El señor de los bosques La 2

El señor de los bosques

Domingos a las 18.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4978380
Para todos los públicos El señor de los bosques - Austigarmín. Bizkaia - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía del programa)

"Austigarmin es uno de los secretos naturales

mejor guardados de Vizcaya.

Es un rincón a 800 metros de altitud

que cobija un hayedo de ensueño,

pinares frondosos y valles despejados.

En otoño, el verde intenso de los prados y del musgo

se mezcla con los rojos y amarillos de las hojas.

En este paraje único,

Diego Ferrer nos espera con productos de la tierra".

Qué maravilla. Hoy tenemos un queso vasco, un Idiazábal

con toque de ahumado y vamos a preparar

un "risotto" con unas verduritas.

Y si encuentran algo en el bosque, lo incorporaremos también.

"Juan Antonio Simarro escribe música llena de optimismo.

Pianista y compositor comprometido, ha sorprendido a todos

con su 'Sinfonía para un mundo mejor'.

Sus obras están íntimamente ligadas a la naturaleza

y al desarrollo sostenible".

Juan Antonio es un compositor poco convencional

y nuestro paseo de hoy también lo es.

Juanan, tengo entendido que eres muy serrano.

Sí, es que desde pequeño yo iba al pueblo de mis padres

en la sierra de Madrid: Lozoyuela.

Y ahí aprendí a disfrutar de la naturaleza,

que es algo muy importante. Luego, también,

mis comienzos como músico empezaron en Baqueira Beret.

En la estación de esquí,

en pleno Pirineos, tú imagínate.

Para mí era una gozada tocar el piano,

parar y luego irme a componer

paseando por la nieve.

Tienes un programa en La 2, estás componiendo sinfonías,

un montón de proyectos... ¿Para ir al pueblo tienes tiempo?

Me falta tiempo, pero lo quiero sacar como sea,

porque es muy bueno para relajarme, para coger aire puro como este.

Y quiero llevar también a mis hijos allí a pasear.

Vamos a hacer una cosa. Yo te invito a que pasemos el día por el monte.

Tú me enseñas tu...

Algo de tu arte. Aprendemos juntos.

Juntos, venga. Genial.

Ahí se abre la puerta. A disfrutar del día.

Con lo cual, nos metemos en la gran casa, ¿te parece?

Sí. Pues vamos para adentro.

¿Has visto estas rocas y todas las formaciones calizas?

Parece una escultura, es alucinante. Sí.

Esto en un museo sería precioso. Y, luego, los musgos

revistiéndolas, ¿has visto? Están protegiendo...

Es muy interesante toda esta zona.

Una setita.

Yo no sé cómo las encuentras, de verdad.

Porque es una zona húmeda. Quiero decir, aquí ya echas

la vista por defecto. ¡Qué bueno!

Mira esta.

Parece una seta del género "Mycena".

Voy a sacarla despacito para identificarla.

Pues no es una "Mycena", fíjate.

El pie tendría que tener aquí

una especie de raíz.

Y esta seta,

que es típica de hayedos, se llama "Xerula radicata".

Tiene una especie de rizoma en la parte final del pie

que se une con el sustrato. Y es casi exclusiva de hayedos.

Y el sombrero tócalo. ¿Qué textura tiene?

Suavecito, ¿eh?

Es un poco viscoso. Sí.

Tiene una textura como húmeda y unas pequeñas estrías por aquí

que son características del género.

Y, aparte, esta parte de arriba se llama "mamelón",

la parte de... ¿Melón?

Mamelón. Mamelón.

O "pezón" también lo llaman.

Y de color, ¿qué color dirías que tiene? Así un...

Marroncito. Beis, ¿no?

Sí, beis. Un poco higrófano,

transparente por humedad. Significa que lo miras

y parece que puede penetrar la luz. Me parece una medusa.

Desde aquí, que estoy viendo.

(RÍE) Seta medusa.

(RÍE) Y mi pregunta práctica, ¿esto es comestible o no?

Comestible sería,

porque no es tóxica. Ah.

Pero no tiene valor culinario. Entonces, no es venenosa,

pero hay muchas setas, la mayoría...

La mayoría de las setas son no comestibles.

Cuando busquemos setas y haya poca humedad en el terreno,

vamos a ir buscando por zonas con musgos, con aporte vegetal,

en umbría o con algún tipo de aporte de agua.

¿Seguimos por el hayedo dando una vuelta?

Sí, claro. Esto es precioso.

Para recrearnos aquí. Seguimos.

Perfecto.

"Seta con sombrero blanquecino y pie largo de hasta 30 centímetros.

Sus láminas son gruesas y espaciadas.

De color blanco o rosado.

Tiene un característico olor suave y sabor amargo".

Fíjate en las hayas, qué impresionantes.

Cómo está todo esto de materia orgánica

de las hojas de las hayas, ¿eh?

Salen casi en las piedras, ¿has visto?

Esto es precioso.

Es como una alfombrita.

Fíjate, ¿eh?

¿Has visto?

Qué chulo. Esto es como las de casa, ¿no?

¿O no? No sé. ¿Las que compras en el mercado?

Son primas hermanas de las que compras en el mercado.

El "Pleurotus pulmonarius",

que es esta seta que sale aquí, es la prima hermana

del "Pleurotus ostreatus",

la seta de ostra que se vende en los mercados.

Vamos a sacar una para que la veas bien.

¿Sacamos esta, que está más visible? Parece que tenga un bocado.

¿Esto puede ser un bocado de algo? De un limaco, de una babosa.

Mira, tiene un pie muy cortito.

El sombrero es muy clarito, café con leche claro.

Blanco, incluso, al principio. Blanquecino. El olor...

En este caso es que es aromática.

Tiene un olor así muy afrutado, muy agradable.

Y sale también de forma fasciculada,

en racimos. Fasciculada es que sale como si fuesen racimos.

Una encima de otra, ¿ves?

Y forman al final unos setales bestiales.

Esta seta descompone la materia orgánica muerta.

En este caso, este haya que está caída, la está descomponiendo.

¿Qué te sugiere? Mira las láminas.

¿Hacen algo raro con respecto al pie?

Van todas hacia aquí, hacia el centro.

Bajan por el pie.

Sí, bajan. En vez de quedarse aquí, hace así

y baja casi hasta el final.

Se llama "láminas decurrentes", porque decurren, bajan por el pie.

¿Un bocado?

Ya se lo ha pegado la babosa.

Pues esa la dejamos. Si quieres, guardamos esa como un ejemplo

y nos la llevamos. Vale.

Y dejamos al setal que haga su función, ¿te parece?

Oye, ahora que hablamos de la cesta,

¿por qué siempre que veo a la gente que va recogiendo setas,

vais con una cesta? Eso es una buena práctica.

Las buenas prácticas en el campo o en la naturaleza,

como en otros ámbitos de la vida,

son importantes. Aquí, si tú quieres que la masa esporal,

que está aquí, en la parte de las laminillas de la seta,

se vaya dispersando

y sigan saliendo setas, las llevamos en una especie de utensilio,

que es la cesta, que tiene rejilla.

Claro. Y va soltando las esporas.

Y dos, ya incluso por egoísmo a nivel de consumo,

es mucho más fresco llevar aquí una seta.

Llega en mejor estado que en una bolsa de plástico.

Sí, y, además, así parece Caperucita, ¿no?

Sí, es incluso... Tiene una estética también.

Muy bien, pues seguimos si quieres. Vale.

¿La llevo yo? ¿La llevas un rato?

Me hace ilusión. Vamos.

"Seta de pie corto con sombrero semicircular

de color blanquecino o pardo.

Tiene un olor a hongo afrutado y un sabor suave.

Tanto la carne como las láminas son de color blanco".

(Ukelele)

Muy bonito, Juanan. ¿Es tuyo? Sí, es "Divertimento para ukelele".

Pues es muy bonito, es una pasada.

Me he traído el ukelele porque el piano no podía.

O sea, que te inspira la naturaleza.

Sí, es que la música está en todas partes.

¿Y tu música enlaza con el tema de la naturaleza de alguna manera?

Sí, es que yo pienso, lo que comentaba,

que la música está en todas partes. Y, entonces, paseando por la playa

se me ocurrieron melodías

y, de hecho, a partir de ahí compuse "Cádiz".

O, luego, paseando por el campo, imaginándome qué es lo que pasa

con esto, todo tan bonito que es,

qué pasaría si seguimos sin cuidarlo, sin cuidar del medio ambiente.

Se me ocurrió un movimiento de la "Sinfonía por un mundo mejor"

que se llama "Desarrollo sostenible".

Juanan, ¿qué te inspira esto? Así, un sitio tranquilo.

Es que este sitio es precioso, es un ambiente relajado.

Con el ukelele lo bueno es que se puede mezclar algo relajado

con un toque optimista, lo de "Pon un ukelele en tu vida".

Pues venga, vamos a ello. Improvisamos unos acordes.

Muy bien, muy bonito. Lo bueno es que puedes ir caminando

y tocando el ukelele a la vez.

Oye...

Pero suavecito para no molestar a los animales, eso sí.

¿Vamos por el laberinto este?

Formado por las rocas. Pero ¿me guías tú?

Si te fías de mí... A ver dónde salimos luego.

Te pasas una cosa curiosa que acabo de ver aquí.

Mira. Dime.

Esta es una planta que sale en zonas rocosas.

Se llama "Alchemilla catalaunica".

Tiene unas hojitas arriba

y abajo tiene otras hojas que ya en la base son en forma de roseta.

¿Ves que tiene un tallo pequeño ahora?

Sí. Puede tener un tallo

de hasta 30 centímetros, pero ahora está menos desarrollada.

Es curiosa, porque sale en zonas húmedas,

en zonas de suelos calizos.

Tú, esta, ¿considerarías que es una planta común?

¿La verías en cualquier lado? Sí. Al principio no me he fijado.

Pensaba que estaba en todas partes.

Pues es una planta que está repartida

exclusivamente por todo el norte de España.

¿Ah, sí?

De la parte cantábrica hasta los Pirineos.

No os dejéis engañar por las apariencias,

porque lo que nos parece algo común, muchas veces es excepcional.

En el caso de esta planta,

tenemos un ejemplo.

¿Qué hacemos? Seguimos.

Venga, ¿vamos por el laberinto? Sí.

Si no nos perdemos.

"Planta que forma tapices con hojas en forma de roseta.

Su tallo alcanza los 30 centímetros de largo.

El género 'Alchemilla' tiene una gran variedad de especies

en la península ibérica.

Una seña de identidad de estos pastos de altura

son los pastores como Luis,

que elabora un queso a la manera tradicional en su choza.

Aquí las llaman 'txabola'".

-Hola, Luis. ¿Esto qué es? -¿Esto?

Esto es para hacer queso.

Lo que estoy cortando es para hacer queso.

Y levanto aquí.

Y esta forma de hacer queso, ¿quién se la enseñó?

Los viejos, los padres. Los padres, ¿no?

Fueron los padres. Mira, esto es.

-¿Esto lo ha aprendido de generación en generación?

-Sí. Muy bien.

¿Y usted se lo ha enseñado a otra gente?

-No, no quiere nadie.

-¿No lo han aprendido? -Este oficio no lo quiere nadie.

¿No? No, esto está terminando.

La leche, ¿de qué es?

Leche de oveja. ¿De oveja?

¿Son suyas las ovejas? Sí.

-Todo natural, proceso natural... -Todo natural.

Queso natural aquí.

Este queso tiene que estar hasta mañana en el molde, aquí.

-¿Nota la diferencia de cómo hacían los quesos antes a ahora?

-Antes se hacían a mano todos los quesos.

Y cada semana se vendían. Bajabas a la plaza Orozco

y todos se llevaban, pero ahora no.

Ahora hay mucho queso de prensa.

Esto de mano no se hace. Poca cosa.

Tiene mucho trabajo.

¿Y no hay nadie más que se dedique a hacer...? ¿Nadie?

Nadie. En Gorbea, el único yo y otro.

-¿Otro cacho? -No, con este para los dos nos vale.

Muchísimas gracias. Muchas gracias, Luis.

De nada.

Muy rico, ¿eh?

¿Está bien o no? Está muy bueno.

Juanan, tu música

está catalogada o conceptuada como "música positiva".

Sí.

¿Y eso? Me hace gracia.

Pues porque yo creo que va con mi espíritu.

Siempre, incluso en los momentos más difíciles,

se puede sacar algo bueno.

Entonces, incluso en algún momento en el que he tenido que mostrar

una parte...

complicada, he dicho: "Al final todo sale bien".

¿Crees que el mundo se puede cambiar con la música?

Tampoco hay que cambiarlo, hay cosas muy chulas.

Bueno, lo peor. Se puede mejorar. Se puede mejorar.

Eso es. La idea es eso,

que gracias a la música...

La música tiene muchísimos valores: trabajo en equipo,

se puede aprender matemáticas, lengua, comunicación

entre personas... Desde luego, sí puede motivar.

Tú escuchas una música positiva y te dan ganas de abrazar a la gente.

¿Tu "Sinfonía para un mundo mejor" es la gran obra que refleja esto?

Es una obra que tiene mucho de mí mismo,

porque tiene cuatro movimientos

en el que cada movimiento expresa eso, "Desarrollo sostenible",

"Obertura por los derechos humanos",

"Homenaje" a toda esa gente que ha sufrido en el mundo

y el último movimiento es "Un mundo mejor".

"Aprovechando la frondosidad de estos bosques

proliferaron industrias como la de la teja.

Félix Mugurutza conoció a los últimos fabricantes

de tejas de Austigarmin, que, curiosamente, no eran vascos,

sino asturianos".

¿Qué hace aquí un horno de cocer tejas?

-La montaña y el bosque

ofrecen algunos parajes que son aptos para cada cosa.

Así como la parte superior se utiliza para pastoreo,

la parte más profunda, la más húmeda, la que no sirve para la ganadería,

sí contiene arcillas que nos posibilita

que se hagan las tejas, algo muy necesario

para las construcciones que se hagan.

¿Quién lo desarrollaba, la gente de aquí de la zona?

No, esa es una cosa bastante curiosa.

La gente local, en la cultura vasca, tenía mucha repulsión a trabajar

con el barro, porque se tenía como algo indigno.

Para ello, durante diferentes épocas vienen de Francia tejeros

o en los últimos siglos, de cuando es este, de mitad del XVIII,

vienen de Asturias, más concretamente del municipio de Llanes.

Son temporeros en cualquier caso. Vienen desde mayo

hasta octubre, más o menos.

Son los únicos temporeros que hay que pagar al momento.

O sea, no se puede pagar a cuenta o a rédito.

De ahí viene la expresión "pagar a tocateja".

-Era un trabajo duro. -El que nadie quería hacer.

De hecho, si queréis os cuento cómo va esto. Desde Llanes,

ahí está el contratista que coge las ofertas de los ayuntamientos

para hacer las tejas. Y el contratista no viene,

manda aquí a la gente más desdichada, a los que más necesidad tienen.

Y empiezan a hacer trampas, un pequeño fraude

y venden más tejas de las que deben y demás.

Entonces, para ello, generan un lenguaje especial,

que se llama "xíriga".

Y tiene todos los números cogidos del euskera,

lo que es la semana, lo que es el día...

A su manera cogido, palabras del euskera

para cuando iban y hablaban entre ellos los tejeros,

no se enterase ni el patrón ni la gente del pueblo ni nadie.

Que no pudiesen enterarse y, así,

tener un pequeño beneficio para tener algo más que la miseria.

Es una cosa que me parece impresionante.

Que haya gente de Asturias

hablando palabras del euskera

y ese intercambio que ha habido entre los dos pueblos

gracias a este bosque, a mí me parece, personalmente,

una historia muy bonita y una preciosidad.

¿Has visto esta zona?

El entorno es una pasada.

En el bosque hay desde sauces, alisos, hay pinos por aquí cerca...

Veo que sabes todos los nombres de los árboles como para aprender

el ambiente, ¿no? El tipo de hábitat es interesante.

Mira, esto sí que es interesante también, ¿eh?

¿Has visto qué pedazo de setas? ¿Cuál es? ¿Cómo se llama?

Tienen toda la pinta de ser los "boletus".

Ah, el famoso "boletus" con el que todo el mundo está cocinando

y se ha puesto de moda. El famoso "Boletus edulis".

Voy a sacar este. Le cortamos el pie siempre un poquito abajo,

porque el pie se aprovecha.

Lo que hay que dejar siempre es una parte

donde está el hueco, que no se estropee mucho.

Vale, ahí.

Para que no se estropee la parte interna de la seta.

Mira, efectivamente. Como ves,

tiene una zona porosa y tiene una parte aquí

que tiene una especie de redecilla que se llama "retículo".

Como han estado muy tapados y hay mucha humedad,

no han cogido el color que tienen que coger, un color beis.

Y la carne es maciza. Míralo, tócalo.

Es un excelente comestible que vamos a aprovechar

para que Diego lo pueda incorporar al plato de hoy.

Entonces, estos "boletus" vamos a llevarlos a la cocina.

Y me llama la atención, ¿no tiene raíz?

No tiene raíz, esto va unido al sustrato.

La base del pie va unida al sustrato

y del sustrato va unida al micelio, la parte interna de la seta.

Es como si fuese un peral y esto son peras.

La parte interna es una estructura

formada por unas células que se llaman "hifas"

que se van extendiendo y se van asociando,

en este caso, a los árboles.

Qué curioso, nos vamos a comer una pera con forma de seta.

Una pera de buen tamaño.

Vamos a echarlos aquí.

Y seguimos para allá. Venga.

En marcha. Vamos.

"Seta de gran talla y peso.

Su sombrero puede alcanzar 30 centímetros de diámetro,

de color marrón avellana.

Es de carne blanquecina,

y su sabor es muy apreciado por los amantes de las setas.

El paseo con Juan Antonio ha estado lleno de pequeñas joyas.

Por supuesto, su música,

y también plantas y setas como el 'boletus',

la 'Xerula radicata'

y la seta de ostra.

Ahora toca disfrutar de otra joya,

la receta de mi amigo Diego Ferrer".

¿Qué tal, cómo ha ido? Muy bien.

Muy divertido. ¿Sí?

A mí me ha encantado ir por el bosque

encontrando setas con un experto como él.

Ha estado muy bien.

Y tenemos banda sonora. El viento está...

Sí. Afinando.

Me voy a quitar la gorra, que empezamos.

Te la guardo aquí. Un sitio de cuento.

¡Qué bueno! ¿Qué habéis conseguido por el bosque?

Te voy a enseñar unas cosas que te van a valer.

¿Qué vas a hacer? Un "risotto" con Idiazábal.

Dame una alegría, Vicente. Yo creo que vas a quererlo.

¡Olé! ¡Olé!

Con Vicente, la expectativa siempre se cumple.

Yo no las habría visto. Bueno, estas sí, porque eran grandes.

Si la vamos limpiando y la hacemos en trocitos,

vamos a hacer un "risotto" estupendo.

Bueno, Juanan, ¿te gusta la cocina?

Sí, no se me da bien, pero bueno.

¿Cómo que no se te da bien? Le dedico poco tiempo.

Estoy todo el día componiendo y tengo que aprender esto.

Hoy vas a hacer un... Enséñame.

Un "risotto" estupendo. Sí, sí.

Mientras él va limpiando la seta,

si quieres, vamos a preparar las verduras para hacer

la base del "risotto".

Vamos a pelar esta zanahoria.

Yo voy a ir cortando arbolitos pequeños del brócoli.

Los vamos a escaldar y luego los coceremos

y los enfriaremos y ya vamos con el sofrito y todo lo demás.

Adelantamos. ¿Pelas esto? De pinche de cocina.

Y yo voy a ir quitando aquí arbolitos rápidamente al brócoli.

Afilando la zanahoria, ¿no?

Juanan, ¿y a ti quién te sedujo con el tema de la música?

Yo recuerdo ser pequeño y estar con unas almohadas

que me ponía así, haciendo que era teclista, tipo Nacho Cano.

En serio.

Un loco. Y me acuerdo...

En mi familia, mi padre canta muy bien.

Mi abuela y mi madre cantaban en un coro

del pueblo. Y yo siempre les decía que quería ser músico y decían:

"Bueno, pues venga. Sigue adelante".

Voy a ir echando el brócoli, que lo tengo ya listo.

Y ahora, cuando tengas la zanahoria, la vamos a meter también.

Es una cocción muy corta, ¿vale? Es un punto al dente de verdura.

Tenemos preparado un agua y hielo que tiene ahí Vicente

para cuando esté ya cocido,

sacarlo, refrescarlo para cortar la cocción y fijar el color.

¿Qué te gusta más, componer

o dirigir e interpretar? ¿Qué es lo que más te...?

Componiendo es con lo que más me siento...

Vamos, en la gloria. Es un momento en el que no sé,

ni yo sé lo que va a pasar. Me pongo, muchas veces compongo

cuando me cae la mano en el piano

y, a partir de ahí, empiezo a improvisar.

Y esa improvisación se fija, claro.

Tenemos esto ya en marcha y vamos a sacar el brócoli.

Vicente, pásame si puedes el agua con hielo, por favor.

Y es lo que te decía antes, vamos a cortar la cocción de la verdura,

en este caso, brócoli, y ahora meteremos la zanahoria.

Nos tienes que contar la sensación tan brutal

que tiene que ser, imagino, cuando...

algo que has compuesto es interpretado

por toda una orquesta. Tiene que ser algo...

Eso es muy difícil de explicar.

Sí, ¿no? Me lo puedo imaginar.

Cuando he visto una orquesta sinfónica en el Auditorio Nacional,

una orquesta con un coro de 200 niños

y pienso: "Madre mía la que he liado

a partir de una notita que se me ocurrió

haciendo así con...".

(RÍE) Eso, con una cazuela.

El chacolí, un vino blanco superrico.

Que reduzca y que se quede impregnado

el aroma y luego ya meteremos el arroz.

Diego, y este nombre de "arroz arborio", ¿de dónde viene?

Es un tipo de arroz que se hace en Italia

del que viene el famoso "risotto".

Hay "carnaroli" y "arborio".

Son dos gamas de arroces

como el arroz redondo, con mucho almidón.

Y esto hace que tenga esa textura.

Vamos a echarle tres partes de caldo por una de arroz.

Es importante rehogar el arroz

después del sofrito y del chacolí que hemos echado

para que el grano se quede un poco más duro,

que suelte poco a poco el almidón en el resto de la cocción.

Veo que echáis un montón de ingredientes, esto es como...

Los instrumentos de una orquesta sinfónica.

Un equilibrio loco. Sí, es un equilibrio.

Si tienes eso ya cortado, Vicente, pásame el "boletus".

¿Corto todo? Córtate un trocito así, más o menos.

Estupendo, gracias.

El resto nos lo comemos. Estaba pensando lo mismo.

Lo podemos probar en el formato que más os guste.

Toma. Es importante.

Muy buena idea. Siempre es importante.

Es necesario saber cómo suena, en este caso.

Vamos a brindar con el trozo de queso.

Y ahora cortamos. Está delicioso.

Está atemperado, está perfecto, está muy rico.

Perfecto. Vicente, por tu queso.

Y hecho a mano. Hecho a mano.

Mirad la textura que tiene ya este arrocito.

Esto es lo que conseguimos con esta cocción.

Eso es el "risotto". Exactamente, el "risotto".

El arroz ya está.

Además, es curioso, pero según va acabando la cocción,

es un plato que tienes que comerlo y servirlo al instante,

porque si lo dejas que se vaya enfriando,

se va quedando como un cemento.

Hay que comerlo muy caliente y recién hecho.

Vamos a meterle ahora con un poco de este rallador

el queso Idiazábal.

¿Tu banda sonora favorita cuál es?

Es que hay muchísimas, no se puede elegir una sola.

Tus 100 bandas sonoras. Voy a decir las 100 en un momento.

Venga. No, por ejemplo, "Forrest Gump".

Como película y como banda sonora que integra,

que eso es...

Se me acaba de ocurrir esta, ¿no? Es preciosa.

¿Y tu banda sonora española favorita?

Pues también hay muchas, porque tengo muchos amigos compositores.

Creo que es muy bonito ver cómo estamos creciendo todos.

Se me ocurre, por ejemplo, ahora una que ha compuesto Iván Palomares.

Sí. Se llama "Bajo las estrellas"

y es muy bonita, se la recomiendo a todo el mundo.

Pero también hay muchas otras.

Vamos a sacar ya el "risotto", ya lo tenemos.

Fijaos en la textura cremosa que tiene el arroz.

También el emplatado. Eso es tan importante.

La estética, ¿verdad? La puesta en escena final.

Es como una presentación. Claro.

Se abre el telón. Claro.

Es importante. Un concierto no es solo la música que se compone.

Es también cómo se pone en escena.

Con esto lo tenemos ya a puntito y vamos a rematarlo.

Vamos a armarnos de tenedores para poder probar esto.

Sí. Esto está listo así.

Y un pelín más de este quesazo. Tremendo.

A ver qué te parece esta...

Va a salir una composición...

Aquí ha sido hoy...

Maestro. Adelante.

Dirija. Qué honor.

Cuidado, no te vayas a quemar.

El típico momento en el que sale que me quemo.

¿Rico?

Vamos a ver, coge si quieres. Tienes aquí seta.

Y triguero. Coge varias.

Con esto voy a componer algo... Lo que no sé es cómo lo voy a llamar.

Juan Antonio, ha sido un honor tenerte aquí, conocerte.

Y espero ir a tu concierto. No me lo pierdo.

Por supuesto, y tú tampoco. Un placer.

Espero que hayas disfrutado.

Oye, ya de paso, la composición

se podría titular "El señor de los bosques".

Por supuesto. Ya pensaremos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Austigarmín. Bizkaia

El señor de los bosques - Austigarmín. Bizkaia

10 feb 2019

Juan Antonio Simarro es un músico y compositor cuya obra está muy ligada a la naturaleza. Vicente Sevilla le lleva a conocer Austigarmín, uno de los secretos mejor guardados de Bizkaia. En este hayedo místico encuentran Boletus edulis, unaXerula radicata, la seta de ostra, y la Alchemila cataláunica. También conocen a un pastor que hace queso en las campas más altas, y cómo este bosque está unido a Asturias a través de los antiguos peones que fabricaban tejas. Un viaje que acaba con el risotto de queso Idiazábal con verduras y setas que prepara en cocina Diego Ferrer.

ver más sobre "El señor de los bosques - Austigarmín. Bizkaia " ver menos sobre "El señor de los bosques - Austigarmín. Bizkaia "
Programas completos (38)

Los últimos 38 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios