La última arquitectura contemporánea española en una serie única de ocho capítulos. Los proyectos más premiados de los últimos años examinados en profundidad por sus autores. Más de treinta arquitectos de prestigio internacional explican los aspectos más relevantes de su obra. Una oportunidad excepcional para conocer al detalle las últimas tendencias de la arquitectura española a través de sus protagonistas.

España sigue siendo un referente de Arquitectura a nivel mundial. La arquitectura contemporánea española de los últimos veinte años es la expresión de un gran colectivo de arquitectos con una creatividad y una identidad propias y una excelencia profesional reconocida que exporta arquitectura a todos los puntos del planeta.

Escuelas, Hospitales, Centros culturales, casas, edificios industriales, Centros de interpretación, Auditorios... son los EDIFICIOS que, agrupados temáticamente, nutren este programa. Todos los proyectos seleccionados son construcciones muy recientes. En algunos se perciben todavía los ecos de una época de bonanza (se gestaron hace más de una década pero terminaron de ejecutarse hace muy poco tiempo), en otros se observa claramente un espíritu mucho más austero que evidencia los profundos cambios que ha sufrido nuestro país en la última década.

5028218 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Edificios - Centros de interpretación - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

El proyecto del Parque de Aranzadi es una reconversión

de un territorio que fue ocupado

por parcelas privadas y por agricultura, hacia un parque,

manteniendo todos los elementos propios del lugar.

Desde los materiales, la dinámica del río,

la fisonomía, incluso, de la arquitectura de este lugar.

El proyecto del Parque de Aranzadi es un proyecto de reconversión

de obras preexistentes notablemente valiosas.

-Hasta ahora, este meandro

es un meandro que ha sido solo agrícola

y, al convertirse en parque,

necesita tener más usuarios que el agricultor.

Necesita tener el público y que el público tenga espacio,

y necesita tener el río y que el río tenga espacio.

Es río está muy encajonado, estaba muy encajonado,

por lo tanto, el río es más que una conducción de agua.

El río es bosque, naturaleza, expansión, comprensión.

El río va a ocupar parte del parque algunos días del año,

va a ser un espacio compartido.

Esto es una novedad,

en el sentido de que, no es ya que aceptemos

que el río crece y que el río decrece,

no nos protegemos contra él, sino que vamos un paso más allá

y proyectamos con él.

Entonces, este parque tiene este propósito

de encontrar sitio a los tres usuarios,

al agricultor, que siga estando,

al público, que ahora entra a un lugar

donde hay paseos, sendas, praderas, espacios para estar, jugar

y al río, que es la naturaleza que da sentido a todo este meandro.

(Música)

Este centro, cuando empezamos a proyectarlo,

por suerte, llevábamos trabajando ya

dos años o casi tres

y habíamos visto el meandro inundado

y el proyecto del parque ya estaba en marcha, por lo tanto,

el centro se colocó sabiendo bien dónde estaba

y sabiendo que el río iba a tomar el bosque de crecida

pero también iba a salirse de vez en cuando.

Por lo tanto, trabajamos colocándolo a cota razonable,

un poquito sobreelevado de las huertas,

cosa que hace una relación bonita porque uno ve las huertas

pero las tiene a la mano, no desde una planta segunda

sino desde muy cerquita pero con perspectiva.

Está sobre unos muros que tienen unos huecos de ventilación,

que tienen unos drenajes.

Está pensado para que el agua entre y salga.

Está pensado para que cuando haya algo muchísimo mayor

y llegue a entrar el agua dentro, no nos afecte a las instalaciones,

que son la parte más delicada.

Es decir, todas las cosas van por el techo.

Si aquí entra agua, habrá que limpiar pero no va a estropear cosas

por lo tanto, todo circula por el techo

y desde el techo baja a los puntos de trabajo.

En caso de que venga algo realmente extraordinario

y como en el caso de ahora, que ha sido una crecida importante,

40 veces, como dices, el volumen de agua habitual,

está estupendamente, por suerte.

(Música)

Hay unas oficinas, hay una zona de exposición,

hay un restaurante de degustación,

hay aulas para formación de jóvenes agricultores

y lo que necesitábamos era encontrar un sistema flexible

para que tuviera el tamaño que hiciera falta

y acogiera programas, digamos, muy diversos.

Encontramos que el sistema de construcción en la huerta

era un buen sistema para,

además de acoger lechugas, endibias y plantas,

acoger otros usos.

Por supuesto, está trabajado

para conseguir un aislamiento climático idóneo,

controlar la luz en los sitios de trabajo

y que sea un edificio

que funcione perfectamente como edificio

pero con estos materiales ligeros

y de reutilización de las técnicas propias de la agricultura.

Nos interesa mucho trabajar con materiales sencillos

pero utilizarlos con nobleza y de otra manera.

Trabajar con policarbonatos

o trabajar con estas mallas que tenemos detrás,

que son mallas de invernadero,

seguramente, el material más barato que uno pueda encontrar,

utilizándolos de otra manera como estos elementos de sombra,

como acabados de techo, etcétera,

que te hace superar, digamos,

la imagen del material que tenías habitualmente de él

y, de repente, ni lo reconoces,

se convierte en estos velos casi de novia,

sofisticados, que brillan, una especie de metales que se mueven

y, sin embargo, este sofisticado metal que se mueve, en realidad,

vale casi nada el metro cuatro

porque está, normalmente, utilizado a grandísima escala

para cubrir hectáreas de plantaciones.

(Música)

El hecho del edificio parecido a los invernaderos locales

es una flecha, una dirección.

Marca una intención de que aquí, en el parque,

no se puede construir, entiendo, cualquier cosa

o cualquier arquitectura, es un parque agrícola.

Entonces, el carácter de la arquitectura

no debería ser el de las villas o el de la piedra

o el de la casa particular,

sino que debía ser el carácter de esta huerta agrícola

y de su explotación.

Porque sino podemos entrar en una especie de puja

o de batalla por tipos de arquitectura

que señalan otros valores.

Marcar, digamos, claramente,

la intención de que esto es un parque público

y que los edificios que hay

tienen una voluntad siempre relacionada con la agricultura.

(Música)

También, más allá de la cuestión formal,

es un tema de trabajar ligero

y barato.

Muy eficiente energéticamente, porque utilizamos

estos policarbonatos para captar calor en invierno,

aire caliente en las cubiertas y recircularlo por el interior.

Como son muy ligeras, estas cubiertas se abren

y, por lo tanto, ventilan perfectamente durante el verano.

Y que sea económico de construcción y económico de desmontaje.

Porque entendemos que esto, dentro de unos años,

seguramente, como cualquier otro edificio,

pasará a la historia de alguna manera.

Y este espacio de este meandro le quedan muchos años por delante

y este edificio tiene que poder desaparecer.

Se tiene que poder desmontar y tiene dejar una huella mínima.

Estábamos preocupados por esta huella ecológica

de lo que estamos colocando aquí y queríamos que fuera ligero,

desmontable, económico y eficiente.

(Música)

Es un proyecto de negociación, de pasado, de futuro

y de los agentes que existen en este lugar,

que es social, medioambiental, ecológico y cultural.

Un proyecto de paisaje decimos que no se dibuja

porque no es un tema artístico

que uno impone un dibujo fantástico encima de un lugar

sino que, al revés, es un proyecto

de hacer aparecer lo que existe.

-De desvelar. -Sí, de desvelar y de negociar.

Toda nuestra arquitectura y nuestros proyectos de paisajes

están en esta línea.

Por eso no nos queremos definir nunca como "estilísticos"

porque nosotros no tenemos ningún estilo.

Nosotros, lo que trabajamos es con lo que existe

y de diferentes niveles, desde los flujos en la ciudad,

trabajamos mucho en espacio público,

que son espacio, por definición, de negociación.

(Música)

La ubicación del museo se eligió conjuntamente con el cliente, ANAV.

Hubo todo un proceso de buscar cuál era el mejor lugar

desde el cual se podían tener

las mejores vistas directas a la central.

Entonces, hubo, durante unos días, con grúas y así,

fuimos buscando distintos puntos

y buscando cuál sería la mejor ubicación

y la situación de ese punto de visibilidad hacia la central.

-Es un centro de visitantes que, de algún modo, lo que pretende

es enseñar la producción de energía

y, por tanto, la ubicación del propio centro

responde un poco a esa necesidad o parte de esa producción de energía

es la que se produce dentro de la central nuclear

y, por tanto, dentro del recorrido expositivo,

de lo que se tenía que enseñar como Museo de la Energía,

era la propia central.

Por tanto, la ubicación dependía

de en qué posición se veían mejor los núcleos que producen la energía.

Entonces, se buscó si era una cuestión de altura,

buscar si nos alejábamos mucho de la central

por no estar dentro del propio recinto industrial

o bien, si nos acercábamos mucho,

con lo cual no necesitábamos mucha altura

y, simplemente, subiendo cuatro o cinco metros

ya era suficiente para tener la misma perspectiva constante.

(Música)

La escala del edificio es una escala relativamente pequeña

en relación al conjunto industrial, que tiene un tamaño,

o las dimensiones de las piezas tienen un tamaño muy grande,

incluso el territorio.

Río Ebro, el plano en el que descansa,

transcurre el río Ebro justo por delante de Ascó,

tiene un tamaño también muy grande

y, por tanto, el edificio tiene poca relación

en el sentido de buscar trazas de elemento directos

con la escala, más bien, pequeña o intermedia.

Con lo cual, había que buscar unas referencias de una escala,

incluso, un poco mayor.

Un volumen abstracto muy simple que se convierta casi en un hito.

Una puerta de entrada que permita entender

qué es, justamente, fuera o dentro de la central.

Pon tanto, tiene una posición más de coordenadas

que no más de buscar exactamente qué traza histórica

o qué traza urbana o qué traza de paisaje

le puede ayudar.

Por un lado, tiene, más o menos lejos el pueblo de Ascó

y por otro lado, está al lado de un conjunto industrial

que, de por sí, tiene un tamaño y unas modificaciones paisajísticas

que implican y que, por sí, está cerrado y acabado como conjunto.

(Música)

El edificio no deja de estar en un sitio límite.

Por un lado está en el límite del recinto industrial,

de un recinto industrial complejo.

De edificios con volúmenes muy grandes,

por lo tanto, una escala muy territorial.

Por otro lado, tiene el pueblo, el pueblo de Ascó,

que está a una cierta distancia.

Por otro lado, está entre lo que es el territorio,

que quién estructura el territorio aquí es el río Ebro

y, digamos, la montaña,

la zona que sería este-oeste.

Esa dirección entre eje este-oeste, el río y la topografía.

Por otro lado, esa relación entre central y el pueblo de Ascó.

A pesar de que cuando accedes

estás como metido dentro del propio recorrido expositivo

y centrando tu atención en las explicaciones de los módulos

de la propia producción de energía,

se divide en dos plantas.

En la plata baja está la más genérica,

distintas posibilidades de producir energía.

En la planta piso, se enseña, la producción de energía

que se está haciendo dentro de la central.

En medio de ese recorrido tienes dónde está la central.

La central está dentro de un paisaje

y el propio edificio explica esa relación

entre el pueblo de Ascó,

la central, que es un edificio industrial,

el río y el paisaje y la topografía.

En el propio recorrido expositivo, hay ese mirador hacia el propio río.

(Música)

El mirador hacia la central está al final del recorrido.

Desde que accedes, que visitas las primeras instalaciones,

luego, subes por la escalera,

donde tienes una visión hacia el río Ebro.

Sigues subiendo, y al terminar la visita a la exposición,

tienes esa visión directa hacia la central.

El mirador del que estábamos hablando es el final del recorrido.

De hecho, desde un inicio,

había una condición clara en esta obra

que era la estrategia comunicativa.

Que, justamente, está en ese "recibir" al visitante

y enmarcar la central, las vistas hacia la central.

(Música)

Normalmente trabajamos, paralelamente lo que es el análisis del lugar

con las cuestiones más programáticas en el estudio.

Entonces, por un lado,

se analiza el lugar,

buscamos esas referencias de las que hablábamos

y, paralelamente, se estudia el programa

y se estructuran las plantas

a base de esquemas muy sencillos, básicos, de retículas.

Entonces, llega un punto

en el que solapamos esas dos realidades

y, a partir de ahí, surgen anécdotas,

distorsiones de esa retícula original.

-En este caso son, por un lado, coger al visitante,

que es ese ámbito de acceso, esa primera substracción

de ese volumen aparentemente abstracto.

Muy recogido. Tiene una forma curva

donde el centro de la curvatura está muy cercano,

es el visitante, la propia persona que llega,

por tanto, es muy cerrada.

La otra curvatura,

la que está al otro lado del límite del propio edificio,

la que está fuera, la que mira a la central,

es una curvatura muy abierta

y donde su centro de la curvatura sería la propia central.

Esas dos substracciones, son esas dos referencias.

Desde dónde llego y adónde miro.

(Música)

El tipo constructivo

depende de las limitaciones de poder acceder

diariamente al propio recinto industrial

de la central nuclear.

Entonces, tiene que ser preindustrializado.

La mayor parte de la construcción se hacía en taller.

Es un sistema constructivo en seco

en el que tanto cubierta como fachada,

se resuelve con el mismo sistema constructivo,

la misma cubierta nos resuelve la fachada.

Son estructuras de grandes bandejas de chapa.

Todo es a base de capas, de elementos especializados

y premontados en taller.

Simplemente, se accedía aquí dentro para montar.

-Para resolver la envolvente elegimos dos materiales básicamente,

que son el acero negro y el policarbonato.

Son dos materiales que tienen dos condiciones muy contrapuestas.

Por un lado, el acero oscuro, rugoso,

porque es una chapa como plegada

pero tiene esa precisión

y se contrapone al policarbonato,

con la curva tersa, fina y traslúcida.

Entonces, tiene una condición material muy distinta.

Eso, de algún modo, enfatizaba la estrategia que comentábamos

de comunicación, el hecho de recibir y enmarcar.

Entonces, el acero se utiliza para lo que es el perímetro regular.

Las dos substracciones, esas dos curvaturas,

se resuelven con el policarbonato.

(Música)

Una de las primeras cosas que hizo ese grupo de trabajo

fue fijar unos valores, unos conceptos,

como la confianza, la cercanía, la transparencia.

Creo que Arquitecturia supo recoger esos valores

en forma de edificio.

Nos han hecho un edificio

que responde a lo que nosotros queríamos,

que se adapta muchísimo

a las necesidades y funcionalidad que tenía el centro

y que nos está yendo muy bien

o que es muy bien valorado por los visitantes que recibe.

Para nosotros, es un edificio que funciona bien,

que se adapta a lo que les pedimos.

Para nosotros, cumple todos los requisitos.

Pero que, además, sea reconocido arquitectónicamente,

para nosotros es una satisfacción muy grande.

(Música)

El municipio de Nueno, en realidad incluye siete núcleos

con unos paisajes muy variados,

pero parecía no darse cuenta del potencial que tenía

hasta que empezó a trabajar en su Plan General.

Junto con el desarrollo del Plan General,

Miguel Ortega estaba trabajando, al mismo tiempo,

en la redacción de un libro sobre el propio municipio.

Sus costumbres, sus paisajes.

Y la confluencia de ambas cosas, creo que le permitió al Ayuntamiento

coger fuerza y pensar que tenía realmente un producto

que merecía la pena ser explicado bien.

Hay gran cantidad de turistas que pasan de largo,

que visitan el salto del Roldán,

algunas de sus cosas más espectaculares,

pero que no se detienen.

Pensaron que merecía la pena, en un centro, reunir y explicar

todas aquellas cosas que parecían interesantes

del municipio en su conjunto.

(Música)

Sabayés es, de entre los siete municipios,

de los siete núcleos de municipio,

quizás el que tiene una condición de centralidad más clara,

tanto a nivel de altitud como de posición geográfica,

desde el mismo,

es fácilmente accesible el salto del Roldán

y el resto de núcleos.

Además, porque disponía de una serie de terrenos

entre los que resultaba muy fácil elegir uno.

Que era Sabayés, era una elección bastante clara

y el terreno fue lo que llevó un poco más de tiempo decidir.

También, cuando se encontró este terreno,

no hubo ninguna duda de que era el terreno apropiado.

Por su relación de proximidad al salto del Roldán

pero también con vistas privilegiadas a la Hoya de Huesca.

(Música)

Desde luego, tenía que ser un centro vinculado al territorio.

No solo por la configuración arquitectónica,

sino, como tú bien dices, por el uso que tenía que albergar.

En ese sentido, desde el principio quedó claro

que no solo se debía hacer un edificio,

sino que tenía que venir acompañado de un jardín

en el que se explicaran, de una manera mucho más evidente,

las cosas que el propio edificio explicaba.

Tenía que ser un único espacio, polivalente,

que sirviera para hablar de los contenidos del municipio

pero también que les sirviera a cualquiera de los núcleos

para organizar cualquier tipo de actividad.

Yo soy de la teoría de que el edificio en su geometría,

en sus definiciones externas, fachadas, texturas, colores,

se debe al contexto.

En ese sentido, el arquitecto tiene la obligación de analizar,

de estudiar muy bien dónde está emplazando su edificio.

Esto no quiere decir que luego tenga que funcionar por mímesis

y repita lo que está a su alrededor

pero sí que todo ese alrededor le aporta una información

que seguro hará que su edificio se integre bien

y no resulte ajeno a todo lo que le rodea.

En este caso, en concreto el edificio,

de una manera muy clara, reproduce con su geometría

lo que puedan ser las ermitas o muchas de las edificaciones

que ya pueblan aisladas el territorio.

Por contra, en su textura y en el color,

a lo que se remite claramente también es a las formaciones rocosas

como el salto del Roldán.

En este caso, la estrategia

sí partía de una búsqueda en la mímesis,

una mímesis muy clara.

A los dos niveles,

para con la arquitectura y también para con el paisaje.

Creo que la arquitectura contemporánea, después,

debe tener la habilidad

de abstraer todas esas cosas

que el contexto, que el paisaje le dice

y generar un edificio que te remita a todas ellas

pero que no las explique con gran claridad.

De hecho, la idea siempre fue que funcionaran como conjunto.

Este edificio no puede evitar

mirarse en la ermita que tiene a su lado,

en su posición sobre el terreno,

pero también en esa pequeña urbanización

que hemos ejecutado junto al mismo.

Se trata, al final, de que la lectura sea conjunta,

efectivamente, de ambos edificios.

(Música)

El edificio,

creo que en sus referencias al contexto

sí debe claramente

remitirse o apoyarse en aquello que ha sido capaz de destilar

de las arquitecturas o del paisaje que le rodea

y que es, en realidad,

en la definición de los elementos singulares,

una vez tomadas aquellas decisiones principales,

en las que el arquitecto tiene la oportunidad

de hablar el lenguaje de la arquitectura contemporánea,

es decir, no reproducir, por ejemplo, unas abertura de forma mimética

o no reproducir aquellos elementos en esas arquitecturas

como eran los aleros,

a los que hemos renunciado en este edificio

para que, claramente, se lea como una abstracción

de las arquitecturas que lo rodean.

(Música)

Este es un edificio en el que se habla

de paisaje natural, y ahí está la lectura de la roca,

pero es un edificio que habla muy claramente de paisaje cultural,

y ahí está lectura, muy clara,

de la geometría, de la cubierta a dos aguas,

que a todos nos recuerda a una casa.

En este caso, incluso, las dimensiones del edificio

como reproducción de las dimensiones de cualquiera de las ermitas

que lo rodean.

Esas decisiones en el exterior.

En el interior, ocurre un poquito lo mismo.

En la búsqueda de un espacio muy claro y muy poco confuso

para el visitante,

los planos del techo se articularon de tan forma

que compusieran un lucernario.

Buscando un poco, también

desmaterializar la parte superior del edificio.

Mientras que la cota inferior, de una manera muy limpia también,

iba a contener todos los paneles expositivos,

las aberturas de entrada y salida

o las cajas o los habitáculos reservados para el aseo, almacenes

o para las instalaciones.

En realidad, eran pocas decisiones que debían ser muy claras,

muy claramente leídas por el visitante.

Creo que ahí radicará el éxito de funcionamiento de este edificio.

(Música)

Creo que la palabra, desde luego, es "intenso" o eso pretende ser.

Tanto en su experiencia exterior como en la interior.

Y, sin duda, el hecho de tener un presupuesto muy ajustado

creo que ha ayudado

porque nos ha empujado a todos a pensar mucho.

A ser muy conscientes de que cada decisión

tenía un precio

y que era muy importante que las decisiones que se tomaran

fueran acertadas,

que ayudaran a explicar lo que se quería explicar

y de la forma que se quería hacer.

Creo que, en general, los presupuestos ajustados ayudan,

aunque solo sea porque te obligan a pensar las cosas dos veces.

Está claro que en esta última temporada que hemos vivido,

los presupuestos sin límite no han ayudado, en absoluto,

a la arquitectura.

Creo que todo lo contrario.

(Música)

Edificios - Centros de interpretación

28:34 02 mar 2019

Tres contenedores arquitectónicos de calidad que contribuyen a que el visitante conozca, entienda y valore mejor su entorno. Centro de Interpretación de la Agricultura de Navarra, Pamplona; Centro de Visitantes de Ascó, Tarragona; y Espacio Salto del Roldán, Sabayés Huesca.

Histórico de emisiones:
27/12/2014

Tres contenedores arquitectónicos de calidad que contribuyen a que el visitante conozca, entienda y valore mejor su entorno. Centro de Interpretación de la Agricultura de Navarra, Pamplona; Centro de Visitantes de Ascó, Tarragona; y Espacio Salto del Roldán, Sabayés Huesca.

Histórico de emisiones:
27/12/2014

ver más sobre "Edificios - Centros de interpretación " ver menos sobre "Edificios - Centros de interpretación "

Los últimos 8 documentales de Edificios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:34 02 mar 2019 Tres contenedores arquitectónicos de calidad que contribuyen a que el visitante conozca, entienda y valore mejor su entorno. Centro de Interpretación de la Agricultura de Navarra, Pamplona; Centro de Visitantes de Ascó, Tarragona; y Espacio Salto del Roldán, Sabayés Huesca. Histórico de emisiones: 27/12/2014

  • Edificios - Colectivos

    Edificios - Colectivos

    31:31 16 feb 2019

    31:31 16 feb 2019 En época de crisis, los colectivos de arquitectura han ofrecido una propuesta cercana a la ciudadanía, socialmente consciente y medioambientalmente sensible. Histórico de emisiones: 20/12/2014

  • 32:08 09 feb 2019 Tres edificios de diferentes escalas muestran la excelencia profesional alcanzada por la Arquitectura Sanitaria Española en los últimos años. Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles, Madrid; Ampliación del Hospital Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, Zaragoza; CMS Salud San Blas-Usera-Villaverde. Histórico de emisiones: 13/12/2014

  • Entre árboles

    Entre árboles

    31:50 26 ene 2019

    31:50 26 ene 2019 Arquitectura contemporánea española. Tres ejemplos de integración entre arquitectura doméstica y naturaleza. Casa Levene, de Eduardo Arroyo; Casa Mo de FRPO; y Casa en Never, Never Land, de Andrés Jaque. Histórico de emisiones: 06/12/2014

  • Educación en contexto

    Educación en contexto

    30:02 19 ene 2019

    30:02 19 ene 2019 Arquitectura contemporánea española. Tres Escuelas que establecen fuertes vínculos con el lugar en el que se implantan. Nacen de las circunstancias del contexto, se integran en él y lo revitalizan. ESCUELA DE LA MILAGROSA en Pamplona, ESCUELA DE DISEÑO de Amposta e IES RAFAL, Alicante. Histórico de emisiones: 29/11/2014

  • Escena mediterránea

    Escena mediterránea

    30:05 12 ene 2019

    30:05 12 ene 2019 Tercer capítulo de la serie Edificios titulado "Escena Mediterránea", que analiza tres Auditorios frente al Mediterráneo: El Auditorio Infanta Elena, en Águilas; el Auditorio de Cartagena, El Batel; y el Auditorio de Teulada-Moraira. Histórico de emisiones: 22/11/2014

  • Tradición contemporánea

    Tradición contemporánea

    30:55 05 ene 2019

    30:55 05 ene 2019 Tres viviendas que se inspiran en la tradición local, en su paisaje y en sus construcciones, mirando al pasado pero sin renunciar al progreso. La Casa para tres hermanas, en Bullas; la Casa 712, en Gualba; y la Casa para un pintor, en Cartagena, son los proyectos elegidos. Histórico de emisiones: 15/11/2014

  • Arquitectura industrial

    Arquitectura industrial

    31:37 29 dic 2018

    31:37 29 dic 2018 Conocemos mejor tres antiguos edificios rehabilitados como Centros culturales. Sus arquitectos explican las claves de la transformación de antiguas instalaciones industriales en edificaciones del siglo XXI. Cineteca Matadero, La Conservera y Medialab-Prado. El antiguo Matadero de Madrid se ha convertido en los últimos años en Centro de Cultura. La transformación arquitectónica de la esquina noroeste del complejo de principios del siglo XX y su reconversión en un Centro de Cine del siglo XXI ha sido obra de los arquitectos José Mª Churtichaga y Cayetana de la Quadra-Salcedo. Su estudio (ch+qs) propuso un concepto basado en el respeto a los elementos que perviven del edificio original, mampostería de piedra y fábrica de ladrillo, y una intervención insólita: un trabajo de cestería realizado entrecruzando mangueras de goma y plástico sobre un esqueleto de barras de acero. La Conservera es un proyecto que ha convertido una antigua fábrica de conservas de Ceutí, Murcia, en un Centro de Arte Contemporáneo. El modelo que adoptaron sus arquitectos, Fernando de Retes y Enrique Nieto, para la reconversión se basa en la estrategia del reciclaje. Por una parte la recuperación de la propia materia de los edificios del complejo conservero. Mampostería, metal, todo lo que se podía mantener o reutilizar, se ha incorporado al proyecto. Y por otra parte, la recuperación de la memoria de los espacios de un importante complejo conservero en el que estuvo implicado prácticamente todo el pueblo de Ceutí. Dos jóvenes arquitectos, María Langarita y Víctor Navarro han transformado una serrería de principios del siglo XX en Medialab, un Laboratorio de cultura ciudadana del siglo XXI. El proyecto plantea un evidente contraste entre el edificio original, que se ha respetado sin intervenciones gracias a su excelente estado de conservación, y lo que los arquitectos llaman, muy gráficamente, "La cosa". Histórico de emisiones: 08/11/2014

Mostrando 1 de 1