www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3344757
No recomendado para menores de 12 años El mundo de Carlos V - Capítulo 9 - ver ahora
Transcripción completa

Entre estos dos reyes hubo amor, amor verdadero.

-Esta es de las pocas historias, dicen,

que fue amor a primera vista.

Ese flechazo que tuvo con esa mujer

fue lo mejor que le pasó en la vida.

Sí, sí. Debió de enamorarse como un niño.

Fue Isabel.

-"In nomine patris et fili et espiritu sancti".

Eran personajes que se respetaban mucho y que se admiraban.

Amén.

Amén.

(Música cabecera)

El matrimonio de Carlos e Isabel

llamó la atención de todos los cronistas.

-Este es un texto del embajador de Margarita de Austria.

"Yo estuve presente en la primera vez que el emperador se acercó a Isabel

y nunca había visto dos recién casados más contentos

el uno con el otro que ellos,

que parecía como si se hubieran criado juntos".

-No dejéis de ser el hombre que sois.

Os lo ruego.

-Vamos a ver el enamoramiento de Carlos

y de Isabel el uno por el otro.

Para mí esto es lo más importante del capítulo y de la historia.

Era una cosa que me apetecía mucho, uno de los elementos

que más me tiraba de la historia desde un principio.

Menos me cuesta resolver una guerra

que saber qué deciros sin temor a equivocarme.

El reto para mí era presentar a un Carlos enamorado.

Os juro que siempre os amaré.

Que fuera creíble, que se había enamorado de Isabel.

Que Isabel se había enamorado de él, pero Isabel, digamos,

que venía un poco predispuesta a enamorarse de Carlos.

-Sabéis que solo imagino mi vida a vuestro lado.

En esa época o tenías el golpe de suerte de tu vida

y esa persona de repente te gustaba

y hasta te enamorabas y estabas feliz y bien

o todo lo contrario.

Y solía ser todo lo contrario.

¿Es tal la felicidad que me espera junto a vos...

o es tan solo un espejismo?

-Es que no se concebía casarse por amor.

El matrimonio era una empresa,

un proyecto político.

Me pregunto lo mismo cada momento.

Creo que fue la gran ilusión de su vida

ese matrimonio, esa mujer.

Fue un pacto entre dos países, pero nosotros hemos contado

que desde el primer momento

entre ellos se produjo un despertar del amor.

-Eso es lo que hace tan especial el matrimonio de Carlos.

-La tan ansiada boda entre Isabel y Carlos

se produce en Sevilla en este capítulo.

-¡Viva la reina! -¡Viva!

-Como corresponde, a la que va a ser reina

la recibe la ciudad de Sevilla.

A la gente le apetecía realmente conocer a la reina, por supuesto,

y no se escatimó en nada y se echó la casa por la ventana.

-Secuencias tan multitudinarias

se ven y se agradecen.

Porque da la sensación de que es una superproducción.

-¡Acción!

-A nivel de producción no deja de ser un rodaje con gran envergadura,

porque tienes que desplazar caballos, caballistas,

especialistas, la grúa.

Claro, es mucho.

-La boda de Isabel y Carlos fue una boda real

como era en la época.

Una boda bastante precipitada.

No hay solución de continuidad.

Carlos e Isabel se encuentran y van directamente al matrimonio.

-Han llegado noticias desde Flandes.

Vuestra hermana Isabel ha fallecido.

Se casan de una manera muy atropellada en Sevilla,

puesto que tienen que guardar luto por la hermana de Carlos.

Los fastos de una boda imperial son incompatibles con el duelo.

-Entonces hay muchos historiadores

que atribuyen esa celeridad y esa premura a evitar el luto

por la muerte de Isabel.

Y ahora he de posponer nuestro enlace.

¿Cómo evitar que mi prometida se arrepienta de serlo?

Carlos tiene ahí un momento impulsivo

y decide tomarle la delantera a la noticia

y casarse ese mismo día.

Guardaré la noticia de la muerte de mi hermana por unas horas.

Las que basten para desposarnos.

Sea.

Una boda muy austera

que se hizo en los Alcázares de Sevilla

y él se quedó con la espinita

de que no le dio a Isabel lo que se merecía y la boda deseada.

Y Borja asiste a este momento.

No asiste toda la corte, asisten unos pocos.

Y yo tenía esa sensación como personaje de privilegio

de estar viviendo este instante.

-El día de la boda no se sabe cómo iban vestidos,

no se cuenta cómo iban vestidos.

¿Qué se hizo en la serie?

Apostar por la imagen más icónica de Isabel.

-En la obra de Tiziano

es donde hemos querido

ser lo más fiel.

-Cuando Pepe Reyes y yo estábamos hablando un día

de cómo vestir a Isabel, cuándo ponerle el traje de Tiziano,

y llegamos a la conclusión de que si Carlos había encargado

el cuadro a Tiziano, ¿cómo se lo encargaría?

Pues recordándola con el vestido que más le impresionara

y se casa de rojo.

-Es emocionante.

Esos momentos los vive con mucha vidilla.

Porque además es como "se están casando los protagonistas".

-Y ver cómo esas emociones están ahí muy de verdad y muy a flor de piel.

Eso me parece uno de los elementos distintivos del capítulo.

Y la química entre ellos que es brutal.

-Era un hecho sagrado la consumación del matrimonio.

El acceso al cuerpo de la reina tenía un toque casi divino.

-Isabel prueba un vestido y otro y un perfume

y él también está en esto que es la expectativa del encuentro.

-Majestad.

-El camarero acompañaba al rey

hasta la misma puerta de la cámara de la reina,

donde estaba su primera dama de compañía, su camarera mayor.

Estaba esperando que entrase el rey y ella esperaba dentro de la cama.

-Quedó muy bonita esa alcoba,

el dosel que llevaba, esa cúpula que tenía la cama.

Es que era la noche de bodas.

-La química entre actores...

Es que es química, es alquimia.

Es una cosa intangible, es un misterio.

Hay un grado de cosa mágica que sucede

cuando de repente empiezas a jugar las escenas.

-Con la música y la coreografía está contado todo.

Es casi como un ballet en muchas escenas este capítulo.

La música tiene también como este cliché

de lo que va, que va, y finalmente...

Tienen este encuentro donde se ríen.

Es como muy tierno.

Las desnudeces y esas cosas las habría evidentemente,

pero se dejaban para cuando había amor.

En caso de Carlos e Isabel, pues sí.

Y se enamoraron.

Y fue un matrimonio de los pocos

en los que hubo amor en la historia de los reyes.

Y se muestra toda esa pasión

y ese amor de todo el principio de la relación de Carlos e Isabel.

-Luego los cronistas al día siguiente decían:

"Su majestad se ha levantado a las 11 de la mañana,

se ha pasado toda la noche con nuestra señora".

-Después de la boda deciden retirarse a un lugar más acogedor y tranquilo

como es la Alhambra, donde disfrutan de una larga luna de miel.

La llegada a la Alhambra

fue el primer paso de una gran historia de amor.

La escena arranca con una frase de Carlos que dice...

Benditos nuestros abuelos que ganaron para España este milagro.

Los dos con cara de embobados,

de "¿dónde estamos?, ¿qué es esto?, esto es un sueño".

Es como un sueño.

-Cómo no le va a impactar al jovenzuelo borgoñón

la primera vez que ve arte musulmán

en uno de sus dominios, claro que sí.

Estamos en un lugar que tiene mucha carga histórica

y me parece muy especial.

Esta mañana a las 6:30

cuando hemos llegado al Patio de los Leones,

ver la cara que se les queda a los actores.

Además poder estar solos,

porque durante el amanecer hemos estado solos

en el Patio de los Leones, en trozos del palacio...

Ha sido una gozada.

-Se te viene mucha historia encima.

Y es bonito, es un lujo.

Yo te juro que casi me pongo a llorar.

Es muy complicado,

porque yo creo que es el sitio más visitado de España.

-Enseguida aparecen los turistas

y los inevitables turistas japoneses también con sus cámaras,

o sea que a veces la realidad supera a la ficción.

-Ninguna serie histórica puede estar rodando en la Alhambra.

Tenemos la suerte de estar rodándola nosotros.

Estar aquí solos es alucinante.

Intentar no mirar mucho a la Alhambra, intentar no verla

hasta el momento de la acción lo he conseguido

y a ver si se ha recogido el impacto que me ha producido

ver esta maravilla del mundo.

Nos quedaremos cuanto podamos.

Llegan a Granada de luna de miel.

Una luna de miel en unos reyes es hasta extraño.

Tan solo quería devolveros la belleza

que vos me dais cuando os miro.

Es muy significativo simbólicamente aquel viaje

por aquella Andalucía que acababa de dejar de ser musulmana,

que se había sublevado contra Cisneros

en la cual quedaron para siempre.

-Es una etapa muy dulce para los dos.

Cuentan que Carlos este año lo vivió de relax absoluto.

-Pero en Valladolid nos aguardan asuntos.

Dejad de censurarme, señor duque.

Disfrutemos ahora que son pocos los conflictos.

"No ha tenido tiempo el emperador después de casarse

para negociar ningunos otros asuntos".

Y el que quiera entender que entienda.

Se levantaba tarde, se levantaba a las 11 de la mañana.

Los consejeros no entendían qué pasaba con él.

Estaba como disperso.

Estaba enamorado.

He traído de Persia unas flores aquí nunca vistas.

Se han plantado en vuestro honor y pronto crecerán.

Es un objeto tan exótico mandado desde Persia.

Es que a los persas les venía muy bien una alianza con el emperador

para hacer una pinza contra los turcos.

Era una necesidad diplomática.

¿Y cómo se firman los pactos diplomáticos?

Entre otras cosas, con grandes regalos diplomáticos.

-La flor persa.

-Y son los claveles uno de los regalos

que se aportan en estas bodas.

-Es extraña.

Y muy hermosa.

-Carlos V mandó plantar claveles por toda la Alhambra

como recuerdo de aquella boda y por la fascinación que le causó

aquella extrañísima y odorífera flor.

Estuvo muy feliz aquí.

De hecho, incluso se planteó establecer su sede,

aunque luego no fue así, pero mandó construir un palacio.

Y ahí Isabel se quedó embarazada de Felipe.

Por lo que para él Granada

fue una bocanada de aire fresco y de ilusión.

Creo que necesito descansar un poco.

Es que... ¿Qué os ocurre?

Isabel.

Isabel. Avisad a Galeno.

¡Deprisa!

Isabel se queda embarazada de Carlos...

Se casó en primavera, se casó en marzo

y en julio estaba embarazada.

Se ve que hicieron bien los deberes.

-Seremos padres.

-Se engendró un fruto en las entrañas de la emperatriz.

Este sería ni más ni menos que Felipe II.

Hacéis tanto por mí.

Decid.

¿Qué puedo hacer yo por vos?

En este capítulo descubre la parte hermosa de la vida,

pero también está invadido por los problemas,

como que apenas le da tiempo a disfrutarlo.

-Francisco tal cual pasó los Pirineos

ya dijo que el tratado este se lo pasaba por le arco del triunfo

y nunca mejor dicho.

¿Creíais que por lograr mi libertad vendería a Francia?

-Pero literalmente pasar la frontera,

levanta los brazos y dice: "¡Soy libre, soy libre!"

El tratado de Madrid es papel mojado.

-Nobles de Francia.

El tratado que firmé en Madrid queda impugnado.

-Es un poco tramposillo.

Carlos en ese sentido era mucho más estricto.

Era un hombre de palabra.

Mi hijo no lo es.

-Si de nada vale el tratado, el conflicto ha de seguir abierto.

-Italia ha de librarse de las tropas imperiales que la tienen cercada.

-Hay una secuencia en la que vemos reunida a la Liga de Cognac,

que era Francia, Inglaterra y El Vaticano.

-Mis soldados con los vuestros lo lograrán.

-Podríamos decir que es como una especie de eje del mal de la época.

-Pero es que en muchas ocasiones lo que se estaban planteando

aquellos papas o aquellos reyes era esencialmente

que no aumentara su poder terrenal Carlos V.

Esto les llevaba a cometer estas felonías.

-Contamos con Roma y ellos con Venecia y Florencia.

-Una alianza fuerte, pero no invencible.

-¿Cuál lo es?

-Quizá la que cuente con el respaldo de un imperio.

-Solimán no deja de ofrecernos su auxilio.

Que en esa época un rey cristiano se aliase con un rey musulmán,

enemigo de la cristiandad, para ir en contra de otro rey cristiano,

pues eso, moralmente, pues...

es de una moral distraída.

-¿Os habéis vuelto loco?

¿Con el turco me voy a aliar?

Como diciendo que eso lo último, me voy a aliar con el demonio.

¿Qué quieren a cambio esos infieles?

-Lucrarse en comercios con Francia.

Nada que os ensucie.

Estoy diciendo que venda su alma al diablo en esa secuencia.

Y lo hace y al final se lo piensa y se hace...

Yo también me santiguo, por supuesto, claro, cómo no.

Pero se va a aliar con el enemigo de la cristiandad.

-El papa nos señala por la caída de Budapest.

Intuye lo cierto.

-Pero no puede demostrarlo.

-El turco ha salido de su zona natural, que es oriente,

para empezar a entrar dentro de Europa.

-Su alteza real, doña María de Hungría.

-En este avance tiene lugar la batalla de Mohács,

que fue un acontecimiento terrible para la cristiandad,

porque en ella murió Luis II Jagellón,

que era el rey de Hungría que estaba casado con María de Hungría.

-Sentimos tanto la muerte de vuestro esposo.

A Dios gracias que vos escapasteis de los turcos.

-Que después de quedar viuda se retiró a Flandes.

-Daría mi vida por liberar a Hungría del infiel que la ocupa.

-Pierde a su marido.

Y vuelve sola, sin dinero,

desde Viena hasta Flandes.

-Es mi hermana y no la he visto nunca.

Me viene echando la bronca

de que han matado a su marido y aquí no hemos hecho nada.

-Que Solimán pretendía invadir Hungría era sabido por todos.

Y nada hicisteis para impedir esta tragedia.

Llega pidiendo explicaciones.

Si somos una familia, ¿por qué no habéis estado a mi lado?

Con un conflicto que además os explota ahora en las manos.

-Ojalá hubiera evitado lo ocurrido.

Con Budapest en su poder, el turco acecha el imperio que defiendo.

-Y ese el mayor terror que tiene Carlos

y que tiene toda la cristiandad.

Esta no es una guerra en pos de un botín.

Es una amenaza a lo que somos y al dios al que rezamos.

Carlos en su vida tuvo dos grandes misiones.

Una era la paz y la unión entre los reinos cristianos.

Y luego la lucha contra el turco.

Si pensáis seguir recaudando para defender el imperio.

Dejamos Granada.

Pensaban pasar el invierno en Granada,

pero cuando empiezan a llegar las noticias del desastre de Mohács,

del avance del turco, deciden irse a Valladolid.

-Mi séquito viajará con más lentitud que el vuestro.

-Y empezar a tomar otra vez las riendas de la situación.

-No es vuestro imperio el que peligra, es el nuestro.

Las mujeres podemos criar y laborar, he de recordaros a nuestra abuela.

-Con lo peligroso que era viajar embarazada, era peliagudo.

Entonces Isabel viajó muy despacito en litera.

-Os dije que soportaría el viaje.

Isabel.

Isabel completó a Carlos.

Y encontró a una mujer que superaba las expectativas que él tenía.

Quise apresurarme, pero en cada villa en la que me he detenido

he reunido fondos para la causa de Viena.

Le fascina.

Y de repente dice: "Pero qué mujer tengo al lado".

Llega del viaje embarazada con un tripón enorme

y encima me trae las arcas llenas.

Así que las Españas ya saben de vuestra tozudez

y de vuestro encanto.

Es muy cabezona, es muy testaruda, y es una cosa...

Los dos son parecidos, tienen muchas cosas en común.

-Yo siempre he pensado que estos dos personajes se encontraron,

porque eran muy iguales.

Será él quien decida cómo han de convivir indios y españoles

y las tierras se repartirán a su gusto.

Cortés ha enloquecido y se cree rey.

-Mi nombre es Luis Ponce de León.

Su majestad me envía para juzgar los desacatos de Cortés a la corona.

-Estaba siendo acusado de todo y demás.

O se ha quedado con tal encomienda o no rinde los tributos,

no le está pagando al emperador lo que le debe.

Se le acusa de querer ser el rey.

-Cortés tiene que enfrentarse al primer intento serio de la corona

de quedarse con lo que él considera suyo.

-Os ayudaré en el gobierno sin reclamar para mí poder alguno.

Se da cuenta de que le ponen a gente para organizar lo que es suyo.

Lo que él entiende que él ha creado.

-¿Qué os queda?

-Volver a Castilla y defenderme ante el rey.

(Gemidos)

En esta serie he vivido muchas situaciones

que nunca había vivido en ficción.

Evidentemente, en la realidad tampoco.

Nunca había rodado partos ni embarazos.

¡En este afán llevo horas!

¿Qué más puedo hacer?

-Uno de los planos más curiosos que hemos tenido que hacer

es uno en que se ve a Isabel de Portugal dando a luz.

Cuando el director vio el plano,

decidió poner a un figurante haciendo de médico de espaldas a cámara

con un croma delante.

Una vez hacemos el croma,

le ponemos la posición que corresponde y aquí lo tenemos.

-Isabel quería ser reina también en su parto.

-Moriré, mas no gritaré.

-Y la única frase que tenemos y de la que ha quedado constancia

es esa, la que pronuncia en su parto y que además la dijo en portugués.

Al final una de sus damas le tuvo que poner un velo en la cara

para que ella por lo menos diera rienda suelta al dolor,

que fue cuando nació Felipe, pero sí, fue un drama.

-El bebé estaba dentro de la estancia.

Lo hemos escuchado llorar.

Y ha habido un momento que yo creo

que todos los actores hemos tenido un atisbo de emoción

que nos ha recorrido a todos,

pero el momento en que Álvaro ha cogido al niño,

allí nos ha cambiado a todos la escena.

A él el primero y a los demás también.

Porque claro hay un ser humano vivo de verdad, un niño de pocas semanas,

que hace que cambie todo el color de la escena.

Como actor nos ha contaminado por completo.

-Un varón.

Un heredero.

-Enhorabuena, majestad.

-Un primogénito además muy esperado, pero además inusual,

porque es que vivió hasta mayor,

cuando lo normal es que hubiera muchos intentos antes de que llegara

un heredero y que llegara a la edad adulta.

Deseo ver a la emperatriz.

Y le entró el miedo a perderla en muchos momentos.

La emperatriz está luchando por vivir.

Y cuando enfermó después del parto complicado,

pues le agarró mucho miedo de que pudiera morir.

Isabel era también una mujer muy delgada,

con una salud bastante tocada.

No era la viva imagen de la salud.

Isabel.

Tenía fiebres muy recurrentes,

las famosas tercianas.

Y enfrentarse a un parto, el desgaste de un parto,

era ponerla al límite.

-Un parto de tantas horas enferma más que cualquier asunto de estado.

Y he vivido para contarlo.

-Este estar y este nacer en 1527 un heredero varón

que aseguraba la dinastía,

hizo que Castilla y Aragón se rindieran ante esta emperatriz

que acababa de llegar.

Don Felipe,

príncipe de Castilla

por la gracia de Dios.

El bautizo de Felipe II nos sirve

para hacer un paralelismo casi "padrinesco"

y ver que al tiempo que bautizan a nuevos vástagos de la saga,

hay cosas terribles que están sucediendo al mismo tiempo.

-Majestad.

Roma ha sido saqueada.

El Saco de Roma fue por una cuestión económica

en la que Carlos no tenía dinero para pagar a las tropas

que ahí estaban y las tropas estaban totalmente rabiosas.

¿Qué es lo que hace un ejército si no le llega la paga?

Se levanta.

Un motín militar o asaltan una ciudad.

-Y han sido nuestras tropas.

-Las tropas tienen derecho a saquear la ciudad que conquisten.

Porque claro no estamos hablando

de una pequeña ciudad en el Loira, es que estamos hablando de Roma.

-Saquear Roma es poco menos que ser un hereje.

-Sus hombres pasados a cuchillo, sus mujeres, forzadas.

Hemos violado Roma.

-En rtve.es queremos premiar a los seguidores de Carlos.

Por eso esta semana sorteamos diez ejemplares de la novela de la serie.

Basta con entrar en la web de Carlos

y contestar a la pregunta que vamos a formular ahora.

Es muy sencillo si se han visto los capítulos

y también si se han leído los reportajes históricos

que colgamos cada semana.

Eso sí, hay que tener en cuenta que solo los diez más rápidos

van a conseguir el premio.

La pregunta es la siguiente.

Lo más rápidos ya se sabe que tienen premio

ya solo nos queda desearles suerte a todos.

-Os aseguro que reconozco a vuestro abuelo en vos.

-¿Entendéis que envíe nuestras tropas a Italia?

-Estrechad los lazos con el rey de Francia

y marchad juntos contra los imperiales para liberar al papa.

-Como un rey tan católico y tan cristiano como vos

se atreve a hacer esto.

-Como representantes de los príncipes cristianos

os exigimos su libertad.

-O cesa el cerco al papa o nos vamos a ver obligados a atacar.

-Un segundo ejército enviado por el rey de Francia

ha entrado en Italia.

-Francisco utiliza siempre en su provecho

todas las circunstancias.

-No cederé.

Enrique no se saldrá con la suya.

¿Cómo se atreve? Enrique ha ido demasiado lejos.

-Fui implacable.

Pronto habrá cambios en la casa de mi esposa

para venirse a los usos de Castilla.

Francisco de Borja es el perejil que está en todas las salsas.

-Alto ahí y no deis un paso más.

-Yo di mi palabra a Cortés, pues vino a mí en busca de justicia.

¿Disteis la palabra a un enemigo de la corona?

Lo enjuician por varias razones.

Ya es hora de que Francisco y yo

resolvamos nuestras diferencias cara a cara.

No permitiré que me humille una vez más.

Son como dos niños que se pelean y no saben cómo reconciliarse.

Negociaremos.

Al menos ganaremos tiempo para reorganizar nuestros ejércitos.

Francia cada vez está más debilitada económicamente.

-¿Cuándo recuperará Francia sus rehenes?

-Cuando vuestro hijo reclame que su legítima esposa,

hermana del emperador, se reúna con él.

-Está en nuestras manos esto. Vamos a negociar.

-Solo nos queda negociar.

Isabel...

¡Hoy abandonamos nuestro hogar por una noble causa!

¡Partamos hacia Italia!

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 9

El mundo de Carlos V - Capítulo 9

02 nov 2015

Programa especial documental sobre la serie Carlos Rey Emperador y su época histórica.

ver más sobre "El mundo de Carlos V - Capítulo 9 " ver menos sobre "El mundo de Carlos V - Capítulo 9 "
Programas completos (22)

Los últimos 25 programas de El mundo de Carlos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios