www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3519858
Para todos los públicos Escarabajo verde - Escrito con agua - Ver ahora
Transcripción completa

Se puede tener sed de muchas cosas.

De agua, como es obvio y también sed de conocimiento.

Hoy quedaremos saciados de ambas en el parque natural

de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en Jaén.

Habéis acertado. Empieza "El escarabajo verde".

(Música)

¿Podemos considerar que una fuente como esta

del Parc Natural de Collserola, en Barcelona,

forma parte de la cultura vital de un territorio?

Un innovador proyecto de la Universidad de Granada

y de la Junta de Andalucía parte de la premisa

de que conocer es respetar y se propone catalogar

todas las fuentes de esa Comunidad.

Y no solo fuentes, sino manantiales o cursos de agua.

Para ello han desarrollado una herramienta informática.

El portal "Conoce tus fuentes", bajo dos premisas que la hacen única.

Es un ejemplo de conocimiento colectivo

donde todo el mundo puede aportar documentación,

y además mezcla la ciencia con la sociología,

incidiendo más en la historia popular.

Conoceremos viejas leyendas y testimonios que hablan

sobre la importancia que para las comunidades

han tenido fuentes y manantiales.

Escucharemos a gente mayor, testigos de un mundo

que apenas subsiste y contaremos para su representación

con un grupo de actores no profesionales

de la Villa de Cazorla.

Se hartó de pegar tragos en cada fuente,

pero fue la inspiración necesaria para que al realizador

de "El escarabajo verde", Eduardo la Plaza,

le saliera un documental que fluye como el agua.

La idea fue que hicimos un libro que se llama "Manantiales de Andalucía".

Queríamos hacer los 100 manantiales más importantes de Andalucía.

Hicimos 338. Nos dimos cuenta que había muchísimos.

Que la única manera de abordar eso era con participación ciudadana.

Es una página web donde, de forma interactiva,

cualquier persona puede entrar y puede catalogar.

Puede entrar... Hay una ficha online. La puede rellenar.

Inmediatamente, se filtra por una administración que nosotros tenemos

y se publica.

De esa manera, tenemos ya casi 10 000 fichas en catálogos

en Andalucía, ¿no?

-Normalmente, cuando decimos el tiempo que ha llevado

este proceso del libro de "La sierra del agua",

la gente se echa las manos a la cabeza.

Porque, prácticamente, un año. Incluso un poquito menos.

-Cuando uno se centra en Andalucía y ve las perdigonadas de los puntos

de esos 10 000 manantiales que tenemos en el inventario,

resaltan sierras que tienen muchos, ¿no?

Cazorla tiene muchísimos.

Prácticamente es una mancha azul de puntos.

¿Por qué tiene tantos?

Primero, porque es una zona montañosa donde llueve más que en el resto.

Tiene una anomalía positiva en precipitaciones.

Es una sierra caliza, en general...

Tiene muchos manantiales.

-Hay un concepto del que nosotros hablamos.

Se llama hidroturismo de fuentes manantiales.

En el que intentamos que la gente vaya conociendo esas fuentes,

esos manantiales.

Que tienen diferente sabor.

Todos los aguas no saben igual, tienen diferente sabor.

Dependiendo de la geología por la que atraviese, que recorra.

Entonces, a través de sus sabores, de sus historias contadas por la gente,

de sus territorios, serían unas formas nuevas de mantener

el patrimonio ligado al agua, ese patrimonio hidráulico.

(Música)

Un año en la sierra prácticamente han sido cuatro o cinco

en una universidad o en tu ciudad.

-Aquí también tenemos muy buenos colaboradores.

Es importante decirlo.

La gente mayor...

nos ha enseñado mucho.

No solamente nos ha enseñado su historia, sino su modo de vida.

Cómo encaran la vida, ¿no?

-Teníamos que tener una caballería para ir a por el agua diariamente.

Esta época, en pleno invierno,

entonces me acuerdo yo que cae el nevazo...

-Sobre todo, tienen una sabiduría natural muy grande.

Es decir, el cambio del tiempo, cómo va a venir el año.

Tienen una agudeza y una inteligencia importante

para conocer a las personas.

Quizás porque han dependido de eso toda su vida.

Por supuesto que hay muchas historias metidas dentro de la fuente.

Es la manera de atrapar el interés hacia ese sitio.

Mucha gente va a las fuentes, no por el agua,

porque ya no es necesaria el agua, sino por la historia.

Han conocido la historia y quieren ver el sitio

donde se produjo aquella historia.

Hay historias de todo tipo.

Antes las fuentes eran el centro social de la vida en el campo.

Donde se iba a hacer de todo.

Entonces hay muchísima historia y muy bonitas.

-Los lavaderos eran el ágora de las mujeres.

(Música)

Aquí se reía, se lloraba, se cantaba, se lavaba,

se peleaba...

Se hacía de todo. No había otro sitio donde ir a lavar.

"Has visto a fulana, que mira, que dicen que fulana...".

En la tienda, en el lavadero es donde todo se sabe.

Eso sí... Si ha venido alguna con unas enaguas de aquellas

que había antiguas...

Las extendía en la piedra y lavaba bien extendida

para que se viera. Para que se viera bien bonita.

Para que se vieran los encajes y aquellas cosas.

Sin embargo, venían las dos pobrecicas...

que lo que iban a lavar no estaba muy...

Y lavabas más escondido.

(Música)

Sí, pero sí...

Sí cotilleaban la ropa interior y todas esas cosas, sí.

Y ahí se tendía la ropa como antiguamente.

Enjabonada y la tendías a que la pusiera el sol blanquita.

-Era una pequeña ágora para las mujeres

y un escape...

Esa sujeción a la que la tenía...

la familia, los esposos, etc.

(Música, campanas)

Ahora si vas al médico y te resfrías te manda líquidos,

caminar un poquito, no estar mucho tiempo en cama.

Antes había un remedio curativo que era recorrer siete fuentes,

prácticamente siete kilómetros, y beber de las siete fuentes.

-Pero tenía que cogerle... esa persona enferma.

Tenía que desplazarse y visitar siete manantiales.

Lo que no he echado ha sido agua... -¿Qué?

-Que estoy de la garganta un poco mal y no he echado agua.

-Y sigue existiendo a día de hoy.

-La gente casi no lo conoce. Los mayores lo siguen haciendo.

(Música)

Y mejoraban.

Y mejoraban, no por el agua, sino por el paseo que se daba,

por respirar aire puro y por el ejercicio que hacía,

no por otra cosa.

Pero la mayor parte, más que aficionados al agua,

son aficionados al vino.

Tenemos La Mancha aquí cerca.

Y ya digo... Valoran más el vino que el agua.

Y especialmente la cerveza.

(Continúa la música)

Yo conozco una fuente...

en un sitio que se llama Valdetrillos.

Allí había un guarda forestal.

Y cada vez que bebía agua de esa fuente,

se ponía...

Se ponía para morirse.

Se retorcía como un cordel.

-Por las noches de San Juan, en Cazorla,

donde las mujeres menos agraciadas,

las que no tenían suerte en el amor.

-Celebraban con agua de San Juan, se peinaban...

-Y supuestamente se iban a poner más guapas

lavándose con ese agua.

-Probablemente fuera efecto psicológico.

Estos mitos y estos ritos son ancestrales.

Y los ha preservado la tradición y el pueblo.

-Ahí salían las mujeres a lavarse la cara

en la noche de San Juan.

A tirarse agua con los cubos.

-Y la que era fea, seguía fea.

Es que eso no tiene...

Eso es de nacimiento.

Yo termino de ducharme con el agua fría.

Con el agua fría...

Se estremece todo...

(Música)

La madera, las traviesas...

Si te cortaban, las echaban al río...

hasta que llegaban hasta Sevilla, por ahí te las sacaban.

Yo estuve una temporada por el río con unos ganchos

para hacer a la madera andar por el río.

(Música)

Y si echabas la madera...

las traviesas...

Ponían un canalón y las echaban.

Cuando bajaban abajo, venían ardiendo.

Se encendían las traviesas del roce de la madera.

De eso sí me acuerdo.

-Llevarse la novia. Bueno...

Es una práctica que se ha venido utilizando aquí

hasta los años 60.

-Don Ricardo. Cuénteme entonces esta historia.

-Sí. Cuando me llevé la novia...

En el año 50, el día 14 de enero la vi.

La pregunté: "¿Tú dónde vives?".

(Continúa la música)

Que dejes el móvil. Pon la mesa.

No, deja el móvil.

-Normalmente, ella preparaba el hatillo con lo básico.

Lo tenía escondido.

Y se iba... Aprovechaba cuando iba a por agua a la fuente para llevarlo.

(Continúa la música)

La señal que dejaba la familia para que no se preocuparan,

que no había pasado nada, es que rompía el cántaro.

"Ay madre, que me lo han roto". -"Hija, no digas el qué".

-"El cantarillo en la fuente. Madre, ¿qué pensaba usted?".

El padre se sentía... La familia agraviada.

Hacía la película de que iba a matar al novio.

En el fondo lo que tiene es una satisfacción

porque le había quitado una boca menos

y le había quitado un gato...

-65 años. Hemos criado nueve hijos y una nieta.

(Música)

La relación de este alobamiento que se describe en el libro

es que sucedió al lado de una fuente.

(Continúa la música)

(Aullido)

Los lobos muchas veces no te mataban. Dejaban que te murieras solo.

Te metían tanto miedo en el cuerpo,

que muchas veces eran trayectos nocturnos,

que tú te perdías de la senda, te entraba miedo,

te acurrucabas y te morías de frío, directamente.

O te despeñabas, o te tirabas tú corriendo,

intentando quitarte a los lobos, que iban castañeteando los dientes.

Ese era el alobamiento.

Y este fue un caso... El hombre se salvó,

pero se quedó sin habla y el pelo se le puso blanco.

-También serrando la serrana, utilizaban esas historias

para tener a los hijos más controlados.

Hay mayor trasiego por la noche...

Y por el día no tenían tanto control

porque estaban trabajando fuera de casa los padres.

(Música)

¿Por qué sale el agua cuando no llueve?

¿Por qué incluso sale mucha más agua en verano,

que es cuando más calor hace en muchas fuentes.

Los antiguos...

Consideramos que el agua subterránea, sobre todo, no la de los ríos,

era misterioso, era algo divino.

(Música)

Se cree que en las fuentes hay unas ninfas.

Se llaman las náyades,

son unas pequeñas hadas ligadas al agua.

En las que se supone que están cuidando de ciertos manantiales.

En casi todos los manantiales perdidos en la sierra

hay un hada, una virgen que cuida de ese agua.

¿Qué pasa? Si la fuente se seca, el hada se muere.

La fuente desaparece y el hada con ella.

-¿Agua?

¿Sin agua qué hacemos? No vivimos.

El agua es la vida de las personas.

¿Por qué se están secando? Hay muchas causas.

No sé, podría decir, por supuesto... Esto no es tan simple

como decir el cambio climático... Hay muchas causas, ¿no?

-La fuente ahora, en la época en la que estamos

en pleno invierno, parece mentira que se ha secado el 90 %.

-Básicamente, nieva menos.

No es que haya menos precipitación, que la precipitación

puede ser parecida, pero nieva bastante menos.

Eso influye en la recarga de nuestros acuíferos.

Hay más vegetación. El pinar se ha reproducido mucho.

El monte se ha reproducido mucho y hay una detracción

de agua superficial que viene de la vegetación,

que también nos está afectando.

(Música)

Los serranos bebían agua de esa fuente,

la necesitaban para sus animales, la necesitaban para su riego.

Ponían mayor hincapié en el cuidado de esa fuente.

-Que sí, que yo creo que sí.

Que las fuentes, o se están rehundiendo al no llover.

La tierra se grietea y se las traga...

O se pierde... No sé qué está pasando,

pero hay bastante menos agua.

Aquí había muchísima agua.

La cultura también ha desaparecido y las tradiciones.

Las historias están desapareciendo, evidentemente.

-Y así estamos.

Como yo digo, parece que está el mundo al revés.

Me ha gustado que me pregunten cosas...

(Música)

Esperamos que estas historias hayan contribuido

a calmar vuestra sed, pero, sobre todo,

que os haya quedado claro como el agua

la importancia que tiene esta para nuestra vida,

y también de su progresiva escasez en España.

Por nuestra parte,

calmaremos vuestra sed de contenidos medioambientales

con otro "Escarabajo" la semana que viene.

Mientras tanto, recordad que estamos en Facebook y también en Twitter,

@marioescarabajo,

y que nos podéis encontrar en Instagram, Spotify

y en nuestra web.

Nos vemos. Aquí en La 2 en siete días.

No faltéis, que para nosotros sois tan importantes como el agua.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Escrito con agua

Escarabajo verde - Escrito con agua

11 mar 2016

Una iniciativa impulsada por la Universidad de Granada y apoyada por la Junta de Andalucía se ha propuesto catalogar todas las fuentes de agua, manantiales y cursos fluviales de Andalucía.

ver más sobre "Escarabajo verde - Escrito con agua" ver menos sobre "Escarabajo verde - Escrito con agua"
Programas completos (354)

Los últimos 577 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios