Los bosques han tenido un papel fundamental en el desarrollo de la historia natural, social y económica de España, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad. Esta serie documental quiere concienciar a la opinión pública de la importancia de estos ecosistemas.

Serie emitida en "La aventura del saber".

3631623 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
El bosque protector - Sierra de los Filabres: El bosque frontera - ver ahora
Transcripción completa

En el cuadrante suroriental de la Península Ibérica

se pone de manifiesto la fragilidad con la que

responden los bosques del sector mediterráneo árido.

Durante siglos, la Sierra de los Filabres fue

sobreexplotada y posteriormente abandonada. sin embargo, desde

la segunda mitad del siglo XX se está intentando restaurar

el que fue uno de los bosques

más extensos de la provincia de Almería.

En este capítulo mostraremos de qué manera el hombre

ha contribuido desde su presencia en este territorio

a transformar el paisaje forestal de esta sierra.

En el sector oriental de las cordilleras Béticas se levanta

agostada y sedienta la sierra de los Filabres.

Con unos 50 kilómetros de longitud y 25 de anchura, es el principal

macizo montañoso de la provincia de Almería.

Orientado de este a oeste, actúa como divisoria de aguas

entre las dos grandes cuencas almerienses, la de Andarax

y la del Almanzora.

Penetra en la provincia de Granada

para dar continuidad a la sierra de Baza hasta Guadix.

Las cicatrices de sus laderas anuncian la amenaza del desierto.

Sus condiciones climáticas la enmarcan dentro del

Mediterráneo árido,

con escasas precipitaciones concentradas durante otoño

e invierno y un prolongado y seco estío.

Mientras en la base de la sierra las precipitaciones alcanzan

los 350 litros por metro cuadrado, en las cumbres difícilmente

se llega a los 500.

La recarga de sus cuencas, la mayor parte del año secas,

depende en gran medida del deshielo temprano de las nieves

que coronan la sierra.

En las cumbres, algunas de sus cotas sobrepasan los 2000

metros de altitud.

El Calar Alto, Calar del Gallinero,

las Ollas y Tetica de Bacares.

Esta última cima también denominada Cerro Onimar, fue utilizada

a finales del siglo XIX para realizar la triangulación

geodésica entre Europa y África,

junto con el Mulhacén y los montes Filhaoussen y M'Sabiha

en Argelia.

Los días despejados permiten ver la costa africana e invitan

a imaginar cómo fueron aquellas jornadas de una expedición

de pesados equipos topográficos

cuya misión era enlazar los dos continentes.

Este macizo montañoso está rodeado por dos mantos geológicos

que fueron plegados durante la orogenia alpina.

Los plegamientos y fracturas se dejan ver en los cortes

del terreno.

La amplia gama de colores de sus suelos nos sugieren una

variada geología.

Desde las calizas y dolomías del complejo alpujárride

hasta los yacimientos metalíferos de Serón y Bacares o los marmóreos

de Macael, Coptar y Chercos.

Es una sierra dura, agreste. Salpicada de barrancos

y ramblas que atestiguan la relación entre el agua

y el suelo,

donde la vegetación libra una dura batalla por colonizar

el territorio perdido.

El gran zócalo altitudinal que supone este macizo,

desde los 300 metros hasta los 2168 del Alto del Calar,

obliga a que la vegetación se distribuya en escalones

bioclimáticos influenciados por la temperatura

y las precipitaciones.

La altitud limita la vegetación de las cumbres. Se tapizan

de plantas almohadilladas y espinosas sobre las que

emergen pequeños arbustos como el agracejo y el enebro.

-Los factores que contribuyen a la distribución de

la vegetación en la Sierra del Filabre es la altitud.

La altitud, ¿por qué la altitud? La diferencia de altitud

está afectando a las temperaturas y al régimen pluviométrico.

También creo que existe un factor bastante interesante que es

la diferencia entre la solana y la umbría que es la insolación

a la que están sometidas las solanas, como consecuencia

de la propia orientación de las tierras

en dirección este u oeste.

Eso supone una mayor evaporación del agua existente en el suelo

y como consecuencia una menor cantidad de agua para la

utilización de la vegetación.

Muchos de los pastizales y tomillares de estas zonas

se encuentran sobre antiguas tierras de cultivo hoy abandonadas.

En las manchas calizas, los pinares naturales

de laricio y carrasco debieron ser muy abundantes.

Las manchas del Horcajo en Serón, el Pinar de Bayarque,

explotado durante siglos por la marina,

y los de las sierras de Partaloa y Dúcar, en la vertiente norte

del río Almanzora, representan los últimos vestigios

de aquel pinar original.

De los grandes laricios de corteza plateada

tan sólo quedan 50 ejemplares centenarios en Bacares.

La calidad de sus maderas para construcción civil

y naval, apeas de minas o traviesas, motivó que estos

pinos fueran sobreexplotados

y casi extinguidos en esta sierra.

-A lo largo de la historia,

como esta zona ha sido habitada desde el neolítico,

pues la actuación humana ha sido muy variada.

Pero sobre todo pienso yo que ha sido la actividad

pastoral con aprovechamiento

de ramoneo, y también grandes roturaciones

en el siglo XIX, aunque también en el XVIII,

mucha población viviendo en la sierra y entonces,

aunque la productividad es muy baja, grandes superficies

cultivadas y también, durante la época de las serrerías,

porque había, el aprovechamiento del hierro, que también

se producían muchas armas;

la necesidad de combustible para las serrerías también

supuso un aprovechamiento abusivo del bosque.

En las zonas intermedias y altas de la montaña,

la protagonista de la sierra debió ser la encina,

como muestran las manchas más antiguas de serón.

Algunos quejigos sueltos rompen la homogeneidad del encinar.

El sotobosque es rico en endemismos ibéricos

y de las propias sierras Béticas.

Gran parte del encinar fue destruido y transformado

en terrenos de cultivo, en especial extensivo de cereal y árboles

frutales como el almendro y el cerezo.

Su posterior abandono ha modelado el paisaje actual,

coloreado por jaras, retamas, tomillos y romeros.

A medida que se desciende en altitud, la encina

deja paso a coscojas, enebros y sabinas moras.

En estas altitudes, el incremento de la temperatura comienza

a limitar la presencia de vegetación, y en los

terrenos muy degradados, sólo los jarales, bolinares

y atochares son capaces de mantenerse.

Entre los 300 y los 600 metros, las altas temperaturas

y especialmente la incidencia negativa de la presencia humana

han dado lugar a un paisaje desolador.

Tan sólo el espartal, albardinas y bolinas,

junto a las plantas aromáticas, con su color y olor,

salpican de vida el agostado terreno.

Sin duda, este territorio en otro tiempo estuvo tapizado

de formaciones arbustivas adaptadas a estas condiciones

climáticas extremas, como dentiscos, coscojas,

espinos o acebuches.

Pero debido a su utilización masiva fueron esquilmadas

prácticamente de manera definitiva.

A pesar de la presión sufrida, esta sierra se revela

de una extraordinaria singularidad botánica,

con más de 50 endemismos vegetales, entre exclusivos e ibéricos.

La agricultura inicialmente se limitaba a los alrededores

de los pueblos y se instalaba en el fondo de las cañadas,

y allí donde era necesario, se realizaban muros

de mampostería en seco.

La minería produjo en la comarca un incremento demográfico,

y como consecuencia, una expansión de la actividad agrícola.

Hacia 1930 comienza la crisis de la minería en la comarca,

y en los años 60 del siglo XX, se abandona definitivamente

por el cierre de las minas.

-Yo creo que tuvo bastante importancia lo que fue

el auge minero en toda la comarca de Almanzora,

un auge minero, sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX

que fue en toda la provincia,

lo cual generó para madera para horno, posteriormente,

las personas que quedaron fuera de las minas se dedicaron

a vivir de la subsistencia del monte, roturando,

metiendo ganadería extensiva en cuanto a superficie ocupada

y muy intensiva en número de cabezas de ganado.

La ganadería se dice que hubo ganadería ovina, caprina y bovina.

Bacares parece ser que viene de las vacas, que pastaban por aquí.

Creo que todo eso fueron los principales factores

de la desforestación de esta sierra.

El abandono de las tierras de cultivo despojadas de su cubierta

de vegetal, casi agotadas y situadas en pendiente

y con bajas precipitaciones, marcó el comienzo de un proceso

erosivo que todavía hoy es patente.

Las canteras de mármol de la comarca de Macael, que datan

de la época de los fenicios, también aportaron, y todavía

hoy lo hacen, su cuota erosiva.

La fotografía de los años 50 muestra en blanco y negro

la ambición del hombre. Intensamente deforestada,

sólo se observan árboles sueltos del pinar de Bayarque

y del encinar de Bacares, como testigos de lo que

pudo ser la cubierta forestal de la sierra en otro tiempo.

Ante la situación de la comarca, el distrito forestal de esta sierra

inició uno de los trabajos más difíciles de restauración

de cubierta arbórea.

No era para menos, ya que a las condiciones extremas

de temperatura se le sumaba la pobreza del suelo,

y unas elevadas pendientes que favorecían la erosión.

-La restauración forestal se hizo principalmente

porque se pensaba la construcción del pantano de cuevas

del Almanzora. Entonces, con objeto de mantener los suelos

y geografía de la erosión, se hicieron varios proyectos

de corrección, un proyecto de corrección forestal

con varios perímetros de repoblación obligatoria.

En los años 40 y 50, la repoblación se realizó a base de ahoyado

en unas condiciones poco favorables para los jornaleros.

No fue hasta el día 4 de noviembre de 1955, cuando el patrimonio

forestal del estado comenzó la verdadera actividad

repobladora de la sierra a gran escala, con una plantación

de pino laricio en el collado ramal del monte público de Bacares.

La actividad repobladora se intensificó a partir

del año 1961, y se cubrieron 44 000 hectáreas, utilizando

como especies básicas pino carrasco, negral, laricio

y silvestre. De todos ellos el carrasco, por su adaptabilidad

y poca exigencia, fue empleado en la tercera parte

de la superficie repoblada.

-Es posible que en el momento que se plantea la restauración

de la cubierta vegetal de esta sierra, se piensa en el pino

silvestre para zonas de altitud superior a 1800,

1900 metros. Y sobre todo las zonas de umbría.

Si es adecuada, entiendo que hay muchas superficies

de pino silvestre que a lo mejor no debía haber sido

repoblada con pino silvestre y haber potenciado lo que

teníamos, que era el pino nigra,

pero sin embargo, también creo que hay zonas también

en las cuales el pino silvestre puede desarrollarse

como puede desarrollarse en la zona de Baza, en la

Sierra de Baza.

Entre 1963 y 1991, casi 15 000 hectáreas fueron adquiridas

por la administración, y en el mismo periodo

se consorciaron 8684 hectáreas.

Buena parte de ellas correspondientes a los

montes públicos de Bacares y Bayarque y a unos pocos

montes privados en torno al núcleo minero de las menas,

en los términos de Serón y Bayarque.

Esa frenética actividad patrimonial transformó una montaña

de propiedad privada en un inmenso monte del estado,

cuya única finalidad era frenar los procesos erosivos

de la comarca.

Del inicial ahoyado manual se pasó a una preparación

del terreno por terrazas con tractor y su consiguiente

secuela paisajística. Quizás uno de los aspectos más

criticados de esta extensa actuación forestal.

-La terraza volcada se hizo por la necesidad de mecanización,

porque la superficie que había que hacer anualmente

era muy grande y había que hacer,

manualmente no habría habido forma.

Otra cosa importante es el cálculo bioclimático de las necesidades

de la planta.

Se vio con diagrama bioclimático

que con escorrentía superficial,

en un clima semiárido como este,

si perdemos una parte de lo poco que llueve,

prácticamente no hay suficiente humedad

para que se pueda desarrollar el arbolado.

Entonces, se vio que era muy importante reducir la escorrentía.

Por eso la terraza volcada, con el allanamiento que supone,

suponía un freno importante.

A partir del año 1985, la preparación del terreno

se realizó con retroexcavadora y la construcción de banquetas,

disminuyendo así el impacto de las terrazas volcadas

y los caballones.

La culminación de la restauración se alcanzará cuando, bajo

la protección de los pinos, y con un suelo más maduro,

la exigente encina sea capaz de colonizar el territorio perdido.

En unas zonas, esto ya está ocurriendo, y la encina,

aunque tímidamente, comienza a reivindicar su parte del bosque.

En otras son necesarias intervenciones de introducción

de arbustos y matorral para lograr restaurar

el equilibrio perdido.

Si no se completa la restauración con la reintroducción

de especies de matorral, la repoblación nunca llegará

a ser un bosque.

La llegada o la introducción de la encina no es suficiente,

y por ello se deben aportar

especies propias de un encinar maduro.

Para que esto ocurra, las repoblaciones deben ser tratadas

como bosques artificiales, que necesitan de la

intervención del hombre para alcanzar su objetivo final.

-Lo que necesita esta restauración de la cubierta vegetal

es seguir continuando con

las actuaciones que se iniciaron para ir transformando

estas masas arboladas en formaciones boscosas.

Esa transformación conlleva un largo periodo de tiempo

en el cual es necesaria la actuación del hombre

para ir manteniendo una...

Lo que la naturaleza hubiera tardado mucho tiempo

en desarrollar, intentar acelerarlo.

Las repoblaciones se realizaron con densidades muy altas,

entre 1600 y 3000 plantas por hectárea,

con el fin de cubrir el suelo

lo antes posible y protegerlo de la erosión.

Actualmente, son necesarias acciones silvícolas

que reduzcan la densidad y disminuya así

la competencia entre las plantas.

Mantener durante más tiempo esta competencia provoca

un debilitamiento de la masa, y como consecuencia,

la aparición de plagas y una peor respuesta

a la incidencia del cambio climático.

En un territorio tan límite como este, donde las condiciones

ecológicas son tan adversas, un pequeño incremento

de la temperatura provocará, sin duda,

la pérdida de miles de hectáreas de bosques

en fase de restauración.

De hecho, en 2001 se han comenzado a detectar signos de debilitamiento

de la población con la pérdida de 700 hectáreas.

Y se considera que otras 10 000 se encuentran en peligro.

Sólo aclarando la masa hasta densidades de entre 150

y 400 plantas por hectárea será viable la supervivencia

del pinar, y posteriormente, la creación de bosques

de quercíneas.

Estos pinares necesitan un cuidado especial, ya que se desarrollan

bajo condiciones límite. Probablemente necesiten

mayor atención y mayores inversiones que otras

repoblaciones forestales que se realizaron para restaurar

la maltrecha cubierta forestal de nuestro país.

Incluso pasarán muchos años antes de que estas repoblaciones

se conviertan en un verdadero bosque. Su adecuada gestión

permitirá que esta sierra vuelva a albergar uno de los últimos

bosques frontera.

44 000 hectáreas de la sierra de los Filabres se aferran

a un suelo escaso,

pobre,

maltratado por el hombre y bajo unas condiciones

climáticas desfavorables.

Sin embargo, no renuncian a coronar la sierra,

que necesita albergar su propio bosque protector.

El bosque protector - Sierra de los Filabres: El bosque frontera

22:36 12 jun 2016

El Bosque Protector nos habla de las actuaciones del hombre sobre el bosque a lo largo de la historia con el fin de mejorar el hábitat con sentido de respeto ecológico.

Histórico de emisiones:
05/11/2011
20/12/2012

El Bosque Protector nos habla de las actuaciones del hombre sobre el bosque a lo largo de la historia con el fin de mejorar el hábitat con sentido de respeto ecológico.

Histórico de emisiones:
05/11/2011
20/12/2012

ver más sobre "El bosque protector - Sierra de los Filabres: El bosque frontera" ver menos sobre "El bosque protector - Sierra de los Filabres: El bosque frontera"

Los últimos 46 documentales de El bosque protector

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Elanio azul

    Elanio azul

    25:53 05 feb 2017

    25:53 05 feb 2017 En este capítulo veremos cuáles han sido los factores que le han permitido al bosque colonizar los terrenos agrícolas del sur de la península, que podrían amenazar su permanencia y cómo la comunidad de científicos se preocupa por conocer más sobre su ecología. Histórico de emisiones: 06/11/2016

  • Poblet

    Poblet

    26:10 29 ene 2017

    26:10 29 ene 2017 La espesura de este bello paraje catalán guarda una interesante historia forestal y cómo los trabajos iniciados a principios del S. XX , supieron recuperar el valor ecológico del bosque de Poblet. Histórico de emisiones: 23/10/2016

  • Las villuercas

    Las villuercas

    25:20 15 ene 2017

    25:20 15 ene 2017 En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas-Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación. Histórico de emisiones: 09/10/2016

  • Torrente Enseu

    Torrente Enseu

    23:36 08 ene 2017

    23:36 08 ene 2017 Geri de la Sal es un pueblo leridano bañado por las aguas del Noguera- Pallaresa que mantiene una historia con los montes que le rodean. Mostraremos de qué manera el torrente Enseu se convirtió en una pesadilla y cómo una singular reestructuración hidrológico-forestal, mitigó sus crecidas. Histórico de emisiones: 02/10/2016

  • 25:54 25 dic 2016 En la región de Murcia se encuentran Tretraclinis Articulata. En este capítulo se muestra la relación de este árbol con el hombre, cuáles han sido las causas que le han llevado a su situación actual y qué amenazas se ciernen sobre él. Su historia comienza en la ciudad marroquí de Essaouira. Histórico de emisiones: 08/02/2014 18/09/2016

  • 19:45 18 dic 2016 la introducción del Arruí en Sierra Espuña, está lleno de controversia. Se describe cómo llegó hasta aquí, cómo ha evolucionado y cómo se gestiona para que su población sea un recurso cinegético compatible con los recursos cinegéticos de la zona. Histórico de emisiones: 01/02/2014 11/09/2016

  • 19:14 11 dic 2016 La llegada en el s. XVI de la patata y el maíz propiciaron el declive de la castaña como alimento humano y por tanto la extensión ocupada por este árbol. Nos adentraremos en lso castañares españoles y conoceremos su problemática y también su aporttación a la economía del s. XX Histórico de emisiones: 28/08/2016

  • Bosques de la guerra

    Bosques de la guerra

    28:04 04 dic 2016

    28:04 04 dic 2016 En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo.

  • 32:42 04 dic 2016 Desaparecida hace años de la península Ibérica, se está desarrollando un proyecto para recuperarla en el litoral andaluz. En dicho proyecto colaboran organismos alemanes y la fundación española MIGRES. Histórico de emisiones: 18/01/2014 04/09/2016

  • Bosques de piedra

    Bosques de piedra

    24:24 20 nov 2016

    24:24 20 nov 2016 En este capítulo se realizará un viaje en el tiempo a través de uno de los bosques de coníferas más antiguos, a los que hemos denominado Bosques de Piedra.

  • Incendios forestales

    Incendios forestales

    26:18 13 nov 2016

    26:18 13 nov 2016 Las especiales características climatológicas de la Península Ibérica ha hecho de ella que sus habitantes tengan una cultura acostumbrada al fuego. Histórico de emisiones: 29/12/2012

  • Choperas

    Choperas

    25:37 16 oct 2016

    25:37 16 oct 2016 En este capítulo nos trasladaremos a la cuenca del Duero para descubrir los secretos del cultivo del chopo, la populicultura y su industria asociada.

  • 24:41 28 ago 2016 Desaparecida hace años de la península Ibérica, se está desarrollando un proyecto para recuperarla en el litoral andaluz. En dicho proyecto colaboran organismos alemanes y la fundación española MIGRES.

  • 24:12 14 ago 2016 La comarca del Marquesado de Zenete, en Sierra Nevada, en el documental se describe la recuperación del bosque a mediados del s.XX en un terreno prácticamente esquilmado por el hombre. Histórico de emisiones: 11/01/2014

  • 25:35 07 ago 2016 En este capítulo se muestra el pasado, presente y futuro de la industria de la resina. Una industria que ha constituido un claro ejemplo entre aprovechamiento y conservación del bosque. Histórico de emisiones: 04/01/2014

Mostrando 1 de 4 Ver más