El señor de los bosques La 2

El señor de los bosques

Domingos a las 18.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4599679
Para todos los públicos El señor de los bosques - Córdoba - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

"Os voy a proponer un viaje en el tiempo.

Es un viaje a Córdoba, antes de que el hombre

transformara los encinares en dehesas

y los acebuches en olivares.

Vais a conocer un fabuloso bosque mediterráneo:

el de la sierra de Cardeña y Montoro.

Aquí siempre encuentro plantas y setas estupendas.

Seguro que mi amigo Diego Ferrer

encuentra también la inspiración para inventar un plato.

No todos los cantantes tienen una nominación a los Grammy.

Esta mujer que me acompaña hoy, Merche, tiene a sus espaldas

15 años de carrera, 8 álbumes,

varios discos de oro y platino y esa nominación internacional.

Esa es la artista, pero hoy quiero conocer mejor a la persona".

Estamos en la sierra de Cardeña-Montoro.

¿Tú conocías esto? No tenía el gusto.

¿No? Y tengo muchas ganas.

¿Qué eres, más urbanita o de campo?

Yo soy más de campo.

La ciudad me pone cada vez más nerviosa,

me da más estrés.

He oído que vives en el campo. Sí.

Desde que me fui a vivir a Madrid, con esto de la música,

hace ya 16 años, vivo en el campo. Me encanta

eso de tener mi huerto ecológico, de hacer mis ensaladas,

de salir a coger mis tomates, mis lechugas...

Eso me vuelve loca y me hace muy feliz.

Lo siguiente son gallinitas.

¿Vas a tenerlas también? Yo quiero, sí.

Vas a tener un zoológico. Claro.

Autosuficiente.

Mi objetivo es que seamos autosuficientes.

Estamos en una zona típica de bosque mediterráneo.

Estamos rodeados de árboles, de encinas, de enebros...

y de plantas aromáticas, que hay un montón.

Y esto de aquí, ¿ves?

Esto de aquí... Oye, son doradas, ¿no?

No, es que se han secado.

Son setas de la madera. ¿Qué crees tú

que hacen en la madera? Ah.

Pues ni idea. Descomponen la madera.

Y estas pueden ser saprófitas y parasitarias.

O sea, estas son chungas.

Para el árbol quizá sí sean chungas.

Para comer, no se comen, pero no son tóxicas.

Son setas muy duras.

¿Ves? El sombrero muy pecado a la madera, mucho pelillo,

mucha escama. Vamos a sacar una.

Sacamos esta. Está como dorada

por el lado. Qué curioso. Son más marrones.

El sol las seca, las deshidrata y cogen un color más doradito.

Está metida... Dentro del tronco,

totalmente.

¿Ves qué bonito? Mira. Es curiosísimo.

Unos poros muy anchos, muy abiertos.

Esta se llamaba antiguamente "Polyporus arcularius".

Un nombre... Tú sabes latín.

¿Ese nombre que te...? ¿"Polyporus"?

Pues eso, muchos poros. Muchos poros.

Pero esta los tiene muy separados. Otras los tienen muy prietos.

Y estas setas son setas que son no comestibles.

No son tóxicas, pero por su textura

coriácea, dura, no se podrían comer.

Yo quiero llevarle una a mi niña para hablarle de ella un poco.

Pues...

Esa tiene todas las papeletas. Te resistirá bien.

Son setas muy duras,

y no se va a estropear. Pues perfecto.

Y le cuento toda la historia de la madera.

¿Cómo se llama ella? Ambika.

Pues le vas a llevar esta seta. Perfecto.

¿Vamos? ¡Vamos, seguimos!

"Seta con sombrero de hasta siete centímetros,

escamoso, y color ocre o grisáceo.

El pie no es muy largo, y del mismo color que el sombrero".

Y esto del tema de cantar,

¿de dónde viene?

Pues yo, desde que tengo uso de razón,

siempre tuve claro que quería cantar. Bueno, también mi familia.

Yo no recuerdo un día en que dijera: "Mamá, quiero ser artista".

De siempre lo hemos tenido todos muy claro,

que era lo que más me apasionaba.

Y desde chiquitita ya componía. Cuando ya terminé la carrera

empecé a cantar en orquestas, a moverme.

Mi madre siempre decía: "Al menos

una diplomatura tienes que tener".

Y siempre lo he tenido claro en mi cabeza y en mi corazón

que mi pasión era la música y que quería cantar historias.

"Se ve que las lluvias de primavera le han sentado bien al río Yeguas,

que es una de las columnas vertebrales de este parque.

También se han multiplicado los arroyos

y riachuelos, y a su alrededor la vida despierta

después del invierno".

¿Has bajado por algún arroyo andando?

¡En mi vida! Me recuerda a mi niñez, Vicente.

Pero esto es la caña.

Esto ya nos pilla... ¡Aventura!

¡Aventura! Nos pilla en mitad del agua.

Mira.

Ay, hemos encontrado una amiguita.

Esto se lo cuentas a tu niña también.

Son cebollas.

¿Cebollas? Para hacer un atún encebollado de miedo.

Sí, para hacer atún,

pero atún en estado de shock. ¿Por qué?

Porque son tóxicas. ¿Tóxicas?

Son cebollas,

pero muy tóxicas.

De hecho, producen problemas cardiacos, problemas renales,

digestivos, y puedes morir con cierta cantidad.

O sea, lloras,

pero ya porque te mueres. Exactamente.

¿Sacamos la cebolla? La sacamos. Estoy deseando ver

si es parecida a la convencional.

No.

Menos intenso, pero...

A ver. Yo quiero llorar.

Se ve la lagrimilla por ahí.

Bueno, pero muy suave. Un poquito.

Tiene cierto olor.

Pues esta cebolla albarrana

o almorranera se ponía bajo las camas

de la gente que tenía almorranas.

Y te hacía... No. Se ponía tierna. Eso es.

Cuando se iba secando la cebolla bajo la cama,

se secaba la almorrana.

Ah, mira qué curioso.

Pues la cebolla almorranera o albarrana

es una cebolla que es tóxica, muy peligrosa.

En ciertas cantidades

causa intoxicaciones graves.

Como no queremos contaminar nada de la cesta,

no sea que pase algo o la toquemos,

la dejamos donde estaba. Sí. Déjala ahí tranquilita.

Y ni los animales las tocan. Son los más listos.

Mucho más que nosotros. Dónde va a parar.

Ahí quieta, bonita.

Tú ahí, quietecita. Así.

Pues nada, seguimos. Mira, y parecía inofensiva.

Sí. Parece una cebolla normal. Yo quería hacerme una tortilla.

"Esta cebolla se caracteriza

¿por tener un bulbo grande a ras de tierra.

Las hojas pueden llegar a medir un metro de altura.

El lince es el felino más amenazado del planeta.

En esta sierra tiene uno de sus territorios favoritos.

Su conservación no es fácil,

pero los esfuerzos por salvarlo están dando resultados".

"Cuando empezamos en Andalucía, en 2002 tenía 90 linces".

Sumando con la población de Doñana, que era la zona cero, como decíamos.

Ahora mismo hay, aproximadamente,

unos 400 o 400 y pico linces.

400 y pico. ¿Qué tiene este terreno

para que sea tan importante su población de lince?

-Aquí había propietarios que querían tener linces.

Gracias a esa actitud con ese animal,

que se dieron cuenta de que al ser superdepredador

también expulsaba a otros depredadores, como zorros y demás,

pues vieron que en esos cotos donde había más linces

había más conejos y menos de otros depredadores.

Cuando hemos tenido que sacar linces de aquí

para hacer refuerzo genético en Doñana,

la gente de aquí con poco se enfada.

"Oye, no os llevéis los linces". -"Que son nuestros".

Y esa es una actitud que denota que la gente se preocupa

por el lince. -No es una alimaña.

-De hecho, tenemos aquí alguna hembra marcada.

Podemos ver si está por aquí. -¡Por favor!

Vamos a verlo. ¡Sí! ¡Yo quiero verlo!

Vamos allá.

Pues estará en aquella umbría de aquel cerro.

-Pues vamos para allá, Vicente.

Lo que pasa es que... -Yo subo.

¿Hay que dejarlos?

Sí, bueno. Sabiendo que es hembra y que son fechas de reproducción...

Mejor dejarla. -Cuanto más lejos, mejor.

Sabiendo que está ahí

y que está vivita y coleando, con eso

nos conformamos. -¡Un besito, Manoli!

¿Qué se siente en el escenario?

Es como el resultado, al final,

de muchos meses de trabajo, desde que empiezas a componer.

Después, cuando ya puedes contarle a la gente

así, en vivo, de tú a tú,

cuál es el mensaje que tú quieres transmitir

y cuáles son tus nuevas canciones,

tus nuevas vivencias, y la reacción del público, es maravilloso.

Yo disfruto con todo,

pero donde más disfruto es sobre el escenario.

Mira. ¿Qué te inspira?

Ese árbol que está ahí, yo en casa tengo uno,

que es mi árbol azul, que es mi árbol de componer.

Y si yo viviese aquí, probablemente sería ese.

Y ahí me pondría con mi guitarrita escuchando cómo suena el arroyo,

cómo suena el agua preciosa, a los pájaros.

¿Ves? Mira, yo me sentaría por aquí.

¡Uh!

Es que aquí, además... Espectacular.

Saldrían mil canciones,

Vicente. ¿Sí?

# Y ahora sé lo que es amar.

# Tan distinto a lo anterior.

# Y a pesar del qué dirán

# tengo listo el corazón.

# Y ahora sé lo que es amar. #

Muy bien. Es que aquí es muy fácil.

Fíjate si es creativa la naturaleza

que nos ha creado en una zona de un quemado...

Sí. ...el aporte o el crecimiento

de unas setas que son exclusivamente de zonas quemadas.

Esas que vemos ahí. Qué curioso.

¿Y se comen estas? No.

Claro, no se comen pero no son venenosas.

En este género, algunas son tóxicas.

No son de las más tóxicas que hay,

pero son sospechosas de toxicidad.

Qué curioso.

Tiene las láminas claritas.

Color marrón tostado.

Un falso anillito marcando aquí...

¿Ves una marquita? Sí.

El pie como con escamitas, y el sombrero

ahora no, pero cuando está más húmedo es un poco viscoso.

Sí, es verdad. Y esta seta...

Y gordita. Y gordita.

Y esta seta que ves aquí... Qué curioso.

se llama "Pholiota carbonaria".

"Sombrero de hasta 7 centímetros de diámetro,

de color pardo rojizo y láminas marrones en la madurez.

El pie alcanza los 6 centímetros. De color blanco amarillento.

Crece en grupos compactos en maderas quemadas".

Venga, la dejamos aquí. Sí, que siga haciendo su función.

Vamos a hacer una carbonada y la vamos a dejar aquí.

Vámonos para allá.

Qué de cosas estoy aprendiendo hoy contigo.

Me gustaría grabar un disco de los sonidos de la montaña.

Los estoy descubriendo aquí. Claro.

Qué maravilla. ¿Paso yo? Y el sonido del río de fondo.

La naturaleza tiene muchos latidos, y uno de ellos

es este. Y cuando te da el viento en la cara.

Impresionante. Otro latido es esto.

Mira. ¿A ti esto qué te recuerda?

Mira las hojitas.

Hombre, me recuerda a un olivo. Es lo que es.

¿Es un olivo? Es el padre de los olivos.

El padre de los olivos.

Olivo silvestre. "Olea europaea".

Así se llama en latín.

Llamado acebuche aquí. ¡Ah!

El acebuche. El famoso acebuche.

Eso es.

¿Qué es esto?

¡Ah, unas aceitunitas chiquititas! ¡Eso es!

Ahí tienes. ¡Ole!

Aceitunitas. ¿Tendrán hueso o no? Sí tienen.

Pero tienen solo hueso casi. Mira qué rojas.

Pero es que... Y la tinta rojísima.

Oye, pero mira el color. Qué preciosidad.

Un tinte. Cómo te estás poniendo. Sí.

El acebuche es el padre de todos los olivos.

Es el olivo original

de la península ibérica, en este caso,

el que hay en esta zona,

y el resto de olivos son para producción.

Ya están injertados, mejorados para vender,

para tener aceitunas y aceite de oliva.

Tú fíjate las hojitas que tiene,

que son feruláceas, lisas, lanceoladas, con forma de lanza,

Se usan también

para cocerlas, para usos medicinales.

Uno de ellos es... Como una infusión.

Como infusión. Dicen que para limpiar la sangre.

Y para tema de cálculos de riñón. Es diurética.

Y luego esta madera, que es un excelente combustible.

Para tallar es una madera excepcional.

Como combustible, la madera de olivo

es excepcional. O sea, el acebuche es un árbol 10.

Madre mía, qué bonito.

"Árbol que alcanza los 10 metros de altura.

A sus hojas se les atribuyen propiedades medicinales.

Cuando caminamos por una dehesa

podemos pensar que estas son bosques naturales, pero no.

Ha sido la mano del hombre la que los ha modificado.

Para ello, algunos árboles se talan

y otros se dejan para favorecer al ganado.

Javier lo sabe bien".

¿Qué es una dehesa?

Pues una dehesa es un ecosistema que creó el hombre

para transformar el monte mediterráneo.

Para convertirla en una zona pastable

para los animales domésticos y los animales salvajes.

(MERCHE) Qué interesante. Yo, ni idea.

Tenéis aquí una maravilla, un paraíso.

La dehesa es básicamente encinar aquí.

Bueno, la dehesa en realidad siempre está formada por quercíneas.

Son árboles que nos dan bellotas, llámese encina, alcornoque,

quejigo... Roble, ¿no?

También hay dehesas de pinos.

Y el tema de la limpieza, el mantenimiento

de una dehesa soléis hacer la limpia para aclararlo y esas cosas?

Pues cada cinco años la poda. Una poda suave de mantenimiento.

Quitamos ramas que hacen sombra,

y las ponemos un poco al sol para que den más fruto.

Aquí se dejan las ramas de cruz, que son

las primeras que ves, que forman una cruz,

y se cortan un poco

las ramas interiores, siempre de pequeño diámetro,

para no dañarla.

Porque si tú cortas muchas ramas, la haces sufrir,

salen muchos brotes y la perjudicas. ¿Para qué se usa la bellota aquí?

Antiguamente se recolectaba y se guardaba como pienso.

Ahora, principalmente, se guarda para el cerdo ibérico.

-Hombre. Eso te iba a decir:

La bellota, para nuestro jamón, Vicente.

¿Qué haríamos sin las bellotas?

Con lo rico que está el jamón de bellota.

-Del Valle de los Pedroches. -¡Hombre!

¡Categoría! ¡Canela! -Claro.

Es lo mejor, el cerdito ibérico.

"Nuestra senda nos permite conocer a los ancestros de los olivos.

También hemos encontrado una cebolla y algunas setas.

Pero me temo que Diego

no podrá incorporar ninguna de ellas a su receta".

Merche, Vicente. ¿Qué tal os ha ido?

¿Qué habéis encontrado? (AMBOS) Un montón de cosas.

Pero comestible casi nada. Encontramos una cebolla, pero no.

Era de las malas. Con esa cebolla que no habéis traído

voy a dar pie a un rabo de toro que vamos a hacer guisadito.

Es un rabo de vaca,

en este caso, y es para hacer una hamburguesa de rabo de toro.

Toma. La reina de las hamburguesas. Exactamente.

¿La has comido alguna vez? Qué va.

Yo tampoco. Vais a ver cómo se hace.

Manos a la obra. Perfecto.

¿Qué tal la cocina? Bueno, ahí vamos. Aprendiendo.

¿Es una pelea o es...? No, disfruto.

Disfruto mucho. Y cuando estoy nerviosa,

me relajo cocinando. Bien.

Te voy a pedir que peles la zanahoria con este pelador.

Perfecto. Y luego cortaremos esas verduritas.

Bueno, vamos cortándolo donde se juntan

cada una de las vértebras de la cola.

Y tienes que ir tanteando. Claro. Es muy interesante,

porque aquí está todo el colágeno del rabo de toro.

Si lo cortases a sierra mecánica, estás cortando el hueso.

Sin embargo, esto va a liberar

una cantidad de gelatina natural, del colágeno,

que nos interesa para la textura de la salsa

y todo esto. Claro.

Oye, cuéntame...

en tu casa qué tipo de gastronomía usáis.

Algún plato de familia que digas... Bueno...

Un as que tengas en la manga cuando va alguien a tu casa.

Algo que domines. Yo tengo mis platos estrella.

Uno de ellos es el salmorejo.

Qué bueno. Y las berenjenas con miel.

Rebozaditas, qué buenas. ¡Oh!

El arroz con parmesano y boletus también me sale muy bien.

Bueno, y los pucheros. Tú ya tienes un libro de recetas.

Claro. Yo soy madre de familia,

y cuando tengo tiempo me gusta muchísimo.

¿Y cuántos hijos tienes? Tengo una niña.

Sí. Es la que me hace la más feliz.

Qué bonito.

Además, la pobre, aunque no le guste

lo que haya cocinado, siempre dice:

"Mami, está buenísimo", y se ve que no le gusta nada.

Pero ella siempre quiere decírmelo. Qué buena.

Pues yo voy friendo el rabo,

y así vamos a sellarlo y a dorarlo.

Y voy a encender este otro fuego

y empezamos con la bresa. Así llamamos

a la mezcla de estas verduras.

Cuando estén rehogadas y blandas añadiremos el rabo bien dorado,

el vinito, el caldo,

y ya a cocer durante dos horas y media, más o menos.

¿Dos horas y media? Eso tardará en ablandarse.

¿A ti la cocina exótica te gusta? A mí me gusta todo.

A mí me gusta sobre todo probar variedad,

y todo lo desconocido me llama la atención.

Mi niña, que es de la India, de vez en cuando

me dice: "Mami, algo de por allí, algo mío".

Un basmati.

Algo de curry. El arroz le gusta. El curry no.

Ah, ¿no? Es muy chiquitita y dice:

"En la India comemos...". Y yo: "¡Anda!".

Si le doy un poco de curry y no le gusta. Pero a mí sí.

Pasadme la verdurita, si queréis.

Voy a introducir primero esto.

Los ajitos. El ajito este.

Voy a sacar este rabo de aquí

y voy a aprovechar el aceite de freírlo,

porque hay saborcito, y lo vamos a introducir en el guiso.

¿Siempre fuiste de buen comer, o de pequeña...?

Bueno, la verdura en general

no me hacía gracia. La verdura la he descubierto más mayorcita.

¿Y el tema del pescado...?

Bueno, el pescadito frito. Me encanta pescar.

Sobre todo me gustaba de más chica. Ah, ¿sí?

Ahora ya... de mayor no.

Me dan pena los peces, y todo.

Con lo de descubrir las verduras

también me he dado cuenta de que para cantar,

para mi profesión, me viene mucho mejor.

Cuando hago una comida pesada, no te imaginas

lo que me cuesta después meterme en el estudio, en casa,

y grabar. Es que no puedo.

Eso es de técnica, porque me lo han dicho.

Me han dicho: "Debes cantar desde la barriga".

Claro. Yo tengo unas abdominales que te mueres.

Y no he ido en mi vida

al gimnasio. Pero es de cantar.

Entonces tengo todo esto supermarcado de cantar.

El diafragma, ¿no? Exactamente.

¿Sujetas el vientre? Exactamente.

Tengo esa costumbre. Hasta al hablar aprieto.

Claro. Ahora porque hace mucho frío.

Si no, te enseñaba mi tableta.

No, pero es verdad que estás ejercitando continuamente

la musculatura. Es el músculo de tu trabajo.

Esto está a puntito. Voy a meterle ya...

Qué buen color. ...esto, tal cual.

¿Vale? Uy, Vicente.

Cómo nos vamos a poner. Lo hemos dejado hecho.

El vinito de Montilla.

A darle un poco. ¡Ole, Sanlúcar!

A ver. Mira cómo huele eso ahora. Un poquito.

Es que este aroma es... Espera.

Esto es una maravilla.

¡Madre mía!

Montaraz. Total.

Durante la cocción, si vemos que nos va a faltar algo de líquido,

estamos atentos y echamos aunque sea agua para que esté siempre

bajo el nivel del agua la carne.

Para que se ablande todo.

Y digo yo, ¿cómo llevas los potajes? Muy bien.

La cuchara me encanta. Me vuelve loca.

Sí, sí. Eso en nuestro país es fundamental.

Yo lo llevo tatuado.

Yo por lo menos, y si me apuras,

tres veces a la semana, como un potaje.

Y la legumbre, muy sana. Tiene mucha proteína,

que puede sustituir a la carne y al pescado.

Es importante alimentarse bien

para todo, ¿eh? Sí.

Sobre todo cuando estamos de gira.

Es que tus giras son muy largas. Son largas.

¿Qué tiempo te tiras de gira?

Depende del disco también, pero un año y medio,

aproximadamente. Qué barbaridad.

Pero es lo que nos gusta a los músicos.

Me lo imagino.

Pero es importante alimentarte. Sí, sí.

Vamos a hacer otra cosa.

Vamos a hacer una mayonesa de rabo de toro.

Y te voy a dar ahora mismo la mayonesa.

La tenemos por aquí. Mayonesa.

Esto ya está. Y esto también.

Estupenda.

Vamos a meter la carne dentro. Estabas deseando...

Un guante. Un guante para que...

Para que no te manches. Qué nivel.

¿Has visto? Estamos hablando

de sanidad... y vamos. Hombre...

Apriétala ahí fuerte. Aprieto.

Eso es. Que ligue la carne cruda de ternera con la de rabo.

Y con toda la salsita y eso.

Terminamos de amasar, le damos forma

y ya vamos a marcar el mollete, la hamburguesa y montamos.

Mientras preparamos el pan de mollete, que lo tenemos aquí.

Mollete, que aparte de estar muy rico y saber muy bien,

también salen por aquí.

Tenemos la mayo, tenemos

la cebolla frita. Pásame el trozo de queso.

El quesito, que está de lujo.

Hamburguesa cordobesa va a quedar. Cordobesa, con todo el arte.

Esto está.

Y esto sería la hamburguesa de rabo de toro.

Madre mía, qué barbaridad.

Un aplauso, ¿no?

¡Hombre! ¡Ole, ole! Por favor. Estamos todos

involucrados en esto. ¡Qué bueno!

Voy a cortarla, para que podamos probarla.

¿Habías comido alguna hamburguesa así?

Qué va.

Y rodeada de linces, menos.

Chinchín. Chinchín.

Merche, un placer. El placer es mío.

Un lujo para nosotros.

Dios mío.

Telita, ¿eh?

Merche, nos vamos de gira los tres. Nos vamos de gira pero ya.

Yo me dedico a comer, tú a cantar

y tú a enseñar bosque.

Qué arte. Gracias. Lo echarías de menos.

Un placer tenerte con nosotros. Un espectáculo conocerte

y cocinar esto contigo.

Un placer de día. Gracias por regalarme este día.

Y mucha suerte. Por ustedes, señores.

Gracias.

  • Córdoba

El señor de los bosques - Córdoba

12 may 2018

Hoy os proponemos un viaje en el tiempo, conoceréis la provincia de Córdoba antes de que el hombre trasformara los encinares en dehesas y los acebuches en olivares. Vaís a conocer un fabuloso bosque mediterráneo el de la sierra de Cardeña y de Montoro, la cantante Merche nos acompañará en el recorrido.

ver más sobre "El señor de los bosques - Córdoba" ver menos sobre "El señor de los bosques - Córdoba"
Programas completos (16)

Los últimos 16 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos