!

Mi aspecto me delata. Es algo completamente diferente

a lo que hago normalmente. De entrada hago de mujer...

Y luego, pues es un personaje que está como una cabra.

En eso sí se puede parecer a mí, pero forma parte de un sueño.

Forma parte de un cuento y es una historia loca, onírica, surrealista

que para alguien que le guste interpretar es un juguete.

-Ya está aquí este otra vez.

No falla. En cuanto pongo los callos al fuego aparece.

Pues solamente he hecho para dos.

Pues yo soy un buenazo. Un campesino que es bueno, que es un ingenuo...

La antítesis del comisario o de algo que tuviera que ver con el comisario

es este personaje.

Acción.

Cornelius... ¡Bella! ¿Qué haces aquí?

Me han hecho llamar para que ayude a ver que sabe de Cueto.

Mi personaje se llama Bella. Es un personaje de luz,

un personaje positivo, un personaje naíf...

Yo la había trabajado en casa mucho más loca,

pero al final se ha quedado un personaje

un poco que trabaja más aquí, que trabaja mucho con sus manitas,

anda como más con las puntillitas, más cortita y sobre todo la luz

y la sonrisa. A la marquesa no la hemos visto sonreír

en estos 100 episodios, sonreír de risa grande,

y este es un personaje todo lo contrario... luz, luminoso, dientes.

Acción. -Es corta.

Pero bien baja hasta el suelo.

-No pienso vivir casada con él aunque vaya a ser reina.

-Cortamos.

-Somos las dos como dos pizpiretas.

Cada una con su rol, pero somos como dos florecillas.

-Tu deber será protegerme solo a mí, darme siempre la razón

y vestir de negro. -Yo interpreto a Obscuro.

Que va a ser el nuevo comisario de la villa.

Mi personaje, por justicia poética, va a ser el que torture al comisario

en el capítulo 100. -Está visto. Vale.

-Voy. ¿Dónde está el Gandalf?

Fue un regalo hacer de ermitaño porque implicaba un cambio radical

de imagen. Fue un trabajo enorme aplicar todo el pelo

para una peluca larguísima y luego la barba...

-Mira que llevo tiempo pidiendo que me regalen una máquina de afeitar

y no hay manera. El de Gonzalo, de alguna manera,

tampoco es muy diferente.

Porque tiene que acabar siendo el héroe.

Personaje inocente, un creador, un poquito inventor.

Ingenuo. Y lo hemos ido construyendo todos escena a escena.

Hoy estamos grabando la gran pelea del capítulo 100.

En un puente espectacular donde los especialistas se caerán al agua.

Hemos querido hacer un homenaje a esos 100 capítulos que hemos hecho

hasta ahora con todos los mejores trucos que ha usado el Águila.

La mejor entrada del Águila, las piruetas que solemos hacer...

Todo concentrado en 50 m de las mejores acciones que hemos tenido.

-Y ahora hace Charlie esto. Y cuando te grite empiezas a correr.

¿Lo tienes, David? Ok.

-Esta pelea la hemos dividido entre los tres, David, yo

y el otro chico que suele hacer de Águila con nosotros.

Somos los tres Águilas peleando

desde el capítulo 20 que entró el otro compañero,

yo estoy desde el número 1 con David,

así que no podía perderme el 100, por supuesto.

-Vale, cortamos.

Creo que en este 100 es donde he dicho qué equipo tan bonito

y qué bien funciona esta gente. Olé por vosotros, compañeros.

Bueno, chicos, estamos. Nos vamos a comer.

Hoy Miguel Rellán y Pepe Viyuela

han estado con nosotros haciendo uno de los personajes

porque por "Águila Roja" han pasado los mejores actores de nuestro país.

¿Quién puede rechazar un personaje en una serie de aventuras

y vestido de época? A todos los actores nos encanta.

Señora, soy el duque de Tomelloso y Peláez.

(Música suave)

-Es una satisfacción enorme que ha "Águila Roja" quieren venir

actores que son fetiche y son absolutamente representativos

de la interpretación en su más alto nivel.

-Encantado.

-Siempre tenemos tendencia, por lo menos,

a intentar contar con gente de esa solidez actoral,

de ese prestigio, y afortunadamente a través de los años llevamos tiempo

trabajando con todos ellos y es que no hubo ninguna dificultad.

-Me acuerdo de Pou que decía que le hubiera gustado participar más.

Se lo pasó muy bien. Que era muy divertido hacer este tipo de papeles.

-Los años se han tratado bien, cardenal.

-Acción.

-Tuvimos a Enrique San Francisco.

-¿Levitas? -Sí.

-Tenía un problema físico porque en ese momento venía

de un accidente de moto y teníamos que adaptar secuencias de acción

y hacer cosas con el estado físico que tenía con una movilidad reducida.

-Vamos a hacerlo otra vez. Sí. Usted primero.

No, por favor, déjese de formalismos. Pase usted.

No, insisto.

Esperemos que no se me salgan los calzones esta vez. Vamos.

-¿Quién podría haber sido la maestra de Lucrecia?

Y solo veíamos a Carmen Maura, ese es el problema.

Si dice que no... ¿quién puede ser? Puede que se caiga hasta la historia.

También fue una sorpresa enorme porque me llamó por teléfono.

Yo no la conocía de nada y... me dijo: qué frases.

-Están claros nuestros destinos.

Quizá sea el momento de que empecemos a trabajar juntas.

-Y de hecho... ha grabado los dos capítulos

y ha dicho que quiere volver.

Que cuando queramos... la historia continúe.

-¿Qué quieres?

-Mirarte a la cara y decirte lo que me he callado todo este tiempo.

-Todo lo que tengas que decirme ya me lo he dicho yo antes.

-La humildad, la predisposición para trabajar,

pedirte que tires de él todo lo que puedas,

intentar sacar todo lo que puedas para que el personaje

sea lo más creíble posible... Eso es algo digno de admirar.

-Apunten. Fuego.

-Ahora porque no es el momento, pero cuando haya más confianza

le diré al rey que nos han tratado como se merecen unos marqueses.

-Tuvimos a Loles León haciendo un papel muy distinto

al que hace normalmente, que fue muy divertido llegar a ese registro.

-¿Quieres dejar de comer? Te acabamos de hacer un vestuario a medida.

Como sigas así lo vas a reventar...

-Estar bien alimentado es de elegantes.

Y un par de libras más de carne no van a estropear mi buen porte.

-Carlos Areces, para mí, fue un descubrimiento también.

Es un actor al que había seguido menos y de pronto te encuentras

con un actor muy propositivo.

Le gusta mucho jugar con el personaje.

- Tú no eres un hombre corriente.

-Había un momento en la serie

en que Gonzalo por fin se iba a acostar con una mujer

después de haber pasado todo el duelo de su esposa.

Me acuerdo que hable con Luis.

Le pregunté si creía que Marta Etura querría hacer ese papel.

Lo intentamos, le mandamos el guión, que es como mejor convences,

y dijo que sí. Pensó: "Si me dan este tipo de papeles tan diferentes

a lo que hago siempre, ¿por qué no?".

-Y no hace falta que me des las gracias.

-Contar con Álvaro de Luna fue algo maravilloso

porque para los que veíamos Curro Jiménez de pequeños...

veías a Algarrobo.

-¿Querrías trabajar para mí?

-Verá, es que ya tengo un amo. El maestro del barrio San Felipe.

-No quiero que seas mi criado. Te estoy ofreciendo un cargo.

-Si no tienes nada que hacer...

Bueno, a no ser que hayas venido para divertirnos.

-Tú a tu borrico, campeón...

que las carreras no se ganan con la lengua.

-Luego están los cameos. Soy muy fan. Tuvimos a Jorge Lorenzo.

Creo que fue un cameo acertadísimo y divertidísimo.

El muchacho se puso las pilas un montón. Hizo todo lo que decíamos.

Aprendió a montar en burro...

-Qué divertido es hacer este tipo de papeles donde cambias tu registro

y donde puedes tener acción, montar a caballo, hacer de malo,

de perverso y puedes trasladarse a otra época.

-Acepto su oferta.

Trabajaré para usted.

Esta serie cuenta con un departamento de efectos digitales

capaz de recrear decorados especiales y paisajes lejanos

y también de poner en pie los tejados de la villa del siglo XVII.

Los efectos especiales digitales son algo bastante importante

en una serie de estas de época y de aventuras porque nos permiten

contar cosas que de otra forma serían inenarrables.

-Una de las series españolas con más efectos, sino la que más.

Nos movemos en unas cifras que son altísimas por capítulo.

Entre 150 y 200 efectos por capítulo. Hacemos cromas, hacemos 3D,

hacemos disparos, peleas, sangre, borrado... Es una lista interminable.

En cada capítulo parece que estamos haciendo una película.

En la grabación de efectos... hay que ser muy estricto y muy exacto.

Lo que haces mal en grabación hay que arreglarlo en postproducción

y son tiempos y los efectos bien grabados, bien quedan.

Los efectos más grabados quedan bien

con el triple de trabajo y sufrimiento.

-Siempre nos enfrentamos a una grabación con efectos digitales

y la forma de grabar es totalmente distinta.

-Siempre suele haber una persona de efectos especiales con nosotros

porque son ellos los que van a tener que trabajar con ese material

y son la mejor asesoría.

-El croma ahora es una herramienta...

es de lo que más hacemos y lo que más hay en efectos.

Por eso hay que tener muy pensado que vamos a poner de fondo.

Muchas veces lo grabamos.

Si vamos a poner un mar nos vamos con la cámara y grabamos ese mar.

Los cromas fundamentalmente los utilizamos para transportarnos

a lugares donde sería imposible en el siglo XXI,

como por ejemplo la España del siglo XVII.

Tenemos los tejados famosos del Águila en los que vemos

la villa de la época. Eso es imposible reconstruirlo.

Hemos tenido que grabarlo en croma, para ponerlo detrás,

que la gente lo vea y se crean que están en ese tejado y en esa época.

Otro ejemplo muy interesante es la secuencia que transcurría en Siberia.

Toda esa secuencia la grabamos en croma

colocando una base de nieve artificial en los pies

para que interactúen con algo real y todo lo demás son fondos.

Al final las sensación es que esos señores estaban en Siberia.

Quedó bastante creíble.

Para las armas de fuego, lo que usamos...

las armas de todo tipo que hay en esta serie,

usamos efectos digitales.

Nos facilita la velocidad para la que grabamos

y el tema de reacciones a caballo y esas acrobacias con disparos

y siempre es más cómodo poner un digital.

-Al ser una serie de época muchas veces no podemos

hacer disparos con impactos ni romper camisas ni manchar

porque siendo ropa de época

que después no se puede llevar a la tintorería

o tienen ciertos tejidos especiales es complicado.

En estos casos es muy interesante el uso de sangre digital,

y de impactos y disparos digitales.

-Los disparos ya no los hacemos físicos reales.

Grabamos efectos físicos sobre fondos negros

y después disparos, explosiones, humos...

separamos, aislamos y colocamos encima del plano real

hemos grabado en la secuencia.

Con las explosiones lo mismo que con los disparos.

Salvo explosiones muy grandes, efectos físicos y efectos digitales

estamos muy unidos. Hay muchísimos efectos que empiezan

como efectos físicos y terminan como digitales.

Es decir, se hace una explosión y nosotros la reforzamos.

Metemos efectos digitales para que sea más espectacular.

Para que tenga cascotes cayendo, fuegos...,

pero partimos de una base física real.

Es muy importante porque le da mucha credibilidad y mucha fuerza.

Siempre que tenemos un grupo de gente llenando una plaza

hemos grabado a muy poca gente y los hemos repetido.

Hemos colocado a esas personas en distintas posiciones,

cambiando los vestuarios de tal forma que después los ponemos por capas

y tú crees que esa plaza estaba atestada de gente

y de multitud y llena de vida.

Recuerdo un capítulo en el que viajábamos a Jerusalén.

Lo planteamos como un efecto y grabamos un descampado.

Grabamos a nuestros personajes

y después nos lo llevamos con un montaje fotográfico

a un desierto que se podría localizar perfectamente en la zona de Jerusalén

y creías que los personajes estaban ahí.

Metimos sensación de calor, de distorsión del calor por delante

y quedó muy espectacular sin necesidad de movernos de aquí.

Ahora cada vez más se utilizan unas técnicas modernas

que se llaman proyecciones

en las que nosotros podemos mover la cámara con completa libertad

y crear la sensación de que realmente has estado grabando con una grúa

o has estado grabando con un helicóptero

sin necesidad de haberlo hecho de verdad.

Cada actor tiene un temperamento y actores que están más a favor

de grabar efectos y otros que lo ven como una parte que les dificulta

su trabajo porque grabar efectos digitales siempre es lento.

Aparte que muchas veces tienen que estar imaginándose cosas

que no están viendo. Con mucha comunicación

y explicándoles qué tienen que estar sintiendo

y donde tienen que estar mirando puedes conseguir que el actor

lo haga de una manera muy natural y creíble

y lo disfruté el mismo y se lo crea.

En el cuento de Satur hemos visto una vaca rosa,

pero esto no es algo extraordinario en el rodaje de "Águila Roja"

porque hemos trabajado con todo tipo de animales,

desde los más grandes hasta los más pequeños,

desde un tigre hasta un elefante,

pero ¿quién nos lo proporciona?

¿Cómo se trabaja con ellos? ¿Cómo se planifica el rodaje?

Vamos a verlo.

(Rugidos)

Por aquí han pasado todo tipo de animales.

Grandes, como elefantes...

Tuvimos que arreglar toda la calle para que pudiese entrar...

Hemos tenido de todo.

-Aportamos al mundo del espectáculo y de la escena, del cine,

el teatro y la televisión los animales de escena.

Procuramos que la acción que tiene que hacer el animal en una secuencia

o en una escena concreta sea ensayada previamente 10 o 15 días antes

para que el animal no tenga miedo de cámaras ni de actores.

-El trabajo con animales es imprevisible.

El animal no está en disposición de hacer lo que tu pides,

sino estás en disposición de lo que pueda ofrecer en ese momento

y de lo que pueda salir.

-Catalina, que esto no va así. Esto no es llegar y coger el conejo.

Hay que colocar la trampa, hay que esperar a que los animalicos asomen.

-Igual al animal le apetece trabajar ese día

y lo hace todo muy fácil,

o de pronto no le apetece y te puede dar un verdadero infierno.

-A la cazuela.

-Nos pidió producción una jirafa,

pero la jirafa es un animal difícil de conseguir...

Adiestrada, me refiero.

No había jirafa en España. Había que traerla de fuera.

El calvario que suponía el viaje por carretera de una jirafa

hasta llegar a Madrid no compensaba y por lo tanto preferimos,

en aras del bienestar animal, que se hiciera digitalmente.

Se lo propusimos y así se hizo.

-Al principio en la serie teníamos gallinas y cositas

que daban poco de verosimilitud al mercado. Gallinas, conejos...

conejos hemos usado muchas veces, cerdos...

-La primera vez que sacamos un animal grande, que fue un oso,

en la época que estamos retratando todavía osos en Madrid.

-Fue una gozada. Todo el equipo quería hacerse fotos con él.

El oso era simpatiquísimo. Fue una gozada grabar con el oso.

-A mí la única que me viene a la mente y que tiene gracia

es que trajimos un cocodrilo, que es animal de sangre fría,

y como grabamos en invierno y el día que lo hicimos estaba nevando,

el cocodrilo tenía que hacer un pequeño movimiento

porque había una barca y demás y no se movió en casi todo el rodaje.

Y era imposible. Y lo hicimos y así salió.

-¿Coco qué? Cocodrilo.

-Uno de los animales que más ilusión nos hizo,

no solo a mí sino a gran parte del equipo que viniera,

fue un pingüino que tuvimos.

(GRITA)

No me sigas.

-Los pingüinos son animales muy hermanados

y para rodar esa escena teníamos que llevar a los dos.

Uno está fuera de cuadro pero tenían que estar en contacto visual

para que no se asustaran y no estuvieran temerosos.

-Que no me sigas, hombre, que te quedes ahí. Que no quiero verte.

-Por suerte se juntan los astros

y sale una secuencia como tú realmente esperabas.

-Hubo una anécdota con el mono de la trama de Richard Blake y el pirata

que el mono odiaba a los varones, a los hombres.

Cada vez que pasaba algún técnico varón se ponía de uñas.

Y pasaba una chica, la de maquillaje, la de peluquería...,

y se ponía todo amoroso. Era increíble.

En la última secuencia que grabamos con Javier Gutiérrez

el mono le dio un buen pescozón en la cabeza.

Estaba ya que no quería estar con ningún hombre más.

-¿Qué haces tú aquí? Mira que eres feo, jodido.

Feo, feo. Ay, el mono. Fuera, bicho.

-Las fobias... Fundamentalmente a las ratas,

aunque les digas a los actores que están criadas con la mejores viandas,

que no tienen ninguna enfermedad, que no muerden...

Ellos los ven unos bichos grises de cola larga...

No dejan de impresionar.

(GRITA) -¡Un ratón! ¡Un ratón! ¡Un ratón!

-Tenemos el caso de Francis Lorenzo

que todo lo que sea pájaros tiene una fobia enorme.

-Las arañas también causan bastante respeto.

Y las serpientes, básicamente.

(GRITA)

El capítulo 100 ha servido para hacer un balance

de todos los contenidos de la serie

y quiero que sepáis que para nosotros, los actores,

ha sido algo muy especial.

Aquí hemos llegado por hoy en nuestro viaje en el tiempo.

Nos vemos la próxima semana,

ya sabéis, en "El siglo de Águila Roja".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 10

El siglo de Águila Roja - Capítulo 10

19 nov 2015

El programa correspondiente al capítulo 100 de “Águila Roja” se centra en mostrar cómo se gravó este episodio tan especial. Los actores que se transformaron en personajes muy diferentes a los que interpretan en la serie de aventuras de TVE, y los responsables del capítulo, como el director del mismo, compartirán con la audiencia sus impresiones en esta celebración.

El programa se completa con un repaso a los mejores actores de España que han pasado por la serie, con declaraciones de Daniel Écija, creador de la serie, Pilar Nadal, productora ejecutiva, y Luis San Narciso, director de casting.

La aplicación de los efectos digitales para mostrar escenas imaginarias, escenarios lejanos, galeones en pleno mar o los tejados de una villa del siglo XVII, será otro de los secretos desvelados en el programa 10.

ver más sobre "El siglo de Águila Roja - Capítulo 10" ver menos sobre "El siglo de Águila Roja - Capítulo 10"

Los últimos 17 programas de El siglo de Águila Roja

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios