www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5408043
Para todos los públicos El escarabajo verde - Amarillo 2 - ver ahora
Transcripción completa

"Excavamos basura y la estudiamos, producimos basura y la enterramos,

diseñamos bienes que acaban siendo basura

e incluso pensamos basura y generamos cultura basura.

Basura de pobres y basura de ricos,

basura degradable y basura que dura miles de años.

Basura corporal y basura espacial.

Hemos levantado imperios sobre basura ideológica

y ocultamos la basura bajo la alfombra.

¿No es hora ya de hablar de la basura?

'El escarabajo verde' emitirá a lo largo de esta nueva temporada

reportajes que bucearán en la basura

dentro y fuera de los contenedores."

"En el capítulo anterior

fuimos tras el rastro de los envases usados.

El punto de partida fue el contenedor amarillo,

pero pronto descubrimos

que seguirle la pista a estos residuos

no es fácil.

Mientras envasadoras de alimentación y bebida

a través de Ecoembes

aseguran que se recicla casi un 80 % de los envases usados,

Greenpeace y algunos ayuntamientos dicen

dicen que esa cifra no supera el 40 %."

"La conclusión a la que llegamos

es que el sistema actual de recogida de envases

por el contenedor amarillo

puede mejorar.

En el capítulo de hoy mostraremos

qué iniciativas permitirán reducir el impacto de los envases

en el medioambiente."

"El punto de partida para este nuevo reportaje

es esta plaza de Móstoles."

Estamos repartiendo botellas de cristal

para concienciar de que, además de reciclar,

tenemos que reducir nuestro consumo de plástico.

Sin reducción no hay una gestión posible.

Estamos en un sistema bastante perverso

que nos dice que tenemos que reciclar,

pero no estamos haciendo nada por reducir el consumo de plásticos,

el gasto energético

o el desastre medioambiental que estamos generando.

-Si hay esta cola para una botella de vidrio,

¿qué cola habría

si lo que te dieran es un tique con dinero

como pasa en el sistema de retorno?

-Hay colas inmensas.

Podréis verlo a continuación.

Tenemos una máquina de retorno de envases

aquí en un mercado municipal,

y el éxito es rotundo.

"Hace años,

España utilizaba el sistema de depósito,

devolución y retorno de envases.

Hoy,

varias organizaciones reivindican la vuelta del antiguo sistema.

El ayuntamiento de Móstoles

ha colocado una máquina de retorno de envases

en este mercado.

Por cada envase usado que el ciudadano deposita

recibe un vale con unos céntimos de vuelta

para gastar en el mismo mercado.

Esta prueba piloto ha durado seis meses

y hoy es su último día de funcionamiento."

Mira, hoy llevamos recogido más o menos esto.

Lo que nos interesa es que se abra este debate

sobre el modelo de los residuos

y, además, fomentar el comercio local,

porque con cada envase obtienes un descuento

que permite hacer compras en el Mercado de la Constitución.

Para hacernos una idea,

cada día de esta máquina supone cuatro contenedores de calle.

Además, un contenedor que llegaría sin impropios.

-A ver, a ver, perdona, para que lo entienda.

Cada día recogéis cuatro contenedores del amarillo.

-Del amarillo, eso eso.

-¿Crees que deberíamos tender

hacia un uso de este tipo de máquina generalizado?

-Sin duda.

Creo que el sistema

que actualmente está implementado en nuestro país

ha topado con límites

y que necesitamos avanzar hacia aquellos sistemas

que están demostrando un nivel de reciclaje superior

con un nivel de impropios menor.

"En España,

el retorno de envases no se contempla.

Hace más de 20 años que se optó por su recogida

a través del amarillo,

un contenedor

que por ley gestionan envasadoras de bebida y alimentación

a través de la sociedad anónima sin ánimo de lucro

Ecoembes.

Así que si se quiere saber

cómo se aplica un sistema de retorno,

hay que visitar países del norte

y del centro de Europa como Alemania."

"Eso mismo fue

lo que 'El escarabajo verde' hizo hace ya seis años.

Allí comprobamos

que las ciudades germanas se diferencian de las nuestras

sobre todo en la limpieza de sus calles.

Pensamos que tendría que ver con la pulcritud centroeuropea,

pero también tenía algo que ver

su sistema de gestión de envases usados

basado en el depósito, devolución y retorno.

Para entender su funcionamiento

entrevistamos al representante de Retorna,

una iniciativa sin ánimo de lucro

integrada por recicladores, ONG y consumidores,

una suerte de 'lobby'

que promueve la instalación de este sistema

en nuestro país."

Vemos en Alemania que las calles están muy limpias.

No vemos envases de bebidas y latas por las calles.

¿Cómo lo hacen aquí?

-Han vuelto a implementar un sistema de retorno de envases,

el sistema clásico de devolver el casco,

y con eso han conseguido

que lleguen a cuotas de reciclaje de los envases de bebidas

del 98,5 %.

"En Alemania podemos ver

que la gente estaba acostumbrada a devolver los envases.

Y también los comercios.

Cuando se compra una bebida,

se paga un depósito de 25 céntimos por recipiente.

En tiendas como esta

los empleados recogían los casos vacíos que les llegaban

sin necesidad de que lo hiciera una máquina.

Las grandes superficies, en cambio,

preferían que una máquina les hiciera la gestión.

Hace ya 16 años

que los alemanes aplican este sistema.

Para ellos, latas y botellas son dinero."

Os lo voy a enseñar.

Como podéis ver,

aquí entras el envase, y lo que hace es compactarlo.

Aquí vemos la compactación.

Como podéis ver,

es el resultado de la compactación de los envases

que los consumidores han puesto previamente.

Tenemos tres materiales aquí.

El PET de color, que es cerveza de un solo uso,

el PET blanco,

que lleva su etiqueta, pero es PET blanco,

que es materia prima de mucha calidad,

y, luego, las latas de aluminio y las de hierro,

que son de un solo uso también.

"A diferencia de Alemania,

en España todavía es frecuente dar con basura en vías públicas

o incluso en los márgenes de cualquier carretera.

¿Un sistema de retorno evitaría, al menos,

encontrar envases de bebida tirados?

Seis años más tarde de aquel viaje al centro de Europa

nos volvemos a encontrar

con el representante de la organización Retorna

para que responda a esta pregunta."

¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

No nos podemos permitir más

enviar contenedores con plásticos hacia Asia

como está pasando ahora,

donde hay muchos envases.

No podemos permitirnos ir por la calle

y encontrarnos latas y botellas abandonadas

o ir a la playa

y ver cómo el viento levanta botellas así.

Esto no funciona

y esto se ha solucionado en 40 sitios en todo el mundo,

y todo el mundo va a acabar haciendo esto.

Esto lo vamos a hacer

todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo.

Vamos a acabar.

Tardaremos tres años, cinco o diez,

pero en diez años

esta práctica de comprar con depósito

y devolver los envases vacíos a cualquier tienda

va a ser en todo el mundo.

"Retorna lo tiene claro.

Pero ¿cómo lo valora Ecoembes?

Recordemos que tal como explicamos en el capítulo anterior,

Ecoembes es la entidad

que se encarga de la gestión actual de los envases usados

a través del contenedor amarillo."

Supone una incomodidad al ciudadano importante,

porque tendría una bolsa más en su casa

de las latas y las botellas.

-¿Por qué una bolsa más?

-Porque la máquina solo acepta la lata y la botella.

La del loncheado del jamón de York,

el yogur, la botella de aceite y la lata de conserva

no pueden ir a la máquina.

-Va de de un sistema en el que está el amarillo...

-Pero tienes una bolsa más.

La lata y la botella harían una bolsa más.

Dos.

Ambientalmente, tiene graves problemas,

según hemos estado viendo.

El transporte tiene un impacto en emisiones de CO2

muy importante.

Tienes que recoger los amarillos y las máquinas de las tiendas.

Y también el impacto económico en la cesta de la compra.

Es decir, si haces un sistema de depósito,

los grandes fabricantes van a tener que pagar más,

y va a repercutir en el impacto en los precios.

-¿Por qué van a pagar más? -Es mucho más caro.

Hay que comprar unas 20 000 máquinas de retorno

para los supermercados,

y cada máquina...

-¿Lo tendrían que pagar los envasadores?

-Tendrían que hacerlo. O la distribución.

Alguien tendrían que pagar las máquinas.

"Ecoembes afirma

que las envasadoras o la distribución

deberían hacerse cargo de la compra de máquinas.

Eso podría explicar las reticencias a la hora de instalar este sistema.

Pero ¿quién se hace cargo de los costes medioambientales

de los envases abandonados en mares y montañas?"

Hay varias cosas.

En ningún sitio del mundo las envasadores han pagado máquinas.

En ningún sitio del mundo.

-¿No? -No.

En cualquier caso, el comercio decide voluntariamente.

"Voy a poner una máquina de retorno automático".

Y compran una máquina y la ponen ahí

para que cuando yo vaya pueda devolver de forma automática.

Por ejemplo, Alemania, sin ir más lejos,

en un 80 % de los sitios

donde la ciudadanía puede devolver las latas y las botellas vacías

es manual.

-Te refieres a que el propio tendero te recoge el envase.

Es una gestión

que, por pequeña que sea, tiene que asumir el tendero.

-Y por eso cobra. Está haciendo una función.

-Pero ¿gana algo el tendero? -Claro.

Más o menos dos céntimos por cada envase que devuelven.

Sería un poco injusto

que el que tiene una tienda está haciendo un trabajo

de aceptar la devolución de los envases vacíos.

Lo razonable es que por ese trabajo,

por cada lata que le devuelven y por cada botella,

que cobre.

"Pero si se cobra, por ejemplo,

diez céntimos por cada envase que compras

y luego se te devuelve,

¿de dónde sale el dinero para su recogida y reciclado?

Retorna explica

que se trata de un sistema que no genera beneficios

y lo consigue recaudando dinero, primero,

de la venta directa a las empresas recicladoras

de todos los envases recogidos en tiendas,

ya sean plástico, brik o aluminio,

y que sirven como materia prima para hacer nuevos envases.

Segundo,

de lo que pagan todas las empresas envasadoras

por cada envase que se pone a la venta

como ya se hace ahora mismo en España.

Y tercero,

de lo que recaudan de personas que no devuelven envases,

por lo que no recuperan el depósito.

Pero algunos diarios digitales cuestionan el interés de Retorna

por instalar este sistema

y aseguran que se trata de un 'lobby'

que se financia, en parte, por Tomra,

una multinacional noruega que fabrica este tipo de máquinas.

Hemos preguntado a Retorna sobre esta cuestión,

y nos han respondido que no tienen ningún interés

ni en la venta de máquinas ni en la gestión del sistema,

sino que su objetivo

es que los ciudadanos devuelvan los envases vacíos

para que no acaben perdidos en el entorno.

A nosotros, Tomra nos suena de otra cosa.

Vimos su logo

en una de las máquinas de reciclaje de los envases

que viene de los contenedores amarillo y gris

durante una visita a la planta de Valdemingómez

para el capítulo anterior.

Es decir, como dicen los anglosajones,

se instale el sistema que se instale

Tomra es un 'win-win'.

Ofrece tecnología de reciclado a cualquier tipo de sistema.

Sobre esta cuestión preguntamos

al exsecretario de Medioambiente de la Comunidad Valenciana."

Dos cosas solo.

Yo creo que nadie se plantea, por ejemplo,

que se han podido instalar zonas azules de aparcamiento

en las ciudades

para dar negocio a los que fabrican parquímetros.

Las máquinas esas de cobro de tiques.

Nadie se lo plantea.

Hay un problema y se busca una solución.

Y la segunda cuestión es que es verdad

que hay fabricantes en Suecia, en Noruega o en Islandia

de este tipo de aparatos,

pero también los hay en Madrid.

Recuerdo que cuando me preguntaban siempre decía:

"Los hay en Madrid e incluso en Villarreal".

"Julià Álvaro quiso instalar un sistema

de depósito, devolución y retorno de envases,

pero empresas como Mercadona o la propia Ecoembes se opusieron."

Los mismos grandes supermercados son embotelladores.

Es decir, Consum o Mercadona tienen sus propios productos,

sus propias marcas de bebida.

Y, luego,

a diferencia de otros grupos sociales,

el empresariado tiene una clara conciencia de clase

y cuando decide

que algo puede afectar a sus intereses económicos,

como una sola persona todos reivindican eso,

y hacen una piña para presionar sobre el poder político.

Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana,

se ponen en el mercado cada día siete millones de envases

que estarían sujetos a ese sistema de devolución.

De esos se gestionan adecuadamente apenas dos millones.

Eso quiere decir que cada día las empresas sujetas a Ecoembes

se ahorran cinco millones de envases.

De tener que pagar por ellos.

Por la recogida, por el transporte y el reciclado de esos envases.

Eso es lo que explica

que, evidentemente, quien saca ese beneficio

de gestionar mal cinco millones de envases cada día

no quieran que se gestionen bien;

porque si se gestionaran bien, dejarían de tener negocio.

"Queda clara la postura de Julià Álvaro

y aquellos que reivindican el sistema de retorno de envases.

Ahora queremos saber por qué

las grandes superficies y los supermercados

descartan una opción

que podría evitar el abandono de envases

en la naturaleza.

Por eso nos citamos

con la Asociación de Supermercados de España."

Las máquinas del sistema de depósito

pueden permitir un reciclaje de mayor calidad,

porque los envases llegan más seleccionados y más limpios.

Pero eso no tiene nada que ver

con que si no, se abandonen en el medioambiente.

Decirlo así es muy duro.

Es como decir que si no tenemos un incentivo

no vamos a tener un comportamiento cívico mínimo.

-Hay organizaciones ecologistas

que dicen que al implantar un sistema de retorno

habría muchas personas que estarían recogiendo esos envases

para sacarse un dinero.

¿No cree que esto podría funcionar?

-Lo único que decimos es que díganos qué y cuándo

y no me diga cómo.

Ya le diré yo cómo.

Con la mejora de la gestión de los envases

tenemos el problema

de que son muchos envases muy distintos.

A unos se les puede dar salida mediante una máquina,

a otros no,

y tenemos que conseguir una solución que sea buena para todos.

Que no incremente los costes, porque eso incrementa los precios.

Lo acabará pagando alguien.

"Los supermercados piden confianza

y poder escoger ellos mismos el sistema

que se adecúe a sus necesidades.

Ahora, falta escuchar a las envasadoras.

Escribimos a Coca-Cola.

Durante semanas

intentamos concertar una entrevista,

pero después de muchos intentos

Coca-Cola dice que solo acepta una entrevista

en la que pueda hablar de su estrategia

y nada más fuera de eso.

Por eso,

el programa decide no entrevistarla.

Así que seguimos analizando otras grandes envasadoras

y comprobamos que todas intentan reducir el uso de plástico.

Pero ninguna habla de dejar de usarlo completamente

ni del sistema de depósito, devolución y retorno."

"El sector de alimentación y bebida en España

tiene reservas

a la hora de aplicar el sistema de retorno.

¿Cómo lo hicieron para superar estos obstáculos

en Alemania?

¿Se generó un debate similar?

Hace ya seis años les preguntamos por esta cuestión."

Al principio, hubo mucha oposición,

porque, especialmente, las grandes empresas,

las grandes cerveceras y las grandes superficies,

querían seguir vendiendo envases sin retorno

que les permitieran ganar más dinero.

Se opusieron en el debate parlamentario

y reclamaron judicialmente,

pero, afortunadamente, ganamos todas las demandas.

-¿Y ha funcionado este sistema de devolución de envases?

-Sí.

Nuestro sistema de devolución y retorno

es un éxito.

Hemos mejorado mucho en reciclaje,

porque los envases no reutilizables se pueden reciclar mejor que antes,

y la gente ya casi no los tira por la calle.

"En Alemania consiguieron superar obstáculos,

y ahora conviven los dos sistemas, el de retorno y el de contenedores.

Afirman

que el SDDR les permite recuperar casi todos los envases de bebidas

y, por tanto, reciclar mucho más.

Comprobamos que es un material muy limpio,

porque llega a la planta

sin haberse mezclado con restos de comida

u otros materiales.

Pero no solo visitamos plantas alemanas;

también, las de España.

Cuando depositamos una bolsa en el contenedor amarillo,

va a parar

a una planta de selección como esta.

En nuestra visita hemos comprobado

que los distintos tipos de material se separan por categorías

y acaban en balas

que luego comprarán empresas recicladoras

para dar una nueva vida al producto.

A simple vista vemos

que los materiales están más sucios,

puesto que vienen mezclados en la bolsa de casa

con latas de tomate o de sardinas, por ejemplo.

Y eso juega en contra del reciclaje

según el gremio de recuperadores de Cataluña."

Estos envases son envases de PET

que se asocian normalmente a los envases de agua

o bebidas refrescantes

y son los más problemáticos,

porque tienen un alto valor en el mercado

como el material del que están hechos,

como el PET,

y son difíciles de recuperar

en el sentido de que estas balas pueden contener

un porcentaje de impropios bastante alto.

Como podemos ver, algunas contienen latas también.

Ciertos impropios que van muy mal a la hora de recuperarlos.

La lata que se hace aquí en España por el sistema de recolección

es una lata que tienen unos impropios muy altos

y puede devaluar su valor hasta tres o cuatro veces

en comparación con países

que tienen el sistema de depósito, devolución y retorno

donde la calidad de la lata que se devuelve en estos países

es muy superior

y hace que la lata nacional, por ejemplo,

tenga que pasarse por varios tipos de procesos

antes de poder entrar en fundición.

"Vamos a una

de las muchas empresas intermediarias

que se encargan de separar el material

antes de fundirlo."

Lo que les llega a ustedes de la planta de tratamiento

o de un "ecopark"

no sería correcto para hacer nuevas latas de bebida.

-Directamente, no podríamos hacerlo.

Hay un alto contenido en lata de aluminio,

pero hay toda una serie de elementos.

Encontramos aerosoles,

con el que el aluminio sí es compatible,

pero el aerosol te viene con gas dentro.

Viene con algún tipo de aire comprimido.

Este gas, si llegara a la fundición, podría provocar explosiones.

Podría provocar problemas de riesgos importante.

Tenemos que separarlo, triturarlo,

asegurar que rompemos el envase y ya lo podemos mezclar.

-¿Sería bueno que estas balas de aluminio

llegaran más limpias?

Se ahorrarían este proceso de aquí. Sería más barato, ¿no?

-Si solo viniera lata de aluminio,

lógicamente lo que haríamos sería embalarla

y enviarla a la fundición para hacer latas de aluminio.

Nos ahorraríamos este paso intermedio.

-Tendría más valor entonces una bala de latas limpias

que una balan como las que llegan con todo mezclado.

-Tendría más valor directo.

Sin hacer ninguna operación añadida.

"Dejamos el sistema de depósito, devolución y retorno

para descubrir otras fórmulas

que están aumentando los niveles de reciclaje.

Se trata del puerta a puerta.

En Cataluña, lo practican más de 200 municipios.

El método es simple.

Cada noche se recoge una fracción diferente.

Tres días, la orgánica;

dos, los envases y cartón y uno, el resto.

Hoy toca recoger envases.

Los vecinos los dejan bien preparados

en la puerta de la casa o del edificio."

Comparado con el sistema de recogida de envases

del contenedor amarillo,

¿es más eficaz el puerta a puerta?

-Como en la recogida puerta a puerta nosotros conocemos a cada vecino

o a cada comunidad de vecinos,

eso hace o implica que cada vecino se corresponsabilice

y realmente intente hacerlo lo mejor posible.

-¿Esto se nota en la calidad y cantidad de envases recogidos?

-Evidentemente, se nota mucho en la cantidad,

porque recogemos mucho más kilos por habitante y año

que cualquier municipio de recogida con contenedores,

y también, en la calidad.

"En la recogida puerta a puerta

los residuos domésticos tienen nombre y apellidos,

pero todavía hay vecinos que se despistan.

Una incidencia.

Es cartón, que hoy no toca.

El operario coloca un aviso

y os comunica al ayuntamiento

que por carta apercibe al infractor.

Al reincidente le pueden llegar a multar."

¿Hay mucha diferencia de porcentaje

en la recogida de puerta a puerta de envases

o del contenedor amarillo?

-Estamos hablando

de que si la media de Cataluña está en el 38 o 39%,

la media de un municipio puerta a puerta

que haga todo el municipio puerta a puerta

está entre el 70, 80 e incluso el 90 % de reciclaje.

Esto no quita

que el sistema pueda complementarse con otros sistemas

como el sistema de depósito, devolución y retorno

que ha funcionado también en otros países.

Creo que el sistema actual hay que repensarlo

porque está estancado.

"Una vez recogidas,

las bolsas se lleva a la planta

donde separan los envases que hay dentro."

Aquí tenemos esta descarga

de la recogida que comentaba de ayer por la noche,

y vemos que el tipo de envase que encontramos

de entrada es envase que va dentro de bolsa.

Está cerrado y lo dejan en la calle.

Es envase doméstico.

No vemos cosas extrañas, ¿eh?

Si comparamos con este otro residuo

que ha venido de otros municipios que hacen otro tipo de recogidas,

el contenedor amarillo o incluso algunos de tapa abierta;

podemos ver envases evidentemente,

pero también otros elementos que no forman parte

de lo que debe contener el contenedor amarillo.

Aquí vemos cajas de frutas,

vemos incluso algunos cubos, un césped artificial...

-Hay de todo. -Sí.

Normalmente, plásticos.

La gente tiene el punto de conciencia

de tirar plástico en el contenedor amarillo,

pero no es el tipo de plástico para el que el sistema está diseñado

y la planta está preparada.

"Contenedores amarillos,

devolución de envases, puerta a puerta...

Cada país y lugar aplica su método

y, de momento, el resultado es insuficiente.

En 2016,

Europa solo recuperó el 30 % de los envases usados

según la Agencia Europea de Medioambiente.

Por eso, ONG, como Greenpeace, animan a vivir sin plástico.

¿Estaría preparada la sociedad?

Hacemos la prueba.

Buscamos fiambreras y botes

para hacer una compra sin envases de usar y tirar.

'A priori' esto representa perder un poco más de tiempo y confort.

Vamos a comprar a un supermercado que no vende productos envasados."

Aquí tenemos la pared de productos de limpieza.

Es biodegradable.

Tenemos desde detergentes hasta jabón de los platos,

un multiusos, un antical...

-Vale.

Yo he traído aquí unos cuantos...

-Envases. -Envases.

-Sí. -Vale.

-No sé si te van a servir.

-Primera vez que compro a granel. -Bueno, enséñame y lo vemos.

-Vamos a a ver, esto.

-Sí, eso es.

-¿Lo ponemos? -Sí.

Aquí, el jabón para platos.

Dices que es un producto biodegradable.

-El jabón de los platos es un producto biodegradable

y es muy concentrado,

con lo cual hay que utilizar poquito.

"Aquí encontramos vino a granel, champú, cacao, cereales...

Una compra así requiere ir sin prisas."

-Pues un poquito de azúcar. -Muy bien.

"Pero también es cierto

que permite comprar la cantidad exacta que necesitamos

de cada producto."

¿Puedes poner 300 mililitros o es medio lo que tienes que poner?

-Bueno. -Bueno, te voy diciendo.

¿Y cómo funciona?

¿La gente acepta bien

el volver a estos métodos quizás más lentos y más antiguos?

-La gente lo acepta muy bien.

Desde el primer día,

ya teníamos clientes que querían hacer una compra así,

con lo cual genial.

Pero hay otros clientes

que en la primera compra utilizaban nuestros envases,

pero nosotros les hemos cambiado el chip,

y ya están creando menos residuos

viniendo con sus propios envases de casa.

"¿Es posible un futuro sin envases de usar y tirar?

Hoy no tenemos la respuesta.

Tan solo hemos mostrado algunos sistemas

que pueden frenar la llegada de plástico

a la naturaleza.

Aunque según la Agencia Europea de Medioambiente,

todo el plástico reciclado sirve para cubrir

un minúsculo 6 % de la demanda total de plástico

del continente.

Se trata de una cifra tan pequeña

que el reciclaje parece quedarse corto.

Con esta cifra,

reciclar envases es como frenar una inundación de agua

en vez de cerrar el grifo.

Por un extremo,

todas y todos debemos continuar reciclando,

pero de poco servirá si, por el otro,

continúa aumentando la producción de plástico.

'El escarabajo verde' continuará investigando

si es posible que en un futuro próximo

ese grifo de producción de plástico se cierre."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Amarillo 2

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El escarabajo verde - Amarillo 2

11 oct 2019

Este viernes, emitimos el segundo capítulo de "Amarillo", un reportaje que investiga cómo mejorar el reciclaje de envases a través del contenedor amarillo y reducir su impacto en la naturaleza.

ver más sobre "El escarabajo verde - Amarillo 2" ver menos sobre "El escarabajo verde - Amarillo 2"
Clips

Los últimos 605 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios