"El documental de La 2" es un espacio que La 2 reserva para la excelencia. En él se seleccionan los mejores trabajos del ámbito nacional e internacional para este espacio y se combinan documentales actuales con aquellos que han hecho historia

1075737

Transcripción completa :

X Cerrar

Subtítulos de El documental - ¡Copiad, malditos!

Trascripción de Teletexto-iRTVE. Copiar es lo contrario de crear. Para mí, copiar es multiplicar y multiplicar es bueno. Creo que copiar significa no tener imaginación. Para mí, copiar significa la génesis de la creación. Me llamo Hassan Hassem; yo soy de Bahréin, del Líbano. Bueno, y llevo aquí desde el 93, en Extremadura. Me casé, tengo dos hijos; monté mi negocio y empecé a trabajar, como toda la gente. Y, de repente, pues recibo una carta de la Sociedad General de Autores. "La SGAE ha comprobado que en su establecimiento se viene haciendo uso de obras musicales o audiovisuales, para la explotación o amenización del mismo." Yo, aquí, ¿qué quieres que te diga? No he visto a nadie y aquí, lo que tengo, es lo que hay; ustedes lo van a ver y es lo que hay. La mayor parte del negocio se lo lleva la cocina y aquí tengo 2,70 por 2,90; es el espacio para el público. Es comida para llevar; no tenemos instalaciones ni de cable, ni música, digamos, de fuera, ni altavoces. Lo único que tengo es un radiocasete, con un miniCD de estos, chiquititos. Casero. Y es el que tengo en la cocina. Y el único tipo de música que escucho aquí es música árabe, música libanesa. Esta música la traigo yo de mi tierra; cada vez que se va mi hermano o voy yo, o me entero de que alguien viene y trae música, pues me lo grabo, o me lo manda, o me lo vende, o lo que sea, pero siempre, siempre, me he hecho de música así. Viendo la situación en este pueblo extremeño, está claro que la propiedad intelectual y los derechos de autor están presentes en la vida diaria. Nuestro proyecto consta de este documental y de un blog en Internet, donde narramos el desarrollo de la producción y donde vamos a colgar las entrevistas íntegras. También hemos decidido, no sólo hablar de estos temas, sino experimentarlos, con lo que vamos a intentar licenciar el documental con una licencia distinta del copyright, una licencia que nos permita colgar el documental en Internet, para que todo el que quiera, pueda visionarlo, descargarlo y copiarlo libremente. En el documental, también vamos a narrar el proceso de conseguir esa licencia. Vamos a ver si, al final, podemos hacerlo. Volvemos a Montijo, el pueblo que se ha situado a la cabeza en la lucha contra la SGAE. Desde Ademyc, la asociación local de comerciantes, se llevan a cabo una serie de iniciativas de información y defensa de los hosteleros. Este cartel es el que hemos hecho nuevo y hay que, sobre todo, incidir, entre los empresarios que pidan el cartel, en que este párrafo es importante. "Que los equipos de reproducción disponibles son propiedad de la empresa, que hace uso privado de ellos y que no están sujetos a remuneración por el público". Cuando la SGAE les diga que obtienen beneficios... Mario colabora en Ademyc y tiene un restaurante donde trabaja como cocinero. Él mismo ha sufrido los envites de la SGAE y ha sido promotor del llamado "Manifiesto de Montijo", un texto con instrucciones para librarse de la SGAE, que traspasó las fronteras extremeñas y se ha convertido en un referente de las posiciones antiSGAE. (LEE) "Haciendo uso de repertorio de la SGAE." Vaya, cazado. Ademyc, como asociación sin ánimo de lucro, igual que la SGAE, somos sin ánimo de lucro, es uno de los servicios que prestamos. Pues ofrecemos asesoramiento e información a la gente que nos lo solicita. La SGAE ha conseguido que se legisle a su antojo. O sea, se han creado leyes para beneficiar a este grupo de personas, a los autores y a los editores. Y no, precisamente, a todos los autores y editores, sino a un grupo concreto, privilegiado, de autores y editores. -Hay algunos que no la aprueban. -Se quejan. -Lo primero que hay que tener en cuenta es que la situación es difícil, la pelea es difícil y hay que estar dispuesto a renunciar a muchas cosas para pelear con efectividad. Por toda España, asociaciones de empresarios, universidades y otras instituciones están empezando a cuestionar los pagos a las entidades de gestión de derechos. En Montijo, todo el pueblo está sensibilizado con el tema y el Ayuntamiento aprobó en un pleno dejar de abonar los recibos de la SGAE. Bueno, yo espero que, por simpatía, otros ayuntamientos dejen de pagar a la SGAE. Y la SGAE, ¿qué puede hacer, demandar a todos los ayuntamientos de España? Bueno, veremos si se admite a trámite esa demanda. La cuestión es forzar el debate y forzar el cambio en la legislación. Y para forzarlo, a veces, hay que tomar medidas tan drásticas como esa. Todo el mundo ha oído hablar de la SGAE y a nadie le resultan desconocidos términos como "canon digital", "entidades de gestión" o "derechos de autor". ¿Pero qué es, exactamente, la propiedad intelectual? La propiedad intelectual es el conjunto de derechos que regula la protección de las creaciones del ser humano. Se divide en dos tipos: la propiedad industrial, que protege a marcas y patentes; y los derechos de autor, que protegen a las creaciones artísticas, que son de lo que nos vamos a ocupar. Según la Ley española, son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas. Incluyendo: libros, obras dramáticas y traducciones; composiciones musicales; obras cinematográficas; obras de pintura, fotografía y escultura; proyectos arquitectónicos y de ingeniería; y programas de ordenador. La ley distingue distintos tipos de derechos de autor. Primero, tenemos los derechos morales, que serán siempre del autor, como el reconocimiento de la autoría o el respeto a la integridad de la obra. También tenemos los derechos de explotación, que son transferibles, como los derechos de reproducción o los de difusión pública. La ley determina también la duración de esos derechos de explotación; es lo que se conoce como copyright. Actualmente, la ley reconoce la protección de una obra hasta 70 años tras la muerte del autor, pasando esta entonces a dominio público. ¿Pero de dónde viene este sistema y esta duración? Aunque por entonces, legalmente, no tenía dueño, la cultura se encontraba encerrada en los monasterios. Pero en 1439, Gutenberg inventó la imprenta. Y esto lo cambió todo. La cultura empezó a circular. En 1710, llega la primera ley de propiedad intelectual: el Estatuto de Ana, que reconoce los derechos del autor sobre la explotación de su obra. Pero también defiende los intereses públicos, obligando al paso a dominio público tras el período de protección. Tenía entonces una duración de 14 años, más otros posibles 14. Desde entonces, el desarrollo tecnológico ha ido posibilitando formas de copiar y de difundir la cultura, cada vez más rápidas y efectivas. Y las duraciones del copyright han ido ampliándose sin cesar. 28 años. 1831: 42 años. 1909: 56 años. 1976: La vida del autor, más 50 años. Y llegamos a 1998. En este año, vimos la última gran extensión del copyright, pasando este a una duración de la vida del autor, más 70 años. Esta última extensión se produjo, casualmente, justo cuando un conocido ratón estadounidense iba a pasar a dominio público. Y con él, los cientos o miles de millones de dólares generados por su imagen. Para conocer los tipos de licencias que existen, vamos a Barcelona, a ver a Ignasi Labastida, profesor en la universidad y representante en España de Creative Commons, uno de los sistemas de licencias más conocido del mundo. Ignasi nos ayudará a escoger la licencia adecuada para nuestra película. Bueno, Ignacio, venimos porque queremos que el documental que producimos, colgarlo en Internet, que todo el mundo pueda descargarlo y copiarlo libremente. Queremos saber qué tipo de licencia debemos usar y qué opciones existen hoy en día. -Pues, a ver, si te quieres centrar en el tema de las licencias Creative Commons... Hay otras licencias que, más o menos, tienen cosas parecidas. Tienes que tener claro, primero, que todas las licencias, las seis que se ofrecen actualmente, permiten: la copia, reproducción, la distribución y la comunicación pública, siempre que no se busque una finalidad comercial. O sea, si pones una de estas licencias, tú estarás autorizando que se pueda copiar el documental y que se pueda distribuir. Y, después, la otra cosa que te debes plantear también, es si quieres permitir la transformación. "A mí me interesa ese documental, pero sólo una parte y quiero crear otro documental a partir del tuyo", que es lo que se llama, legalmente, una obra derivada. Juntando todo esto, tienes seis opciones. Desde lo más restringido: no permitir obra derivada, no permitir usos comerciales; a lo más abierto, que sería: permitir cualquier tipo de uso comercial y permitir cualquier tipo de modificación. De hecho, la ley dice una cosa: que tú no puedes ceder... Parece ser que Creative Commons es el camino a seguir. Para decidirnos por una licencia y conocer los detalles del proceso, volvemos a Madrid, a consultar a Javier de la Cueva, abogado experto en propiedad intelectual. Pues, Javier, venimos de ver a Ignasi Labastida, de Creative Commons España. -Ajá. Que nos explicó los tipos de licencias alternativas que hay. -Sí. Porque tenemos la intención... -¿A qué le llamas "alternativas"? Ah, es verdad. (RÍE) Tienes razón. Pues otro tipo de licencias menos usuales, quizá. -Sí. Que el copyright. Y nosotros, la intención que tenemos es que nuestro documental podamos colgarlo en Internet y que todo el mundo tenga acceso a él. -Vale. Bueno, pues vamos a ver. Eh... Te comento. Yo ya he visto el contrato que tenéis vosotros y, entonces, eh... Lo que te voy a dar son los parámetros generales. Los parámetros generales, creo que, mejor, te los dibujo, porque, la verdad, es un tema que se entiende mejor con un gráfico. Mira. Nosotros vamos a partir de aquí, ¿vale? Este es el inicio. Y el inicio es que vosotros tenéis un contrato con... Entre la productora, que sois vosotros, y Radio Televisión Española. Primero, tenemos que analizar si vuestro contrato os permite colgarlo en Internet. ¿Vale? Porque, claro, no solamente estáis grabando, sino que también tenéis gráficos; tenéis imágenes, tenéis... Eh... Personas, que son las que están entrevistadas... Eh... Pondréis una música, supongo, al documental. Tenéis los derechos del guionista y tenéis también los derechos del realizador. Y los derechos vuestros como productora. Entonces, los derechos como productora son los que estamos analizando... Javier nos explica el laberinto legal que suponen los distintos derechos en una producción audiovisual. Nos habla de derechos de autor y derechos de imagen. También, de lo relativo a la coproducción y sus derechos de explotación. Nos cuenta todo lo que tenemos que hacer para poder colgar la película en Internet. Debemos firmar un contrato de cesión de derechos con las personas que generan derechos de autor, como el guionista, director, músico, grafista... En ese contrato, debemos especificar que el documental se licenciará con Creative Commons. Si alguien pertenece a una entidad de gestión de derechos, como la SGAE, se complica la cosa, teniendo que pedir permisos extras. También debemos conseguir la autorización para usar la imagen de las personas que van a salir en el documental. Y por último y no menos importante, debemos llegar a un acuerdo con Televisión Española, coproductores y copropietarios de la película. Este dibujo representa el camino que debemos seguir para poder editar el documental, con una licencia copyleft y poder colgarlo en Internet, para que todos lo puedan visionar, descargar y copiar libremente. Si conseguimos llegar al "sí" de la derecha, podremos hacerlo, pero si acabamos en el "no" de abajo, no podremos colgarlo en la web y ya veremos, entonces, cómo lo solucionamos. La llegada de Internet y la copia digital ha supuesto un gran aumento del fenómeno del intercambio de archivos, también denominado, por algunos sectores, con el nombre de piratería. En los últimos años, las ventas de CD y DVD han descendido considerablemente; nuevas formas de consumo se van abriendo paso. La industria de la música y el cine está sufriendo ya grandes cambios. Y la industria editorial, ante el crecimiento del libro electrónico, tiene la revolución ante sí. El cine es el sector más afectado por la llamada "piratería"; no dispone de los sistemas de protección anticopia del software, ni tampoco hay todavía alternativas de producción y comercialización, como las surgidas en el sector de la música. Si alguien tiene la posibilidad de descargarse una película totalmente gratis, provoca un efecto muy curioso, que es el cambio en la percepción del valor del cine. Porque lo que debemos tener claro es que el cine no puede ser gratis. La gente que trabajamos en cine, en producción y trabajamos en películas, sabemos que hace falta mucho esfuerzo de mucha gente, durante muchos meses, para poder realizar una película. El objetivo mío, particular, y es lo que yo quiero implantar en nuestra compañía es que, al final, los cines se conviertan en un destino de entretenimiento digital. Poder proyectar, no solamente películas, sino que podemos proyectar documentales, podemos proyectar fútbol en directo, podemos proyectar óperas, como estamos haciendo ya... Lo que es un hecho es que, en vez de ir más gente al cine, con la oportunidad que supone Internet, se ha reducido la asistencia a las salas y se ha reducido el alquiler y la compra de DVD. Y de una forma dramática. Estamos hablando de un sector que se ha reducido a menos de la mitad en cuatro años. Esperemos que los cines continúen existiendo, pero creo que, a estas alturas, ya es seguro que gran parte de la explotación del cine se hará a través de Internet. Filmotech es uno de los portales de visionado de películas en Internet de referencia en España. Por un precio de entre uno y dos euros, se puede ver una película en el ordenador. En Estados Unidos, están más adelantados: Netflix ofrece por 10 dólares al mes, una completa oferta de series y películas, que se ven directamente en la televisión, que ya está conectada a Internet. El catálogo de Netflix es inmenso y está bien ordenado, comparado con los portales que se pueden encontrar en España. La producción cinematográfica se ha vuelto muy difícil; el modelo basado en exhibición en salas y venta de DVD parece acabado. Y los servicios de venta o alquiler de contenidos por Internet están empezando. Hacen falta nuevos modelos de negocio. "El cosmonauta" es un proyecto de largometraje; era un sueño que queríamos hacer... Era, digamos, la historia ideal para apostar por ella y para perder tiempo en ella. Y, básicamente, es una propuesta para renovar o solucionar ciertos problemas que vemos en la industria, de manera bastante innovadora en cuanto a la financiación, la producción y la distribución. El modelo de negocio de "El cosmonauta" se basa en hacer participar al público en el proyecto y así, fidelizarlo antes de producir la película. En vez de ser un mero espectador, por dos euros, puedes convertirte en productor. A esto se le suman otras fuente de financiación, como el merchandising, fiestas y patrocinios de marcas. En "El cosmonauta", están usando el valor de su marca como un criterio de financiación y así vender derechos de emisión a televisiones y cines con un público ya prácticamente asegurado. Además de vender los múltiples productos derivados. Es un proyecto transmedia; el punto central es un largometraje, pero alrededor de él hay otros contenidos desarrollados para móvil, para libros, para textos, videojuegos, etcétera. Nuestra presencia en Internet, además, tiene mucho que ver con nuestro modelo de negocio, porque lo que estamos haciendo, gracias a Internet y, también, bueno, gracias a eventos que hacemos en la calle y a conciertos, fiestas y demás, es el hecho de contactar con el público antes. Y ese contacto con los productores tiene mucho que ver, porque conseguimos un público que, después, probablemente, querrá ir al cine; probablemente, la verá en Internet; o, probablemente, la verá en televisión, y se compre el DVD. Entonces, es también, una cosa muy buena que nos dan nuestros productores: que nuestros productores se convierten en productores cuando, a partir de dos euros, compran un "welcome pack", o sea, la aportación mínima son dos euros y lo que se llevan es un certificado de productor, donde, personalizado, con su nombre y un número del sorteo, pues sortearemos uno de los dos trajes de cosmonauta auténticos que tenemos, se llevan un par de pegatinas y una chapa. Alfonso será el músico del documental; ha trabajado con nosotros los últimos diez años y nos compuso la música de ocho o nueve películas. Está de acuerdo en colgar el documental en Internet y, gustosamente, nos da permiso para usar su música, que estará disponible en la red, de una forma gratuita, para todo el que quiera. A mí es que me parece lo más natural del mundo. Claro, es que uno¿ Igual que... Que... Que, a lo mejor, te he comentado que sí, que creo que alguna parte de mis derechos, cuando están, como estamos hablando, en Tele 5, están poniendo una canción mía y me tiene que llegar, veo igual de natural el que se hagan trabajos y obras, creaciones, para que estén directamente colgadas en la red y que vayan por una vía directa y libre, sin pasar por la Sociedad de Autores o por ningún lado. Alfonso es músico profesional y además de componer bandas sonoras, toca la guitarra y actúa en directo con cierta frecuencia. Tiene tres grupos: Desechos, que es el más rapero; Wakame, de pop japonés; y también colabora con Mariem Hassan, una cantante saharaui. En el contrato, pones... Como la inmensa mayoría de los socios de la SGAE, Alfonso es un trabajador de la música y poco tiene que ver con las grandes estrellas. Yo pienso que... Ahora mismo, no sabemos si Alfonso puede, legalmente, colgar su música en Internet, sin generar derechos de autor. La SGAE podría reclamar un pago a la página web que aloje los archivos. Según el contrato de coproducción que tenemos con Televisión Española, no podemos colgar el documental en Internet. Les proponemos licenciar el documental en copyleft y les enviamos información sobre Creative Commons; estamos esperando su respuesta. La vía del derecho a la propia imagen no parece problemática e iremos recabando permisos mientras grabamos. En cuanto a los derechos de autor, el realizador, guionista, la grafista y el traductor de subtítulos no son problema. Al pertenecer nuestro músico a la SGAE, podríamos tener alguna complicación. Pues tenemos que hablar con el abogado. -¿Sí? Hola, Javier, soy Stéphane, de "Copiad, malditos". -Hombre, ¿cómo andas, Stéphane? Bien. Mira, deja que te cuente. Tenemos un problema con nuestro músico, que es socio de la SGAE y no sabemos si podemos colgar la música del documental directamente en Internet con Creative Commons o tenemos que hacer algún tipo de trámite con ellos. -Pues vamos a ver. Si él es músico y él es socio de la SGAE, tenemos una cuestión y es la siguiente: Él, por contrato, lo que habrá es cedido a la SGAE, precisamente, una serie de derechos. Sí. -Los de poner una obra a disposición, la comunicación pública... Pues, por ejemplo, el tema de los bares, de las radios, o el tema de la televisión. Sí. -Ahora bien, la SGAE, en los estatutos, establece que hay un sistema que son las autorizaciones singulares. Quizás te acuerdes que, en el gráfico, también lo hablamos. Vale. -Entonces, él puede solicitar al consejo de dirección que se le permita, para ese caso concreto, llevar a cabo una utilización de esa obra y que esa obra no se la gestione la SGAE. Ajá. -Así que lo que tendría que hacer es hablar con la SGAE, para ver cómo puede obtener ese permiso de ellos. Vale. Pues, hablamos con ellos y te hacemos saber algo. -Vale, pues ya me dirás. ¿Eh? Vale. Venga. -Venga, estupendo, hasta luego. Hasta luego, chao. Pues hay que llamar a la SGAE. Tras varias llamadas y una visita a la SGAE, nadie en departamento de Socios sabe decirnos el procedimiento a seguir. Así que, siguiendo las indicaciones de nuestro abogado, les hacemos una petición formal, conforme a los estatutos de la sociedad. Pues parece que ya nos hemos topado con la SGAE, ¿pero cómo funciona la SGAE? ¿Cómo son las entidades de gestión de derechos? La ley de Propiedad Intelectual obliga a la gestión colectiva de los derechos de autor. Esto significa que un autor no puede recaudar directamente sus derechos; sólo puede hacerlo a través de una entidad de gestión. En España, hay ocho entidades de este tipo. La más conocida y la mayor es la SGAE, que representa a músicos y editores. También tenemos a CEDRO, escritores; AGEDI, productores musicales; AIE, músicos, intérpretes y ejecutantes; AISGE, actores; VeGaP, artistas visuales; EGEDA, productores audiovisuales; y DAMA, cineastas. Estas entidades son privadas y tienen forma jurídica de asociación sin ánimo de lucro. Su tarea es recaudar los derechos de autor que sus asociados generan, según la ley de Propiedad Intelectual. El dinero recaudado lo reparten, quitando un porcentaje para el propio funcionamiento de la entidad y otro destinado a un fondo asistencial y promocional. La ley de Propiedad Intelectual reconoce también el derecho del autor a recibir una compensación equitativa por copia privada, conocida como el canon digital. Las entidades de gestión reparten el dinero en base a estudios propios que hacen de acuerdo con la difusión y uso de las obras de sus representados. Prepárense, para escuchar la verdad del eufemismo de llamar "canon" al acto de robar. Y es que los artistas, progres, que son socios de la SGAE, los describían con fascistas en una sección de la RAE. La SGAE es la entidad de gestión más grande y más célebre. Tiene casi 100 000 socios y en 2009, ingresó 316 000 000 de euros. En los últimos años, la SGAE se ha convertido en el blanco de todo tipo de críticas y, actualmente, es una especie de archienemigo de activistas de la red, internautas e incluso algunos ayuntamientos y universidades, que se niegan a seguir pagando. Qué cojones, pagar a la SGAE por grabar mis propias canciones. A pesar de esto... Las mayores críticas que recibe la SGAE son las relativas a su agresiva política recaudatoria, su falta de democracia interna y la poca transparencia en el reparto de sus fondos. Pon "ladrones" en Google y verás lo que te sale. Pum. Uno de los defectos que tiene la SGAE es que, en los años 80, creo, Teddy Bautista reformuló la SGAE e introdujo a los editores. Entonces, primer problema de la SGAE: que es un sindicato vertical. Y nosotros pensamos que los autores tienen que estar a un lado y los editores tienen que estar en otro lado. Segundo problema que tiene: antes, en la SGAE, se votaba... Antes, siendo 1800, se votaba, una persona, un voto. En la actualidad, sólo votan y esto no es ninguna broma, ni ninguna propaganda, es cierto, sólo vota alrededor de unos... Entre 7000 y 10 000 personas, de 80 000 o 90 000. ¿Qué es lo que pasa? Pues que, entonces, hay cerca de 100 000 autores que no todos viven de su trabajo. Entonces, lo que se ha hecho ha sido como cualquier empresa que tiene acciones: Tantas acciones tienes, tantos votos tienes. Aquí, las acciones son pues los ingresos que has tenido. Tantos ingresos tienes, pues tantos votos tienes. Cuando se habla de por qué la SGAE es tan conservadora con sus tesis, por qué es tan agresiva y por qué quiere, continuamente, frenar los avances tecnológicos, pues la respuesta se encuentra en su sistema de representación. Es evidente. Si los únicos que pueden votar son también los que están ganando dinero con este sistema y les va bien, ¿por qué iban a querer cambiarlo? Los autores que no tienen ningún voto es porque no tienen el éxito que tienen como para generar dinero. Ellos recaudan y, luego, reparten prácticamente casi todo de forma arbitraria y, básicamente, en este 10%, que es el 10% que vota. El 1,75% recaudaba, o sea, se le repartía el 75% de los beneficios. El 1,75% de los que algo recaudan se lleva el 75%. Hay el ambiente de que no somos transparentes... Pero bueno, si es que ya no podemos publicar más. Y ya, lo único que tenemos que hacer es, pues no sé... Publicar, con nombres y apellidos lo que cobra cada uno, cosa que no puedo hacer por la ley de Protección de Datos personales. Simona pertenece a EXGAE, un colectivo barcelonés que difunde información sobre cómo librarte de la SGAE. A EXGAE se le unen decenas de grupos y miles de activistas que entienden que la propiedad intelectual debe ser gestionada de otra forma. Trabajan incansablemente para cambiar el actual sistema de gestión de derechos por uno más justo y transparente. Quieren reformular el concepto de cultura que, a menudo se entremezcla con el de entretenimiento y, demasiadas veces, con el de comercio. Hay una ley, en este país, y no sólo en este país que dice que los únicos que pueden recaudar los derechos de autor, en las televisiones y en otros casos también, son las entidades de gestión. Y lo que pasa es que, luego, en teoría, deberían repartirlas a los que tienen los derechos de autor. Esta performance de Leo Bassi es para decir a la industria que no pagaremos el pato de la industria de entretenimiento que no se quiere reconvertir. Vamos a seguir aquí todavía un rato, para contaros lo que está haciendo la ministra de Cultura en el Congreso de la Industria Cultural, justo aquí, a unos pocos metros. Hay que mantener esta libertad; no se puede parar la historia, no se puede parar y vivir de viejos privilegios. En estos momentos, la industria de la producción de contenidos intelectuales utilizaba antes el soporte del DVD, del CD o de los programas de televisión, pero ahora, estos... -Un poco más allá, que pase el tráfico, por favor. -Ah, que hay tráfico. Perdona. Sabéis que, como payaso, yo no puedo, en ninguna de mis actuaciones, citar una marca comercial de un producto que exista. Por ejemplo, yo no puedo hacer un chiste o una broma utilizando la marca McDonald's o utilizando una marca como Apple, de los ordenadores. No puedo, porque hay un riesgo de un pleito por utilización de marcas de propiedad privada de marcas industriales. Y llegamos a la paradoja de que yo he podido hacer un espectáculo con el papa de Roma, Ratzinger, vestirme de Ratzinger y contar chistes junto a Ratzinger, porque es la libertad de poder hacerlo, pero yo no puedo contar un chiste o hacer algo utilizando el nombre... Digo "McDonald's" o cualquier otra marca. Javier de la Cueva nos asesora legalmente. Es un abogado madrileño que trabaja defendiendo a personas o empresas demandadas por las entidades de gestión. Colabora estrechamente con David Bravo y ambos han defendido a multitud de webs de enlace y bares demandados por la SGAE y otras entidades de gestión. Tenemos el país más avanzado en sentencias de reconocimiento de los derechos de la cultura libre, por cuanto que somos de los países iniciales en cuanto a la primera sentencia sobre copias del mundo. Tenemos, además, unos jueces que han desarrollado perfectamente, porque lo han entendido de una manera estupenda lo que es un enlace y, sin embargo, lo que tenemos es un poder político que es ciego a lo que pide la sociedad. Javier ha desarrollado un archivo público de procedimientos libres, donde comparte sus conocimientos sobre propiedad intelectual y publica, de forma gratuita, todos los avances y éxitos que ha tenido. David Bravo y otros abogados colaboran en esta tarea. Y todos intercambian, libremente, sus experiencias. Es el copyleft aplicado al Derecho. Es un derecho procesal distribuido; entonces, de esa manera, antes, el conocimiento estaba concentrado, que era el que daba el poder y, ahora, el conocimiento está distribuido. Entonces, mediante esa inteligencia colectiva se pueden obtener muchísimos mejores resultados que lo que pudieran ser una persona que fuera la depositaria del conocimiento. Estos abogados también dedican parte de su tiempo y esfuerzo a divulgar; es frecuente su presencia en medios de comunicación, charlas universitarias y centros sociales, donde explican su visión de la propiedad intelectual. Nos llaman para que demos información sobre nuestra actividad y claro que vamos. Y en la Universidad de Málaga, pues igual. Personas interesadas en eso; hay tipos que se dedican al copyleft y organizan eventos gratuitamente y lo hacen porque quieren ayudar a que se difundan estas ideas, si tú no cobras, yo tampoco voy a cobrar. Ahora, que me llamas para que dé una conferencia en tu empresa y tal, te voy a cobrar. Nosotros, Javier y yo, cobramos con los conciertos. ¿Quieres clase de propiedad intelectual? Te cobro. ¿Que quieres un juicio? Yo, por moverme, te cobro. ¿Por qué no te cobro? Por mis canciones. Tú tienes mis textos en Internet; mis conferencias las puedes ver todas en Internet, no te voy a cobrar por ninguna de ellas. Yo cobro cuando me levanto de esta silla y me voy a otro lado a dar un concierto. Como digo que creo que deben cobrar los músicos. Hemos conseguido los permisos de cesión de imagen de los participantes. Alfonso ya solicitó un permiso especial para que la música del documental no sea gestionada por la SGAE. Y así, poder colgar la película en Internet. Seguimos esperando respuesta. Con Televisión Española hemos revisado el contrato y vamos a editar el documental con una licencia de Creative Commons. Yo he vendido discos; se vendían discos. Eran unas cantidades aceptables, e incluso he llegado a vender cintas de casete, en que salió el primer disco que tuve. Los discos se colocan en las tiendas... Los colocan, los tienen las distribuidoras, que es otra parte del engranaje, también. Y quitando, en algún caso, se suelen devolver casi todos en nuestro caso. Pero sí, quizá por curiosidad, pues se baja música y se escucha. ¿Que cómo lo veo? Esa es la pregunta del millón. Yo veo que es algo imparable. Creo que es una cosa imparable en el sentido en que vivimos, en el mundo que vivimos y con la tecnología que vivimos. No creo que a millones y millones de chavales de 12 a 16 años... Y más... Les puedas, en cualquier lado del mundo, convencer de que una cosa que tiene al alcance de la mano, con un botón, esté prohibida. ¿Qué vamos a hacer con esta manía? Tienes todo para poder cruzar la vía. Podrías escapar de un glaciar; tienes fuerza para eso y mucho más. ¿Qué vamos a hacer para adelante y marcha atrás? Tienes todo... En el sector de la música, ha habido mucho movimiento en estos años; el Mp3 se ha universalizado y con el ancho de banda actual, se pueden descargar de Internet discos enteros en pocos segundos. Las ventas de CD están bajando sin parar y muchos grupos han empezado a usar Internet para darse a conocer. E incluso, comienzan a autoeditarse. Mi oficina. (RÍE) Mi núcleo, mi sello. Y no hace falta mucho más. El ordenador, la conexión a Internet y, ahora, lo he ordenado un poquito; la verdad es que, normalmente, esto está mucho peor. Sobre todo, por las cajas de los discos, que aquí tengo unos cuantos, los que necesito más a mano, si tengo que enviar algún disco. Aquí hay unas cuantas. Pero como en todos los sellos pequeños, casi todo el mundo tiene cajas debajo de la cama, en casa de sus padres, en un armario maletero, porque, claro, los discos, la verdad es que los sacas, pero bueno, se venden poco. Y no se necesita mucho más, salvo echarle muchas horas. Es la verdad. Por un lado, tengo la web del sello, donde voy alimentando cosas sobre los grupos: sus biografías, sus noticias y demás; y por otro lado, que me lleva bastante tiempo más, es una tienda on line. Y luego, también me dedico bastante a subir los discos, por ejemplo, a las TFM o a "archive", o allí donde veo que el disco va a llegar a más gente, bueno, pues lo subo. Yo creo que las netlabels están para otra cosa. Están para que la música llegue al mayor número de personas posible y de la manera más barata posible. Y si esa manera es gratis, mejor. Pero no lo veas como un negocio, no tendría sentido, porque para hacer negocio están ellos; si los grupos quieren hacer negocio, se buscan un contrato discográfico de una multinacional que les dé dinero. Las discográficas grandes, las discográficas tradicionales, siguen usando esquemas del pasado. Y funcionan, pues eso, de una manera que Internet ha cambiado las reglas del juego, entonces, se están quedando atrás, porque Internet te facilita que una única empresa pueda hacerlo todo. Y así es una netlabel. Una discográfica tradicional necesita un distribuidor, necesita una tienda y necesita canales que conecten todos esos puntos de la cadena de la industria discográfica; una netlabel lo hace todo ella sola. No necesitas a nadie; solamente necesitas al creador de la música. Intento moverme de una manera que sea también... Eh... Coherente con mis principios. Y así se lo explico a los grupos. Cuando hay un grupo que me gusta mucho, yo les digo que yo les quiero apoyar, les quiero sacar, pero estas son las cosas en las que creo. Creo en el copyleft, creo en la autogestión y hacerlo todo con los mínimos recursos. Si les parece bien, pues genial, todos felices. Creo en un mundo con unas compañías que ya no son discográficas; creo que el cambio es no sólo, digamos, de definición, sino de concepto. Es decir, una compañía que basa su función en el disco, ya no tiene sentido. La edición literaria se encuentra a las puertas de la revolución; hay editores que llevan ya años publicando sus textos en Internet, donde se pueden descargar de forma gratuita. Paradójicamente, esto no perjudica a su modelo de negocio. Traficantes de Sueños es una librería asociativa, es una editorial, un proyecto editorial, es una alternativa de distribución, es un taller de diseño y es un espacio social. Editamos lo que consideramos que es interesante; lo colocamos, a través de la distribución, en los lugares que a nosotros nos interesan; y llega al público que está más receptivo. O sea, desde que se pusieron en marcha las herramientas de Creative Commons que, en un primer momento, sin duda, son unas herramientas muy prácticas, para nosotros iba implícito que, al utilizar estas licencias, los textos estuvieran disponibles en la red. Lo que resulta incomprensible es eso, que, en el mismo día, digamos, en que salen de imprenta los ejemplares de un nuevo libro, ya la gente lo pueda descargar en Internet. Para nosotros, por una parte, es implícito a todo lo que es la filosofía de la cultura libre y, por otra parte, lo que permite, precisamente, es que alcancen una mayor difusión los textos y los contenidos. O sea, que nosotros somos una editorial, una experiencia pequeña, editamos pocos ejemplares, sin duda alguna, pero la incidencia que están teniendo... Eh... los textos y el trabajo de alguno de los autores, pues les lleva a que les puedan traducir la obra, les puedan invitar a congresos, a encuentros y demás, y es gracias a, precisamente, la divulgación que se ha hecho de su material a través de Internet. Y que no se hubiese logrado en el soporte físico. Yo creo que la piratería en libros no llega a la dimensión que tiene la piratería en música. Entonces, tampoco creo que haya que sobredimensionar la problemática. Evidentemente, la industria del libro en general ha sufrido enormes y profundos cambios con la aparición de Internet. Nosotros queremos ofrecer, digamos, un catálogo como el que tenemos en papel, en oferta digital. Nadie se apresura a demoler su casa, si es que, finalmente, hay que acabar demoliéndola. Nadie se apresura a restarse oportunidades y, sobre todo, nadie se apresura a reducir su beneficio a final de año. Por tanto, los grupos editoriales han arrastrado los pies, han dicho: "Vamos a ver esto cómo va evolucionando y vamos a ganar tiempo". Estamos viviendo un rápido cambio legislativo en torno a la propiedad intelectual. Las leyes van más lentas que el desarrollo tecnológico y la propiedad intelectual tiene, cada vez, un mayor peso en la economía. Se desarrollan nuevas formas para reforzar el control. En España, está en estudio una reforma de la ley de Propiedad Intelectual; y la ley de Economía Sostenible, o Ley Sinde, contempla el corte de páginas web que, supuestamente, infrinjan la propiedad intelectual. Lo más polémico de esta ley es que los cortes se harían sin consultar con un juez. Pues, evidentemente, las leyes no responden a la situación actual, luego ahí, los legisladores son los que tienen la responsabilidad. Lo que hacen los legisladores se traduce, directamente, sobre la forma de vivir que tienen los autores y la remuneración que tienen por el uso de sus obras. Y la Ley Sinde, que se presta tanto a esta... Se presta tanto al recorte de derechos fundamentales, como el de la libertad de expresión, sin embargo, no conseguirá los efectos presuntamente pretendidos, que es que el intercambio de archivos descienda de forma sensible. Yo creo que la única manera de que la industria detenga completamente la copia... Dicen "ilegal", yo digo "la copia libre" en Internet, es convirtiendo Internet en un estado policial. Y por ende, la sociedad. Un lector del blog nos ha mandado un vídeo suyo y nos ha parecido interesante enseñarlo. Seguidores, soy el Capitán Copia. Sinde, ¿me reconoces? Soy tu peor pesadilla. Tengo miles de millones de discos duros como este, grabando, grabando y grabando sin parar, ¿comprendes? Soy mejor que el Spotify, chavales. Tengo miles de millones de canciones... ¡Un momento! Aunque las televisiones lo hagan regularmente, ¿podemos legalmente, usar este vídeo? Creo que nos toca, otra vez, ir al abogado. Para que tú puedas utilizar eso, te tienen que constar bien claritos que la persona que te envía ese vídeo tiene los derechos para cedértelos a ti, para que tú, a su vez, puedas meterlo en el documental. Y si no lo tienes, yo te aconsejo que no lo hagas. Y hemos pensado, viendo televisión... Javier nos habla del derecho de cita, recogido en el artículo 32 de la ley de Propiedad Intelectual, que permite el uso de ciertos materiales, sin obtener el permiso previo del autor para labores de educación e investigación. Haciendo caso omiso de la ley, las televisiones usan sin reparo todo lo que encuentran en Internet, para puro entretenimiento; no precisamente para educar e investigar. Hemos encontrado un vídeo en Internet que nos tiene a todos locos. Han juntado una canción de Encarnita Polo, que no conozco ni yo, que se llama: "Paco, Paco, Paco, de mi Paco, Paco, Paco", con un videoclip de Beyoncé, que lo han juntado. Y es una idea maquiavélica, pero encaja. Qué curioso. Mira, mira. Ya vienen por el llano los migueletes. Los migueletes ya vienen por el llano. Ven acá, primo, y siéntate aquí. Esa recolección y transformación de contenidos que se encuentran en Internet se ha convertido en un fenómeno habitual en estos días. Una nueva generación de jóvenes, nativos digitales, están acostumbrados a disponer de lo que encuentren por Internet, para verlo, usarlo, jugar, transformarlo, remezclarlo y, casi siempre, para devolverlo otra vez a Internet. Es el caso de Pep, un joven catalán de 14 años. Generalmente, me gusta la creación y la edición, porque todo lo que creo y edito, por ejemplo, vídeos y juegos, pues todo eso me hago una cuenta en un sitio adonde lo puedo colgar y yo lo cuelgo ahí. Cogí una idea, la de "Jurassic Park". Primero, me fijé en el tráiler original y vi cómo estaba compuesto. Utilicé el I Can Animate y lo que cogí yo del sonido es el de la película, lo puse encima y lo que hice es coordinar las imágenes con el sonido. ¿Y la propiedad intelectual? ¿Y los derechos de autor? Pep dice que, en el colegio, nunca le hablaron de esos conceptos y sobre el uso que hace de material protegido que consigue en Internet, tiene una muy buena explicación. Pues la verdad es que yo, en ese momento, no sabía nada de derechos de autor; todo lo que hacía de coger cosa de otros estudios, de otras personas, era ilegal. Pero yo no cobro por eso. O sea, es como legal e ilegal, a la vez. Estaría muy mal coger imágenes de otra persona para ganar dinero, pero, a ver, lo que no me parece mal es que utilices esa imagen o esos sonidos sin que ganes dinero. Creo que las llamadas "industrias culturales" tienen que empezar a comprender a personas como Pep, que son sus futuros clientes. Eso sí, tienen también que asumir que Pep nunca va a comprar música en CD y, probablemente, tampoco una película en DVD. Para jóvenes como Pep, las entidades de gestión llevan tiempo diseñando campañas educativas, para dar a conocer la propiedad intelectual... Como ellos la entienden. Educar para Crear es un programa educativo que hizo CEDRO con otras instituciones, dedicado a la escuela, con el fin de que se incluyera, en el currículum de las escuelas, algún capítulo sobre derechos de autor, de una manera fácil y sencilla. Si veis los vídeos de Educar para Crear, que están ahí, libremente expuestos, te das cuenta de cuál es la educación que se está dando. Hay un vídeo donde el profesor pregunta: "Bueno, ¿y qué pensáis de la copia privada?" "¿Qué pensáis de la copia privada?" Y dice un niño, que supongo que la respuesta era correcta, porque para eso aparece en el vídeo... Dice: "No, no, no, me parece muy mal. Todo original". ¿Os parece bien que los usuarios puedan hacer copias privadas? -No, para nada. O sea, lo que tendría que ser es todo original. Y resulta que la copia privada es un derecho que está en la ley y a estos niños, salvo que a ese se le pusiera de cara a la pared, después de dar esa respuesta, ¿se les está enseñando que ejercer ese derecho es malo? Es que esto ya lo que nos está dando es la moral de este tipo de gente. Es que no tienen ningún tipo de... De... Mirada hacia el otro; es que les da igual: manipulan niños, manipulan personas, manipulan... Da igual, todo por y para su pasta. Y no hay otra cosa en la vida que su pasta. Y es todo por la pasta. Entonces, vamos a ver, ¿pero qué sociedad podemos construir con estos señores que mandan? Yo soy el capitán Clonado, dueño de todo, ¡porque todo es mío! ¿Tú has creado algo? Me lo quedo. ¿Tú has inventado algo? ¿Un libro, un videojuego, una canción? Pues me lo robo. ¡Ja, ja, ja! Lo que hace, se llama piratería; esto es un acto delictivo... (JAVIER) Vamos a ver. Si desde hace 5000 años, a los niños les estamos obligando a copiar la caligrafía, ¿cómo ahora les vamos a decir que copiar es malo? Entonces, verdaderamente, ver a aquellos niños siendo utilizados y diciendo: "Yo soy un pirata malo, porque estoy copiando"... ¿Pero cómo se aprende a escribir? Sino copiando. ¿Cómo se aprende un idioma? Sino copiando. -Robas el original. -Yo cuesto más barata, que no cuesto nada, si me descargas de Internet. (TODOS) Sé original. Sé original. Defiende tus derechos y respeta a los demás. Hasta ahora, el significado de "cultura", siempre me pareció que, en cierta forma, iba ligado al de "comercio". Todo lo relativo a la gestión cultural, subvenciones o ayudas, legislación y las propias entidades de gestión de derechos, se basan en una cultura que genera beneficio económico, una cultura comercial. Muchas veces, las llamadas "industrias culturales", son, de facto, "industrias del entretenimiento". Pero gran parte de los productores de cultura hacen su tarea de forma no profesional. Incluso altruista. No hay más que pensar en cuántos escritores viven de las ventas de sus libros. Por no hablar de los músicos. Lo que se hace en las habitaciones de las casas, lo que se hace en la calle, lo que se hace fuera de las empresas... No sé... Lo que hace alguien con una cámara doméstica, en muchas ocasiones, y lo sube a Youtube, eso, muchas veces, también es cultura, porque es un aporte que sirve para entender la sociedad, para entenderte a ti mismo... Para explicar el mundo. Y la cultura es algo bastante más amplio que el mero mercado. Lo que pasa es que se confunden ambas con la pretensión de decir que si atacas a la industria, entonces, a quien atacas es a la cultura. Si la gran multinacional es la gran perjudicada, yo siento mucho que se pierdan tantos puestos de trabajo, pero, oigan, también se han cerrado muchos astilleros en España; también se han cerrado muchas minas... Se han perdido muchísimos puestos de trabajo. Después de meses de llamadas, e-mails e incluso dos encuentros personales con el jefe de prensa de la Sociedad General de Autores, finalmente, nos va a recibir el director de socios. Aun con todo lo que hemos oído en este tiempo de la SGAE, todavía no sé si, como guionista y director, me interesa asociarme. También debemos resolver el tema de la música de Alfonso, a ver si podemos ponerla en Internet. Hombre, yo creo que te merece la pena pertenecer a la Sociedad de Autores, por la cantidad de servicios que, como Sociedad de Autores, somos capaces de prestarte. Los más conocidos son los de índole pecuniaria, que será la forma de cobrar tus derechos. En el caso concreto de esta obra... Al no tener respuesta al escrito que presentamos, pregunto si podemos gestionar los derechos de la música sin la SGAE, sin que nos manden, en unos meses, una liquidación por los derechos de autor de las posibles descargas y visionados. No sé muy bien la figura que es. -Te lo dice la SGAE que no lo harían. Lo que te enviarían es la factura por las descargas y seríamos nosotros, en primer lugar. Y te diría que hay mucha leyenda negra en esto. Ahora parece muy fácil, pero nos hemos pasado cuatro meses llamando, escribiendo y preguntando en el departamento de Socios, donde nadie supo decirnos nada. Si tú mismo estableces que no quieres una limitación o que no quieres percibir los derechos de autor en la web, simplemente, porque lo que tengas en tu propia página, como productor o como autor, o lo que tengas distribuido en distintas páginas, donde se consulta y es visto o reconocido... Eh... La difusión es perfectamente libre. Perfectamente libre. Al final, todo ha salido bien. Televisión Española está dispuesta a que colguemos el documental en Internet y podemos usar la música de Alfonso sin miedo a tener que pagar a la SGAE. Ahora, nos falta decidir en Elegant Mob, si como pequeña empresa podemos permitirnos editar el documental con una licencia copyleft o nos conviene quedarnos con un copyright. En cuanto a mí, la SGAE no me ofrece la flexibilidad que yo desearía en la gestión de los derechos de mis obras. Y no reconoce otro tipo de licencia que no sea el copyright. Tengo también alguna duda sobre los sistemas de reparto y, además, nunca podría participar en las asambleas, con lo que nadie me escucharía. Las operaciones inmobiliarias, más o menos relacionadas con el proyecto ARTeria, no me hacen mucha gracia. Así que, de momento, no me voy a asociar a la SGAE, aunque ello signifique que no cobraré los derechos de autor que me correspondan. No hay que ser alarmista y decir: "Qué mal lo hicimos; esto se hunde, se acaba". No se acaba, no; seguro que cambia, seguro. Pero acabarse, no se acabará, porque la gente querrá seguir teniendo acceso a contenidos culturales, sean películas, discos... Si no consigues generar ingresos con la creación de una obra artística, no te vas a dedicar a ello. Nadie se va a dedicar a crear y a generar contenidos. Estamos en un momento en el cual parece que el mundo se acaba, que no hay manera de ganar dinero con la cultura, pero no creo que sea así; creo que estamos en un momento de transición y que, como toda transición, llevará a un modelo nuevo de explotación y de relación entre los creadores, la industria cultural y los consumidores de información. Yo creo que Internet, que está creando problemas a otros niveles, como la pedofilia y en otras cosas, pues bueno, se está... O sea, no por el hecho de ser una nueva tecnología es buena, en algunos momentos, pues habrá que normalizarlo. A estas empresas, que lo que hacen es dedicarse sistemáticamente a vulnerar los derechos fundamentales de los ciudadanos, lo que hay que hacer es quebrarlas económicamente, que no tengan recursos para seguir haciendo de lobby. Va a haber música; hay más música que nunca, ¿no? Hay más gente, más bandas, más gente tocando instrumentos, pero, vamos, yo creo que la música va... Va hacia delante y por mucho tiempo, claro. Pues, al final, casi lo conseguimos. De acuerdo con Televisión Española, vamos a licenciar el documental en Creative Commons y vamos a colgarlo en Internet, para que quien quiera pueda visionarlo, descargarlo y copiarlo libremente. Nosotros, en Elegant Mob, pensamos que, en este momento y en este caso, es más positiva una distribución por Internet, que proteger el documental con un copyright. Desde las tablillas de arcilla de Mesopotamia, de hace 5000 años, hasta el último best seller, ya en el siglo XXI, siempre ha habido un escritor y un lector; siempre habrá un autor y un espectador. Si algo he sacado en claro de toda esta historia, es que la cultura nunca desaparecerá, pero necesitamos que la propiedad intelectual se flexibilice y se actualice a los nuevos tiempos. Las llamadas "industrias culturales" y los intermediarios cambian a lo largo de la historia y con Internet, toca otra gran evolución. Tenemos que entender que las cosas pueden cambiar, decrecer, evolucionar o incluso desaparecer. Y eso no es algo que sea necesariamente malo. Seguiremos luchando... Paz y Comunidad.

El documental - ¡Copiad, malditos!

58:26 17 abr 2011

¡Copiad, malditos! es un documental sobre propiedad intelectual dirigido por Stéphane M. Grueso. Es el primer contenido bajo licencia Creative Commons (BY/NC 3.0 Unported) que se emite en Televisión Española y que podrá descargarse libremente a través de RTVE.es. En el documental descubrimos a los personajes que están ahora en el centro del debate sobre los nuevos retos éticos y morales que plantea la revolución digital, como el abogado David Bravo o el escritor Lorenzo Silva.

¡Copiad, malditos! es un documental sobre propiedad intelectual dirigido por Stéphane M. Grueso. Es el primer contenido bajo licencia Creative Commons (BY/NC 3.0 Unported) que se emite en Televisión Española y que podrá descargarse libremente a través de RTVE.es. En el documental descubrimos a los personajes que están ahora en el centro del debate sobre los nuevos retos éticos y morales que plantea la revolución digital, como el abogado David Bravo o el escritor Lorenzo Silva.

ver más sobre "El documental - ¡Copiad, malditos! " ver menos sobre "El documental - ¡Copiad, malditos! "

Los últimos 98 documentales de El documental

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • American Jesus

    American Jesus

    57:09 pasado domingo

    57:09 pasado domingo El documental aborda los procesos mediáticos por los que atraviesa la religión en la sociedad americana y la influencia que tienen en cada una de las decisiones políticas, desde la subida al poder de un presidente hasta la repercusión en las decisiones tomadas en las relaciones internacionales. Este contenido solo está disponible para España y Andorra durante 15 días desde su emisión en TVE por restricciones de derechos. Histórico de emisiones:05/10/2013

  • El placer es mío

    El placer es mío

    56:24 pasado viernes

    56:24 pasado viernes Se nos presenta el placer como un indicador del sistema cerebral, el cerebro identifica la sensación y la asocia a experiencias vividas o grabadas en nuestro acerbo genético.Contenido disponible hasta el 2 de agosto de 2014. 

  • Y no llevaste luto por mí

    Y no llevaste luto por mí

    1:00:01 13 jul 2014

    1:00:01 13 jul 2014 Documental que analiza y  muestra una visión documentada sobre el representante artístico "EL Pipo", unido intensamente a la carrera profesional de El Cordobés, que supo convertirse en el personaje necesario para que esta figura del toreo triunfase en la España de los años 60.Histórico de emisiones:29/11/2013

  • China en la maleta

    China en la maleta

    55:48 11 jul 2014

    55:48 11 jul 2014 La inmigración china en España es un fenómeno que ha cobrado fuerza en las últimas décadas. Miles de personas procedentes del gigante asiático aterrizan cada año en nuestro país en busca de una vida mejor. Nos cruzamos con ellos a diario pero apenas sabemos nada de sus vidas.Este documental nos acerca a las vidas de cuatro inmigrantes chinos que viven entre dos culturas, la de su país de origen y la de España. Retrata las circunstancias en las que emigran, sus inquietudes, y las dificultades a las que se enfrentan. Cada historia de este documental nos aporta un enfoque distinto, cercano,  sobre lo que supone vivir a medio mundo de distancia de tu pueblo natal.Contenido disponible hasta el 26 de julio de 2014. 

  • 51:44 18 jun 2014 El enigmático viaje de ida y vuelta a América en el velero El Saltillo que realizó el Conde de Barcelona en 1958 sirve de contrapunto para recorrer los momentos fundamentales de su vida. Este documental es una semblanza del Conde de Barcelona, pretendiente legítimo a la Corona de España, exiliado en Portugal, y rival del Franco, que siempre luchó por la instauración de una Monarquía constitucional y parlamentaria frente al sistema totalitario impuesto por el dictador. Don Juan de Borbón, por su dedicación al servicio de su país y su trayectoria personal, contribuyó de forma definitiva al restablecimiento de la democracia en España.Histórico de emisiones: 14/11/201102/11/201220/06/2013

  • 51:31 17 jun 2014 El enigmático viaje de ida y vuelta a América en el velero El Saltillo que realizó el Conde de Barcelona en 1958 sirve de contrapunto para recorrer los momentos fundamentales de su vida. Este documental es una semblanza del Conde de Barcelona, pretendiente legítimo a la Corona de España, exiliado en Portugal, y rival del Franco, que siempre luchó por la instauración de una Monarquía constitucional y parlamentaria frente al sistema totalitario impuesto por el dictador. Don Juan de Borbón, por su dedicación al servicio de su país y su trayectoria personal, contribuyó de forma definitiva al restablecimiento de la democracia en España.Histórico de emisiones: 14/11/201102/11/201214/06/2013  

  • Música Ligerísima 2

    Música Ligerísima 2

    50:30 29 dic 2013

    50:30 29 dic 2013 'MÚSICA LIGERÍSIMA' es un documental seriado producido íntegramente con medios propios de TVE, dedicado a narrar los años de la historia de España comprendidos entre 1968 y 1978, con la música popular y sus creadores como hilo protagonista y conductor. Ha sido dirigido, producido, realizado y guionizado por Antonio Moreno Álvarez, con el objetivo de lograr una obra antológica y de referencia que satisfaga, apasione y sorprenda a la exigente audiencia de TVE. Aquí se muestra el primer capítulo, de 118 minutos de duración, estrenado en la2 de TVE el 29 de diciembre de 2013. La obra completa se emitirá en 2014. Los protagonistas de aquellos años, Miguel Ríos, Karina, José María Guzmán (Solera, CRAG), Adolfo Rodríguez (Los Íberos, CRAG), Paco Pastor (Fórmula V), Georgie Dann, Pablo Abraira, Pedro Ruy-Blas, Pepe Robles (Módulos), Antonio Gasset, Helena Bianco (Los Mismos), Aguaviva, Moncho Alpuente, Alberto Bermejo, July Murillo, Ángela Carrasco, o Mayte Mateos (Baccara), entre otros ilustres invitados, nos transportarán mediante el relato de sus experiencias personales y sus canciones a revivir cómo éramos y que música nos movía a la emoción y al disfrute de la vida. Es indudable que el final de los 60 y los primeros años de la década de los 70 fueron excepcionales para la Música popular española. Más allá de tópicos y lugares comunes, sorprende la cantidad de artistas y propuestas. También resulta indudable que estamos hablando de, en muchos casos, Música super-comercial destinada a audiencias masivas, donde el single a 45 revoluciones por minuto era el rey, y las listas de éxito marcaban las tendencias amplificadas por los medios de comunicación de la época. Tiempos analógicos al 100%. Sin embargo también se crearon obras menos comerciales, más arriesgadas y vanguardistas, que tendrán su justo reflejo en los capítulos de la serie "Música ligerísima".Para lograr estos objetivos, se ha producido la mencionada batería de entrevistas exclusivas con músicos de aquellos años apasionantes. Entrevistas que sirven para canalizar los extraordinarios fondos documentales, NO-DO incluido, que atesora TVE. La exhaustiva investigación realizada sobre el archivo profundo musical permite el riguroso re-estreno de muchos documentos fascinantes. Documentos que han sido cuidadosamente tratados para obtener la mejor calidad posible de audio y video, remasterizando siempre que ha sido factible los audios para obtener un nivel sonoro brillante, potente y actual.El director de "Música Ligerísima", Antonio Moreno Álvarez, ya demostró su conocimiento de los movimientos socioculturales y musicales en el documental de TVE 'Frenesí en la Gran Ciudad' (co-dirigido junto a Alejandro Caballero), que supone uno de los mejores repasos audiovisuales de la Movida madrileña. Su dedicación a los contenidos musicales, desde la independencia y la vanguardia, se remonta al año 1985, formando parte del equipo fundador del clásico de TVE "Metrópolis", donde creo obras de referencia como "La historia del Punk", "Rock en Escocia", "Manchester/Madchester", "R.E.M. 91", "Rock en Suecia", "Luaka Bop/David Byrne", "Crowded House", "Prefab Sprout", "Donald Fagen/Steely Dan", "Laurent Garnier" o "Tecnologías musicales", entre otras.El equipo técnico que brillantemente ha acometido junto a Antonio Moreno la postproducción del programa está formado por Javier Mula y Alfredo de Frutos en el montaje AVID y SMOKE, Juan Sanz y Javier Briz en el grafismo, Curro Escribano en la postproducción de sonido, Rocío Blanco en la locución y Rosa Pérez Roa en la producción ejecutiva, junto a los equipos técnicos y artísticos de TVE en Torrespaña y Prado del Rey.

  • Música Ligerísima 1

    Música Ligerísima 1

    1:07:36 29 dic 2013

    1:07:36 29 dic 2013 'MÚSICA LIGERÍSIMA' es un documental seriado producido íntegramente con medios propios de TVE, dedicado a narrar los años de la historia de España comprendidos entre 1968 y 1978, con la música popular y sus creadores como hilo protagonista y conductor. Ha sido dirigido, producido, realizado y guionizado por Antonio Moreno Álvarez, con el objetivo de lograr una obra antológica y de referencia que satisfaga, apasione y sorprenda a la exigente audiencia de TVE. Aquí se muestra el primer capítulo, de 118 minutos de duración, estrenado en la2 de TVE el 29 de diciembre de 2013. La obra completa se emitirá en 2014. Los protagonistas de aquellos años, Miguel Ríos, Karina, José María Guzmán (Solera, CRAG), Adolfo Rodríguez (Los Íberos, CRAG), Paco Pastor (Fórmula V), Georgie Dann, Pablo Abraira, Pedro Ruy-Blas, Pepe Robles (Módulos), Antonio Gasset, Helena Bianco (Los Mismos), Aguaviva, Moncho Alpuente, Alberto Bermejo, July Murillo, Ángela Carrasco, o Mayte Mateos (Baccara), entre otros ilustres invitados, nos transportarán mediante el relato de sus experiencias personales y sus canciones a revivir cómo éramos y que música nos movía a la emoción y al disfrute de la vida. Es indudable que el final de los 60 y los primeros años de la década de los 70 fueron excepcionales para la Música popular española. Más allá de tópicos y lugares comunes, sorprende la cantidad de artistas y propuestas. También resulta indudable que estamos hablando de, en muchos casos, Música super-comercial destinada a audiencias masivas, donde el single a 45 revoluciones por minuto era el rey, y las listas de éxito marcaban las tendencias amplificadas por los medios de comunicación de la época. Tiempos analógicos al 100%. Sin embargo también se crearon obras menos comerciales, más arriesgadas y vanguardistas, que tendrán su justo reflejo en los capítulos de la serie "Música ligerísima".Para lograr estos objetivos, se ha producido la mencionada batería de entrevistas exclusivas con músicos de aquellos años apasionantes. Entrevistas que sirven para canalizar los extraordinarios fondos documentales, NO-DO incluido, que atesora TVE. La exhaustiva investigación realizada sobre el archivo profundo musical permite el riguroso re-estreno de muchos documentos fascinantes. Documentos que han sido cuidadosamente tratados para obtener la mejor calidad posible de audio y video, remasterizando siempre que ha sido factible los audios para obtener un nivel sonoro brillante, potente y actual.El director de "Música Ligerísima", Antonio Moreno Álvarez, ya demostró su conocimiento de los movimientos socioculturales y musicales en el documental de TVE 'Frenesí en la Gran Ciudad' (co-dirigido junto a Alejandro Caballero), que supone uno de los mejores repasos audiovisuales de la Movida madrileña. Su dedicación a los contenidos musicales, desde la independencia y la vanguardia, se remonta al año 1985, formando parte del equipo fundador del clásico de TVE "Metrópolis", donde creo obras de referencia como "La historia del Punk", "Rock en Escocia", "Manchester/Madchester", "R.E.M. 91", "Rock en Suecia", "Luaka Bop/David Byrne", "Crowded House", "Prefab Sprout", "Donald Fagen/Steely Dan", "Laurent Garnier" o "Tecnologías musicales", entre otras.El equipo técnico que brillantemente ha acometido junto a Antonio Moreno la postproducción del programa está formado por Javier Mula y Alfredo de Frutos en el montaje AVID y SMOKE, Juan Sanz y Javier Briz en el grafismo, Curro Escribano en la postproducción de sonido, Rocío Blanco en la locución y Rosa Pérez Roa en la producción ejecutiva, junto a los equipos técnicos y artísticos de TVE en Torrespaña y Prado del Rey.

  • Maria y yo

    Maria y yo

    1:19:59 12 oct 2013

    1:19:59 12 oct 2013 Documental sobre el autismo. Cuenta la historia de Maria la hija autista de Miguel Gallardo y la relación de los dos en unas vacaciones en Canarias.

  • Entre maestros

    Entre maestros

    58:52 13 sep 2013

    58:52 13 sep 2013 El documental explora el mundo de la docencia, basándose en la publicación de un libro que plantea la motivación de los alumnos desde el propio autoconocimiento personal ; donde se promueve que cada uno llevamos un maestro dentro.

  • 1:01:07 06 sep 2013 Hace 20 años que Barcelona maravilló al mundo. Un caluroso 25 de julio de 1992, una inauguración espectacular abría la 25ª edición de los Juegos Olímpicos de la era moderna. Fue una edición memorable porque marcó un antes y un después en el ritual olímpico y demostró cómo un evento deportivo puede ser un revulsivo social y cultural para una ciudad y, por extensión, para todo un país.20 años después, el espectador podrá descubrir, entre otros, los recuerdos de María Escario, Olga Viza y Matías Prats, que relataron los Juegos en TVE. Juan Antonio San Epifanio, Epi, el último portador de la antorcha, charla con Antonio Rebollo, que con su flecha mágica encendió el pebetero. También valoran los logros los entonces presidentes Felipe González y Jordi Pujol, así como el alcalde Pasqual Maragall, el ex ministro Narcís Serra y el presidente el COOB'92, Josep Miquel Abad. Además, Javier Mariscal, padre de Cobi, la mascota olímpica, charla con los diseñadores del logo y la antorcha olímpica.

  • 56:59 09 ago 2013 Joaquín Costa , político, jurista, economista e historiador español, el mayor representante del movimiento intelectual decimonónico español conocido como Regeneracionismo.

  • Cantando bajo la tierra

    Cantando bajo la tierra

    1:19:37 05 ago 2013

    1:19:37 05 ago 2013 El metro, sin músicos, sería una cueva. Largometraje documental que mostrará el carácter mágico, vital y al mismo tiempo humano, de los músicos ambulantes que estampan con su presencia el Metro de Madrid.

  • The Basque Hotel

    The Basque Hotel

    1:00:04 03 ago 2013

    1:00:04 03 ago 2013 Basque Hotel es una road movie por Estados Unidos, un documento visual y de testimonios en el que se entrelazan historias hasta crear una visión global de la emigración vasca a esta parte del mundo. Transita por las extensiones del viejo oeste americano (Nevada, Idaho y California) y llega a las calles de Nueva York, la ciudad donde todo nace y se mezcla. Robert Laxalt, Bernardo Atxaga, Asun Garikano, Joseba Zulaika y Kirmen Uribe tejen una red de espacios reales y ficticios a través de un diálogo, historia y vivencias de la comunidad vasca en Estados Unidos. Durante este recorrido literario se escuchan en voz en off los fragmentos de las diferentes novelas de estos escritores. Los testimonios de estos protagonistas y sus escritos nos reconstruyen su visión y sus experiencias americanas, dibujando un espectacular viaje del País Vasco a Estados Unidos; y del Basque Hotel al Museo Guggenheim Bilbao.

  • El tren de la memoria

    El tren de la memoria

    1:22:59 22 jul 2013

    1:22:59 22 jul 2013 España, años sesenta: Dos millones de españoles salen del país empujados por la necesidad. Su destino: Alemania, Francia, Suiza y Los Países Bajos. La mitad son clandestinos y viajan sin contratos de trabajo. El 80% son analfabetos.Histórico de emisiones:12/10/2012

Mostrando 1 de 7 Ver más