www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3796962
Para todos los públicos El escarabajo verde - A la hora de Londres - ver ahora
Transcripción completa

Un péndulo de Foucault como este, en Cosmo Casa,

en el Museo de la Ciencia de Barcelona,

demuestra el movimiento de rotación de la Tierra.

Lo que tarda esta en dar una vuelta sobre su eje.

24 horas.

O casi, 23 horas, 56 minutos, 4 segundos.

Sí. Empieza "El escarabajo verde".

En el planeta nos regimos por ciclos redondos de 24 horas.

Adaptados según las 24 franjas horarias,

que fijamos a partir del meridiano cero, el de Greenwich, en Londres.

España pertenecía a esa franja horaria hasta 1942.

Existe un movimiento para volver a ese horario, desde hace diez años.

Para que tengamos unas jornadas más parecidas

a las del resto de europeos.

El debate ya está en el Congreso.

Retrasar una hora para coincidir con Reino Unido y Portugal.

La que nos correspondería por situación geográfica.

Implicaría dejar de tener el horario francés, italiano o alemán.

Y adquirir el huso de Greenwich.

Aseguran quehabría más tiempo para la familia, la formación,

la vida personal, el ocio.

Y evitaríamos tiempos muertos en la jornada laboral.

Para eso sería suficiente con echar la manecilla una hora atrás.

Le dimos un buen número de ellas a nuestro reportero

para que lo explique en el documental.

En la Punta de Orchilla, en la isla canaria de El Hierro,

estuvo localizado durante siglos el meridiano cero.

Hasta que, a finales del XIX, lo trasladaron a Greenwich, en Londres.

Con esa nueva medida universal,

el mediodía oficial se aproximaba al mediodía solar.

El meridiano de Greenwich quedó como referencia de los husos horarios

en todo el mundo.

España, Portugal, Reino Unido, Francia y Benelux

se ubicaron en el huso europeo occidental.

Campanadas

Hasta los años 40, íbamos a la hora de Londres.

Campanadas

Los ejércitos alemanes llegaron a París.

Era la hora del triunfo alemán.

Cuando Hitler invadió Francia, le impuso el horario alemán.

Durante la II Guerra Mundial, por razones militares,

el Reino Unido y Portugal lo imitaron.

En 1942, pese a que España se declaraba neutral en el conflicto,

el Caudillo, para complacer al Führer,

atrasó una hora los relojes españoles.

Al final de la guerra, Gran Bretaña y Portugal volvieron

volvieron al huso horario occidental de Greenwich.

Pese a que la mayoría del territorio español está en ese huso,

España perpetuó la hora centroeuropea.

Excepto en Canarias.

Estamos en el parque natural de la Serra Gelada,

entre Altea y Benidorm.

Como hizo el de la Punta de Orchilla,

el faro de L'Albi representa un simbólico meridiano de Greenwich.

Aquí, el reloj marca una hora diferente de la oficial

en España.

Y es que el faro está en L'Alfas del Pi.

Un pueblo donde la mayoría de habitantes son extranjeros.

Y donde el tiempo adquiere otro sentido.

Aquí se ha establecido la colonia de noruegos mási9mportante

fuera de su país.

Hay miles de forasteros y nada lo esconde.

Otro de los numerosos grupos de extranjeros aquí y en la costa,

son los procedentes del Reino Unido.

Cada martes, los británicos del club Compeniors se reúnen.

Pamela lleva treinta años en la Costa Blanca.

Y conoce las costumbres de sus compatriotas.

¿Qué horario sigue la colonia de británicos que tenemos aquí?

¿Horarios de España o de Gran Bretaña?

Pienso que de Gran Bretaña.

¿Qué opinión tienen de los horarios españoles?

Para la vida,

ellos quieren el británico.

Prefieren una vida británica.

¿La vida británica,

los horarios británicos son más ordenados que los españoles?

Pienso que sí.

Muy...

¿Y es mejor o es peor?

Para mí, peor.

Pero para mis amigos aquí

es mejor

para

para

Seguir.

seguir

las horas británicas.

Habla en inglés

Los miles de británicos de la Costa Blanca

viven en sus urbanizaciones y comparten actividades sociales.

Están en España, pero siguen viviendo como británicos.

Nada altera sus horarios.

Él lo ve por las mañanas.

En cuestión de horarios,

los españoles vamos por libre y lo pagamos.

Buen fin de semana.

-La tengo aquí.

-Juan Carlos.

Ignacio Buqueras es economista. Vive en Madrid.

Por su talente, podría ser británico.

Hace diez años que lidera con persistencia

el movimiento par racionalizar los horarios españoles.

Ustedes proponen de alguna forma que nos adaptemos

al horario británico.

Bueno, en Europa hay dos meridianos,

el que pasa por Berlín y el que pasa por Greenwich.

Si cogemos un mapa de Europa,

Sin duda, nosotros estamos más cerca de Londres

que de Berlín.

¿Usted se imagina a los españoles viviendo con horario británico?

Es lo que vivían todos los españoles, nuestros abuelos, padres,

depende de la edad de cada uno de los telespectadores,

hasta los años 30 ó 40.

Concretamente, hasta los años 30 ó 40, en toda España

se almorzaba entre doce y una, se cenaba entre siete y ocho.

Lo mismo que hacen nuestros vecinos portugueses, italianos,

griegos, etcétera.

¿Qué le ha motivado a esta lucha para conseguir

la racionalización de los horarios?

Los españoles no tiene tiempo para ellos.

No tienen tiempo para su familia, ni para sus amigos,

¿cómo van a tener tiempo para favorecer a la sociedad civil,

a las ONG, a las asociaciones, a las fundaciones, todo esto?

¿Qué pasa con los horarios españoles?

Y descubrimos que España era una singularidad

en sus horarios europeos.

Somos un país de los líderes europeos

de más horas que nos pasamos en el trabajo.

Pero de los de menos productividad.

Confundimos estar en el lugar de trabajo con estar trabajando.

A Marylin y Peter Rogers les conocimos en el club británico.

Y les acompañamos a la compra.

Llevan seis años en España.

Y les disgusta la hora de la siesta.

No entienden esas dos o tres horas del mediodía

en que casi todo se paraliza.

Gracias.

"Hello".

Hablan en inglés

Me gustaría saber qué horarios hacen ustedes,

¿los españoles o los británicos?

¿Qué les parece el horario comercial español?

La profesora Nuria Chinchilla piensa que vivimos en jet lag permanente.

Una sensación que padecen muchos turistas.

Y que a nosotros nos pasa desapercibida.

Porque nuestra hora oficial va desfasada de la solar.

Nuestras costumbres están alteradas.

Aquí, la Rambla de Barcelona, está llena de gente de toda Europa.

Sus horarios no son como los nuestros.

¿Cómo vamos tan en desorden?

Por un lado, marcharnos de nuestra casa, Greenwich,

a Alemania y Polonia, el horario que no sigue el sol.

Seguimos la zona horaria del centro de Europa.

Segunda causa, pluriempleo después de la Guerra Civil.

De ocho a tres, primera jornada.

Comiendo a las tres.

Volver as trabajar a las 4 ó 5.

Y segunda jornada hasta las 9 ó 10 de la noche.

Visitamos la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona.

Un lugar muy adecuado para tratar de tiempo y de horas.

Este reloj marca la hora solar.

¿Cuáles nuestra relación real con la hora solar?

La relación con la hora solar, como personas,

es que seguimos el sol.

Los italianos siguen el sol.

Pero nuestro reloj nos dice que son dos horas más adelante.

Y eso nos dificulta poder tener una vida ordenada,

siguiendo la naturaleza.

Por eso hay que volver a Greenwich.

¿Cómo cambiaría nuestra vida si cambiáramos el horario?

Si volvemos a lo normal, de 9 a 1 trabajar, cuatro horas,

no cinco, no hace falta parar para el bocata.

Nos podemos ahorrar media hora ahí.

Llegaríamos desayunados al trabajo. Claro.

De 9 a 1 se trabaja, de 1 a 2 se come.

Y de 2 a 5, 6 máximo,

ya nos marchamos.

A casa, al cine, a donde vamos.

¿Qué habríamos conseguido al final del día?

Ganamos hora y media.

Hora y media diaria para nuestra vida personal.

Le quería mostrar este mapa de Europa de los husos horarios.

España va a la misma hora que países como Holanda, Francia.

Y ellos comen y cenan mucho más temprano que nosotros.

¿Cómo se explica?

Se explica porque no tuvieron ese momento

de dobles jornadas laborales hasta las tres de la tarde.

Han hecho siempre mucha flexibilidad en tiempos.

Porque han tenido apoyo a lo que significa la familia.

Llegamos a un camping de Benidorm.

Una especie de enclave británico en el Mediterráneo español.

Estos dos matrimonios ingleses pasan la mitad del año aquí.

Su reloj está en España. Sus husos, en Gran Bretaña

El horario español no altera sus costumbres.

Toman, puntualmente, el té de las cuatro.

Hola.

Hablan en inglés

¿Y cómo casa tomar el té en España a las custro

cuando los demás acaban de comer?

La hora de Londres regía en los relojes españoles

cuando se hicieron los cuarteles que acogen la Universidad Carlos III.

Ha pasado tiempo y el sistema de vida se ha transformado mucho.

La catedrática de Sociología Constanza Tobío cree

que atrasar una hora es una solución anticuada.

¿Retrasar una hora los relojes, el horario británico,

racionalizaría nuestra vida, nuestros horarios?

Bueno, ya hace décadas que lo hacemos dos veces al año.

Y no parece que racionalice ni cambie

mucho nuestras costumbres y formas de vida.

¿Cómo conciliaríamos la vida laboral y familiar con los horarios?

Compatibilizar

los horarios laborales

con los horarios

del resto de nuestra vida.

Particularmente, con los horarios de responsabilidades familiares.

Dedicados al cuidado de las personas que no se pueden

valer por sí mismas.

Pensemos en los menores, en los niños.

Un tema importante es la compatibilización

de los horarios laborales de los horarios de los centros escolares,

de los colegios.

Son horarios muy dispares.

¿Cómo podríamos conseguir unos horarios racionales de verdad?

Pues, en primer lugar,

horarios laborales más cortos.

Lo cual va en el sentido de la historia

y en el sentido de la incorporación de las mujeres a la actividad laboral

y en el sentido del incremento de la productividad.

Y, en segundo lugar,

horarios laborales

y horarios de los servicios

que se coordinen.

No es tan tremendamente complicado.

Cantan en inglés

El coro masculino Orihuela Costa se maneja solo

en inglés.

Canta en inglés

Son músicos aficionados que realizan actividades

para captar dinero para entidades benéficas.

Hoy actúan para la Asociación contra el Cáncer en una residencia

donde la mayoría son extranjeros.

Pamela organiza actividades artísticas para recaudar fondos

para asociaciones caritativas.

Sus actuaciones empiezan siempre temprano.

¿A qué hora organiza los conciertos para los británicos?

A las ocho de la tarde. A las ocho.

Los españoles no acuden.

Están trabajando

los españoles a las ocho.

¿Y le parece un horario razonable?

¿Razonable?

Que los españoles trabajen a esas horas.

Es normal para los españoles, "yes".

Haga el tiempo que haga, a Rosa Gorgues le preocupa llegar a tiempo

de recoger a su hijo.

Y consigue llegar puntual gracias a su sistema de trabajo.

Rosa trabaja en una multinacional de telecomunicaciones.

Y, además, es sindicalista.

Está ocupada de verdad.

Pero la ayuda que trabaja con horario flexible incluso desde casa.

¿Este sistema tiene ventajas o inconvenientes?

La parte buena es que te permite atender tu vida privada

y gestionar tu vida de una manera adecuada.

La parte mala es que se desregula tu jornada laboral.

Y el empleado trabajador muchas veces no es capaz

de decir: "Hasta aquí es mi día de trabajo,

desde aquí deja de serlo".

¿Y permite una mejor conciliación familiar tener una jornada así?

Sí, sí, por supuesto.

Es la clave.

El que te permita la flexibilidad esta de decidir

cuándo puedes trabajar y cuándo no

te permite adaptar tu vida personal

y conciliar con tu familia

y gestionar tu vida de manera diferente, claro que sí.

Rosa es secretaria de Igualdad en el sindicato UGT de Madrid.

Y dedica tanto tiempo al trabajo como a la familia.

Le quería preguntar algo como sindicalista.

¿Lo de la jornada flexible se aplica en las empresas

o es algo minoritario?

Creo que sí, que cada vez más empresarios

están en esta línea de negociar y de pactar

y de incluirlo dentro de su forma de trabajo.

¿Cómo se beneficia una empresa de la flexibilidad laboral?

Está comprobado que se reduce el absentismo.

¿Hay menos bajas laborales? Eso es.

Hay mayor motivación por parte del trabajador.

Se encuentra más cómodo en su puesto de trabajo.

Hablamos de corresponsabilidad también.

Entonces, si tanto hombres como mujeres

acceden a este tipo de flexibilidad horaria,

ambos pueden compartir la responsabilidad familiar.

Y con una cultura como la española,

¿la racionalización de horarios llegará espontáneamente aquí?

¿Cómo tendría que venir?

Tiene que ser gubernamental.

En los convenios, podemos ir poniendo parches,

ir avanzando pasito a paso.

Pero, en realidad,

es un cambio cultura y tiene que venir

como la ley antitabaco.

Es una ley que impone una condiciones y te obliga

a cambiar tus comportamientos.

Y, en ese sentido, el Gobierno debería tomar cartas en el asunto.

Para el líder de la Asociación

para la Racionalización de los Horarios Españoles

una de las claves es mejorar las jornadas laborales.

Cada día, más empresas, grandes, medianas y pequeñas, toman nota.

Y aplican horarios racionales.

Aumentan la productividad.

Reducen los gastos, entre ellos, los energéticos.

Y, lo más importante, el capital humano.

Las personas saben a qué atenerse.

Hay empresas en que la gente llega

entre las 7:00 y las 8:00 y nunca sabe cuándo se puede ir.

"A lo mejor, mi jefe convoca a las 16:00 una reunión a las 19:00".

Esto es de país tercermundista.

Acompañamos a Pamela a una cena con amigos.

Son británicos que llevan más de diez años viviendo en España.

Hablan en inglés

Llaman al telefonillo

Conservan sus usos porque les parecen más saludables.

(TODOS) "Cheers!".

Habla en inglés

¿A qué horas acostumbran a comer: en horario español o británico?

Habla en inglés

Si una pareja tiene hijos en edad escolar,

¿qué horario sigue de comidas y de vida en España?

"Música"

En Gran Bretaña, la televisión es otro pilar de horarios racionales.

Siguen los canales de su país para informarse de qué pasa allí.

Pero, también, porque finalizan antes.

¿Suelen ver la televisión? ¿A qué hora?

Hablan en inglés

¿Y creen que

la televisión condiciona de alguna forma su horario?

La televisión es más temprana en Gran Bretaña.

¿Esto les permite dormir más horas?

La hora de la programación británica

es un ejemplo para mejorar nuestros horarios.

"Nadie se salva de la injusticia".

En España, el 90 % de los programas de máxima audiencia

acaba más tarde de las 23:30.

"'Águila roja', hoy a las 22:30 en La 1".

¿Cómo condiciona la televisión nuestra jornada?

¿Nuestras horas de sueño? De una manera muy importante.

No hay ninguna otra televisión en el continente europeo,

incluso en otros continentes,

cuyos programas finalicen pasadas las 22:30 o las 23:00 de la noche.

Es de sentido común.

Si una persona ve la televisión hasta la 1:00,

por un partido, por una serie, por un debate, por una película,

a lo mejor no tiene la fuerza de voluntad suficiente para decir no.

"Tengo que desconectar

porque mañana me levanto a las 6:30".

No nos debe extrañar nuestra baja productividad, absentismo,

estrés y esta realidad.

Es fácil adivinar la consecuencia final de nuestra deshora cotidiana.

Todo indica que no descansamos lo necesario.

Y visitamos a Eduard Estivill, especialista en problemas de sueño.

Por nuestro ritmo laboral, dormimos menos de lo que es necesario.

Hoy en día, la gran mayoría de la población tiene cortes de sueño.

No dormimos las horas necesarias.

¿Es cierto que dormimos una hora menos que el resto de europeos?

Dormimos,

aproximadamente, 40 minutos menos por día.

Y, básicamente, es por una razón.

Nos levantamos a las misma hora que el resto de europeos,

pero nos acostamos alrededor de una hora hora u hora y media más tarde.

Esto es por nuestro ritmo de vida.

Y, realmente, España es un país corto de sueño.

¿Y se pueden modificar este tipo de conductas?

¿Por qué nos acostamos más tarde?

Porque salimos de trabajar mucho más tarde.

Evidentemente, si salimos a las 20:00, 21:00 o 22:00,

hasta las 0:00 o la 1:00,

no podemos ir a dormir.

Porque se necesita un proceso para desconectar del día

y dormir de noche.

Nadie puede terminar a las 22:00 cargado de energía,

apuntando cosas en el móvil, en el ordenador, WhatsApp, Facebook,

e irse a la habitación, apagar la luz y pensar que el sueño viene de golpe.

¿Esta campaña para cambiar la hora y, en definitiva,

los hábitos de vida es importante?

No es importante, tiene que ser definitiva.

Si no hacemos esto, nuestro pueblo será siempre un pueblo cansado,

falto de sueño, más irritable,

con más deterioro durante el día por culpa del mal dormir.

Y no es una excusa ser mediterráneos.

Italia y Portugal tienen horarios distintos.

Allí se puede cenar entre 19:00 y 20:00.

Así quedan dos o tres horas para desconectar.

La gente se acuesta a las 23:00, que es más natural

que a las 0:00 o la 1:00, como hacemos nosotros.

Es imprescindible este cambio de horarios.

Pero, para conseguirlo, se necesita algo más que retrasar los relojes.

Hemos pedido al presidente del Gobierno y a su Gobierno

que el año que viene no se modifique el horario.

Simplemente, con que no moviéramos las manecillas del reloj

todos los españoles,

automáticamente, la noche del 29 al 30 de marzo, de sábado a domingo,

nosotros nos incorporaríamos al horario

de Greenwich, el que nos corresponde.

Pero la misma noche también tendríamos que lograr

que todas las televisiones adelantaran sus telediarios,

y sus programas para finalizar no más allá de las 23:00.

¿Ve posible la aplicación de este sueño,

de que tengamos horarios racionales en un tiempo razonable?

El de los horarios es el único tema

que afecta a los 46 millones de ciudadanos en su vida diaria.

Por eso yo recuerdo una carta

al presidente del Gobierno que decía:

"La reforma previa a todas, presidente, debería ser

la reforma de los horarios españoles

para que sean horarios más vivibles, más humanos,

más racionales, más europeos".

Cantan en inglés

Como nos enseñan los extranjeros en España,

con acciones individuales reordenamos la vida.

Desayunar en casa,

adelantar la hora de las comidas y acostarse más temprano.

Racionalizar los horarios españoles

es una de las pequeñas utopías de principios del siglo XXI.

Cantan en inglés

Nuestro desajustes horarios no dependen solo de cambiar

el huso horario, sino también nuestros usos y costumbres.

Os acercaremos un nuevo "Escarabajo verde" la semana próxima.

Estamos en Facebook y en Twitter@marioescarabajo

y tenemos una web.

Os veo aquí, en La 2, en siete días. No faltéis.

  • A la hora de Londres

El escarabajo verde - A la hora de Londres

11 nov 2016

Los españoles vivimos a deshora. Nos levantamos temprano, nos acostamos tarde y durante el día malgastamos mucho tiempo. Una asociación cuyo propósito es racionalizar los horarios españoles ha conseguido involucrar en el cambio al Congreso de los diputados. Para conseguirlo proponen retrasar los relojes una hora y a la vez adelantar nuestras costumbres.

Histórico de emisiones:
29/11/2013

ver más sobre "El escarabajo verde - A la hora de Londres " ver menos sobre "El escarabajo verde - A la hora de Londres "

Los últimos 539 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios