Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente Dirigido por: Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

3282852 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Los pájaros carpinteros 1 - Ver ahora reproducir video 24.12 min
Transcripción completa

Durante los días serenos del otoño,...

...cuando los chopos de las cárcavas...

...y las riberas se tiñen de amarillo,...

...los pájaros que han pasado el largo verano en silencio...

...vuelven a cantar nuevamente. Y nosotros salimos al campo...

...con nuestros aparatos para grabar sus sonidos.

Realmente están marcando los territorios...

...donde los insectívoros pasarán el otoño y el invierno.

Concretamente, el ave que tratamos de captar...

...no se comunica con sus semejantes...

...mediante vocalizaciones, sino a través de tamborileo...

...que produce golpeando el tronco hueco y sonoro...

...de un árbol con el pico. Es el pico picapinos.

Ha terminado ya la muda. Va a pasar el invierno en una parcela...

...del bosque y está diciendo que piensa permanecer allí.

Estamos haciendo una larga y detenida película...

...sobre los llamados pájaros carpinteros.

Son estas aves populares por muchas razones.

Abramos nuestro cuaderno de campo y podemos ver que exceptuado...

...el inmigrador torcecuellos, todos son muy llamativos...

...en sus plumajes. Se combinan el negro, el rojo y el blanco...

...de una manera atractiva. En realidad, las rojas manchas...

...craneales, los contrastados tonos de las libreas...

...de los pájaros están también, igual que sus tamborileos,...

...al servicio de la territorialidad.

Se les ve perfectamente sobre sus troncos.

Así, sus competidores no invaden sus parcelas territoriales.

Pero tienen otras peculiaridades los pájaros carpinteros.

Están perfectamente adaptados a la vida en los troncos...

...que exploran para comer los insectos y las larvas.

En este caso, el pito real nos demuestra que sus garras...

...tienen el dedo externo oponible, como la de los loros,...

...que pueden agarrarse perfectamente a las cortezas.

Las plumas caudales, largas, se afinan en su terminación.

Son como ballestas en las que los pájaros se apoyan...

...cuando trepan por los troncos. Por si fuera poco, su lengua,...

...larga, protráctil, puede penetrar en los túneles...

...de la madera, donde se esconden las larvas de los insectos...

...que constituyen la base de su alimentación.

No ha sido fácil para nosotros filmar la vida íntima...

...de los pájaros carpinteros, fundamentalmente porque...

...sus nidos están construidos en la madera perforada.

En la oscuridad, en la intimidad de estos troncos...

...hemos tenido que penetrar para que ustedes puedan ver...

...cómo es la vida, la secuencia reproductora de estos pájaros.

Voy a volver a enseñarles el cuaderno para desvelar...

...el misterio de nuestras filmaciones.

Aquí aparece el corte de uno de los troncos...

...donde estaba el nido de un pito real.

Colocábamos delante un cristal transparente...

...y situábamos frente a él, a seis metros,...

...el escondite donde permanecíamos durante semanas con las cámaras.

Gracias a estos trabajos, que han durado tres largos años,...

...conoceremos mejor a los pájaros carpinteros.

Insólitos, alegres y útiles para nuestro recursos forestales.

(Pájaros)

Como su propio nombre indica, la vida...

...de los pájaros carpinteros es inseparable de la madera.

En las cortezas, en el interior de los troncos,...

...no solo construyen sus nidos estos pájaros,...

...sino que encuentran la mayor parte de sus materias nutritivas.

Concretamente, extraen de la madera las larvas...

...de los insectos xilófagos que solo ellos son capaces...

...de conquistar entre los vertebrados de nuestros climas.

De esta manera, contribuyen al saneamiento...

...de las masas forestales. Pero la costumbre...

...de estos pájaros de perforar los árboles secos ha originado...

...la creencia popular de que estas aves son capaces...

...de secar los árboles. Nada más lejos de la verdad.

Muchas veces la presencia de un nido de pájaro carpintero...

...en un árbol es el primer síntoma de que en su corazón el árbol...

...está ya muerto. Estas aves son capaces de adivinar el estado...

...de la madera para facilitar su trabajo de perforación.

El mundo de estos pájaros, en las siete especies...

...que habitan en la península ibérica, son las masas arbóreas.

Muchas veces los sotos, los bosques homogéneos,...

...como en este caso el robledal, donde aparece nítidamente...

...la marca del pico picapinos, su nido.

Concretamente, esta especie, que con el pito real...

...es la más representativa de este grupo de aves,...

...habita de preferencias en los pinares,...

...que le han dado su nombre conocido de pico picapinos.

Y aquí tenemos un joven de esta especie.

Inmediatamente vemos que hace gala de las adaptaciones anatómicas...

...que veíamos en el pito real, garras con dedos oponibles...

...y uñas perfectamente curvadas. Si observamos su cabeza,...

...veremos la roja cresta con fines territoriales...

...y el pico acerado, durísimo,...

...capaz de perforar las más duras maderas.

El resto del plumaje está al servicio de destacarse...

...en el bosque, tanto en la parte dorsal como en la ventral.

El imperativo territorial ha llevado a los picapinos...

...a diferenciarse en el color en los jóvenes,...

...en los machos adultos, con la mancha occipital roja...

...y las hembras, que tienen toda la cabeza absolutamente negra.

En los pitos reales son diferentes los jóvenes,...

...de colores menos llamativos, con manchas...

...en las partes anteriores y posteriores y los adultos.

En este caso, el hermoso macho, dotado no solo de una cresta,...

...también de una bigotera carmesí.

Con amarillo y verde destacado.

Las hembras son mucho más modestas en su librea,...

...porque tienen que hacer menos gala de territorialidad.

El ciclo biológico de los pájaros carpinteros se inicia en primavera.

El macho del pico picapinos, que ha pasado el otoño...

...y el invierno aislado, separado de la hembra,...

...se siente atraído por un tronco determinado.

Inicia el titánico trabajo de la construcción del nido.

El zorzal charlo, que alimenta a sus polluelos en el chopo,...

...nos indica que está bien entrada la primavera.

De 8 a 25 días, según la naturaleza de la madera,...

...tardará el pico picapinos en construir el nido.

Otro macho, que en un territorio diferente está llevando a cabo...

...su obra de perforación, está más avanzado en su trabajo.

Y nos proporciona una idea clara de la simetría geométrica...

...de los nidos de los pájaros carpinteros.

Concretamente, el diámetro de la entrada tiene...

...de cuatro a cinco centímetros.

La profundidad de toda la obra será de 20 a 30.

El diámetro de la cámara, donde estarán los polluelos,...

...de unos 15 centímetros.

El pico del pájaro carpintero actúa al mismo tiempo...

...como un escoplo y como una pinza.

Percute y retira tan rápidamente la madera que difícilmente...

...podría concebirse un instrumento tan adecuado.

La potencia de los músculos del cuello...

...y la naturaleza esponjosa de los huesos del cráneo...

...permite que golpee sin lesionarse en el cerebro.

Entre tanto, la hembra, que tiene la cabeza negra y que ha vivido...

...separada del macho el otoño y el invierno,...

...se siente atraída por el galán.

Ha podido comprobarse que la mancha roja occipital...

...que tienen los machos y no las hembras actúa,...

...no solo como semáforo territorial,...

...sino como elemento de atracción para la hembra.

El movimiento que el picapinos ejercita para golpear la madera,...

...hace parpadear el rojo y atractivo semáforo.

Así obtiene dos objetivos al mismo tiempo,...

...atraer a la hembra y avisar a un macho competidor...

...de que se encuentra trabajando en aquel tronco.

Como consecuencia del trabajo, se acumulan las astillas...

...y las virutas en el suelo, en el tronco donde perfora su nido.

Los ornitólogos de campo saben bien que son muestras...

...inconfundibles de nuevos nidos de pájaros carpinteros.

Las hembras participan poco en la construcción del nido.

Ha podido comprobarse que a medida que avanza la obra se sienten...

...más atraídas hacia el tronco donde trabaja su consorte.

El pequeño pinzón está incubando los huevos mientras el zorzal,...

...mucho más madrugador,...

...está a punto de sacar adelante a sus polluelos.

Durante los últimos días de abril...

...y los primeros de mayo, todo el vida en el soto.

El macho del picapinos está a punto de terminar la obra,...

...pero no pierde de vista a sus enemigos.

Parece que sabe que es el movimiento...

...quien hace resaltar el rojo, el blanco y el negro de su capa.

Parece que sabe que sus semáforos no solo atraen a la hembra,...

...sino también a los depredadores.

Pasado el peligro, continúa para terminar la obra.

Extraerá con todo detenimiento las astillas y las virutas,...

...dejando solamente una fina cubierta en el fondo del nido.

Cuando el infatigable carpintero da por terminada la obra,...

...que ha podido llevarle 25 días en el caso de las maderas duras,...

...se preocupa de que la hembra esté cerca.

Para atraerla inicia una serie de movimientos...

...que tienen todas las características de un espasmo.

Entre tanto, estimulada por el macho,...

...la hembra golpea un tronco próximo.

Esta parece ser la señal convenida para el espasmo del macho.

El pico picapinos hace trepidar de una manera rapidísima...

...las plumas y la piel del pecho.

Resulta evidente que de esta manera el blanco...

...de sus partes anteriores destaca sobre el negro de la cavidad.

De esta manera, el semáforo funciona mucho mejor...

...y ejerce su labor de atracción sobre la hembra.

Poco a poco, esta se va acercando al nido.

Termina por penetrar en la cámara.

Pero mientras tiene lugar dentro y fuera del nido...

...recién estrenado los amores de los picos picapinos,...

...vamos a ver otra manifestación de su pasión de carpinteros.

Concretamente, la costumbre que tienen de hacer los nidos,...

...de buscar alimento o de golpear en la madera de los postes...

...de la conducción telegráfica o eléctrica.

Se da la circunstancia de que en algunos lugares...

...han ocasionado la ruptura de un poste.

Tal es la fuerza de su pico y su capacidad de golpeteo.

Un arreglo artesanal ha vuelto a llevar la conducción eléctrica...

...o las comunicaciones telegráficas a la aldea privada...

...de ellas por la acción de unos pájaros...

...poco más grandes que un estornino.

Parece lógico que las acciones benefactoras de estos pájaros...

...deben pesar en la balanza para perdonarles estas travesuras.

Entre tanto, han pasado los amores de nuestros picos picapinos.

Ha tenido lugar la parada nupcial.

Ahora es la hembra la que está siempre en el nido.

Es ella quien se percata que el macho,...

...tímidamente en este caso, la observa desde un tronco cercano.

Se han cambiado los papeles.

¿Por qué? Por una razón muy sencilla.

En el interior de la recién estrenada cámara de cría...

...están los blancos, cerúleos...

...y preciosos huevos del pico picapinos.

Entre 10 y 13 días permanecerá la hembra echada sobre ellos,...

...tunándose con el macho, para la incubación.

Nos vamos al sabinar.

Allí vive con más frecuencia el pito real.

Quizá por su costumbre de alimentarse más...

...de hormigas rojas que de insectos xilófonos.

También el pito real construye sus nidos en la madera seca.

Aquí tenemos al macho, que avanza hacia el nido.

En el interior se encuentra desde hace varios días la hembra...

...incubando los huevos.

En estos pájaros suelen ser de cinco a siete.

La incubación dura de 14 a 19 días.

Pero está el macho del pito real...

...reclamando a la hembra para que abandone su tarea.

¿Por qué? Porque es el macho quien incuba durante la noche.

La hembra solo durante las horas del día.

Comunicado su deseo de echarse sobre los huevos,...

...el macho se retira de la puerta del nido.

La hembra, no muy lejos, en cualquier tronco seco,...

...bajo un nudo rugoso, pasará la noche a salvo de enemigos.

Y el macho, que permite que los huevos se enfríen...

...durante unos minutos, volverá para cubrirles durante la noche.

Estas sustituciones, en el caso de los pájaros carpinteros,...

...resultan rituales y cronométricas.

Mientras mamá se dispone a pasar la noche fuera,...

...el macho duerme sobre los huevos.

Iniciábamos la trilogía dedicada a los pájaros carpinteros...

...con el tamborileo territorial de otoño.

Veíamos la titánica construcción del nido, que tiene el objetivo...

...de atraer a la hembra hacia la cámara reproductora.

Sorprendíamos más tarde a esta con la puesta de los huevos.

Y veíamos al otro representante más peculiar de los carpinteros...

...españoles, el pito real, que esperaba...

...mientras en el interior del nido incubaba la hembra.

Poco más de 15 días ha tardado la pareja de pitos reales...

...en incubar la puesta. Ahora estamos en otro lugar,...

...en un chopo solitario de la meseta.

Hemos abierto el nido 12 días después de nacer los pequeños.

Alterar antes el microclima, oscuridad y elevada temperatura,...

...hubiera podido ocasionar la muerte de los pequeños.

El macho del pito real aceptó la alteración del nido.

No mostró ninguna sorpresa ante la luz...

...y la transparencia de lo que era una cámara oscura.

Y esta fantástica adaptación...

...nos permite ver cómo ceba a los pequeños.

Apenas ha terminado de ingurgitar en sus picos las hormigas rojas...

...que ha cazado cuando vuelve a llenar su buche.

Durante la filmación comprobamos que tanto en la caza de hormigas...

...como en la alimentación de los pequeños...

...era mucho más activo el macho del pito real que la hembra.

Nuestras observaciones en seis nidos diferentes...

...vinieron a demostrar que casi siempre era el macho...

...quien cebaba a las crías.

Estas crecen con mucha rapidez.

Hay que pensar que en una media de 20 días están dispuestas...

...a abandonar el nido, lo cual es un tipo récord...

...para un ave del tamaño de una paloma.

Es muy posible que en este veloz desarrollo de los pollos...

...de los pitos reales esté el sofisticado sistema de cebas,...

...la capacidad de los adultos para transportar en el interior...

...del buche una alimento tan nutritivo como los adultos...

...y las larvas de las hormigas rojas.

Después, esa inyección que llevan a cabo en el esófago de sus crías.

Podemos observar cómo el macho del pito real regurgita...

...la masa de hormigas que lleva en el interior del tubo digestivo.

El sonoro ronroneo de los pollos de los pitos reales,...

...que tienen lugar tan pronto como sienten un ruido en el tronco,...

...es posible que tenga la función de asustar a posibles depredadores.

Los nidos de los pitos reales suelen estar a una altura media...

...en los troncos de los árboles secos o medio secos.

Pero hay unos nidos altamente cualificados para evitar...

...la depredación de mustélidos o las jinetas,...

...que son capaces de trepar por las cortezas rugosas.

Estos nidos están generalmente cavados en los tocones.

El propio pito real tiene que pasar a través de una serie de nudos...

...para no resbalar y llegar a la puerta de su fortín.

Seguramente a este tipo de nidos, verdaderamente inexpugnables,...

...no pueden llegar las comadrejas, las garduñas, las jinetas,...

...que difícilmente clavarían sus uñas en estas maderas...

...descortezadas y endurecidas por el sol y por el viento.

Con intervalos de una o de media hora...

...se repiten las cebas de hormigas a los pollos de los pitos reales.

Extraordinariamente cautelosos, los adultos nos dejan...

...de observar los alrededores mientras alimentan a los pequeños.

El corte perfecto de lo que normalmente ocurre...

...fuera de la vista de cualquier observador,...

...nos permite a nosotros comprobar la perfección de la ceba...

...en los pájaros carpinteros.

Cuando aparece el halcón peregrino, uno de los grandes enemigos...

...de estas aves, hay inmovilidad absoluta...

...por parte del pito real adulto que, con los movimientos...

...de la cabeza, podría detectar su presencia.

Y el halcón peregrino nos va a llevar a buscar...

...a otro de los personajes de nuestra película:...

...al pico picapinos, que con el pito real,...

...es el más representativo de las siete especies vivientes...

...de la península Ibérica.

Inmediatamente comprobamos que estas aves no llevan...

...en el tubo digestivo la comida de sus pequeños.

Su sistema de transporte es, por consiguiente,...

...menos sofisticado, menos evolucionado.

Pero también comprobaremos que sus presas...

...son más voluminosas lo cual, seguramente,...

...impediría ese tipo de transporte.

Vemos al macho del picapinos con una enorme larva...

...de insecto xilófago alimentando a uno de los pequeños...

...en el interior del nido.

Viene a continuación la hembra que transporta también...

...una mezcla de pequeñas larvas con semillas arbóreas.

Se van rápidamente los picapinos a la búsqueda de la amplia gama...

...de materias alimentarias con la que se nutren...

...y nutren a su prole.

Mientras tanto, los pequeños hacen gala de su agresividad...

...incluso en el interior del nido.

En esta ocasión, son hormigas y pulgones lo que transporta...

...el macho del picapinos sujeto con la pinza del pico.

Vamos viendo, por consiguiente, la amplísima gama alimentaria...

...de estas aves verdaderamente omnívoras.

Larvas de insectos, insectos adultos, arácnidos,...

...hormigas e incluso pequeñas crías de pajarillos.

Pero hay también una fuente vegetal bastante importante...

...en la alimentación de los polluelos de los picapinos.

Concretamente las frutillas de los chopos y los álamos...

...envueltas aún en su cubierta algodonosa.

Así se explica que apenas en 17 días los pollos...

...de los picos picapinos, del tamaño de tórtolas,...

...terminen su desarrollo. Lo cual es también un tiempo...

...verdaderamente cortísimo en el crecimiento...

...de un pájaro de este peso.

Volvemos, entre tanto, al soto de los pitos reales.

En la espesura de chopos, de sauces y de álamos...

...va a tener lugar una aventura que no debe ser infrecuente...

...en la vida de los jóvenes pitos reales.

Desde su alto nido, el pequeño, que está ya a punto de emprender...

...la vida libre, está observando a su vecina la corneja.

El córvido ordena primorosamente el nido sin darse cuenta...

...de que muy cerca está su gran enemigo: la jineta.

(Graznidos)

Mientras la voz de alarma hace trepidar al bosque...

...y se reúnen cornejas, ratas y hasta los cuervos,...

...el joven pájaro carpintero puede percatarse perfectamente...

...de los dramas de la naturaleza y puede encontrarse...

...ante una situación insólita. Si hubiera permanecido, quizás,...

...un par de días más en el nido, su tendencia natural es...

...la de esconderse en el interior de la negra galería,...

...pero qué hará si la jineta escala el alto árbol...

...en el que está protegido.

La gran adaptabilidad de la conducta...

...de los pájaros carpinteros...

le ha llevado a abandonar el nido,...

...a emprender forzadamente el primer vuelo de su vida...

...y el pequeño carnívoro no podrá tampoco capturar a sus hermanos...

...que están protegidos en los 25 ó 30 cm...

...de la bóveda de madera.

Sin duda, el momento más peligroso de los pájaros carpinteros...

...y, sobre todo, de los pito reales es cuando...

...los pollos abandonan los nidos.

Siendo aves de tamaño medio tienen muchos enemigos.

Hay un gran índice de apetencia hacia su captura.

Sobre todo porque en los bosques son frecuentes los cazadores...

...tanto mamíferos como alados.

El gavilán no dejará de observar todo cuanto pasa...

...en esos momentos en que él también intenta sacar...

...adelante a su cría.

Y ha llegado el día en que nuestra familia...

...de pito reales se dispone a abandonar el fortín.

La hembra, más tímida, permanece inmóvil cerca del nido.

El macho reclama dulcemente a los polluelos para que salgan...

...del interior del tronco.

Pero, los enemigos, acechan.

El primer vuelo de los pito reales suele ser bastante seguro...

...y se dirigen como atraídos por un imán hacia los troncos...

...solitarios y, generalmente, secos.

Cuando los polluelos de cualquier ave abandonan el nido...

...se pone en marcha un proceso prácticamente irreversible.

Uno tras otro irán saliendo los jóvenes pájaros carpinteros...

...del interior del nido que les ha protegido durante...

...más de 20 días.

La madurez en el comportamiento de los pollos que ha tenido...

...lugar en los últimos días en que permanecían en el nido...

...les va a permitir adaptarse perfectamente al nuevo medio.

Pero resulta evidente que deben ser presas facilísimas...

...para los depredadores. Serán necesarias unas cuantas...

...experiencias previas para que aprendan a defenderse...

...con la huida de sus enemigos.

(Chillidos)

La inmovilidad es la respuesta de la familia entera...

...ante el ataque del gavilán.

(Chillidos)

El polluelo no tendrá ya la oportunidad de recoger...

...una experiencia que le permita librarse del ataque...

...de la rápida rapaz.

Pero, como decíamos, al abandono del nido resulta ya irreversible.

El último polluelo que queda también trata de conquistar...

...el aire libre.

Pese al silencio absoluto de sus padres de un momento...

...a otro emprenderá el vuelo.

Y, ahora, se va a poner en marcha la técnica infalible en la caza...

...por parte de la jineta.

Silencio absoluto y agilidad increíble.

(Cantos de pájaros)

(Chillidos)

Dos de los polluelos han pagado el tributo necesario...

...a los depredadores. Atesoraban en su cuerpo...

...las proteínas que habían sido fabricadas a partir...

...de las hormigas y las larvas de los insectos xilófagos.

Materiales difícilmente conquistables por parte...

...de los vertebrados ibéricos. De esta manera, la energía...

...ha pasado de uno a otro, de la madera y de la tierra...

...a los pito reales y del cuerpo del pequeño pito real...

...a la jineta o al gavilán.

Pero la pareja de pollos supervivientes ya están...

...explorando los árboles secos en los que encontrarán...

...sus nutrimentos.

Y podemos afirmar que desde siempre,...

...desde los albores de su especie, habrán sufrido los ataques...

...de mamíferos y de aves de presa. Pero, mientras el hombre...

...no acabe con los bosques, mientras no arrase con los otos...

...seguirá habiendo pito reales y pájaros carpinteros.

No solo aprenderán los jóvenes a alimentarse, en estrecha...

...concordancia con sus padres durante 15 días...

...sino que aprenderán también a reconocer a sus grandes enemigos.

Aprenderán a quedarse inmóviles cuando aparezca la silueta...

...terrible del águila perdicera.

Se integrarán en el juego terrible de la vida y de la muerte.

Y si consiguen abandonar el territorio paterno hacia...

...finales de agosto quizá lleguen a cumplir los 12 o 15 años...

...que llegan a vivir los pito reales.

El más exótico de los componentes del grupo de los piciformes...

...ha caído en una red de ornitólogo.

Con toda meticulosidad le sacan los muchachos de la trampa...

...con objeto de tomar algunas medidas, de anillarlo...

...y de ponerlo en libertad.

¿Por qué traemos a colación a esta avecilla después...

...de mostrarles con detenimiento al pito real y al pico picapinos?

Porque este miembro primitivo y migrador del grupo...

...de los picos presenta peculiaridades increíbles.

Recibe el nombre de Torcecuello, concretamente porque tiene...

...la costumbre de mover el cuello, de retorcerlo en el estricto...

...sentido de la palabra cuando se siente en peligro.

Es muy posible que desde tiempos remotos cada vez que los hombres...

...capturaban un torcecuello, podían observar las torsiones...

...extrañas que lleva a cabo con el cuello.

De aquí nació el nombre.

Pero nos preguntamos nosotros,...

...¿por qué encrespa las plumas de la cabeza?

¿Por qué mueve el cuello de una manera tan reptiliana?

Mientras toman notas los ornitólogos,...

...mientras se disponen a anillar al ave para ponerla en libertad,...

...vamos a desvelar con la cámara...

...el secreto de la gran imitación del torcecuello.

Les diremos antes que estas aves,...

...que no presentan colores llamativos como el resto...

...de los picos, sino más bien miméticos,...

...se alimentan sobre todo de hormigas.

En realidad, aunque están en el grupo de los picos,...

...no tienen adaptadas las plumas de la cola...

...para trepar en los troncos.

Pasan más tiempo en posición horizontal en los hormigueros,...

...que en posición vertical.

Invernantes africanos llegan en primavera a la península...

...para nidificar. La vida de los torcecuellos...

...transcurre en las umbrías, en los sotobosques,...

...donde abundan sus enemigos naturales.

Es posible que la respuesta evolutiva de la especie...

...a la presión de los depredadores haya sido el asombroso sistema...

...de disuasión que pone en práctica el torcecuello...

...cuando se siente atacado, por ejemplo, por un mustélido.

El turón puede ser un enemigo terrible para el torcecuello,...

...sobre todo si le sorprende en el interior de un tronco.

Pero, súbitamente,...

...el torcecuello se transformará en un temible ofidio.

Erizará las plumas de la cabeza, comenzará a deslizarse...

...por el interior del tronco y, en una palabra,...

...dará paso al aspecto de una temible culebra o de una víbora.

El engaño sirve para que el turón,...

...que como todo el mundo sabe es miope,...

...se disponga a atacar no a un pájaro, sino a una víbora.

La agresividad dará paso a la cautela.

Esperará el turón el momento...

...en el que la víbora le ofrezca el flanco del cuello,...

...pero el torcecuello siempre le ofrecerá la punta del pico.

La imitación no puede ser más acabada.

En el momento en que el turón se distraiga,...

...emprenderá el vuelo el pájaro carpintero...

...después de haber burlado el más terrible de sus enemigos.

Y ahora podemos explicarnos la razón por la cual...

...el torcecuello ha merecido su insólito nombre.

Aún queda un tercer capítulo en la trilogía...

...de los pájaros carpinteros.

Es el de su increíble sistema alimentario.

En el segundo capítulo de la trilogía que dedicamos...

...a los pájaros carpinteros nos hemos ocupado, sobre todo,...

...de la reproducción de unas aves que encuentran en la madera...

...no solo recursos alimentarios,...

...sino también lugar adecuado para construir el nido.

Veíamos con todo detenimiento las cebas por parte...

...tanto de los pito reales, como de los pico picapinos.

Observamos también cómo estas aves se encuentran protegidas...

...de los depredadores en sus inaccesibles nidos.

Las hazañas del torcecuello para asustar o engañar al turón...

...constituían una secuencia del segundo capítulo...

...que dedicamos a los pájaros carpinteros.

No resultaría completo un estudio sobre de los pájaros carpinteros...

...si no nos ocupáramos también de su alimentación.

Tiene lugar esta en los bosques donde nidifican estas aves.

Los pinares en los que se mezclan las especies forestales...

...constituyen el lugar adecuado para los pico picapinos.

La salud de muchos de estos árboles depende del trabajo infatigable...

...de los picapinos que capturarán todo tipo de insectos no solo...

...bajo las cortezas y sobre ellas, sino también en el suelo.

Poco después de abandonar el nido, alta ya la primavera,...

...la familia de picapinos permanece todavía unida.

Los jóvenes pájaros exploran no solo los troncos,...

...sino también las ramas de los árboles.

Sus capacidades acrobáticas les permiten alimentarse...

...con los insectos en cualquier lugar del bosque.

En este sentido...

...resultan los picapinos sumamente útiles para las masas forestales.

Dotados de un apetito prácticamente insaciable,...

...estas aves recorren los troncos y todas las anfractuosidades...

...de la madera donde no llegaría el pico de otros insectívoros.

Dentro del grupo de los pícidos quizá los más versátiles sean...

...precisamente los picapinos,...

...puesto que no se alimentan solo en los troncos...

...y en las ramas verticales u horizontales,...

...sino que también son capaces de cazar insectos en el suelo.

Y entre los insectos que capturan en tierra...

...son las hormigas rojas sus presas favoritas.

Se ha dicho, y no sin razón, que si los picapinos...

...y los pito reales destruyen cantidades de hormigas rojas...

...que son tan útiles para el equilibrio...

...de las masas forestales, estos pájaros podrían ocasionar...

...un daño indirecto a los árboles. Posteriormente, se ha comprobado...

...que el número de hormigas rojas que consumen...

...los pájaros carpinteros es pequeño si se le compara...

...con otro tipo de larvas que comen en los troncos.

Se defienden ferozmente de las hormigas rojas...

...del ataque de los jóvenes picapinos,...

...pero de poco les sirve su acometividad ante las armas...

...y las capacidades de estas aves especializadas en su captura.

Tanto es así que los picapinos practican lo que se llama...

...en ornitología el baño de hormigas.

Se tienden con aparente felicidad sobre un hormiguero...

...o en sus inmediaciones y permiten que las hormigas...

...penetren en su plumaje.

Las hormigas rojas, como todo el mundo sabe,...

...muerden ferozmente y segregan una sustancia...

...que produce un picor o cosquilleo.

Puede que esta sustancia, que este tóxico produzca...

...a los pájaros carpinteros y a otras aves una sensación...

...agradable que determina el gesto de felicidad...

...del joven picapinos.

Hay quien piensa que el baño de hormigas de los picapinos...

...estaría al servicio de la desparasitación.

Otros creen incluso que se trata de una adicción...

...a la droga segregada por la hormiga.

Lo cierto es que el picapinos puede comerse una hormiga...

...de vez en cuando mientras las otras están masajeando...

...y estimulando sus tejidos.

(Campanas)

Pero del pinar, patria del picapinos,...

...volvemos nuevamente al soto próximo a la aldea.

Aquí vamos a comprobar otra acción beneficiosa...

...de los pájaros carpinteros.

Se trata, ni más ni menos, que de su capacidad para fabricar...

...nidos seguros utilizados por otras especies orníticas.

Un pariente lejano de los picos, la carraca,...

...recién llegada de África, y se ha aposentado en un nido...

...de pito real abandonado ya por los pollos.

Aquí la bella carraca podrá sacar adelante...

...a su familia gracias al arduo trabajo de los pito reales...

...que han fabricado el nido.

Los estorninos, cada día más abundantes en Europa,...

...también hallan un alojamiento en los nidos de los carpinteros.

Otro tanto ocurre con las rapaces nocturnas.

El joven mochuelo y el autillo pueden mirar al mundo...

...con satisfacción y sin peligro desde el fuerte de madera...

...preparado por sus amigos, los pájaros carpinteros.

Puede afirmarse que multitud de especies tanto de aves,...

...como algunos mamíferos, utilizan para nidificar,...

...para descansar o para invernar los viejos nidos de los pisiformes.

La bella silueta de la carraca se destaca en el cielo azul...

...llamando la atención del mochuelo y del autillo.

Y no resulta tampoco raro que la eficiente comadreja...

...saque adelante a su camada en un nido abandonado...

...por los pito reales.

Mientras las especies beneficiadas por los trabajos de carpintería...

...de los pícidos van sacando adelante a sus familias, estos,...

...recién salidos al mundo,...

...van a iniciar su insólito sistema alimentario.

Evidentemente, sus reacciones son innatas.

Traen ya perfectamente aprendida la técnica para percutir,...

...explorar y extraer bajo las cortezas y en el interior...

...de la madera las larvas de los insectos xilófagos.

Lo primero que llama la atención es la lengua protráctil,...

...es decir, capaz de proyectarse en las galerías de la madera.

¿Cuánto mide esta lengua?

Más de 10 cm en los pito reales o picos verdes.

¿Cómo funciona esta lengua?

Como un auténtico órgano prospector y extractor...

...que contemplamos atónitos en el fotograma.

Fotograma completado por una transparencia...

...que nos permite ver en el interior de la madera,...

...como dotada de vida propia, a la lengua de más de 10 cm...

...del joven pito real.

Todas estas habilidades de los pájaros carpinteros,...

...esta asombrosa adaptación anatómica y fisiológica,...

...está al servicio de la explotación de un mundo...

...que permanecía inaccesible para cualquier otra criatura,...

...el mundo de la madera muerta y también el de la madera viva.

Aparentemente, un tronco seco es algo que no tiene vida,...

...sin embargo, esta radiografía nos permite a nosotros comprobar...

...que un tronco seco constituye todo un universo en su interior.

Se van desarrollando en él, durante años en ocasiones,...

...las larvas llamadas xilófagas pertenecientes, sobre todo,...

...a distintas especies de coleópteros.

Y estas larvas difícilmente hubieran podido ser extraídas...

...sin contar con un elemento tan asombroso como la lengua...

...de los pájaros carpinteros.

Evidentemente, la evolución de este órgano tan sofisticado...

...ha debido presentar muchos problemas...

...al grupo de los pájaros carpinteros.

En primer lugar, el alojamiento de la lengua...

...tiene lugar en un estuche en el cráneo del pájaro...

...en el cual permanece enrollada cuando no sale al exterior.

Unos músculos especiales insertos en el sistema hioideo...

...del pájaro proyectan la lengua hacia al exterior...

...o la recogen con asombrosa agilidad.

Por si fuera poco, un par de glándulas salivares...

...muy desarrolladas impregnan constantemente la lengua...

...en una saliva viscosa que se pega a las larvas.

Y si no resulta suficiente la viscosidad de la saliva,...

...la punta de la lengua está dotada de unas cerdas...

...dirigidas hacia atrás que actúan como los dientes de un arponcillo.

Gracias a este sistema, pueden alimentarse los pájaros...

...carpinteros a costa de las larvas que permanecían...

...a salvo de cualquier enemigo en sus estuches de la madera.

Porque no son los pájaros carpinteros...

...los únicos animales que sienten apetencia por las larvas xilófagas.

Lejanas parientes suyas, las abubillas,...

...que se suelen alimentar en el suelo,...

...también pueden conquistar larvas en los troncos secos.

Vemos que el pico de la abubilla,...

...que tiene forma de pinzas de cirujano,...

...puede acceder a determinadas anfractuosidades y túneles.

Pero la transparencia nos va a permitir comprobar...

...que la mayor parte de las larvas están a salvo del pico...

...de la abubilla.

No así de la lengua protáctil del pito real.

Esta asombrosa prolongación del pico, ya de sí largo,...

...permite al pito real llegar donde nunca llegaría el pico...

...de la abubilla o cualquier otro competidor...

...en la alimentación a base de larvas xilófagas.

Pero la eficiencia de los pájaros carpinteros...

...se pone de manifiesto cuando tienen que acceder...

...a cierto tipo de larvas y de crisálidas que se protegen...

...envolviéndose en una cutícula prácticamente pulimentada...

...a prueba de la saliva de la lengua...

...de los pájaros carpinteros.

Se alojan estas larvas y crisálidas en tubos...

...con precisión milimétrica en los que difícilmente...

...puede penetrar la lengua del carpintero.

Este estudio cinematográfico nos permite asistir a uno...

...de los más tremendos desafíos biológicos de la naturaleza.

Finalmente, ha sido desalojado el insecto xilófago...

...de su túnel aparentemente inexpugnable.

Con la llegada del otoño va a cambiar drásticamente...

...el espectro alimentario de los picos picapinos.

Mucho más versátiles que sus primos,...

...los pito reales, estos pícidos son capaces...

...de explotar también el mundo vegetal para alimentarse.

Concretamente, las uvas otoñales atraen en las parras...

...que trepan por los árboles a los jóvenes picapinos.

Pero su omnivorismo, que les permite acceder...

...a las frutillas y a las bayas, está complementado...

...por su capacidad para romper cáscaras de los frutos más duros.

Por esta razón visita a los picapinos...

...las inmediaciones de los avellanos.

Son de los pocos pájaros que pueden romper con precisión...

...las más duras cáscaras de las avellanas.

Otro tanto ocurre con las nueces, con los piñones,...

...con las almendras,...

...con todos los frutos que se protegen en cáscaras duras.

Siempre colocan los picapinos los frutos...

...en los mismos resquicios de los árboles...

...que se conocen con el nombre de talleres o yunques.

Debajo de los talleres se acumulan las cáscaras de nuez,...

...de avellana, de almendra y los restos de las piñas.

Con todo detenimiento elige el joven picapinos...

...el taller donde llevará a cabo su trabajo.

Resulta asombrosa la precisión con que percute...

...el pico picapinos en el punto de fractura de la nuez.

Únicamente una complejísima conducta innata...

...permite a estas aves explotar tan amplia gama...

...de recursos alimentarios.

A lo largo de los tres capítulos que hemos dedicado...

...a los pájaros carpinteros hemos podido comprobar...

...que se alimentan no solo de insectos adultos, de larvas...

...y de frutas, sino también de frutos cubiertos de cáscaras...

...que les hacen impenetrables a la mayoría de las aves.

Tales capacidades son precisamente las causantes de la prosperidad...

...de este tipo de aves en casi todos los ecosistemas ibéricos.

Pero después de algunos días...

...de abandonar sus nidos confortables,...

...los pito reales se encuentran en el sabinar,...

...donde más que a la caza de las larvas xilófogas,...

...se van a dedicar a su actividad favorita y característica:...

...una alimentación a base de hormigas.

Ciertamente los pícidos ibéricos podrían dividirse en dos grupos:...

...aquellos que pasan la mayor parte de la vida en el arbolado,...

...como los picos picapinos, a los que podríamos denominar...

...arborícolas, y aquellos otros que se alimentan en el suelo,...

...a los que podríamos llamar terrícolas.

Entre los terrícolas,...

...el más representativo es el pito real o pico verde.

No lejos del nido donde nacieron,...

...vigilados todavía por sus progenitores,...

...se entregan también al baño de hormigas.

Comprobamos aquí cómo las agresivas hormigas rojas...

...se meten en el interior del plumaje de los pito reales.

Mientras los sabios dilucidan si esta es únicamente una técnica...

...de desparasitación o una actividad placentera,...

...nosotros podemos constatar el aire de satisfacción...

...del joven pájaro carpintero mientras las hormigas rojas...

...inundan su cuerpo.

Son precisamente las hormigas el alimento más importante...

...de algunos pícidos, sobre todo del torcecuello y del pito real.

Mientras en el otoño y el invierno los picos menores,...

...como los picapinos, van a dedicarse...

...a la alimentación vegetariana que complementa una pequeña...

...alimentación insectívora, los pito reales se lanzan...

...al campo abierto para detectar y perforar los hormigueros.

Se había especulado mucho acerca de la profundidad...

...a que puede acceder la lengua de los pito reales.

Se había especulado mucho también respecto al sistema...

...de prospección y de capturas de hormigas y de larvas.

Nosotros hemos tratado de dilucidar esta cuestión.

Para ello hemos penetrado en el interior...

...de los hormigueros con los ojos de las cámaras.

Y, amigos de la fauna ibérica,...

...esta profanación nos ha llenado de asombro.

En los estrechos túneles del hormiguero experimental,...

...en el que se amontonan las larvas, las pupas...

...y las hormigas adultas, la lengua agilísima,...

...la lengua de tacto finísimo que parece una criatura...

...independiente viva, una serpiente, del pito real,...

...va a vaciar en todos los rincones del hormiguero...

...su nutritivo contenido.

Necesariamente la saliva viscosa de la lengua del pito real...

...ha ido impregnando el cristal que nos permite desvelar...

...el misterio del hormiguero.

Y una escena que raramente se había visto en el exterior,...

...como ahora contemplamos en nuestros televisores,...

...hemos podido contemplarla tranquilamente...

...en las mismas entrañas del hormiguero...

...protagonizada por el pito real.

Hemos mantenido la secuencia hasta su final...

...y hemos acudido incluso a la macrofotografía...

...para comprobar la eficacia del sistema de caza de hormigas...

...de los pájaros carpinteros...

...y para comprobar, por otra parte,...

...su increíble apetito.

Un solo individuo en una sesión vació enteramente el contenido...

...de uno de nuestros hormigueros experimentales.

En el mundo hay algunos vertebrados especializados...

...en la alimentación en base de hormigas,...

...como los osos hormigueros y el oricteropo africano...

que cuentan también con lenguas protáctiles...

...impregnadas en salivas viscosas.

En nuestra latitudes solo los pájaros carpinteros...

...han accedido a este triunfo evolutivo.

Una vez más podremos comprobar que las funciones de la lengua...

...de los pájaros carpinteros no solo son adhesivas...

...y extractoras, sino que cuentan con un finísimo sentido del tacto.

Una por una explora las galerías para comprobar que no queda...

...un solo huevo, una sola crisálida,...

...un solo individuo adulto.

Después, el pito real llegará hasta los más lejanos rincones...

...para vaciarlos del último de los huevos contenidos.

La función táctil de la punta de la lengua del pito real...

...se comprueba perfectamente en estos fotogramas.

Pero en el valle, amigos míos, se ha instalado ya el otoño.

Nuevamente volverá a escucharse el tamborileo...

...de los pájaros carpinteros al servicio de la demarcación...

...de sus territorios, nuevamente comienza...

....el ciclo vital de estas criaturas que,...

...para nosotros, son ya más conocidas,...

...seguramente, más amadas, para que sepamos protegerlas mejor;...

...por útiles, por hermosas y por bien adaptadas en la naturaleza.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Los pájaros carpinteros 1

24:12 11 sep 2015

Estas aves, pertenecientes al grupo de los piciformes, construyen sus nidos perforando la madera. Entre los pájaros carpinteros hay algunos que son prácticamente omnívoros, como los picapinos. Otros, como los pitos reales, se alimentan de larvas xilófagas y de hormigas. Para ello se sirven de su larguísima lengua protáctil. 

Histórico de emisiones: 

03/01/1978

06/08/2012

 

Estas aves, pertenecientes al grupo de los piciformes, construyen sus nidos perforando la madera. Entre los pájaros carpinteros hay algunos que son prácticamente omnívoros, como los picapinos. Otros, como los pitos reales, se alimentan de larvas xilófagas y de hormigas. Para ello se sirven de su larguísima lengua protáctil. 

Histórico de emisiones: 

03/01/1978

06/08/2012

 

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Los pájaros carpinteros 1" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Los pájaros carpinteros 1"

Los últimos 177 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nahanni

    Nahanni

    23:53 20 oct 2015

    23:53 20 oct 2015 La primera unidad del equipo de 'El hombre y la Tierra' explora las tierras canadienses hasta las cataratas Virginia. 250 kilómetros atravesando el Parque Nacional de Nahanni. Durante tres etapas viajan hasta las cataratas, acompañados por una invasión de mosquitos, por lo que van equipados con máscaras especiales y guantes para no fracasar en la expedición. La serie canadiense es la última de las que rodó Félix Rodríguez de la Fuente para la serie televisiva de 'El hombre y la Tierra'. Histórico de emisiones: 14/12/1979 05/07/2010 12/09/2012

  • 31:57 20 oct 2015 Iditarod, la carrera de trineos tirados por perros más dura del mundo. En este capítulo descubrimos la fuerza y el coraje con el que se los perros afrontan las etapas de esta peculiar batalla contra el frío y la nieve, donde tienen que atravesar más de 1000 milllas sobre el hielo. Histórico de emisiones: 13/06/1981 22/07/2010 24/09/2012

  • Aventura en Canadá

    Aventura en Canadá

    32:28 19 oct 2015

    32:28 19 oct 2015 Aventura en Canadá Histórico de emisiones: 07/01/2011

  • El Trampero

    El Trampero

    27:07 19 oct 2015

    27:07 19 oct 2015 El Trampero Histórico de emisiones: 05/01/2011

  • Invierno en Canadá

    Invierno en Canadá

    26:52 16 oct 2015

    26:52 16 oct 2015 En la segunda semana de noviembre, en el año 1979, cae la primera gran nevada en Canadá. El equipo de El hombre y la Tierra se prepara para emprender una de sus más ambiciones expediciones. La cita es con los caribús migradores, entre el 10 y el 15 de noviembre, ni antes ni después. La temperatura se mantiene entre los 15 y 45 grados bajo cero durante todo el invierno. Histórico de emisiones: 19/09/2012

  • Operación Rescate

    Operación Rescate

    33:46 16 oct 2015

    33:46 16 oct 2015 El 3 de noviembre de 1979 Félix Rodríguez de la Fuente y su equipo abandonaron la ciudad canadiense de White Horse. Las águilas calvas son abundantes en la zona, pero en esas épocas del año, muchos de estos especímenes pierden su capacidad de vuelo, algo que los ornitólogos aprovechan para tomar medidas científicas. Histórico de emisiones: 19/09/2012

  • 22:21 15 oct 2015 Los bisontes dominaban el continente americano hace doscientos años cuando existían más de 60 millones. Son los búfalos americanos, los grandes emperadores de la gran pradera americana. Histórico de emisiones: 18/09/2012

  • 26:37 15 oct 2015 Los bisontes dominaban el continente americano hace doscientos años cuando existían más de 60 millones. Son los búfalos americanos, los grandes emperadores de la gran pradera americana. Histórico de emisiones: 18/09/2012

  • Operación caribú

    Operación caribú

    26:59 14 oct 2015

    26:59 14 oct 2015 El intrépido caribú es un gran cérvido que se alimenta básicamente de líquenes. En este documental vemos, con Félix Rodríguez de la Fuente como narrador, los métodos que utilizan los científicos para estudiar a estos peculiares animales, conoceremos sus hábitas, regiones del mundo que habitan, desplazamientos, etc. Histórico de emisiones: 08/02/1980 29/12/2010  17/09/2012

  • El lago de los castores

    El lago de los castores

    30:15 14 oct 2015

    30:15 14 oct 2015 Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes. Histórico de emisiones: 11/10/1980 28/12/2010 17/09/2012

  • Operación peregrino

    Operación peregrino

    29:48 13 oct 2015

    29:48 13 oct 2015 El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves. Histórico de emisiones: 04/01/1980 13/09/2012

  • Kluane

    Kluane

    31:11 13 oct 2015

    31:11 13 oct 2015 El 4 de julio de 1979 se inicia la primera expedición canadiense para obtener el primer reportaje del interior del Parque Kluane. Después de pernoctar en un lago, el equipo se dispone a llegar hasta los altos glaciares, el principal atractivo de la zona. En la ruta hacia la montaña descubren una pareja de osos grizzlies. Los plantígrados, que llegan a pesar más de 500 kilos, son abundantísimos en esta zona Histórico de emisiones: 28/12/1979 13/09/2012

  • La isla de los alcatraces

    La isla de los alcatraces

    28:07 12 oct 2015

    28:07 12 oct 2015 En un islote plano cubierto de almajos, en pleno mar del Coral venezolano, nidifican los alcatraces pardos. La biología reproductora de la inmensa colonia, constituye el tema de este capítulo de "El Hombre y la Tierra". Para un europeo, explica Félix Rodríguez de la Fuente, "un hombre acostumbrado al temor de los animales ante su presencia, lo más sorprendente es la tranquilidad con la que estos alcatraces acogen a estos nuevos 'animales'". Histórico de emisiones: 30/07/1974 02/07/2010 12/09/2012

  • La montaña sagrada

    La montaña sagrada

    28:25 09 oct 2015

    28:25 09 oct 2015 Al sur de Puerto Ayacucho, alza su masa vertical e inviolada, el Cerro Autana, montaña sagrada de los indios Piaroas. Histórico de emisiones: 22/06/1974 11/09/2012

  • El Edén perdido

    El Edén perdido

    25:08 09 oct 2015

    25:08 09 oct 2015  Félix Rodríguez de la Fuente y el equipo de "El Hombre y la Tierra", terminan la expedición por toda Venezuela y regresan a España con Teo (Guaica), la cría nutria gigante salvada de la muerte en Puerto Ayacucho (La Esmeralda). Les acompaña otro ejemplar, hermana de la primera, igualmente rescatada de la muerte. Histórico de emisiones: 12/08/1974 30/06/2010  

Mostrando 1 de 12 Ver más