Los bosques han tenido un papel fundamental en el desarrollo de la historia natural, social y económica de España, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad. Esta serie documental quiere concienciar a la opinión pública de la importancia de estos ecosistemas.

Serie emitida en "La aventura del saber".

3750480 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El bosque protector - Las villuercas - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Entre los ríos Tajo y Guadiana

se sitúa uno de los parajes más singulares de Extremadura,

la comarca de Las Villuercas, Ibores y Jara.

Se asienta en el sureste de Cáceres

y ocupa una extensión

de más de dos mil quinientos kilómetros cuadrados.

A unos mil seiscientos metros de altitud

el risco de la Villuerca es el mejor balcón para asomarse

a este bello rincón de la geografía extremeña.

Las siluetas de los picos y las crestas de roca desnuda

rompen el horizonte.

El bosque cubre las laderas y donde la piedra retrocede

la vegetación se apresura a ocupar su lugar.

En las atalayas de piedra

las águilas reales y perdiceras vigilan el paisaje.

Cuando sienten la necesidad de alimentarse

alzan el vuelo y se alejan hacia el horizonte

para buscar su sustento en la Dehesa.

La comarca de Las Villuercas es una de las mejores muestras peninsulares

de lo que se conoce como relieve apalachense.

Es un paraje de enorme interés geológico y botánico

así como el hogar de una riquísima variedad de ave y fauna.

En este capítulo nos adentramos

en la comarca de Las Villuercas Ibores y Jara

para conocer sus hábitats,

la relación del hombre con sus bosque

y entender porqué es esencial garantizar su conservación.

El paisaje de Las Villuercas

es el resultado del plegamiento del primitivo lecho marino

durante la era herciniana hace unos trescientos millos de años.

Este gigantesco movimiento geológico

fue levantando cinco sierras paralelas

de alineación noreste-sureste,

compuestas, fundamentalmente, por pizarras y cuarcitas.

Las crucianas, huellas de los trilobites,

y las cloudinas, primeros metazoos con exoesqueleto,

dan testimonio del pasado de este monte como fondo marino.

Hace treinta y cinco millones de años

la orogenia alpina rejuveneció el relieve

haciendo surgir nuevo bloques.

Las fracturas y fallas resultantes de estos procesos

son abundantes a lo largo de toda la comarca

y evidentes para el ojo experto del geólogo.

La riqueza geológica de esta zona

ha motivado que se incluya en la red de geo-parques nacionales.

A pesar del aislamiento que provoca su difícil relieve,

Las Villuercas han estado habitadas ininterrumpidamente

desde hace varios milenios.

En las oquedades y las cuevas de la sierra,

como la de Álvarez en Cañamero,

encontramos pinturas rupestres que datan del calcolítico.

En la Edad del Hierro,

Tartessos explotó la riqueza minera del territorio,

y el pueblo celta de los vetones nos dejó los enigmáticos verracos.

Enterrada por las aguas del embalse de Valdecañas

se encuentra Augustobriga,

primero un poblado celta

transformado después en ciudad romana,

del que hoy sólo se conserva emergido

el Arco de la Curia.

Los numerosos castillos que coronan los picos

son el resultado de la larga guerra fronteriza

entre los reinos cristiano y musulmán.

En 1232 las tropas de Fernando III toman Trujillo,

y termina la dominación musulmana en Extremadura y Las Villuercas.

El territorio se dividió en grandes fincas

que fueron repartidas entre la nobleza,

determinando la estructura de la propiedad de la tierra extremeña

hasta mucho tiempo después.

La actuación humana a lo largo de siglos

ha provocado una inevitable modificación del paisaje.

Desde la Edad Media,

la ganadería jugó un papel muy destacado

en la economía de los reinos hispánicos.

La Mesta, creada por Alfonso X en 1273,

promocionó la cría del ganado lanar

y trazó una compleja red de vías de comunicación

que facilitaba el desplazamiento de los rebaños trashumantes

por toda la península.

El monasterio de Guadalupe, fundado por Alfonso XI,

fue el centro religioso de la comarca

y un importante lugar de peregrinación

visitado por los Reyes Católicos o Cristóbal Colón.

Además de su papel político y espiritual

era propietario de miles de cabezas de ganado.

La extensión de los rebaños provocó la transformación

de cientos de hectáreas de bosque en pastos.

Al tiempo que las ovejas se repartían

por los terrenos más llanos,

las cabras fueron las protagonistas de los rincones más abruptos.

Hoy no podríamos entender este paisaje

sin el papel jugado por la ganadería extensiva.

En las estribaciones de Las Villuercas

donde el monte se va transformado en llanura,

aparece uno de los paisajes más característicos

del suroeste peninsular,

la Dehesa.

Los encinares forman un bosque ahuecado

con cincuenta o sesenta árboles por hectárea

en el que los animales pueden introducirse para pastar.

Eligiendo los mejores árboles

se estimula la producción de bellota

y a la vez que pastan los rebaños

se puede seguir aprovechando la madera de sus ramas o su corteza

para curtir pieles.

Ciervos, jabalíes y corzos puebla la Dehesa,

y desde hace siglos han constituido un importante recurso cinegético.

En las copas de las encinas,

las águilas imperiales se afanan en sacar adelante a su prole.

También encuentra aquí el buitre negro,

la mayor de las aves europeas,

el hábitat idóneo para criar a su único pollo.

Ambos progenitores, unidos de por vida,

se encargan del cuidado y alimentación de la cría,

que suele permanecer en el nido

entre ciento diez y ciento veinte días.

La producción de carbón vegetal

ha sido un importante factor de degradación de los encinares.

A lo largo de los siglos,

miles de árboles fueron transformados en combustible

para aliviar los rigores del invierno.

Como las encinas,

los alcornoques también forman amplias Dehesas.

Cada nueve o diez años

se produce la saca o el descortezado del árbol para la producción

de uno de los productos más singulares de nuestros montes,

el corcho.

Sus magnífica propiedades

lo siguen haciendo insustituible en la producción de un buen vino.

En algunas zonas, la Dehesa muestra signos de debilitamiento.

Los árboles afectados por enfermedades, como la seca,

o atacados por insectos xilófagos

mueren y son sustituidos por matorral

dominado por jaras y brezos.

Mientras la ganadería iba adehesando los bosques

la agricultura impulsó a algunas especies, como el olivo o la vid,

e introdujo otras nuevas como higueras, cerezos o castaños.

Aunque no está claro su origen,

es muy probable que el castaño se extendiese por la península

de la mano de la colonización romana.

Este árbol proporciona una madera de gran calidad,

así como alimento para personas y animales.

La minería del siglo XX también se cobró su tributo

en los bosques de la comarca.

Tanto en las explotaciones a cielo abierto,

donde su impacto todavía puede apreciarse,

como en la minería de subsuelo,

donde la ingente cantidad de manera necesaria para el entibado

provocó una profunda transformación del paisaje.

Las repoblaciones con objetivos madereros

introdujeron especies de crecimiento rápido

que modificaron la vegetación de la zona,

aunque, en cierto modo,

sirvieron para proteger encinares y robledales.

Hoy, la minería de la comarca ha desaparecido

y el centro de interpretación de La Mina Costanaza en Logrosán,

nos recuerda la actividad de un pasado no demasiado lejano.

La segunda mitad del siglo XX

fue una época de transformación profunda del paisaje de la comarca.

La minería horadó el suelo en busca de fosfatos

y el agua de los ríos fue embalsada para regar los campos

y producir electricidad.

A pesar de la intensa modificación del paisaje

Las Villuercas siguen conservando una impresionante riqueza natural.

La altitud y la orientación de estas sierras

facilitan la recogida de la humedad proveniente del Atlántico,

generando un microclima más húmedo que el del territorio circundante.

Como consecuencia,

el monte está surcado por numerosos riachuelos,

arroyos y pintorescas cascadas.

El buen estado de conservación de estos riachuelos,

los convierte en el hogar de la grácil nutria.

Los mismo ocurre martines pescadores

muy exigente en cuanto a la calidad del agua

para establecer su territorio y reproducirse.

Si prestamos atención

podemos ver a los galápagos leprosos

que se sumergen con velocidad si nos detectan.

En primavera,

la esquiva cigüeña negra anida en los roquedos cercanos a los ríos.

La ceba estar precedida de toda una liturgia de movimientos del adulto,

y una provocación de los pequeños con sus picos.

La riqueza de la zona

proporciona suficiente alimento a los polluelos

que permanecerán en el nido durante unos sesenta y cinco o setenta días

bajo el atento cuidado de su padres.

Pequeños peces, anfibios y reptiles

suelen ser su platos favoritos.

Si nos alejamos de los cursos de agua

podemos ver cómo según aumenta la altitud el bosque se va transformado

y unas especies van sucediendo a otras.

En las rañas y la parte baja del monte

crecen extensos encinares que se esfuerzan por trepar a las alturas.

Cuando no pueden subir más

son reemplazados por los alcornoques y estos, a su vez,

por los robles.

Las sombras de este espeso bosque mediterráneo

permiten a rapaces forestales, como azores y gavilanes,

sacar adelante, año tras año, a su a veces prolija familia.

La distribución de la vegetación se altera en la umbría,

más húmeda y fresca.

Los encinares son sustituidos

y el alcornoque ocupa una extensión más pequeña

al ser reemplazado a menor altura por el roble.

Casi en la cumbre, cuando las condiciones se hacen más hostiles,

brezos y enebros sustituyen a la vegetación arbolada.

En algunos rincones de la sierra con poca pendiente

aparecen las turberas.

Se trata de un hábitat muy particular,

formado por la acumulación de material orgánico

a lo largo de cientos de años,

sobre suelos ácidos pobres en nutrientes.

Sobre este peculiar sustrato

crecen musgos, orquídeas, narcisos y la venus atrapamoscas

que compensa la falta de nutrientes capturando pequeños insectos.

En los barrancos más oscuros y húmedos,

como la Garganta de Santa Lucía,

se dan unas condiciones muy particulares

que permiten el desarrollo de Prunus lusitánica o Loro,

una especie relicta muy escasa en el resto de la península.

Los roquedos y paredes de difícil acceso

que encontramos en lugares como el risco de La Villuerca,

son los sitios de nidificación preferidos

de muchas especies de rapaces.

Los buitres leonados

emplazan sus nidos en las atalayas más inaccesibles.

Junto a ellos,

el búho puede compartir territorio de cría,

pero pudimos comprobar que a veces no se toleran.

Los cadáveres de ungulados

son el banquete favorito de estos carroñeros.

Más pequeño y taciturno

el alimoche no es un habitante permanente de la sierra.

A finales de marzo,

llegan desde África para construir sus nidos

y reproducirse.

Como todos los años,

se esfuerzan por sacar adelante a sus pollos.

Otro visitante habitual es el águila culebrera,

que como cada año saca adelante en estos montes

a su único pollo.

Desde muy temprana edad

la cría es capaz de devorar serpientes que pesan más que ella.

Incluso a veces la cola del reptil

sobresale de su pico durante unos minutos

antes de devorarla definitivamente.

La presencia de esta rapaz en Las Villuercas

durante su período de cría

permite controlar la población de reptiles en la zona.

La robusta águila perdicera también nidifica en los roquedos,

desplazándose a las zonas adehesadas para capturar sus presas favoritas,

los conejos.

El halcón abejero es otro de los asiduos de la comarca.

En esta ocasión, al abrigo de un castaño,

sacará a sus dos pollos adelante.

La importancia para la avifauna

de los diferentes hábitat de Las Villuercas,

ha hecho que varias localizaciones sean declaradas

zona de especial protección para las aves

e integradas en la Red Natura 2000.

Las Villuercas es un lugar de especial importancia

para las aves migratorias que viajan desde el norte de Europa

huyendo de las bajas temperaturas.

Ya sea para parar el invierno

o para continuar su viaje hacia el norte de África,

se calcula que entre en treinta y el cuarenta por ciento

de las grullas europeas visitan Extremadura.

A finales de otoño y principios de invierno

el cielo comienza a poblarse

con sus características siluetas en forma de V

y sus estridentes chillidos.

Por el día visitan el encinar para alimentarse de las bellotas,

que les permiten reponer la energía perdida en su largo viaje.

Al atardecer,

vuelan a embalse como el de Valdecañas,

para pasar la noche.

La comarca de Las Villuercas, Ibores y Jara

es un auténtico laboratorio natural

que nos permite estudiar las complejas relaciones

entre el hombre y el bosque.

A pesar de la influencia humana en la comarca

sus bosques, desde las Dehesas abiertas

hasta los robledales más cerrados,

representan una riqueza natural de incalculable valor.

Esperemos que estos bosques que han contribuido y contribuyen

al desarrollo económico de la comarca,

sigan desarrollando su papel de bosque protector.

Cuando el invierno va dando paso a la primavera,

las bandadas de grullas se preparan para regresar a sus lugares de cría.

Una vez más,

sus graznidos se alejarán en el horizonte.

Como ha ocurrido a lo largo de los siglos,

las encinas de la Dehesa esperarán con paciencia su regreso.

El bosque protector - Las villuercas

25:20 01 sep 2018

En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas- Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación.

Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021.


Histórico de emisiones:
09/10/2016
15/01/2017

En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas- Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación.

Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021.


Histórico de emisiones:
09/10/2016
15/01/2017

ver más sobre "El bosque protector - Las villuercas" ver menos sobre "El bosque protector - Las villuercas"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. David duran

    Me alegro del reportaje del bosque protector. Hablando de una de las zonas más salvaje y más inalterada de toda Europa!!! Y de las más desconocidas.

    16 oct 2016

Los últimos 14 documentales de El bosque protector

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Bosques de la guerra

    Bosques de la guerra

    28:04 13 oct 2018

    28:04 13 oct 2018 En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 04/12/2016

  • Bosques de piedra

    Bosques de piedra

    24:24 06 oct 2018

    24:24 06 oct 2018 En este capítulo se realizará un viaje en el tiempo a través de uno de los bosques de coníferas más antíguos, a los que hemos denominado Bosques de Piedra. Contendo disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 20/11/2016

  • Incendios forestales

    Incendios forestales

    26:18 29 sep 2018

    26:18 29 sep 2018 Las especiales características climatológicas de la Península Ibérica ha hecho de ella que sus habitantes tengan una cultura acostumbrada al fuego. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 29/12/2012 13/11/2016

  • Elanio azul

    Elanio azul

    25:53 22 sep 2018

    25:53 22 sep 2018 En este capítulo veremos cuáles han sido los factores que le han permitido al bosque colonizar los terrenos agrícolas del sur de la península, que podrían amenazar su permanencia y cómo la comunidad de científicos se preocupa por conocer más sobre su ecología. Contendo disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 06/11/2016 05/02/2017 29/03/2018

  • Poblet

    Poblet

    26:10 15 sep 2018

    26:10 15 sep 2018 La espesura de este bello paraje catalán guarda una interesante historia forestal y cómo los trabajos iniciados a principios del S. XX , supieron recuperar el valor ecológico del bosque de Poblet. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 23/10/2016 29/01/2017

  • Choperas

    Choperas

    25:37 08 sep 2018

    25:37 08 sep 2018 En este capítulo nos trasladaremos a la cuenca del Duero para descubrir los secretos del cultivo del chopo, la populicultura y su industria asociada. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 16/10/2016

  • Las villuercas

    Las villuercas

    25:20 01 sep 2018

    25:20 01 sep 2018 En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas- Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 09/10/2016 15/01/2017

  • Torrente Enseu

    Torrente Enseu

    23:36 25 ago 2018

    23:36 25 ago 2018 Geri de la Sal es un pueblo leridano bañado por las aguas del Noguera- Pallaresa que mantiene una historia con los montes que le rodean. Mostraremos de qué manera el torrente Enseu se convirtió en una pesadilla y cómo una singular reestructuración hidrológico-forestal, mitigó sus crecidas. Contenido disponible hasta el 18 de febrero de 2021. Histórico de emisiones: 02/10/2016 08/01/2017

  • El bosque tropical.

    El bosque tropical.

    27:26 02 ene 2013

    27:26 02 ene 2013 La mayor parte de los bosques tropicales se encuentra en países en vías de desarrollo, donde la problemática social y económica dificulta en gran medida su conservación con recursos propios. Histórico de emisiones:21/04/2012

  • 24:04 01 ene 2013 Representa el ejemplo paradigmático a seguir en la recuperación de zonas castigadas por la intervención del hombre desde la antigüedad.

  • 26:38 31 dic 2012 El techo de la Península Ibérica alberga uno de los espacios naturales protegidos más importantes de Europa.

  • Cazorla, madera y hombre

    Cazorla, madera y hombre

    26:32 30 dic 2012

    26:32 30 dic 2012 La Sierras de Jaén y Segura están tapizadas por un denso manto de pinos que el hombre ha sabido aprovechar posibilitando su conservación.

  • Guardamar del Segura

    Guardamar del Segura

    24:28 29 dic 2012

    24:28 29 dic 2012 Guardamar del Segura ha conseguido fijar las dunas con la creación de un bosque artificial, cuyas raíces impiden el movimiento de las mismas.

  • 25:48 14 abr 2012 La cordillera pirenaica esculpida por la actividad constante de glaciares y torrentes, esconde tras su deslumbrante belleza riesgos evidentes. Intensas nevadas en sus prolongados inviernos desatan frecuentes y temidos aludes que, con la llegada de la primavera y los deshielos desbordan los innumerables torrentes que causan estragos allí donde se materializan sus efectos. En este capítulo se aborda la problemática de las restauraciones hidrológicas de montaña, a través de las realizaciones concretas en los Valles de Canfanc y Tena, cuyo historial de daños ha llenado de luto decenas de hogares. Histórico de emisiones:14/04/2012

Mostrando 1 de 1