www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5067018
Para todos los públicos El escarabajo verde - Inseparables sin hogar - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Tráfico)

(Música)

Me llamo Óscar Javier, y soy de Teruel,

de un pueblo pequeñito que se llama Utrillas.

Tengo 57 años, recién cumplidos el 4 de enero,

y llevo en la calle unos 13 o 14 años.

De pequeño, ya me gustaba salir, escapadas,

irme fines de semana,

cuando podía me iba, en cuanto podía, ya me iba...

Esto ya lo tenía la sangre, esto es algo que...

Desde hace mucho tiempo ya sabía yo

que mi vida era recorrer las cosas, sitios, por todos lados.

Eres un pelota, eres un pelota.

¿Qué, qué?

¡Oye!

Venga.

Vale, venga.

Ahí. Y dejamos el tiempo.

Muchas gracias, campeón. Venga, adiós.

Llegué a esta esquina de casualidad.

Vi que era un buen sitio para dormir y estar y desde entonces estoy aquí.

Aquí llevo casi más de 10 años.

Este es mi sitio,

me he hecho querer y me gusta la gente de este barrio,

ya los conozco a todos.

Me sé todos los días de ellos, de cómo están, cómo lo hacen,

qué hacen y qué no, todo.

-Hola, rey. -Hola, preciosa.

-¿Qué tal? ¿Cómo estás?

-Aquí tranquilito. -Te voy a dejar algo.

-Vale, muchas gracias.

Gracias, preciosa. -¿Quieres "pitis"?

-No, gracias, estoy dejando de fumar.

(RÍE)

-Dejo de fumar. -No me lo puedo creer.

O sea, ahora te tendré que traer... -Me vas a traer a kilos, a kilos.

(RÍE) -A kilos me vas a traer.

-Cuídate. -Venga, gracias.

Es precioso, como siempre.

-Pues tápalo que no pase frío. -Ahora lo taparé.

Venga, gracias, preciosa. -Luego te veo.

-Hasta ahora. Adiós.

(Música)

¿Cómo lo conocí?

Fue algo muy curioso.

A ver, yo estaba en Málaga,

en un sitio que se llama Almuñécar.

Y un día por la mañana, serían las nueve y pico de la mañana,

en verano,

lo vi desde lejos, en una protuberancia de montañas,

allí estaba. Era pequeño, tenía un año, un añito.

Digo: "Ese perro es para mí.

No sé cómo me lo voy a montar,

pero este perro me lo tengo que quedar para mí".

Insistí con tesón durante una semana hasta que puede cogerlo.

Y desde entonces, llevamos ya 12 años y medio juntos los dos.

Hoy no hace tanto frío como el otro día.

Hola, buenos días.

Este es un pedazo de pan...

Venga...

Tú eres un pelota.

Eres un pelota.

(Música)

¿A mí lo que me aporta mi perro?

Cosas que tenía olvidadas y que mira, las he ido recuperando.

Es el cariño, el valor de la amistad,

el saber compartir,

muchas cosas que no tengo, él me las aporta todas.

(Música)

Moreno, aquí.

Lo peor de la calle es el frío, el frío.

En invierno es lo más jodido.

Si no tienes un sitio donde abrigarte,

o como yo tengo, mi estufa particular,

es muy jodido.

Y la soledad, la soledad hay que saberla llevarla.

Es lo malo que tiene.

Maestro, ¿tiene un cigarrito?

Me gustaría tener mi casita propia,

no digo que no, por qué no.

Sí que me gustaría, sí, estar ahí en mi vejez,

encontrarme arropado, con amigos,

con mi gente, con la gente que yo quiero.

Sí que me gustaría, por qué no, pero lo veo muy difícil,

porque mientras me le guste la libertad,

voy a estar siempre aquí.

Esta es mi vida.

(Música)

# Solitario. #

(Música)

Hola.

"Ciao", Martina, ¿cómo va? Bienvenida.

Apuntaos, apuntaos, chicos.

Mira Mason.

Mason, ¿qué pasa, Secondo?

Sí. Hola.

Vamos a ver si se nota la caseta nueva.

(Música)

Yo llegué a España en 2011.

Estuve y vivo en Galicia,

trabajé en la playa de Castiñeiras.

Soy pescador, y después de 30 años, llevo un año y medio parado,

en la calle, no cobro nada.

Duermo en un cajero, no digo dónde.

Estoy aquí con mi perrito, Mason, que tiene seis añitos.

Lo recuperé de una filipina de San Antonio

porque lo tenía encerrado en una "tromba" del ascensor.

Cuando lo cogí, tenía garrapatas y de todo.

-Buenos días. -Hola.

-Buenos días. -"Bon" día, señora.

Tres de azúcar, por favor.

-Corre, vamos, sube.

(RÍEN)

El hecho de venir aquí te da tranquilidad,

porque puedes dejar al animal y ducharte sin estar pendiente

de llevártelo a todos sitios.

-¿Qué número está? -22.

-Para la ducha. -El 206.

-No, para la ducha.

Gracias.

-Hola. -Bien.

-¿Ducha? -Sí, soy el 23.

Vamos. Adiós.

-Hola, hola. -Hola, hola.

-Buenos días.

Ah, la cuchilla, para afeitarme.

Gracias, amigo.

Hola. -Hola.

-Buenas. -Buenos días.

Calcetines, calzoncillos y... Por favor.

-De colores.

-Hay de colores. -También.

Una, sí, sí. Perfecto.

Está bien esta, a ver.

Perfecto.

-Son siempre rápidas.

-Oh.

Este me vale.

Qué bien "questo".

Ya está, me voy a duchar.

(Música)

Mira, que te pongo la comida.

Decidimos entrar en Assis a los animales

porque personas sin hogar han roto un motón de vínculos, de...

La soledad es uno de los problemas más grandes.

Tener a alguien que no les juzga y les hace compañía,

para personas que están solas y han roto todo tipo de vínculo,

es un buen inicio para empezar a confiar en alguien.

¿Cómo vas a dejar a tu hijo o a un hermano o alguien fuera?

La típica frase de: "Que deje al perro y se meta en un albergue,

que es más importante". Tú lo dices porque no has tenido perros.

Que dejemos de hablar por otros

y pensemos en las personas sin hogar,

con cualquier mascota,

puede ser el único vínculo que tenga, no vayamos a romperlo.

(Música)

Manson y Vera son la familia, son un núcleo indisoluble,

están siempre con nosotros, siempre será así.

(Música)

(Música)

Nos dimos cuenta que cada vez hay más personas vulnerables,

a raíz de las llamadas, emails que hacemos cada día,

que hay muchas personas en situación de vulnerabilidad,

o en situación de sin techo, sin hogar, con animales.

(Música)

-Nos han dado aviso de un mastín.

-¿Quién os ha avisado? -Unos particulares.

Nos han dado el aviso de que había un mastín y dos perritos negros.

Vamos a ver si los localizamos y, bueno,

vamos a ver qué tal están los animales,

qué vínculo hay, qué necesidades tienen

y, bueno,

a partir de ahí vamos viendo cómo vamos interviniendo, ¿vale?

-Hola. -Hola.

-"Bona tarda". -"Bona tarda".

-¿Le podemos comentar una cosita? -Dígame, sí.

-Somos de una entidad de defensa animal,

y una de las cosas que hacemos es ofrecer acción veterinaria

a la gente que está en situación de calle.

¿Cómo te llamas para dirigirme a ti? -Fabian.

-¿Tú estás viviendo en calle? -Sí.

-Estás viviendo... No tienes techo, técnicamente.

-Un cajero. -Un cajero, vale.

Yanin, ¿qué necesita? -De momento, nada.

-Pues está un poco enfadada. -Sí, siempre.

-¿Siempre? -No, tienen la vacuna del día que...

De momento, nada.

-¿Y el tema de esterilizarla te gustaría para evitar

que esté en celo...? -No.

-¿No la quieres esterilizar?

-Yo quiero primero que sea madre, familia, cuando le toque,

y después ya veremos.

-Una opción también, si te interesa,

es un educador canino para reconducir

pues si ella tiene, a lo mejor, momentos que es muy reactiva

-Estos... -¿Te interesa?

-Más que... -¿Más que el tema veterinario?

-No es que no me interesa, es que de momento no lo necesita.

Está todo al día, vacunación, todo. -Vale.

-Papeles, pasaporte. -Vale.

-Pero lo del educador, sí.

Recibimos un aviso, de particular o de trabajadores sociales,

vamos a visitar el caso para ver un poco cómo se relacionan ese pack.

Si es una relación de familiaridad,

una relación en la cual es un vínculo sano entre ellos,

son una familia que han acabado en calle por la razón que sea.

Y entonces, nuestro trabajo básico,

consiste en evaluar el vínculo y, en el caso de que sea positivo,

pasamos a evaluar las necesidades del animal.

En el caso de que sea negativo,

lo derivamos, muchas veces,

a la Oficina de Protección Animal del Ayuntamiento

para que lo evalúen.

Y por otro lado, este proyecto se ha hecho pensando, sobre todo,

en que puedan acceder los dos a un centro de acogida.

Se está ayudando tanto al animal como a la persona,

que es lo bonito que tiene este proyecto.

(Música)

El problema lo tenemos, sobre todo, en los centros públicos.

Se está poniendo interés, pero realmente, a día de hoy,

la mayoría no acepta.

Entonces, seguimos teniendo, en plena ola de frío,

a la gente durmiendo calle para no separarse de sus animales.

Ya sabemos que la administración es lenta, pero son vidas,

son personas que están padeciendo muchísimo.

(Música)

(Ladridos)

¿Qué tal, Manu? -Muy bien, ¿y vosotras?

-Bien. -¿El año bien?

Te produce mucha admiración ver

el vínculo tan fuerte que tienen con sus animales.

Cuando estamos en una sociedad que la gente, mucha gente,

a la mínima dificultad,

enseguida se saca al animal de compañía de encima,

y ellos continúan en calle por estar al lado de su compañero.

(Música)

Me llamo Manu, tengo 56 años, voy a hacer 57 el 24 de este mes,

y llevo siete en la calle y tengo estos tres perros.

Llegue en el año 85 aquí, estuve trabajando unos cuantos años,

y después, con la crisis y todo lo demás, mira,

me quedé sin trabajo y mira, las circunstancias de la vida,

que a veces te sale bien o mal, y a mí me salió todo mal.

Es muy duro vivir en la calle.

La gente que no está acostumbrada, yo llevo 17 años,

estoy acostumbrado y, claro, sé lo que es la calle.

He pasado frío, he pasado calor, he pasado... un infierno.

¿Quieres correr tú ahora? Venga.

Tú ahora, a correr. Venga.

Vamos, venga.

La mama me la regalaron con dos meses, un chaval de Rumanía.

Dormíamos bajo los arcos en el Parque de la Ciudadela

porque el chaval se tenía que ir a Alemania y me dijo,

Dani se llamaba, me dijo: "Manu,

quédatela tú porque si no, tengo que deshacerme de la perra".

A lo primero no la quería.

Después empecé a cogerle cariño, con dos meses, y hasta ahora,

que tiene 11 años conmigo,

que el día 1 de enero, que fue mi santo, hizo 11 años conmigo.

¿Cuántos besitos me da la nena? Mi niña, ella...

¿Cuántos besitos le da a papá ella?

Este, Rambo y Sheilita, es un hijo de la mama, de Sheila.

Son hijos de ella y la gente no se lo cree.

Mucha gente me ha preguntado y no se lo cree.

Mira, al hijo y la hija los tengo desde que nacieron,

los limpiaba y todo;

yo les di de mamar del pecho de la madre.

Con los perros me ha cambiado mucho la vida.

Me ha cambiado totalmente la vida, más feliz, más alegre, más de todo.

Sin perros, siempre mi mochilita solamente,

mi saco de dormir, para arriba, para abajo, nervioso...

No sé cómo explicártelo, ¿entiendes? Pero desde que los tengo a ellos,

me ha cambiado la vida totalmente.

Les debo la vida a ellos porque gracias a ellos estoy vivo,

yo podía estar ya muerto desde hace años.

Porque me estaba encerrando en mí mismo,

que esto no podía ser, me comía la olla, que pum y pum.

Y desde que están ellos, estoy fenómeno.

(Música)

Ay.

¿Mal asunto?

Vivir en la carretera es mal asunto, ¿no?

Ahí es mal asunto, ¿no?

Es lo que hay.

Los coches no van ya como antes.

Mucha gente venía, el año pasado, la ola de frío que hubo,

venían asistentes,

me decían que yo sí podía entrar a dormir,

pero a los perros los tenía que llevar a una perrera.

Y digo yo: "¿Cómo?

¿Yo a mis niños los voy a dejar en una perrera

para dormir yo a la sopa boba?". Dije: "No.

A ustedes les tienen que poner un bozal y una correa

y llevarles a la perrera".

Les contesté así. Te lo juro.

Yo he conocido gente que pedía

con los perros solamente para el alcohol y la droga.

Pienso que eso no debería ser.

Yo le voy a decir una cosa, si puedo, con permiso, a la cámara.

Mira, pensadlo dos veces antes de pedir con los perros,

porque a eso no hay derecho.

Solo vais a conseguir hacerle daño al animal, ¿de acuerdo?

Mira yo, con tres que tengo y jamás he pedido con mis perros.

Espero que aprendáis esta lección.

¿Vale? Venga, nos vemos.

(Música)

(Música)

(Ladridos)

¿Qué?

Qué alegría... -¿Estás contento?

-Muy nervioso.

-Yo estuve en una situación como él, Estaba en la puta calle

y yo era drogadicto y tal.

Y me pasé 15 años. Y un día dije: "Se acabó".

Me busqué un piso de ayuda social, me puse a estudiar.

Eso hay que buscarlo, pero hay quien lo consigue

y hay quien se muerte de frío.

Al principio, te va a costar. -Ya.

-Te va a costar porque esto de cuatro paredes...

Y aunque sea en el campo... -Me costará dormir.

-Piensa que, al principio...

Aquí, aún, mira, tienes a un conocido de aquí,

otro de allí, otro vecino que habla contigo.

Pero, al principio, te tendrás... -Que amoldar.

Al coche, sí.

Venga, sube.

¡Vale, vale!

Venga.

Venga.

¡Upa!

-Va, Manu, ¿listo para una nueva vida?

-De puta madre, ¡sí!

-¡Venga, vamos! -Vamos para allá.

Vamos ya para allá.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Inseparables sin hogar

El escarabajo verde - Inseparables sin hogar

15 mar 2019

Para muchas personas sin hogar sus mascotas son agarradero vital con el que espantar los fantasmas de la soledad y la exclusión social.

ver más sobre "El escarabajo verde - Inseparables sin hogar" ver menos sobre "El escarabajo verde - Inseparables sin hogar"

Los últimos 588 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Juan Manuel Ocampo Gari

    En mis viajes dentro y cruzando el charco notó que la Sociedad organizada que todos hemos soñado en nuestra adolescencia no evolucionó todo lo contrario, si bien es una realidad encontrarnos con gente de calle, también es un tema muy de ellos muchos como en este caso no volverían a su lugar natal logran una cierta " felicidad " estando y ser dueños de un lugar.Hoy en mi caso he creado un pequeño grupo donde colaboramos en Escuelas Rurales de la Provincia de Córdoba Argentina con útiles escolares y ropa. Agradezco su espacio y felicitó su trabajo.

    20 mar 2019
  2. Carlos

    Me ha conmovido el reportaje, pero sobre todo a reforzado mi respeto a todas las personas que por el motivo que sea han quedado sin hogar y no han abandonado a su mejor amigo. Quiero involúcreme más y ayudar de forma voluntaria a asistir a los más necesitados. Gracias a La 2 por emitir programas que hacen que crezcamos y podamos ponernos en la piel del otro.

    18 mar 2019